Вы находитесь на странице: 1из 6

1.- En que consiste la contaminación ambiental.

Se denomina contaminación ambiental a la


presencia de componentes nocivos (ya sean
químicos, físicos o biológicos) en el medio
ambiente (entorno natural y artificial), que
supongan un perjuicio para los seres vivos que
lo habitan, incluyendo a los seres humanos.
La contaminación ambiental está originada
principalmente por causas derivadas de la
actividad humana, como la emisión a la
atmósfera de gases de efecto invernadero o la
explotación desmedida de los recursos
naturales.
Mientras que la vida animal y vegetal se ha adaptado siempre perfectamente al
ecosistema, la evolución humana en aras del progreso continuo ha adaptado el
medio ambiente a sus intereses modificándolo para acomodarlo a sus
necesidades con un impacto negativo que se ha venido acelerando
geométricamente desde la revolución industrial.

2.- Causas y consecuencias de la contaminación ambiental


Causas de la contaminación ambiental.

1. Tala excesiva de árboles.


2. Emisiones y vertidos industriales a la atmósfera
y a la hidrosfera.
3. Extracción, procesamiento y refinamiento de
combustibles fósiles (petróleo, carbón y gas
natural).
4. Producción de energía con combustibles fósiles
y otras fuentes no renovables.
5. Uso excesivo de automóviles y otros medios de
transporte impulsados por gasolina o diésel.
6. Uso indiscriminado de plásticos y otros
materiales derivados del petróleo.
7. Liberación de plásticos y objetos no biodegradables en espacios naturales.
Consecuencias de la contaminación ambiental

Una de las principales consecuencias de la


contaminación ambiental es el calentamiento global,
también conocido como cambio climático, por el cual
la temperatura del planeta va aumentando de
manera progresiva, tanto la temperatura atmosférica
como la de mares y océanos.

La contaminación ambiental supone un riesgo


para la salud de los seres vivos que habitan los
ecosistemas contaminados, incluyendo a los
seres humanos. Además, la tala indiscriminada,
la explotación excesiva de los recursos
naturales y la emisión de contaminantes al medio ambiente (gases a la
atmósfera, vertidos en medios acuáticos, residuos sólidos) provoca la
destrucción de ecosistemas. De esta forma, muchas especies de animales y
plantas ven cómo su hábitat natural se va reduciendo cada vez más, pudiendo
llegar a provocar incluso su extinción.

3.- En que consiste el cambio climático.

El cambio climático es cualquier alteración


del clima ocasionada por la variabilidad
natural o a la actividad humana, según el
Grupo Intergubernamental de Expertos
sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus
siglas en inglés).

Para la Convención Marco de las Naciones


Unidas sobre el Cambio Climático
(CMNUCC), se entiende por cambio
climático al “cambio de clima atribuido
directa o indirectamente a la actividad humana que altera la composición de la
atmósfera mundial y que se suma a la variabilidad natural del clima observada
durante períodos de tiempo comparable” (Art. 1).

Entonces, podemos decir que el cambio climático es un fenómeno provocado por


el calentamiento global, el cual a su vez es producido por el exceso de gases de
efecto invernadero.
Durante el último siglo, la temperatura promedio en todo el mundo ha aumentado
0.74 °C. Desde el 2000, se ha tenido 15 de los 16 años más calurosos en los
registros instrumentales de la temperatura global desde 1880.

4.- Causas y consecuencia del cambio climático.

Causas del cambio climático

Las temperaturas en la Tierra son aptas para la vida gracias a un proceso natural
llamado el efecto invernadero. Cuando la radiación solar llega a nuestra
atmósfera, parte de ella es reflejada al espacio, y parte de ella pasa y es absorbida
por la Tierra. Esto causa que la superficie de la Tierra se caliente. El calor es
irradiado hacia el exterior y absorbido por los gases presentes en la atmósfera de
la Tierra, los llamados” gases de efecto invernadero”. Este proceso previene que
el calor desaparezca, haciendo que la temperatura ronde los +15°C en vez de -
19°C.

Hay muchos gases de efecto invernadero responsables de un calentamiento


adicional de la atmósfera, los cuales son producidos de distintas formas por
personas. La mayoría provienen de la combustión de combustibles fósiles de los
coches, de las fábricas y de la producción de electricidad. El gas responsable de la
mayoría del calentamiento es el dióxido de carbono, también llamado CO2.

Consecuencias del cambio climático

El cambio climático está modificando nuestra economía, salud y comunidades de


formas diversas. Los científicos advierten de que, si no ponemos el freno
sustancialmente al cambio climático ahora, los resultados probablemente sean
desastrosos. Si la Tierra se calienta, algunos de estos importantes cambios
ocurrirán:

 El agua se expande cuando se calienta y los


océanos absorben más calor que la tierra, el
nivel del mar ascenderá.
 El nivel del mar aumentará también debido a
la fusión de los glaciares y del hielo marino.
 Las ciudades de las costas sufrirían
inundaciones.
 Lugares en los que normalmente llueve o
nieva mucho podrían calentarse y secarse.
 Lagos y ríos podrían secarse.
 Habría más sequías por lo que se haría más
difícil cultivar maíz.
 Habría menos agua disponible para l agricultura, la producción de comida, para
beber o para ducharse.
 Muchas plantas y animales se extinguirían.
 Huracanes, tornados y tormentas producidos por cambios de temperatura y
evaporación de agua se producirían con más regularidad.

5.- Causas de la desertificación.

Según el diccionario de la Real Academia de la lengua por desertificación se


entiende la transformación en desierto de amplias extensiones de tierras fértiles.

Por otra parte, el Glosario ecológico del Dr. Rafael Barla Galván define la
desertificación como la degradación de las tierras áridas, semiáridas y
subhúmedas secas resultantes de diversos factores, tales como las variaciones
climáticas y las actividades humanas.

Algunas causas de la desertificación son las siguientes:

 Clima semiárido, sequías estacionales, lluvias poco constantes o de gran


intensidad.
 Tierras pobres y erosión del suelo.
 Incendios forestales, con la consecuente pérdida de la cubierta forestal.
 Crisis del sector primario, éxodo rural y abandono de terrenos productivos.
 Explotación irresponsable de los recursos hídricos y contaminación de los
acuíferos.
 Crecimiento urbano desordenado, sobre todo en zonas costeras.

6.- Perdida de la biodiversidad

La pérdida y deterioro de los hábitats es la


principal causa de pérdida de biodiversidad. Al
transformar selvas, bosques, matorrales,
pastizales, manglares, lagunas, y arrecifes en
campos agrícolas, ganaderos, granjas
camaroneras, presas, carreteras y zonas
urbanas destruimos el hábitat de miles de
especies. Muchas veces la transformación no
es completa, pero existe deterioro de la
composición, estructura o función de los
ecosistemas que impacta a las especies y a
los bienes y servicios que obtenemos de la naturaleza.
La pérdida de hábitat sucede por el “cambio de uso del suelo” de ecosistemas
naturales (bosques, selvas, pastizales, etc.) a actividades agrícolas, ganaderos,
industriales, turísticas, petroleras, mineras, etc.

Especies invasoras:

La introducción de especies no nativas (exóticas) que se convierten en invasoras


(plagas) es una causa muy importante de pérdida de biodiversidad. Estas
especies que provienen de sitios lejanos de manera accidental o deliberada,
depredan a las especies nativas, compiten con ellas, transmiten enfermedades,
modifican los hábitats causando problemas ambientales, económicos y sociales.
Algunas muy conocidas son las ratas y ratones de Asia, el lirio acuático de
Sudamérica y el pez león del Pacífico Oeste y Oceanía.

Sobreexplotación:

La sobreexplotación es la extracción de individuos de una población a una tasa


mayor a la de su reproducción. Cuando esto sucede la población disminuye. Esta
ha sido la historia de muchas de las especies que se han explotado por distintas
razones: las ballenas, los peces, venados, cactos, orquídeas. Muchas de ellas
ahora se encuentran en peligro de extinción. Algunas especies son más
vulnerables que otras por sus características biológicas como: distribución
restringida, abundancia baja, tasa alta de mortalidad, tasa reproductiva baja, alta
congregación de la población, entre otras.

7.- Que está pasando con las especies exóticas

Las especies exóticas invasoras constituyen uno de los grandes problemas que
en la actualidad amenazan los ecosistemas naturales y la biodiversidad
existente en el planeta.

De hecho, se reconoce que constituyen la segunda causa de pérdida de


biodiversidad después de la pérdida de hábitats y se estima que el 40% de las
extinciones animales producidas en los últimos cinco siglos se deben a ellas.

Al medio ambiente. Pueden ocasionan la desaparición de otras especies


similares autóctonas, tanto sea por depredación o ramoneo, o bien porque las
desplacen por competencia, o porque les transmitan enfermedades mortales para
las especies nativas (como es el conocido caso de los cangrejos americanos
sobre el cangrejo de río común). También pueden hibridarse con especies
autóctonas parecidas, alterando el patrimonio genético y amenazando la
continuidad de una especie (como sucede con la malvasía canela y la
cabeciancha, e incluso con muchas plantas como los chopos y álamos).

A la economía y las actividades humanas. Muchas especies causan graves


daños sobre las actividades humanas y, por tanto, sobre la economía de una
región o país. Dañan los bosques, afectan a las prácticas pesqueras y ganaderas,
comprometen la calidad de las aguas, causan perjuicios a las industrias, etc.

la salud humana y ambiental. Por último, algunas especies exóticas transmiten


enfermedades que pueden afectar al hombre, a animales domésticos o a especies
silvestres. Puede ser el caso del caracol manzana, el mapache u otros mamíferos.

8.- Como regula el estado el desarrollo.


El concepto de desarrollo sustentable como tal comenzó a dársele importancia en
México hasta finales de los años ochenta, gracias al trabajo realizado por grupos
de investigación que lo impulsaron desde la academia y la postura oficial de
cumplir con acuerdos internacionales que proponían su implementación,
transitando de esta forma hacia una segunda etapa de creación de nuevas
dependencias y leyes para la realización de este proceso orientado a la
sustentabilidad a nivel nacional y local.
El primer antecedente en el país data de 1983, cuando se creó la Subsecretaría
de Ecología en el seno de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología
(SEDUE), fue en 1988 cuando el proceso mundial agitado por el “Informe
Brundtland” abre el tránsito hacia la sustentabilidad y de manera particular hace
eco en México con la promulgación de la Ley General del Equilibrio Ecológico y
Protección al Ambiente (LGEEPA)
En 1992, la SEDUE se transformó en la Secretaría de Desarrollo Social
(SEDESOL) para propiciar un marco institucional más articulado entre las políticas
sociales y ambientales. Poco tiempo después la Subsecretaría de Ecología separó
sus funciones de normatividad y las de inspección y verificación, dando origen al
Instituto Nacional de Ecología (INE) y a la Procuraduría Federal de Protección al
Ambiente (PROFEPA). En el mismo año también se creó la Comisión Nacional
para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO).
En 1994, México da un gran salto institucional con la creación de la Secretaría de
Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca (SEMARNAP), lo que fortaleció la
gestión gubernamental considerando la conservación ecológica y el uso
sustentable de los recursos. En el 2000, la SEMARNAP pasó a ser la Secretaría
de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y el ámbito de
responsabilidad de la pesca fue absorbido por el sector agropecuario.