Вы находитесь на странице: 1из 2

EL GRAN OBSTÁCULO

El conocimiento es importante para el desarrollo de la sociedad, de acuerdo a


Landeau (2007). ” El conocimiento es una actividad esencial de los seres humanos para
obtener nueva información, desarrollar su vida y obtener certeza de la realidad ”. También
se describe al conocimiento como el conjunto de ideas prendidas y desarrolladas a través
de la experiencia o la educación.
Transmitir el conocimiento a permitido a la humanidad avanzar a pasos agiganta-
dos con el paso del tiempo. A diario se descubren nuevos hechos y se responden preguntas
acerca de la humanidad y del entorno que la rodea, pero esto no sucede de un momento
a otro, existen procesos para el desarrollo del conocimiento. Al mencionar el conocimien-
to podemos relacionarlo estrechamente con las instituciones educativas las cuales tienen
como objetivo el desarrollo de ideas a través de un proceso de aprendizaje.
A lo largo del proceso de aprendizaje lo ideal es que el estudiante desarrolle ideas
y resuelva problemas por cuenta propia, estas habilidades con fundamento en los cono-
cimientos adquiridos en los niveles básicos son perfeccionadas en grados superiores, este
desarrollo es exigente y en ciertos momentos genera una excesiva carga académica en los
estudiantes. En el caso de la Politécnica Nacional los estudiantes incurren en ocasiones
a prácticas deshonestas para aliviar la carga académica, sin embargo, estas prácticas son
negativas en su formación.
Las prácticas deshonestas son un obstáculo para el aprendizaje, cuando un alumno
omite el proceso que involucra la realización de tareas genera inseguridad hacia la temáti-
ca que se supone debe ser reforzada con dicha actividad, inevitablemente la habilidades
fallarán a la hora de ponerlas en práctica por la poca o nula asimilación de los conocimien-
tos. Para un estudiante politécnico esto representa una gran desventaja en la evaluación
cuantitativa de su rendimiento pues un porcentaje muy grande de esta evaluación depen-
de de pruebas y exámenes llegando a representar el sesenta, ochenta e incluso el cien por
ciento de las calificaciones asignadas por los docentes, poniendo en aprietos al estudiante
no solo a corto plazo como en el caso de las calificaciones, también a largo plazo ya que

1
una gran parte del conocimiento que se adquiere sirve como base para el desarrollo de
ideas mucho más complejas y con base en la ciencia.
Los estudiantes son propensos a generar falsos valores en base a los hechos que su-
ceden en su entorno, algunos pueden llegar a asimilar la deshonestidad como una práctica
común por la falta de controles exhaustivos por parte de los docentes a la hora de revisar
los trabajos, o por creencias arraigadas que valoran actos deshonestos como prácticas
normales en el entorno educativo, sea cual sea la causa estas acciones repercuten de for-
ma muy negativa en los conocimientos adquiridos como ya se ha señalado arriba y si se
analiza con mayor profundidad también afecta la formación ética y profesional pues la
banalización de la deshonestidad provoca que la gente ignore voluntaria e involuntaria-
mente que estos hechos tienen un gran peso en los ámbitos jurı́dicos e institucionales,
un ejemplo de esto son las citas, se tiende a ignorar que copiar textualmente ideas de
algún autor sin citarlo correctamente es plagio, empero, si este acto de deshonestidad
fuese identificado tendrı́a consecuencias muy graves por lo estricto del marco legal que
pretende mitigar estas prácticas debido a que por mas pequeña que sea la idea, si no se
cita correctamente es un acto de deshonestidad académica.
En conclusión la deshonestidad académica repercute significativamente en el desa-
rrollo del estudiante, llegando incluso a afectar a la vida profesional, además tal como
señalan los autores Sureda, Comas y Morey (2009) en su artı́culo sobre el plagio ”No
cabe duda que debemos recobrar ciertos principios de ética, compromiso y esfuerzo que
parecen haber quedado desterrados del mundo académico ”, es decir no se deben ignorar
las prácticas deshonestas, más bien es necesario conocerlas a fondo y tomar conciencia
de las consecuencias que estas pueden traer a la formación profesional y ası́ no recaer
nuevamente en ellas.

Referencias:
LANDEAU, R.(2007).Elaboración de trabajos de investigación. Editorial Alfa.
Caracas-Venezuela
SUREDA, J., COMAS, R. & MOREY, M.(2009). Las causas del plagio
académico entre el alumnado universitario según el profesorado. Revista Iberoamericana
de Educación, Núm. 50, mayo-agosto, 2009, pp. 197-220. Disponible en:
http://redalyc.uaemex.mx/src/inicio/ArtPdfRed.jsp?iCve=8001174101