Вы находитесь на странице: 1из 52

CIH Bomberos v4.

0
Cálculo de Instalaciones Hidráulicas para Bomberos

Manual de usuario

© 2008-2018 Guillermo Campos Bonet.

Todas las marcas, modelos, logotipos y nombres comerciales expuestos en este sitio web son
propiedad de sus respectivos fabricantes.
1
¿Qué es CIH Bomberos?

CIH Bomberos es un programa gratuito y de libre distribución que permite analizar el


comportamiento hidráulico de la gran mayoría de instalaciones que los servicios de bomberos
deben realizar para poder combatir los incendios.

CIH Bomberos está principalmente pensado como un complemento de carácter docente cuya
finalidad es la de permitir a los bomberos asentar sus conocimientos teóricos sobre hidráulica.

Entre muchas otras características, CIH Bomberos nos permite analizar al detalle las
instalaciones y sus elementos en determinadas circunstancias. Nos permite jugar con múltiples
posibilidades y ver cómo va comportándose el reparto de caudales y las presiones en cada uno de
los elementos que componen la instalación. Nos permite calcular consumos de agua y de
espumógeno, obtener tiempos de trabajo con condiciones de suministro varias (depósitos,
alimentación externa), calcular la potencia de extinción teórica, etc…

También resulta de gran utilidad para la planificación de pruebas y ensayos hidráulicos reales
(edificios de gran altura, forestales, industriales) facilitando la elección de los supuestos más
favorables y ahorrando de esta forma tiempo y recursos a la hora de la puesta en marcha de los
mismo.

CIH Bomberos nació de mi necesidad personal a la hora de realizar unos trabajos hidráulicos en
el campo de la extinción y aplicación para bomberos. Para ello comencé a utilizar algunos de los
programas existentes para realizar análisis hidráulicos, pero pronto descubrí que estos potentes
programas manejan gran cantidad de opciones que para el caso de los bomberos son irrelevantes, lo
cual no hacen más que convertir su manejo en algo complicado y tedioso.

De esta forma decidí realizar un programa que hiciese lo mismo pero ya enfocado al caso
particular de la extinción de incendios por parte de los bomberos, y lo más importante, que pudiese
ser manejado por los bomberos teniendo unos conocimientos básicos en informática e hidráulica.

A finales del 2008, cuando esto solo era una “idea de bombero”, tropecé prácticamente por
casualidad con Juan Miguel Suay Belenguer. Desde entonces hasta esta última versión Juan Miguel
se ha mostrado siempre dispuesto a resolver todas mis cientos de dudas y a proporcionarme
muchísima información necesaria para poder desarrollar el programa. Una vez más (y van muchas)
¡Gracias!

Desde aquí agradecer a toda la gente que me ha ayudado, a la que me ha felicitado por mail, a
los que me habéis enviado sugerencias y a los que me habéis reportado errores. Sin vosotros esto
proyecto nunca habría llegado tan lejos. Gracias a todos.

Espero sinceramente que el programa pueda ser de utilidad.

2
Instalación.
Requisitos del sistema.
CIH Bomberos está desarrollado bajo la plataforma Visual Studio .NET, por lo que para su
funcionamiento es necesario tener previamente instalado el Microsoft .NET Framework 4.0 o
superior.

Las versiones anteriores de CIH Bomberos (hasta la versión 3.0 incluida) utilizaban la
versión .NET Framework 2.0. Sin embargo esta versión ha quedado bastante obsoleta, dejando
incluso de estar soportada por Microsoft.

Esto quiere decir que a si tu sistema operativo no es MS Windows 8 o superior seguramente


necesitaras descargártelo o actualizarlo. Para ello puedes dirigirte a la página
http://www.microsoft.com/es-es/download/details.aspx?id=17718 y seguir las instrucciones.

Usuarios de Linux y Mac

En principio las aplicaciones .NET no funcionan para estos sistemas. Existe un proyecto (Mono
Project) para poder desarrollar y ejecutar bajo estos sistemas aplicaciones basadas en el .NET, sin
embargo por falta de tiempo es un tema que tengo bastante aparcado.

No obstante la solución más rápida y sencilla (aparte de crearte una partición Windows) es utilizar
algunos de los muchos programas que nos permiten virtualizar un Sistema Operativo, y de esta
forma poder ejecutar CIH Bomberos bajo este último.

En el siguiente video tutorial realizado por el compañero Daniel Cortés (face2fire) se muestra como
instalar un virtualizador en Mac: https://www.youtube.com/watch?v=CrwOTP9kt-M

3
Para instalar CIH Bomberos simplemente hay que ejecutar el propio Instalador descargado
(Instalar CIHBomberos40.exe), el cual después de aceptar las condiciones de uso y siguiendo las
instrucciones, se encargará de instalar el programa en su correspondiente carpeta y de crear los
accesos directos necesarios en el Menú de Inicio.

Si todo ha salido bien y no se ha cambiado ningún nombre de carpeta, desde el Menú de


Inicio => Todos los Programas, tendremos una nueva entrada llamada CIH Bomberos, desde la
cual a su vez colgarán el propio programa, el manual, y el desinstalador por si se quiere eliminar la
aplicación.

Ahora el programa ya está instalado y está listo para poder ser usado.

Avisos de seguridad y mensajes de antivirus

Tanto a la hora de ejecutar la instalación, como a la hora de lanzar el propio programa una vez
instalado, es muy posible que aparezcan mensajes, tanto por parte de Windows como por parte
del programa antivirus que tengas instalado, solicitando permisos para ejecutar (confirmando que
realmente estas seguro de ejecutarlo) o incluso avisando de que se trata de un fichero ejecutable y
que puede ser peligroso.

Efectivamente, se trata de una medida de seguridad para evitar la entrada de virus o programas
dañinos (malware, spyware, etc). Frente a esto, la única solución es dar un salto de fe y confiar en
mis buenas intenciones.

En mi defensa solo puedo decir que hasta el día de hoy este programa no ha sido incluida en
ninguna “lista negra” de ningún antivirus o página web y que nadie me ha hecho llegar nunca
ningún mensaje con problemas al respecto.

4
Utilización.
Para mostrar la utilización del programa he diseñado dos ejemplos a modo de guía “paso a
paso” de forma que al ir siguiéndolos simultáneamente se va aprendiendo a usar el mismo. El
primer ejemplo muestra la metodología de trabajo y las opciones básicas que ofrece el programa y
el segundo ejemplo profundiza en las opciones y muestra aspectos más avanzados del mismo.

El interfaz.
El interfaz del programa es el característico del entorno Windows. Una vez que iniciamos el
programa, aparece la pantalla de bienvenida que cerraremos pulsando sobre ella.

Sobre el interfaz principal, podemos trabajar de forma simultánea con hasta un máximo de 5
simulaciones independientes.

En la parte superior izquierda tenemos los menús principales. Concretamente hay 3:


Archivo, Opciones y Acerca de CIH Bomberos.

5
Desde el menú de Archivo podemos acceder a otras 4 opciones:

 Nueva Instalación: Esta opción inicia una nueva instalación. Hay que tener en cuenta
que por defecto se le asignará inicialmente y de forma provisional un nombre de la
forma “Sin titulo” para que pueda ser identificada y diferenciada.
 Cargar Instalación: Esta opción nos permite cargar una instalación previamente
guardada. En caso de que se esté trabajando con una simulación del mismo nombre, el
programa de forma automática añadirá un número al final del nombre para poder
diferenciarla.
 Guardar Instalación: Con esta opción podemos guardar para recuperar posteriormente
la instalación con la que estamos trabajando.
 Salir: Sale del programa. A modo de seguridad, se nos confirmará si queremos guardar
cada una de las instalaciones con las que estemos trabajando.

El menú Configuración carece de funcionalidad en esta versión ya que esta implementado


para próximas versiones, donde se podrá elegir entre distintos idiomas y distintas unidades de
medidas utilizadas en otros países.

Finalmente pinchando sobre la opción Acerca de CIH Bomberos podemos ver información
sobre el autor y la versión del programa.

6
El interfaz de trabajo para cada una de las instalaciones se organiza en 5 áreas, tal y como se
puede observar en la siguiente imagen:

1 – Área de trabajo:

Esta ocupa la mayoría de la pantalla. Aquí es donde diseñaremos y construiremos la propia


instalación junto con todos los elementos que la forman.

2 – Selección de elementos:

La siguiente área la encontramos en la parte superior derecha de la pantalla.

En esta parte encontramos una barra de herramientas donde aparecen representados


gráficamente los distintos elementos que podemos utilizar para realizar nuestras instalaciones.
Dejando el puntero del ratón sobre cada uno de los elementos el programa nos dice el nombre de los
mismos.

7
Cuando los elementos se muestran en tonos grises significa que por algún motivo no
podemos elegir ese elemento. El programa automáticamente y según el diámetro de la instalación
va activando/desactivando los elementos, de forma que nos guía de esta forma para no cometer
errores.

Más adelante en los ejemplos se muestra como se insertan los elementos y como la barra de
herramientas trabaja y nos ayuda en ello.

3 – Resumen de Consumos:

Otra área importante es el recuadro de Resumen de Consumos. Aquí se muestra un


resumen general de los consumos de la instalación, así como información detallada de cada una de
las lanzas que están trabajando.

8
La parte superior de la misma contiene una lista donde aparecen todas lanzas (tanto de agua
como de espuma) que tenemos en la instalación, mostrándonos a que caudal y presión está
trabajando, y en el caso de las lanzas de agua la potencia extintora en MW.

Bajo esta lista, tenemos el consumo total, tanto de agua como de espumógeno y espuma (si
es el caso) que se está consumiendo, así como la potencia extintora total.

Por último, podemos seleccionar el método de abastecimiento, eligiendo entre infinito,


depósito de agua con capacidad de x litros y la posibilidad de indicar un caudal de llenado para
simular un abastecimiento (desde hidrante, nodriza, etc).

4 – Información elemento seleccionado:

Situado en la parte inferior derecha de la pantalla, tenemos un cuadro con los resultados del
elemento que tengamos seleccionado. En este cuadro podemos ver la información detallada del
elemento en cuestión. En los siguientes ejemplos veremos cómo funciona con detalle.

5 – Modo Simulación:

En esta área podemos activar (ON) o desactivar (OFF) el modo Simulación. Cuando el
modo Simulación es activado, el programa utiliza otros algoritmos y valores relacionados con el
cálculo de las Pérdidas de Carga. De esta forma los resultados obtenidos son más cercanos al
comportamiento real de la instalación, lo cual puede resultar útil para comparar resultados obtenidos
en mediciones de pruebas hidráulicas reales.

9
Ejemplo 1: Incendio de camión.

El objetivo de este primer ejemplo es el de mostrar cómo se maneja el programa y sus


principales opciones básicas. Si bien se trata de un supuesto muy básico hidráulicamente hablando,
resulta suficiente para poder introducir la metodología y presentar las principales opciones que el
programa nos ofrece.

Supongamos que tenemos que acudir a la extinción de un camión incendiado. Cuando


llegamos al lugar comprobamos que se trata de un camión que transporta coches nuevos y que se
encuentran afectados por las llamas, la cabina tractora y 2 de los 8 coches que transporta. Nuestro
objetivo principal es cortar el avance de las llamas, intentar salvar los coches que no están
incendiados y apagar el fuego.

La instalación que vamos a efectuar es la siguiente:

Se trata de una instalación formada por una línea de 40 metros de manguera de 70 mm Ø


que sale de la etapa de baja de la bomba. Desde ahí conectamos una bifurcación 70-45 y de cada
una de las salidas de la bifurcación una manguera de 20 metros de 45 mm Ø. Por último al final de
cada manguera una lanza de 45 mm Ø. Veamos ahora paso a paso como representar esta instalación
en el programa.

10
Paso 1. Menú Archivo, opción Nueva Instalación.

Paso 2. Seleccionamos como método de impulsión la Autobomba combinada en vehículo


contraincendios (la bomba del vehículo). Pulsamos Aceptar.

Tipos de métodos de impulsión

Básicamente tenemos 4 métodos distintos de impulsión. Para los métodos de bombas conectadas en
serie y bombas conectadas en paralelo se supone que la conexión es “ideal”, es decir que la curva
característica resultante es la obtenida suponiendo que la unión es perfecta, obteniendo el máximo
rendimiento. Esto en la realidad no es así, y depende bastante de la forma que se utilice para hacer la
unión de las mismas.

11
Paso 3. Seleccionamos el modelo de autobomba. En nuestro caso la Rosenbauer NH35. Pulsamos
Aceptar.

Respecto a las Bombas.

Al seleccionar uno de los distintos modelos de bombas que el programa incluye, podemos ver las
condiciones en las que se obtuvo la curva característica que utiliza el programa así como el
rendimiento obtenido con esas curvas (generalmente conocidos como presión y caudal nominal).

El programa utiliza los datos que ofrecen los fabricantes, y estos por norma se obtienen bajo unas
condiciones determinadas, que por regla general implica la alimentación de la bomba a través de un
mangote de aspiración (de diferentes diámetros y distintas alturas geodésicas de aspiración).

Aunque al final se trata de un resultado en banco de pruebas, las prestaciones reales dependen no
solo de la bomba, resultando también importante el motor del vehículo, conexión entre motor y
bomba y por supuesto el desgaste, fatiga y estado de todos los elementos implicados.

Recuerda que si la bomba es alimentada desde la cisterna del vehículos (AGS = 0) las prestaciones de
la bomba suelen ser ligeramente mejores, si todo está en buen estado de uso.

12
Una vez seleccionada la bomba veremos como esta nos aparece en el área de trabajo.

Observando la bomba insertada, podemos ver las distintas zonas sobre las que podemos
pinchar con el ratón. Podemos pulsar sobre la misma bomba, de esta forma la seleccionamos.
Podemos pinchar sobre cada una de las salidas que aparecen a la derecha de la bomba, 4
correspondientes a la etapa de baja o normal (color morado) y 2 correspondientes a la etapa de alta
(color verde). Pinchando sobre cada una de las salidas las estamos seleccionando como elemento.
Más abajo podemos ver un pequeño recuadro con el modelo de bomba, el porcentaje de las rpm de
la bomba a la que está trabajando y la presión de los manómetros tanto de alta como de baja. En la
parte inferior derecha tenemos una barra deslizable que simula el acelerador de la bomba, de forma
que llevándola hacia la derecha estamos acelerando la bomba y viceversa. Conforme aceleramos la
bomba vemos un recuadro de progresión que aparece justo encima de la barra deslizable y que
puede estar en distintos colores: verde, amarillo, naranja y rojo. Esta barra representa lo cerca que
estamos del máximo régimen de giro de la bomba, o en otras palabras, lo que estamos forzando la
bomba a trabajar.

Prueba a mover la barra para ver cómo van variando lo que acabamos de comentar arriba.
Finalmente desacelera completamente la bomba dejándola a 0 % de rpm.

Paso 4. Pincha con el ratón sobre la salida superior del cuerpo de baja. De esta forma
estamos seleccionando esa salida, indicando que es a partir de ella de donde vamos a realizar la
instalación. Observa como al seleccionar la salida, se colorean algunos de los elementos de la barra
de herramientas. De esta forma el programa nos está indicando que a partir de ese elemento
podemos insertar cualquiera de los que está coloreado.

13
Paso 5. Seleccionamos de la barra de elementos el botón de la manguera.

Seguidamente nos aparecerá otro menú para elegir el tipo de manguera y la longitud de la
misma. Ten en cuenta que si por ejemplo queremos realizar una instalación de 100 metros de
longitud, a no ser que queramos controlar por algún motivo cada uno de los tramos (como poder ver
cómo se comportan las pérdidas de cargas en cada uno de ellos), en lugar de tener que insertar por
ejemplo 5 tramos de 20 metros cada uno, podemos directamente insertar un único tramo de 100
metros. En nuestro caso en la casilla de longitud introducimos el valor de 40 y pulsamos Aceptar.

14
Respecto al tipo de manguera, la elección de un tipo u otro queda resumida más o menos así:
En mangueras de tipo Normal quedan incluidas las mangueras más normales, clásicas o
relativamente antiguas, tanto por la edad, como por la tecnología empleada en su construcción.
Normalmente están formadas por un máximo de 3 capas y sus presiones de rotura y trabajo son
relativamente bajas (posibles de superar con una autobomba actual). Por otro lado tenemos las del
tipo Avanzada, donde se incluyen las mangueras que podríamos considerar actuales, formadas por
un mínimo de 4 capas, generalmente construidas con nuevos materiales y fibras, siendo las
presiones de rotura y trabajo superiores a las de tipo normal, además de ofrecer unas pérdidas de
cargas menores a las normales. Finalmente tenemos las de Alta Resistencia, que no hay que
confundir con las de alta presión (las de los carretes de pronto socorro). Generalmente se presentan
en diámetros de 45 mm o superiores y proporcionan unas presiones de servicio y rotura
notablemente superiores a los dos tipos anteriores. Son mangas especialmente pensadas para poder
trabajar con las etapas de alta, situación que suele aparecer en los incendios EGA.

En la práctica, si se trata de mangueras en buen estado y con una edad inferior a 10 años
puede utilizarse el tipo Avanzada, quedando el tipo Normal para mangueras antiguas o físicamente
desgastadas. Hasta ahora los modelos de Alta Resistencia se identifican bien por el color de las
mismas o por la rotulación específica que incorporan, por lo que se no prestan a dudas.

Resumiendo, la diferencia entre los distintos tipos de mangueras está más en las diferentes
presiones de trabajo y rotura de las mangueras que en las pérdidas de carga que están pueden
ofrecer.

15
Observa como se ha insertado el tramo de manguera, indicando de qué tipo es (en este caso
de 70 mm Ø).

Fíjate como por defecto, una vez insertado un elemento nuevo, este se queda marcado con su
contorno de color rojo, indicando que esta seleccionado. Si ahora continuamos desde ese elemento,
el programa únicamente nos dejara introducir tras él un elemento que tenga una conexión del
mismo diámetro (en este caso de 70 mm Ø).

Paso 6. Ahora seleccionamos de la barra de elementos el botón correspondiente a la


bifurcación.

El programa nos añadirá la bifurcación al final del elemento seleccionado (en nuestro caso el
tramo de manguera de 70 mm Ø). Observa como el programa automáticamente inserta una
bifurcación del tipo 70-45, ya que el diámetro del elemento desde el que partíamos tiene 70 mm Ø.
Esto es siempre así. Observa como ahora es la bifurcación el elemento que se queda marcado como
seleccionado.

16
La instalación debería de tener este aspecto:

Los siguientes pasos serán crear las dos líneas que salen de la bifurcación. Para trabajar con
bifurcaciones hay que tener en cuenta que el primer elemento que insertamos en ella se hace
automáticamente por la salida superior de la misma. Cuando ya hay una salida ocupada el programa
utiliza la otra salida también de forma automática.

Paso 7. Teniendo la bifurcación seleccionada, pulsamos el botón de manguera de la barra


de elementos.

Observa como en esta caso concreto nos permite elegir entre dos distintos tipos de diámetros
(38 ó 45). Pese a que son diámetros distintos, y el uso de 38 mm no está muy extendido en España,
hay que tener en cuenta que la conexión se realiza con racor de 45 ya que el los únicos tamaños de
trabajo en cuestión de racores son los de 25, 45 y 70, siendo distintos los diámetros de mangueras
que se pueden utilizar haciendo uso de adaptadores a la hora del ensamblado del paquete (racorado
de la manguera). Así es posible encontrar con racores de 25 mm mangueras de 25 mm y de 28 mm,
en el caso de racores de 45 mm mangueras de 38 mm, 45 mm y 51 mm, y así sucesivamente con los
distintos diámetros existentes.

En este caso seleccionamos manguera de 45mm, y en los datos de manguera tipo avanzado y
longitud de 20 metros. Finalmente pulsamos Aceptar.

17
Observa como el nuevo tramo de manguera insertado por la salida superior de la bifurcación
es del diámetro de 45 mm Ø.

Paso 8. Ahora pulsamos el botón de la lanza de la barra de elementos.

Seguidamente nos aparecerá una nueva ventana desde donde podremos elegir el modelo de
lanza que queramos. Además de mostrarse una fotografía de la misma, debajo de la misma
podremos ver las principales características de ese modelo. En este caso seleccionamos el modelo
que viene por defecto Lanza 45 Akron Turbojet y pulsamos Aceptar.

18
La instalación ahora debe de tener el siguiente aspecto:

19
Observa como debajo de la lanza insertada aparece un número, en este caso el 1. Esto indica
que el programa automáticamente ha asignado a esa lanza la tecla número 1 del teclado, de forma
que de una forma más rápida podemos abrir y cerrar la lanza cada vez que pulsemos la tecla
correspondiente a cada una de las lanzas.

Paso 9. Ya tenemos una de las instalaciones realizada. Ahora tenemos que repetir lo mismo
para la segunda instalación. Para ello seleccionamos con el ratón la bifurcación 70-45 y repetimos
los pasos 7 y 8. La instalación finalizada debería de tener el mismo aspecto que la de abajo.

Paso 10. Como se puede observar, ahora la segunda lanza insertada tapa parcialmente la
primera. Veamos ahora como podemos distribuir los distintos elementos de la instalación para
evitar que entre ellos se solapen o se sobrepongan. De esta forma conseguimos que visualmente la
instalación sea más nítida. Esto resulta de gran ayuda cuando las instalaciones están formadas por
muchos elementos o contienen muchas bifurcaciones. Para ello, seleccionamos con el ratón el tramo
superior de manguera de 45 mm Ø. Una vez seleccionada pulsamos el botón derecho del ratón
sobre el mismo tramo.

20
Al pulsar el botón derecho del ratón sobre cualquier elemento de la instalación, nos aparece
un menú con distintas opciones a realizar sobre ese elemento. Dependiendo del elemento aparecen
unas u otras opciones, y no todos los elementos tienen las mismas opciones. En nuestro caso lo que
queremos es desviar hacia arriba el tramo de manguera seleccionado, para que las lanzas del final
de las dos instalaciones no se solapen y se puedan ver y seleccionar sin ningún tipo de problema.
Seleccionamos la cuarta opción Desviar hacia arriba, y podremos ver como la instalación se
desvía visualmente hacia arriba, dejando la instalación más limpia y sin que se solape ningún
elemento.

Paso 11. Realizaremos lo mismo pero con la manga inferior. En este caso seleccionaremos
la quinta opción Desviar hacia abajo. La instalación debería de quedar ahora como abajo. Nótese
que ahora la instalación queda mucho más clara.

21
Paso 12. Ahora usando la barra desplazable que hace de acelerador de la bomba
incrementaremos el mismo hasta alcanzar el 30% de las rpm, quedando la instalación así:

La situación actual de la instalación es que tenemos la bomba girando al 30% de sus rpm
máximas, ofreciendo una presión de 4,5 bares (15 en la etapa de alta) a caudal nulo.

Paso 13. Selecciona la lanza de la instalación superior y realiza un doble clic con el ratón
sobre ella. De esta forma abrimos la misma. La acción de doble clic solo se puede realizar sobre las
lanzas y sirve para abrir o cerrar las mismas. En nuestro caso, al hacer doble clic y abrirla, verás
cómo sale agua por la punta de lanza, representando la salida de la misma. Recuerda que de una
forma más rápida y directa podemos realizar lo mismo pulsando la tecla del número asignado a esa
lanza. Enhorabuena, ya estás tirando agua.

22
Es momento de echar un vistazo a un par de detalles. Si observas en la parte inferior
derecha de la ventana, podrás ver los Resultados del elemento seleccionado, en nuestro caso la
lanza superior de la instalación. En el mismo recuadro podemos ver diversa información al respecto
de ese elemento, como puede ser la presión en punta de lanza, la altura geodésica, el caudal que está
saliendo por la lanza, una aproximación a la reacción máxima de la lanza y el valor de la posición
del selector del caudal de la lanza.

Igualmente, mirando la ventana de Resumen de Consumos podemos ver como aparecen las
dos lanzas de la instalación, y como en una de ellas (la que está abierta) aparecen rellenos los
valores de caudal Q y presión P, además de la potencia de extinción. Más abajo, en la misma
ventana, aparece los consumos totales de agua, y el tiempo de extinción.

23
Paso 14. En el cuadro de Resultados del elemento seleccionado aparece el botón de
AutoMagic si el elemento es una lanza de agua o monitor (no aparece si son lanzas de espuma) y la
lanza está abierta.

Este botón ajusta automáticamente las revoluciones de la bomba para que en punta de lanza
tengamos la presión aproximada a la necesaria para que la lanza trabaje al caudal seleccionado. Este
valor varía según el modelo de lanza pero suele oscilar entre los 5 y 7 bares. De esta forma podemos
ajustar la bomba de forma rápida para obtener el caudal de trabajo deseado en las condiciones de
trabajo ideales que la lanza ha sido fabricada.

Hay que tener en cuenta que este botón ajusta las revoluciones de la bomba para obtener la
presión y el caudal en la lanza seleccionada. Si hay más lanzas en la instalación sus valores de
presión y caudal también serán modificados ya que el comportamiento global de la instalación
habrá variado.

El botón AutoMagic también aparece en instalaciones que utilicen como método de


impulsión bombas en serie o en paralelo. En el primer caso únicamente son modificadas las
revoluciones de la segunda bomba, no viéndose afectada la primera bomba. En el caso de las
bombas en paralelo ambas bombas son modificadas de forma simultánea. Hay que tener en cuenta
que existe la posibilidad de que por las condiciones de la instalación no sea posible obtener la
presión ni el caudal seleccionado en la lanza. En este caso las bombas se quedarán fijadas a sus rpm
máximas.

Pulsa el botón AutoMagic para comprobar como la bomba es acelerada automáticamente


hasta el 53% de las rpm para alcanzar los valores de caudal y presión a los que la lanza está
configurada, en este caso a 115 lpm a 7 bares.

24
Paso 15. Abre ahora la segunda lanza, seleccionándola y haciendo doble clic sobre la
misma o de forma más rápida pulsando la tecla 2. Observa cómo han cambiado los campos de la
ventana de Resumen de Consumos, quedando la instalación así:

Analicemos la situación actual. La bomba la seguimos teniendo al 53 % de las rpm ya que


no la hemos tocado, ofreciéndonos ahora una presión de salida en bomba de 7,1 bares (a caudal
nulo eran 8 bares). Viendo el Resumen de Consumos, vemos que estamos consumiendo 231 lpm
de agua con ambas lanzas. A poco que hayas tenido un servicio de características similares sabrás
que con este caudal vamos cortos. Para ello también podemos basarnos en el valor de la potencia de
extinción. Suponiendo que tenemos un rendimiento de efectividad del 70% (valor por defecto en el
programa) estamos consiguiendo una potencia extintora total teórica con ambas lanzas de unos 7
MW. Consultando bibliografía, un incendio de un camión genera una potencia de fuego de entre 20-
50 MW. A esto hay que añadir que además están ardiendo 2 coches, y que cada uno de ellos
también está generando una potencia de fuego de unos 2,5-5 MW. Es decir, a simple vista vemos
que en estas condiciones fracasaremos en nuestro objetivo. Veamos como intentar solucionarlo.

Potencia de fuego vs Potencia de extinción.

Existe gran cantidad de estudios, trabajos y documentos que abordan el conflicto existente entre
estas dos potencias. Para saber más al respecto un buen comienzo puede ser la página web del NIST
www.nist.gov.

25
Paso 16. La solución más fácil y rápida por parte de los bomberos es aumentar el caudal de
las lanzas actuando sobre el selector de caudal de las mismas. Si observamos la zona de Resultados
del elemento seleccionando, teniendo seleccionada cualquiera de las dos lanzas, veremos como
aparece el valor 115 en el campo Valor posición selector caudal. Para modificar este valor pulsa
con el botón derecho del ratón sobre la lanza superior. Verás que aparece el menú de opciones del
elemento, en este caso Menú de Lanza.

Elegimos la tercera opción Cambiar selector caudal, tras lo cual se nos abrirá otra ventana
donde podremos elegir el valor conforme el modelo de lanza seleccionado. Seleccionamos el valor
máximo de 475 y pulsamos Aceptar.

Notaremos que los valores de la ventana de Resumen de Consumos y de Resultados del


elemento seleccionando han cambiado, especialmente el caudal total y la potencia extintora,
además de la reacción de la lanza, aspecto a tener muy en cuenta ya que es un buen indicador sobre
la facilidad que vamos a tener para poder maniobrar con la lanza, así como si será necesario el
apoyo de un bombero al que está en punta de lanza.

26
Se pueda apreciar como con el simple gesto de posicionar acorde a las necesidades los
selectores de caudal de las lanzas, y sin tener que tocar para nada la bomba, hemos conseguido
aumentar el caudal de la lanza a 471 lpm.

Repetimos los mismos pasos ahora con la otra lanza, colocando la posición del selector de
caudal en el valor 475 también.

Viendo la ventana de Resumen de Consumos podemos ver que la situación actual ha


cambiado bastante favorablemente. Ahora tenemos un caudal total de ataque de 894 lpm entre las 2
lanzas, siendo la potencia extintora ahora de unos 27,1 MW.

Con el escenario actual, aprovecharemos ahora para ver rápidamente algunos aspectos y
opciones más del programa.

Paso 17. Selecciona la bomba y pulsa el botón derecho del ratón para obtener su
correspondiente menú. Verás que aparecen tres opciones. La primera nos permite cambiar el
modelo de la bomba por otro sin tener que rehacer la instalación. La segunda nos permite ver las
gráficas correspondientes a las curvas de rendimiento de la bomba. Finalmente la tercera opción nos
permite seleccionar otro método de impulsión de entre los cuatro posibles (motobombas portátil,
autobomba normal, autobombas conectadas en serie y autobombas conectadas en paralelo).
Hacemos clic con el ratón sobre la segunda opción Gráfica curva característica.

27
En esta nueva ventana podremos ver gráficamente las curvas mencionadas. Además jugando
con el acelerador de la bomba podemos ver cómo estás van variando, de forma que podemos ver
visualmente cuales pueden ser a priori los rendimientos máximos que podríamos lograr con estas
bombas. Por ejemplo en nuestro caso vemos que con las rpm actuales podríamos lograr un caudal
máximo en la etapa normal de unos 3700 lpm, y acelerando la bomba al máximo podríamos llegar a
unos 4400 lpm. Esto mismo es igualmente aplicable a la curva correspondiente a la salida de alta
presión. Vuelve a dejar el acelerador al 53% rpm y cierra la ventana. Para cerrar esta ventana
simplemente hay que pulsar la cruz de la esquina superior derecha.

28
Paso 18. Selecciona ahora el tramo de manguera de 70 mm Ø y echa un vistazo al cuadro de
Resultados del elemento seleccionando. En el podremos ver multitud de datos que van variando
conforme lo hace las condiciones de trabajo. Si vamos modificando la velocidad de la bomba con el
acelerador, veremos como los valores de los distintos campos también lo van haciendo en tiempo
real.

29
Por ejemplo, podemos ver la presión de trabajo de la manguera, y a su vez, en la parte
inferior el programa nos está informando del % de las distintas presiones de trabajo, prueba y rotura
a la que se encuentra la manguera con esa determinada presión.

Paso 19. Para finalizar este ejemplo introductorio vamos a ver cómo trabajar con los
elementos necesarios para formar espuma. Supongamos que debido al calor se ha debilitado unos de
los depósitos de gasóleo del camión y ha aparecido un derrame importante del mismo. Necesitamos
neutralizarlo para evitar que entre en ignición y el fuego pueda extenderse de forma incontrolada.
Para ello vamos a convertir una de las líneas de agua en una de espuma. Seleccionamos el tramo de
manguera de 45 mm Ø inferior y pulsamos el botón derecho del ratón.

Vemos que nos aparecen 4 opciones. En este caso queremos eliminar todo desde la salida
inferior de la bifurcación, por lo que seleccionamos la segunda opción Eliminar todo desde aquí.
De esta forma tendremos nuevamente libre la salida inferior de la bifurcación.

A modo de ejemplo, y para mostrar cómo se puede conseguir un mismo objetivo usando
distintos caminos, podríamos conseguir lo mismo si seleccionamos la bifurcación y pulsamos el
botón derecho del ratón para obtener el Menú de Bifurcación. En este caso habría bastado con
elegir la tercera opción Eliminar instalación inferior.

30
Ahora que ya hemos borrado la segunda línea que teníamos (tramo de manguera y lanza) vamos a
realizar la instalación de espuma. Para ello primero pinchamos sobre el Proporcionador de
Espuma en la barra de herramientas.

Al igual que sucede con otros elementos, el programa automáticamente detecta que se trata
de un proporcionador para línea de 45 mm Ø y nos deja elegir entre dos opciones, según el caudal al
que vayamos a trabajar. En este caso seleccionamos el proporcionador de espuma Z4 y pulsamos
Aceptar.

Ahora teniendo el proporcionador seleccionado, pulsamos el botón de manguera de la barra


de elementos, seleccionando en los datos de manguera el tipo avanzado y una longitud de 20
metros. Pulsamos Aceptar.

31
Por último, seleccionamos de la barra de herramientas la Lanza Espuma Media, y al igual
que con el proporcionador, nos permitirá elegir el tipo de lanza que queramos según el caudal.
Elegimos la Lanza de Espuma de Media expansión M-4 y pulsamos Aceptar.

Finalmente, y aunque no coincide con la realidad, tenemos que hacer doble clic con el ratón
sobre la lanza para abrirla, como si fuese una lanza de agua, o pulsar la tecla asignada, en este caso
será el 3 (ya que se ha borrado la 2). Esto se ha diseñado así en el programa para poder facilitar el
trabajo cuando queremos ver como varía el comportamiento de la instalación según van variando el
número de lanzas trabajando.

Ya tenemos la instalación de espuma implementada en el programa.

32
Recuerda, que como la mayoría de los elementos, pulsando el botón derecho sobre el
mismo, podemos sacar el menú de opciones correspondiente al mismo. El caso del proporcionador
no es una excepción, y entre otras cosas nos permite variar el % de dosificación, estando por
defecto en el 3%.

Paso 20. Y para acabar este ejemplo, veamos cómo trabajar con la ventana de Resumen de
Consumos. Supongamos que la cisterna de la autobomba con la que hemos acudido al servicio
tiene una capacidad de 4000 l. Pulsamos sobre el botón de opción de Depósito de Agua dentro de
la sección de Método de abastecimiento, e introducimos en el recuadro de litros la cantidad 4000.
Automáticamente veremos como el programa nos calcula el tiempo aproximado de trabajo que
tendremos con los consumos que aparecen en la parte superior de la ventana, en este caso apenas 5
minutos.

33
Es decir, tenemos unas condiciones las cuales en principio parecen suficientes para poder
controlar la situación (suficiente potencia extintora y volumen de espuma), pero hay que tener en
cuenta que para lograrlas vamos a tener que asegurar un suministro suficiente tanto de agua como
de espumógeno (ya que cada minuto consumiremos 15 litros del mismo).

Los datos obtenidos en esta ventana nos permiten jugar con todas las variables que tenemos
a nuestra disposición (modelo de bomba, rpm adecuadas, modelo de lanza, posición del selector de
caudal, presión en punta de lanza, etc) de forma que podemos adecuar las mismas para intentar
buscar una solución que nos garantice un éxito a la hora de resolver un determinado caso.

Ya sabes realizar una instalación básica y las principales opciones que el programa ofrece.
Ahora simplemente tienes que jugar con el programa para adquirir soltura, experimenta con las
opciones secundarias de los elementos, prueba a guardar y a volver a recuperar una instalación,
etc….recuerda que no vas a romper nada y lo más importante: ¡¡ no hay que recoger mangueras !!

34
Ejemplo 2: Incendio de vivienda en edificio de gran altura.
Veamos ahora con un nuevo ejemplo otros aspectos y características un poco más avanzadas
del programa. Para ello se da por supuesto que ya se domina aceptablemente el programa, de forma
que se explicará de forma muy breve los pasos a seguir para construir la instalación.

En este caso, supongamos que tenemos el incendio de unas oficinas administrativas situadas
en una planta 32. Para ello vamos a realizar una instalación como la que se muestra en el siguiente
dibujo.

En ella se ve como alimentamos la columna seca desde la salida de alta presión del camión
utilizando las reducciones invertidas necesarias con una manguera de 70 mm Ø (preferiblemente del
tipo High Rise o reforzadas). En la salida anterior a la planta del incendio realizamos una
instalación de 40 m de manguera de 45 mm Ø para atacar al incendio en la planta 32. Veamos
rápidamente los pasos para realizar la instalación en el programa.

Paso 1. Archivo => Nueva instalación => Autobomba combinada en vehículo


contraincendios => Modelo de bomba Rosenbauer NH35.

35
Paso 2. Seleccionamos la segunda salida de alta de la bomba (la inferior).

A efectos prácticos da igual que salida se seleccione, pero hay que tener en cuenta el
siguiente detalle: cuando se quiera cambiar el método de impulsión (tal y como vamos a ver en este
ejemplo) el programa solo respetará la instalación realizada en la salida inferior de la bomba, por lo
que es aconsejable realizar por costumbre las instalaciones de alta sobre esta segunda salida,
siempre y cuando esto sea posible.

Paso 3. Insertamos una Reducción invertida (para convertirla en 45 mm) y nuevamente otra
Reducción invertida (para convertirla en 70 mm).

Paso 4. Insertamos una Manguera 70 mm Ø avanzada de 40 m. de longitud.

Paso 5. Ahora insertamos una Columna seca de 93 m. de longitud.

36
Respecto a las columna secas hay que tener en cuenta una serie de consideraciones. La
salida que vamos a utilizar es la situada una planta por debajo de la planta afectada, es decir la
planta 31, cuya cota es de 93 metros. Ten en cuenta que estamos indicando la longitud de la
columna seca, y no su cota. Seguramente la longitud real sea mayor, pues desde la entrada hasta que
la columna inicie la vertical de ascenso posiblemente existan algunos metros más, dependiendo de
la distancia física que separe estos dos puntos. Por normal general, esta distancia no la podremos
ver, pues suele quedar oculta por los elementos de construcción (al igual que la presencia de codos).
Sin embargo, ya que la columna seca ofrece unas pérdidas de carga mínimas y tratándose de una
aproximación podemos colocar el mismo valor para la longitud y para la altura geodésica. No
obstante apenas variarían los resultados si ponemos unos metros más para redondear los posibles
metros ocultos.

Paso 6. Seleccionamos la columna seca (no la siamesa de salida). Pulsamos el botón


Establecer HG que aparece en el cuadro de Resultados del elemento seleccionado para introducir
la altura geodésica.

Introducimos el valor 93 tal y como aparece en la imagen inferior y pulsamos Aceptar.

El proceso para establecer las HG en todos los elementos que formen una instalación es el
mismo que acabamos de realizar.

Paso 7. Establecemos el valor 93 de HG para la salida siamesa de la columna seca.

37
Paso 8. Insertamos una Manguera 45 mm Ø avanzada de 40 m longitud. Establecemos valor
HG = 96.

Paso 9. Finalmente insertamos una Lanza 45 Akron Turbojet, con HG = 96.

La instalación debería de tener un aspecto similar al siguiente:

Por último un detalle respecto a las alturas geodésicas. Cuando introducimos un valor HG
para un determinado elemento, estamos indicando la altura correspondiente al extremo final del
elemento. Por ejemplo en el caso del tramo final de manguera de 45 mm Ø, sabemos que comienza
con un HG = 93, que es el correspondiente a la salida siamesa de la columna seca, y finaliza con un
HG= 96, que es justo donde vamos a conectar la lanza (la cual obviamente tiene la misma HG). Si
por ejemplo tienes un tendido de mangueras de 100 metros de longitud y 100 metros de HG y
deseas a nivel de cálculos saber los datos de las mangueras a distintas cotas, deberás de fraccionar la
instalación en varios tramos, asignando a cada uno de ellos el valor HG para obtener los resultados
en ese punto concreto.

Bueno, hasta aquí tenemos realizada la instalación, con todos los elementos necesarios y sus
respectivas alturas geodésicas. Veamos ahora que tal se comporta.

Paso 10. Abre la lanza de 45 y ves acelerando la bomba poco a poco. Observa que
empezamos a obtener agua en punta de lanza cuando el manómetro de alta marca los 9,4 bares. La
práctica totalidad de la presión se la lleva la propia presión por la altura a vencer, ya que las
mangueras utilizadas y la columna seca ofrecen unas pérdidas de carga insignificantes,
especialmente a 13 lpm de caudal.

38
Paso 11. Selecciona la lanza y pulsa el botón derecho del ratón para sacar su
correspondiente menú. Selecciona la quinta opción Gráfica punto de funcionamiento.

A través de esta nueva ventana podremos realizar un análisis de la instalación hidráulica. En


ella tenemos representada la curva característica de la bomba (en rojo) y la curva resistente de la
instalación (en verde), ambas representando gráficamente la presión en función del caudal. La
intersección de ambas curvas nos da el punto de funcionamiento de la instalación, es decir, los
valores de presión y caudal a los que está trabajando esa lanza en cuestión.

Sin salir de esta ventana, podemos modificar las rpm de la bomba, cambiar la HG de la
lanza, cambiar el modelo, y seleccionar la posición del selector de caudal de la lanza, mostrándonos
el programa en tiempo real como van variando las distintas curvas. Esto nos permite por ejemplo,
ver de forma visual los puntos óptimos de trabajo así como los rangos que una determinada lanza
nos ofrece.

39
Por último comentar que la opción de ver la gráfica del punto de funcionamiento solo nos
aparecerá disponible en el menú si la lanza sobre la que queremos actuar es la única lanza que está
abierta. Esto es así, porque si hay más de una lanza abierta, la curva resistente que aparecería estaría
compuesta no solo por los valores de los elementos directamente utilizados para llevar al agua hasta
esa lanza, sino por los de la instalación al completo, por lo que tendríamos la curva resistente de
todo la instalación, y no resultaría tan aprovechable desde un punto de vista didáctico.

Paso 12. Sube las rpm de la bomba al 50 %. En la ventana de Resumen de Consumos verás
que indica que tenemos una potencia extintora de 4,9 MW. Pulsa nuevamente el botón derecho del
ratón sobre la lanza y selecciona la cuarta opción Cambiar % rendimiento extinción.

En esta ventana podemos variar el rendimiento de extinción acorde al tipo de chorro


empleado, la destreza o habilidad del bombero, etc. No voy a entretenerme en que si es mejor la
atomización de agua con poco caudal o los métodos de uso de gran caudal, para ello remito
nuevamente a la bibliografía existente, pues se trata de un tema apasionante a la vez que polémico.
El programa simplemente ofrece la posibilidad de obtener una potencia extintora teórica que puede
ser más o menos configurada de acuerdo a un determinado porcentaje de la potencia extintora
teórica ideal del agua (1 litro a 18ºC son 2,6MW).

40
Paso 13. Veamos cómo obtener los volúmenes de agua necesarios para cargar una
instalación. Como ya sabrás, si seleccionas algún elemento, en la ventana de Resultados del
elemento seleccionado correspondiente a ese elemento podemos ver entre otros muchos datos el
campo Volumen teórico, el cual nos está indicando la cantidad de agua que es necesaria para llenar
el volumen de ese elemento. Esto únicamente es posible consultar en elementos donde esta cantidad
sea significativa. Si seleccionamos el tramo de manguera de 45 mm Ø veremos que nos da la cifra
de 63,62 litros. Si seleccionamos la columna seca la cifra será de 467,47 litros, y finalmente
seleccionando el tramos de manguera de 70 mm Ø obtenemos la cantidad de 153,94. Si deseamos
saber el volumen ocupado por toda la instalación desde una salida de la bomba, tenemos que
seleccionar la propia salida de la bomba.

En nuestro caso seleccionando la salida inferior de alta, vemos como nos indica que la
instalación tiene un volumen aproximado de 685 litros, es decir, que para conseguir presurizar la
instalación para comenzar a trabajar necesitamos esos litros, lo cual es una cifra a considerar si el
depósito de nuestro vehículo es pequeño. Por otro lado, a modo de información más abajo nos
informa del tiempo que tardaría en llenarse la instalación en los condiciones de trabajo actuales, es
decir, con el caudal de trabajo que podemos leer en la misma ventana (recuerda que el selector de
caudal de la lanza lo tenemos de momento al valor mínimo).

Paso 14. Bien, supongamos que el incendio tiene unas dimensiones importantes. Coloca el
selector de caudal de la lanza en la posición de 475 lpm. Como se puede observar en la ventana de
Resumen de Consumos estamos trabajando con un caudal de 394 lpm y una PE de unos 12 MW.
El manómetro de alta marca unos 15 bares de presión. Sabemos que las columnas secas se prueban
a unos 15 bares (según el RD 1942/1993, aunque ya hay algunas ordenanzas municipales que han
subido esa cifra). Por experiencia propia, las columnas secas suelen aguantar bien trabajando a unos
20 bares, que podría considerarse como la presión máxima a la que podrían forzarse, a no ser que el
instalador garantice lo contrario. Sin embargo vamos a ver uno de los fallos que se suelen cometer
al trabajar con columna seca.

41
Cierra y abre la lanza simulando que estas realizando pulsaciones y observa el manómetro
de alta como va variando (utiliza para ello el teclado, en este caso la tecla 1). Llegamos a los 25
bares de presión, que viene a ser la presión que llega a la entrada siamesa de columna. Podría ser
peor: con la lanza abierta podríamos subir la bomba hasta el 80% de sus rpm pensando en que no
superamos los 20 bares de seguridad, pero cuando los compañeros comienzan a cerrar la lanza
vemos como la bomba sube hasta los 40 bares, presión que casi seguro nos deja la columna seca
fuera de servicio. Haz la prueba con el programa.

Veamos otro detalle que nos ofrece el programa. Observa que al subir la presión en la
manguera de 70 mm del inicio de la instalación aparecen unas bandas verticales de color naranja (o
rojo).

Estas bandas nos indican de forma rápida la presión de trabajo a la que está trabajando la
manguera respecto a las presiones de trabajo, prueba y rotura. Si las bandas son naranjas indica que
se ha superado el 100% de la presión de trabajo, y si es rojo que se ha superado la presión de
prueba. Estos valores son los valores medios según los datos de los fabricantes y según el tipo de
manguera (normal, avanzada y alta resistencia).

Si deseamos saber el dato numérico exacto, simplemente tenemos que seleccionar la


manguera deseada y observar la ventana de Resultados del elemento seleccionado, donde se nos
indicarán los porcentajes de las respectivas presiones.

Baja las rpm de la bomba hasta el 40% de la misma, de forma que nos aseguramos que la
bomba no va a ofrecer más de los 20 bares que hemos supuesto de techo de seguridad cuando se
cierre la lanza. Con esta presión, el caudal obtenido es de unos 341 lpm y 3,6 bares. Necesitamos
más agua.
42
Paso 15. Realiza una segunda instalación de manguera igual que la que tenemos desde la
salida siamesa de la columna seca. Recuerda: Manguera 45 mm Ø avanzada de 40 m longitud.
Establecemos valor HG = 96.

Paso 16. Añadimos la correspondiente Lanza 45 Akron Turbojet, con HG = 96.


Establecemos el selector de caudal en 475 lpm y abrimos la Lanza. Opcionalmente si quieres, para
poder visualizar mejor las líneas, puedes desviar los tramos de mangueras, de forma que la
instalación quede de esta forma:

Echando un vistazo a la ventana de Resumen de Consumos vemos que ahora entre las dos
lanzas obtenemos un caudal de 386 lpm (unos 193 litros por lanza a 1,2 bar de presión más o
menos). Vemos como apenas hemos conseguido aumentar el caudal total, y además ahora la presión
de las lanzas es realmente baja. Este análisis nos permitiría saber que intentar atacar un incendio
potente con este tipo de instalación va a ser insuficiente respetando un apretado margen de
seguridad (20 bares en columna seca) y podemos ver como intentar obtener un mayor caudal a
consta de aumentar la presión de la bomba, puede hacer que con un mal uso (cerrar la lanza) toda la
instalación vaya por los aires.

Veamos una forma de mejorar esto cumpliendo la condición de no superar los 20 bares
máximos que hemos fijado para asegurar la integridad de la columna seca.

Paso 17. Una forma de mejorar las prestaciones cumpliendo la condición, es realizar la
impulsión mediante la conexión de dos bombas en paralelo. Para ello selecciona la bomba y haz clic
con el botón derecho para sacar el Menú de bomba. Selecciona la segunda opción Cambiar
método de impulsión y a continuación Autobombas conectadas en paralelo (alta presión),
seleccionando nuevamente el modelo de bomba Rosenbauer NH35. La instalación debe de
presentar un aspecto similar al siguiente:

43
Conexión de bombas

Respecto a la conexión de autobombas en paralelo, sumando los cuerpos de alta presión se


entiende, hay diversas formas de hacerlo, aunque hay menos que realmente nos permitan sacar el
máximo provecho a esta unión. Recuerda que el programa trata las uniones de forma teórica,
despreciando las posibles pérdidas propias de la forma de realizar la unión. Por ejemplo, en un caso
real donde tuviésemos una situación como la del ejemplo, una forma óptima de realizar la unión
sería realizarla en la propia entrada siamesa de alimentación de la columna seca utilizando
mangueras de 45mm o 70mm, preferiblemente de alta resistencia.

Bien, ahora acelera la bomba al 40% de rpm (para cumplir el requisito de no superar los 20
bares en el peor de los casos cuando trabajamos a caudal nulo) y observa los resultados obtenidos
en la ventana Resumen de Consumos. El caudal total ha subido hasta los 659 lpm, y cada una de
las lanzas tiene una presión en punta de unos 3,3 bares, lo cual proporciona unas condiciones más
favorables para la extinción.

44
Este ejemplo propuesto ha servido para mostrar el uso de la columna seca y cómo cambiar
de método de impulsión con el programa, pero no por ello significa que sea la mejor o única forma
de proceder. Es posible conseguir unos rendimientos bastante similares con una única bomba, si
bien es cierto que para ello hay que tener un buen dominio de las técnicas de extinción y tener
perfectamente establecido y practicado la coordinación entre el equipo de extinción y el operador de
la bomba. Igualmente es posible prescindir del uso de la columna seca, o ejecutar simultáneamente
una instalación auxiliar. Existe multitud de posibilidades, y con el uso de este programa puedes
plantearlas de una forma rápida y poder ver de una forma muy aproximada como funciona cada una
de ellas y que resultados son posibles de obtener.

Veamos a continuación otras características del programa que pueden sernos muy útiles para
evaluar y estudiar el comportamiento de una instalación, así como servirnos para intentar aproximar
los resultados obtenidos con el programa a los que obtendríamos en la realidad llevando a cabo esa
misma instalación.

Paso 18. Para ver esto de forma más clara, vamos a volver a impulsar la instalación con una
única bomba. Para ello vuelve a pinchar con el botón derecho sobre una de las 2 bombas,
seleccionamos Cambiar método de impulsión, Autobomba combinada y finalmente
seleccionamos el modelo de bomba que nos viene por defecto (Rosenbauer NH35).

Volvemos a subir las rpm al 40%. La instalación debería de quedar así:

Recuerda que el resultado que obteníamos con esta solución era la obtención de un caudal de
193 lpm y una presión de 1,2 bares en cada una de las lanzas.

45
Paso 19. Vamos a cambiar el selector de caudal de cada una de las lanzas. Supongamos que
la lanza 1 está en el interior de la vivienda, y necesita un mayor volumen de caudal y por el otro
lado la lanza 2 está por ejemplo realizando tareas de refrigeración de humos. Para ello establece el
selector de la lanza 1 en 360 lpm y de la lanza 2 en 115 lpm. La ventana de Resumen de
Consumos quedaría como sigue:

Como hemos visto anteriormente, si queremos ver los datos de caudal y presión de cada uno
de los elementos, tenemos que seleccionarlo para poder ver esta información en el recuadro de
Resultados del elemento seleccionado. Por ejemplo si seleccionamos el tramo de manguera de 70
mm veremos que el caudal de trabajo es de 346 lpm y la presión de trabajo de 13,6 bar (recuerda
que se refiere al punto final del elemento, es decir, en este caso sería al final de los 40 metros de
manguera).

46
Si queremos ver los caudales y presiones de los distintos tramos de manguera de 45 mm
desde el final de la columna seca tendríamos que pinchar cada uno de ellos. Esto puede ser una
tarea un poco engorrosa si queremos tener una visión general de todos los elementos que forman la
instalación. Para ello existe el elemento Medidor que nos va a permitir añadir un visor
personalizado a un determinado elemento que nos permitirá visualizar el caudal y la presión del
mismo.

Paso 20. Selecciona el tramo de manguera de 70 mm y pulsa el botón derecho sobre el


mismo para sacar el menú del mismo. Seleccionamos la última opción (usando la barra deslizadora
para bajar) de Añadir Medidor.

Seguidamente nos aparecerá el Medidor en el centro de la pantalla.

Para moverlo al lugar que queramos, debemos de pinchar con el ratón y mantener el botón
izquierdo pulsado sobre el interior del recuadro (preferiblemente en el espacio existente entre los
números y el borde) mientras movemos el recuadro al lugar deseado. Colócalo arriba del tramo de
70 mm.

Repite el proceso con la bifurcación de salida de la columna seca, y sobre cada uno de los
tramos de 45 mm, de forma que la instalación quede de la siguiente manera:

47
Como puedes apreciar, ahora de un vistazo podemos ver los valores de los distintos
elementos de la instalación. Prueba a mover el acelerador de la bomba para ver como van
cambiando en tiempo real. Recuerda que la información relativa a las lanzas la tienes siempre
visible en la ventana de Resumen de Consumos, por lo que no es necesario añadir un Medidor a
las lanzas.

Por último relativo a los medidores, si pulsamos sobre cualquiera de ellos con el botón
derecho del ratón, este medidor será eliminado. Prueba borrar el medidor relativo al tramo de
mangueras de 70mm que esta al inicio de la instalación.

Paso 21. Para finalizar, veamos el uso del Modo Simulación. Su uso es muy sencillo,
simplemente para activarlo hay que seleccionar ON y para desactivarlo seleccionar OFF. Siguiendo
con el ejemplo anterior, selecciona el modo ON para activarlo.

Observa como todos los valores de los medidores y de la ventana de Resumen de


Consumos varían sensiblemente, en este caso obteniendo peores resultados.

Al activar el Modo Simulación, el programa realiza principalmente 2 cambios. Por


un lado el cálculo de las pérdidas de cargas en las mangueras es realizado mediante un algoritmo
que se aproxima más al comportamiento real. Por otro lado, el programa tiene en cuenta las
pérdidas que aparecen en la salida de la bomba de alta presión

48
Selecciona ahora la salida de bomba de 25 mm de alta presión desde donde sale toda la
instalación y pulsando con el botón derecho selecciona Añadir Medidor. Posiciónalo próximo a la
salida.

Ahora activa y desactiva el Modo Simulación y podrás comprobar como influye las
pérdidas de carga en la salida de la bomba que se ha comentado anteriormente.

Se puede observar como con el Modo Simulación en ON y sin modificar las rpm de la
bomba, la presión en el racor de conexión es casi 2 bares inferior. Obviamente esto hace que la
presión que llega a las lanzas es inferior y por consiguiente el caudal de trabajo. Curiosamente
observa como la presión que indica el manómetro de la bomba aumenta ya que al disminuir el
caudal de trabajo, el punto de la curva característica de la bomba asciende.

Las mencionadas pérdidas de carga de la salida de la bomba hacen referencia a las PC que
tiene el tramo que va desde la salida real del cuerpo de alta de la bomba hasta el racor de conexión
donde nosotros iniciamos nuestra instalación. Este conducto tradicionalmente era de tubería
metálica de 1’, pero desde hace años consiste en manguera de alta presión también de 1’, similar a
la utilizada para los carretes de pronto socorro o emergencia.

49
CONDUCTO QUE UNE LA SALIDA FÍSICA DE LA ETAPA DE ALTA CON EL RACOR DE CONEXIÓN.

Pese a que la longitud de este conducto apenas supera los 2 metros, sí que aporta unas PC a
tener en cuenta, especialmente cuando trabajamos con caudales elevados (para tratarse del cuerpo
de alta de la bomba). Esto sucede cuando alimentamos mangueras de 45 mm o conectamos una
columna seca a la salida de alta de la bomba, y trabajamos con las suficientes lanzas y caudales para
aumentar el caudal.

En realidad el valor de esta PC supone la presión a descontar a la que indica el manómetro


de alta de la bomba, pues este está conectado justo a la salida de la bomba, y no en el racor de
conexión. De esta forma, descontando esta PC, obtenemos la presión inicial real con la que
contamos para nuestra instalación.

Respecto a la forma alternativa en que el programa calcula la PC de las mangueras con el


Modo Simulación activado básicamente consiste en una variante del método tradicional, donde se
tiene en cuenta la presión de trabajo en cada punto de la manguera.

El diámetro real de la manguera varía a lo largo de su longitud dependiendo de la presión a


la que esté trabajando, pues debido a su construcción interna la manguera tiene un porcentaje de
dilatación. Obviamente excluyendo a las mangueras de alta presión que se pueden considerar como
tuberías rígidas de 1 pulgada (me refiero a las del pronto socorro o carrete), esto es válido para las
mangueras de construcción textil, las de caucho y las de alta resistencia tipo High Rise. Esta
dilatación varía según el modelo y tamaño, pero suelen variar entre el 8% y el 15%.

Recuerda además que las PC son inversamente proporcionales al diámetro de la manguera a


la quinta, es decir, es una variable muy influyente, por lo que es de suponer que pequeñas
variaciones puede producir resultados significativamente distintos. Es decir, se obtienen distintos
resultados probando un tramo de manguera de 20 metros a un caudal de 150 lpm y a una presión de
entrada de 10 bares, que si probamos ese mismo tramo al mismo caudal pero con una presión de
entrada de 20 bares. Desgraciadamente los fabricante no especifican la presión a la que corresponde
la curva de pérdidas de carga que ofrecen es sus datos. En realidad una gráfica de PC para un tramo
de manguera debería de parecerse más al siguiente ejemplo:

50
45

40

35

30

25 0 bares
8 bares
20 16 bares
32 bares
15

10

0
0 100 200 300 400 500 600

PÉRDIDAS DE CARGA PARA MANGUERAS DE DIÁMETRO 25 MM (TRAMOS DE 20 M)

De esta forma el valor de la PC no está únicamente ligado al caudal de trabajo como se


muestra en la mayoría de las gráficas de fabricantes, sino también a la presión de trabajo (que a su
vez está relacionada con el diámetro de la manguera, y por supuesto a otras variables). De esta
forma, si por ejemplo sabemos que un tramo de 20 metros de longitud aporta unas PC de 2’7 bares,
estas se reparte a lo lardo de la manguera de la siguiente manera:

Suponiendo que la presión de entrada al principio de la manguera es el valor mínimo de 2,7


bares, podemos ver como evoluciona las PC a cada metro. En la parte superior vemos los bares de
PC que aporta ese metro en cuestión, y en la parte inferior la presión de entrada al mismo. Podemos
ver como la presión de entrada va disminuyendo metro a metro a lo largo de toda la manguera, por
lo que la PC que aporta el primer metro es inferior a la que aporta el último metro, por lo que como
es obvio, para calcular la PC que ofrece determinado metro, es necesario saber que presión tiene en
su inicio.

51
Veamos una comparación donde se muestran las PC de 5 tramos de mangueras utilizando el
método de cálculo habitual, frente a esos mismos datos pero utilizando el Modo Simulación:

Como se puede apreciar, el resultado es bastante similar (8,5 bares frente a 7,7 bares), sin
embargo con el Modo Simulación se puede ver como están repartidas estas PC, y por consiguiente a
que presiones trabaja cada una de las mangueras.

Si bien es cierto que con el método habitual se pueden obtener resultados bastante
aproximados (dependiendo por supuesto de los factores de fricción utilizados), existen
determinados supuestos donde aparecen importantes diferencias según el método seleccionado. El
uso del Modo Simulación puede ser útil para comparar las mediciones o resultados que hayamos
obtenido en pruebas o ensayos hidráulicos reales con los datos que nos puede ofrecer el programa.
Aunque el objetivo final de este programa no es ni mucho menos ese, sí que nos puede ser útil para
poder apreciar si el comportamiento o las medidas tomadas se corresponden con las que se
presumen teóricas.

Finalmente, a modo de dato respecto a los coeficientes de fricción o factor K (dependiendo


de qué forma de la ecuación se utilice), en nuestro país la mayoría de temarios suelen indicar los
siguientes valores:

Diámetro manguera 25 mm 45 mm 70 mm
Factor K 60 3,2 0,35

Personalmente y según mi experiencia estos valores resultan un poco desfasados.


Desconozco realmente de donde salen, aunque ya se podían encontrar en temarios realmente
antiguos (1995).

Conforme a numerosas pruebas realizadas durante estos años, junto a los valores medios
facilitados por los fabricantes de mangueras, he ido ajustando estos valores en las distintas
versiones de CIH Bomberos. A día de hoy considero que los valores que más se ajustan a la
realidad para el cálculo tradicional son los siguientes:

Diámetro 25mm 38mm 45mm 70mm Columna


manguera Seca 80 mm
Factor K 38 3,9 1,7 0,21 0,15

52