Вы находитесь на странице: 1из 7

UNIVERSIDAD CENTROAMERICANA JOSÉ SIMEON CAÑAS

CALCULOS DE LA CARGA DE ENFRIAMIENTO

REFRIGERACIÓN Y AIRE ACONDICIONADO

Ing. Javier Vadillo

Rodrigo Ernesto Baiza Centeno 00019611


Israel Antonio Echegoyén Vásquez 00013911
Silvia Carolina García Vásquez 00023711

Jueves 20 de Agosto 2015


CALCULOS DE LA CARGA DE ENFRIAMIENTO.

La carga térmica en un equipo de refrigeración es la suma del calor producido


por distintas fuentes, difícilmente existirá una única carga térmica en una
aplicación específica de refrigeración. Algunas de las fuentes más comunes de
carga térmica en los equipos de refrigeración son:
 El calor que se filtra al espacio refrigerado por conducción a través de las
paredes aisladas.
 El calor que se filtra al espacio refrigerado por radiación a través de vidrio
o algún material transparente.
 El calor que es llevado al espacio refrigerado debido a la entrada de aire
caliente por puertas abiertas o rajaduras en ventanas y puertas.
 El calor que es cedido por el producto caliente que se desea refrigerar.
 El calor que es cedido por algún equipo productor de calor dentro del
espacio refrigerado.
Generalmente las capacidades de los equipos de refrigeración están dadas en
Btu/hr, por los fabricantes, sin embargo dichas capacidades son calculadas para
un periodo de 24 horas, usualmente, de tal forma que la capacidad en Btu/hr se
calcula de la siguiente manera:

𝐵𝑡𝑢 𝐶𝑎𝑟𝑔𝑎 𝑡𝑜𝑡𝑎𝑙 [𝐵𝑡𝑢/24ℎ𝑟]


𝐶𝑎𝑝𝑎𝑐𝑖𝑑𝑎𝑑 𝑟𝑒𝑞𝑢𝑒𝑟𝑖𝑑𝑎 [ ℎ𝑟 ] = 𝑇𝑖𝑒𝑚𝑝𝑜 𝑑𝑒 𝑡𝑟𝑎𝑛𝑎𝑗𝑜 𝑑𝑒𝑠𝑒𝑎𝑑𝑜.

Debido a la necesidad de descongelar el evaporador no se debe de diseñar el


sistema de refrigeración para que maneje la carga de forma continua. Dicho
congelamiento es causado por la congelación de la humedad contenida en el
aire que es enfriado, el cual es acumulado en el serpentín de enfriamiento.

En la industria existen dos métodos usados para descongelar el evaporador, los


cuales son:
 “Off-cicle”: consiste en apagar el equipo de refrigeración para que el hielo
acumulado se derrita del serpentín. Se ha observado que se necesita que
dicho proceso dure 8 horas, es decir que se cuentan con 16 horas de
enfriamiento por día.
 Descongelación automática: consiste en calentar artificialmente la
superficie del serpentín, mediante calentadores eléctricos, agua o gas
proveniente del compresor.
Cabe destacar que en aplicaciones de aire acondicionado para el confort no
existe congelación en el serpentín ya que la temperatura de este ronda los 40 F.

Con el fin de simplificar los cálculos de cargas térmicas, esta es dividida en un


número cargas individuales, y luego son sumadas, estas son:
 La carga ganada por la pared: se refiere a calor que se filtra por medio de
las paredes del espacio refrigerado. Este tipo de carga está presente en
todas las aplicaciones de refrigeración.
 La carga por el intercambio de aire: se refiere a calor adicional que debe
ser removido debido a la entrada de aire caliente al espacio refrigerado.
Este se divide en: Carga de ventilación, cuando deliberadamente se
introduce aire para efectos de ventilación y carga de infiltración, cuando
el aire se introduce naturalmente al espacio refrigerado.
 La carga del producto: es el calor de cualquier objeto que debe ser
removido por el sistema de refrigeración. Esta carga puede ser de dos
tipos: Continua, cuando los objetos a enfriar no estabilizan su temperatura
dejando así de ser una carga para el sistema e Intermitente Cuando los
objetos a enfriar alcanzan su temperatura de refrigeración y dejan de ser
una carga para el sistema en un tiempo definido.
 Carga suplementaria: cosiste en el calor agregado por elementos variados
tales como luces o equipos eléctricos operando dentro del espacio
refrigerado. En la mayoría de aplicaciones comerciales esta carga en muy
pequeña y en las de aire acondicionado es prácticamente inexistente, ya
que la carga generado por las personas suele ser tan grande que es
considerad un factor aparte.

La cantidad de calor absorbido por las paredes del espacio refrigerado por
unidad de tiempo se calcula según:
𝑄 = 𝐴 ∗ 𝑈 ∗ 𝐷 , donde: Q es la cantidad de calor transferido, A es el área
superficial exterior de la pared, U es el coeficiente total de transferencia de calor
y D es la temperatura diferencial a los largo de la pared.

La cantidad de calor transferido en 24 horas está dado por: 𝑄 = 𝐴 ∗ 𝑈 ∗ 𝐷 ∗ 24.

El coeficiente de transmisión de calor “U” es una medida de la tasa a la que pasa


el calor en un pie cuadrado de pared por cada grado diferencial de temperatura
con el exterior. Dicho valor de depender del espesor de la pared y de su material,
con el fin de disminuir el valor del coeficiente se deben utilizar materiales
aislantes o aislar la pared.

Los coeficientes totales de transferencia de calor han sido calculados para


distintos tipos de paredes de construcción, estos valores están disponibles en
tablas.

El factor U también puede ser calculado, para cualquier tipo de pared de


construcción si se tienen ya sea la conductividad o la conductancia de cada
material usado en la construcción de la pared. La conductividad térmica “k” de
un material expresa la tasa de transferencia de calor por un pie cuadrado de
material por cada grado diferencial de temperatura con el exterior.

La conductividad térmica está disponible únicamente para materiales


homogéneos y su valor esta dado siempre por cada pulgada de espesor del
material, por otro lado la conductancia está disponible para ambos, materiales,
homogéneos y no homogéneos y este valore esta dado para un espesor
especifico.
𝑘
Para un material homogéneo se cumple 𝐶 = 𝑥 dónde: C es la conductancia
térmica y x es el espesor del material.
La resistencia que un material ofrece al flujo del calor es inversamente
proporcional a la habilidad que posee para transmitir el calor, por tanto la
resistencia total de un material puede ser expresado como el reciproco del
coeficiente total de transmisión, por lo tanto la resistencia térmica de un material
individual puede ser expresada como el reciproco de su conductividad o
conductancia, es decir:
1
𝑅𝑒𝑠𝑖𝑠𝑡𝑒𝑛𝑐𝑖𝑎 𝑡𝑒𝑟𝑚𝑖𝑐𝑎 𝑡𝑜𝑡𝑎𝑙 =
𝑈
1 1 𝑥
𝑅𝑒𝑠𝑠𝑖𝑡𝑒𝑛𝑐𝑖𝑎 𝑡𝑒𝑟𝑚𝑖𝑐𝑎 𝑑𝑒 𝑢𝑛 𝑚𝑎𝑡𝑒𝑟𝑖𝑎𝑙 = = =
𝑘 𝐶 𝑘

Los términos 1/k y 1/C expresan la resistencia al flujo de calor atreves de un


mismo material de superficie a superficie, sin contar la película de aire que rodea
dichas superficies.

Cuando la pared está construida con varias capas de material la resistencia total
es la suma de las resistencias individuales incluyendo la de las películas de aire,
por lo tanto:
1
𝑈= 1 𝑥 𝑥 𝑥 1 ; donde: 1⁄𝑓𝑖 es la conductancia superficial de la pared
+ + +⋯+ +
𝑓𝑖 𝑘1 𝑘2 𝑘𝑛 𝑓𝑜
interna, piso o techo y 1⁄𝑓𝑜 es la conductancia superficial de la pared externa
piso o techo. Cabe destacar que cuando se utilicen materiales no homogéneos
1⁄𝐶 debe ser reemplazada por 𝑥⁄𝑘 .

En la mayoría de las casos el valor de U depende casi exclusivamente del


material aislante que se utiliza y no de los materiales que conforman la pared en
sí, por lo tanto para refrigeradores es pequeños es suficientemente preciso
utilizar la conductancia de los materiales del aislamiento como la conductancia
de la pared.

La temperatura de diseño para el interior del espacio refrigerado varía según el


tipo de producto que se desea refrigerar y el tiempo de refrigeración del mismo,
para conocer dicho valor nos auxiliamos de tablas. La temperatura de diseño
para el exterior del espacio refrigerado depende de la ubicación del refrigerador,
si se encuentra dentro de un edificio la temperatura interior del edificio se toma
como la exterior del espacio refrigerado.

La temperatura de diseño del techo del espacio refrigerado es tomada como una
pared interior si existe una diferencia clara entre el techo del espacio congelado
y el techo del edificio, si está expuesto al ambiente este será tratada como una
pared externa. Lo mismo aplica para el suelo del espacio refrigerado, a
excepción que cuando el suelo está en contacto con la tierra, este suelo se
tomara como temperatura diferente a la exterior ya que suele estar a menor
temperatura de esta, el uso de tablas es clave para la determinación de dicha
temperatura.

La ganancia de carga debido a cambios de aire en el espacio refrigerado es difícil


de estimar con una buena precisión, esto es excepto cuando una cantidad
conocida de aire se introduce al refrigerador con propósitos de ventilación.
Cuando el peso del aire que entra es conocido, la carga añadida al sistema de
refrigeración dependerá únicamente del cambio de entalpias del aire de dentro
con el de afuera, de forma que:
𝐶𝑎𝑟𝑔𝑎 𝑝𝑜𝑟 𝑐𝑎𝑚𝑏𝑖𝑜 𝑑𝑒 𝑎𝑖𝑟𝑒 = 𝑊(ℎ𝑜 − ℎ𝑖 ), donde: W es el peso del aire en un
periodo de 24 horas, ℎ𝑜 es la entalpia del aire de fuera y ℎ𝑜 es la entalpia del aire
de dentro.

Para los casos en los que la carga sea de infiltración la cantidad de aire que se
introduce depende de varios factores tales como el número de puertas, tamaño,
posición, frecuencia y duración de las aberturas. Este tipo de variaciones hace
extremadamente difícil estimar el peso del aire introducido, sin embargo la
experiencia ha demostrado, como regla general, que la frecuencia y tiempo que
se abre una puerta depende del volumen del refrigerador, existen tablas que
contienen datos aproximados de las variaciones del peso de aire cada 24 horas
para distintos volúmenes y aplicaciones de refrigeración, para esto los
investigadores dividieron las aplicaciones de refrigeración en dos grupos: uso
medio y uso alto.

El uso medio incluye instalaciones donde la cantidad de producto manejado


dentro del refrigerador no es anormal.

El uso alto incluye instalaciones donde el refrigerador soportara grandes cargas


térmicas en intervalos de tiempo relativamente cortos.

Cuando un producto entra a un cuarto frio a una temperatura superior a la del


cuarto el producto perderá calor hasta igualar la temperatura del cuarto frio,
mientras sucede eso la carga térmica provocada por el producto es función de:
el peso del producto, su calor especifico, la temperatura de entrada y la
temperatura del cuarto frio, de la siguiente forma:
𝑄 = 𝑊 ∗ 𝐶 ∗ (𝑇2 − 𝑇1 ), donde: Q es la cantidad de calor, W es el peso del
producto, C es el calor específico, 𝑇1 es la temperatura de entrada y 𝑇2 es la
temperatura del cuarto frio.

Cabe destacar que dicha cantidad de calor representa la carga térmica para un
periodo de 24 horas. Si el tiempo de enfriamiento es menor que 24 horas dicha
𝑊∗𝐶∗(𝑇2 −𝑇1 )∗24
carga se determinaría según: 𝑄 = 𝑇𝑖𝑒𝑚𝑝𝑜 𝑑𝑒𝑠𝑒𝑎𝑑𝑜 𝑑𝑒 𝑒𝑛𝑓𝑟𝑖𝑎𝑑𝑜

Cuando el producto es refrigerado hasta un punto menos que su temperatura de


congelación, la carga se calcula en tres pasos:
1. El calor cedido por el producto desde la temperatura de entrada hasta la
temperatura de congelamiento.
2. El calor cedido por el producto en el proceso de congelamiento.
3. El calor cedido por el producto congelado desde la temperatura de
congelamiento hasta la de enfriamiento.
Para calcular el calor cedido por el producto en el proceso de congelamiento se
utiliza la ecuación 𝑄 = 𝑊 ∗ ℎ𝑢 , donde: W es el peso del producto y ℎ𝑢 es el calor
latente del producto.
Cuando el proceso de enfriamiento y congelamiento suceden en un periodo de
24 horas la suma de los 3 calores representa la carga en un periodo de 24 horas.

Los cálculos de carga anteriormente mostrados asumen que la tasa energía


necesaria para refrigerar los productos es constante, sin embargo en las
primeras fases del enfriamiento esta necesidad de calor será mayor ya que el
diferencia de temperatura entre el cuarto frio y la temperatura del producto es
mayor, esto ocasionara que el refrigerador no pueda cumplir con la meta
planteada. Con el fin de evitar un resultado no aceptable los expertos en
refrigeración introdujeron el concepto de “factor de tasa de enfriamiento” y su
objetivo es el incrementar el cálculo de la carga del producto para hacer su
promedio más alto que el pico que se tendrá en los primeros momentos del
enfriamiento. Dichos factores se encuentran en tablas especializadas y se
muestran para distintos productos así como distintos tiempos de enfriamiento.
De tal forma que la carga del producto se calculara según:
𝑊∗𝐶∗(𝑇 −𝑇1 )
𝑄 = 𝐹𝑎𝑐𝑡𝑜𝑟 𝑑𝑒 𝑡𝑎𝑠𝑎 𝑑𝑒2 𝑒𝑛𝑓𝑟𝑖𝑎𝑚𝑖𝑒𝑛𝑡𝑜 .

Existen productos que siguen vivos al ser introducidos al cuarto frio tales como
las frutas y los vegetales, los cuales siguen desarrollando un proceso llamado
respiración, el cual consiste en la combinación del oxígeno del aire con
carbohidratos existentes en la superficies de estos generando, de esta forma,
calor y CO2. Este calor generado es llamado calor de respiración y su valor
puede ser encontrado en diversas tablas, la carga térmica asociada a este
fenómeno se calcula según: 𝑄 = 𝑃𝑒𝑠𝑜 𝑑𝑒𝑙 𝑝𝑟𝑜𝑑𝑢𝑐𝑡𝑜 ∗ 𝐶𝑎𝑙𝑜𝑟 𝑑𝑒 𝑟𝑒𝑠𝑝𝑖𝑟𝑎𝑐𝑖𝑜𝑛 ∗ 24.

Cuando el producto es refrigerado en un contenedor, así como la leche o huevos


el enfriamiento del contenedor debe ser tomado en cuenta como carga del
producto.

Con el fin de calcular las cargas variadas se tienen las relaciones siguientes:
 Luces: 𝑄 = 𝑤𝑎𝑡𝑡𝑎𝑔𝑒 ∗ 3.42 ∗ 24.
 Motores eléctricos: 𝑄 = 𝑓𝑎𝑐𝑡𝑜𝑟 ∗ 𝑐𝑎𝑏𝑎𝑙𝑙𝑜𝑠 𝑑𝑒 𝑓𝑢𝑒𝑟𝑧𝑎 ∗ 24 (el factor
depende de cada motor, se encuentra en tablas).
 Personas: 𝑄 = 𝑓𝑎𝑐𝑡𝑜𝑟 ∗ 𝑛𝑢𝑚𝑒𝑟𝑜 𝑑𝑒 𝑝𝑒𝑟𝑠𝑜𝑛𝑎𝑠 ∗ 24 (el factor depende e de
distintas variables, se encuentra en tablas).
El valor del carga total para un periodo de 24 horas en una estimación netamente
teórica, en la cual se asumen una seria de supuestos que en la práctica no
necesariamente se cumplan, por dicha razón es usual aumentar dicha cantidad
en 5% o 10%. Luego de ser multiplicada por dicho factor de seguridad la carga
de 24 horas se puede convertir a cualquier periodo de operación.
Bibliografía
DOSSAT, R. J. (1998). Principios de Refrigeración. México: Compañía Editorial
Continental, S. A.