Вы находитесь на странице: 1из 1

En mi debilidad me haces fuerte Es difícil creer que es posible

en mi debilidad me haces fuerte cambiar el mundo. Es difícil creer que


sólo en tu amor me haces fuerte hay sitio para una luz nueva y distinta.
«Vosotros sois la luz del mundo. No sólo en tu vida me haces fuerte Y mucho más difícil creer que esa luz
puede ocultarse una ciudad situada SALMO desde la fragilidad en mi debilidad me haces fuerte en ti. pueda venir a través de mí. Pero tu
en la cima de un monte. Ni tampoco (adaptación del salmo 90) palabra es clara, y me dice que yo soy
se enciende una lámpara y la ponen luz en este mundo. Enséñame a
debajo del celemín, sino sobre el Señor, tú has sido un refugio para los brillar tú con la luz del Evangelio, y no
candelero, para que alumbre a seres humanos A veces me descubro entre dos con otras luces que se apagan pronto.
todos los que están en la casa. Brille de generación en generación, extremos: por un lado, mi Dame confianza en tu proyecto, en tu
así vuestra luz delante de los desde antes de que surgiesen los montes, pequeñez, hecha de miedos, de mensaje, en tu palabra. Y que mi vida
hombres, para que vean vuestras antes de que naciesen tierra y cielo inseguridad, de dudas, de medias sea, ante todo, la proclamación de
buenas obras y glorifiquen a tú estabas ahí, Señor tintas. Me siento frágil y no sé qué que tu mensaje es algo bueno para
vuestro Padre que está en los cielos puedo llegar a dar de mí. este mundo tan roto, tan extraño y al
Nuestra vida pasa rápido. Por otra parte, escucho tus tiempo tan hermoso y lleno de
HÁGASE (Ángelus)
Mil años ante tus ojos palabras, Dios, y me haces sentir posibilidades
Con los últimos destellos de la luz, son un ayer que pasó, que soy grande, que todo yo estoy
una tarde en el silencio, un suspiro en la noche. lleno de posibilidades, que mi vida
mensajero de la vida, puede ser una maravilla, que estoy
trae semilla de esperanza. Tú ves nuestros secretos, llamado a construir tu Reino, a
Hasta el último latido de mi ser, tú desnudas nuestras pequeñeces. brillar con tu evangelio, a transmitir
hoy lo pongo entre tus manos; Vivimos vidas largas, y en ellas vida...
si Tú quieres que yo viva, hay mucho de vacío y vanidad,
para Ti yo viviré.
hay tantas cosas que se desvanecen y
HÁGASE CARNE EN MÍ
pasan rápido.
EL VERBO Y LA VIDA; Enséñame a descubrir las cosas
TU SANGRE Y TU AMOR Enséñanos a vivir desde lo profundo, importantes, las que duran, las
EN LA CUNA DE MI AMOR (bis) que lo verdaderamente importante que no se desvanecen en
llene nuestra cabeza y nuestro corazón seguida. Enséñame a valorar las
Quien ha dado a los ocasos su color, Ilumínanos, Señor, enseña a tus hijos. palabras amables y sinceras; los
quien sonido a las cascadas, gestos profundos y acogedores;
quien levanta la mañana y sostiene mi
Sácianos con tu amor cada día, los esfuerzos dignos y que
alegría.
Quien espera tras la noche y el dolor,
y entonces gozaremos y cantaremos de construyen. Enséñame a escuchar
quien dio oro a los trigales, por vida. las voces que hablan palabras de
quien creó la Primavera, Llénanos de sentido si alguna vez nos ha verdad, en medio de tantos ruidos
barro y polvo se encarnó. faltado, que no dicen nada. Enséñame a
danos paz cuando la hayamos perdido. ver las imágenes que permanecen
Que sepamos descubrir tu acción. en medio de tantos destellos
y tu esplendor. fugaces; enséñame a sentir con
Haz que de nuestras vidas surjan obras sentimientos auténticos cuando
dignas. tantas veces lo más que hay en mí
son emociones superficiales.
Señor, tú has sido un refugio para los Enséñame a descubrir las cosas
seres humanos importantes.
de generación en generación,