Вы находитесь на странице: 1из 12

7.

0 Drenaje Ácido de Roca


La generación de ácido, combinada con suficiente cantidad de drenaje para movilizar elementos
indeseables hacia el ambiente, es
preocupante. Estas condiciones están frecuentemente asociadas con instalaciones de colas. Aún
instalaciones muy pequeñas de
almacenamiento de colas pueden generar significativas cantidades de drenaje ácido. Sin embargo,
las reacciones geoquímicas que
conducen a la generación de ácido deben estar asociados a un suficiente drenaje para dar lugar a
un problema ambiental.
7.1 Formación de Drenaje Ácido de Roca
La formación de DAR se inicia con la oxidación de los minerales de sulfuros de hierro más
susceptibles a meteorizarse tales como
la marcasita, pirita y pirrotina. El sulfuro de los minerales es liberado para formar ácidos,
incluyendo ácido sulfúrico, y el hierro es
liberado inicialmente como Fe2+. Al contacto con el aire, el Fe2+ se oxida a hierro férrico
(Fe3+); esta reacción baja el pH de la
solución, y aumenta la velocidad de reacción exponencialmente. Las bacterias también tienen un
rol importante en la producción de
hierro férrico. El hierro férrico, conjuntamente con el bajo pH, pueden a su vez actuar y disolver
más la pirita.
El hierro férrico también puede reaccionar con otros metales sulfurosos comúnmente encontrados
con la pirita, por ejemplo la
galena (sulfuro de plomo), calcopirita (sulfuro de cobre-hierro), arsenopirita (sulfuro de hierro-
arsénico), y esfalerita (sulfuro de
zinc). Aguas con bajo pH, pueden disolver metales de 10 a 1,000 veces más que un agua neutra,
particularmente aluminio, arsénico,
cadmio, cobalto, cobre, hierro, plomo, manganeso, níquel, y zinc. El resultado final es que si se
permite que proceda la formación
de DAR sin control, la mayoría de los minerales sulfurosos en la mena o en las colas pueden
oxidarse juntos y liberar agua ácida
con altas concentraciones de muchos metales.
En muchos casos, otros minerales en yacimientos sulfurosos (p.e. minerales ganga carbonatados
no económicos) o rocas
carbonatadas que alojan el cuerpo mineralizado, reaccionan inmediatamente con el ácido y
contribuyen a dar alcalinidad al agua. El
aumento de la alcalinidad actúa contrarrestando la formación de DAR mediante la neutralización
del agua ácida generada. La
neutralización del DAR y la reducción de los metales disueltos (p.e. mediante la formación de
precipitados de hidróxido de hierro)
puede también ocurrir cerca de la fuente de DAR o en algún punto aguas abajo del drenaje.
Existen muchos ejemplos documentados de DAR naturales que han pasado por el proceso de
neutralización / precipitación. Las
primeras evidencias de este proceso son las manchas y revestimientos (precipitados) de hidróxido
de hierro que se encuentran sobre
las rocas, en y cerca de los cursos de agua. El revestimiento varía de un color amarillo-marrón a
color fierro oxidado.
La formación de DAR puede verse como una competencia entre la generación y la neutralización
del ácido. El DAR se formará si la
generación de ácido es más rápida que la velocidad de neutralización o si la generación de ácido
continúa después de haberse
agotado la capacidad de neutralización.
La producción de DAR puede no ser un problema si existe una neutralización o dilución del agua
antes de ser descargada en una
ubicación sensible aguas abajo de la cuenca. Tampoco es un problema si no hay drenaje o
infiltración de la instalación.
En situaciones donde no hay suficiente neutralización, la velocidad de formación de DAR será un
proceso dinámico que involucra
un gran número de factores específicos del lugar como el minado, la geología y el ambiente. En
algunos casos puede que sea
instantáneo, mientras que en algunas minas ha tomado entre 10 y 20 años para consumir la
neutralización disponible. Pueden pasar
muchos años hasta que las condiciones de acción atmosférica produzcan DAR en cantidad
significativa en los residuos sólidos. La
falta de una formación significativa de DAR en las observaciones de campo preliminares, no
garantiza que no ocurra en el futuro.
El DAR es un problema importante para la minería ya que muchos depósitos minerales y algunos
yacimientos de carbón tienen un
apreciable contenido de minerales hierro-sulfurosos. Uno de los efectos de las actividades de
minado y molienda es aumentar la
superficie de los minerales sulfurosos expuesta al aire y al agua. El DAR puede ser un problema
aún mayor en colas donde los
minerales sulfurosos están finamente molidos.
7.2 Consecuencias Ambientales del Drenaje Ácido de Roca
Aguas con valores de pH bajo y manchas amarillo-parduscas o color de hierro oxidado se
encuentran por lo general en cauces
naturales cerca a áreas no disturbadas, con afloramientos naturalmente alterados de rocas con
contenido de sulfuros (p.e. rocas en
proceso de oxidación). Sin embargo, la rápida oxidación del sulfuro en estas áreas no disturbadas
se restringe generalmente a la fina
superficie no consolidada o a unos cuantos afloramientos; y el impacto a los cauces naturales es
por lo general pequeño. La
formación de DAR como proceso natural, puede ocurrir en roca masiva y yacimientos minerales,
pero el desarrollo del proceso es
generalmente lento.
Por el contrario, la formación de DAR en el desmonte de mina generalmente se desarrolla
rápidamente; y puede ocurrir en pocos
meses. Botaderos de desmonte, mineral de baja ley, encapes y pilas de acumulación de mineral;
debido a su gran volumen son
fuentes importantes de DAR. A pesar que el volumen de las colas es generalmente menor que el
de desmonte, éstas son una fuente
potencial significativa de drenaje ácido con un tamaño de partículas más fino y gran área
superficial, que aumentan la reactividad de
las colas. Otras fuentes de DAR asociadas con la minería incluyen minas abandonadas, galerías,
cuadros, chimeneas y cortes en
superficie.
7.3 Impacto del Drenaje Ácido de Roca
En general, existen dos impactos ambientales principales del DAR: (1) descarga de agua con un
pH bajo a corrientes superficiales o
agua subterránea, y (2) concentraciones elevadas de solutos y metales en la descarga como
resultado de la lixiviación de los
minerales sulfurosos, que después pueden ser liberados como potenciales contaminantes.
Como se describe arriba, aguas ácidas pueden disolver 10 a 1,000 veces más metales pesados
tóxicos incluyendo arsénico, cadmio,
plomo y zinc. Otra consecuencia seria del DAR resulta de la intemperización acelerada de los
minerales ganga, que puede liberar
adicionalmente elementos potencialmente tóxicos (p.e. Aluminio, Bario, Talio) como
contaminantes al ambiente. La combinación de
efectos puede incluir la muerte del ecosistema acuático, contaminación de los suelos, la
degradación de la cadena de alimentos a
través de la bio - acumulación de metales pesados y contaminación del agua subterránea.
En un estudio de un organismo internacional (1998), se describen serios impactos a comunidades
mineras de la cuenca del lago
Poopó como: contaminación microbiológica del agua potable, liberación de plomo en los suelos,
agua y aire; y posiblemente, la
liberación de cadmio y arsénico al ambiente. En algunos centros mineros, el DAR destruyó
ecosistemas acuáticos hasta 20 Km.
aguas abajo de la fuente de descarga.
Además de poner en riesgo la salud de las personas y a los ecosistemas, también puede ocasionar
daño a la infraestructura
económica. El agua ácida puede corroer pozos y tuberías y encostrar y atorar éstas con
precipitados. Históricamente, las
comunidades han empleado desmonte de mina para construir presas, caminos y áreas comunes
tales como áreas de juegos y campos
deportivos. Muchas de éstas estructuras continúan liberando metales mediante la generación de
DAR. La acidificación puede
intensificar problemas asociados con polvo en el ambiente en PDC.
7.4 Manejo del Drenaje Ácido de Roca
El proceso de formación de DAR es sinergético, además de los minerales de sulfuros de hierro
también se requiere agua y aire
(oxígeno). Esto es importante ya que se pueden tomar medidas para romper las conexiones entre
los ingredientes necesarios. Estas
medidas incluyen manejar el agua (reduciendo el volumen, tomando ventaja de un ambiente
árido) y asegurar que los agentes
neutralizantes tales como los minerales carbonatos estén presentes para prevenir que el agua se
vuelva ácida. En PDC
adecuadamente diseñadas y construidas, la posibilidad de que el aire (oxígeno) llegue a las colas
se puede limitar.
Existen una variedad de estrategias de mitigación para prevenir los impactos de DAR en las PDC.
Sin embargo, muchos de estos
métodos requieren de tratamientos por tiempo indefinido. El financiamiento de dichos
tratamientos debe arreglarse como una parte
integrante del método de tratamiento. Los métodos de tratamiento incluyen: (1) la mezcla de
materiales generadores de ácidos con
materiales que proveen potencial neutralizador, (2) colocación de coberturas en las colas; (3)
colección y tratamiento de las
descargas de la instalación, y (4) flotación diferencial de la pirita para removerla de la superficie
final de las colas.
Mezclando las colas con materiales neutralizantes, es posible mantener condiciones de pH neutro
y proveer neutralización de DAR
in situ. La mezcla también puede incluir el uso de aditivos, p.e. "tratamiento en cal" con cal
(CaO) o cenizas de soda. La colección y
tratamiento de DAR requiere la neutralización y la precipitación del hidróxido de hierro y
metales.
Otras técnicas de mezcla que están siendo probadas alrededor del mundo contemplan la mezcla
de bacterias con las colas
potencialmente generadoras de ácido para promover la actividad biológica deseada
(biorremediación). Se están desarrollando
bactericidas que seleccionan y destruyen las bacterias que producen hierro férrico mientras que
promueven el crecimiento de otras
bacterias que neutralizan ácido.
"Coberturas secas", que se colocan como paso final de una "disposición sub-aérea" de colas, son
materiales superficiales benignos,
suelos y vegetación colocados sobre las colas para limitar la exposición al aire y reducir la
cantidad de agua que llega hasta los
sulfuros de hierro. Alma-cenar colas bajo agua se denomina una "cobertura húmeda" o
"disposición sub-acuática", la que puede
reducir el acceso de oxígeno a niveles mínimos, la disposición sub-acuática no es un método
posible en ambientes áridos, como en
algunas partes de Bolivia.
Si la infiltración de las colas generadoras de ácido es colectada antes de que llegue a las aguas
receptoras, esta puede ser tratada por
varios métodos químicos y biológicos. Adicionalmente al tratamiento químico estándar con cal,
métodos biológicos pueden ser
utilizados para la remediación de efluentes de baja calidad. Tecnologías de biorremediación
incluyen a biorreactores, que precipitan
metales y neutralizan el pH mediante varios procesos, y pantanos artificiales, donde se
promueven una variedad de procesos
naturales de biorremediación.
La flotación diferencial de la pirita ocurre frecuentemente en las etapas finales del tratamiento.
Esto produce un pequeño volumen
de material inadecuado que puede ser almacenado permanentemente y cubierto en una ubicación
donde sea menos factible que
ocurra un drenaje. La capa superior de la PDC esta compuesta entonces de material al que se le
ha removido la capacidad de
generar ácido.
7.5 Análisis Geoquímico del Drenaje Ácido de Roca
Las pruebas para predecir la generación de ácido se basan en análisis geoquímicos de laboratorio
y pueden ser costosas. Sin
embargo, llevarlas a cabo antes de desarrollar planes de manejo y mitigación resulta ventajoso
desde el punto de vista ambiental y
económico. La generación de ácido es el pre-requisito necesario para el DAR. En muchas minas,
al prevenir el DAR, se puede
ahorrar un costo futuro significativo evitando los problemas que pueda causar.
En varios países (p.e. Australia, Canadá y Estados Unidos), han sido desarrollados
procedimientos y guías para predecir y hacer
pruebas para el DAR. Un carácter distintivo fundamental en todas las guías, es que la prueba de
DAR es específica para cada
ubicación. Las guías formales más recientes para evaluar el potencial de DAR en una mina
fueron desarrolladas por el Ministerio
de Energía y Minas de British Columbia, Canadá. Mucho de la información que sigue fue
adaptada de las guías de British
Columbia de 1998 (MEI 1998) y del reporte del MENO 1.16.16, Acid Rock Drainage Prediction
Manual (Coastech, 1991).
A continuación se describen métodos de predicción y pruebas geoquímicas aplicables a todos los
tipos de fuentes de drenaje ácido
de mina (desmontes, paredes de las minas, y colas). También se discuten asuntos específicos
relacionados a las pruebas y
predicción de DAR en las instalaciones de almacenamiento de colas.
Un programa de pruebas elaborado y caro puede no ser una opción para operadores pequeños.
Sin embargo de ello, el drenaje
ácido puede ser un problema ambiental significativo, aún para pequeñas propiedades. El
concesionario u operador minero está
obligado a obtener toda la información disponible y hacer planes conservadores de manipuleo y
mitigación basados en la
información disponible.
7.5.1 Predicción de Drenaje Ácido de Roca
Por lo general se asume que la generación de ácido resultará en DAR. Sin embargo, para que el
DAR sea un problema ambiental,
el drenaje no tratado debe mezclarse con agua receptora de mejor calidad. El Título IV, Capítulo
II del D.S.24782 proporciona las
excepciones extensivas y apropiadas respecto al control de contaminación de agua subterránea
por la generación de colas y otras
actividades relacionadas a la minería. Estas excepciones mencionan las situaciones en donde el
agua subterránea es de menor
calidad que el agua que fluye hacia adentro, donde ambas, el acuífero y el agua que fluye hacia
adentro son de calidad no
utilizable; y donde no existe posibilidad razonable para contemplar el uso del acuífero en
cuestión.
Las guías para predicción de DAR emitidas por la provincia de Canadá de British Columbia
(MEI, 1998) asumen que ocurrirá
DAR si se genera ácido. Esta no es una suposición universalmente aplicable y debe ser aplicada
con prudencia, particularmente en
ambientes áridos como existen en muchas partes de Bolivia. De acuerdo con las guías
canadienses, los programas de predicción
exitosos incluyen los siguientes tres pasos:
Paso 1: Identificar y describir todos los materiales geológicos incluyendo el basamento rocoso y
los materiales superficiales
que serán, o han sido excavados, expuestos o perturbados por la minería.
Paso 2: Empleando los resultados de las pruebas de laboratorio, específicos del lugar, predecir el
potencial de DAR y donde
sea aplicable, identificar el tiempo de exposición y las condiciones ambientales para cada uno de
los materiales geológicos.
Paso 3: Desarrollar un programa de mitigación y monitoreo basado en el predicho potencial de
DAR y las necesidades de
protección ambiental.
Como resume el MEI (1998), los datos de predicción se pueden obtener de una variedad de
materiales geológicos y métodos
incluyendo estudios mineralógicos detallados, comparaciones con otros sitios, monitoreo del
drenaje, pruebas de laboratorio y
pruebas en el campo. Por lo general, no existe una única fuente de evidencia concluyente que
pueda predecir el DAR: la información
para la predicción debe estar combinada de una variedad de fuentes. Por ejemplo, la química del
drenaje de residuos sólidos antiguos
del mismo lugar podrían ser presentados con datos detallados geológicos y de laboratorio, para
demostrar que el desmonte de roca
tanto antiguo como futuro tendrán composiciones y condiciones de alteración similares.
Algunas evaluaciones simples pero útiles pueden hacerse en la mina antes de iniciar la
recolección de muestras y los análisis de
laboratorio. Una evaluación preliminar importante es identificar la presencia o ausencia de
minerales de sulfuro de hierro, generadores
de ácido; y minerales de carbonatos, neutralizadores de ácido, en la geología de la zona. Otra
evaluación que puede ser útil es
comparar una operación minera propuesta con una mina geológicamente similar y cercana.
Los resultados del potencial de generación del DAR varían debido a las diferencias en la
geología, hidrología e hidrogeología local.
Es necesario un entendimiento de la geología, hidrología e hidrogeología para asegurar que todas
las fuentes posibles de DAR han
sido identificadas y que la variabilidad geológica es tomada en cuenta en las evaluaciones
analíticas subsecuentes. Las muestras
individuales deberán representar la variabilidad geológica.
7.5.1.1 Enfoque General para el Uso de Pruebas de Laboratorio en la Predicción del DAR
Después de identificar los materiales geológicos, el siguiente paso es la prueba de laboratorio,
etapa principal del programa de
predicción. Las pruebas deberán determinar, además del potencial del DAR, todos los
constituyentes geoquímicos (elementos trazas)
que podrían movilizarse durante la formación del DAR. Las preguntas que se tendrán que
investigar en la etapa de pruebas de
laboratorio incluyen:
• ¿Cuál es el potencial de generación de ácido, el potencial de neutralización y
los elementos trazas contenido en el material?
• ¿De qué minerales provienen los metales, los elementos trazas, las fuentes de
ácido y el potencial de neutralización?
• ¿Qué contaminantes potenciales están presentes en los minerales reactivos?
• ¿En qué medida estarán expuestos los minerales reactivos?
• ¿Cuáles son los procesos de alteración por intemperismo más importantes?
• ¿La disolución es un problema?
• ¿La generación de ácido y la liberación de metales primarios ocurrirá enteramente
de la oxidación de sulfuros?
• ¿Qué cambios físicos ocurrirán como resultado de la excavación y la alteración
por intemperismo y cómo afectará a otras reacciones de intemperismo, condiciones de drenaje y
la cantidad de mineral
expuesto?
• ¿Bajo qué condiciones físicas y geoquímicas ocurrirá el intemperismo y el
transporte de contaminantes?
• ¿Qué diferencias existen entre las condiciones de la prueba y los materiales,
con aquellos presentes en el campo?
• ¿Qué criterios deberán utilizarse para identificar y posiblemente separar mate
riales potencialmente generadores de DAR de aquellos potencialmente no generadores?
• ¿En cuánto tiempo ocurrirá el DAR y otros eventos hidrogeológicos y de intemperismo
importantes?
7.5.2 Pruebas Estáticas y Cinéticas
En general, todas las muestras geológicas relevantes pasan por una primera prueba relativamente
barata y corta llamada prueba
estática. Las interpretaciones de los resultados de las pruebas estáticas permiten identificar los
tipos de rocas que podrían producir
DAR. Sobre la base de estos resultados estáticos, se pueden efectuar las pruebas cinéticas de
largo plazo que son un poco más caras
pero con ellas se puede simular las reacciones reales de intemperismo y potenciales velocidades
de reacción.
Las pruebas estáticas tienen métodos prescritos y pueden probablemente ser realizadas por
laboratorios analíticos que tengan
experiencia con métodos estándares. Sin embargo, se recomienda la asistencia de un experto
independiente para identificar un
laboratorio apropiado y para luego verificar los resultados (aseguramiento de la calidad).
En comparación con las pruebas estáticas, las pruebas cinéticas requieren de mayor tiempo y por
lo tanto son más caras. Una prueba
cinética puede ser visualizada como la simulación de la formación de DAR en un material
geológico y es más complicada de
realizar que una prueba estática.
Existen Guías detalladas para diversas pruebas cinéticas de laboratorio (MEI, 1998). Aún, si las
pruebas cinéticas se realizan
adecuadamente, los resultados pueden ser difíciles de interpretar y de aplicar para la predicción
de DAR. Se aprecia que en recientes
guías del MEI (1998) se da preferencia a las pruebas de campo específicas del lugar sobre
algunas pruebas cinéticas.
7.5.2.1 Pruebas Estáticas
Prueba estática es el término utilizado en los estudios de DAR para describir el análisis que mide
la calidad y cantidad de los
diferentes constituyentes en una muestra en un punto en el tiempo. Las guías del MEI (1998)
recomiendan tres tipos generales de
pruebas estáticas para medir los parámetros específicos para la predicción del DAR: (1) Conteo
ácido-base, (2) mineralogía y otras
propiedades geológicas y (3) contenido de elementos trazas.
• Conteo ácido-base.
El conteo ácido-base (ABA) combina los siguientes cuatro tipos de análisis de laboratorio:
Especies de sulfuro
- Potencial de neutralización (PN)
- Contenido de carbón-carbonato
- pH
Existen otras versiones del conteo ácido-base, y todas proporcionan una guía aproximativa útil
para determinar el potencial
generador de ácido de un material. Los resultados de los análisis de laboratorio son generalmente
resumidos al cálculo del potencial
de acidez (PA), el potencial neto de neutralización (PNN), y la razón de potencial de
neutralización (RPN). Los resultados
resumidos, referidos como ABA, podrían luego ser usados para clasificar el material.
Diversos esquemas de clasificación están identificados en la literatura del DAR (MEI, 1998). Sin
embargo, el ABA proporciona
solo un estimado del potencial para drenaje ácido y es frecuentemente combinado con otras
observaciones para evaluar el potencial
DAR. Por ejemplo, los desmontes o colas que contienen una mezcla de materiales potencialmente
generadores de ácido y no
generadores de ácido deben ser evaluados más críticamente.
• Mineralogía y otras propiedades geológicas. La mineralogía de los residuos sólidos es un
parámetro crítico que controla el
tipo y la velocidad de la lixiviación del metal. Con frecuencia, la mineralogía es pobremente
caracterizada, y rara vez es
cuantificada con exactitud (MEI, 1998). Las guías del MEI (1998) recomiendan los siguientes
tipos de exámenes
mineralógicos:
• Descripción visual de la roca
• Descripción petrográfica
• Procedimientos submicroscópicos
La descripción visual de la roca se obtiene de las observaciones de campo o de los registros de
perforación. Las guías del MEI
(1998) sugieren requerimientos de información detallados que pueden mejorar la información
mineralógica registrada en una
descripción visual de roca.
Una examen petrográfico es tradicionalmente el primer método usado para determinar la
composición mineralogica. Un escaneo
visual con un microscopio petrográfico y una sección delgada pueden proporcionar información
relativamente rápida (30 minutos)
sobre las fases principales y menores del mineral, su forma, tamaño de grano, relación espacial, y
una estimación de las
proporciones relativas. Las descripciones petrográficas son recomendadas para un subconjunto de
muestras geológicas
representativas (MEI, 1998).
Los procedimientos submicroscópicos incluyen difracción de rayos x, y microscopía electrónica
(ME). Debido a los costos, los
análisis submicroscópicos deberían realizarse en un pequeño subconjunto de muestras
cuidadosamente escogidas (MEI, 1998).
! Contenido de elementos traza. Las guías del MEI (1998) recomiendan dos determinaciones de
concentración de
elementos traza, concentraciones totales y concentraciones solubles para materiales oxidados e
intemperi-zados.
Otras pruebas posibles incluyen el análisis de toda la roca para elementos principales y otro
análisis de disolución
selectiva.
Para el contenido total de elementos traza, el objetivo es determinar los constituyentes trazas que
ocurren en altas
concentraciones anómalas y que podrían ser de preocupación ambiental. Las concentraciones
totales de
elementos traza no son una medida directa del peligro ambiental como tal. Así, deberían
realizarse mayores
pruebas o interpretaciones para determinar las fuentes minerales y la significancia ambiental. El
procedimiento
analítico recomendado es una digestión en ácido fuerte y análisis multielementos (MEI, 1998).
La determinación de concentraciones solubles de los elementos traza, evalúa si podría ocurrir una
significativa
liberación de contaminante por disolución de los recubrimientos de superficie o minerales
solubles tales como
carbonates y sales. Estas pruebas son recomendadas donde la caracterización geológica inicial
encuentra
materiales que ya están intemperizados debido a la exposición a un ambiente oxidante. El
procedimiento de
prueba recomendado es utilizar agua destilada en una proporción de 3:1 de agua vs sólidos en
peso, y agitarlo en
un frasco durante 24 horas. Esto es conocido como "procedimiento sintético de precipitación de
lixiviación"
(PSPL) (EPA método 1312, MEI, 1998).
7.5.3 Drenaje Ácido de Roca Específico a Lixiviación del Colas
Para colas minero metalúrgicas, la información mineralógica básica y el conteo ácido-base
pueden proveer estimaciones iniciales en
lo que concierne al potencial de generación de DAR. Sin embargo, existen varios aspectos que
hacen única la interpretación del
potencial de DAR en las colas (US EPA, 1994). Las colas son únicas comparadas con otros
residuos sólidos de mina porque (1) las
colas son relativamente homogéneas, (2) existe en las colas una predominancia de partículas
pequeñas (<0.2 a 0.5 mm) que
incrementan su reactividad, y (3) las colas almacenadas bajo agua limitan la accesibilidad de
oxígeno.
En embalses de colas bien diseñados, las características mencionadas arriba pueden ofrecer
ventajas para el manejo del DAR. Por
ejemplo, Sharer et al. (1994) describe cómo la homogeneidad de las colas, el pequeño tamaño de
partículas (con la propiedad de
retener mucha agua) y el limitado contacto con el oxígeno (bajo el nivel de agua del embalse)
presenta un ambiente favorable para
las reacciones de neutralización de DAR. Scharer et al. (1994) indica además que si se ignorara
las restricciones de oxígeno, la
predicción de oxidación ( y por lo tanto producción de DAR) es cientos de veces más alta que las
que se observan en las PDC.
No hay pruebas de laboratorio recomendadas para predecir el potencial DAR en las colas bajo las
condiciones de oxígeno limitado.
Las pruebas estáticas proveen información útil y relativamente barata. Las pruebas cinéticas no
son garantía debido a que no
reproducen las condiciones ambientales a las que se exponen las colas. Sin embargo, pruebas de
laboratorio adicionales pueden ser
necesarias para obtener datos del "peor caso" de la calidad del agua de lixiviación. Como se
describe en otra parte de esta sección,
las colas neutralizadas todavía pueden producir lixiviado con alto contenido de metales
Para predecir el "peor caso" de cargas de contaminantes descargados del embalse al ambiente, se
deben considerar datos empíricos
de calidad de agua que simulen el DAR de las colas, y de ser posible colas que hayan pasado por
un ciclo de formación de DAR y
una subsecuente neutralización . Luego conjuntamente con los estimados flujos de descarga (p.e.
de modelos de filtraciones) se
predice la carga a liberar. Si las cargas resultantes de la predicción fueran altas, se pueden
implementar medidas de mitigación
adicionales. Estas pueden incluir un revestimiento de baja permeabilidad, un sistema de colección
de efluentes lixiviados con el
tratamiento de agua subsecuente (ver sección 9.4.3) y el diseño de una cobertura que limite el
acceso de aire o agua.
Empleando los resultados de la prueba estática, se pueden hacer cálculos aproximados dividiendo
las colas en dos ambientes, sobre
el nivel de agua y bajo el nivel de agua. Scharer et al. (1994) recomienda el mismo tipo de prueba
estática de laboratorio como se
describió anteriormente, además de la determinación del tamaño de partículas para determinar el
contenido de agua Ínter granular y
comportamiento hidrogeológico.
Las siguientes medidas de campo (asumiendo una instalación construida de colas) se
recomiendan (Scharer, et al. 1994):
• Muestras de agua de pozos superficiales en las colas
• Profundidad del nivel de agua
• Contenido de humedad en las colas por encima del nivel de agua
• Cantidad de gas oxígeno presente

Cálculos teóricos más sofisticados y modelos numéricos van cobrando cada vez mayor
importancia entre los métodos de predicción
de formación de DAR en algunas presas de colas. La medición del consumo de oxígeno provee
valores para las simulaciones
numéricas de modelos de generación de DAR. (p.e. WATAIL - Scharer, et al. 1993)
7.6 Geología de los Depósitos de Minerales de Bolivia con respecto al DAR
La geología, en especial la geología de los depósitos minerales de Bolivia, es de particular
importancia con respecto al potencial de
los materiales residuales (p.e., colas) que serán de preocupación ambiental. Esto es debido al
potencial de los minerales sulfurosos
en los depósitos que lleguen a ser generadores de ácido.
La Tabla 1 resume los principales modelos de depósitos de mineral identificados en Bolivia
(USGS y GEOBOL, 1992). Los
modelos de depósitos de mineral están agrupados en metálicos versus no metálicos. Esta guía se
centra sólo en los depósitos de
minerales metálicos.
Los depósitos metálicos están adicionalmente subdivididos de acuerdo con el contenido alto o
bajo de minerales de sulfuro de
hierro (p.e., pirita, pirrotita o marcasita). Los depósitos de mineral que contienen grandes
cantidades de sulfuros de hierro son de
mayor preocupación debido al potencial DAR de las colas. Los modelos de depósitos minerales
bolivianos, los cuales tienen
característicamente grandes cantidades de sulfuros de hierro, son vetas polimetálicas o depósitos
de antimonio sintectónicos.
Los depósitos de vetas polimetálicas bolivianas pueden ser mucho más grandes y tener mayor
cantidad de metales que los
depósitos de vetas polimetálicas de otros sitios. Los depósitos de mineral agrupados en el modelo
de veta polimetálica boliviana
(Tabla 8, en USGS y GEOBOL, 1992) han producido diversos metales, principalmente, cobre,
plomo, plata, estaño y zinc. Los
metales adicionales producidos de depósitos de vetas polimetálicas bolivianas incluyen
antimonio, bismuto, oro, wolfram, y con
menos frecuencia, cadmio, indio y molibdeno.
El segundo modelo de depósito mineral de mayor importancia debido a minerales con alto
contenido de sulfuro de hierro está en
los depósitos de antimonio sintectónico, el cual produce antimonio y antimonio más oro. Asignar
todos los numerosos depósitos de
antimonio al modelo de antimonio sintectónico debe ser considerado como especulativo porque
solo unos cuantos depósitos
bolivianos se han evaluado en detalle. Sin embargo, si es verificado, la clasificación tiene
implicaciones geoambientales
significativas debido a la asociación de minerales de sulfuro con cuarzo-carbonato (caliza o
dolomita) minerales ganga los cuales
son agentes potenciales de neutralización del DAR.
Tabla 1
Modelo de Clasificación de Depósitos Minerales
para el Altiplano Boliviano y la Cordillera Occidental,
y su Clasificación de Peligrosidad Respecto a su Potencial de Generación de DAR
Depósitos Metálicos Metal Principal Clasificación de
Peligrosidad DAR2
Modelos de yacimientos de mineral con significativo contenido de sulfuros de Fe
Antimonio Sintectónico 1 Sb, Pb, Zn, Au, Y Minerales Carbonato en la ganga
Vetas polimetálicas Bolivianas Pb, Zn, Ag, Cu, Sn, W, Bi,
Au
IIB Minerales Carbonato en la roca
encajonante
III Sin Minerales Carbonato en la
roca encajonante
Modelos de yacimientos de mineral con bajo contenido o sin sulfures de Fe
Cobre Basáltico Cu IB
Manganeso Epitermal Mn IB
Vetas Epitermales de cuarzo-alunita Au, Ag IB
Vetas de oro con bajo contenido de Sulfuros1 Au IB
Placeres de metales preciosos Au, Ag IB
Cobre en roca sedimentaria Cu IB
Depósitos No-metálicos
Sal en estratos, Boratos, Arcilla, Piedras Ornamentales, Azufre, Yeso,
Diatomitas Lacustrinas, Perlita, Pómez y Cenizas Volcánicas, Sal
Muera, Arena de Sílice, Sulfato de Sodio, Travertino, Trona
IA
Nota: Adaptado del USGS y GEOBOL (1992).
'identificados en la Cordillera Oriental, más no en la Cordillera Occidental o en el Altiplano