Вы находитесь на странице: 1из 4

SESION N° 1

V. ¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE AGUAS SUPERFICAILES Y


SUBTERRANEAS?

5.1 AGUAS SUPERFICIALES

Se llaman aguas superficiales a las aguas que están arriba de la corteza terrestre, como
los ríos, lagos, océanos, mares y lagunas. Además, contemplan los copos de hielo que se
acumulan en las altas montañas y en las zonas polares. Entonces, las aguas superficiales
son aquellas que se originan a partir de las precipitaciones atmosféricas, exceptuando el
agua marina. Las aguas superficiales son útiles para el desarrollo de deportes naúticos, la
cría de peces; riego de las siembras; como medio de accesibilidad de un sitio a otro y para
generar energía hidraúlica.
Las aguas superficiales están clasificadas en cuatro tipos:
–Corrientes o lóticas: son las que se mueven en una misma dirección siempre, donde se
ubican los arroyos, ríos, riachuelos y manantiales.
–Lénticas: son aquellas que están estancadas como las lagunas, pantanos, lagos y
charcos.
–Modificadas: son aquellas donde interviene la mano del hombre.
–En estado natural: son las aguas que no han sido modificadas por acciones antrópicas.

Las aguas que discurren por la superficie de las tierras emergidas son muy importantes
para los seres vivos, a pesar de que suponen una ínfima parte del total de agua que hay en
el planeta. Su importancia reside en la proporción de sales que llevan disueltas, muy
pequeña en comparación con las aguas marinas. Por eso decimos que se trata de agua
dulce. En general proceden directamente de las precipitaciones que caen desde las nubes
o de los depósitos que éstas forman. Siguiendo la fuerza de la gravedad, los ríos discurren
hasta desembocar en el mar o en zonas sin salida que llamamos lagos.
Los ríos se caracterizan por poseer en general un caudal más regular que los torrentes, a
causa de la longitud superior de su recorrido y al aporte de las aguas subterráneas. Como
modeladores del relieve los ríos son los agentes geológicos más importantes, ya por la
acción geológica que realizan, ya por la extensión de las áreas sobre las que actúan. Como
las características de erosión y sedimentación van variando y en consecuencia también
las formas erosivas y de acumulación, clásicamente se han dividido los cursos fluviales
en tres partes: tramo superior, tramo medio y tramo inferior. El río principal con todos
sus afluentes, constituye una red fluvial, también llamada cuenca hidrográfica. El caudal
de un río depende de las fuentes que lo alimentan, de la cuantía de las precipitaciones y
aguas de deshielo, del grado de permeabilidad de los terrenos que atraviesa -en regiones
cársticas son frecuentemente los ríos subterráneos- del coeficiente de evaporación, etc.
Se llama régimen de un río a la evolución habitual del caudal de un río en el curso de un
año (procedencia de las aguas que lo alimentan, régimen nival, pluvionival, periodicidad
de sus aguas altas y bajas, grado de regularidad de su caudal, etc.).
Ilustración 1 , Principales ríos del mundo con su cuenca. Fuente: La Tierra. Círculo de
lectores, 1985

5.2 AGUAS SUBTERRANEAS


Es aquella parte del agua existente bajo la superficie terrestre que puede ser colectada
mediante perforaciones, túneles o galerías de drenaje o la que fluye naturalmente hacia la
superficie a través de manantiales o filtraciones a los cursos fluviales.

Ilustración 2, El agua subterránea como parte del ciclo hidrológico, Fuente:


http://www.madrimasd.org, 2007
El termino de aguas subterráneas está relacionado directamente al termino de acuífero,
Un acuífero es un volumen subterráneo de roca y arena que contiene agua. El agua
subterránea que se halla almacenada en los acuíferos es una parte importante del ciclo
hidrológico. Se han realizado estudios que permiten calcular que aproximadamente el 30
por ciento del caudal de superficie proviene de fuentes de agua subterránea.

Ilustración 3, representacion grafica de un acuifero. Fuente:


www.oldsaybrookct.org/Pages/OldSaybrookCT_APA/index

Los conceptos de acuífero y de agua subterráneas pueden variar según se trate de sistemas
en estado natural o de sistemas en explotación, de forma que se suele aceptar una
definición más amplia en el caso de unidades no explotadas que cuando se ponen por
medio intereses económicos, sin embargo la lógica parece indicar que dicha definición ha
de ser independiente del uso del recurso. Al margen de las consideraciones apuntadas
anteriormente y, como punto de partida para el tema que vamos abordar, las diferentes
formaciones geológicas se pueden clasificar en su función de su capacidad para almacenar
y transmitir agua.
SESION 2

V. CLASIFICACION DE ACUIFEROS Y CLASIFICACION DE ROCAS