Вы находитесь на странице: 1из 4

son los conocimientos, habilidades y destrezas que desarrolla una persona para

comprender, transformar y participar en el mundo en el que vive.


La competenciano es una condición estática, sino que es un elemento
dinámico que está en continuo desarrollo. Puede generar, potenciar apoyar y
promover el conocimiento.

Ciencia en educacion infantil

Todos nacemos científicos. En nuestra vida diaria estamos constantemente


resolviendo problemas, probando cosas y haciendo experimentos. Hacemos
ciencia.

Froebel dijo hace mucho tiempo, que para los niños (también para nosotros los
adultos) descubrir la respuesta a una pregunta, aunque sea a medias, es
muchísimo más valioso que escuchar la respuesta de otra persona.

A continuación, basándome en la página web de Educación Inicial de Irlanda,


explicaré por qué que la ciencia es importante en educación infantil, cómo puede
ser integrada al currículum, y algunas ideas para promover la ciencia en el
jardín.

¿Por qué es importante la ciencia en educación infantil?


Cuando los niños tienen oportunidades para explorar e investigar su entorno
inmediato, comienzan a desarrollar habilidades y características que podríamos
llamar científicas, y que permiten a los niños descubrir y darle sentido a su
mundo social y natural.

Estas características incluyen una actitud de curiosidad, pensamiento crítico y


persistencia para resolver problemas. Interactuar con otros, jugar, investigar,
preguntar, arriesgarse y probar ideas son parte de las experiencias que ayudan
a los niños a desarrollarlas. A medida que aprenden, prueban otra vez sus
teorías, ajustándolas a nuevas experiencias, haciendo descubrimientos.

¿Cómo puede ser la ciencia integrada al currículum?


La ciencia no es un rincón específico de la sala de clases. Está integrada en
todas las experiencias de aprendizaje: al armar y desarmar, al pintar, al ir al
patio, al comer. Lo importante es pensar científicamente al realizar estas
actividades, lo que puede ser promovido por la educadora al introducir
materiales específicos, al hacer preguntas interesantes, al pensar en la ciencia
como algo importante.

Algunas ideas para promover la ciencia en el jardín


– Crear un espacio dentro de la sala con materiales que sirvan para explorar, por
ejemplo lupas, espejos, imanes, reglas, balanzas.

– Empezar por lo que conoces y te gusta. Y lo que conocen y les gusta a los
niños. Criar una mascota (caracoles y gusanos son excelentes mascotas),
plantar un huerto, visitar un parque.

– Aprovechar los alrededores y el conocimiento de las familias y la comunidad.

– Observar a los niños, hacer preguntas sobre lo que están haciendo. Si hacen
un descubrimiento nuevo, aprovechar esta oportunidad.

– Dejar tiempo a los niños para explorar los materiales y descubrir de qué se
tratan, para qué sirven.

– Responder a las preguntas de los niños de manera honesta, si no sabes algo,


entonces pueden explorarlo juntos!

– Incorporar libros de ciencia dentro de la sala. No necesariamente libros para


niños, las enciclopedias con imágenes pueden ser un recurso muy interesante.

Pequeños cambios en la sala y en el curriculum pueden entregar a los


niños muchísimas posibilidades de explorar, preguntarse, y de ser científicos.

as competencias cognitivas y afectivas que el niño en edad preescolar pone en


juego a partir de su relación con el entorno natural y social"
La importancia de conocer el entorno natural y social para los niños es sinónimo de
desarrollo de muchas competencias cognitivas y afectivas, ya que al interactuar con
su entorno social y explorando su mundo ponen a prueba muchas habilidades y
capacidades que adquieren desde su nacimiento, y van reforzando sobre todo en la
edad preescolar, que es una etapa donde la curiosidad por comprender su entorno es
muy valiosa, y el docente debe valerse de este desarrollo en los niños para
maximizar los conocimientos previos de los niños.

Es importante que se le enseñe al niño sobre el entorno natural y social para que
este vaya poniendo en práctica las capacidades de razonamiento que les permiten
reflexionar y analizar las cosas que suceden a su alrededor, también adquiriendo
competencias afectivas como el amor propio y el amor por el medio ambiente,
cuidándolo, respetándolo, comprendiendo que hay una diversidad social y cultural,
todo esto para que ellos amplíen su mirada acerca del ambiente.

Es importante también que el niño observe, dialogue e intercambie opiniones para


profundizar sobre el aprendizaje del mundo natural y social. Entre las capacidades
cognitivas que desarrollan están: El aumento de conocimientos de la naturaleza en
su contexto, la memorización y la evocación de recuerdos. En el preescolar, los niños
ponen en práctica sus conocimientos acerca del entorno ambiental y social
identificando rasgos de la naturaleza y su medio, comparando o discriminando ideas,
comprendiendo o interpretando información en base a conocimientos previos, y
realizan hipótesis de acuerdo a sus experiencias.

Hagamos que nuestros alumnos puedan aprender el gran valor de la naturaleza,


amarla, cuidarla y respetarla y para eso es necesario que los acerquemos a ella, que
la sientan, que la experimenten, que la disfruten, que la huelan. Es nuestro deber
como futuras educadoras que ellos la valoren y la disfruten.