You are on page 1of 3

Ecuación de Cantidad de Movimiento

para un volumen de control con


aceleración rectilínea

Para un volumen de control inercial (que no tiene aceleración en relación con un marco
de referencia estacionario), la formulación apropiada de la segunda ley de Newton está
dada por la ecuación. 4.26,
(4.26)

No todos los volúmenes de control son inerciales; por ejemplo, un cohete debe
acelerar si va a despegar. Ya que estamos interesados en analizar los volúmenes de
control que pueden acelerar en relación con las coordenadas de inercia, es lógico
preguntar si la ecuación. 4.26 se puede utilizar para un volumen de control con
aceleración. Para responder a esta pregunta, repasemos brevemente los dos elementos
principales utilizados en el desarrollo de la ecuación. 4.26.
Primero, al relacionar las derivadas del sistema con la formulación del volumen de
control (ecuaciones 4.25 o 4.10), el campo de flujo, , se especificó en relación
con las coordenadas x, y y z del volumen de control. No se colocó ninguna restricción en
el movimiento del marco de referencia xyz. En consecuencia, la ecuación 4.25 (o la
ecuación 4.10) es válida en cualquier momento para cualquier movimiento arbitrario de
las coordenadas x, y, y z siempre que todas las velocidades en la ecuación se midan en
relación con el volumen de control.
En segundo lugar, la ecuación del sistema.

(4.2a)

donde la cantidad de movimiento lineal del sistema está dado por

(4.2b)

es válido solo para velocidades medidas en relación con un marco de referencia inercial.
Por lo tanto, si denotamos el marco de referencia inercial por XYZ, entonces la segunda
ley de Newton establece que

(4.27)

Dado que las derivadas de tiempo de y no son iguales cuando el marco de


referencia de volumen de control xyz se está acelerando en relación con el marco de
referencia de inercia, la ecuación 4.26 no es válido para un volumen de control con
aceleración.
Para desarrollar la ecuación de cantidad de movimiento para un volumen de control
con aceleración rectilínea, es necesario relacionar del sistema con del
sistema. La derivada del sistema puede relacionarse con las variables de
volumen de control a través de la ecuación. 4.25. Comenzamos escribiendo la segunda
ley de Newton para un sistema, recordando que la aceleración debe medirse en relación
con un marco de referencia inercial que hemos designado como ZXY. Nosotros
escribimos

(4.26)

Las velocidades con respecto al inercial (XYZ) y las coordenadas del volumen de
control (xyz) están relacionadas por la ecuación de movimiento relativo

(4.29)

donde es la velocidad de las coordenadas de volumen de control xyz con respecto a


las coordenadas estacionarias "absolutas" XYZ.
Dado que estamos asumiendo que el movimiento de xyz es una traslación pura, sin
rotación, relativa al marco de referencia inercial XYZ, entonces

(4.30)

donde
es la aceleración rectilínea del sistema en relación con el marco de referencia
inercial XYZ,
es la aceleración rectilínea del sistema en relación con el marco de referencia no
inercial xyz (es decir, en relación con el volumen de control), y
es la aceleración rectilínea del marco de referencia no inercial xyz (es decir, del
volumen de control) en relación con el marco inercial XYZ.

Sustituyendo de la ec. 4.30 en la ec. 4.28 da

(4.31a)

donde la cantidad de movimiento lineal del sistema está dado por

(4.31b)

y la fuerza, , incluye todas las fuerzas de superficie y de cuerpo que actúan sobre el
sistema.
Para derivar la formulación de volumen de control de la segunda ley de Newton,
establecemos
y

de la ecuación 4.25, con esta sustitución, obtenemos

(4.32)

Combinando la ecuación 4.31a (la ecuación de cantidad de movimiento lineal para el


sistema) y la ecuación. 4.32 (la conversión de volumen del control del sistema), y
reconociendo que en el momento t0 el volumen del sistema y de control coinciden, la
segunda ley de Newton para un volumen de control acelerado, sin rotación en relación
con un marco de referencia inercial es

Como , esta ecuación se convierte en

(4.33)