Вы находитесь на странице: 1из 1

ABUSO DE AUTORIDAD

El abuso de autoridad, también conocido como abuso de


poder o abuso de las funciones públicas, son prácticas de
intercambio social en las que se ejecuta una conducta basada
en una relación de poder, jerarquizada y desigual. En otras
palabras, es una situación donde la autoridad o individuo que
tiene poder sobre otros debido a su posición social,
conocimiento o riqueza utiliza ese poder para su beneficio.
El poder que se le obsequia a los políticos y funcionarios
públicos de un país es otorgado con el fin de ser utilizado para
mejorar el país en todos sus aspectos. Por lo tanto, quien tenga
el poder debe identificar cual es el interés común de los
ciudadanos, trabajar por el pueblo y realizar obras que ayuden
a muchos y que no afecten a nadie. "Siempre" se busca que el
poder se utilice para el beneficio to tal de la sociedad. Lo que sí
es cierto es que “el poder se ha ejercido desequilibradamente y
a favor de quienes ostentan otros poderes en la sociedad.”

NEPOTISMO
El nepotismo es la preferencia que tienen
algunos funcionarios públicos para dar
empleos a familiares o amigos, sin importar el
mérito para ocupar el cargo, sino su lealtad o
alianza.1
Según Murídicas,2 en países donde se ejerce
la meritocracia (en su concepción
de darwinismo social), el nepotismo es general
mente negativo y se considera corrupción.
Viene determinada por el propio empresario,
propietario y gestor de los bienes de producción, en su propio interés y provecho.

SOBORNO

El latín es donde procede, etimológicamente


hablando, el término que ahora nos ocupa. Más
exactamente nos encontramos con el hecho de
que aquel emana del verbo subornare que era
fruto de la suma del sufijo sub-, que puede
traducirse como “debajo”, y el verbo ornare,
que es equivalente a “equipar”. De esta
manera, se llega a la conclusión de que
subornare era sinónimo de “proveer a
escondidas”.

Soborno es la dádiva con que se soborna y la acción y efecto de sobornar. Este


verbo, con origen en el latín subornāre, se refiere a corromper a alguien con
dinero, regalos o algún favor para obtener algo de esta persona.