Вы находитесь на странице: 1из 2

Revista Médica Rebagliati

EDITORIAL

EL QUEHACER MEDICO DENTRO DE LA SOCIEDAD ACTUAL


1
Carmen Palomino Guerrero
(1) Servicio de Emergencia de Adultos, Hospital E. Rebagliati Martins

D
esde la historia de la humanidad, el sobre su situación clínica, y a decidir entre
comportamiento del médico, ha las opciones posibles sobre su tratamiento
tenido siempre una estrecha relación como adulto autónomo.
con el enfermo dentro de la sociedad, en la
cual se desenvolvió. El médico, de ser padre sacerdotal (rol
tradicional de su profesión), se transformó
Desde Imhotep, considerado el dios Egipcio en asesor técnico de su paciente; ofrece sus
de la Medicina, se desempeñaba como conocimientos y consejos, pero cuyas
sacerdote, Astrónomo, Médico, Arquitecto; decisiones ya no asume.
con la fama de sanador. Por los Romanos
fue llamado Esculapio (1). La relación médico paciente de ser relación
de dos (bipolar), se fue colectivizando,
Recordemos el mensaje atribuido a teniendo muchos trabajadores sanitarios en
Esculapio; que dice, que “muchas veces las la relación, como intermediarios, la relación
enfermedades son atribuidas al alma, y no se horizontalizó, adaptándose a la relación
del cuerpo,”… “que, si das consuelo, amor, de adultos en sociedades democráticas (2).
respeto, tolerancia, una caricia y un beso
puedes curar”. En la actualidad, el actuar médico se ve
inmerso en la era de la autonomía del
4,000 años antes de cristo, la medicina paciente y en la era de los contribuyentes,
estaba a cargo de sacerdotes, que tenían que al final se encarga de contener el gasto
gran prestigio. Con el devenir de los siglos, y administrar los recursos sanitarios.; donde
la historia del médico dentro de su sociedad, el paternalismo médico y la autonomía del
fue cambiando, y por ende también su paciente, con respecto a las decisiones
relación con los enfermos; así notamos que, médicas, se verán reemplazados por
en las últimas décadas del siglo 20, hubieron consideraciones sobre eficiencia y conve-
cambios importantes y trascendentes, que niencia a nivel social e institucional.
en los últimos 25 siglos.
Los deseos tanto del médico como de los
El paso del modelo paternalista que se pacientes se ven afectados y subordinados
desarrollaba desde la antigüedad, al a los deseos de los administradores de
autonomista, afecto tres elementos salud y es la llamada medicina gestionada,
importantes que se producen obligato- creando la nueva relación médico- paciente.
riamente en una relación médico paciente
(1). Por lo tanto, entre el paternalismo tradi-
cional, el autonomismo más extremo del
El enfermo tradicionalmente era receptor de paciente, donde tiene que tomar decisiones
las decisiones médicas que se tomaban por que afectan su propio cuerpo, y la adminis-
su bien; y que a fines del siglo 20 se tración de los recursos de salud más
transformó en un paciente con derechos de burócrata y rígida, se encuentra un amplio
decisión autónoma, sobre procedimientos abanico de posibilidades en la que
diagnósticos y terapéuticos, que se le desarrollamos nuestra práctica clínica.
indiquen.
A esto agreguemos, que nos desenvol-
En 1973 la Asociación Americana de vemos dentro de una sociedad política-
Hospitales aprobó la primera Carta de mente organizada, a su manera; donde el
Derechos del paciente, que supone el médico, es un actor principal, porque prima
reconocimiento oficial del Derecho del su rol responsable y ético, de velar por la
Enfermo a recibir una información completa salud del enfermo, y a la vez asesorar a los

Rev. med. Rebagliati 2018; 1(3): 5-6

5
Revista Médica Rebagliati

entes administrativos de la gestión de los Por lo tanto, en esta sociedad convulsio-


recursos sanitarios, de las exigencias que nada, el rol del médico es sacrificada,
tiene el médico, para desarrollar con porque siempre tiene mostrar lo mejor de su
responsabilidad, eficiencia, eficacia y persona, incluso sacrificando su salud, para
calidad, la atención de los enfermos; en la desarrollar su trabajo eficientemente, dentro
institución donde ejerza su rol de médico. del marco ético y gran responsabilidad.

Referencias Bibliográficas

1. Lain P. Que es ser un buen enfermo. En: 2. Lázaro J, Gracia D. The doctor-patient
ciencia, técnica y Medicina. Madrid: relationship in history. En: Lain Entralgo
Alianza. 1986:248-264. P. El Médico y el enfermo. Madrid:
Triacastela; 2003: 9-36.

Rev. med. Rebagliati 2018; 1(3): 5-6