Вы находитесь на странице: 1из 9

Colegio Latinoamericano del Ejército de Nicaragua

“Comandante Hugo Rafael Chávez Frías”

Alumnos: Andrea Melissa Carcache Morán

Kenneth Saúl Blandón Larios

Carlos Iván Navas Castañeda

Profesor: Melvin Osejo

Grado: 10mo

Sección: “A”

Fecha de entrega: 2 de abril de 2019


Tema general: Desinterés en la lectura

Tema delimitado: Influencia de la lectura en el desarrollo académico en los


jóvenes de 11mo B del Colegio Latinoamericano II Bimestre 2019

Problema: Cómo afectará al estudiante tanto académicamente como


personalmente el desinterés en la lectura.

Objetivos

Objetivos específicos

 Explicar los factores que inciden en la ausencia de la lectura para identificar


los posibles patrones que presentan los individuos que hacen que estos
tengan poco interés en la lectura.
 Determinar la actitud del estudiante y su interés que posee en la lectura
 Comparar los hábitos y prácticas que antes se tomaban entorno a la lectura
y las que se toman hoy en día.

Objetivo general

 Explicar factores que inciden en la falta de interés por la lectura para


remediar el escaso hábito que tienen por esta los jóvenes de 11mo B del
colegio Latinoamericano.
Justificación

Desde tiempo atrás el hombre desarrolló el hábito de la lectura a necesidad de


Comunicarse con sus semejantes, también para expresar los sentimientos y
pensamientos que tenían. Muchos escritores comenzaron a publicar sus obras con
gran frecuencia y la sociedad comenzó a familiarizarse con este fenómeno, pero
ahora gracias a diversos factores, el hábito de la lectura comienza a perder fuerza
con gran frecuencia y en consecuencia la poca cultura que van adquiriendo los
jóvenes, además de la poca creatividad que estos poseen como individuos porque
siguen un sinnúmero de patrones que los ha conllevado al poco interés en la lectura.

Felipe Garrido afirma en su libro "El buen lector se hace, no nace" (2002) que la
lectura es una ventana por la cual los niños ven y conocen el mundo y se conocen
sí mismo...] No verá el niño la belleza del mundo circundante si no ha percibido la
belleza de la palabra leída en el libro. El camino al corazón y a la conciencia del
niño llega por dos lados que parecen opuestos a primera vista: del libro, de la
palabra leída la expresión verbal; y de la palabra instalada ya en el mundo espiritual
del niño al libro, a la lectura, a la escritura

La lectura, cotidiana y sistemática es esencial en el desarrollo de la formación de


una ciudadanía responsable y con ella de los pueblos. Quien no lee no sabe. Quien
no sabe, nada aporta. Será por eso que el capital prefiere una población sin más
“saber” que escribir su nombre.

En la actualidad el hábito de leer libros perdió su importancia y valor que tuvo desde
sus comienzos; ésta era considerada una herramienta de poder para quienes la
poseían, y lograba llevar al hombre a reflexionar, atravesar más allá de las fronteras
impuestas por la cultura, romper los tabús creados por la religión, y explorar a través
de la imaginación sin explicaciones científicas.

El consumo del libro en Nicaragua es bajo y la lectura ocupa el mismo lugar o un


espacio más bajo. En más de alguna ocasión hemos aludido la falta de cifras sobre
la producción y consumo de libro en nuestro país, a pesar de que oficialmente
contamos con un consejo Nacional del Libro y una Cámara del Libro que aglutina a
las empresas dedicadas a la edición, producción, comercialización y promoción del
libro de la lectura.

Esto llega a preocupar no solo a las escuelas, sino a la sociedad como tal y por lo
tanto la cultura y desarrollo de esta misma. La mayoría de las jóvenes hoy en día
prefieren dedicar tiempo a otras actividades y son pocos aquellos que leen porque
les apasionan y si lo hacen lo más que llegan a leer son las tareas asignadas de la
escuela o universidad mostrando un desinterés en informarse o culturizarse sobre
distintos temas.

Un artículo del Nuevo Diario publicado el 14 de septiembre de 2014 con nombre


“Los nicas prefieren una lectura Light” decía que la mayoría de jóvenes prefieren
una lectura light la cual no está mal ya que fomenta la habilidad de la lectura, lo
preocupante aquí es leer el término “light” debido a que preferían sagas y novelas
para adolescentes como “Bajo la misma estrella”, libros de Paulo Coelho lo que
indujo a creer que esto es por un patrón social porque los muchachos antes estaban
influenciados a leer siendo estos libros considerados “populares”.

Podemos observar que desde 2015 a 2019 hay constantes búsquedas de


estrategias para promover el interés en la lectura en Nicaragua lo que ha alarmado
ya que la mayoría de los jóvenes prefieren ser conformistas antes de ser
mundonovistas

Nuestro mayor interés por realizar esta investigación es dar a conocer las distintas
causas por las que hemos caído en un conocimiento incipiente en la lectura, la
importancia que tiene el desarrollo personal y académico y las distintas
consecuencias que se pueden provocar debido a esto.

Los beneficios para llevar a cabo nuestra investigación sería poder dejar un legado
el cual los adolescentes del Colegio Latinoamericano puedan utilizar como fuente
de información para dar a conocer los distintos factores que promueven y han
influenciado el desinterés en la lectura, además de ayudar a cambiar el pensar de
los jóvenes haciendo que estos dejen de ser zombis dependientes de un
pensamiento mismo y comiencen a reconocer el poder que tienen los libros para la
mente humana para poder así desarrollar un criterio propio que los motive a crear y
avanzar como especie.

Antecedentes

La problemática de la lectura va más alá del fomento de esta, parte del acceso a
libros y espacios que le permitan a niños, niñas y jóvenes vivir experiencias
memorables y sostenidas con los libros.

Desde organizaciones sin fines de lucro e instituciones estatales se desarrollaron


iniciativas para fomentar la lectura y el entendimiento de lo que se lee, algunas de
estas iniciativas todavía tienen impacto como Libros para Niños y la Biblioteca
Alemana.

Federico Navarro (oct. 2016) Rev. signos vol.49 supl.1 Valparaíso en su artículo
Panorama histórico y contrastivo de los estudios sobre lectura y escritura en
educación superior publicados en América Latina En el marco de la expansión del
acceso a la educación superior en la región de las últimas décadas y los desafíos
que las nuevas poblaciones estudiantiles representan (UNESCO, 2009; Ezcurra,
2011; Fernández Lamarra & Costa de Paula, 2011), distintas universidades
latinoamericanas pusieron en marcha cursos curriculares y extracurriculares de
enseñanza de la lectura y la escritura académicas en diferentes etapas de la
educación superior desde los años 90 y, en particular, desde mediados de los años
2000. Este proceso multiplicó la comunidad de docentes interesados y
especializados en la temática y, al ser un espacio de docencia e investigación
novedoso, favoreció los vínculos e intercambios interdisciplinarios.

Ramos Erazo, Lucia Gabriela; Jiménez Coloma, María Magdalena (2014). Factores
sociales y su incidencia en la lectura de los estudiantes de décimo año de educación
general básica del colegio fiscal técnico Laurel año lectivo 2014 – 2015. Guayaquil.
ULVR. Facultad de Educación Carrera de Administración Secretarial. Plantean lo
siguiente en su investigación Gil (2009), analizó “Factores que influyen en el
desinterés por la lectura” tomando como objeto de estudio a estudiantes
secundarios de instituciones locales. En esta investigación identificó factores
psicológicos y sociales que inciden en el desinterés por la lectura. Hay factores
psicológicos que influyen en la motivación por parte de los padres y docentes.

Issa Gaona (Mayo 21, 2016) Siempre ha sido considerado el grupo familiar, desde
el punto de vista social, como el grupo más íntimo e importante; el escenario familiar
es el lugar en el que se forman las estructuras fundamentales, se establecen los
patrones normativos, los hábitos y las jerarquías; se inicia el desarrollo intelectual y
motriz o se prepara a los niños para la inserción futura en una sociedad más amplia

Felipe Garrido en su libro “El buen lector se hace no se nace” nos dice que la
formación de lectores comenzó a preocuparle debido a que cuando empezó a dar
clases, en 1962 o 1963, en el Centro universitario México, una preparatoria de
hermanos maristas en la capital del país. Aunque el nivel académico de la escuela
y de los alumnos era alto, en su mayoría aquellos muchachos que lo oían hablar de
etimologías y de literatura mexicana habían leído poco. Estaban bien alfabetizados,
estudiaban con dedicación, pero no sabían quién era Phileas Fogg, ni Demetrio
Macías, ni el capitán Silver. Si alguna idea tenía de Pinocho y de Peter Pan no se
la debían a Collodi ni a Barrie, sino a Walt Disney

Licenciada Lina de las Mercedes Quinatoa Venegas (2017) en su investigación “Las


redes sociales y su relación con la lectura de la unidad educativa Pedro Fermín
Cevallos” nos dice que el estudio británico, llamado “Perder las costumbres
tecnológicas” realizado en el año 2012 uno de los investigadores Jonathan Douglas
(2011), destacó los problemas que acechan a los adultos que en su infancia no
acostumbraban a leer al menos un libro por mes. Al respecto, indicó que presentan
falencias en la gramática y también en la lectura, dado que el nivel que ostentan es
similar al de un menor. Para el estudio, los investigadores consultaron a más de
18.000 niños de entre 8 y 17 años de todo el Reino Unido. El resultado al que
arribaron fue que el 13% de los participantes no había leído ni un libro en el último
mes.

En los marcos de las observaciones anteriores tenemos que la lectura no es solo


decodificar las letras, la lectura es una interacción entre el lector y el texto, nos
permite enriquecernos con nuestra cultura y con del mundo, y por ende nos permite
adquirir nuevos conocimientos.

De igual manera la lectura desarrolla la imaginación y la creatividad de los


estudiantes, así teniendo un mejor aprendizaje y con respecto a los que
anteriormente presentamos podemos ver como instituciones buscan diferentes
soluciones para promover la lectura a manera internacional sin embargo esta tarea
no es tan fácil como parece porque esto se da desde 2003 no obstante por más
campañas de reflexión que se den los jóvenes no muestran mucho interés en la idea
de dedicar su tiempo para leer un libro sino que consideran leer como una pérdida
de tiempo o que es muy aburrido.
Marco Teórico

I. Lectura
a. Concepto de Lectura
b. Etimología de la palabra
c. Origen
d. Antecedentes históricos
1. Literatura griega
2. Literatura romana
3. Literatura medieval
4. Literatura renacentista
5. Literatura neoclásica
6. Literatura romántica
7. Literatura norteamericana
8. Literatura realista
9. Poesía Simbolista
10. Literatura vanguardista
11. Narrativa contemporánea
12. Modernista
e. Tipos
1. Silenciosa
2. Superficial
3. Comprensiva
4. Oral
5. Reflexiva
f. Niveles de comprensión lectora
1. Literal
2. Inferencial
3. Crítico
II. Factores que influyen en el desinterés por la lectura
a. Medios de comunicación masiva
1. Televisión
1.2 series
1.3 películas
2. Radio
2.2 Música
3. Redes sociales
3.2 Facebook
3.3 Twitter
3.4 Instagram
4. Economía
5. Lecturas asignadas
5.2 Escuelas
5.2.1 Técnicas utilizadas por docentes
6. Sociedad
7. Educación del país
8. Ambiente de desarrollo del individuo en el hogar
8.1 Familia
III. Influencias que tienen los jóvenes por la lectura
1.1 Novelas juveniles
1.2 Internet
IV. Actualidad literaria
1.1 Libros en físico
1.2 Libros digitales