Вы находитесь на странице: 1из 4

Cuarto domingo de cuaresma

TIEMPO DE AMAR

MONICIÓN AMBIENTAL:
Celebramos hoy el cuarto domingo de cuaresma.
Cuaresma se hace hoy tiempo de volver a casa para sentirnos
amados.
Hoy sale a nuestro encuentro el Padre de corazón grande;
que espera sin límites, que no se separa de la puerta esperando
nuestra llegada . El padre que envió a su HIjo a buscarnos para
regalarnos vida, para llevarnos de vuelta a la casa del Padre.
Que esta eucaristía sea una nueva oportunidad de vivir el
anhelo del Padre que espera a su hijo y lo acoge con alegría, con
amor infinito. Danos el valor humilde para volver a tí, y danos
también la alegría del regreso de los hermanos.
Celebremos esta eucaristía con esperanza y con la mirada
puesta en el Padre que nos espera.
ACTO PENITENCIAL:
Perdón Señor porque dudamos muchas veces de volver al
Padre que está siempre dispuesto a perdonar.
Señor ten piedad.
Perdón Señor porque como el hijo pródigo desperdiciamos
la herencia que nos regalas y preferimos vivir alejados de ti. Cristo
ten piedad
Perdón Señor porque somos egoístas, envidiosos y no
entendemos que tu misericordia es para todos. Señor ten piedad.

MONICIÓN A LA PALABRA
Hoy vamos a escuchar en las lecturas la importancia del
arrepentimiento y de la reconciliación.
Dios nos ha hecho libres tal y como hizo libre al pueblo de
Israel, además en Jesús somos criaturas nuevas.
Contemplemos hoy al Padre que deja atrás los rencores y
nos espera con los brazos abiertos con misericordia infinita.
Escuchemos con atención.
PETICIONES Respondemos Padre, escúchanos
1. Por la Iglesia, que ha recibido de Cristo la misión de
reconciliar; para que, en medio de las tensiones y la
violencia, sea fermento de unidad y de paz. Oremos.
Padre, escúchanos
2. Por nuestro mundo, dividido por el odio, la guerra, la
pobreza, la injusticia; para que sea posible la paz, fruto de
la justicia y del amor fraterno. Oremos. Padre, escúchanos
3. Por cuantos se han alejado de Dios, para que vuelvan a la
casa de la misericordia y se alegren con gozo renovado,
roguemos al Señor.
4. Por nosotros, pecadores, que queremos hacer nuestra la
actitud de conversión del hijo menor de la parábola y
acogernos a la misericordia y al perdón de Dios; para que
valoremos el sacramento de la penitencia y nos
preparemos para celebrar nuestra reconciliación Dios.
Oremos. Padre, escúchanos
5. Por nosotros, para que seamos hogares de misericordia
para los que lo necesiten, generosos con los hermanos y
creyentes de oración. Oremos. Padre, escúchanos
6. Por la misión popular en la que se encuentra inmersa
nuestra parroquia, para que sea una oportunidad de
mostrar a los que nos rodean la misericordia con la que nos
quiere el Padre. Oremos. Padre, escúchanos
ORACIÓN
¡Padre bueno, bueno! Siempre estás buscándonos, esperando
atento a nuestra llegada y, en cuanto nos ves, sales corriendo a
abrazarnos y a besarnos.
No nos dejas tiempo para que te expliquemos lo que hicimos mal
y, encima
¡haces una fiesta para nosotros!
¡Te quiero! ¡Eres el mejor papá del mundo!
Quiero ser como Tú, quiero amar a los demás, ¡como Tú!