Вы находитесь на странице: 1из 2

EL FACTOR HUMANO EN LA CONSTRUCCION

MOTIVACION Y PRODUCTIVIDAD

La motivación es un término genérico que se aplica a una variada serie de impulsos, deseos,

necesidades, anhelos y fuerzas similares. En el ámbito laboral, motivo sería la fuerza interior que

empuja a la gente a trabajar y a cuidar su tarea, es lo que da energía, dirige, encauza y sostiene las

acciones y el comportamiento de los empleados (Gamero, 2005). Para el caso del trabajo en

construcción, Warren (1989: 2) la definió como “combinación de influencias que hacen que el

trabajador desee realizar una tarea lo más rápido posible, cumpliendo con los objetivos de

seguridad y calidad, cooperando con sus compañeros en la ejecución del proyecto en su totalidad”.

Aunque los conceptos de motivación y de satisfacción laboral están relacionados y se utilizan

indistintamente en la práctica, existe una sutil diferencia entre ellos. Así, la motivación implica un

impulso hacia un resultado mientras que la satisfacción es el resultado ya experimentado. En otras

palabras, “la motivación es anterior al resultado ya que es lo que lleva a realizar la acción, y la

satisfacción es posterior, puesto que es lo que se percibe como producto de haber realizado la

acción” (Aguirre et al., 2005: 82).

Los resultados que se presentan son fruto de un estudio exhaustivo de las investigaciones

realizadas sobre la motivación de los trabajadores de la construcción

Desde finales de los años 60 hasta la actualidad. Para la revisión de dichos trabajos se ha

efectuado una búsqueda bibliográfica en varias bases de datos (Science Citation Index, Social

Science Citation Index, Scopus, ARCOM), utilizando combinaciones de palabras clave como por

ejemplo: “satisfacción laboral”, “motivación”, “actitudes hacia el trabajo”, “obreros”,

“trabajadores de la construcción”, “industria de la construcción”. La revisión bibliográfica también


se ha llevado a cabo utilizando los nombres de autores que han investigado en profundidad el tema,

como por ejemplo Maloney y McFillen. La lectura de unos trabajos ha llevado a identificar otras

aportaciones interesantes gracias a las referencias sugeridas, y de esta forma se ha ido recopilando

la bibliografía pertinente.

Los autores que han llevado a cabo trabajos de tipo conceptual no desarrollan una teoría de

motivación propia y específica para el sector de la construcción, sino que optan por transferir y

aplicar el conocimiento ya existente en el área de comportamiento organizacional (Maloney y

McFillen, 1983). Así, en lugar de destacar las particularidades propias de esta industria, se centran

en ver las similitudes que tiene con otras industrias y aplican, entre otras, las teorías generales de

motivación de Maslow, Herzberg y Vroom.