You are on page 1of 4

DERECHO A LA SALUD

La salud tiene una importancia vital para todos los seres humanos.
Una persona con mala salud no podrá estudiar o trabajar
adecuadamente y no podrá disfrutar completamente de su vida.
Por lo tanto, el derecho a la salud constituye un derecho fundamental
de todos los seres humanos.

Principales características del derecho a la salud

La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social,


y no consiste únicamente en la ausencia de enfermedad o
discapacidad («Constitución de la Organización Mundial de la Salud»,
aprobada en 1946).
El derecho a la salud, por lo tanto, está estrechamente ligado a otros
derechos humanos fundamentales y su materialización depende de la
realización de estos otros, especialmente el derecho a al agua (que
incluye el derecho al acceso al agua potable y a saneamiento
adecuado) y el derecho a la alimentación.

el derecho a la salud se divide en varios derechos específicos que


los países deben asegurar:

El derecho a un sistema de
protección de la salud

El derecho a la prevención y a
tratamientos preventivos para
luchar contra la propagación de
enfermedades

El derecho al acceso a los


medicamentos esenciales

La promoción de la salud materna


e infantil

El derecho al acceso a los


servicios de salud apropiados

Por último, la educación y la concienciación sobre la salud


DERECHO AL JUEGO Y AL DESCANSO
Es muy importante que tengas tiempo y medios para jugar, descansar
y realizar actividades recreativas y culturales propias de tu edad.
Jugar te permite pasar tiempo con tus padres, abuelos o amigos o
jugando tú sola o solo con tu imaginación. Ir al teatro o escuchar
música te ayuda a desarrollar tu creatividad y tus conocimientos.
Hacer deporte es muy importante para que estés en forma y para
aprender a competir de manera solidaria en equipo. Ir de vacaciones
te ayuda a descubrir nuevos lugares y gente nueva. Los niños y las
niñas necesitan descansar para crecer sanos y fuertes.

Jugar, hacer deporte y también descansar es mucho más que un


pasatiempo divertido. Jugar forma parte, como la educación, de tu
desarrollo. Por este motivo, la Convención sobre los Derechos del
Niño ha reconocido el juego y el descanso como un derecho.
derecho a la educacion de los niños

El derecho a la educación es un derecho fundamental de todos los seres humanos que les
permite adquirir conocimientos y alcanzar así una vida social plena. El derecho a la
educación es vital para el desarrollo económico, social y cultural de todas las sociedades.
Sin embargo continúa siendo inaccesible para miles de niños del mundo.
La educación es el aprendizaje de diversos conocimientos. Empieza por la
adquisición de conocimientos básicos, es decir, por la alfabetización. En esta fase,
los niños aprenden a leer y a escribir gracias a la educación primaria y al apoyo de
los padres.
Es una etapa esencial que permitirá al niño continuar con su formación e integrarse
en la educación secundaria y superior.
La educación permite también transmitir principios comunes a las nuevas
generaciones, conservando y perpetuando, así, los valores de toda una sociedad.
La educación es, por tanto, un aprendizaje necesario que permite a las personas
desarrollar su personalidad e identidad, así como sus capacidades físicas e
intelectuales. De esta manera, contribuye a su plenitud personal favoreciendo la
integración social y profesional.
Derecho a la Protección
Los niños son seres jóvenes, en pleno desarrollo, que se convertirán en los adultos del
mañana. Para poder desarrollarse de manera adecuada, los niños necesitan una
protección especial. El principio del interés superior del niño principio implica dos reglas
importantes:
• Todas las decisiones que atañen al niño han de tomarse según el interés exclusivo del
niño para asegurar su bienestar inmediato y futuro.
• Todas las decisiones y todos los actos deben garantizar imperativamente los derechos
del niño. El interés superior del niño subordina la necesidad de una protección de los
niños.
El principio de interés superior del niño tiene por objetivo la promoción y garantía del
bienestar de todos los niños. Y ello, según varios aspectos:
• El bienestar físico: asegurar la buena salud y el buen desarrollo del niño (salud,
alimentación, higiene, protección contra el maltrato y actividades perjudiciales para la
salud física del niño, etc.).
• El bienestar mental: ofrecer al niño la posibilidad de desarrollarse intelectualmente
(salud mental, alimentación, educación, protección contra el maltrato y actividades
perjudiciales para la salud mental del niño, tiempo libre, etc.).
• El bienestar social: asegurar al niño la posibilidad de realizarse social y espiritualmente,
entre otros aspectos (libertad de expresión, opinión, participación, pensamiento,
consciencia, religión, tiempo libre, etc.).