Вы находитесь на странице: 1из 4

PARA EL PROFE DE VIOLIN

May 5, 2019 / 0 Comments

En todos mis años como maestra de violín he guardado en mi memoria como si fueran
fotografías las expresiones de mis alumnos cuando saco mi violín por primera vez y toco
para ellos, puedo ver la sorpresa, la alegría y ciertamente una absoluta curiosidad por el
mundo artístico que de repente aparece ante sus ojos.

"Todos los niños nacen artistas, el problema es como


seguir siendo artistas al crecer" Pablo Picasso
Como maestros, una de las tareas más importantes que tenemos es mantener el brillo en los
ojos de nuestros alumnos, ese que se ilumina la primera vez que escuchan un violín.

Existen muchos métodos para enseñarle a los niños como tener una buena postura, como
aprender cada una de las posiciones, los golpes de arco, las articulaciones, entre otras cosas
fundamentales para aprender a tocar el violín, los cuales usamos diariamente en nuestra
labor, sin embargo, solemos olvidar que sin motivación nada de esto es posible, ya que es
ese brillo en los ojos el que llevara a nuestros alumnos a lograr grandes cosas.

Además de todos los aspectos técnicos que se deben aprender, es importante que los niños
se enamoren del violín hasta lo más profundo de su ser, porque cuando uno quiere algo con
todo su corazón no habrá nada en el mundo que le impida lograrlo.

La música tiene el poder de permitirle a las personas comunicar a otros quienes son, como
se sienten y proyectar su personalidad al mundo, los pequeños lo saben y no dudan en
aprovechar cada segundo de libertad que les concede este arte.
Por eso quiero mostrarles hoy El violín feliz, un método de iniciación al violín escrito
desde las montañas Colombianas de Santa Elena, un lugar donde se respira paz, armonía y
cultura.

Sus montañas inspiran a crear y es allí mismo donde la autora de El violín feliz, Sandra
Catalina Restrepo decide comenzar a plasmar en papel la pasión que siente por enseñar y
compartir con los más pequeños el maravilloso mundo que rodea el violín.

La autora de este libro es una violinista de espíritu libre, amante de la música colombiana y
la naturaleza, siempre con una sonrisa en su rostro; Sus referentes pedagógicos para crear
este libro fueron los señores Shinichi Susuki, Edgar Willems y Johan Huizinga, Todos ellos
desarrollaron diferentes metodologías e investigaciones dedicadas a la pedagogía musical y
tienen en común que buscan siempre el disfrute de la música y el aprendizaje a través de los
sentidos y las experiencias.

Catalina ha plasmado toda su esencia en esta cartilla, la cual, además de darle a los alumnos
la oportunidad de aportar su creatividad e imaginación al proceso de aprendizaje, promueve
el amor por los animales, la naturaleza, el arte y el disfrute de cada una de las pequeñas
pero valiosas cosas la vida.

Este es un libro de historias para ser tocadas con un violín, en cada una de las canciones, su
autora Sandra catalina recrea momentos agradables que transportan al maestro al mundo
interior de los niños, “el violín feliz” fue creado para los niños; siempre soñando con una
nueva aventura musical. En este libro los alumnitos suben hasta la luna con su violín, son
detectives, tocan con los pajaritos, entre muchas más aventuras del valle musical.

“Un verdadero artista no es el que se inspira, sino el que


inspira a otros” Salvador Dalí
El violín feliz es un universo donde se fusionan el arte, la música y la historia, Cada
canción es toda una propuesta artística que los pequeños violinistas pueden personalizar de
acuerdo con su mundo interior, la historia revive cada vez que la tocan en su violín, la
cuentan a un amigo, o muestran orgullosos la obra de arte que hicieron en su libro cuando
la pintaron y adornaron a su gusto, ya que todo el libro se puede colorear.

En la parte 4 del libro podemos encontrar la guía para el maestro que contiene la
metodología propuesta por la autora para trabajar las piezas, las partituras de las canciones
y algunos acompañamientos para tocar a manera de dueto profesor y alumno.

Una propuesta innovadora pensada para que los niños disfruten mientras aprenden a tocar
el violín.

Puedes encontrar el violín feliz en su pagina de facebook e instagram, haciendo click en el


icono.

También contactar a su autora Catalina en el siguiente correo: catarelo85@gmail.com

Ella estará encantada de hacer todo lo posible para que “el violín feliz” llegue hasta ti, sin
importar donde te encuentres.

No hay nada mas gratificante para mi que ver la felicidad de mis alumnos mientras tocan
violín, su deseo de aprender es tan grande como el mío de enseñarles y es en ese momento
cuando me doy cuenta de que tienen alma de violinistas como yo. Sin importar el camino
que deseen elegir para sus vidas, guardaran en su memoria como algo muy preciado el
tiempo que pasaron con un violín en sus manos, apreciaran la música de una manera
diferente y vivirán con esa semillita por siempre en su interior, es por esto que dicen que
enseñar es dejar huella en la vida de una persona.

Queridos maestros de violín, enseñen siempre con pasión y amor a sus estudiantes, por que
ellos los van a recordar por siempre.