You are on page 1of 1

Deficiencia de azufre (S)

Pese a que el maíz, como cultivo de verano, reacciona de manera menos sensible
a un suministro insuficiente de azufre que, por ejemplo, los cereales de invierno,
puede ocurrir una deficiencia aguda de azufre durante las fases tempranas de
desarrollo en el caso de suelos más ligeros después de lluvias abundantes.

La carencia de azufre se manifiesta en el maíz a través de líneas claras y un


amarillamiento en las hojas medianas y más jóvenes. Toda la hoja se ve afectada
por la aparición de las líneas y del amarillamiento. En los bordes de las hojas se
propagan líneas rojizas delgadas. Los síntomas mucho más marcados en sectores
arenosos del campo aportan indicios adicionales de una deficiencia aguda de
azufre.

El Azufre en el Suelo
La mayor parte del azufre en los suelos se encuentra en la materia orgánica del
suelo. Sin embargo, no está disponible para las plantas en esta forma. Para llegar
a estar disponible para las plantas, el azufre debe ser liberado por primera vez de
la materia orgánica y mineralizado en el proceso de mineralización.

El proceso de mineralización es un resultado de la actividad microbiana. En este


proceso el azufre se convierte en la forma de sulfato (SO4-2), que está fácilmente
disponible para las plantas.

La mineralización se ve afectada por la relación C / S, la temperatura y la humedad .

Inmovilización de azufre es el proceso inverso en el que el sulfato disponible se


convierte de nuevo en la forma orgánica.

Sulfato, la forma inorgánica del azufre es móvil en el suelo debido a su carga


negativa.