You are on page 1of 2

Giro linguistico y sus huellas en la historiografía

En el siglo XX hubo una ruptura en la filosofía occidental muy importante, determinaría


un enfoque distinto entre filosofía y lenguaje. Siendo el ultimo el centro de la ruptura
puesto que la consecuencia de la ruptura es justamente el grado de importancia que se
la daría al lenguaje en el origen de nuestros actos , en primer lugar, y de como
construimos nuestra convicción de lo que es real a partir de ese mismo lenguaje. El giro
linguistico se puede observar mediante el paso de la época moderna a la
contemporánea. En la modernidad Nietzsche quiere proponer un hombre con una forma
de pensar, de sentir y de actuar, que supere al hombre de raigambre greco-cristiano de
su tiempo , al que él llama el superhombre. Para Nietzsche, las palabras tiene un
desarrollo en su significación. Nacen, se desarrollan y mueren. Asi como los seres vivos,
quiere decir que las palabras no son eternas. Tienen una genealogía, así que su
significado no es único, este es congelado en el tiempo. Para Nietzsche el hombre no
puede decribir exactamente lo que siente en su entorno ya que no conoce el lenguaje
en su totalidad.

Por otro lado en la época contemporánea Wittgenstein propuso dos esquemas


filosóficos distintos. La primera “Primer Wittgenstein”.hace una propuesta de lógica
filosófica para crear un lenguaje que pueda reflejar exactamente a la realidad para los
postulados científicos. Su segunda propuesta filosófica “Segundo Wittgenstein”niega
toda posibilidad a tal lenguaje y postula que sólo existe el lenguaje de la vida cotidiana.
Su principal propuesta aquí es que vivimos en juegos de lenguaje. Por lo que existen
múltiples conjuntos de lenguaje particulares..

Ambas propuestas filosóficas hablan del lugar del lenguaje en la vida humana.

El lenguaje es el sistema a través del cual el hombre o los animales comunican sus
ideas y sentimientos, ya sea a través del habla, la escritura u otros signos
convencionales, pudiendo utilizar todos los sentidos para comunicar. Ambas propuestas
filosóficas hablan del lugar del lenguaje en la vida humana. Para Wittgenstein el lenguaje
consiste en mil juegos. El uso diario de las palabras genera todo y cualquier sentido en
el mundo. Cualquier significado y sentido de las cosas siempre es relativo. Concibe la
filosofía como terapia del espíritu, claridad de pensamientos para alcanzar una paz en
el pensar que desemboque en una serena convivencia en soledad. En palabras del
propio pensador: ''La filosofía es una praxis analítica y crítica del lenguaje, un estilo de
vida y de pensar, no una doctrina.
podemos tomar estas dos posturas en una semejanza el cual es el lenguaje, por que asi
se complementan esas dos

el lenguaje no se otra cosa que un medio secundario sin importancia el cual implica que
el lenguaje es comunicación, pero no forma parte de nuestra manera de pensar y
tampoco en la manera de captar la realidad.

Ningún campo se escaparia a las consecuencias de esta ruptura y la histororiografia nos


eria la excepción. El giro linguistico considera que toda investigación histórica debe
interesarse necesariamente por el lenguaje o por el discurso, que se convierten así en
objetos de estudio. Se justifica epistemológicamente considerando que el historiador
trabaja basándose en textos y que la realidad que analiza es accesible únicamente por
medio del lenguaje: el historiador aprende en realidad solamente la representación
discursiva de la realidad.

Desde esta perspectiva, la historia ya no es una disciplina científica, sino que se


convierte en un género literario que debe ser aprendido centrándose en la crítica textual.
Los defensores de este método se apoyan principalmente en la filosofía post-
estructuralista de Jacques Derrida y de Michel Foucault.