You are on page 1of 8
CABEZAS EJECUTIVAS REVISTA UNIVERSITARIA, No 99, 2008 Pontificia Universidad Catélica de Chile ‘Autoras: Nuria Pedrals Bemardita Grove Verdnica Vasquez urla Peorats Gibbons, asesioga UC, es directora genera Estuianti UC y consultora en iderazgo, trabajo en equipo Directive y del MBA dela Escuela de ration UC, conautora de er mn ider92g0 hing. Psicologia General, Catholic University of Amert Une protecora oe i de Acrinitracien UC y canultora en Tiderango, treba en 29 gestion personal CABEZAS EJECUTIVAS En Chile predomina un tipo psicoldgico de ejecutivo: seguro para tomar decisiones, directo y critico, confiable y responsable, perseverante, cuidadoso de los detalles y muy exigente consigo mismo y los demés Quienes tienen esa personalidad han favorecido el crecimiento de las empresas chilenas y han permitido que muchas de ellas tengan estandares de calidad mundial. Sin embargo, como desafio les queda aprender a desarrollar conductas que hoy estén subrepresentadas y que mejorartan el clima organizacional, la motivacién, el desarrollo de la autonomta y aumentarén la creatividad y aporte de valor al trabajo por Nuria Pedrale, Verénice Vésquez y Bernarsite Grove Gh sus empresas han crecido, Somos muy Esta postura negativa y generalizada no nos distintos a lo que éramos hace 30 afios. Sinem- ayuda a enfrentar los desafios que Chile ri Dargo, en la vida diaria, damos mas importancia re para seguir creciendo y compitiendo en'las, alo que nos falta, alos errores, alo que no tene- grandes ligas. mos y alo que no somos. Es frecuente escuchar __Necesitamos una mirada creativa, innovado frases tales como: «somos un pats chico y aisla- ray emprendedora, Debemas creer en nuest stra educscién es _potencial humano, pues son las petsonas las malay, No tenemos, en general. una vision posi- que hardn la diferencia; Necesitamos lideres, iva del pats y de nuestras instituciones, personas visionarias que logren que las cosas taser /caveres sjeeutivas ssucedan generando cambios con entusiasmo, compromiso y colaboraclén en los dems. Por lo tanto necesitamos ejecutivos que sean lideres. Para poder serlo necesitan competencias que ‘van mds allé de la experiencia y los conocimnien- tos técnicos tradicionalmente asociados al logro de resultados, {Como son las personas que hoy dirigen nnuestras organizaciones? ;Cémo son nuestros Iideres empresariales? Quisimos comprender los patrones de con- ducta de quienes ocupan cargos gerenciales en nuestras empresas. Ellos son una fuente de influencia para muchas personas y modelan conductas permanentemente, sean conscientes de aquello o no. Estos lideres nos dirigiran de una u otra manera hacia el Chile de 10 6 20 fos mas. Como modelo de estudio, elegimos el cuestionario tipolégico de Myers y Briggs que fue administrado a una muestra de 561 personas que cursaban programas de posgrado (MBA) y postitulo en habilidedes ejecutivas de la Pontificia Universidad Catolica de Chile, entre los atios 2001 y 2004. El modelo El inventario tipologico de Myers y Briggs (MBTD es uno de los instrumentos psicologicos ‘ms usados a nivel mundial en capacitacion y desarrollo de las personas y equipos. Este modelo de tipos psicologicos fue origi- nalmente desarrollado por Carl Jung y poste- riormente completado por las autoras Katherine Myers e Isabel Briggs. Ellas identifican cuatro dimensiones y dos preferencias, en eada una de ellas, para tpificar alas personas en su compor- tamiento. Para cada preferencia hay fortalezas y debilidades asociadas comtinmente, que se pue~ den aprender a manejar con el objetivo de lograr un desempeno mas integrado y efectivo como persona y como lider. La primera dimension se refiere @ como obtenemos energia. Se deseriben dos modos preferencias: la extrovertida (E) y la intro- vertida (1). La segunda dimension se refiere a cémo tomamos la informacion del mundo, ‘Nuevamente se sefalan dos modos o preferen- clas: la sensorial(S) y la intuitiva(N), La tercera dimension dice relacion a como tomamos deci- siones: desde el pensamiento (T) o desde el sen- ‘timiento (F), Finalmente, la cuarta dimension describe nuestra actitud hacia la vida cotidiana {Cémo son las personas que hoy dirigen nuestras organizaciones? %C6mo son nuestros Ifderes empresariales? ‘incluye as preferencias del juicio () y la per cepcisn @). ‘Aunque todos funcionamos a través del es pectro entero de preferencias, cada individuo tiene una preferencia espontdnea que lo inclina en una diteccion v otra dentro de las cuatro dimensiones. Asi, hay conductas que surgen en forma mds natural y més frecuentemente que las ors. La combinacion de nuestras cuatro prefer- encias define nuestro tipo psicalogico: por ejem- plo, ESEJ o INTP. En total hay 16 combinaciones 6 tipos sicologicas posibles, De acuerdo ala teoria la preferencia no im. plica capacidad ni incapacidad. Asi es como al- guien puede preferi el orden y la planificacién, pero eso no significa que norpueda improvisar 6 resolver problemas que no estan previstos. ‘Tener una preferencia tampoco asegura que la persona se desempese bien en las conductas e- lacionadas con ella. La preferencia hace que los comportamientos asociados sean mas facilesy naturales l igual que el zurdo puede aprender ser diestro con dificultad, y siempre va a preferir usar la mano lzquierda Jung dice que es necesario que durante la primera mitad de la vida las personas conczcan Su tipo psicoldgico para afiaar sus fortalezas y comprender los aspectos de su comportamiento aque les resultan mas diftcles de mancjar La segunda mitad tiene como trea, segtin el au- Cor, integrar aquellos patrones conductuales que Inicialmente resultaban mas dificiles. Para que las personas logren una buena calidad de vida desde lo psicoldgico, deben llegar a integrarto- das sus polardades, en particular aquellas que Inicialmente no reconocen como propias. Ast podran aprender a administrar adecuadamente la amplia gama de habilidades conductaales que requiere la vida el trabajo. Elno llegar 8 conocerse durante a primera mitad de la vide yy mo lograr integra lo que se reconoce como dificil en la segunda, puede interfer ser rmente el desempeno en los distintos roles como adulto (persona, familia, trabajo). Esta tarea vital significa aprender administrar nuestras preferencias. Es decir, aprovechar lo nuestra po- laridad espontanea y tener conductas de la otra polaridad, cuando la situacion lo amerita para un mejor desempefo Uno de los resultados mas interesantes del estudio del euestionart tipologico de Myers y Briggs ~que fue administrado a una muestra de 561 personas que cursaban programas de posgrado (MBA) y postitulo en habilidades ee cntivas de la UC, entre los afios 2001 y 2004s Ta alta homogeneidad en los tipossicol6gicos de ls personas evaluadss. E122 por ciento pre-