Вы находитесь на странице: 1из 17

TECNICA GENERAL DE EDUCACION SANITARIA

EXPERIENCIA DE QUINCE AÑOS

Dr. S. ELGUIN M.
Jefe de la Sección de Educación Sanitaria
de la Caja de Seguro Obligatorio

Apartado del Boletín Médico Social


de la Caja de Seguro Obligatorio
N.o 176

SANTIAGO DCE CHILE


1951
TECNICA GENERAL DE EDUCACION SANITARIA (1)
Experiencia de quince años

Dr. S. ELGUIN M„
Jefe Sección Educación Sanitaria de la Caja
de Seguro Obligatorio

I — Introducción II.— Técnica general de la Caja de Seguro en


la investigación y resolución de los problemas
En el breve lapso disponible para el dessarro. médico-sociales de la población y en la elabo-
11o de este tema en la sesión de hoy, no hay ración de los programas de defensa de la salud
posibilidad alguna de examinar, siquiera so-
meramente, los principios científicos y los fun- Hija de una revolución, la Caja de Seguro
damentos médico-sociales y pedagógico-socia- Obligatorio, desde su fundación (1924), irrum-
les de la Educación Sanitaria (2). pe como una entidad revolucionaria er. el am-
Nos limitaremos, pues, a exponer, t a n bre- biente médico y social de Chile. Revoluciona-
vemente como nos sea posible, nuestra ya lar- ria por su gestación; revolucionaria por la
ga experiencia, de más de quince años, en ta- magnitud de los problemas que debía a f r o n -
reas de Educación Sanitaria y de investiga- tar para proporcionar atención médica a tra-
ción de los problemas de orden médico-social vés del país a una masa obrera superior, en
propios de la población asegurada, y de las aquella época, a 500.000 personas; revolucio-
condiciones técnicas y administrativas de los naria por las técnicas nuevas de organización,
servicios encargados de la curación y preven- de curación y prevención de las enfermedades
ción de las enfermedades y de fomento de la y de fomento de la salud que debía fatalmen-
salud de la Caja de Seguro Obligatorio- te desencadenar.
Fundamentalmente, nos interesa examinar: Surgida de las realidades vitales de una ma-
1) la técnica general de la Caja de Seguro sa paupérrima, la técnica general de t r a b a j o
Obligatorio en la investigación y resolución de de la Caja debió conjugar, desde el primer mo-
xos problemas médico-sociales de su masa de mento, la necesidad de planificar fría y ra-
imponentes; 2) por qué y cómo nació la Sec- cionalmente sus servicios en conformidad a
ción Educación Sanitaria; y 3) la Técnica Ge- estas realidades con la creación y estímulo de
neral de Educación Sanitaria. un alto espíritu de sacrificio y responsabili-
dad de sus funcionarios.
Esta técnica general h a consultado los si-
(1) Exposición durante la tercera sesión de trabajo guientes principios:
de la Concentración de Médicos Jefes de Servi- 1.— Investigación de los fenómenos bíode-
cios en Jahuel, realizada del 19 al 25 de noviem- mográficos económicos, culturales y sociales
bre de 1950. En ella, nos limitamos simplemente de la población.
a relatar la experiencia vivida en las labores ge- 2.— Jerarquización de los problemas resul-
nerales de la Caja y en las propias de Educación tantes, de acuerdo con su importancia, ur-
Sanitaria. Es por eso que, al desarrollar para el
Boletín Médico Social las ideas entonces verti- gencia y posibilidades de solución.
das, no ha sido posible suprimir cierto matiz 3.— Planificación y racionalización de los
personalísimo, ya que nuestra experiencia no servicios y de su acción.
tiene antecedentes en Chile ni tampoco en el 4. —Autonomía técnica y administrativa de
extranjero. Pedimos excusas por ello. los servicios y de la acción, con la cooperación
activa de los dirigentes obreros y patronales.
5.— Centralización de las directivas técni-
(2) En el curso sistemático de Educación para la Sa- cas y del control funcional y descentraliza-
lud que estamos desarrollando ante los profeso- ción administrativa en conformidad a la rea-
res de la Escuela Experimental El Salto, de San- lidad geográgico-económica del país.
tiago, hemos calculado u n tiempo mínimo de 40 6— Creación de los equipos y cuadros téc-
horas para el examen sintético de los problemas
de la Educación Sanitaria teórica y práctica, nicos directivos mediante cursos y estadas de
distribuidas en períodos de 2 horas semanales, perfeccionamiento científico clínico y médico
incluyendo seminarios. social.
4

7,— Extensión y exaltación de la atención III.— Por qué y cómo nació la Sección Edu-
médica preferentemente preventiva al grupo cación Sanitaria de la Caja de Seguro
familiar de los asegurados (atención materno Obligatorio
i n f a n t i l ; lucha antivenérea; lucha antituber-
culosa, etc.). Cuando, hace 15 años, el D e p a r t a m e n t o Mé-
dico de la Caja nos permitió hacernos car-
go de la Dirección del Boletín Médico, órgano
oficial de la institución, nos propusimos, en-
8.— Balance periódico del desarrollo de los tre otros, tres objetivos concretos principales:
planes y de sus resultados. 1) Explicar y a c e n t u a r la técnica general
de t r a b a j o de la Caja.
2) Organización del " t r a b a j o en equipo" del
9.— Coordinación de sus servicios con los de cuadro técnico directivo.
otras entidades médico-asisteiiciales públicas 3) Creación de la Sección Educación Sani-
y privadas (Dirección General de Sanidad; taria.
Beneficencia y Asistencia Social; Protección a Tres t a r e a s dificilísimas p a r a un recién lle-
la Infancia, etc.), p a r a la realización de cier- gado, en cuya realización había que jugarse
tos planes, con miras a la organización de u n por entero, con el m á x i m u m de tino y discre-
Servicio Nacional Unificado de Salud, que in- ción.
cluyera a toda la población del país sin dife- P a r a estos propósitos, y especialmente pa-
renciación clasista. ra el primero, disponíamos de u n a r m a for-
10._ instauración de u n a política inversio- midable: el Boletín Médico de la Caja, en cu-
nista de las reservas que, mediante u n a estre- ya orientación contamos con u n a autonomía
cha coordinación con la política económica del y una cooperación que siempre hemos agra-
Estado, permitiera al pueblo levantar paulati- decido. El Boletín cambió de fisonomía: se
n a m e n t e su s t a n d a r d y alcanzar cierto grado a p a r t ó lentamente del carácter clínico y ad-
de eso que ahora apropiadamente se llama ministrativo y empezó a enfocar, en páginas
Seguridad Social: inversiones en fundos, cons- editoriales y en t r a b a j o s nacionales y extran-
trucción de poblaciones obreras, almacenes jeros, la realidad médico-social; los problemas
de vestuario, centrales de pasteurización de de la alimentación, de la vivienda, de los sa-
leche, industria química nueva, obras de sa- larios, del trabajo, etc., y de sus interrelacio-
neamiento, etc. nes con los fenómenos bíodemográficos de la
Este h a sido y es el decálogo de la técnica población: natalidad, mortalidad i n f a n t i l y
general de trabajo de la Caja en defensa y fo- general, etc. Una sección especial, que titula-
mento de la salud de u n pueblo. Por él h a li- mos "Nuestro Medio", complementaba con su-
brado la C a j a y el cuerpo médico de Chile, ma prudencia estos aspectos, entregando e n
que lo h a hecho suyo, grandes batallas y per- cada número cuadros y estadísticas, con bre-
m a n e n t e s escaramuzas. Algunas las h a gana- ves comentarios sobre cada uno de estos pro-
do y otras las h a perdido transitoriamente por blemas.
la inmadurez conceptual de gobernantes y Por último, y como manifestación clara y
políticos. precisa de su nueva orientación y de que la
Pero jamás h a decaído el espírtu combativo era p u r a m e n t e clínica de la Medicina de la
de los médicos. Poseedores de la técnica que Caja había terminado, p a r a dar paso a la
es esencialmente revolucionaria y el agente exaltación de la medicina preventiva de tipo
determinante principal de los acontecimien- social y de carácter eminentemente epidemio-
tos mundiales, su atención se h a mantenido lógico, se denominó Boletín Médico Social (3).
vigilante y alerta en la realización de sus
ideales- La organización del " t r a b a j o en equipo" del
Ahí están las páginas del Boletín Médico cuadro técnico directivo no ofreció mayores
Social, repletas de t r a b a j o s de investigación dificultades, ya que no tenía carácter oficial.
médico-social, donde h a n expuesto sus pensa- Presuntuosamente se llamó "brain t r u s t " y
mientos y sus orientaciones. es el germen de la a c t u a l Comisión Permanen-
te de Planificación y Control de los Servicios
Ahí están especialmente las brillantes jor- Médicos, oficialmente consultada en el Regla-
nadas escritas en las Concentraciones de los mento Orgánico del D e p a r t a m e n t o Médico,
Médicos Jefes Zonales de la C a j a : Maitenes después de h a b e r pasado u n a serie de vicisi-
(1935); Panimávida (1945); Jahuel (1950). tudes, con diferentes denominaciones.
Marcan otras t a n t a s etapas históricas de tras-
cendencia nacional en la salud del pueblo. En El " t r a b a j o en equipo" es u n a modalidad de
éllas los médicos h a n hecho el balance gene- investigación y de acción muy utilizada desde
ral y la crítica despiadada de los resultados los primeros tiempos de la h u m a n i d a d , reac-
obtenidos y echado las bases de nuevos obje- tualizada por la Pedagogía Moderna en el
tivos técnicos y de nuevos programas a des- campo escolar en el último cuarto de siglo y
arrollar en períodos determinados. aceptada umversalmente en el campo cientí-
Ahí están, finalmente, los resultados obte-
nidos, a pesar del bajo s t a n d a r d de vida del
pueblo: el descenso de la mortalidad i n f a n - (3) Este cambio de orientación se acrecentó espe-
til; la b a j a crucial de las enfermedades vené- cialmente después de la Concentración de Mai-
tenes y cuando todavía estaba al frente del De-
reas; la lucha organizada contra la tubercu- partamento Médico el Dr. J. Vizcarra, uno de
losis; la dotación de a r m a m e n t o s y equipos los hombres de quienes la Caja es deudora de
técnicos a u n a enorme red de servicios a t r a - parte importante de su organización y orienta-
vés del país, etc. ción médica.
5

fico actual como la mejor técnica de t r a b a j o como utopista ubicado totalmente f u e r a de la


cuando la complejidad de los fenómenos que realidad. La educación sanitaria era entonces
se investigan requiere conocimientos vastos y u n concepto vago, impreciso, en la inmensa
complejos y experiencias múltiples. mayoría de los técnicos que apenas la conocía
Personalmente, en el campo de la medicina a través de algunos de sus rubros, como la
social, más que en la medicina individualista, propaganda s a n i t a r i a . Pero, paso a paso, si
no concebimos la investigación y la acción lencio,sámente, con suma cautela, fuimos reu-
útil sin el " t r a b a j o e n equipo" de técnicos ca- niendo los 'ladrillos que le permitieron surgir
pacitados (4). repentinamente, con las grandes c a m p a ñ a s
La técnica del t r a b a j o en equipo h a estado antivenéreas del 37 al 40, con u n a técnica ela-
siempre presente en todas las grandes accio- borada y con organización y objetivos defi-
nes emprendidas por la Caja y especialmente nidos.
en las concentraciones balanciales de Jefes No sería posible detallar cómo se llegó a
de Servicios: Maitenes, Panimávida, Jahuel. este resultado- Pero debo indicarles de paso,
La creación de la Sección Educación Sani- como una de las técnicas f u n d a m e n t a l e s en
taria fué u n problema u n poco más difícil. Al todo programa de educación sanitaria o de
llegar a la C a j a contábamos ya con cerca de carácter médico social, la conveniencia de no
10 años de experiencia como médicos en el apartarse demasiado de la terminología con-
ejercicio activo de la profesión y como educa- ceptual conocida y corriente propia de la épo-
dores en tareas pedagógicas sistemáticas. En ca, pues la necesidad de expresar pensamien-
el primer aspecto habíamos dedicado a la edu- tos con palabras más apropiadas, viejas como
cación y orientación de cada paciente, p a r a el mundo y de aplicación muy conocida en
la defensa de su salud y la de su grupo, t a n t o otras disciplinas, pero no en las habituales
tiempo como al examen clínico, y en el segun- de los médicos o de cualquier grupo profesio-
do habíamos organizado y dirigido colonias nal, nos expone al peligro de ser considera-
escolares y el primer establecimiento de ense- dos como "utopistas". Hemos conocido y su-
ñanza técnica p a r a obreros e hijos de obre- frido muchas veces este peligro, que es serio
ros, la Universidad Industrial de Iquique, ¿oy en cualquiera t a r e a nueva que se emprenda,
la Escuela Industrial de esa ciudad. En estas cuando no hay la tenacidad suficiente p a r a
actividades logramos experiencia valiosa en la perseverar en su uso y difusión.
aplicación de las técnicas de la pedagogía mo-
derna y las de participación activa y directa
de la comunidad y de los educandos. IV.— Técnica General de Educación Sanitaria
Por otra parte, entre los años 30 y 35 h a b í a -
mos estado en contacto p e r m a n e n t e y en tra- La técnica general de Educación Sanitaria
bajo intensivo en equipo con el grupo profe- se identifica en sus grandes líneas con la téc-
sional Vanguardia Médica, y con el grupo de nica general de la Caja o de cualquiera insti-
profesores autores de la reforma educacional tución médico-social frioderna en la investiga-
del año 1928. Habíamos reunido u n material ción y resolución de los problemas de defensa
precioso de investigación de las condiciones y fomento de la salud de las poblaciones.
médicó-asistenciales, económicas, sociales, cul- P a r a comprobar esto, nos bastaría seguir,
turales, etc., de la población del país, con mi- paso a paso, el orden cronológico de activida-
ras a su presentación al "Primer Congreso des desarrolladas en cualesquiera de las c a m -
Médico Económico-Social", que i n t e n t a b a or- pañas antivenéreas realizadas entre los años
ganizar Vanguardia Médica por esa época y 1937 y 1939, y especialmente en la de Valpa-
con el fin de darle contenido y f u n d a m e n t a - raíso en 1940, ya que están presentes en la sa-
ción más sólida a la reforma educacional y a la los doctores I n f a n t e , Jefe de la Sección Ve-
la propia organización de los profesores. nereología, y Abrahamsohn, Jefe de la Sec-
De todas las investigaciones de la realidad ción Biosocial, con los cuales nos cupo el
médico-social de la población, surgía en nues- honor de constituir el equipo que, dentro de
tro espíritu la creación de la Sección Educa- la institución, tiene más experiencia vivida e n
ción Sanitaria como una necesidad urgente e este tipo de t r a b a j o y que podrán rectificar-
imperiosa y como el pilar fundamental de la me si, por olvido, me aparto de la estrictez de
medicina social. los hechos (5). ч
Ningún tipo de medicina preventiva es po- En el desarrollo de la técnica distinguimos
sible sin la modificación de la actitud y de los cinco tiempos, impuestos por los hechos mis-
hábitos rutinarios de la masa de ciudadanos mos: 1) conocimiento de la realidad; 2) eta-
f r e n t e a la salud y a la enfermedad. Esto sig- pa preparatoria; 3) etapa de asalto; 4) etapa
nifica modificación de vivencias espirituales; de consolidación y 5) evaluación de rendi-
en una palabra, cultura sanitaria, y, en este mientos y resultados. Los analizaremos breve-
aspecto, la educación pública, en todas sus mente, en sus aspectos prácticos, dejando a
ramas, estaba en retraso y las instituciones un lado — como decíamos al comienzo — los
médico-asistenciales no h a b í a n hecho n a d a principios científicos, médico-sociales y peda-
positivo. gógico-sociales que sustentan las metodologías
Pero, h a b l a r de educa6ión sanitaria en esa general y especial de la educación sanitaria.
época y presentar u n programa definido con
proyecciones de largo alcance, h a b r í a sido per-
der el tiempo y exponerse a ser considerado
(5) Boletín Médico Social — Año VIII — N.os 79-82
— I-IV-1941. Campaña Antivenérea Coordinada'
(4) No nos preocuparemos hoy de la técnica especi- en la Zona de Valparaíso.
fica del trabajo en equipo, que tiene ciertas di- Boletín Médico Social — Año IX — N.os 93-95
ficultades y que requiere u n nivel conceptual — III-V-1942. Campaña Antivenérea Coordina-
más o menos uniforme de los participantes. da para la ciudad de Santiago.
6

I.— Conocimiento de la realidad su correcto desarrollo, control f u n c i o n a l y


evaluación de los resultados; 4) la organiza-
ción de la c o m u n i d a d en f u n c i ó n del plan.
El conocimiento de la realidad supone t r e s No p o d r í a m o s t e r m i n a r este enunciado del
órdenes de actividades sucesivas: contenido de u n p r o g r a m a de salud o de edu-
1.— Investigación de los problemas e n la cación s a n i t a r i a , sin a n o t a r las dificultades
comunidad. que su realización presenta. Ellas son múlti-
2.— Jerarquización de los problemas. ples: de orden técnico algunas, de o r d e n eco-
3 — Elaboración del p l a n o p r o g r a m a . nómico y a d m i n i s t r a t i v o otras. Citaremos las
Estas actividades p u e d e n ser realizadas m e - dos principales que a f e c t a n especialmente a
d i a n t e la constitución de u n "equipo de t r a - la iniciación del plan.
b a j o " , lo que supone a veces menos tiempo y 1.— Incomprensión o inmadurez conceptual
m á s detallado análisis, o bien, m e d i a n t e la si- del medio.
lenciosa y sistemática acuciosidad del propio
interesado, del educador s a n i t a r i o cien por 2.— Ruptura del equilibrio de intereses es-
ciento, lo que d e m a n d a u n mayor n ú m e r o de tablecido .
h o r a s - d í a s de t r a b a j o (6). La p r i m e r a puede a f e c t a r t a n t o a las auto-
P o r investigación de los problemas en la co- ridades civiles, militares o religiosas de la co-
munidad e n t e n d e m o s el estudio de todos los m u n i d a d , como a los grupos técnicos especia-
f e n ó m e n o s m á s i m p o r t a n t e s y de sus interre- lizados, no médicos, y a la m a s a indiferencia-
laciones que a f e c t a n la vida de las poblacio- da. Esta ú l t i m a es m á s fácil de vencer que la
nes: condiciones biodemográficas, médico- p r i m e r a . La m a s a cede, c o m p r e n s i v a m e n t e o
asistenciales, económicas, sociales, culturales, no, a las orientaciones técnicas c u a n d o ellas
etc. vienen a satisfacer necesidades reales de la
Esta investigación nos p e r m i t e conocer cuá- población y c u a n d o son expuestas en lengua-
les son los f a c t o r e s favorables o desfavorables je accesible a la mayoría, m e d i a n t e c a m p a ñ a s
que están i n f l u e n c i a n d o y en qué i n t e n s i d a d sistemáticas de prensa, radio, conferencias,
la vida y la salud de la comunidad, según etc.
grupos de edades, sexo, s t a n d a r d económico, Los dos primeros grupos, en cambio, p o r el
nivel cultural, distribución espacial, etc. h e c h o de poseer u n c u l t u r a m á s especializa-
Por jerarquización de los problemas enten- da, t i e n e n mayor c a p a c i d a d de análisis críti-
demos la ordenación de los problemas resul- co y esto les p e r m i t e sentirse con derecho a
t a n t e s de la investigación según su i m p o r t a n - p r e s e n t a r objeciones a u n p r o g r a m a f u n d a -
cia biológica p a r a la d e f e n s a de la salud, u r - m e n t a d o en disciplinas técnicas no conocidas
gencia y posibilidades i n m e d i a t a s de solución por ellos.
o de éxito- Es evidente que n i n g ú n educador
s a n i t a r i o o director de u n p r o g r a m a de salud Es en el curso de las entrevistas personales
va a escoger como p r i m e r a línea de a t a q u e de la e t a p a p r e p a r a t o r i a que se i n t e n t a r á ate-
de los problemas a aquéllos que, por su mag- n u a r la incomprensión de estos grupos me-
n i t u d y complejidad, q u e d a n f u e r a de sus po- d i a n t e la acción a p a r e n t e m e n t e simple, obje-
sibilidades i n m e d i a t a s de acción. Hay casos tiva y f a m i l i a r del educador s a n i t a r i o o del
excepcionales, sin embargo, e n que la talla director de u n p r o g r a m a médico-social, pero
m o r a l y la p r e s t a n c i a científica personal le p r o f u n d a m e n t e educativa en el f o n d o y com-
p e r m i t i r á n a f r o n t a r desde el comienzo t a r e a s p l e j a en la f o r m a . Porque es preciso hablarles,
de m u c h a m a y o r e n v e r g a d u r a y a p a r e n t e m e n - utilizando el l e n g u a j e por ellos m á s conocido
te irrealizables, poniendo en juego todo el po- y. si es posible, citando ejemolos derivados del
tencial higiénico de la población. ejercicio diario de su disciplina específica, lo
aue supone en el educador s a n i t a r i o o el a u t o r
Por elaboración del programa o plan, u n a del p r o g r a m a de salud u n a cultura m á s a m -
vez escogido el problema m á s u r g e n t e e im- plia que la p u r a m e n t e médica o pedagógica.
p o r t a n t e , e n t e n d e m o s : 1) la f i j a c i ó n de obje-
tivos técnicos concretos y definidos; 2) la fi- Otro escollo derivado de e s t a i n m a d u r e z
jación de e t a p a s de realización; 3) la organi- conceptual del rrtedio es la "comprensión si-
zación técnico-administrativa a d e c u a d a p a r a m u l a d a " . El sujeto no h a e n t e n d i d o el conteT
nido y la f i n a l i d a d u objetivos del p r o g r a m a ,
ñero atisba la posibilidad de s a c a r de su pu-
blicidad a l g u n a v e n t a j a personal o p a r a el
(6) La investigación del problema en la comunidad prestigio de su servicio, sin i m p o r t a r l e que el
cuando iniciamos en el terreno -mismo, en com- p r o g r a m a se realice o no. Esta a c t i t u d es su-
pañía de los Drs. Infante y Abrahamsohn, el es- m a m e n t e peligrosa, especialmente c u a n d o en
tudio del Programa de Lucha Antivenérea Coor- u n p r o g r a m a coordinado i n t e r v i e n e n varias
dinada en Valparaíso y Viña del Mar, en 1940, instituciones i m p o r t a n t e s , núes si a l g ú n jefe
nos demandó 225 horas de trabajo en el lapso de
quince días, parte en equipo y parte solos. En de servicio publica r e p o r t a j e s a g r a n d e s titu-
condiciones ordinarias de funcionarios sujetos lares en la p r e n s a sobre la labor que se i n t e n -
estrictamente al full time de 6 horas, este mis- t a realizar, d e s p e r t a r á n a t u r a l e s recelos e n
mo trabajo habría demorado 37 días. En cam- los d e m á s jefes de servicios (7).
bio, la rapidez y seguridad con que se procedía,
permitió, finalmente, instalar el Comité Ejecu-
tivo Coordinador con acta suscrita, ante Nota-
rio, del compromiso institucional en el plazo de (7) A través de los años, nuestras actividades han
45 días, a partir de la primera gestión, esto es, registrado muchos hechos de esta especie que
apenas con unos cuantos días de retraso respec- constituyen un anecdotario interesantísimo. En
to al plazo que nos habíamos fijado para el cum- más de una ocasión nos vimos obligados a uti-
plimiento die esta tarea. (Véase nuestro Informe lizar un tono, muy suave en la forma pero muy
N.o 8 a la Dirección de los Servicios Médicos de duro en el fondo, para impedir publicaciones ex-
la Caja de Seguro Obligatorio IX-1940). temporáneas .
7

Por todos los medios debe evitarse la publi- educación por el ejemplo- Su dinamismo y en-
cidad antes de la constitución del Comité Téc- tusiasmo contagia y a r r a s t r a a los demás.
nico Ejecutivo Coordinado y, a partir de ese Durante la primera etapa, u n año o más,
momento, el educador sanitario o director del debe saber de a n t e m a n o que toda la respon-
programa debe dar a la publicidad todas las sabilidad creadora y directiva y del mayor
informaciones que crea útiles sólo en nombre t r a b a j o necesario recaerá íntegra sobre sus
de dicho Comité- Las personalidades de los je- hombros, h a s t a que el p r o g r a m a se h a y a he-
fes de servicios a b a n d o n a n en este aspecto sus cho vivencia personal en sus colaboradores
respectivas individualidades y sólo pueden h a - (8).
blar del programa como miembros de u n equi- Afortunadamente, hay siempre, dentro de
po técnico al servicio de la salud. Especial- los servicios, personal que mantiene intacta
mente, el director o jefe ejecutivo del progra- una reserva de potencial de servicio a la co-
ma debe evitar cuidadosamente toda publici- lectividad dispuesta a entregarse cuando en-
dad alrededor de su nombre. Mientras menos cuentra una orientación adecuada y un jefe
aparezca éste en la prensa, más efectiva y útil amable, comprensivo y justiciero.
será su labor permanente. Hay que evitar has-
t a la sospecha de que i n t e n t a sólo labrarse
una p l a t a f o r m a técnica, social o política.
2.— Etapa preparatoria
La ruptura del equilibrio de intereses esta-
blecido es otra dificultad que amenaza desde
su gestación la estabilidad del programa. En Toda la acción a desarrollar d u r a n t e esta
todos los estados burocráticos monopartidis- etapa y las siguientes está orientada por el
tas o pluripartidistas, los servicios técnicos ca- principio de que ningún programa de salud es
recen de la autonomía indispensable p a r a su posible sin la información adecuada y la com-
progreso y están p r o f u n d a m e n t e influenciados prensión y cooperación activa de los grupos
por los apetitos y la voracidad política. Aún en técnicos diferenciados y de la masa indiferen-
los casos en que u n auténtico jefe h a y a surgi- ciada. La expresión adecuada de este princi-
do por sus propios méritos científicos, capaci- pio se cristaliza en la organización técnico-
dad técnica y organizativa, su acción está li- administrativa que se adopte y en la organiza-
m i t a d a por el hecho de que en su personal ción de la comunidad en función del plan.
subalterno existe u n buen porcentaje de f u n - Durante la etapa preparatoria se cumplen
cionarios mediocres con suficiente respaldo los siguientes objetivos del p r o g r a m a :
político p a r a ser inamovibles y crear un esta- a) Constitución de la organización técnico-
do de desmoralización e incumplimiento del administrativa .
deber, pues no se les puede aplicar medida b) Organización de la comunidad en f u n -
disciplinaria efectiva alguna. ción del p l a n .
Es por eso que los servicios vegetan en la c) Elaboración del material de información.
quietud, sometidos a u n a r u t i n a estéril y d a n - d) Elaboración del material de divulgación.
do manifestaciones de vida sólo cuando la e) Divulgación del programa a la masa in-
presión de las necesidades del medio lo hace diferenciada de la población.
imprescindible. P a r t e del éxito de algunas de P a r a la realización de los dos primeros ob-
las actuales Unidades Sanitarias, éxito no de- jetivos son indispensables las siguientes acti-
mostrado todavía suficientemente en nuestro vidades:
concepto, se debe al hecho de que gozan de
esta autonomía técnica y administrativa, de-
rivado del factor de extraterritorialidad, no 1.— Entrevistas personales y colectivas
en derecho pero sí e n el hecho, que el aporte
económico de las instituciones e x t r a n j e r a s les
otorga. En el curso de uno de los primeros re- Tienen por objeto: i n f o r m a r a los directo-
latos, escuchamos al Dr. Molina, Jefe de la res de servicios médicos, educacionales u otros
Unidad Sanitaria Quinta Normal, decir que de importancia, públicos y privados, como a
h a tenido a f o r t u n a d a m e n t e la "libertad cruel los grupos técnicos diferenciados, de las lí-
de remover al personal que no le servía". neas generales del programa que se i n t e n t a
realizar y cambiar ideas sobre su organización
Pues bien, todo programa de salud o de y posibilidades de éxito con miras a la cons-
educación sanitaria es un estado de guerra titución del Comité Técnico Ejecutivo y de los
p e r m a n e n t e en defensa y fomento de la salud Comités de Cooperación.
de la población que viene a sacudir la quietud Deben realizarse primero, por los médicos
burocrática. Exige la comprensión y aplica- jefes de servicios públicos y privados, según el
ción de técnicas nuevas y la participación ac- orden jerárquico de importancia de estos ser-
tiva de todo el personal ya acomodado a cier- vicios, la cuantía de la población que atien-
to ritmo de trabajo, e n que la unidad tiempo den o la influencia que ejerzan en la comu-
no se toma en cuenta o se considera poco. nidad.
Esta dificultad de la r u p t u r a del equilibrio El resultado de estas entrevistas puede sig-
de intereses establecido, afecta no sólo al per- nificar el éxito o el fracaso del programa des-
sonal de los servicios, sino también a los inte- de la partida. Son factores de enorme impor-
reses económicos, sanitarios, culturales, etc.,
de la población toda. Exige u n largo proceso
de educación por el conocimiento y por lá ac- te) En muchas de nuestras actividades personales, a
pesar de toda la información técnica entregada,
ción en que el director del p r o g r a m a debe po- la Sección Educación Sanitaria ha sido conside-
ner en tensión todos los resortes de su perso- rada como "intrusa" hasta que la orientación
nalidad p a r a vencerla. Su propia e inagota- de la acción y sus resultados h a n despertado la
ble actividad creadora es la mejor lección de simpatía y el aporte espontáneo del personal.
8

tancia p a r a el desarrollo favorable de ellas la gistrar el punto de p a r t i d a de la iniciativa y


amistad' o el conocimiento directo o indirecto los resultados de la entrevista y p a r a prepa-
que tengamos del entrevistado o que él tenga r a r el camino oficial a las actividades poste-
de nosotros. riores .
Si no tenemos este conocimiento del sujeto Debe tenerse siempre presente que todos los
que pensamos entrevistar, es previo obtener jefes de servicios o de simples oficinas, son
alguna información en el círculo de nuestras muy celosos de sus prerrogativas burocráticas
relaciones sobre su personalidad técnica, mo- y de lo que administrativamente l l a m a n "con-
ral, somáticá y social. ducto regular".
Si las informaciones son contradictorias o Pues b;en, la actitud burocrática y el con-
dispares, la técnica de la entrevista debe adap- ducto regular son antinómicos del buen éxito
tarse a la impresión que recibamos de nuestro en el desarrollo de todo programa de Medici-
primer contacto y de las que s u r j a n d u r a n t e n a Social o de Educación Sanitaria que exi-
su desarrollo: actitud de comprensión, de sim- gen gran dinamismo, flexibilidad y rapidez e n
patía, de duda o desconfianza; conocimiento las acciones.
vago o definido del problema que se le propo- Si alguien confiara en que un programa de
ne, f o r m a expresional, asentimiento inmedia- salud puede ponerse en marcha mediante
to o condicionado p a r a la acción, etc. simples notas, muy bien dactilografiadas, ha-
No debemos olvidar que toda entrevista es bría que eliminarlo de inmediato de la respon-
lucha de almas en tensión de conocerse. sabilidad de organizar y administrar un pro-
Por lo tanto, la exposición del problema, la grama de salud.
f o r m a en que lo enfoquemos p a r a su mejor La unidad tiempo p a r a la simple tramita-
comprensión, debe graduarse de acuerdo con ción de una nota, en cualquiera oficina admi-
la capacidad técnica, nivel cultural general y nistrativa del Estado, va de quince días a dos
personalidad moral del entrevistado. Esto nos meses, lapso suficiente p a r a sepultar en el ol-
obligará casi siempre a seleccionar nuestro vido la iniciativa y perder oportunidades pre-
lenguaje p a r a cada caso y a cambiar las in- ciosas de éxito (9).
flexiones de nuestra voz según la constitu- Ее por eso que confiamos más en el contac-
ción t e m p e r a m e n t a l que intuímos en nuestro to directo, en la entrevista personal y en la
interlocutor. experiencia y calidad de conocedor de almas
Por ningún motivo debe darse a conocer, y de educador del autor de un programa de
en este primer contacto, el programa íntegro, salud. Si a estas condiciones agregamos capa-
con todos sus detalles, que hayamos elabora- cidad científica y técnica, dinamismo, condi-
do, sino solamente sus grandes líneas, desta- ciones de organizador, g r a n cultura general
cando aquellos ángulos que pudieran intere- humanística, espíritu de servicio a la colecti-
sar especialmente, por diversos motivos, al vidad, amabilidad y gran modestia, tendría-
entrevistado (mayor prestigio técnico o social, mos un cuadro casi completo de las condicio-
perspectiva de un mejoramiento económico, nes que debe reunir el director de u n progra-
etc-). ma de salud o un educador sanitario p a r a
De acuerdo con los principios de la peda- a f r o n t a r más o menos satisfactoriamente las
gogía activa, la entrevista debe ser más que responsabilidades de su labor (10).
todo un diálogo, que permita conocer mejor
la personalidad del sujeto y llevarlo por sí (9) Esto nos ha obligado, en muchas actividades en
mismo a descubrir las líneas generales del que era indispensable la intervención ministe-
plan a realizar, y que pueden estar trazadas rial, a presentar no sólo la m i n u t a del progra-
ma sino también el proyecto de decreto ya re-
en u n a m i n u t a previamente p r e p a r a d a por el dactado en conformidad a la hermenéutica ofi-
educador sanitario o el autor del plan, o que cial. Así se ha obtenido que u n decreto que re-
se elaboren en borrador d u r a n t e la entrevis- quería la firma de dos Secretarios de Estado, por
ta y como resultado de ella. Esto es lo que pu- ejemplo, haya sido publicado en el Diario Ofi-
diéramos llamar una "entrevista dirigida", que cial 48 horas después de nuestras gestiones,
economiza tiempo y esfuerzos. cuando, con la tramitación burocrática habría
demorado dos meses o no se habría dictado.
Nuestra actitud general f r e n t e al entrevis-
tado, en este primer contacto, debe ser no la
del hombre que conoce a fondo el problema y (10) Las condiciones que rigen desde hace 15: años
en nuestra Sección, al llamar a Concurso para
que aplasta por su seguridad y saber sino la llenar los cargos de Educadores Sanitarios Ayu-
del hombre modesto, ansioso de servir, que su- dantes, son las siguientes: 1) Cultura general:
giere ideas concretas y que busca cooperación egresados de Escuelas Normales de Profesores;
y consejos, sin perjuicio de deslizar, de cuando ex-estudiantes de Medicina o, en subsidio de
en cuando, d u r a n t e el diálogo, algo que deje estos dos casos: Bachiller en Humanidades; 2)
la impresión de que poseemos datos muchísi- Conocimientos sistematizados generales sobre:
mo más completos sobre el problema en discu- a) elementas de Biología e Higiene General; b)
sión. Incluso, puede llegar h a s t a aceptarse Elementos de enferir dades infecto-contagiosas,
epidemiología y estilística; c) Elementos de
transitoriamente sugerencias f r a n c a m e n t e in- saneamiento ambiental; d) Elementos de Pre-
oficiosas del entrevistado, encontrarlas plau- visión Social (especialmente Ley 4,054); e) Ele-
sibles y registrarlas para, en reuniones pos- mentos de Derecho Social; f) Elementos de téc-
teriores en que h a y a más confianza, modifi- nica pedagógica; g) Metodología y técnica de
carlas o no considerarlas. Educación Sanitaria; h) Elementos de publici-
En todo caso, y a pesar de ser todavía un dad y propaganda; i) Elementos de técnica pa-
r a la expresión oral y escrita; j) Elementos de
acto extraoficial, debe enviarse posteriormen- electricidad estática y dinámica; k) Elementos
te u n a nota dejando constancia de lo t r a t a d o de radio-electricidad y transmisiones radiales;
en la entrevista', de las líneas generales del 1) Elementos de cinematografía. De todos mo-
p l a n y de la benévola disposición y compren- dos, son sometidos a u n Curso Preparatorio de
sión del entrevistado. La nota sirve p a r a re- tres meses.
9

Las entrevistas personales con los médicos serio peligro de ser suprimidas p a r t e s esencia-
jefes de servicios deben realizarse en u n pla- les. Si, a pesar de su evidencia, la disposición
zo no mayor de 2 días. Y de acuerdo con ca- omitida no es sugerida como necesaria por al-
da uno de ellos se f i j a r á u n a fecha inmedia- guno de los miembros del equipo, el autor lle r
t a p a r a u n a reunión conjunta, con el objeto vara hábilmente el debate p a r a hacerla apa-
de estudiar el programa más detallado y cons- recer como f r u t o del estudio conjunto del
tituir, en f o r m a oficiosa, el Comité Técnico equipo.
Directivo provisorio. Obtenido esto, se prosi- En los informes técnicos a los directores de
guen las entrevistas personales con las auto- servicios no se puede adoptar esta técnica, que
ridades civiles, militares y religiosas y con los es útil sólo p a r a el t r a b a j o en equipo cuando
jefes de servicios educacionales u otros de im- no existe entre sus miembros u n nivel con-
portancia : ' directores de diarios, directorios ceptual uniforme.
de asociaciones obreras, patronales, cultura- Las funciones del Comité Técnico Ejecutivo
les, etc., con miras a constituir el Comité de serán especialmente la coordinación de todos
Cooperación Provincial. La técnica general de los esfuerzos, medios técnicos y personal ins-
estas entrevistas es similar a la ya señalada titucionales, la codificación de normas técni-
anteriormente. cas, administrativas y de control y evaluación
En principio, puede aceptarse que ninguna de rendimientos uniformes p a r a todos los ser-
entrevista es perdida, a u n aquellas que de a n - vicios; el balance periódico de resultados, etc.
t e m a n o sabemos destinadas al fracaso, por in- El Comité Técnico Ejecutivo debe designar
capacidad física, técnica o f a l t a de espíritu el Jefe Ejecutivo de Programa, el cual debe
social del sujeto. Pueden servir, por lo menos, ser el ojo alerta y el brazo rector que dinami-
p a r a hacer u n a noticia de prensa y, en todo za el programa minuto a minuto en la trin-
caso, p a r a que no h a y a posibilidad alguna ide chera, en el campo de aplicación y en los ser-
que un personaje de importancia pueda decir vicios y que está atento al aprovechamiento
que no se le consultó a tiempo y no se le dió de todas las oportunidades p a r a robustecerlo,
oportunidad p a r a incorporarse a las nuevas corregir deficiencias y vacíos y resolver de in-
actividades. mediato cualquiera dificultad.
• En el caso de que todas las entrevistas con En la etapa de creación y organización y
los grupos técnicamente diferenciados fracasa- primeros 12 meses del programa, no h a y ho-
ran, no quedaría otro recurso que apoyarse ras libres p a r a el educador sanitario o el di-
en la masa indiferenciada p a r a iniciar u n rector de un p r o g r a m a de salud.
f u e r t e movimiento de divulgación del progra-
ma mediante la charla, la prensa, la radio,
etc., y la organización de comités cooperado-
res cuya presión y el clima creado obligarán 3.— Organización de Comités Cooperadores:
a las autoridades técnicas a pronunciarse y a Provincial y Locales
tomar las medidas que conduzcan finalmente
a la realización del programa.
Toda comunidad es agregación de hombres
en busca desesperada de u n a f o r m a orgánica
adecuada de convivencia. La tendencia a la
2— Organización del Comité Técnico organización es la característica f u n d a m e n t a l
Ejecutivo Provincial de lo viviente. Es por eso que toda comunidad
intenta establecer órganos adecuados de ex-
presión p a r a obtener niveles más altos de vida
Constituido en f o r m a provisoria, como re- en las actividades económicas, sanitarias, cul-
sultado de las entrevistas personales con los turales, sociales y políticas.
Médicos Jefes de Servicios, debe abocarse ai Hasta el presente, no tenemos en Chile ór-
estudio del plan o p r o g r a m a que le someta el ganos expresionales de la comunidad, perma-
educador sanitario o autor del programa de nentes y útiles, en les problemas relacionados
salud, incorporándole todas las sugerencias con la salud. Los servicios de asistencia mé-
obtenidas de dichas entrevistas, a u n aquéllas dica y sanitaria consideran prácticamente a
que son notoriamente inoficiosas. la masa de la población como u n a polvareda
El programa debe ser presentado con el ca- de individuos inertes, pasivos, en u n a palabra,
rácter de "anteproyecto" y deberá contener como objetos, y no como u n a unidad funcio-
todo lo esencial, pero t e n d r á buen cuidado su nal, movediza y variable si se quiere, a la cual
autor de agregar algunas disposiciones que son hay que darle u n cauce expresional propio de
perfectamente inútiles y omitir u n a o dos que sus problemas y necesidades relacionadas con
son absolutamente indispensables. El objetivo :a salud, único medio de obtener el interés y
de esta técnica de elaboración del programa la participación activa de la comunidad.
es dejar a aquéllos que no h a n tomado cono- La comunidad en diversas partes, sin em-
cimiento previo del problema la posibilidad de bargo, h a hecho esfuerzos en este sentido (co-
sugerir d u r a n t e el estudio, la supresión de al- mités de adelanto y bienestar); pero, carentes
gunas medidas y la incorporación j u s t a m e n t e de sentido técnico, languidecen y t e r m i n a n
de aquéllas omitidas y cuya necesidad eviden- por desaparecer.
te salta a los ojos. En u n equipo de t r a b a j o La Medicina Preventiva y, especialmente la
recientemente organizado, donde no existe to- Educación Sanitaria, dinámica y agresivas en
davía u n nivel conceptual uniforme, h a y u n a su acción, son las que h a n hecho más eviden-
tendencia manifiesta a incorporar algo de la te esta ausencia de órganos expresionales:
propia cosecha al contenido del programa. Si fieles al principio de que no es posible progra-
en el proyecto de p r o g r a m a no se deja la puer- ma preventivo o educacional alguno sin la
t a abierta p a r a supresiones insubstanciales o participación activa de la población, tienden a
p a r a inclusiones de necesidad evidente, corren darles forma, sentido y organización p a r a fa-
10

cilitar el desarrollo del p r o g r a m a y modificar del programa y de los problemas que se enfo-
las actitudes y hábitos rutinarios y malsanos. quen. Deben ser ilustrados con el material grá-
Estas son, justamente, las finalidades prin- fico en que se h a y a n visualizado las tabulacio-
cipales de los Comités Cooperadores, Provin- nes estadísticas resultantes de la investiga-
cial y Local. ción del problema, fotografías, etc. Algunos
Los hombres que lo integran, ciertas auto- t r a b a j o s de divulgación deben ser redactados
ridades civiles, militares o religiosas y perso- con miras a servir como "editoriales" por el
nalidades más destacadas de los grupos profe- diario al cual se entreguen.
sionales o técnicos, de las asociaciones y sin- Entendemos por conferencia "tipo" y c h a r -
dicatos obreros o patronales ejercitarán, en la radial "tipo" aquellos t r a b a j o s de divulga-
sus respectivos círculos, u n a acción irradian- ción destinados a la masa indiferenciada o a
te, cada vez más amplia, de comprensión y di- auditorios heterogéneos que pueden servir de
vulgación del programa. El solo hecho de su base estructural y substancial p a r a cualquier
presencia en el Comité de Cooperación es ga- conferenciante, médico o no. La conferencia
r a n t í a de la seriedad y utilidad de la acción "tipo" no está destinada a ser leída, excepto
que se intenta, no sólo p a r a el propio círculo en casos excepcionales en que el conferen-
inmediato de relaciones, sino p a r a la comuni- ciante tenga poca experiencia de h a b l a r en
dad entera, que los sabe partes integrantes de público. En los casos de auditorios selecciona-
ella- Por otra parte, el Comité facilita enor- dos, maestros u otros grupos técnicos con cul-
m e m e n t e la acción educativa sistemática fren- t u r a especializada, el conferenciante podrá
te a los grupos profesionales (cursillos), como modificar el contenido, ampliándolo en con-
f r e n t e a la masa indiferenciada (films, char- formidad al nivel cultural del auditorio. Las
las, cartillas, etc.). conferencias deben programarse p a r a un lap-
El Comité debe ser presidido por alguna de so no mayor de 20 minutos y ser profusamen-
las autoridades de mayor jerarquía o por al- te visualizadas (films, diapositivos, gráficos,
guna de las personalidades de mayor respe- etc.).
tabilidad local, actuando como secretario el La charla radial propiamente tal, dialogada
director del programa de salud o de educa- o dramatizada y sonificada, tiene u n a técnica
ción sanitaria, quien, al igual que en el Co- compleja de elaboración que no la hace utili-
mité Técnico, lo vitalizará y orientará. zable sino en los grandes centros urbanos,
Hay conveniencia siempre en considerar pues exige de su autor condiciones de "libre-
al Comité Cooperador no como una creación tista", equivalente casi a las de u n autor
circunstancial, sino como un órgano perma- teatral. Por otra parte, los locutores que in-
nente de expresión de la comunidad en los tervengan en su transmisión deben poseer voz
problemas de la salud y en tal sentido deben "microfónica", excelente dicción y fácil emo-
ser programadas sus labores. tividad interpretativa. Preciso es, pues, limi-
tarse, en las comunidades provinciales o loca-
les, a la charla "tipo". Si el médico que inter-
viene o el locutor local no tienen voz microfó-
4.— Elaboración del material de información nica apropiada, agradable, pueden emplearse
discos grabados con la charla "tipo" por bue-
nos locutores de los grandes centros urbanos.
Las características generales de este mate- Más fáciles de realizar y de "perdonar" en
rial son: brevedad, lenguaje desprovisto de las transmisiones radiales son las transmisio-
todo tecnicismo y accesible al público de me- nes de entrevistas y de "mesa redonda" a que
nor cultura; estilo sencillo, pero muy cuidado nos referiremos brevemente más adelante.
en la f o r m a ; sabor local acentuado; n o t a tó-
nica principal: responsabilidad de la comuni- Las informaciones de crónica deben e n t r e -
dad y de cada ciudadano en la resolución de garse redactadas, día a día, a los reporteros o
los problemas de la salud. directamente a los diarios, a base de los acon-
Hay cinco variedades principales de mate- tecimientos que la acción misma desencadena.
rial informativo: Equivalen a los partes de guerra de u n Esta-
1.— Artículos de divulgación. do Mayor en c a m p a ñ a . Es indispensable que
2.— Conferencia "tipo". sean redactadas por el jefe ejecutivo o educa-
3.— Charla radial "tipo". dor sanitario, primero, p a r a evitar toda alte-
4.— Informaciones :de crónica. ración del sentido de la crónica, y, segundo,
5.— Boletín informativo mensual, del des- porque a ú n estas informaciones brevísimas
arrollo del programa. deben tener u n a o dos frases de contenido
Todo este material, excepto, naturalmente, educativo específico. Su estilo y titulares de-
las informaciones de crónica, debe ser previa- ben tener agilidad periodística. El redactor de
mente preparado ("prefabricado") en canti- crónica del diario a d a p t a r á la información, si
dad suficiente, antes de lanzar el programa. lo estima conveniente, a su peculiar estilo y
Los artículos de divulgación deben ser, en la acortará o alargará, a veces, según el espa-
cuanto a extensión se refiere, de f o r m a t o 2 cio disponible.
por 15 (dos columnas de 15 cm. de alto, má- El Boletín Informativo mensual es el órga-
x i m u m 20 cm-, a tipo 8 o 10); deben tener un no oficial del Comité Técnico Ejecutivo. Aun-
titular periodístico, esto es, sugerente, y con- que h a y a n aparecido en la prensa diaria no-
tener u n a visión t a n completa como sea posi- ticias detalladas de las actividades de los Co-
ble de la materia indicada en el titular. Si son mités Técnico Ejecutivo y Cooperadores, es in-
varios los periódicos de la localidad, deben en- dispensable recoger en una publicación men-
tregarse artículos distintos p a r a cada uno de sual u n a visión sintética de ellas que permi-
ellos. La variedad de materias t r a t a d a s esta- t a : 1) u n análisis de lo ya hecho y de lo que
r á en relación con las facetas y complejidad resta por hacer; 2) dar cuenta a la comuni-
11

dad del desarrollo del programa y de los re- tenso sabor local; d) paleta cromática de to-
sultados obtenidos h a s t a ese momento. nos cálidos, pero armoniosos (12).
El sabor local del material de información Las principales variedades del material de
debe ser e x t r e m a d a m e n t e acentuado, esto es, divulgación son:
elaborado a base de los múltiples datos resul- 1.— Films.
t a n t e s de la investigación del problema en la 2.— Af fiches.
comunidad. P a r a la visión del técnico son a t e - 3— Cartillas.
rradoras las cifras de mortalidad por tubercu- 4.— Carteles.
losis en la comunidad nacional; pero, al hom- 5.— Volantes, láminas, t a r j e t a s , etc.
bre medio de las comunidades locales, estas 6.— Circulares.
cifras no le producen ninguna impresión. Su
capacidad de abstracción le impide compren- 7.— Revista mensual ilustrada, modesta
der y sentir su importancia. Su visión no tie- (formato 1/32 o 1/16 de Mercurio).
ne más horizonte que la del batracio. Puede, La brevedad del espacio nos impide aden-
en cambio, ser impresionado p r o f u n d a m e n t e trarnos hoy en el estudio de la técnica de ela-
por las cifras de defunciones por tuberculosis boración y distribución de este material ni
en su comunidad; por la intensidad con que tampoco de las finalidades que persigue ca-
ataca a ciertos grupos de jóvenes y niños, etc. da u n a de sus formas. Son aspectos en p a r t e
Más impresión le produce, todavía, saber que analizados en algunos de nuestros t r a b a j o s
el hogar de su pariente, amigo, compadre o anteriores (13).
conocido f u é segado por dicha enfermedad a Indicaremos sólo que, t a n t o los films como
causa de la presencia en la casa de u n enfer- el affiche y la cartilla, requieren u n a técnica
mo de tuberculosis que contagió a toda la fami- a l t a m e n t e diferenciada, posible únicamente
lia. Estos hechos simples, que ocurren ahí, en- en los grandes centros urbanos. Aun la revista
tre esas gentes que conocen y ven casi diaria- mensual, por modesta que sea, requiere entre-
mente, tienen p a r a él mayor realidad e im- namiento periodístico en publicidad y propa-
portancia que lo que ocurre a través de esa le- ganda. Los esfuerzos de los Comités Técnico
j a n a e impalpable comunidad nacional. Segu- Ejecutivo y Cooperadores deben tender a que
r a m e n t e podrá dar u n paso más, b a j o la in- este material sea proporcionado por los orga-
fluencia de la c a m p a ñ a de Educación Sani- nismos centrales de las grandes instituciones
taria, y e n t r a r a participar con su actividad coordinadas.
o su aporte económico a la lucha contra las
condiciones desfavorables de vida. Una última observación: t a n t o el material
de información como el de divulgación no de-
El sabor local del material de información Den a p a r t a r s e j a m á s de la verdad científica
sirve, además, p a r a que la comunidad pueda aceptada ni de la realidad de los hechos in-
apreciar comparativamente las modificacio- vestigados en la comunidad, exagerándolos o
nes que experimenta el p a n o r a m a local b a j o minorizándolos. Esta realidad, por sí misma
la, influencia del programa. suficientemente dramática, es b a s t a n t e p a r a
Por último, el sabor local debe influir inten- despertar el interés de los ciudadanos.
samente en la elección de las personas que
p a r t i c i p a r á n en las conferencias, veladas, 6.— Cursillos de información técnico-adminis-
charlas radiales, etc. A la comunidad le agra- trativa al personal médico, paramédico y de
da saber y confirmar que algunos de sus diri- servicio de las instituciones coordinadas
gentes, hombres e n los cuales h a depositado
cierto grado de confianza, apoyan decidida- Si uno de los objetivos esenciales del Pro-
mente el p r o g r a m a . g r a m a de Salud o de Educación Sanitaria es
obtener la comprensión y participación acti-
En esto, como en todas las actividades del va de la comunidad, se comprende con c u a n t a
director del programa, deben ponerse en jue- mayor razón es no sólo un deber sino una ne-
go todos sus conocimientos psicológicos, su cesidad imperiosa obtener, a todo trance, el
experiencia e intuición de conocedor de almas
y el conocimiento de los intereses individuales
y colectivos presentes en la comunidad. No
olvidar que la realización del programa signi- (12) Intentar explica* cada u n a de estas condicio-
fica, desde la partida, r u p t u r a del equilibrio nes equivaldría a escribir u n tratado de Arte
de intereses establecido. Moderno, de Publicidad y Propaganda y de
principios psicotécnicos de la lectura y visua-
lización objetiva de impresos o de cuadros, pic-
tóricos. Esto revela lo difícil que es obtener que
el material de divulgación reúna las caracterís-
5.— Elaboración del material ticas indicadas, hecho posible sólo cuando Cien-
de divulgación cia, Técnica y Arte se entrelazan armoniosa-
mente para despertar el interés y la inquietud
del hombre de la calle y abrir su alma al co-
Las características generales de este mate- nocimiento de los hechos.
rial, en cuanto al contenido, son las mismas
indicadas p a r a el material informativo; pero,
en cuanto a, su presentación, debe reunir las
siguientes, que son de importancia f u n d a m e n - (13) Véase "Valor estético y educativo del affiche
t a l : a) elegante presentación (buen papel, médico-social", Dr. S. Elguín M., Boletín Mé-
buen tipo de impresión); b) estética composi- dico Social, año XV, N? 37, Junio 1937, У "Plan
esquemático de organización y técnica de las
ción de la masa de lectura y de sus ilustracio- Campañas de Educación Sanitaria", Dr. S. El-
nes; c) ilustraciones sencillas, con elementos guín M., Boletín Médico Social, año VIII, N.os
conocidos por el hombre de la calle, y ide in- i—79-82, I-IV-1941.
12

cumplimiento de este objetivo dentro del per- pos diferenciados, no médicos, y a la masa in-
sonal de las instituciones coordinadas. Es el diferenciada.
único medio de hacer menos violenta la rup- Sin olvidar las finalidades científicas pro-
t u r a del equilibrio de intereses establecido y pias y sus finalidades u objetivos prácticos, la
de t r a n s f o r m a r al personal que t e n d r á a su educación sanitaria, en esta acción, debe sus-
cargo las labores de la primera línea de a t a - tentarse en los métodos pedagógicos genera-
que en u n solo equipo, en u n a sola voluntad les de sistematización, graduación y globali-
puesta al servicio de la salud. No se crea que zación, con u n centro de interés o unidad de
es ésta una tarea fácil y que se pueda omitir- t r a b a j o específica, constituida por el proble-
la, cifrando esperanzas en las amplias faculta- m a eje del programa de salud: la tuberculo-
des administrativas de orden disciplinario de sis, la lucha antivenérea, la defensa materno-
que pueda estar investido el Jefe Ejecutivo infantil, etc.
La capacidad p a r a dictar órdenes y aplicar En su metodología general, debe obedecer a
medidas coercitivas está casi siempre reñida los siguientes principios: 1) planificación me-
con la capacidad p a r a m a n e j a r almas. En es- ticulosa; 2) fijación de etapas graduadas en
t a s condiciones, h a s t a el más bisoño de los duración e intensidad; 3) centralización de
porteros de servicio, por su contacto perma- las directivas y control y descentralización de
nente con .millares de personas de su clase, la acción; 4) polivalencia de la acción, pero
que constituyen la clientela habitual de las teniendo un centro de interés específico cons-
instituciones médicas, puede hacer f r a c a s a r el tituido por el problema eje del programa de
programa mejor concebido (14). salud; 5) selección de auditorios por sexos,
El cursillo de información es sólo el primer edades, nivel cultural, etc.; 6) utilización si-
contacto dinamizante con el personal. Debe m u l t á n e a de todo el arsenal de elementos m a -
estar sometido a un programa sistemático y teriales y de visualización creado especialmen-
graduado en que se analice sucesivamente el te p a r a cada acción.
problema general que dió origen al programa, En su metodología especial y ocasional, la
los datos resultantes de la investigación de C a m p a ñ a de Divulgación as realizará de
dicho problema en la comunidad, el programa acuerdo con los principios de la pedagogía ge-
elaborado en cada u n a de sus facetas, la ac- neral y de la publicidad y propaganda, según
titud y deberes del personal f r e n t e al progra- los objetivos que se desee cumplir.
ma, etc. La C a m p a ñ a de Divulgación comprende las
Si este cursillo es al estilo de las antiguas siguientes actividades principales:
cátedras, por todos conocidas, en que el maes- 1.— Campaña de p r e n s a .
tro parece recitar una lección, auguramos de 2.— C a m p a ñ a radial.
a n t e m a n o el fracaso. Ningún pedagogo acepta 3.— C a m p a ñ a cinemática.
ahora esta modalidad de t r a b a j o . Debe abrirse 4.— C a m p a ñ a de conferencias.
discusión, t r a n s f o r m a r la lección en cátedra La campaña de prensa comprende:
viva de lo vivo, pidiendo y provocando la par-
ticipación del personal con sus ideas, observa- a) Conferencias de prensa: deben realizarse
ciones y preguntas espontáneas o "dirigidas" i n m e d i a t a m e n t e después de constituido el Co-
p a r a aclarar dudas, rectificar posiciones erró- mité Técnico Ejecutivo Provisorio y u n a vez
neas y organizar mejor el t r a b a j o . (jue se h a y a establecido el contacto con las au-
Una vez realizado el cursillo y como su fru- toridades principales de la comunidad. Su téc-
to más promisor, debe precederse a la consti- nica es sencilla, pero muy cuidadosa en el as-
tución de "equipos de t r a b a j o " dentro de los pecto formal, ya que los periodistas, en gene-
servicios, bajo la dirección de un jefe respon- ral, son muy "quisquillosos" en m a t e r i a de ol-
sable que se encargue de los diversos aspectos vidos o preterizaciones. No debe omitirse
del problema, dentro o f u e r a de ellos. ninguna publicación, por modesta que sea. La
invitación a la reunión debe ser precedida no
Posteriormente, deben organizarse reunio- de un simple llamado telefónico sino de una
nes periódicas de los distintos jefes de equipo, visita al director de la publicación por el je-
destinadas a afianzar el conocimiento y la fe del programa, visita en que se t r a t a r á de
aplicación de las técnicas y el estado de des- las líneas generales del plan y se solicitará
arrollo del programa en el cumplimiento de especialmente no publicar n a d a m i e n t r a s el
sus objetivos generales y especiales. Comité Ejecutivo no dé a conocer el programa
en la conferencia de prensa. Aunque los perio-
distas asistentes h a y a n tomado nota de lo tra-
7.— Campaña de divulgación tado d u r a n t e su desarrollo, se entregará u n
m e m o r á n d u m conteniendo todos los datos ge-
Establecida la organización técnico-admi- nerales necesarios, de modo que al periodista
nistrativa adecuada y los primeros núcleos de le sea fácil elaborar su propia información
organización de la comunidad en función del o publicarla tal cual se le entrega. Durante
plan, elaborado el material de información y la conferencia se t e n d r á a la vista u n peque-
de divulgación y realizada la labor de infor- ño micromuseo mural, sólo con los gráficos y
mación técnica al personal médico, paramédi- cuadros generales pertinentes al problema y
co y de servicio, estamos en condiciones de que sean útiles p a r a su mejor comprensión- .
lanzar la C a m p a ñ a de Divulgación a los gru- Uno o dos de los asistentes deben integrar
el directorio del Comité de Cooperación.
(14) En más de alguna ocasión, hemos visto cómo Posteriormente, d u r a n t e el desarrollo del
languidecían y terminaban por suprimirse ini- programa a través de sus diversas etapas, el
ciativas muy bien encaminadas que, por olvido contacto con los periodistas debe ser muy fre-
de estas recomendaciones, el Jefe Ejecutivo no cuente, mediante nuevas conferencias de pren-
supo transformar en vivencias del personal a sa o la visita de los reporteros a la oficina del
su cargo. Jefe Ejecutivo p a r a la búsqueda de mayores
13

datos o la recepción de las informaciones de b) Cursillos para otros grupos calificados:


crónica o de otro material de divulgación. Cruz Roja, dirigentes sindicales, Centros de
b) Informaciones de crónica: diarias, redac- Padres, asociaciones culturales, etc-
t a d a s por el Jefe Ejecutivo y entregadas, por
mano, a los directores de diario o a los re-
porteros que pasen a buscarlas. 3.— Etapa de asalto
c) Editoriales: dos semanales (domingos y
festivos, especialmente). La etapa de asalto tiene por objeto sacudir
d) Artículos de divulgación científica: dos intensamente a la comunidad alrededor de u n
por semana p a r a diarios y revistas, especial- programa de salud determinado. D u r a n t e 7 a
mente el día domingo (suplementos dominica- 15 días, masas enteras de la población viven
les, en lo posible ilustrados con gráficos o fo- preocupadas i n t e n s a m e n t e del t e m a candente
tografías) . que le asalta dondequiera que vaya. La radio,
e) Frases slogan (motes), muy breves y m a - el cine, el folleto, la cartilla, el volante, el pe-
cizas, a dos columnas, entre lecturas. riódico, el affiche, la conferencia, etc., la per-
La campaña radial comprende: siguen en el taller, en la fábrica, en el hogar,
a) Entrevistas a médicos jefes zonales de en el sindicato, e n el club o en los sitios de
las instituciones coordinadas, miembros del esparcimientos.
Comité Ejecutivo, especialistas en Tisiología, Como su nombre lo indica, e n ' e s t a etapa se
Pediatría, médicos generales, etc.: u n a por se- toma por "asalto" la conciencia colectiva y
mana. se la mantiene a t e n t a y alerta a las alterna-
b) Mesa redonda, con dos o tres personas de tivas de la acción educativa desarrollada pa-
las anteriormente indicadas o miembros del ra imponer a las masas la consideración y es-
Comité de Cooperación: u n a por semana. tudio de algún problema vital p a r a salud
• Tanto las entrevistas como la mesa redon- del individuo y de la colectividad. Acción p ú -
da deben realizarse en conformidad a "libre- blica predominante, máxima rapidez y efi-
tos" previamente elaborados por el Jefe Eje- ciencia de la organización y utilización simul-
cutivo del Programa de Salud y sometidos y t á n e a de todos los medios modernos de infor-
estudiados con el director de la radio o su je- mación, son las características de esta etapa.
fe de programas artísticos. La técnica de estos Se movilizará todo el personal médico, pa-
libretos es sencilla y no se a p a r t a del desarro- ramédico y de servicio disponible de las insti-
llo de u n a conversación familiar. tuciones coordinadas, públicas y privadas, y
c) Minuto antituberculoso o minuto de la por intermedio de los Comités Cooperadores
salud: frases o slogans, seis veces por día. y la acción misma se i n t e n t a r á obtener la
d) Charlas tipo: u n a por semana (disco gra- participación activa de la comunidad entera.
bado, en algunos casos). Se realizará en tres fases sucesivas:
La campaña cinemática comprende: l?1 fase: urbana, en la sede provincial del
a) Films ("cortos" de 35 mms.) incorpora- Comité Ejecutivo.
dos al noticiario que precede a la exhibición fase: urbana, en las cabeceras de depar-
de la película de fondo en cada teatro de la tamentos.
localidad y proporcionados por los organismos 3^ fase: urbano-rural, en las localidades de
centrales de las instituciones coordinadas. este carácter, correspondiente a cada provin-
b) Diapositivos, en todos los teatros, con le- cia.
yendas ilustradas. . Comprende las siguientes actividades:
La campaña de conferencias comprende:
a) Cursillos de información para maestros:
Tipo de "ronda" educativa; una o dos leccio- 1.— Inauguración de la
nes p a r a c a d a grupo, y en total el número de "Semana de la Salud"
lecciones que sea necesario según las agrupa-
ciones escolares: "Semana antituberculosa", "Semana antive-
1) P a r a directores de establecimientos edu- nérea", etc., según el problema eje del Pro-
cacionales . g r a m a de Salud o de Educación Sanitaria, e n
2) P a r a el profesorado, por grupos de es- conformidad al "Programa Guía" (15).
cuelas en cada barrio.
Este es el primer paso p a r a iniciar poste-
riormente u n a educación p a r a la salud siste-
mática y g r a d u a d a entre los escolares por los 2.— Campaña de prensa
propios maestros en conformidad a las p a u -
t a s pedagógicas propias de las Unidades de- Durante la etapa de asalto, la c a m p a ñ a de
Enseñanza. No nos ocuparemos aquí de estos prensa comprende las siguientes actividades:
aspectos que tienen una técnica difícil y for- a) Tres días antes de la iniciación de la
man parte de los métodos de la educación c a m p a ñ a de asalto, se publicará í n t e g r a m e n -
sanitaria escolar. (1). te, en todos los diarios locales, el p r o g r a m a
completo de los actos y conferencias de la Se-
m a n a Antituberculosa u r b a n a o rural, según
los casos. A partir de la iniciación de la cam-
(1) En la Escuela Experimental El Salto (Santiago), p a ñ a , se publicarán diariamente los actos y
que reviste el carácter 3e- 'Escuela para la Co- charlas correspondientes a cada día, b a j o el
munidad" iniciaremos el nroximo año, en título: SEMANA ANTITUBERCULOSA — Los
conformidad a programas perfectamente gradua-
dos, estudiados en colaboración con el Gabinete Actos de Hoy.
Pedagógico de la Escuela, u n ensayo de autén-
tica educación sanitaria escolar que abarque no
sólo a los 1.500 alumnos, sino también g, la co- (1§) Véase anexo al final: Programa Guía de la Se-
munidad entera. mana Antituberculosa.
14

b) Publicación diaria de u n a síntesis de las como "volantes", a granel, sino que se entre-
conferencias dictadas el día anterior, redac- g a r á n a quien lo solicite, espontáneamente, a
t a d a por el mismo conferenciante. la persona que tenga a su cargo la distribución
c) Publicación en la prensa local del "Bole- a la salida del local de la conferencia o del
tín Informativo Mensual", con relatos resú- acto público.
menes sobre el desarrollo del Programa de
Salud o de vacunación con В. C. G. En este
último caso, el rubro sería "CAMPAÑA В. C.
G.". De este "Boletín" se h a r á u n a tirada 6.— Campaña de Educación Sanitaria
aparte, de 2.000 a 5.000 ejemplares, p a r a dis- por medio de affiches o carteles
tribuirlos individualmente (casillas de Correo;
guías telefónicas o cualquier otro medio de a) Envío oportuno a todos los centros médi-
ubicación de los individuos a quienes se de- cos asistenciales de las instituciones coordina-
see entregarles esta información). El f o r m a t o das en la jurisdicción correspondiente, acom-
será 1/32 de Mercurio. p a ñ a n d o las instrucciones p a r a su distribu-
ción. El Jefe Ejecutivo reservará el mayor n ú -
mero p a r a los centros urbanos de importan-
cia.
3.— Campaña radiofónica
b) Affichaje general de la ciudad. Puede
adoptar dos f o r m a s :
a) "Informativo В. C. G.". Transmisión dos Distribución masiva dispersa-
veces al día. Información sobre los actos ve- Distribución concentrada.
rificados el día anterior y los que se verifica- La distribución masiva dispersa en las ca-
r á n d u r a n t e el curso del día, invitando a la lles, paseos públicos, fábricas, escuelas, cuar-
asistencia y dando indicación resumida del teles, correos, ferrocarriles, etc., debe limitar-'
programa. se al número estrictamente indispensable. En
b) Charla radial diaria sobre temas que fi- general, la vida de estos affiches es muy cor-
j a r á el Jefe Ejecutivo (máximum 7 a 10 minu- ta y los sitios en que se colocan constituyen
tos) y que será agregada al programa oficial al poco tiempo, más que un centro de atrac-
de la "Semana Antituberculosa". ción de la atención del público, un centro de
c) Obtener que las charlas sean transmiti- repulsión por el feo aspecto que presentan.
das e n cadena si h a y varias broadcastings en La distribución concentrada y limitada só-
la ciudad. lo a ciertos sitios públicos, elegidos convenien-
d) Frases slogans- Transmisión de seis a temente, lejos del alcance de la m a n o del ob-
diez frases diarias. servador, pero a u n a altura suficiente p a r a su
fácil inspección ocular, es mucho más acon-
sejable.
4.— Campaña cinemática c) Affichaje de ciertos sitios privados de las
grandes empresas, fábricas o edificios estata-
a) Proyección de diapositivos en todos los les o comerciales, en los cuales h a y a concen-
teatros, con indicación de la dirección y horas tración de público a determinadas horas.
de funcionamiento de los servicios de la cam- d) Impresión y distribución de 1.000 a 5.000
paña, invitando al público a utilizarlos. grandes carteles, en papel de color, de las mis-
b) Proyección de diapositivos con leyendas mas dimensiones de los affiches, p a r a colocar-
similares a las del "minuto antituberculoso", los en los mismos sitios y conteniendo el pro-
renovables diariamente. grama de la Semana Antituberculosa.
c) Proyección diaria de diapositivos en los
teatros locales, con indicación del programa
de los actos que se están realizando.

7.— Campaña de Educación Sanitaria


5.— Campaña de Educación Sanitaria por medio de los Museos Sociales
por medio de impresos o cartillas

a) Envío oportuno a todos los centros mé- El Museo Social se organizará a base de grá-
dicos asistenciales de las instituciones coor- ficos, cuadros, fotografías, affiches, etc. En
dinadas en la jurisdicción correspondiente, y estos elementos de divulgación se abordará el
en cantidad proporcional a la población, de problema de la tuberculosis en el país y en la
los impresos y cartillas necesarios. provincia.
b) Distribución individual o masiva de los Inauguración pública del Museo Social Per-
folletos o cartillas. La distribución individual m a n e n t e d u r a n t e el desarrollo de la Semana
será obligatoria en todos los centros de diag- Antituberculosa.
nóstico y t r a t a m i e n t o a todo enfermo que se La presentación del Museo debe ser lo más
presente a la consulta. Estará a cargo del pro- original, atrayente y didáctica posible, evi-
pio médico, visitadora social, enfermera sani- tando el exceso y la congestión del material
taria, secretaria de equipo, etc., previo exordio por medio de su agrupación en centros de in-
apropiado. La distribución individual se h a r á , terés, de los cuales cada uno constituye u n a
también, a las personas que lo soliciten por lección objetiva completa del problema que
escrito al Médico Jefe Ejecutivo. enfoca.
La distribución masiva se h a r á en los mo- El Museo podrá revestir el carácter de per-
mentos de las conferencias o de otros actos m a n e n t e o ambulante, según las necesidades
públicos. En estos casos, no serán repartidos de la c a m p a ñ a .
15

8.— Campaña de Educación 5— Publicación de la página mensual ilus-


Sanitaria individual t r a d a ("Página de la Salud" o "Página Médi-
co-Social"). Ocupará media página f o r m a t o
Comprende: Mercurio y contendrá u n brevísimo artículo
a) Acción educativa sistemática y perma- de divulgación sanitaria, p r o f u s a m e n t e ilus-
nente, realizada por el personal médico y pa- trado o, simplemente, será u n c o n j u n t o de fo-
ramédico de los centros de diagnóstico o tra- tografías referentes a temas de higiene social,
tamiento, en cada ocasión que un enfermo so- saneamiento ambiental o de TBC., con leyen-
licite atención, a c o m p a ñ a d a de la entrega de das apropiadas.
información escrita (cartillas, folletos, etc.). 6.— La c a m p a ñ a de prensa se m a n t e n d r á
b) Acción educativa periódica, realizada por con menor intensidad, estableciéndose en la
el Jefe Ejecutivo mediante el envío de infor- prensa local, la sección "¿Cómo está su sa-
mación sanitaria: folletos, cartillas, affiches, lud?" o "Consultorio de salud". Se publicará
conferencias "tipo", boletines informativos, a especialmente en aquel diario que más inteli-
todas las personas registradas en el fichero gentemente h a y a hecho la propaganda anti-
individual. tuberculosa. Estará a cargo del médico que de-
P a r a todo envío postal de este material im- signe el Jefe Ejecutivo, sin perjuicio de la
preso se t r a t a r á de obtener el porte f r a n c o de cooperación que le preste el resto del perso-
que gozan las comunicaciones de la Dirección nal. Aparecerá jueves y domingos y no t e n d r á
General de Sanidad. Todo envío debe llevar la mayor extensión que 1/32 de página, f o r m a t o
indicación: "Si no se encuentra destinatario, Mercurio.
devuélvase a . . . " .
7.— Las c a m p a ñ a s cinemática, radiofónica,
c) Entrega o remisión de información simi- etc., se m a n t e n d r á n con menor intensidad.
lar a las personas que lo soliciten, personal-
mente o por escrito, al Jefe Ejecutivo- V.—ESTADISTICA, CONTROL FUNCIONAL
4.—ETAPA DE CONSOLIDACION Y EVALUACION DE RENDIMIENTOS
La etapa de consolidación tiene por objeto La estadística de la labor realizada en cada
m a n t e n e r latente el interés de la comunidad sede provincial se registrará mediante los si-
sobre el programa general de salud o sobre guientes formularios: a) control de conferen-
algunos de sus aspectos específicos y concen- cias, radio, folletos, rincones de salud (Form.
t r a r la acción sobre aquellos grupos sociales N<? 1); b) control de publicaciones en perió-
a los cuales no h a y a alcanzado en la etapa dicos y revistas (Form. № 2); c) control de
anterior o en los cuales se quiera obtener re- exhibiciones (Form. № 3); d) Control de
sultados definitivos y controlables (escuelas, educación sanitaria individual (Form. N? 4);
cuarteles, sindicatos, etc.). El ritmo de la ac- e) Test de capacitación (elaborados según ne-
ción es más lento, pero su tonalidad 1 indivi- cesidad) .
dualizadora cobra preferencia y requiere el El Jefe Ejecutivo de cada provincia elabo-
m á x i m u m de tino y diligencia. r a r á u n informe mensual sobre las actividades
Comprende las mismas actividades desarro- desarrolladas. Este informe será presentado al
lladas d u r a n t e la c a m p a ñ a de asalto, m á s Comité Ejecutivo y enviado a las direcciones
otras tendientes a individualizar y sistemati- de los Servicios Médicos Coordinados, conjun-
zar la acción. Entre ellas anotaremos las si- t a m e n t e con los formularios 1, 2, 3 y 4. Con el
guientes: formulario № 2 deberá acompañarse también
1.— Desarrollo de cursillos breves, de dos o la colección de' recortes de prensa correspon-
tres lecciones, en los cursos superiores de es- dientes, debidamente presentados-
tablecimientos educacionales primarios, se- Semestralmente, la secretaría del Jefe Eje-
cundarios y especiales, con miras al entrena- cutivo h a r á el escrutinio de los datos registra-
miento de los maestros p a r a u n a f u t u r a y dos y elaborará los siguientes cuadros, que se-
auténtica educación sanitaria escolar. r á n enviados también a las Direcciones Ge-
2.— Organización de concursos que estimu- nerales de los Servicios:
len la formación de hábitos higiénicos y de 1.— Resumen de veladas y asistentes por
prevención de la tuberculosis entre escolares meses.
primarios y secundarios. D u r a n t e el año se ce- 2.— Resumen de veladas y asistentes por
lebrarán tres concursos, en el orden que se iristituciones.
indica: a) Concurso de la mejor d e n t a d u r a ; 3.— Resumen general de veladas, exhibicio-
b) Concurso de composiciones sobre la vacuna nes y asistentes.
В. C. G.; c) Concurso de ilustraciones y affi- 4.— Número de exhibiciones de películas y
ches sobre el problema de la TBC. porcentaje en cada t e m a en relación con el
3.— Desarrollo de cursillos breves, dos a tres total de exhibiciones.
lecciones, p a r a el personal de las Fuerzas Ar- 5.— Resumen de conferencias por profesión
madas . del Educador Sanitario (médicos, dentistas,
4.— Inauguración de la Escuela Ratdial de visitadoras, enfermeras, etc.).
la Salud y del Consultorio Radial de la Salud 6.— Resumen de conferencias por temas.
(con material enviado por el Comité Central). 7.— Resumen de cursos o cursillos realiza-
(16). dos con miras a la Educación Sanitaria Sis-
temática (Escolares, maestros de otros grupos
(16) En septiembre de este año inauguramos la pri- profesionales).
mera 'Escuela Radial de la Salud, en colabora- 8.— Resumen de publicaciones de prensa y
ción con el Servicio de Radio y Cine del Minis- divulgación sanitaria clasificadas.
terio de Educación Pública, con u n a transmi- 9.— Exposiciones, museos y rincones de s a -
sión semanal que se ha mantenido hasta aho-
ra. Durante el próximo año trabajará día por lud establecidos.
medio, con distinto público y a distintas ho- 10.— Charlas radiodifundidas.
ras. 11.— Cooperación prestada por el Comité
16

Ejecutivo a diversas instituciones públicas o Junde con las finalidades de la Medicina So-
privadas. cial.
12—Distribución del material gráfico e im- 2.— Investigación de los problemas o facto-
preso. res ambientales que influencian el desarrollo
psicosomático del niño en la escuela, en el ho-
En. la Memoria Anual que se enviará a las gar y en la comunidad.
Direcciones Generales de las Instituciones
Coordinadas se incluirán, asimismo, todos los 3.— Investigación experimental de la utili-
datos y cuadros estadísticos ya señalados- dad y eficacia de sus métodos, técnicas y pro-
cedimientos .
La evaluación del rendimiento del t r a b a j o Las finalidades de la Educación Sanitaria
se h a r á a base de: aplicada, son:
a) Indices mensuales de morbilidad y mor- 1.— Capacitar al niño, al joven y al adulto
talidad específicas. p a r a la conservación y robustecimiento de la
salud.
b) Indices mensuales de consultas específi-
cas, exámenes radioscópicos y otros. 2.— Sacudir poderosamente el medio social
p a r a obtener la organización racional de la
c) Indices mensuales de atenciones mater- vida sanitaria de las colectividades, suminis-
no-inf antil. trando en la escuela, en el hogar y en la co-
d) Indices mensuales de vacunaciones con munidad las bases de u n p r o g r a m a compren-
В. C. G. sivo de defensa y fomento de la salud.
e) Tests de capacitación (escolares). 3— Despertar el sentido de la responsabili-
dad personal en el niño, joven y adulto fren-
Los datos serán comparados con los mismos te al problema de la conservación y fomento
índices de un período de por lo menos seis de la salud individual y colectiva, con el f i n
meses anteriores a la fecha de iniciación de de obtener la participación activa de cada ciu-
las actividades de la c a m p a ñ a preparatoria. dadano en la realización del ideal de vida de
un pueblo sano en u n medio sano.
Los tests de capacitación servirán p a r a va-
lorizar el grado de aprovechamiento de las en- 4.— Estimular, coordinar y organizar los es-
señanzas impartida^ en los cursos cíclicos fuerzos aislados y dispersos que realizan en el
(cursillos) y se elaborarán en conformidad al mismo sentido, multitud de o t r a s entidades
programa de ellos y a las instrucciones espe- públicas y privadas, maestros, médicos, diri-
ciales que i m p a r t a la j e f a t u r a de la campaña. gentes de instituciones culturales o, simple-
mente, hombres de buena voluntad.
&.— Mantener p e r m a n e n t e m e n t e i n f o r m a d a
PALABRAS FINALES a la opinión pública y a los sectores profesio-
nales, especialmente maestros, médicos y pa-
Hemos intentado, en las páginas anteriores, ramédicos, de las más recientes conquistas en
bosquejar ligeramente la técnica general de la el campo de la Medicina, de la Higiene y de la
Educación p a r a la Salud. Consideramos ahora Seguridad Social.
de interés, y sólo con miras a la divulgación, 6.— Crear el material técnico de objetiva-
precisar nuevamente las finalidades de la ción de conocimientos más sencillo y bello,
Educación Sanitaria, tales cuales f u e r o n con- apropiado p a r a cada grupo o categoría de po-
cebidas hace quince años y recientemente ex- blación.
puestas d u r a n t e el curso p a r a los profesores
de la Escuela Experimental "El Salto", de
Santiago (17), que estamos desarrolando con Para terminar, repetiremos lo que decíamos
nuestro acucioso equipo de colaboradores in- en una de nuestras primeras Memorias Anua-
mediatos y el honroso concurso de algunos co- les a la Dirección de los Servicios Médicos de
legas de la Caja y de otras instituciones, es- la Caja de Seguro Obligatorio:
pecialistas en los temas correspondientes. "La Educación Sanitaria es la vanguardia
Las finalidades de la Educación Sanitaria de la Medicina Social y de la Pedagogía So-
pura (18), son: cial (19).
1.— Conocimiento de los problemas, facto- P a r a los grandes pioneers de la primera, es
res sociales y del medio circundante, que con- un axioma :"No h a y Medicina Social sin Edu-
dicionan o determinan las alteraciones de la cación S a n i t a r i a " .
salud en los grupos humanos, utilizando mé- Y se comprende que así sea: la Educación
todos científicos y los aportes de otras disci- Sanitaria es la única medicina preventiva
plinas de la cultura. En este aspecto se con- perdurable y eficaz porque se dirige al espíri-
tu antes que al soma.
La Educación Sanitaria realiza lo que la Me-
(17) Véase "Curso de Educación para la Salud a los dicina Social y la Pedagogía Social no p o d r á n
profesores de la Escuela Experimental "El Sal- por sí solas realizar j a m á s : elevar el cultivo
to", de Santiago: "Educación Sanitaria en Medi- de la vida y la preocupación por la salud a la
cina Social y Pedagogía Social". (Síntesis mi- categoría de ideal p e r m a n e n t e de u n pueblo.
meografiada). Dr. S. Elguín M.
(19) Véase Memorial Anual de la Sección Educación
(18) Esta distinción entre Educación Sanitaria pu- Sanitaria de la Caja de Seguro Obligatorio, año
ra y aplicada tiene sólo u n valor didáctico. 1937, Dr. S. Elguín M.
17

S U M A R I O A N E X O

I.—Introducción. PROGRAMA GUIA DE LA SEMANA


ANTITUBERCULOSA
II.—Técnica general de la Caja de Seguro Obli-
gatorio en 'la investigación y resolución d¡e los pro- Domingo (10 horas).— G r a n velada pública
blemas médicosociales de :1a población y en la ela- inaugural de la Semana Antituberculosa, en
boración de los programas de defensa de la sa- el teatro de la localidad, con el siguiente pro-
lud. grama :
1.— Orquesta (cinco minutos).
III.—Por qué y cómo nació la ¡Sección Educación 2.— Discurso del señor I n t e n d e n t e de la
Sanitaria de la Caja de Seguro Obligatorio. Provincia, analizando la trascendencia de los
actos que se i n a u g u r a n (quince minutos).
3.— Breve explicación de las finalidades de
IV.—Técnica General de Educación Sanitaria: la Campaña Antituberculosa con В. C. G. ¡por
el Médico Jefe Ejecutivo (quince minutos).
1.—'Conocimiento de ia realidad: 4.— Número de variedades a cargo de adul-
tos o escolares (quince minutos).
Investigación de los problemas en la comuni-
dad. 5.— Discurso a cargo de algún dirigente de
Jerarqiulización de 1о;з problemas. instituciones obreras, sindicales o ¡mutualistas
Elaboración del plan o programa. (diez minutos).
6.— Película cedida por el teatro (quince
minutos).
2.—Etapa preparatoria: 7— Conferencia sobre el problema de la tu-
berculosis y su prevención con la vacuna B.
Entrevistas personales y colectivas. C. G., ilustrada con diapositivos y proyección
Organización del ¡Comité Técnico ¡Ejecutivo Pro- de películas alusivas, a cargo del Médico Jefe
vincial. Ejecutivo (veinte minutos).
Organización de Comités Cooperadores.
Elaboración ¡del material de información.
(12 horas).— Inauguración pública del Mu-
Elaboración del material de divulgación.
seo Social de la Tuberculosis. En el foyer del
Cursillos de información técnico-administrativa
teatro o en el local cercano más apropiado.
al personal médico, paramédico y de servicio Explicar al público el contenido de la exposi-
de las instituciones coordinadas. ción: labor a cargo de médicos, visitadoras
sociales, enfermeras sanitarias, practicantes u
otro personal p r e p a r a d o .
¡Campaña de divulgación: El Museo permanecerá abierto d u r a n t e toda
la Semana de Asalto. Si lo permite el local,
se verificarán breves charlas diarias, en las
Campaña d¡e prensa. que el médico tisiólogo, pediatra o médicos ge-
Campaña radial. nerales explicarán el problema de la tuber-
Campaña cinemática. culosis .
Campaña de conferencias.
Lunes (Tarde o noche). Conferencia p a r a
adultos en u n centro obrero. Tema: Conse-
cuencias individuales y sociales de la TBC.,
3.—Etapa de Asalto: especialmente en la provincia.
Conferenciante:
Inauguración de la Semana de la Salud. (Tarde).— Charla p a r a los alumnos de los
Campaña de prensa. cursos superiores del Liceo de Hombres. Te-
Campaña radial.
Campaña cinemática.
ma: El В. C. G. en la prevención de la t u b e r -
Campaña por medio de impresos o ¡cartillas. culosis y sus proyecciones en la salud del pue-
Campaña por medio de afficbes o carteles. blo chileno.
Oaimpaña por medio de los museos sociales. Conferenciante:
Campaña de Educación Sanitaria Individual.
Martes (Tarde o noche).— Conferencia pa-
ra adultos en u n Centro de Padres y Vecinos
4. —Etapa de consolidación.
de la Escuela. Tema: El Problema Social de la
Tuberculosis en el país y en la localidad.
Conferenciante:
5,—Estadística, control funcional y evaluación de
rendimientos. (Tarde).— Charla p a r a las a l u m n a s de los
cursos superiores del Liceo de Niñas. Tema:
La TBC. en los escolares y adolescentes. Su
Palabras finales. profilaxis.
18

Conferenciante: Cómo se defiende al cuerpo del ataque de las


enfermedades contagiosas.
Miércoles: (Tarde o noche).— Conferencia
p a r a adultos e n u n sindicato p a r a obreros o Conferenciante:
empleados. Tema: P a n o r a m a de la TBC. en
Chile y en la provincia. Viernes (Tarde o noche).—Charla para el
Centro de Padres y Vecinos del Liceo de Ni-
Conferenciante: ñas. Tema: La lucha antituberculosa reclama
(Tarde).—Charla p a r a grupos escolares pri- la cooperación de los padres de familia.
marios, segundo y tercer grados. Tema: La Conferenciante:
Higiene en el Niño. Defensa contra la tuber-
culosis. Tarde).—Charla p a r a grupos escolares pri-
marios, segundo y tercer grados. Tema: Vida
Conferenciante: s a n a en ambiente sano nos librarán de la t u -
Jueves (Tarde o noche).— Charla p a r a el berculosis.
Centro de Padres y Vecinos del Liceo de Hom-
bres. Tema: La lucha antituberculosa recla- Conferenciante:
m a la cooperación de los padres de familia. Sábado (Mañana).— Charla p a r a carabine-
Conferenciante: ros o militares en sus cuarteles. Tema: Deber
patriótico es luchar contra la tuberculosis.
(Tarde).— Charla p a r a grupos escolares Conferenciante: Cirujano de Carabineros o
primarios, segundo y tercer grados. Tema: Cirujano del Regimiento.

Stgo., 14-VI-51.— O,/3003 —LA NACION.

Похожие интересы