Вы находитесь на странице: 1из 1

“La obligación que tenemos para con Dios de

presentarles cuerpos limpios, puros y sanos,

UN ASUNTO DE OBEDIENCIA
no se comprende. El dejar de cuidar la
maquinaria viviente es un insulto infligido al
Creador. Existen reglas divinamente

“SIN SANTIDAD NADIE VERA


establecidas que, si se observan, guardaran a
los seres humanos de la enfermedad y la
muerte prematura. Una razón por la cual no
disfrutamos de más bendiciones del Señor, es

AL SEÑOR” Hebreos 12:14.


que no prestamos atención a la luz que ha
placido darnos con respecto a las leyes de la
vida y la salud. Dios es tan ciertamente el autor
de las leyes físicas como lo es de la ley moral.
Su ley está escrita con su propio dedo sobre
T E S A N A R E
cada nervio, cada músculo y cada facultad que
E J O I U G E S
ha sido confiada al hombre.
M E L R T U P P
P R E R A O E El Creador del hombre ha dispuesto la
E C M I S R maquinaria viviente de nuestro cuerpo. Toda
O
R I D
C O A función ha sido hecha maravillosa y
A O E I N sabiamente. Y Dios se ha comprometido a
N R O Z
A conservar esta maquinaria humana
C N A
M marchando en forma saludable, si el agente
I E E
N humano quiere obedecer las leyes de Dios y
A N
T cooperar con él. Toda ley que gobierna la
E
DIOS maquinaria humana ha de ser considerada tan
divina en su origen, en su carácter y en su

T E S AN A R E
importancia como la Palabra de Dios. Toda
acción descuidada y desatenta, todo abuso
cometido con el maravilloso mecanismo del
Señor, al desatender las leyes específicas
que rigen la habitación humana, es una
violación de la ley de Dios. Podemos
“Mas yo haré venir sanidad para ti, y te sanaré de tus heridas, contemplar y admirar la obra de Dios en el
mundo natural, pero la habitación humana es la
dice Jehová; porque Arrojada te llamaron, diciendo: Esta es más admirable. El pecado de seguir una
conducta que gaste innecesariamente la

Sión, a la que nadie busca.” Jeremías 30:17 RV1909.” vitalidad u oscurezca el cerebro” Consejo
Sobre el Régimen Alimenticio, páginas 17, 18.

Похожие интересы