Вы находитесь на странице: 1из 5

 

Diseño e implementación de la técnica de evaluación a través


de e-portafolios en el aula a partir de la introducción de las TIC

Clase 3
Los caminos del e-portafolio

Hola, comenzamos en esta tercera clase a producir nuestro plan de e-portafolios, y


supongo que ya estarás ansioso/a de empezar a experimentar lo visto y que eso, a su
vez, conduzca a nuevas reflexiones.
En la clase pasada abordamos el concepto de e-portafolio, y será importante ahora
detenernos en los pasos que sugería Barberá, E. para tener en cuenta a la hora de
planificar un portafolios para nuestro curso.

A preparar el e-portafolios
Definición del contexto

En primera instancia será fundamental revisar nuestro contexto, que implicará:

a. Apoyo para implementar un portafolio

En tanto la utilización del e-portafolios se debe dar en el


marco de un enfoque más macro de mejora de los procesos de
enseñanza, de aprendizaje y de evaluación, su implementación
requiere del conocimiento y apoyo de la dirección y de los
padres; e incluiríamos, al menos, la comunicación con los
demás docentes de que trabajaremos con las/os estudiantes de
ese modo en algún momento del año.

b. La experiencia anterior de las/los estudiantes en el


trabajo con portafolios

Siendo el e-portafolios un medio que se sustenta en un ejercicio de la


autorreflexión, requiere de los alumnos una práctica en ese sentido. Así, si no han
trabajado aún con portafolios al menos debemos saber si vienen trabajando con algún
tipo de evaluación formativa regularmente. Pero atención: si vamos a esperar a tener
alguna certeza del logro de la competencia de autoevaluación por parte de todo el grupo
para comenzar a trabajar con e-portafolios puede suceder que ese momento no llegue o
tarde en hacerlo. Al contrario, el uso del e-portafolios irá ayudando en su desarrollo a
lograr esa transformación paulatinamente. Naturalmente, llevará tiempo; tal vez el
resultado inicial no será el que soñemos, pero se trata de un proceso de -al menos-
mediano plazo. Por eso, si esto puede llegar a “contagiar” a otras/os colegas, las
posibilidades de operar e institucionalizarse sobre la propia cultura escolar tendrá más
chance de ser exitosa.

Diseño e implementación de la técnica de evaluación a través de e-portafolios 1° cohorte 2018 1


en el aula a partir de la introducción de las TIC. Clase 3

 
 
c. La disponibilidad tecnológica que posean en la escuela y en el hogar

Para la aplicación de un e-portafolio es fundamental conocer cuánto podrán trabajar


sobre el mismo las/os alumnas/os, tanto en la escuela como en el hogar. Cierta carencia
en este aspecto -como veremos- no es un obstáculo que lo impida, pero sí podemos
ajustar mejor, en todo caso, los tiempos de trabajo sobre el e-portafolio, los criterios de
evaluación, el tipo de material a recolectar, el tiempo de duración estimado, entre otros
factores.
Entre las cuestiones importantes a indagar, debemos prestar atención a: la
presencia de netbooks en el aula, la conectividad, la utilización de smartphones
(teléfonos inteligentes), el equipamiento y/o conectividad con que cuentan en su propio
hogar, el funcionamiento del servidor de la escuela, el aula de informática o el “carrito”
digital, etcétera.

d. Las competencias tecnológicas de los estudiantes

En este punto es importante descartar la idea del “nativo digital” (Prensky, 2001);
como ya se ha establecido, las/os niñas/os y jóvenes desarrollan ciertas habilidades y
saberes que les permiten transitar más fácilmente entre aplicaciones y ​gadgets ​por
cuestiones de analogías, pero también presentan ciertos “saberes rituales” respecto a las
TIC. Como dice Gutiérrez Esteban (2012), se convierten en “expertos rutinarios” que
desarrollan experticia en un marco acotado de acciones con TIC y no exploran otros. Hay
muchos ejemplos de casos donde, desde nuestro rol de docentes, podemos observar que
no saben usar ciertas aplicaciones básicas, que no es necesario traerlas a colación aquí
en este momento.
El punto, entonces, es saber si más allá del manejo del celular o
de las redes sociales conocen algo de manejo de su cuenta de correo,
subir un material a algún repositorio on-line y configurar permisos de
acceso, manipular imágenes, realizar capturas de pantalla, entre
otras acciones.
Por todo esto, el trabajo con e-portafolio es algo que debe ser
trabajado en conjunto con el referente TIC y/o el docente de NTICx
de la escuela para que nos brinde el apoyo necesario al respecto.

Planteamiento inicial

Ya definido el contexto y los recursos, podemos pasar a plantear los lineamientos


de nuestro e-portafolios.

En el texto de Barberà, E., “El estilo e-portafolio”, se plantean algunas


preguntas-guía que pueden orientar el planteamiento del e-portafolios y que
retomamos aproximadamente aquí:

● ¿Para qué tema o competencia pensamos el


e-portafolios?
● ¿Por qué un e-portafolio para ello?
● ¿Qué duración tendrá?
● ¿Qué tipo de portafolio será?

Diseño e implementación de la técnica de evaluación a través de e-portafolios 1° cohorte 2018 2


en el aula a partir de la introducción de las TIC. Clase 3

 
 
Un e-portafolio permite registrar evidencias de aprendizaje y logros de
competencias durante un proceso; durante ese tiempo, recibirá la visita y la revisión del
docente para brindar “retroalimentaciones” que ayuden en ese progreso. Por ende,
partimos de la base de que su aplicación parece razonable para un proyecto de mediano
plazo -donde se aborda cierta secuencia o conjunto temático integrado- o una
competencia a desarrollar durante un tiempo -como la capacidad de expresarse por
escrito, por ejemplo- o para registrar los aprendizajes de toda una asignatura.

En este punto hay que decir, entonces, que una actividad puntual y/o específica no
parece ser apta para la construcción de un e-portafolio y que, tal vez, si se trata de un
primer uso del e-portafolio, se puede pensar para ser desarrollado en un tiempo acotado.

Una vez que hayamos determinado que la producción de un portafolios será útil y
significativo para evaluar un proceso, podemos hacernos preguntas más puntuales,
orientadas ya más específicamente a verlo como un instrumento de evaluación
formativa:

● ¿Qué competencias, estándares o criterios estarán implicados?


● ¿Qué tipo de evidencias y qué reflexiones esperamos?
● ¿Qué rol desarrollará nuestra intervención en el portafolio?
Y finalmente podemos pasar a algo instrumental, pero no menor:
● ¿Dónde se emplazará el e-portafolio? ¿Mediante qué tecnología?
● ¿Qué medios usarán los alumnos para digitalizar las evidencias?
● ¿Quiénes podrán acceder al e-portafolio y dejar comentarios?
● ¿Cómo se organizará la información dentro del mismo? ¿Se pautan las
secciones para tod@s?

Como ves, las preguntas son muchas y variadas, pero resultan importantes para
pensarlas antes de embarcarnos en una propuesta pedagógica. Seguramente, con el
ejercicio de su uso, las respuestas irán apareciendo más rápidamente y eso agilizará toda
la experiencia educativa.

Quizás, lo esencial de todo esto sea jerarquizar de algún modo las preguntas,
poniendo en primer término la elucidación acerca de si es el e-portafolio un camino
adecuado para alcanzar los objetivos de aprendizaje, la propuesta general del portafolios
y, finalmente, la elección del medio tecnológico.

Última estación para luego partir

Para finalizar, vimos hasta aquí dos caminos tecnológicos a seguir, vinculados con
las posibilidades de conectividad de la escuela y de los estudiantes, ya que eso se
constituye en un aspecto de ineludible apreciación:

A. El primero está vinculado al “acceso” a internet; parte de la posibilidad que


tengan los alumnos de conectarse a Internet desde la escuela y -sobre todo-
desde el hogar.

B. Y el segundo, cuando se carece de conectividad en la escuela y en los hogares de


los alumnos, o cuando se puede acceder a internet poco tiempo, apelando a la
tecnología 3G.

Diseño e implementación de la técnica de evaluación a través de e-portafolios 1° cohorte 2018 3


en el aula a partir de la introducción de las TIC. Clase 3

 
 
Por supuesto, en ambos casos partimos del hecho de la posibilidad de acceder al
uso de computadoras, ya sea con las netbooks o mediante una sala de informática;
porque poseen una computadora en su hogar o tienen acceso a una en otros espacios.

Para la primera situación hemos visto en la clase anterior algunas posibilidades,


pero en este curso nos centraremos en Padlet, y sobre él desarrollaremos nuestra guía.
Para la segunda opción hemos brindado algunas ideas para implementar un e-portafolios
“off-line”, pero podrán proponer otras.

Actividades

A partir de esta clase y hasta el final del curso, comenzarás a trabajar como parte
de un ​grupo o comunidad de aprendizaje​. Esto no significa que debas realizar una
tarea en conjunto con los demás, o que la producción sea colaborativa, confeccionando
entre todos un e-portafolio. No, la idea es que ​cada uno realice su e-portafolio ​a
partir de su realidad contextual​.

¿Pero entonces por qué el grupo? Por las mismas razones que hacemos muchas
tareas a diario: para pedir ayuda, para mostrar los avances, para orientarse, para
colaborar con los otros, para tomar ideas del resto, para darse ánimo…

Por eso, a partir de ahora, las dudas sobre la tarea deben ser presentadas al grupo
y resueltas por el mismo. Los tutores sólo los socorrerán ante un pedido explícito si no
resuelven el problema.

El ​Primer paso de esta tarea será presentar en el hilo de foro de esta clase
tu ​Plan de e-portafolio​. ​Deberás pensar qué portafolios propondrías
que realicen tus alumnos de acuerdo al contexto, objetivos, etc. Dicho
plan, a presentar en un documento debe explicitar:

● Datos formales: Escuela (Nombre), Docente (Apellido y Nombre),


Curso (Nivel y Año).
● Contexto (​ breve descripción de la escuela/alumnos, haciendo
hincapié en los puntos referidos en esta clase al análisis del mismo).
● Recursos tecnológicos con que cuentas (¿la escuela posee sala de
informática? ¿los estudiantes poseen netbooks del Programa Conectar
Igualdad? ¿llevan consigo celulares con/sin conectividad?, etcétera.
● Tema o asignatura (sobre qué aspecto o temática tus alumnos
realizarían el e-portafolio).
● Contenidos curriculares a abordar (los principales, de modo
breve).
● Finalidad/justificación​ (para qué lo usarías y por qué).
● Soporte tecnológico (aquí deberás definir si de acuerdo a tu
contexto trabajarás con Padlet o con un e-portafolio ​offline​).

El ​Segundo paso será brindar una retroalimentación a alguno de los planes


presentado por un compañero/a de equipo.

Diseño e implementación de la técnica de evaluación a través de e-portafolios 1° cohorte 2018 4


en el aula a partir de la introducción de las TIC. Clase 3

 
 
En la próxima clase continuaremos con las ideas para poder avanzar, esta vez con
la elaboración de una muestra de nuestro e-portafolio.
Mucho éxito!

Autor(es): Alfonso, A.; Eguía, I.; Gianfelice, M.E.; Ovando, S.

Cómo citar este texto: Alfonso, A.; Eguía, I.; Gianfelice, M.E.; Ovando, S. (2017).
Clase 3: Los caminos del e-portafolio. ​Diseño e implementación de la técnica de
evaluación a través de e-portafolios en el aula a partir de la introducción de las TIC.
Dirección de Formación Continua - DGCyE.

Esta obra está bajo una licencia Creative Commons


​Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0

Diseño e implementación de la técnica de evaluación a través de e-portafolios 1° cohorte 2018 5


en el aula a partir de la introducción de las TIC. Clase 3