Вы находитесь на странице: 1из 5

Energía nuclear

La energía nuclear es la energía contenida en el núcleo de un átomo. Los átomos


son las partículas más pequeñas en que se puede dividirse un elemento químico
manteniendo sus propiedades. En el núcleo de cada átomo hay dos tipos de
partículas (neutrones y protones) que se mantienen unidas. La energía nuclear es
la energía que mantiene unidos neutrones y protones.
La energía nuclear se puede utilizar para producir electricidad. Pero primero la
energía debe ser liberada. Esta energía se puede obtener de dos formas: fusión
nuclear y fisión nuclear. En la fusión nuclear, la energía se libera cuando los
núcleos de los átomos se combinan o se fusionan entre sí para formar un núcleo
más grande. Así es como el sol produce energía. En la fisión nuclear, los núcleos
se separan para formar núcleos más pequeños, liberando energía. Las centrales
nucleares utilizan la fisión nuclear para producir electricidad.
Una central nuclear es parecida a una central termoeléctrica, ambas utilizan una
fuente de calor para convertir un líquido en vapor a alta temperatura. Este vapor
circula por un conjunto de conductos y acciona un grupo de turbinas y
condensadores para producir energía eléctrica. La diferencia es la reacción física
por la que se obtiene la energía que, en el caso de las centrales nucleares, es una
reacción nuclear de fisión de núcleos de uranio. Por tanto, la energía nuclear viene
de la desintegración de los núcleos de algunos átomos y de la liberación de la
energía almacenada en el núcleo de los mismos.
Funcionamiento de una central nuclear
Para descubrirlo debemos familiarizarnos con las centrales nucleares, unas
instalaciones de alta seguridad compuestas de varias partes:
 El núcleo o reactor nuclear, situado en el edificio de contención
 El edificio de turbinas
 El condensador
 Torre de refrigeración
 El alternador
 El transformador
 Sala de control

La parte más característica de la instalación es el edificio de contención que


alberga el reactor nuclear. Es como un búnquer, normalmente construido en
hormigón armado con las paredes recubiertas de acero para hacerlo lo más
resistente posible, ya que la energía generada es muy potente. El uranio se
deposita allí en forma de pequeñas pastillas cilíndricas.
Es en el reactor nuclear donde se producen las reacciones que generan el calor.
Con este calor se calienta agua para producir el vapor de agua, que se usa en el
proceso para producir la electricidad. Las centrales suelen estar cerca del mar o
de un lago o río ¿te has preguntado por qué? Como ves necesitan del agua en su
proceso de fabricación de electricidad, y para bajar la temperatura del
condensador. Aunque a veces también se consigue este objetivo mediante una
torre de refrigeración por donde sale vapor de agua.
Una vez producida la electricidad, el transformador recoge la energía eléctrica y es
el encargado de subir la tensión y de conectar con la red de alta tensión para que
la energía vaya donde se necesita a través del sistema eléctrico.
Todo este proceso es supervisado por los operarios de la central nuclear desde la
sala de control para que el proceso se produzca en condiciones de seguridad.
Funcionamiento de la fusión nuclear
A dos núcleos de átomos ligeros, normalmente isótopos de hidrógeno (el deuterio
y el tritio), se les somete a altas temperaturas, fusionándose en un núcleo más
denso y pesado, normalmente helio. Esta reacción genera gran cantidad de
energía en forma de rayos Gamma sumada a la energía cinética de los neutrones
que se emiten.
Algunas características de los isótopos de hidrógeno utilizados son:
 El deuterio es un isótopo estable, formado por un protón y un neutrón. El
contenido energético del deuterio es muy elevado, de forma que la energía
contenida en un litro de agua de mar equivale a tener 250 litros de petróleo.
 El tritio, es un isótopo inestable, compuesto por un protón y dos neutrones
que se desintegra con bastante rapidez. Aunque el tritio es escaso en la
naturaleza, se puede generar a partir del litio, abundante en la corteza
terrestre y en el agua del mar.
Para que esta reacción pueda tener lugar, son necesarias:
 Temperaturas muy elevadas.
 Cantidades elevadas de agua para evacuar las altas temperaturas
generadas en la reacción.
 Mantener un número suficiente de núcleos para obtener suficiente energía
para calentar y retener el gas.
 Mantener los núcleos cerca puesto que tienden a repelerse.

Las soluciones encontradas hasta el momento para conseguir llevar a cabo


esta reacción son:
 Acelerar los núcleos en un acelerador de partículas que requiere
demasiada energía.
 Confinamiento inercial mediante láser.
 Confinamiento magnético por agitación térmica con el problema de las
elevadas temperaturas alcanzadas.
Tipos de instalaciones nucleares
Se consideran instalaciones nucleares:
 Las centrales nucleares, es decir, instalaciones fijas cuya función principal
es la producción de energía mediante un reactor nuclear.
 Los reactores nucleares, son las estructuras que permiten la disposición del
combustible nuclear de tal modo que dentro de ellos pueda tener lugar un
proceso auto mantenido de fisión nuclear, sin necesidad de una fuente
adicional de neutrones.
 Las fábricas que utilizan sustancias nucleares para producir combustibles
nucleares u otras fábricas de tratamiento de sustancias nucleares, como las
instalaciones de tratamiento o reprocesado de combustibles nucleares
irradiados.
 Las instalaciones de almacenamiento de sustancias nucleares, excepto los
lugares en que dichas sustancias se almacenen incidentalmente durante su
transporte.
 Los dispositivos e instalaciones que utilicen reacciones nucleares de fusión
o fisión para producir energía o con vistas a la producción o desarrollo de
nuevas fuentes energéticas.
Avances de la tecnología
Lockheed Martin, empresa del sector aeroespacial en Estados Unidos, afirma,
aunque sin aportar datos concretos, haber realizado un gran avance en el campo
de la fusión nuclear consistente en el modo de contener la cantidad de calor
generada en la reacción, que puede alcanzar cientos de millones de grados.
Confirman que en menos de 10 años podrían estar operativos reactores de
energía de fusión de pequeño tamaño, capaces de abastecer a pequeñas
ciudades. Esta empresa sostiene, además, que "la energía del calor que se
genera con este reactor de fusión compacto hará funcionar los generadores de
turbinas, reemplazando las cámaras de combustión por simples intercambiadores
de calor. A su vez, las turbinas generarán electricidad o la energía de propulsión
para diversas aplicaciones".
Un caso más tangible es el del proyecto ITER (International Thermonuclear
Experimental Reactor), que está construyendo su instalación de demostración en
Cadarache, al sur de Francia. Se trata de un proyecto de investigación en el que
participan la Unión Europea, Canadá, EEUU, Japón y Rusia, con el objetivo de
determinar la viabilidad técnica y económica de la fusión nuclear por confinamiento
magnético para la generación de energía eléctrica.

Ventajas de la energía nuclear


 La energía nuclear es limpia durante su generación. De hecho, la mayoría
de reactores nucleares emiten, solamente, inofensivo vapor de agua a la
atmósfera. Ni CO2, ni metano, ni ningún otro gas contaminante o que
contribuya al cambio climático.
 La generación de energía es barata.
 Se puede generar una enorme cantidad de energía con solo una central,
debido al gran poder de la energía nuclear.
 Es casi inagotable. De hecho, hay expertos que consideran que la
deberíamos clasificar como renovable, dado que las reservas de uranio
actuales permitirían seguir produciendo la misma energía que ahora
durante miles de años.
 Su producción es constante. Al contrario que muchas renovables (como la
solar que no se puede generar por la noche o la eólica que no se puede
generar sin viento), su producción es enorme y constante durante cientos
de días seguidos. El 90% del año, excluyendo recargas y paradas de
mantenimiento programadas, la energía nuclear funciona a pleno
rendimiento.
Desventajas de la energía nuclear
 Sus residuos son muy peligrosos. Tanto para la salud como para el medio
ambiente en general. Los residuos radiactivos son muy contaminantes,
mortales y tardan miles de años en degradarse, lo que hace que su gestión
sea muy delicada. De hecho, es un problema que aún no hemos resuelto.
 Los accidentes pueden ser muy graves. Las centrales nucleares están
dotadas de grandes medidas de seguridad, pero puede haber accidentes y,
en ese caso, resultar muy graves. La Isla de las Tres Millas en Estados
Unidos, Fukushima en Japón o Chernobyl en la antigua Unión Soviética son
los ejemplos de lo que puede ocurrir.
 Son objetivos vulnerables. Tanto para catástrofes naturales como actos
terroristas, una central nuclear es un objetivo que puede causar un enorme
daño si se destruye o daña.