You are on page 1of 1

Los profesores pueden cambiar y transformarse, pero el gobierno no ayuda

mucho ya que no les resalta las fallas que pueda tener un profesorado. En las
escuelas se da contenido que en la práctica no tiene sentido, digamos que no
relacionan dicho contenido con la realidad. Se dice que la escuela es
hermética, porque no esta hecha para aprovechar lo que se ve afuera, sino
para evitar esto.
Esta situación se podría cambiar si se tiene en cuenta la formación del
profesor de manera seria, brindándoles herramientas para desarrollar su
competencia intelectual, deberían saber diversos temas relacionados con la
economía, la política, etc., y a su vez deben considerar que el profesor tenga
ganas de perfeccionarse.
El docente debería poder acceder a un título universitario para tener un
mejor nivel de formación, para que lo tengan en cuenta como alguien
intelectual y no solo como a un cuidador de niños. Debe convertirse en
alguien irremplazable, como hace esto, mostrando sus habilidades y
capacidades para enseñar y atender al alumno.