Вы находитесь на странице: 1из 19

CAPITULO II

“MARCO TEÓRICO”
1.1. Conflictos entre los niños.

Los conflictos son un aspecto con el cual se lidia cotidianamente en el aula. Entre
los párvulos puede haber grandes conflictos y otros pequeños, y en cada uno de
ellos se juega parte importante de quienes son, sus personalidades, el género, y
también las influencias sociales y culturales que se encuentran en su entorno. Se
puede decir que los conflictos se generan debido a que las personas perciben y
enfrentan los distintos eventos de la realidad de diferentes maneras (Del Río,
2016).

Algunos de los conflictos más comunes, son los siguientes, los párvulos quieren el
mismo juguete y al mismo tiempo, no comparten sus cosas, ya sean cosas que le
pertenecen solamente a ellos o bienes comunes que se encuentran en la sala. La
forma en que los niños y niñas abordan los conflictos, varía entre ellos, algunos
prefieren evitarlos, otros expresan su rabia de manera descontrolada, gritando,
llorando, botándose al suelo, golpeándose a sí mismo o a objetos y personas que
se encuentran a su alrededor, mientras por otro lado, se encuentran niños y niñas
que buscan la manera de resolver los conflictos que se les presentan, dirigiéndose
inmediatamente hacia la Educadora o personal educativo que se encuentra a su
alrededor, o simplemente no reaccionando ni respondiendo agresivamente hacia
los demás, lo cual depende en gran medida de la forma de ser de ellos y de las
intervenciones que gestiona aquel personal.
1.2. Conflictos en el aula.

Antes de comenzar a describir el estado actual de los conflictos en


la educación escolar, se hace necesario delimitar que se entiende por
conflicto escolar, dado que la amplia investigación existente sobre el tema da lugar
a confusiones. Entre los términos utilizados podemos encontrar: agresividad,
violencia, conflictos, intimidación, bullying, conductas antisociales, conductas
disruptivas, problemas de convivencia, etc. siendo común
la tendencia a utilizar indiscriminadamente conflicto y violencia como si de
sinónimos se tratasen. Sin embargo, “no es legítimo asociar conflicto con
violencia, porque mientras el conflicto responde a situaciones cotidianas de la
vida social y escolar, en la que se dan enfrentamientos de intereses, discusión
y necesidad de abordar el problema, la violencia es una de las maneras de
enfrentarse a esa situación” (Etxeberría, Esteve y Jordán, 2001, 82). Un conflicto
es una situación en que dos o más individuos con intereses opuestos entran en
confrontación, para lograr la consecución de los objetivos que motivaron dicha
confrontación, se refiere al amplio espectro que en la interacción e interrelación
humana va desde situaciones y cuestiones aparentemente simples y sin
problemas de consecuencias dolorosas para las partes, hasta situaciones
complejas, peligrosas y violentas, por lo que, se entenderá la violencia como un
posible resultado o desenlace de un conflicto. El conflicto es un
"proceso interactivo" que se da en un contexto determinado, es
una construcción social, una creación humana diferenciada de la violencia ya que
puede haber conflictos sin violencia aunque no hay violencia sin conflicto, por lo
que no toda disputa o divergencia implica conflicto (Chipana, 2015).

Los conflictos en el aula son una realidad inherente al hecho de convivir. Lo que
debe preocuparnos no es que existan sino cómo se resuelven y las estrategias
que se utilizan para esto.

Un centro educativo, además de ser un espacio de aprendizaje, es un lugar de


convivencia, y por ello, un espacio en el que hay conflictos que debemos abordar.
Conflictos que se producen fruto de las relaciones que se establecen entre
alumnos y profesores, por lo que aprender a vivir juntos debe formar parte de lo
que entendemos por calidad educativa. Aprender a resolver conflictos en el aula o
bien en el recreo, permite conocer y practicar los procesos para el logro del
respeto mutuo, la solidaridad y la tolerancia, para convivir en armonía y adquirir
habilidades protectoras frente a esto.
1.3. Estrategias para resolver conflictos.

Para mejorar la convivencia en el aula debemos tener en cuenta que son varios
los ámbitos implicados distribuidos en distintas categorías. La primera incluye el
establecimiento, el profesorado y el propio alumnado, en segundo lugar, las
familias y la administración, en tercer lugar, el entorno y la propia sociedad
(Méndez, 2010).

Cuando el profesor o cualquier otra persona intenta resolver el conflicto debe


conocer a la persona que interviene, al protagonista del conflicto, la relación
existente entre los miembros, conocer lo que pasó y el sentimiento de los
implicados, esto es fundamental para lograr comunicarse de forma asertiva con los
implicados, presentando una actitud positiva, tranquila y neutral, evitando
descalificaciones, reproches y nuevos enfrentamientos. En cuanto a esto, es
posible sumar otros aspectos importantes a conocer, como los intereses de
quienes participan en el conflicto, las ventajas e inconvenientes, los valores de las
personas implicadas, los puntos de acuerdo y de desacuerdo, el origen del
conflicto, la intensidad y los motivos de este. Conocer previamente lo que implica
el conflicto que se está presenciando, diferenciando siempre lo prioritario y lo
urgente, es la vía adecuada para posteriormente interactuar con los involucrados e
intervenir, posibilitando así el trabajo de distintas técnicas, con el fin de obtener la
mediación adecuada, y posteriormente la solución al problema.

Estos dos aspectos mencionados, mediación y solución del problema, son


fundamentales. Entenderemos mediación, como un proceso que busca otorgar un
espacio de diálogo directo y participativo entre 2 o más personas que tienen un
problema, la idea es que conversen sobre el origen del conflicto y las
consecuencias que se han derivado de él. Es un sistema de resolución de
conflicto, donde existe un mediador, el rol que cumple esta persona es facilitar el
dialogo, ayudando a que las partes puedan encontrar por si mismas una solución
al conflicto y sus efectos. El proceso de mediación apuesta que los involucrados
son personas capaces de hacerse cargo de sus problemas y de que son ellos los
más adecuados para proponer las soluciones a sus problemas.
En cuanto a la solución del problema, esta debe ser aceptada por las dos partes
acordando entre todos lo que hay que hacer para que se ponga en marcha la
solución y valorar después como funcionó el acuerdo. Tras esto, es necesario
observar si han mejorado las cosas y actuar de nuevo en caso de corregir algo. En
la búsqueda de soluciones o alternativas al problema es necesario aceptar que el
conflicto existe y se debe tratar, no sobre reaccionando ni tratándolo con agresión,
se deben abrir las posibilidades al dialogo rechazando actitudes dogmáticas y
rígidas, y no justificar el conflicto con argumentos superficiales, ya que es
importante llegar a la resolución del conflicto.

Tan importante es la forma en la que se resuelve un conflicto como la


comunicación entre los implicados. Por ello, es imprescindible conocer algunas
técnicas de comunicación y algunas habilidades para la negociación. La
comunicación en si misma puede crear el conflicto, expresar el conflicto o
transformarlo, y también es necesaria para lograr la mediación, lo cual se define
como aquel proceso que consiste en dotar a las partes de recursos comunicativos
de calidad para que puedan solucionar el conflicto, en cuanto a esto, la
comunicación se convierte en una herramienta necesaria para llegar a la base de
los conflictos y encontrar soluciones satisfactorias para las partes. Por lo tanto, es
fundamental escuchar activamente en la resolución de conflictos, para conseguir
así empatizar y comprender a la parte contraria y llegar a un entendimiento por
ambas partes. De los conflictos también podemos aprender y convertirlos en
elementos favorecedores del aprendizaje. Esta idea potenciará en el aula
actitudes positivas que dejará de ver los conflictos como una situación que
amenaza el proceso de enseñanza y aprendizaje y la propia relación entre el
alumnado (Méndez, 2010).
1.4. Convivencia escolar.

La convivencia escolar se refiere a la calidad de las relaciones humanas que se da


entre los actores de la comunidad educativa. Definida así, si bien asume la idea de
fortalecer el clima escolar, supera el carácter instrumental de las normas, las
rutinas, etc. y adquiere una visión más integradora y sistémica que se desarrolla
formativamente y se intenciona como parte esencial de los aprendizajes que
apuntan a la formación ciudadana.

La Convivencia Escolar es un espacio donde se vive la actividad pedagógica y es


parte constitutiva de ella. Abarca relaciones sociales que acontecen en el espacio
educativo, entre los diferentes actores de la comunidad. “La convivencia no es
algo estático, sino que es una construcción colectiva y dinámica, sujeta a
modificaciones conforme varían las interrelaciones de los actores en el tiempo”
(Banz, 2008). Es decir, no puede ser entendida como algo inmóvil, ni como un
ideal a lograr. “La Convivencia Escolar constituye una compleja red de relaciones
sociales, que se desarrollan, mueven y mutan cotidianamente” (Ortega, 2012).

El libro política de convivencia escolar explica que “Es en la dinámica de las


interrelaciones que cobra sentido formativo la Convivencia Escolar, la vivencia de
compartir con otros y otras, de conocer diferentes formas de pensar, de
reconocerse a sí mismo como sujeto de derecho y a la vez reconocer y valorar a
los otros en sus diferencias, es una experiencia formativa de primer orden y se
constituye en un componente específico de la labor pedagógica del centro
educativo” (año 2018, pág. 26)

Todo esto tiene un enfoque eminentemente formativo, ya que se deben enseñar y


aprender una suma de conocimientos, habilidades y valores que permiten poner
en práctica el vivir en paz y armonía con otros, lo que es la base para el ejercicio
de la ciudadanía. Esto se expresa en el desarrollo de estos conocimientos,
habilidades y actitudes que permitan formar personas autónomas, capaces de
tomar decisiones personales y de anticiparse a las situaciones que amenazan o
alteran el aprendizaje de la convivencia, cautelando en todo momento el proceso
formativo y las estrategias pedagógicas.
1.5. Convivencia en el jardín infantil.

En los jardines infantiles se debe fortalecer, contribuir y reforzar a los niños y niñas
el cuidado y atención en que lo que hacen, enseñarles los pasos de una buena
convivencia y elogiar cuando las hacen, esto se debe trabajar en cualquier
experiencia que se realiza dentro y fuera del aula, por eso es importante la
participación en la infancia ya que implica dos aspectos fundamentales, contribuir
a los párvulos para que adquieran consciencia de cuales son sus necesidades y,
por otro lado, promover una nueva visión sobre la ciudadanía, es decir no solo los
adultos participan en esta sino que también la infancia.

Las Bases Curriculares de la Educación Parvularia deduce que se debe


“Establecer las relaciones de confianza, afecto, colaboración, comprensión y
pertinencia, basada en el respeto de las personas y en las normas y valores de la
sociedad a la que pertenece” (2005, pág. 51)

Es esencial que en la Educación Parvularia se potencie las relaciones


interpersonales de los párvulos a través de las diferentes experiencias
significativas en conjunto con la Educadora, para formar un ambiente de
confianza, respeto, afecto, entre otros, así los niños y niñas aprenden a vivir de
forma democrática dándoles una oportunidad para construir nuevas formas de
relación inspiradas en los valores, diálogo y solidaridad.
CAPITULO III
“MARCO METODOLÓDICO”
3.1. Enfoque Metodológico

El autor Corbin, señala que una metodología de investigación es la “Manera de


pesar la realidad social y estudiarla” (2002, pág. 4) Aun cuando no existe modelo
único para describir o representar los procesos de investigación estos tienden a
organizarse en torno a un conjunto de pasos, etapas y procedimientos
relativamente consensuados entre los investigadores.

El presente estudio se basa en un modelo cualitativo, Según Taylor & Bogdan,


este es considerado como “Aquel que produce datos descriptivos de una serie de
hechos, donde se revelan las palabras de las personas habladas o escritas, tal y
como a ellas las pronuncian, así como la conducta observable” (1992, pág. 82)

Generalmente, la investigación cualitativa es considerada como precursora de la


cuantitativa, ya que a menudo se utiliza para generar posibilidades ideas que
puedan ser utilizadas para formular hipótesis verificables y realistas. Además,
suelen estar estrechamente relacionadas con entrevistas y observaciones, técnica
de diseños de encuestas, películas o cintas de video entre otras, para reforzar los
resultados en una escala más amplia.

Lo anteriormente mencionado, asume la perspectiva filosófica de base


interpretativa, debido a la necesidad de entender el contexto, la subjetividad, la
construcción social y la dependencia del observador. Esta perspectiva filosófica
interpretativa asume que las personas crean y asocian sus propios significados
subjetivos mientras interactúan con el medio. De esta manera, se trata de
entender los fenómenos a partir de los significados y procesos subjetivos desde la
propia perspectiva de los actores involucrados, aspecto fundamental para el logro
del objetivo de esta investigación.
Stern señala, “Los métodos cualitativos pueden usarse para explorar áreas
sustantivas sobre las cuales se conoce poco o mucho, pero se busca obtener un
conocimiento nuevo” (1980, pág.12)
En esta cita se puede deducir que, en el transcurso del proceso, la investigación
cualitativa podemos escarbar lo que la gente hace y piensa de una forma más
integral, como los sentimientos de los individuos ya sea alegría, satisfacción,
incomodidad, etc., también procesos de pensamientos y emociones que son
difíciles de extraer que al utilizar otros métodos que son más tradicionales.

3.2. Tipo de investigación

La presente investigación cualitativa es de tipo exploratoria según el libro Método y


conocimiento de la metodología de investigación explica “Se efectúan,
normalmente, cuando el objetivo es examinar un tema o problema de investigación
poco estudiado o que no ha sido abordado antes”. (Ivan Toro, pág.137, 2006)

Los textos que posee están redactados de modo tal que permiten a los lectores
extraer sus propias conclusiones y generalizaciones a partir de los datos. Con esta
investigación se busca conocer de manera implícita las estrategias que utilizan las
educadoras de párvulos para abordar los conflictos en el aula.
3.3. Población y muestra

Para el autor Jany, “la población es la totalidad de elementos o individuos que


tienen ciertas características similares y sobre las cuales se desea haces
inferencia” (2006, pág. 165).

La muestra, Según Manuel Saavedra “debe ser representativa de los


sujetos que componen las poblaciones y suficientes para que los resultados en
efecto puedan generarse a toda la población o universo” (2001, Pág.45). Esta es
un subconjunto de la población, pero que la misma sea lo suficiente representativa
de esta, para que luego generalice con seguridad.

Existen diferentes tipos de muestreo, los cuales dependerán de la calidad y


cuan representativo se quiera sea el estudio de la población. Para esta
investigación es tipo de muestra que se utilizara, es el muestreo simple.
Respecto a este procedimiento, es autor Salkind señala que, en él, “cada miembro
de la población tiene una probabilidad igual e independiente de ser seleccionado
como parte de la muestra” (1999, pág. 97).

Para la realización de la siguiente investigación, la muestra estará compuesta por


educadoras de párvulos, las cuales forman parte de estos establecimientos
educacionales antes mencionado. Cada una de ella se encuentra a cargo de un
nivel.
Población Muestra
La población para esta investigación Para la realización de la siguiente
cualitativa corresponde a educadoras investigación, la muestra estará
de párvulos de los niveles preescolares enfocada a cinco educadoras de
del establecimiento “Colegio Miguel de párvulos, del Colegio Miguel de
Cervantes” actualmente están Cervantes. Cada una de ellas se
localizadas en la cuidad de Punta encuentran a cargo de un nivel diferente.
Arena.
3.4. Método de recolección de análisis.

En método de recolección de datos, es el procedimiento empleado para recoger


información que permita responder a las preguntas de investigación.
En este caso, la recogida de antecedentes se realiza a través de la entrevista
estructurada. “Llamada también formal o estandarizada. Esta forma de entrevista
se realiza sobre la base de un formulario previamente preparado y estrictamente
normalizado, a través de una lista de preguntas establecida con anterioridad”
(valles, 2000, Pág. 153).
Como se mencionó anteriormente, la entrevista tiene la finalidad de recolectar
información relevante que pueda aportar a esta investigación y a sus posibles
hipótesis. Se realizará un formato de entrevista, donde van dirigidas a las
educadoras de párvulos con la utilización de un lenguaje teórico.

3.5. Método de análisis de datos.

Este procedimiento consiste en codificar las entrevistas. Según el autor (Clemente,


pág. 23) “Codificar es sinónimo de transformar algunos datos a una nueva
representación preestablecida”. La codificación es algo tan simple como lo que
realizamos a diario cuando transformamos imágenes visuales o entidades
conceptuales en palabras, oraciones, textos y las comunicamos a aquellos que
nos rodean. Es por esto, que es de suma importancia realizar una codificación
para poder analizar de mejor manera la información recopilada.

Se realizará una codificación para cada entrevista.

Como es el investigador quien le otorga significado a los resultados de su


investigación, uno de los elementos básicos a tener en cuenta es la elaboración y
distinción de tópicos a partir de los que se recoge y organiza la información.
Posteriormente, se agruparon las unidades de datos a fin de identificar en ellos,
componentes temáticos que permitieran construir las categorías de contenido. A
este proceso (Strauss y Corbin, 2012, Pág. 110) “Se denomina codificación
abierta, es un proceso analítico por medio del cual se identifican los conceptos y
se descubren en los datos sus propiedades y dimensiones.
Carta Gantt

Meses/semanas.

16 de oct.

23 de oct.

26 de oct.

29 de oct.

8 de nov.
Recopilación de
la información
capítulo I

Redacción del
capítulo I
X

Corrección del
capítulo I
X X X

Búsqueda de
información
X
capítulo II

Redacción
capitulo II
X

Corrección
capítulo II
X

Investigación de
metodologías
de investigación
Redacción
capítulo III

Corrección
Capítulo III

Creación y
edición de
entrevistas

Validación de
entrevistas

Aplicación de
entrevistas

Transcripción
de entrevistas

Obtención de
información
para la
presentación y
análisis de los
datos

Presentación de
datos
Análisis de
resultados