You are on page 1of 4

Es indispensable interpretar los modelos de calidad de software y determinar

qué es importante de ellos para el proyecto de desarrollo de una aplicación de


gestión de recurso humano en una empresa.
Para dicho proyecto de desarrollo se considera especialmente útil el modelo
estándar ISO 9126 enfoque de producto.
Justificación
En primer lugar es un estándar internacional para la evaluación del software, a
diferencia del modelo BOEHIM e incluye las prestaciones del sistema en su
enfoque, a diferencia del modelo MCCALL. Esto último es de vital importancia
porque al tratarse de una aplicación de gestión del Talento Humano la Gerencia
General no se puede exponer a que la Instalación y Operación del Aplicativo
ralentice el equipo(s).
La norma define seis características de la aplicación, estas seis características
se subdividen representando los detalles del modelo, con el fin de evaluar
cualquier sistema informático, para nuestro caso, el de gestión del recurso
humano.
1. Funcionalidad: Mide la capacidad del software de proveer los servicios
necesarios para cumplir con los requisitos funcionales. Se subdivide en:
a. Adaptabilidad: La aplicación de gestión del recurso humano se
puede trasladar a otros entornos.
b. Interoperabilidad: Consiste en revisar si la aplicación puede
interactuar con otro sistema independiente.
c. Seguridad: Verifica si el sistema puede impedir el acceso a
información valiosa sobre el recurso humano a personal no
autorizado.
d. Exactitud: Revisa el resultado final que se obtiene y si es lo que
se esperaba recibir.
2. Confiabilidad: Mide la capacidad del software de mantener las
prestaciones requeridas del sistema, durante un lapso de tiempo
establecido y bajo un conjunto de condiciones determinadas. Se
subdivide en:
a. Madurez: Se debe verificar las fallas del aplicativo para gestión
del recurso humano y si muchas de estas han sido eliminadas
durante la fase de pruebas o el tiempo de uso de la aplicación.
b. Tolerancia a defectos: Evalúa si la aplicación puede manejar
errores.
c. Facilidad de recuperación: Constatar si el software puede
reasumir el funcionamiento y restaurar datos perdidos durante un
fallo ocasional.
3. Facilidad de uso: Esta propiedad mide el esfuerzo requerido por el
usuario para emplear de manera satisfactoria el producto desarrollado.
Se subdivide en:
a. Facilidad de comprensión: Examina que tan fácil es para el
usuario comprender el funcionamiento del sistema de gestión.
b. Facilidad de aprender: Determina que tan sencillo es para el
usuario aprender a utilizar el sistema.
c. Facilidad de cooperar: Mide el nivel de asistencia que brinda el
sistema a su usuario.
4. Eficiencia: Determina y mide la relación existente entre las prestaciones
del software y los requisitos necesarios para su utilización.
a. Comportamiento en el tiempo: Verifica la rapidez con que
responde el sistema.
b. Comportamiento de recursos: Mide el grado de eficiencia con el
que el sistema de gestión de recurso Humano hace uso de los
recursos.
5. Facilidad de Mantenimiento: Valora el esfuerzo necesario para adaptarse
a las nuevas especificaciones y requisitos del software. Sus sub-
características son:
a. Facilidad de análisis: Determina si la estructura de desarrollo es
funcional con el fin de diagnosticar las fallas con facilidad.
b. Facilidad de Cambios: Corrobora si el sistema de gestión de
recurso humano puede modificarse con facilidad.
c. Facilidad de Pruebas: Evalúa si la aplicación puede probarse
fácilmente.
d. Estabilidad: Examina si el aplicativo puede mantenerse en
funcionamiento a pesar de los cambios realizados.
6. Portabilidad: Mide la capacidad del software de ser transferido de un
entorno a otro. Se sub-divide en:
a. Facilidad de instalación: Esta característica verifica si el software
se puede instalar fácilmente.
b. Facilidad de reemplazo: Determina la facilidad con la que el
sistema de gestión de recurso humano puede reemplazar otro
software similar.
c. Conformidad: Mide los resultados respecto de cada una de las
características evaluadas dentro del software basándose en
pruebas de funcionamiento, medición de rendimiento y pruebas
con usuarios que usen el sistema.

Con relación al enfoque de proceso, se considera especialmente útil el


modelo ISO 15504
Justificación
En primera instancia, es un modelo de mejora y evaluación de procesos de
desarrollo y mantenimiento de sistemas y productos de software, además,
enfocado en la evaluación que comprende: evaluación y mejora de
procesos, determinación de capacidad y lo más importante, a diferencia de
los otros modelos de calidad con enfoque por procesos, es que está
alineado con el estándar ISO 12207, el cual, define los procesos del ciclo de
vida del software, en lo concerniente a procesos de desarrollo, mediante el
análisis de las actividades del desarrollador y se subdivide en trece
actividades que involucran:
a) Implementación de Proyecto
b) Análisis de Requerimientos del Sistema
c) Diseño de Arquitectura
d) Análisis de Requerimientos del Software
e) Diseño de Arquitectura del Software
f) Diseño detallado del Software
g) Codificación y Pruebas
h) Integración del Software
i) Pruebas de Calidad del Software
j) Integración del Sistema
k) Pruebas de Calidad del Sistema
l) Instalación del Software
m) Aceptación del Software
En lo concerniente al Mantenimiento de Software (Correctivo, Perfectivo,
Preventivo y Adaptativo) define las actividades de la organización que
provee el servicio de mantener el software conservándolo actualizado y
utilizable.

Manuel Alejandro Otálora Arias.