Вы находитесь на странице: 1из 3

San Andrés de Tumaco junio 06 de 2019

Señores:

PORTAL LA SILLA VACIA

Referencia: DERECHO DE RECTIFICACION – HECTOR ANTONIO ANGULO


ANGULO

Cordial saludo

De manera respetuosa solicito al PORTAL LA SILLA VACIA que rectifiquen de


manera inmediata la información que de forma tendenciosa se presentó en el
artículo denominado “LA RENUNCIA DE EMILSEN RECOMPONE EL AJEDRES
POLITICO EN TUMACO”.

El mentado artículo publicado por TATIANA DUQUE el día Sábado 25 de mayo


del 2019 refiere una situación que no conecta con lo que ocurre en Tumaco por el
retiro de MARIA EMILSEN ANGULO GUEVARRA de la candidatura a la Alcaldía
de Tumaco debido a presuntas amenazas que desconocemos hayan sido
denunciadas penalmente.

Dice el artículo en referencia: “Que las peleas políticas escalen a atentados


tampoco es nuevo en Tumaco. Uno de los más violentos ocurrido hace diez (10)
años cuando fue capturado el rector del Instituto Tecnológico de Tumaco, Héctor
Angulo por ordenar el asesinato de Irma Correa, familiar de Neftalí y secretaria de
educación de su Alcaldía, por que descubrieron manejos irregulares en la
Institución. ANGULO pago $800.000 (ochocientos mil pesos) a dos sicarios de las
águilas negras. La funcionaria quedo cuadripléjica y el rector salió libre en 2010
por vencimiento de términos”.

El anterior párrafo es problemático y difamatorio y atenta contra mi buen nombre e


incluso contra mi seguridad física, la de mi familia, amigos y seguidores políticos.
Se está haciendo esta información infame que me pone en el escarnio público y
me condena sin que ningún juez de la republica me haya condenado.

Si bien es cierto que con la mera publicación a que me refiero se me ha causado


un daño irreparable por el perjuicio a la imagen y reputación de la que gozo en el
distrito de Tumaco-Nariño-Colombia; le corresponde a la SILLA VACIA remediar e
impedir que se continúe afectando mi dignidad y honra especialmente porque en
la actualidad soy precandidato a la alcaldía del distrito de Tumaco, para el periodo
2020-2023.

Es mi deber manifestarle y reafirmarle que mi condición social, humanista y


espiritual de origen familiar y mi formación ideológica, filosófica, académica y
profesional, por ninguna razón, por muy extrema que ella sea, me sitúan en
acciones o hábitos delincuenciales para destruir a otro ser humano física o
moralmente, cualquiera que sea su vida social, etnia, raza, su entorno
comunitario o territorial; además me lo impiden: el amor que profeso a mis hijos,
hijas y familiares, la valoración y admiración a mis amistades, para que no sean
objeto de maltratos, humillaciones y vituperios y el respeto a la sociedad y a la
justicia colombiana; POR TANTO NO SOY EL AUTOR NI MATERIAL NI
INTELECTUAL DEL ATENTADO EN COMENTO.

A pesar que no puede ser de su interés; pero debo aprovechar esta oportunidad,
para fundamentar otra razón de mi respeto por la justicia colombiana, porque
quizá he sido uno de los más jóvenes Secretario y Juez de Juzgados Promiscuos
Municipales y Personero Municipal, que ha tenido el Departamento de Nariño.
También es razonable, mi respeto al Estado y pueblo colombiano porque en mi
formación académica y profesional, fui de los primeros becados del departamento
de Nariño, por el ICETEX, para realizar estudios de postgrado en el exterior. Es
así, que para mí no es consecuente ni procedente, formarse gratuita, académica y
profesionalmente en este país y en dos (C.C.C.P. y CUBA) fuera del nuestro, para
venir a cometer actos delictivos contra el Estado y seres humanos de nuestro
querido pueblo colombiano.

Además de lo anterior, en el campo académico me he desempeñado como Rector


de Instituciones Educativas, con algunas innovaciones que hoy son normas
estatales; Coordinador Académico, Jefe de Laboratorio, Jefe de Departamento y
profesores en varios Institutos de Educación Superior y Universidades de varias
regiones del país. Director de Investigación Científica y Coinvestigador de
proyectos de investigación científica de Institutos de Investigación del antiguo
Ministerio de, Medio Ambiente. Igualmente he desarrollado proyectos de
investigación nacionales o de cooperación internacional.

Permítame invitarla, si considera conveniente, para que con sus buenos oficios y
profesionalismo, contribuya a esclarecer estos hechos delictivos antisociales y
antihumanos de este abominable caso, para que se castigue a los verdaderos
culpables intelectuales que es posible todavía alardean y vociferan de honradez y
honestidad en nuestro pueblo tumaqueño.

Esta actuación del PORTAL LA SILLA VACIA demuestra la falta de imparcialidad


y buena fe que debe existir en los medios de comunicación.

La rectificación que solicito debe darse con la misma amplitud con que se presentó
la noticia del artículo de la referencia y se me debe informar sobre la manera
como se dio respuesta a la presente.

La anterior solicitud la hago con fundamento en el artículo 02 inciso séptimo (7) de


la constitución política de Colombia y la ley 26 775 modificada por la ley 26 847
que refiere “El derecho de rectificación a personas afectadas por afirmaciones
inexactas de medios de comunicación social.

Ustedes comprenderán que ha sido motivo de preocupación y análisis; si debo


hacer esta solicitud, porque algunos abogados me han aconsejado que no es
conveniente referirse a una investigación penal, por fuera del curso del proceso
jurídico y así lo he entendido aceptado, por ello nunca antes lo he hecho, ni verbal
ni por escrito; pero en esta ocasión me veo obligado hacerlo por la trascendencia
del contenido en mi contra en el documento en comento.

Solicito de manera comedida se me dé a conocer si hay otras personas que hayan


participado del mencionado artículo y la razón para que la SILLA VACIA no
hubiese investigado con rigurosidad la situación que vincula mi nombre con unos
hechos distorsionantes de toda realidad investigativa y procesal jurídicamente con
el suscripto.

Firma:

____________________________________________
HECTOR ANTONIO ANGULO ANGULO
C.C. 5.270.889 de EL CHARCO – NARIÑO
Correo: mutuohumanismo@hotmail.com