Вы находитесь на странице: 1из 2

Señor del Mundo. Las páginas corresponden a la edición de Homo Legens, Madrid, 2006.

1) DESAFÍO A LA FE: La religión mundial que se propone es un “panteísmo quietista que a


lo largo de todo un siglo había hecho grandes avances tanto en Oriente como en
Occidente”. Para Oliver y Mabel, “el mundo latía como late una vida única y ardiente en la
flor, en el animal y en el hombre.” (I, I.1, 29). La masonería como motor de la anti-iglesia y
del ataque a la fe. (I, II.3, 55)
 El cristianismo era al tiempo un desatino y un aburrimiento, se dijo: un desatino por su
obviedad en lo grotesco, por su manifiesta imposibilidad; un aburrimiento por estar
absolutamente desgajado del fluir jubiloso de la vida humana. (I, I.2, 33)
 Con el credo glorioso de la Humanidad, ese espléndido dios que murió y resurgió
miles de veces (…) Esa era la respuesta. (I, I.3, 41)
 Subvertir las palabras de Jesús: “No la paz, sino una espada”, dijo Cristo (…). “No una
espada, sino la paz” es la réplica (II, I.1, 112) [“La libertad os hará verdaderos”, J.L.
Zapatero]
 Cristianismo sin Dios y sincretismo religioso (todas las religiones valen lo mismo) Dice
Mabel a la Sra. Brand en el lecho de muerte: “¿Es que de veras no entiendes que todo
lo que prometió Jesucristo se ha hecho realidad, aunque de otra manera? El reinado de
dios realmente ha comenzado, aunque nosotros sabemos quién es Dios. Dijiste…que
aspirabas al perdón de todos los pecados,. Bueno, pues eso ya lo tienes, tal como todos
lo tenemos, porque no existe eso que se entiende por pecado. Solo existe el delito. Y
luego está lo de la comunión. Tú creías que comulgar te convierte en participante de
Dios mismo. Pues bien, resulta que todos participamos de dios, simplemente porque
somos seres humanos. ¿No comprendes que el cristianismo no es más que una manera
de decir todo eso?” (II, I.3, 118s.)
 No existía Dios, sino que existía el hombre; que no había sacerdotes, sino políticos,
que no eran tales los profetas, sino maestros de escuela. (I, I.2, 35)
 I, I.3, 39: lo que Oliver (un descreído) cree que creen los cristianos.
2) FE: Ante el desafío de las doctrinas y acción política anticristianas, encontramos la reacción
de diferentes personajes. La fe de la Iglesia jerárquica, de los mártires, del sacerdote
sencillo, de los que vuelven a la fe (Sra. Brand), de los que sinceramente quieren creer y
están muy cerca de la fe (Sr. Phillips), de los que se aproximan y no pueden creer (Mabel),
de los que pierden la fe (P. Francis [I, II.1, 45ss.]), de quienes la rechazan y persiguen con
fundamento intelectual (Oliver), de quienes la traicionan (cardenal Dolgorovski), del P.
Percy (¿descripción de la fe del propio autor?). ¿Cuál es mi posición?
 La reconciliación de un alma con Dios era algo mucho más grande que la
reconciliación de Oriente y Occidente. (I, IV.3, 89)
3) POLÍTICA:
 Uso político de los atentados: Fue un inmenso golpe de suerte para los comunistas; su
portavoz había sido víctima de un atentado en pleno cumplimiento de su deber, cuando
defendía los principios del partido. Las ganancias políticas iban a ser incalculables, al
tiempo que supondrían graves pérdidas para los individualistas. (I, III.2, 69)
 La conjura de unos católicos será aprovechada para la persecución total (II, VIII.1,
230ss.). El episodio se inspira en la Conjuración de la Pólvora (Londres, 1605), que dio
pie a leyes de persecución muy severas y a linchamientos de católicos por parte de las
masas (Remember, remember the 5th November).
 La manipulación de las masas (I, V.2, 100ss.). También a través de la prensa: Se lo
encontró todo en gigantescos titulares a cuatro columnas (…) Aún no se había
descubierto una manera mejor de desinformar a los menos inteligentes (II, V.1, 188)
 Intuye la globalización (II, I.1, 112): Es preciso subvertir todos los códigos, es necesario
que se unan unos partidos con otros; hace falta derribar todas las barreras, aunar un
país con otro, aglutinar los continentes.
 Europa unida y descristianizada: Se ha recibido la peor de las noticias: Felsenburgh ha
sido nombrado presidente de Europa. (II, III.1, 157). Lo será del mundo entero.
 Eutanasia: En el fondo de tu corazón sabes que los administradores de eutanasia son
los auténticos sacerdotes. (I, I.3, 40). Se resistió (la Sra. Brand), pero yo sabía que era tu
deseo. (II, I.4, 123). Mabel (III, III.2-IV.3)
 De la tolerancia a la persecución: tolerancia con desprecio, adoración pagana
comunitaria obligatoria, interrogatorio individual con pena de muerte para el simple
creyente.
 ¿Quién es el amo del mundo?
4) LA IGLESIA DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS
 Santo Padre…la misa, la oración, el rosario. Esto por encima de todo (II, II.4, 146)
 El silencio de Dios: ¿A qué estaba destinada la Iglesia Católica sino a convertir al
mundo? ¿Por qué había permitido el Dios Todopoderoso que menguara por un lado
y, por otro, que el mundo encontrase la paz lejos de Él? (II, III.2, 160)
 Tienen fe suficiente para obrar, pero no para sufrir con paciencia. (II, VI.2, 206)
 Reducida: Ahora, todo había quedado en nada: el cristianismo se había extinguido por
completo en Europa (…). Roma, Ciudad Eterna, era un montón de escombros; en
Oriente y en Occidente por igual un hombre había ocupdo el trono de dios, había sido
aclamado por su divinidad. El mundo había dado un gran salto adelante; las ciencias
sociales eran incontestables; los hombres habían aprendido una nueva coherencia;
habían aprendido asimismo las lecciones sociales del cristianismo, pero al margen del
Divino Maestro (…). Quedaban tres, puede que cinco, a lo sumo diez millones. (III, I.2,
254s.)
 Mártir: Cuatrocientos martirologios en los dos últimos meses, casi siempre debidos a la
turba incontrolada. (III, I.2, 257)
 La religión católica (…) propiciaba la única explicación válida del universo. No abría los
cerrojos de todos los misterios, pero franqueaba las puertas de muchos más que
cualquier otra de las llaves que el hombre conociera (…). Era el único sistema de
pensamiento que satisfacía al hombre en su totalidad, que le aclaraba su naturaleza en
lo más esencial. (III, I.3, 259)
 La paciencia de Dios: Algún día tendría que llegar en el que todo terminara, en el que
se agotara la paciencia de Dios, aun cuando esa paciencia emanase de la misma
eternidad de Su naturaleza. (III, II.1, 267
 Las dos ciudades de San Agustín (II, III.1, 154): Dos amores hicieron dos ciudades: el
amor de Dios, llevado hasta el desprecio de sí mismo, dio origen a la Ciudad de Dios;
el amor de sí mismo, llevado hasta el desprecio de Dios, a la Ciudad terrena. (De
Civitate Dei, XIV, 28). Pero Dios ha puesto un límite al mal (S. Juan Pablo II).

Benson no previó que la confrontación se produciría en el campo del matrimonio y de la familia, tal
como sucede hoy. Tampoco consideró la tensión con el islam.

Похожие интересы