You are on page 1of 1

Constelaciones zodiacales

El zod�aco es una franja del cielo por donde, aparentemente, transitan el Sol y los
planetas. Durante el siglo V a. C. dicha regi�n fue dividida en doce partes iguales
(una por cada mes del a�o) a las cuales dieron el nombre de la constelaci�n m�s
pr�xima (asterismos que muy bien podr�an haber existido antes de la invenci�n del
zod�aco). Estas constelaciones son tradicionalmente las siguientes: Aries, Taurus,
Gemini, Cancer, Leo, Virgo, Libra, Scorpius, Sagittarius, Capricornus, Aquarius y
Pisces. Tras el establecimiento de los l�mites de las constelaciones en 1930, el
Sol tambi�n cruza las constelaciones de Cetus y Ofiuco.

Constelaciones de Ptolomeo

Adem�s de las doce constelaciones del Zod�aco antes presentadas, Ptolomeo recogi�
en su inventario otras 36 figuras:

Andr�meda (Andr�meda), la princesa


Aquila, el �guila
Ara, el altar
Argo Navis, el nav�o Argo.
Auriga, el cochero
Bootes, el boyero o pastor de bueyes
Canis Major (Can Mayor)
Canis Minor (Can Menor)
Casiopea (Casiopea), la reina
Centaurus (Centauro)
Cefeo (Cefeo), el rey
Cetus, la ballena o monstruo marino
Corona Australis (Corona Austral), la corona del sur
Corona Borealis (Corona Boreal), la corona del norte
Corvus, el cuervo
Cr�ter, la copa
Cygnus, el cisne
Delphinus, el delf�n
Draco, el drag�n
Equuleus, el peque�o caballo
Eridanus, el r�o Er�dano, un r�o mitol�gico
H�rcules (H�rcules), el h�roe
Hidra, la hidra o serpiente de mar, un monstruo mitol�gico
Lepus, la liebre
Lupus, el lobo
Lyra, la lira
Ophiuchus (Ofiuco), el portador de la serpiente o Serpentario
Ori�n (Ori�n), el cazador
Pegaso (Pegaso), el caballo alado
Perseo (Perseo), otro h�roe
Piscis Austrinus (Pez Austral), el pez del sur
Sagitta, la flecha
Serpens la serpiente (Ofiuco divide esta constelaci�n en dos partes: Serpens Caput,
la cabeza de la serpiente, y Serpens Cauda, la cola de la serpiente
Triangulum el tri�ngulo
La Osa Mayor.
Ursa Minor (Osa Menor)
Las 48 constelaciones inscritas por Ptolomeo en el Almagesto fueron las �nicas
reconocidas en el mundo occidental hasta el final de la Edad Media. Con excepci�n
de Argo Navis, que fuera dividida en cuatro constelaciones m�s tarde, todas ellas
fueron adoptadas sin cambios por la Uni�n Astron�mica Internacional.