You are on page 1of 3

MATRIMONIO ENTRE PERSONAS DEL MISMO SEXO (LGBT) lesbiana, gay,

bisexual y transgénero
En Colombia el matrimonio entre personas del mismo sexo es legal. La Corte
Constitucional de Colombia puso fin a años de incertidumbre para las parejas del
mismo sexo y reafirmó los derechos de personas LGBT al confirmar la validez del
matrimonio entre personas del mismo sexo el 28 de abril de 2016.1 Adicionalmente
las parejas del mismo sexo también pueden acceder a uniones maritales de hecho
(derecho que tienen las parejas que conviven de manera permanente.
1-De mutuo acuerdo entre las parte por medio de escritura pública ante el Notario.
2-Por sentencia judicial, cuando se hace por medio de juzgado las partes tienen
un año después de su separación o fallecimiento de alguno de los compañeros,
allegando las pruebas necesarias para demuestren dicha convivencia.), con todos
los derechos y deberes que la ley le ha otorgado. tras convivir dos años. Las
uniones de hecho tenían pocas diferencias con un matrimonio como tal y permitía
a las parejas vinculadas a través de ellas acceder a los mismos derechos que un
matrimonio.
ARTICULOS DE LA CONSTITUCION POLITICA POR EL CUAL EL ESTADO
APROVO EL MATRIMONIO ENTRE PERSONAS DEL MISMO SEXO)
ARTICULO 13.
ARTICULO 16.
ARTICULO 18.La libertad de conciencia es la facultad que tiene toda persona para
expresar sus convicciones o creencias propias, profundas, fijas y sinceras sobre el
juicio que haga acerca de lo correcto o incorrecto y la de objetar como derecho de
defensa las intromisiones de otros para obligarlo a ir en contra de ellas. La libertad
de conciencia es la facultad de discernir entre lo que resulta ser el bien o el mal
moral, en relación con lo que concretamente, en determinada situación, debemos
hacer o no hacer. Es la regla subjetiva de moralidad. La libertad de conciencia
difiere a la libertad de culto, en que el individuo adhiere a una religión, filosofía,
ideología o cuerpo de ideas.

SENTENCIAS JUDICIALES
El 7 de febrero de 2007 la Corte Constitucional de Colombia extendió varios
derechos propietarios y pensionales propios de las uniones maritales de hecho a
las parejas homosexuales unidas bajo esta figura.
Una decisión adicional de octubre de 2007 extendió igualmente derechos
pensionales y de seguridad social a parejas del mismo sexo.
Luego el 28 de enero de 2009, la corte modificó 20 leyes distintas a fin de otorgar
42 derechos a las parejas del mismo sexo unidas por una unión marital de hecho
(incluyendo nacionalidad, permiso de residencia, testimonio en proceso judicial,
derechos familiares propietarios, etc.).
Finalmente el 26 de julio de 2011 la Corte decidió con una votación de 9-0 que no
estaba facultada para cambiar las leyes vigentes que definían el matrimonio como
la unión de un hombre y una mujer, pero que esto no podía entenderse en
perjuicio del derecho a las parejas homosexuales de formar una familia.
(La corte determinó que estas parejas si son una familia y le dio un plazo de 2
años al congreso para que legislara, el congreso no lo ha hecho)
Por ello estableció un periodo de dos años hasta junio de 2013 para que el
Congreso reglamentara sus uniones. Este plazo no fue cumplido, lo cual significó
la entrada en vigencia de la orden según la cual “las parejas del mismo sexo
podrán acudir ante notario o juez competente a formalizar y solemnizar su vínculo
contractual”.
La aplicación de la orden fue tomada de manera conflictiva por varios sectores
políticos que buscaban formas para evitar la aplicación de la sentencia.
Sin embargo, un mes después de entrada en vigencia la orden se otorgó el primer
permiso para la celebración de una unión matrimonial a una pareja del mismo
sexo.
El matrimonio fue celebrado el 24 de julio de 2013.
Entre tanto, fue admitida una solicitud para realizar el primer matrimonio entre dos
mujeres en Colombia.
Finalmente el 28 de abril de 2016, la Corte Constitucional dictó un fallo por seis
votos a favor y tres en contra para la legalización del matrimonio entre personas
del mismo sexo en todo el territorio nacional, convirtiéndose así en el cuarto país
de América del Sur en aprobarlo, luego de Argentina, Brasil y Uruguay.
La corte en el 2015 se aprobó a adopción a adoptar menores, fueran o no
bilógicos de uno de los miembros, como el congreso no lo hizo la corte si lo hizo.
ENCUESTAS

 Para marzo de 2015, la encuesta de Gallup arrojó que el 62% de los colombianos
estaba en desacuerdo con el matrimonio entre personas del mismo sexo, mientras
que un 33% estaban de acuerdo.

 Para abril de 2016, la encuesta del CM& arrojó que el 64% de los colombianos
estaba en desacuerdo con el matrimonio entre personas del mismo sexo, mientras
el 32,7% lo apoyaba.
RELIGION
A pesar de que históricamente la homosexualidad ha sido tratada como una práctica
sexual prohibida, pecaminosa e incluso perversa, o como un tema tabú en la mayoría de
las iglesias, sin embargo, desde fines del siglo XX y comienzos del siglo XXI, dentro del
cristianismo algunas ramas del protestantismo han comenzado a debatir el tema y a
permitir este tipo de uniones, en algunos casos se establece como una «bendición» para
diferenciarla del matrimonio. La aparición de grupos conservadores LGBT de tendencia
cristiana ha favorecido estas discusiones.1 Las Iglesias cristianas inclusivas son aquellas
que no consideran la homosexualidad como un pecado.

IGLESIAS A FAVOR DE LAS UNIONES GAY


Distintos movimientos cristianos en todo el mundo han permitido las uniones
homosexuales. Entre las principales iglesias destacan las de tradición luterana,
anglicana y congregacional bajo sus diferentes denominaciones. Dentro de las
iglesias más grandes sobre la base de su importancia jerárquica dentro de un país
o al número de fieles se encuentran las siguientes:
AMERICA LATINA

 Argentina: La Iglesia Dinamarquesa de Buenos Aires permite las bodas entre


parejas homosexuales, siendo la primera iglesia latinoamericana en oficiar un
matrimonio religioso a una pareja del mismo sexo en 2006.20 Asimismo, la Iglesia
Evangélica Metodista Argentina a través de su obispo, Frank de Nully Brown, expresó
que «hay libertad para que cada congregación acompañe a parejas homosexuales»,
dejando a cada pastor del ministerio en libertad de acción para oficiar bodas gay.21

 Brasil: La Iglesia episcopal anglicana del Brasil permite las bendiciones a parejas del
mismo sexo,22 argumentando que "todos los bautizados, fieles y obedientes a Dios,
independientemente de su orientación sexual, son miembros plenos de la Iglesia".23

 Chile: La Iglesia Evangélica Luterana de Chile reformó su constitución conyugal,


permitiendo las uniones del mismo sexo, definiendo el matrimonio como «el amor y la
unión entre dos personas basado en la confianza y la fidelidad mutua»,24 sin hacer
distinción del sexo de los contrayentes.

 Uruguay: La Iglesia Evangélica en Uruguay, de denominación metodista, resolvió «que


cada pastor que desease realizar una unión homosexual pueda hacerla en libertad».25
Cada pastor tiene la facultad de oficiar una boda del mismo sexo si así lo desea.26