You are on page 1of 25

Aplicación de las matrices en la vida diaria, su importancia y relevancia.

En la vida diaria el concepto de matrices es de gran relevancia, y que las matrices


se usan como contenedores para almacenar datos relacionados. Aunque en
nuestros tiempos se consideran primero las matrices antes que los determinantes,
en sus inicios no fue así así. Se le dio más importancia al estudio de los
determinantes que a las matrices. Actualmente, las matrices son de mucha utilidad
en problemas prácticos de la vida diaria. Sobre Todo en Aquellos Que de
Ecuaciones Lineales. Por ejemplo, considera lo siguiente: La siguiente información
corresponde a la cantidad de energía(calorías) y proteínas (gramos) que aportan a
nuestro organismo una una porción de leche en polvo con una porción de
alimento fortificante.

¿Cuántas porciones de leche en polvo y alimento fortificado se requiere para


ingerir 1800 calorías y 70 gramos de proteínas? Mar x la cantidad de porciones de
alimento fortificante y mar y la cantidad de porciones de leche. De acuerdo a esto,
podemos formar la siguiente ecuación:

Por último se puede decir que las matrices se ocupan en muchos aspectos de la
vida diaria, como por ejemplo:
-Utilización de medicamentos

.-Sistema de aguas

.-Cuestiones financieras
.
-Tablas nutricionales, como ya lo vimos.

Funciones y limites

Límite De Una Función

La idea intuitiva de límite forma parte del acervo popular. Tender a un límite
significa aproximarse a una meta, que no siempre se logra alcanzar. En el ámbito
matemático, esta idea se ha plasmado en una definición precisa que combina los
conceptos de lo infinitamente pequeño (infinitésimos) y lo infinitamente grande (el
infinito).

Noción de límite de una función


Se dice que una función f (x) tiene límite L en el punto x = a, si es posible
aproximar f (x) a L tanto como se quiera cuando x se acerca indefinidamente a a,
siendo distinto de a. En términos matemáticos, se expresa como:

Dado el punto a, y según la anterior definición, existen dos formas de aproximar x


a a: desde valores x > a (por la derecha) y desde valores x < a (por la izquierda).
En cada caso se obtienen valores denominados límite por la derecha (x→a+)
y límite por la izquierda (x→a-). Por definición, para que exista el límite de una
función ha de cumplirse que existan los dos límites laterales (por la derecha y por
la izquierda) y que ambos sean iguales. Ello se expresa como:

Propiedades de los límites

Dadas dos funciones f(x) y g(x) que tienen límite en un punto a, se cumplen las
siguientes propiedades:

 El límite de la suma de ambas funciones es igual a la suma de los límites.


 El límite de la diferencia se calcula como la diferencia de los límites.
 El límite del producto de las funciones es igual al producto de sus límites.
 El límite del cociente entre ambas funciones es igual al cociente entre los
límites, siempre y cuando el límite del denominador sea distinto de cero.
 El límite del producto de una constante por una función viene determinado por
la multiplicación de la constante por el límite de la función.
Estas propiedades se expresan matemáticamente como sigue:

Asíntotas verticales y horizontales

Si una función f(x) crece indefinidamente cuando el valor de la variable x tiende a


a, se dice que su límite es infinito (+∞, si el crecimiento es en sentido positivo, y -
∞, si lo es en sentido negativo). Análogamente, también es posible definir límites
de una función cuando el valor de x tiende a +∞ o a -∞.

Entonces, se dice que una función f (x) tiene por asíntota vertical la recta cuya
ecuación es x = a, cuando al menos existe uno de los límites laterales de la
función en el punto a y dicho límite es +∞ o -∞.
De igual forma, la función f (x) tiene por asíntota horizontal la recta de ecuación y
== b, cuando existe al menos uno de los límites de la función en el caso de que x
tienda a +∞ o -∞ y dicho límite sea b.

Asíntotas horizontales de una función.

Asíntotas verticales de una función.

Resolución de indeterminaciones

Para calcular el límite de una función complicada suelen aplicarse las propiedades
generales de los límites. Sin embargo, en ocasiones no es posible recurrir
simplemente a tales propiedades, por cuanto aparecen indeterminaciones que es
preciso resolver. Se dice que hay una indeterminación cuando el límite de la
función no se obtiene directamente de los límites de las funciones que la
componen.

Las más corrientes son:

 Infinito entre infinito ( / ): para resolverla, si se trata de funciones


polinómicas, se procede a dividir el numerador y el denominador por el término
de mayor grado; cuando las funciones presentan radicales, se multiplican el
denominador y el numerador por el conjugado de la expresión que contiene al
radical.
 Infinito menos infinito ( - ): si se trata de una diferencia de funciones, se
realiza la operación de manera que se obtenga una expresión de cociente de
una función por otra y se calcula el límite. Cuando aparecen radicales, se
multiplica y se divide por la expresión conjugada de la que contiene al radical.
 Cero dividido por cero (0/0): si se trata de funciones polinómicas, se
factorizan el numerador y el denominador y se simplifican los binomios iguales
resultantes; en funciones con radicales, se multiplican el numerador y el
denominador por la expresión conjugada de la que contiene al radical.
 Cero por infinito (0 ): si f(x) 0, y g(x) , la expresión f(x) g (x) se
puede sustituir por f(x)/(1/g(x)), que es del tipo 0/0.
 Uno elevado a infinito (+ ) e infinito elevado a cero ( 0): se sustituye por el
número e, mediante la siguiente fórmula:

La pendiente de una curva

El lenguaje científico utiliza con frecuencia las gráficas porque de ellas se pueden
deducir muchas características del fenómeno que estemos estudiando.

Uno de los aspectos importantes que analizamos sobre una gráfica es su


pendiente. Así, nos interesa saber si la pendiente en un punto es positiva o
negativa, si siempre es la misma o va cambiando, etc.

La pendiente de una gráfica en un punto es la inclinación que tiene la recta


tangente a la gráfica en ese punto.

¿Cómo se calcula la pendiente?


 Selecciona dos puntos de la recta tangente y determina sus coordenadas.
 Calcula la diferencia entre las coordenadas Y de los dos puntos
seleccionados (elevación).
 Calcula la diferencia entre las coordenadas X de dichos puntos (avance).
 Divide la diferencia de coordenadas Y entre la diferencia de
coordenadas X (elevación / avance o pendiente).

El siguiente applet te permite dibujar una gráfica a partir de la ecuación

y = a x2 + b x + c
así como la línea tangente en cada punto de la gráfica.
Según los valores que le demos a cada uno de los coeficientes a, b y c se
obtendrá una recta o una parábola.

Puedes observar la relación entre la forma de cada gráfica y su ecuación y extraer


conclusiones para comentarlas con tu profesor.

Observa, también, que si la gráfica es una recta su pendiente es la misma en


todos los puntos mientras que si se trata de una curva la pendiente varía según el
punto elegido.

Por último, observa en qué casos la pendiente es positiva, cero o negativa.

Te preguntarás qué tiene que ver la pendiente de una gráfica con el movimiento.
La respuesta es: ¡Mucho!

En Cinemática utilizamos con frecuencia las gráficas para extraer información


sobre las características de los movimientos que estudiamos.
De la gráfica posición-tiempo y de la gráfica velocidad-tiempo podemos extraer
una valiosa información sobre las características de un movimiento analizando los
valores de la pendiente.

Por ejemplo el valor de la pendiente en una gráfica posición-tiempo es


la velocidad en ese momento y en la gráfica velocidad-tiempo la pendiente
equivale a la aceleración en ese instante.

Otra información valiosa que podemos extraer de una gráfica es el punto en que la
misma corta al eje vertical. En el caso de las gráficas e-t, este punto representa la
posicición inicial del cuerpo ya que es la posición que ocupa cuando t=0. Si se
tratara de una gráfica v-t, el punto de corte con el eje vertical representaría la
velocidad inicial, es decir la velocidad del cuerpo cuando t=0.

La derivada como razón de cambio

El concepto de razón de cambio se refiere a la medida en la cual


una variable se modifica con relación a otra. Se trata de la magnitud que
compara dos variables a partir de sus unidades de cambio. En caso de que las
variables no estén relacionadas, tendrán una razón de cambio igual a cero.

La razón de cambio más frecuente es la velocidad, que se calcula dividiendo un


trayecto recorrido por una unidad de tiempo. Esto quiere decir que la velocidad se
entiende a partir del vínculo que se establece entre la distancia y el tiempo. De
acuerdo a cómo se modifica la distancia recorrida en el tiempo por el movimiento
de un cuerpo, podemos conocer cuál es su velocidad.

Supongamos que un
automóvil recorre 100 kilómetros en dos horas.
La razón de cambio existente entre ambas variables es 50 kilómetros por hora.
Ese valor representa su velocidad, ya que v = d / t(velocidad = distancia / tiempo).

A partir del conocimiento de una razón de cambio, es posible desarrollar


diferentes cálculos y previsiones. Si conocemos el nivel de contaminación que
está llegando a un arroyo a partir del vertido de sustancias químicas por parte
de una industria, es posible utilizar la razón de cambio para señalar qué tan
rápido se incrementa el nivel de contaminación.

Con un cálculo similar, se puede calcular la velocidad de propagación de una


epidemia en una determina ciudad, tomando como datos la cantidad
de personas que contrajo el virus en x días.
Es posible distinguir entre dos tipos de razón de cambio: la promedio y
la instantánea, las cuales se explican a continuación. Es importante resaltar que
haciendo uso de estos conceptos, se abren las puertas a la solución de ciertos
problemas para los cuales los métodos algebraicos no son efectivos

Razón de cambio promedio


Nuestro día a día nos enfrenta a diversas razones de cambio de situaciones
sociales, económicas y naturales, entre otras, en las cuales deseamos saber cuál
es el valor más grande o el más pequeño (el máximo y el mínimo,
respectivamente), su crecimiento o su disminución en un período de tiempo
determinado. Se trata de problemas en los cuales estudiamos fenómenos
relacionados con la variación de una magnitud que depende de otra, por lo cual es
necesaria una descripción y una cuantificación de dichos cambios por medio de
gráficas, tablas y modelos matemáticos.

Área bajo la curva


Nosotros conocemos muchas fórmulas para calcular el área de diferentes figuras
geométricas. Por ejemplo, para calcular el área de un triángulo con base y
altura , usamos la fórmula:

Sin embargo, no sabemos cómo calcular el área que hay entre la parábola ,
el eje y las rectas verticales

Sin embargo, podemos aproximar el valor de esta área si vamos seccionando el

intervalo y dibujamos rectángulos con altura igual a la ordenada .


Para esto tenemos dos opciones, bien dibujamos los rectángulos de manera que
una parte del mismo quede por encima de la parábola, bien los dibujamos de
manera que una parte quede por debajo de la parábola.

La aproximación que hagamos tendrá, en el primer caso un error por exceso, es


decir, será mayor al valor del área que buscamos. En el segundo caso el área
aproximada será un poco menor al área debajo de la parábola.

Podemos calcular el área de cada rectángulo que queda por encima de la


parábola y de los que quedan por debajo y ordenar esta información en una tabla:
El tamaño del error dependerá de la cantidad de rectángulos que dibujemos para
hacer la aproximación. A mayor cantidad de rectángulos, las regiones de cada
rectángulo que queden por encima o por debajo serán cada vez más pequeños
que la suma de todos esos errores será despreciable:

En la siguiente tabla se muestran los resultados obtenidos para diferente número


de rectángulos en el intervalo (0,1):

de la tabla se hace evidente que el área tiende a un número que satisface:


Si dibujamos más rectángulos obtendremos una mejor aproximación. Entonces, si
encontramos el límite de la suma de las áreas de todos los rectángulos que
dibujamos bajo la curva cuando el número de rectángulos tiende a infinito,
debemos obtener el área bajo la curva desde desde hasta .
Es decir,

representa el área que buscamos. Observa que la base del rectángulo

mide porque hemos decidido hacer particiones del mismo


tamaño todas y que la altura del rectángulo puede ser calculada utilizando la
función: .

Cuando el número de particiones ( ) crece, el error que se comete al aproximar el


área bajo la curva con el área del rectángulo, cada vez es más pequeño y
cuando tiende a infinito, tiende a cero. Debido a esto decimos que el área bajo
la curva es:
Contenido [Mostrar]

Ejemplo

Calcula el área bajo la parábola en el intervalo usando el límite:

Por definición:

Primero haremos la suma y después vamos a calcular el límite cuando tiende a


infinito.

Aprende Producción de Audio

Pero ya habíamos mencionado que:

Entonces, podemos sustituir esto y obtener:

Entonces, el área bajo la

parábola desde hasta es exactamente.


Este mismo procedimiento es el que realmente hacemos cuando calculamos la
integral definida, pues esta es la forma como se define.

Diferencial de área

Si consideramos un par rectángulos con base común que usamos para aproximar
el área bajo la curva, vemos que la base es , la altura del rectángulo de mayor
área es y la altura del otro es .

El área bajo la curva es mayor que el área del rectángulo que queda por debajo de
la curva y a su vez menor que el área del rectángulo que queda por encima.
Algebraicamente:

Al dividir la desigualdad entre , obtenemos:

Si hacemos que tienda a cero, obtenemos que la derivada de la función que


calcula el área debajo de la función es igual a :

En palabras, si queremos calcular el área debajo de la curva de una función dada,


tenemos que integrarla, dado que la operación inversa de derivar es integrar.

Y esta integral está definida por el límite:


que incluye información acerca de los límites de integración, es decir, en qué
intervalo queremos calcular el área bajo la curva, por eso se llama integral
definida.

De hecho, el símbolo de integración representa una “ ” estirada, para


representar la suma de las áreas de los rectángulos que se dibujan (mentalmente)
cuando hacemos que tienda a infinito. Así que para calcular áreas vamos a
utilizar las mismas reglas de integración que hemos estado utilizando hasta ahora.

Integral definida

La integral definida de la función contínua desde hasta ,

representa el área bajo la curva , el eje y las rectas y .

Ejemplo

Calcula el área bajo la curva y sobre el eje en el intervalo .


Calculamos la integral:

Ahora hacemos la evaluación. Primero evaluamos el límite de integración superior


y después el límite inferior:
Entonces, el área bajo la curva desde hasta es igual a .
Compara este resultado con los resultados que se muestran en las tablas
anteriores.

Ahora, para calcular la integral definida vamos a utilizar las reglas de integración
inmediata.

INTEGRACION DEFINIDA

La integral definida está definida como un límite. Este límite puede calcularse con
las fórmulas de integración inmediata. Para calcular el valor de la integral definida
evaluamos primero el límite superior y después el límite inferior. La diferencia
entre estos valores es el valor de la integral definida.

Ejemplo Calcula la integral definida:

y representa geométricamente el resultado.

Calculamos la integral:

Ahora evaluamos:
Este resultado representa el área bajo la curva , desde hasta y
sobre el eje . El cálculo de esta integral definida también se puede realizar
utilizando la definición:

INTEGRACION INDEFINIDA

El campo vectorial definido asigna un vector (1,f(x)) a cada punto del plano

donde . Se muestran tres curvas de las infinitas posibles curvas primitivas

de que se pueden obtener variando la constante de integración.

En cálculo infinitesimal, la función primitiva o antiderivada de una función f es


una función F cuya derivada es f, es decir, F ′ = f.

Una condición suficiente para que una función f admita primitivas sobre
un intervalo es que sea continua en dicho intervalo.

Si una función f admite una primitiva sobre un intervalo, admite una infinidad, que
difieren entre sí en una constante: si F1 y F2 son dos primitivas de f, entonces
existe un número real C, tal que F1 = F2 + C. A C se le conoce como constante de
integración. Como consecuencia, si F es una primitiva de una función f, el conjunto
de sus primitivas es F + C. A dicho conjunto se le llama integral indefinida de f y
se representa como:

o bien

El proceso de hallar la primitiva de una función se conoce como integración


indefinida y es por tanto el inverso de la derivación. Las integrales indefinidas
están relacionadas con las integrales definidas a través del teorema
fundamental del cálculo, y proporcionan un método sencillo de calcular
integrales definidas de numerosas funciones.

Ejemplo

Una primitiva de la función en es la función ya que:

Dado que la derivada de una constante es cero, tendremos que cos(x) tendrá un
número infinito de primitivas tales como sin(x), sin(x) + 5, sin(x) - 100, etc. Es más,
cualquier primitiva de la función f(x) = cos(x) será de la forma sin(x)
+ C donde C es una constante conocida como constante de integración.
Constante de integración

Artículo principal: Constante de integración

La derivada de cualquier función constante es cero. Una vez que se ha encontrado


una primitiva F, si se le suma o resta una constante C, se obtiene otra primitiva.
Esto ocurre porque (F + C) ' = F ' + C ' = F ' + 0 = F '. La constante es una manera
de expresar que cada función tiene un número infinito de primitivas diferentes.

Para interpretar el significado de la constante de integración se puede observar el


hecho de que la función f (x) es la derivada de otra función F (x), es decir, que
para cada valor de x, f (x) le asigna la pendiente de F (x). Si se dibuja en cada
punto (x, y) del plano cartesiano un pequeño segmento con pendiente f (x), se
obtiene un campo vectorial como el que se representa en la figura de la derecha.
Entonces el problema de encontrar una función F (x) tal que su derivada sea la
función f (x) se convierte en el problema de encontrar una función de la gráfica de
la cual, en todos los puntos sea tangente a los vectores del campo. En la figura de
la derecha se observa como al variar la constante de integración se obtienen
diversas funciones que cumplen esta condición y son traslaciones verticales unas
de otras.

Otras propiedades

Linealidad de la integral indefinida

La primitiva es lineal, es decir:

1. Si f es una función que admite una primitiva F sobre un intervalo I, entonces


para todo real k, una primitiva de kf sobre el intervalo I es kF.
2. Si F y G son primitivas respectivas de dos funciones f y g, entonces una
primitiva de f + g es F + G.

La primitiva de una función impar es siempre par[editar]

En efecto, como se ve en la figura siguiente, las áreas antes y después de cero


son opuestas, lo que implica que la integral entre -a y a es nula, lo que se escribe
así: F(a) - F(-a) = 0, F siendo una primitiva de f, impar. Por lo tanto siempre
tenemos F(-a) = F(a): F es par.

La primitiva F de una función f par es impar con tal de imponerse F(0) = 0

En efecto, según la figura, las áreas antes y después de cero son iguales, lo que
se escribe con la siguiente igualdad de integrales:

Es decir F(0) - F(-a) = F(a) - F(0). Si F(0) = 0, F(-a) = - F(a): F es impar.

La primitiva de una función periódica es la suma de una función lineal y de


una función periódica
Para probarlo, hay que constatar que el área bajo una curva de una función
periódica, entre las abcisas x y x + T (T es el período) es constante es decir no
depende de x. La figura siguiente muestra tres áreas iguales. Se puede mostrar
utilizando la periodicidad y la relación de Chasles, o sencillamente ¡con unas
tijeras! (cortando y superponiendo las áreas de color).

En término de primitiva, significa que F(x + T) - F(x) es una constante, que se


puede llamar A. Entonces la función G(x) = F(x) - Ax/T es periódica de período T.
En efecto G(x + T) = F(x + T) - A(x + T)/T = F(x) + A - Ax/T - AT/T = F(x) -
Ax/T = G(x). Por consiguiente F(x) = G(x) + Ax/T es la suma de G, periódica, y
de Ax/T, lineal.

Relación entre la integral de una función y la de su recíproca[editar]

Para simplificar, se impone f(0) = 0; a es un número cualquiera del dominio de f.


Entonces tenemos la relación:

El área morada es la integral de f, el área amarilla es la de f -1, y la suma es el


rectángulo cuyos costados miden a y f(a) (valores algebraicos). Se pasa de la
primera curva, la de f, a la segunda, la de f -1 aplicando la simetría axial alrededor
de la diagonal y = x.

El interés de esta fórmula es permitir el cálculo de la integral de f -1 sin conocer una


primitiva; de hecho, ni hace falta conocer la expresión de la recíproca.

Existencia de primitivas

Cualquier función continua sobre admite localmente una antiderivada o


primitiva. Sin embargo en espacios de dimensión finita la continuidad no garantiza
la existencia de antiderivadas. Una condición suficiente de existencia de
antiderivadas es que la imagen pertenezca a un espacio vectorial conveniente,

también llamado -completo. La propiedad definitoria de dichos espacios es

que toda función con admite una función primitiva. Si el espacio no

es -completo la continuidad o incluso la suavidad de una función no garantiza


la existencia de antiderivadas.

Cálculo de primitivas

Integrales inmediatas

Para encontrar una primitiva de una función dada, basta con descomponerla
(escribirla bajo forma de una combinación lineal) en funciones elementales cuyas
primitivas son conocidas o se pueden obtener leyendo al revés una tabla de
derivadas, y luego aplicar la linealidad de la integral:

Aquí están las principales funciones primitivas:

Por ejemplo, busquemos una primitiva de x → x(2-3x). Como no se conocen


primitivas de un producto, desarrollemos la expresión: x(2-3x)= 2x - 3x2. 2x es
la derivada de x2, 3x2 es la de x3, por lo tanto 2x - 3x2 tiene como primitiva x2 -
x3 + k. Si además se pide que la primitiva verifique una condición F(x0)
= y0 (que recibe el nombre de condición inicial cuando se trata de un problema
de física), entonces la constante k es unívocamente determinada. En el
ejemplo, si se impone F(2) = 3, entonces forzosamente k = 7.

METODOS ESPECIALES DE INTEGRACION

Métodos De Integración

Las operaciones de integración de funciones pueden llegar a ser muy


complicadas. Para facilitarlas se han ideado diversos procedimientos generales,
de los cuales los más extendidos son los llamados métodos de sustitución o
cambio de variable y de integración por partes.

Método de sustitución

Uno de los dos procedimientos más habituales para la resolución


de integrales complicadas es el llamado método de sustitución o de cambio de
variable. Esta técnica consiste en introducir una nueva variable t para sustituir a
una expresión apropiada del integrando, de manera que la expresión resultante
sea más fácil de integrar. Por ejemplo, la integral:

se simplifica notablemente si se aplica el cambio t = sen x. Entonces, se cumpliría


que dt = cos x dx, con lo que la integral quedaría reducida a:

Finalmente se desharía el cambio de variable, con lo que el resultado final sería:

Integración por partes


El método de la integración por partes se emplea para simplificar el cálculo de la
integral de un producto de funciones que puedan interpretarse como del tipo u
(x) × v¿ (x). La fórmula de la integración por partes es la siguiente:

Este método resulta indicado particularmente cuando v × du es más fácil de


integrar que u × dv.

Cálculo de áreas

La integral de una función continua entre los dos extremos de un intervalo [a, b] y
tal que f (x) ³ 0 " x Î [a, b] coincide con el área comprendida entre dicha función, el
eje horizontal y las dos rectas que delimitan los intervalos, de ecuaciones x = a y x
= b.

Este principio puede servir también para calcular las áreas comprendidas entre
curvas, por simples operaciones aritméticas de adición y sustracción.

La integral de f (x) en el intervalo [a, b] coincide con el valor del área R.

Por convenio, dicha área se dice que es positiva cuando f (x) ³ 0 en el intervalo, y
negativa si f £ 0 en [a, b]. Cuando la función tiene signo variable, las partes de la
misma situadas por encima del eje horizontal añadirán valor positivo al área
global, y las que discurran por debajo sumarán valores negativos a la misma.
Áreas formadas por dos curvas. Por consideraciones geométricas, el área de la
intersección se calcula restando a la integral de f (x) en el intervalo [-1, 1] el valor
de la integral de g (x) para ese mismo intervalo.

Integración numérica

En ocasiones, el cálculo de una integral definida en un intervalo resulta tan


complicado que se hace casi irresoluble. En estos casos, se puede aplicar un
método de integración numérica aproximada, consistente en dividir el intervalo
de definición en un conjunto de subintervalos iguales, de manera que se trazan
sus imágenes sobre la curva y se unen todos puntos imagen mediante segmentos
rectilíneos.

Siendo f (x) la función de origen, y [a, b] el intervalo de integración, que se puede


dividir en n subintervalos iguales de amplitud h tales que a = x0 < x1 < x2 < ¿ <<
xn = b, la región limitada por la curva de f (x) puede obtenerse aproximadamente a
partir de la siguiente expresión:

Esta ley se llama regla de los trapecios. Evidentemente, cuanto mayor es el


número de intervalos escogido, más cerca estará el valor obtenido del área real
situada bajo la curva.

Aproximación del área de una función por integración numérica.