Вы находитесь на странице: 1из 5

La sociedad y la política, molde para la historia de la generación

de conocimiento.

La historia de los laboratorios, los experimentos y/o las industrias generadoras de


conocimiento sirven para hacer una reflexión sobre una parte de la historia que no es muy
concurrida, pero no por esto deja de ser importante. Este ensayo tiene como finalidad
argumentar que una perspectiva política y social es importante a la hora de estudiar estos
temas, puesto a que ayuda a comprender el contexto de los descubrimientos científicos y del
conocimiento.

Para empezar, es necesario resaltar que el mundo se ha encaminado siempre hacia el


desarrollo y progreso, no necesariamente de forma positiva para el mundo y el ambiente,
pero si en gran medida para conveniencia de las sociedades con poder, quienes tienen en sus
manos diferentes herramientas para guiar, desarrollar y determinar el tipo de conocimiento
que se genera en un tiempo determinado.

El auge de la ciencia, se debe en gran medida al interés del sector político y privado
en la generación de nuevos conocimientos, con el fin de tener mayor poder ante sus
oponentes, de esta manera la ciencia y la investigación se convierten en una nueva arma y
toman un nuevo papel dentro del mundo, lo que permitió que se desarrollara con más
herramientas, precisión y mejores resultados. Ahora la ciencia es prestigio, respeto y poder
y en consecuencia la inversión en investigación, se tornó en ciencia con fines económicos.

Por otra parte es importante plantear que una de las mayores influencias que tiene el
desarrollo del conocimiento se debe a su incorporación en los procesos productivos y de
servicios dentro de las sociedades, y es lógico que ocurra esto debido a que hay una relación
directa entre demanda y oferta. Los humanos siempre han creados pirámides que dan
prioridad a los elementos que son básicos en el mejoramiento y desarrollo de sus sociedades,
por eso es importante rescatar que parte de la historia de las industrias generadoras de
conocimiento se debe en gran medida a que se volvieron imprescindibles para el campo de
servicios.

La implementación de nuevas tecnologías en el campo de la ciencia, es de gran


importancia para entender más a fondo el camino que ha llevado las industrias a través del
tiempo. La ciencia es quien actualmente alimenta el desarrollo social, político y estratégico,
y si revisamos un poco la historia, la política siempre ha encaminado a la ciencia en pro de
sus necesidades, la tecnología ha generado mayor consumismo y mayores facilidades en la
investigación.

La tecnología y la ciencia son inseparables y actualmente diferenciar entre ellas cada


vez es una actividad más difícil, los laboratorios se han abierto a una inmensa colección de
definiciones, ya no es el centro de construcción de conocimiento solamente, hay una
integración en la creación de tecnología, y aparece la “tecno-ciencia” que tiene nuevos fines
y es en gran parte por las exigencia del mundo, que crecen de forma exponencial.

Como vamos viendo hay un circulo interminable que relaciona, ciencia, sociedad y
política, y no sabemos dónde inicia o termina esto. En principio la política se servía de la
ciencia para obtener poder, actualmente se le da poca importancia a las técnicas de los
laboratorios y solo interesa el producto final o el descubrimiento, entonces encontramos un
problema de ética y moral donde la ciencia probablemente se esté saliendo de lo conveniente
y pueda estarce desarrollando en contra de los beneficios que antes se obtenían. “Enseñar y
aprender la ciencia requiere una cierta "vigilancia epistemológica" que impida que nuestros
actos epistémicos sean conducidos por enfoques que simplifiquen y tergiversen la naturaleza
real de la praxis científica” (Nuñez).

Las problemáticas más comunes que se generan por la pérdida de control hacia la
ciencia es que la sociedad misma empieza a ver borroso lo que está bien, lo que es
conveniente y lo que está mal, si solo se busca desarrollo, poder, innovación entre otras cosas,
el desespero por esto puede generar que hallan mentiras detrás de las investigaciones, errores
no comunicados, y falsos descubrimientos. Si las políticas pierden interés en las prácticas, en
la forma como se experimenta y se encuentran los resultados, la ciencia empieza a perder
validez y a su vez las sociedades se llenan de un falso desarrollo que a largo plazo traerán
consecuencias.

Hemos hablado de cómo algunos factores influyen en el desarrollo de la ciencia pero


debemos se consientes que el problema anterior se vuelve importante cuando reflexionamos
en que la ciencia tiene una influencia extraordinaria en la vida social en todos sus ámbitos:
económico político, militar, cultural. Y que en gran medida el desarrollo del conocimiento
científico ha sido impulsado por intereses vinculados al afán de hegemonía mundial de las
grandes potencias y a las exigencias del desarrollo industrial y las pautas de consumo.

La ciencia, por su parte se encuentra concentrada en un reducido grupo de países


industrializados, no hay un acceso global aun para todos los países, “Con la excepción de
algunos caso aislados, los trabajos en la historia del conocimiento se han concentrado en los
individuos y centros geográficos comúnmente reconocidos como productores de adelantos
científicos, y no ha dejado de ser, de una forma u otra una celebración de logros de la ciencia
occidental” (Nieto, 1995:7).

El desarrollo de la ciencia se construye conforme a las creencias y necesidades de unos


pocos, y por esta razón es importante no omitir ni por un momento la importancia política
que esto tiene, solo unos pocos son pioneros en descubrimientos, avances, y desarrollo, y si
este no se genera en buena voluntad, tiende a afectar al resto, es muy cierto que hemos dicho
que el poder y progreso van de la mano pero el éxito de ese progreso se basa en un desarrollo
bien estructurado, con buenas prácticas y reglamentaciones que permiten su buen
funcionamiento.

Otro punto importante de tratar se centra en la neutralidad de la ciencia, sabemos que


debe haber un compromiso social y por otro lado la honestidad, pero ¿será que hay un
desinterés por esto? La ciencia como se sabe es una actividad institucionalizada permeable a
los valores e intereses sociales y no puede ser neutral. Y esto en varias ocasiones genera que
no hayan decisiones correctas si no convenientes, un ejemplo claro está en la lectura del
Golem donde se tiene cierto favoritismo por las teorías que planteaba Pasteur sobre las de
Pouchet, desde antes de revisar con detenimiento la experimentación. “por accidente o
convicción, ningún miembro de la comisión simpatizaba con las ideas de Pouchet, y algunos
anunciaron sus conclusiones antes incluso de examinar los materiales que habían de juzgar”
(1996: 105).

La ciencia ira cambiando bajo las necesidades, y ambiciones de un grupo reducido,


debido a que el acceso a los conocimientos aun es un privilegio y no un derecho , al hablar
de la historia de los laboratorios, los experimentos y/o las industrias generadoras de
conocimiento y reconocer la importancia de las percepciones sociales y las políticas me
parece importante resaltar que están sujetas las unas a las otras, la sociedad está en desarrollo
y tiene muchas preguntas por contestar, la ciencia es un remedio para esa constante
incertidumbre, la política, toma a la ciencia como arma y poder, a mayor conocimiento, mejor
preparación, mejores herramientas, mejores desarrollo, que a su vez hace que la ciencia tenga
nuevos campos y más accesibilidad.

Bibliografia

Nuñez Jover, J. (n.d.). La ciencia y la tecnología como procesos sociales. Lo que la


educación científica no debería olvidar. Retrieved from
http://www.oei.es/salactsi/nunez05.htm

Nieto, M. (1995). Poder y conocimiento científico: Nuevas tendencias en historiografía de


la ciencia. Historia Crítica, 7.

Trevor Pinch y Harry Collins, El Golem: lo que todos deberíamos saber acerca de la
ciencia (Barcelona: Crítica, 1996), pp.105.

Camila Andrea Guevara


201417059