Вы находитесь на странице: 1из 5

1

LA RESPONSABILIDAD DEL ESTADO LEGISLADOR EN LA LEY 1448

DE 2011.

Angell Natalia Rios Henao. 

Resumen

Este artículo tiene por objeto analizar la responsabilidad del estado colombiano en el marco de

la expedición de una norma que le causa daños injustificados a personas que no tienen el deber

de soportarlos, puntualmente, según la ley 1448 de 2011 que le exige requisitos adicionales a

los negocios jurídicos particulares celebrados con anterioridad a la expedición de la norma, para

la compra de tierras en zonas posconflicto, so pena de que se declare la nulidad del negocio

jurídico, se restituyan los inmuebles y no se tenga lugar al reconocimiento de una compensación

pese a la inversión realizada. Para el desarrollo de este objetivo, se procederá a recopilar la

jurisprudencia colombiana sobre la responsabilidad del estado colombiano en ejercicio de su

función legislativa, en aras de determinar los parámetros exigidos para que pueda ser predicada

la misma. De igual manera, se realizará el estudio de la irretroactividad de la norma, de la teoría

del negocio jurídico y de los requisitos adicionales exigidos por la ley 1448 de 2011 junto con

sus consecuencias jurídicas. Del análisis realizado se concluirá que el estado Colombiano es

responsable por las normas expedidas que causen daños particulares que los administrados no

tengan el deber soportar, y por lo tanto, el estado deberá indemnizar los perjuicios sufridos con

ocasión a la actividad legislativa.

Abogada, Universidad de Medellín. Directora Jurídica, Emprestur S.A., Correo electrónico


angell.rios@udea.edu.co. Este artículo es presentado para optar al título de Especialista en
Derecho Administrativo de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de
Antioquia.
2

Palabras Clave: Función Legislativa del Estado Colombiano, Responsabilidad del Estado, Ley

de Víctimas, Irretroactividad De la Norma, Teoría del Negocio Jurídico.

Sumario: Introducción. I. PRESUPUESTOS DE LA RESPONSABILIDAD DEL ESTADO.

II. ANTECEDENTES DE LA RESPONSABILIDAD DEL ESTADO LEGISLADOR EN

COLOMBIA. III. LOS ELEMENTOS DEL NEGOCIO JURÍDICO ANTES Y DESPUÉS DE

LA EXPEDICIÓN DE LA LEY 1448 DE 2011. IV. LA EXISTENCIA DE

RESPONSABILIDAD DEL ESTADO CON OCASIÓN A LA EXPEDICIÓN DE LA LEY

1448 DE 2011. Conclusiones. Referencias Bibliográficas.

Introducción.

El artículo 90 de la Constitución Política de Colombia consagró la llamada “Cláusula General

de Responsabilidad del Estado colombiano”, es decir, el fundamento constitucional y piedra

angular de la responsabilidad patrimonial del estado que surge en virtud de los daños

antijurídicos causados por sus agentes, indistintamente de la fuente de responsabilidad, a los

particulares que no tienen el deber de soportarlos y los cuales deben ser reparados. El tenor del

artículo refiere:

“El Estado responderá patrimonialmente por los daños antijurídicos que le sean

imputables causados por la acción o la omisión de las autoridades públicas”.

En efecto, de esta norma se puede extraer que el régimen de responsabilidad del estado en

Colombia cuenta con dos elementos fundamentales: (i) La noción del daño antijurídico, siendo

aquel el causado a una persona que no tiene el deber jurídico de soportarlo y (ii) su imputación

al estado, es decir, la relación de causalidad del daño con el hecho u omisión de la

administración.
3

En el mismo sentido, la jurisprudencia colombiana ha entendido que la obligación del estado de

reparar los daños antijurídicos a particulares puede derivarse del actuar de toda autoridad

pública, entre estas las acciones, hechos u omisiones imputables al poder legislativo, de hecho

la misma Constitución Política establece de forma explícita supuestos en los que es obligatoria

la reparación del estado por actuaciones del legislador, por ejemplo, en eventos tales como la

expropiación, cuando se establecen monopolios, entre otros.

Ahora bien, el 10 de junio de 2011, el Congreso de la República de Colombia expidió la Ley

1448 de 2011, la cual en su artículo 75, consagró el derecho a la restitución de tierras para

aquellas personas que fueron despojadas u obligadas a abandonar los predios de los cuales eran

propietarios o poseedores previo al conflicto armado que azotó zonas específicas de nuestro

país, en la misma norma, se estableció un proceso nuevo y se fijaron ciertas cargas a los terceros

que adquirieron los predios y que pretendieran oponerse a la restitución, teniendo estos la

obligación de probar la buena fe exenta de culpa del justo título por el cual adquirieron derechos

sobre el inmueble.

La controversia surge dado que previo a la expedición de la Ley 1448 de 2011, la normativa

aplicable para la celebración de contratos de compraventa de bienes inmuebles en Colombia era

el Código Civil en consonancia con la Constitución Política de Colombia, es decir, antes del

2011 los particulares que pretendieran realizar contratos de compraventa debían cumplir los

requisitos de existencia y validez consagrados en las referidas normas.

Sin embargo, la Ley de Victimas impuso la obligación a terceros que adquirieron bienes en

zonas posconflicto de probar su buena fe exenta de culpa al momento de celebración del contrato

como requisito adicional para evitar la nulidad del negocio jurídico, o en su defecto, lograr una
4

compensación por la inversión realizada en la tierra que se ordena restituir, aun cuando dichos

contratos fueron celebrados con anterioridad a la expedición de la referida norma.

Es decir, el Congreso de la República profirió una norma con efectos retroactivos en la que

exige a particulares, para efectos de acceder una compensación de un predio que se ordena la

restitución, cumplir con unos requisitos al momento de la celebración de negocios jurídicos que

previo a la expedición de esta norma no existían y desbordan completamente derechos

constitucionales como la presunción de buena fe así como la seguridad jurídica del

ordenamiento.

El propósito de este artículo es determinar si con los requisitos sobrevinientes establecidos en a

los negocios jurídicos en la Ley 1448 de 2011, exigidos a los terceros que adquirieron predios

en zonas posconflicto, el Congreso de la República en representación del estado colombiano

causó un daño antijurídico y, en consecuencia, está llamado a repararlos.

Así las cosas, la motivación para elegir este tema es la controversia que hoy se presenta en los

procesos de restitución de tierras, en los cuales, los terceros que adquirieron predios en zonas

posconflicto, aun cumpliendo con todos los requisitos consagrados en el Código Civil y

teniendo buena fe, se ven afectados toda vez que no son compensados por la orden de restitución

aduciendo que al momento de la celebración del negocio no obraron con buena fe calificada la

cual tienen la carga de probar en el proceso.

Para

(1) ¿Cuál es el tema del artículo? (2) ¿Cuál fue el interés para hacer el artículo? (3) ¿Cuál fue

la metodología empleada? (4) ¿Cuál es la finalidad o los objetivos del artículo? (5) ¿Cuál es la

distribución de los temas en la estructura del artículo?


5