Вы находитесь на странице: 1из 6

Constelaciones Familiares en México

Constelaciones Familiares — Teoría del Yacente

“Lo que cuenta, es que reconozcas con amor, aquello que de tu


padre tienes. Así siempre puedes mantenerte en el amor.
Y que, al mismo tiempo, te dediques a tu vida y a tu vocación
especial” Bert Hell inger

Norma Angélica
08/06/2019

Constelaciones Familiares
Bert Hellinger

Alemán nacido en el año 1925, estudió filosofía, teología y pedagogía. Durante 25


años fue miembro de una orden católica, vivió y trabajó largas temporadas entre
los Zulúes en Sudáfrica, donde observó las dinámicas que tenían para resolver
sus dinámicas personales, familiares, individualmente y como sociedad.

Posteriormente se hizo psicoanalista y a través de la dinámica de grupo, la terapia


primaria, el análisis transaccional y diversos métodos de hipnoterapia,
desarrollando con todas estas herramientas, su propia terapia sistémica y familiar.

Todas las personas proceden de un Sistema Familiar, que contiene la totalidad de


la historia de sus antepasados, de manera positiva o negativa impacta a cada
descendiente de la misma, por ende el 70% de los problemas que nos afectan,
provienen de la historia y relación familiar, sacando a la luz las dinámicas que
causan el sufrimiento y la corrige en ese momento.
Bert Hellinger — Salomon Sellam
El movimiento que se realiza a través de una constelación, no se limita a la
persona que la ha hecho, cuando un elemento del sistema familiar se mueve, los
demás se recolocan a su vez, encontrando equilibrio. Lo mismo sucede cuando
participas en una constelación de otra persona, se inicia un movimiento en el
sistema de cada uno —el constelado y los participantes— que agitan en mayor o
menor grado su sistema.

Tiene como base principal los órdenes del amor, siendo estos:

a) La pertenencia (Inclusión/Exclusión)

Cada miembro del sistema familiar tiene derecho a ser incluido, a


pertenecer, cuando en un sistema se “excluye” (por la circunstancia que sea), esta
dinámica repercute en otro miembro que “mostrará” a la familia, lo que debe ser
visto e incluido al Sistema.

b) El orden (Jerarquía)

Es importante que cada miembro del sistema ocupe el lugar que le


corresponde, respetando el orden de llegada (antepasados, padres, hijos, nietos,
etc.), cuando alguno de ellos se encuentra desempeñando un papel que no es el
que le concierne, existe un desorden dentro de la familia.

c) Equilibrio (Dar y recibir)

Cuando en una relación (pareja, laboral o empresarial), uno de los


involucrados da o toma más que otro, crea una inestabilidad que rompe el
equilibrio en la relación.

Quien da, también tiene derecho a recibir, y quien toma, también se siente
obligado. El derecho en un lado y la obligación en el otro son el patrón
fundamental de culpa — inocencia en toda relación, siendo este patrón el
intercambio entre dar y tomar, ya que ambos, tanto el que da como el que toma,
no están tranquilos, hasta que no se de la compensación, hasta que el que tomó
también da, y el que dio también toma. (Ejemplo: Infidelidad)

En este vínculo existe cierta información sobre lealtades invisibles con


nuestros antepasados, esa imagen que se expone o se exterioriza durante la
constelación como si se tratara de una foto, revela la dinámica oculta del sistema
familiar.

Xalapa, Ver., Constelaciones Familiares en Xalapa


Especialidad Teoría del Yaciente
Imparte: Lic. Norma Angélica Portilla Reséndiz
*El síndrome del yacente, un sutil hijo de reemplazo (Salomon Sellam), 2010, Edicion Berangel
Bert Hellinger — Salomon Sellam

De la relación con los padres:


Cuando hay un desequilibrio en la familia, éste puede repercutir en todas las áreas
de nuestra vida: trabajo, negocios, pareja, relación con los hijos, hermanos,
padres.

Una persona que ha integrado en su corazón el amor de su madre y su padre,


asegura el éxito y la prosperidad; se abre a la posibilidad de mirar su destino y no
el de otro miembro de la familia (antepasados, padres, hermanos, parejas
anteriores, hijos).

De la afinidad que tenemos con la madre se deriva la relación que tenemos con el
dinero; de acuerdo a como trates a tu madre, el dinero fluirá (con o sin dificultad)
en tu vida.

“Dinero, madre y vida son energías equivalentes.


Como tratamos a la madre, así nos trata la vida y el dinero”
Bert Hellinger.

Del padre proviene el éxito; cuando un miembro del sistema familiar se niega a
tomar al padre, independientemente de la situación que genere el rechazo o la
falta de reconocimiento del mismo, evita recibir todo aquello que nos brinda la vida
para triunfar.

“Honrar a los padres significa tomarlos tales como son,


y honrar la vida significa tomarla y honrarla tal como es:
con el principio y el final, con la salud y la enfermedad,
con la inocencia y la culpa”
Bert Hellinger

Los órdenes del amor para padres e hijos:

1. Equilibrio entre dar y recibir:


Los padres dan, los hijos toman, en primer lugar los hijos toman a
los padres como tal y en segundo lugar, toman todo aquello que
de ellos emana. Legado: Al convertirse en adultos o en padres
(los hijos) realizan la misma dinámica, dan a otros lo que
aprendieron y tomaron de sus propios padres.

2. Orden de llegada (o jerarquía)

Xalapa, Ver., Constelaciones Familiares en Xalapa


Especialidad Teoría del Yaciente
Imparte: Lic. Norma Angélica Portilla Reséndiz
*El síndrome del yacente, un sutil hijo de reemplazo (Salomon Sellam), 2010, Edicion Berangel
Bert Hellinger — Salomon Sellam
Quien da puede dar, porque antes tomó, y quien toma puede
tomar, porque más tarde también dará.
Quien estuvo antes tiene que dar más, porque ya ha tomado más
también, y quien llega más tarde aún, tiene que tomar más.

¿Qué obtengo al tomar al padre?

 Fuerza para tomar decisiones


 Trazar objetivos y metas y alcanzarlas
 Aporta la capacidad de sentirnos cómodos con nosotros
mismos
 Tener claridad mental
 Tener la capacidad de conocer y poner limites
 Asumir con fuerza las tareas que nos trazamos
 Claridad matemática
 Capacidad para emprender negocios
 Realización profesional

“Tomar al padre es tener la fuerza para ir hacia la vida”

¿Por qué es importante tomar al padre?


Nuestro ser tiene vida, gracias a la unión del espermatozoide del padre y el óvulo
de la madre, sin ellos simplemente no existiríamos.

De esa unión el espermatozoide es el que aporta la fuerza de la vida para avanzar


(como lo hizo para fecundar al óvulo), ese proceso biológico se ve reflejado en
nuestras vidas.

Es así como nos encontramos ante el hecho de que estamos formados un 50% de
mamá y el otro 50% de papá y en el mismo porcentaje contamos con la energía
femenina y energía masculina y cada uno de nuestros antepasados fueron
formados de esa manera.

Cuando una madre excluye al padre de su hijo, está borrando ese otro 50% que él
tiene y lo que es peor, el inconsciente de ese hijo interpreta que tiene un 50% que
no sirve o que no es tan bueno y ese hijo lo va a vivir como bloqueos en su vida
profesional (incurre en la violación al orden de la pertenencia, está excluyendo al
padre).

Bert Helliger señala que al padre se le toma a través de la madre, es la madre la


que dá el permiso para tomar al padre. La relación madre e hijo ocurre desde la
gestación y hasta los primeros 12 años de vida del hijo, él está contenido por su

Xalapa, Ver., Constelaciones Familiares en Xalapa


Especialidad Teoría del Yaciente
Imparte: Lic. Norma Angélica Portilla Reséndiz
*El síndrome del yacente, un sutil hijo de reemplazo (Salomon Sellam), 2010, Edicion Berangel
Bert Hellinger — Salomon Sellam
madre y lo que implica la energía femenina que lo mantiene cerca del sistema
familiar y sistémicamente hablando, estar cerca del sistema familiar significa que
está rodeado, protegido por todo lo que ayuda a mantener la vida (vínculo con la
madre y su entorno).

Cuando el hijo crece e interactúa con otros sistemas y otras dinámicas de


supervivencia, lo que se necesita es que la relación padre e hijo se dé y de esta
manera se involucre la fuerza de la energía masculina que es primordial para salir
al mundo, a la vida que a veces se vuelve difícil, competitiva y hasta peligrosa, en
la que puede estar comprometida su supervivencia.

Entonces lo que una madre puede hacer en ese momento de la vida de un hijo, es
demostrarle que así como ella puede ver a ese padre con amor y ver en él un
hombre con un linaje masculino fuerte, en donde no solo está él sino todos sus
antecesores, es importante para que el hijo se reconozca en su padre y en sus
ancestros y tenga la fuerza que necesita para ir al mundo y a la vida.

Cuando este movimiento se interrumpe (por la madre, por la ausencia del padre,
por la muerte o cualquiera que sea la razón), al hijo es que es difícil ver al padre,
entra en conflicto, se siente dividido o termina por revelarse contra su madre.

No importa lo que yo como madre de mi hijo pienso del padre, si es o no


adecuado no importa, lo claro que debo tener es que ese es el padre de mi
hijo y sin él no hubiera podido ser madre de ese hijo y la fuerza que
él necesita para afrontar la vida viene de ese hombre que yo escogí, no
puede haber otro.

Con nuestro padre, tomamos toda aquella energía del mundo exterior, es la
energía que nos hace ir hacia afuera, hacía el logro de nuestras metas, hacía los
objetivos que nos trazamos en la vida; es esa energía que viene de nuestro padre
la que nos ayuda a poner límites en todos los ámbitos de nuestra vida. Cuando
solo tomamos a nuestra madre, hay soledad y aislamiento.

Cuando se toma el amor de Papá, tomamos la energía masculina que debemos


integrar junto con la energía femenina que viene de nuestra madre y que hemos
tomado de ella.

En el instante que tomamos a ambos padres, equilibramos la


energía en nuestro interior y es más fácil fluir en la vida de
manera adecuada y sientiéndonos bien con nosotros mismos.

Xalapa, Ver., Constelaciones Familiares en Xalapa


Especialidad Teoría del Yaciente
Imparte: Lic. Norma Angélica Portilla Reséndiz
*El síndrome del yacente, un sutil hijo de reemplazo (Salomon Sellam), 2010, Edicion Berangel
Bert Hellinger — Salomon Sellam
El hombre es el encargado de darle la fuerza al hijo para ir a la vida con todo lo
que se necesita. El padre es quien empuja para ir hacía el mundo con fuerza y
seguridad.

“Muchos problemas con los niños también se producen porque no pueden


acceder al padre. Solamente la madre puede abrir el camino al padre, con lo
cual tiene un poder tremendo. Pero nadie más puede franquear el camino al
padre”. Bert Hellinger

La esencia del recibir el amor del padre, es tomarlo tal y como es, sin juzgar, sin
exigir, sin pedir de más. Al juzgarlo perdemos la fuerza que viene él. Lo que hay
que hacer es pararse en el aquí y ahora, desde el adulto y hacerse responsable de
su propia vida.

¿Cómo se pierde el vínculo del amor hacia el padre?


a) Si la madre se queja con sus hijos, del padre. Se desequilibra al hijo,
convirtiéndolo en un cómplice de sus frustraciones lo que lo aparta del
vínculo como hijo.

b) Cuando un hijo odia a su padre porque golpea a su madre, un padre


abusivo. Lo juzga y en muchos de los casos lo desconoce como padre.

Los padres nos dan la vida, nos alimentan, nos educan, nos protegen, nos cuidan,
nos dan un hogar. Por tanto corresponde que lo tomemos todo, tal como lo
recibamos de los padres… Esta es una forma de tomar que a la vez compensa,
porque los padres se sienten respetados. En consecuencia, aún dan con más
ganas.

CUANDO UN HIJO INSISTE EN SUS EXIGENCIAS ANTE LOS PADRES, NO


PUEDE DESPRENDERSE DE ELLOS, PUES LA EXIGENCIA ATA AL HIJO A
LOS PADRES; PERO A PESAR DE ESA ATADURA, EL HIJO NO TIENE A SUS
PADRES, NI LOS PADRES TIENEN AL HIJO.

Xalapa, Ver., Constelaciones Familiares en Xalapa


Especialidad Teoría del Yaciente
Imparte: Lic. Norma Angélica Portilla Reséndiz
*El síndrome del yacente, un sutil hijo de reemplazo (Salomon Sellam), 2010, Edicion Berangel