Вы находитесь на странице: 1из 4

M E D I TA C I Ó N D E R E I K I PA S O A PA S O :

LA LLAMA INTERIOR

Como Reikistas, una de nuestras mayores herramientas es la


concentración, especialmente cuando se trata de conectarse con
nuestro silencio interno.

Conectarse con nuestro silencio interno no es nada fácil a veces. Al


menos para mí puede ser muy difícil, especialmente cuando tengo
mucho trabajo para hacer (lo cual es prácticamente siempre).

Este ejercicio de meditación me resultó de muchísima utilidad para


los días en los que enfocar la atención en el momento presente y
aquietar la mente me resultaba imposible, y es muy efectivo.

¿Por qué la llama de una vela?

Si bien los ejercicios de enfoque para meditación pueden


hacerse eligiendo cualquier objeto de nuestra
preferencia, meditar utilizando la llama de una vela tiene algunas
ventajas, aquí te las explico:

– La luz de la llama facilita fijar la vista con las luces bajas, lo que
quita foco a otras cosas en la habitación, y ayuda a mantener la
vista en nuestro objetivo.

– Es mucho más fácil sostener la imagen de la llama en nuestra


mente con los ojos cerrados, que de otro tipo de objetos más
complejos o que no tienen luz propia.
– El leve movimiento de la llama hace que debamos concentrarnos
más fuertemente, lo cual ayuda a mejorar los resultados del
ejercicio.

– La energía emitida por la llama accede a nuestro cuerpo a través


de los iris de nuestros ojos, por lo que adicionalmente nuestro
cuerpo recibe una recarga de energía.

¿Para qué me sirve esta meditación?

Cada ejercicio de meditación tiene un efecto, basado en nuestra


intención y el foco de nuestra energía. Este ejercicio ayuda a
conectar con nuestra llama interna, o nuestro núcleo energético.
Esto sucede porque hacia el final de la meditación profundizamos
en nuestro interior para percibirla.

Cuando practicamos Reiki, ya sea a otras personas o en nuestras


sesiones de auto sanación, estar conectados con nuestro
núcleo energético es esencial para obtener los mejores
resultados, ya que canalizamos mejor las diferentes frecuencias
energéticas.

En auto Reiki, conectar con nuestro centro es nuestra energía


básica para posteriormente trabajar sobre los chakras y otras
estructuras importantes de nuestro campo. Cuando hacemos Reiki
a otros, mantener nuestro centro nos ayudará a canalizar
naturalmente diversas frecuencias vibracionales, pero también a
proteger nuestro campo durante la sesión, y a mantener nuestra
energía estabilizada, para lograr excelentes resultados.

Quiero aclarar que hacer esta meditación no significa


necesariamente que de inmediato conectarás con tu centro, esto
es un fuerte trabajo de dedicación y auto conocimiento, pero
utilizar este tipo de herramientas ciertamente te ayudará en el
camino.

Meditación para conectar con la llama interna, paso a paso

(En este apartado describiré paso a paso cómo meditar utilizando


como foco la llama de una vela, pero te recomiendo acceder al
video con la meditación guiada al final del artículo, para que
facilite tu práctica).

– Coloca la vela de tu elección ya encendida en una superficie que


esté a la altura de tu vista (es importante para poder mantener la
cabeza erguida y la columna alineada). Si utilizas el video, he
agregado una vela virtual, por si no tienes una vela a mano, o no
estás en tu casa.
– Siéntate en una postura cómoda, con la columna erguida y los
brazos relajados apoyados sobre las piernas.
– Cierra momentáneamente los ojos.
– Inhala profundamente, a la mayor de tus capacidades, intentando
llevar el aire hacia lo profundo de tus pulmones, y exhala
suavemente a través de la boca, emitiendo un suave soplido.
Repite esta respiración 3 veces.
– Continúa respirando profunda pero relajadamente, inhalando y
exhalando siempre por la nariz.
– Abre los ojos y enfoca tu vista sobre la llama de la vela. Intenta
no interpretar su movimiento y no poner etiquetas mentales a la
imagen, sólo obsérvala y conéctate con ella, permitiendo que su
energía penetre en tu cuerpo, pero sin intenciones de ningún tipo.
– Mantén tu vista en la llama de la vela todo lo que sea necesario,
hasta que tengas el impulso suave pero seguro de cerrar los ojos.
Si estás haciendo el ejercicio correctamente, una imagen de la
llama de la vela debería formarse en tu mente, aún con los ojos
cerrados.
– Cuando sientas que la imagen de la vela en tu mente comienza a
disiparse, busca en tu interior la llama de tu esencia, es una
sensación que estará cerca del centro de tu cuerpo, y te hará
recordar la energía de la llama.
– Concéntrate pacíficamente en tu llama interna, y aliméntala con
tu atención. No tienes que hacer esfuerzos de ningún tipo, con
llevar una atención calma a la zona bastará.
– Mantén tu concentración hasta que sientas que tu centro se ha
energizado lo suficiente o, si no tienes sensibilidad, hazlo durante
unos minutos y luego descansa.
– Abre los ojos y ejecuta 3 respiraciones profundas, inhalando por
la nariz y exhalando por la boca.

Puedes utilizar únicamente el audio del video y realizar la


meditación con una vela encendida colocada a la altura de
tus ojos. El ejercicio es mucho más benéfico y logra mayores
resultados de esta manera, pero por si no estás en la comodidad
de tu casa, puedes utilizar la vela del video.

Los monjes tibetanos realizan ejercicios meditando con la llama de


una vela para mejorar su concentración, enfoque, y capacidad de
silencio interno. Si utilizas este ejercicio con suficiente dedicación,
no tardarás en percibir los resultados.

Cuando practiques esta meditación de Reiki, deja un comentario


más abajo para saber cómo te ha resultado!!

Похожие интересы