Вы находитесь на странице: 1из 2

Preparaciones microscópicas

Obtención de las preparaciones microscópicas (láminas delgadas)

El proceso es similar al utilizado en petrografía para las preparaciones de rocas con la particularidad que antes de
proceder se ha de dar coherencia a la muestra de suelo. Para ello la muestra de suelo se coloca en un recipiente y se
incluye al vacío en una resina de poliester. Al polimerizar la resina se endurece produciendo un bloque compacto que
engloba a la muestra de suelo conservando imperturbable su estructura natural. A partir de este momento ya se puede
seguir todo el proceso descrito en los manuales de petrografía.

Los pasos principales son los siguientes:

Preparación de la muestra

Como prácticamente todas las resinas comerciales que se usan para la fijación de las muestras de suelos son
hidrofobas, el agua existente debe ser extraída previamente.

El método más simple es el secado al aire pero también se usan otros métodos. Los principales son: congelación-
secado y reemplazamiento del agua del suelo con otros productos tales como alcohol o acetona.

Fijación (impregnación y endurecimiento)

Para la fijación de las muestras de suelos se usan varios tipos de resinas artificiales:

- Resinas de poliéster insaturadas que como poseen una gran viscosidad debe reducirse por la adición de monómero
estireno o acetona. La polimerización se inicia por la adición de un activador y un catalizador.

- Epoxirresinas. La polimerización se obtiene por la simple mezcla de los dos componentes de la resina.

- Metilmetacrilato. La polimerización se inicia por la adición de un catalizador y usualmente es necesario calentar.

- Otros productos. Tales como bálsamo del Canadá y polietilenglicol hace mucho tiempo que no se usan.

Para conseguir una buena penetración de la resina, la impregnación de las muestras se lleva a cabo frecuentemente en
vacío.

Un desecador grande y una buena bomba de vacío es todo el equipo necesario.

Una vez impregnada y endurecida la muestra, se sigue el mismo procedimiento que para los fragmentos rocosos pero
vigilando el posible calentamiento mediante una lubrificación durante el corte y pulido donde sólo se puede utilizar
aceite ya que el agua podría disolver las sales solubles y quizás producir el hinchamiento de ciertas arcillas.

Corte

En primer lugar el trozo de suelo incluido en el bloque de plástico ha de ser cortado con
una sierra de borde de diamante para obtener una superficie plana con el tamaño de la
preparación microscópica que se quiera obtener.

Pulido

Una vez obtenida una superficie plana esta se pulimenta para eliminar las huellas del
corte y obtener un plano lo más suave posible.
Pegado

La superficie pulida se pega sobre un portaobjetos de vidrio con un agente cementante


incoloro e isótropo (por ejemplo, la misma resina de poliester usada para la inclusión).

Corte final

Una vez pegado el trozo de suelo al portaobjetos se corta para obtener una rodaja lo más
fina posible.

Desgaste

La muestra se desgasta hasta que alcance un espesor de unas 30 micras.

Cubrir

Finalmente, cuando la lámina alcanza su espesor final, se limpia cuidadosamente, la


muestra se recubre con un cubreobjetos pegandolo con un cemento similar al usado para
pegar la muestra al portaobjetos y se almacena verticalmente en cajas especialmente
construidas para ellas, protegidas del sol.

Problemas que se presentan en la preparación de láminas


delgadas

Las preparaciones microscópicas pueden tener una serie de defectos que pueden
dificultar su utilización, se deben a: huellas e incrustaciones de granos de abrasivo,
desgastes desiguales, anisotropías de la resina de inclusión y de pegado, entrada de aire
y suciedades.