Вы находитесь на странице: 1из 3

ANALISIS CRÍTICO- COMPARATIVO

Luz Deny villa Agudelo

FUNCIONALISMO

NESTOR RAUL PEREZ JARAMILLO

DOCENTE

FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES Y HUMANAS.

DEPARTAMENTO DE SOCIOLOGÍA

PREGADO DE SOCIOLOGÍA

UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA – SECCIONAL URABÁ.

APARTADÓ

JUNIO -2019
ANALISIS CRITICO COMPARATIVO ENTRE LA TEORIA VOLUNTARISTA DE
LA ACCIÓN Vs. TEORIA DE LA ACCIÓN SOCIAL O TEORIA DE LA
CONDUCTA SOCIAL HUMANA.

El siguiente trabajo no debería considerarse una ponencia más ni un postulado, ni


tampoco un gran escrito de publicación sociológica; si no una práctica argumental,
analítica y comparativa de dos grandes teorías que según estudios e
investigaciones permiten crear debates y estudios permanentes de análisis
sociológicos de los sistemas sociales.

Hay que valorar profundamente la contribución de áreas como la economía, la


política y el sicoanálisis le han dado un sentido más amplio a las ciencias sociales.
La teoría sociológica y los esquemas comparativos debido a diferencias históricas
y de perspectiva no han sido congruentes entre sí, y este hecho ocasionó una
gran cantidad de malentendidos. Sin embargo, las convergencias de pensamiento
han permitido reunir las principales tendencias teóricas de estas disciplinas bajo
un marco común llamado por algunos sociólogos “Teorías de la Acción”.

Remitiéndonos a las teorías de la acción como tal, se logra evidenciar que la


teoría voluntarista de la acción tiene una incidencia utilitarista, este es un sistema
positivista aceptable y permite un esquema más general de la acción.

El individuo como un ser racional y la unidad fundamental de todo sistema social,


enmarcado en un sistema económico de mercado y democracia desde lo político;
es dependiente. Ese individuo, en una necesidad e interés interno de satisfacer
sus propios fines.

Se relaciona íntimamente con el concepto de acciones racionales y no racionales,


desde la norma, un concepto que es meramente social más que desde el mismo
individuo. Estas no se pueden explicar solas y se sustentan desde los mandatos
de reglas a seguir.

Se estructura desde la figura: individuo – fin – situación – sistema normativo.

Cabe una crítica desde esta teoría y es que se enfatiza en una pirámide jerárquica
donde se prioriza más el sistema y la sociedad desde su quehacer normativo –
político que al individuo y ser como tal.

En la teoría de la acción social. El concepto motivacional y valorativo, se refiere a


un tema que incide en el ser humano, un individuo cargado de sentimientos,
emociones actuando en una sociedad. Teoría basada netamente en el individuo
mirado desde una visión sistémica como un todo y unos subsistemas de
organismo conductual o sea instinto Vs. Conducta.
El individuo un organismo que lo diferencia la norma, una especie organizada que
luego la interioriza. Su personalidad asociada a lo sicológico como un ser propio y
único entre los demás seres humanos con dos factores desde sus
comportamientos y actitudes que tienen las personas y se ajustan a una cultura
común y el factor interno como la experiencia única elaborando su proceso de
socialización. En el tema cultural como base del funcionalismo (normas – valores –
lenguaje – símbolos), que se pasan de seres biológicos a seres sociales. En lo
social como formas de interacción individual relacionadas con las anteriores la
cultura, la personalidad y los organismos conductuales.

Me refiero de forma más puntual y seria la palabra individuo el actor con sus
respectivas características de ego; como una persona en sí misma y de alter como
los demás actores con relación a si mismo.

He aquí entonces un ejercicio de descripción analítico sobre dos posturas con


diversas implicaciones sociales y que según mi proceso crítico no expongo puntos
de vista en contradicción; solo que me identifico con la teoría de la acción social ,
donde el individuo y sus sentimientos son la base de la pirámide de los sistemas
sociales.