Вы находитесь на странице: 1из 3

En una organización, los procesos son considerados herramientas esenciales para

controlar las prácticas laborales. Cada uno de los departamentos de la compañía


tiene una serie de objetivos a alcanzar, la definición de estas se consiguen en
función del modo de modelar el proceso. Del mismo modo, es posible realizar una
planificación de la rutina diaria y trabajar con los resultados.

El enfoque basado en procesos adquiere mayor importancia en la ISO 9001, esto


es debido a que la planificación de un Sistema de Gestión de la Calidad está
estrechamente relacionada con aquellos procesos involucrados en lograr la
satisfacción de los usuarios.

Por un lado, ISO9001 considera la planificación del SGC como una parte importante
ya que participa en la determinación de objetivos y diferenciación de procesos
implicados y recursos empleados. Asimismo, se preocupa en conocer bien hacia
donde es necesario que la organización centre sus esfuerzos.

En ningún momento se puede hacer referencia a la planificación de la calidad sin


tener perfectamente definido la estrategia, estructuras, instrumentos y enfoques que
garanticen la satisfacción de los usuarios y aporten valor añadido.

Hasta el momento hemos venido hablando de procesos, pero no hemos definido de


que se trata. Aunque existen muchas definiciones, un proceso es una serie de
metodologías, recursos materiales y humanos, entorno, etc. que debido a sus
interrelaciones generan a la organización una ventaja competitiva frente a otras
organizaciones del mismo sector.

Una organización no puede olvidarse de estandarizar procesos, ya que:

Hace posible la planificación de la calidad.

Mejora la productividad, como consecuencia del mapeo de las tareas desarrolladas


en cada uno de los departamentos.

Prioriza estas tareas.

Permite la identificación de las tareas en las que está involucrado el personal.


Para que esto sea posible, los procesos deberán tener:

Entradas, tareas, salidas, objetivos, encargados, restricciones, un proceso


antecesor, Requisitos del usuario, Recursos, Indicadores de control, Documentos,
Feedback.

También será necesario determinar el contexto en el que se desarrollará el proceso,


al igual que la maquinaria, materias primas, metodologías y mediciones empleadas.

Para que la implementación de un proceso culmine según lo esperado y


considerando los requerimientos de la ISO 9001, será imprescindible: Reunir toda
la información referida a las necesidades de un proceso que presentan los clientes.
Realizar reuniones entre los diferentes individuos de la organización, en las que
analizar el contexto en el que se llevan a cabo los procesos. Establecer acciones
para solventar las posibles deficiencias extraídas de esas reuniones entre miembros
de la organización. Decidir cuáles de las acciones planteadas se deberían
implementar y comprobar que los procesos implementados son los correctos. Definir
acciones encaminadas a la mejora continua de los procesos vinculados con el
Sistema de Gestión de la Calidad según la ISO 9001.Tras ser conscientes de esto,
será necesario analizar y diseñar los procesos de la organización. Podemos recurrir
a varios diagramas para simbolizar este análisis y diseño. Flujo de procesos Al
analizar procesos para llevar a cabo su implementación y/o mejora, es importante
tener en cuenta que es imprescindible cumplir con los requerimientos del estándar
internacional ISO-9001. En este tipo de diagrama, conocer las actividades de los
propios procesos es bastante importante. En concreto, a través de este diagrama
trabajamos en el diseño y análisis de los procesos de tipo administrativo
relacionados con el Sistema de Gestión de la Calidad. El diagrama de flujo de
procesos está constituido por una serie de símbolos que se encargan de analizar y
modelar los procesos integrantes del SGC y siempre tienen en cuenta la posibilidad
de la mejora continua. Fichas de caracterización Se convierten en un instrumento
de planificación de la calidad muy beneficioso, se encarga de determinar los
procesos de una compañía además de reconocer las necesidades de sus clientes.
Las necesidades en definitiva son las características que deben tener los productos
y/o servicios prestados por la empresa. En la ISO 9001 podemos ver como se
planifican objetivos y procesos, se lleva a cabo un seguimiento y medición y se
culmina con actuaciones que garanticen la mejora continua gracias al ciclo PHVA.
En este caso, las fichas de caracterización sirven para llevar a cabo la planificación,
control y mejora continua de los procesos y como consecuencia, del SGC. De
bloque Hay que destacar que los diagramas de bloque son bastantes simples, lo
que hace posible que su aplicación sea muy útil para los Sistemas de Gestión de la
Calidad basados en la ISO 9001.Las organizaciones que cuentes con su Sistema
de Gestión de la Calidad certificado, deberán ponerse a trabajar si aún no lo han
hecho en reforzar el enfoque basado en procesos ya que la versión ISO 9001:2015
le presta bastante atención.