Вы находитесь на странице: 1из 1

Los sueños desde el psicoanálisis

Para Sigmund Freud los sueños no son un estado de reposo psiquico, puede serlo
físicamente, pero no psíquicamente ya que durante el sueño nuestros procesos
mentales no tienen descanso debido a que durante este estado de sueño, se
manifiestan acciones inconscientes de nuestra vida cotidiana. En su libro ‘’La
interpretación de los sueños’’ Freud descubre y demuestra, que los sueños son
siempre cumplimientos imaginarios de deseos inconscientes reprimidos, aún en el
caso de que sean desagradables y que no parezca haber ninguna realización de
deseos; esto se debe a que hay escasez de censura, entonces el sueño provoca
angustia o pesadillas, pero indagando más a fondo, él descubre que aún en las
pesadillas hay realizaciones disfrazadas de deseos inconscientes y lo demuestra a
lo largo de ésta obra. De igual manera, explica que los sueños son una vía regia
de acceso al inconsciente, ya que cuando se duerme, la censura se relaja y está
menos resistente que en la vigilia, así los impulsos que están normalmente
reprimidos vuelven a la consciencia a través de ellos. En definitiva, el sueño es
una herramienta psíquica para conseguir franquear la barrera que hay entre el
inconsciente, la memoria profunda y el consciente.

Los métodos que utiliza Freud para investigar los sueños, se basan en las
asociaciones de ideas y así distingue entre dos tipos de contenidos en los sueños:

 Contenido manifiesto: es la historia o sucesos tal como el soñante los


vive. Es un material elaborado a partir de las experiencias cotidianas y los
deseos reprimidos mediante los distintos procesos de elaboración onírica.
El contenido manifiesto no se encuentra en el nivel del significado, sino del
símbolo.
 Contenido latente: Es el significado verdadero del sueño, el psicoanalista
se esfuerza por interpretar el contenido manifiesto del sueño que el
paciente le relata, para revelar el contenido latente, su significado.

Para este psicólogo vienés, la infancia es un periodo clave para la vida psíquica de
una persona, hasta el punto que de adultos la mayoría de los sueños, se
relacionan con los deseos, traumas y recuerdos de la infancia. De acuerdo a esto
identifica tres tipos de sueños, según los deseos reprimidos:

1. El sueño que representa, sin inhibiciones, un deseo no reprimido, que la


consciencia acepta pero que en la vida cotidiana está pobremente
satisfecho. Por su claridad son los sueños más fáciles de entender.

2. El sueño que representa de una forma encubierta o simbólica un deseo


reprimido. Son sueños que requieren ser interpretados.

3. El sueño que representa un deseo reprimido, pero que se muestra poco o


nada encubierto.