Вы находитесь на странице: 1из 10

1.

CORTOMETRAJE: LA SUERTE DE LA FEA… A LA BONITA NO LE IMPORTA

ESCENA
1 INT. BAÑO CASA DE SUSY – DÍA

Se escucha a SUSY cantando atrás de la cortina de la


regadera.

SUSY
(Feliz cantando)
Y al ponerme el bañador me pregunto, ¿Cuándo
podré ir a Hawái?

¡Aaay…!

Y al untarme el bronceador me pregunto, ¿Cuándo


podré ir a Bombay?

¡Aaay…!

Susy abre la cortina de la regadera en toalla en cuerpo y


cabello, suspira y da unos cuantos pasos para mirarse al
espejo del baño. Mira la báscula en el piso, alza la
cabeza mirando al techo y suplica a Dios.

SUSY
Por favor Diosito, por favor.

Susy pone un pie en la báscula y ruega que la báscula


marque el número que ella susurra.

SUSY
(Cerrando los ojos)
55 por favor, 55.

Susy espera que la báscula calcule su peso, la báscula


marca 60 Kilos, Susy mira la báscula, grita el número que
marcó y sale del baño exaltada y enojada.

SUSY
¡60!, puta madre no puede ser, toda la pinche
semana comiendo lechuga como vaca y yo
que tengo, 60 pinches kilos…

CORTA A:
2.

ESCENA
2 INT. COCINA DE SUSY – DÍA

Se muestra el interior hacia afuera del congelador de la


nevera, Susy abre el congelador de la nevera busca un
helado y lo toma.

SUSY
(Molesta)
Solo un milagro me va ser adelgazar.

Susy cierra de azote la puerta del congelador de la


nevera, pone el helado en la mesa de la cocina, busca en
la alacena una gran cuchara, la toma, se siente en silla
de la mesa de la cocina, abre el helado toma una gran
cucharada de helado, da una pequeña mordida al helado en
la cuchara, cuando una voz femenina la interrumpe.

HADA PAMELA
Nunca se es demasiado flaca, verdad.

Susy mira a quien la interrumpió comiendo y exclama.

SUSY
¡¿PAMELA?!

HADA PAMELA
En realidad, soy un hada, y te voy a conceder 3
deseos.

Veo que tienes problemas con tu manera de comer,


¿ese sería tu primer deseo?

SUSY
¡Si!

HADA PAMELA
¡Ok! Uno…

SUSY
¡Espera!

HADA PAMELA
¡¿Qué pasa?!

SUSY
¿Y los otros dos?

HADA PAMELA
3.

Me los pides una vez se haya cumplido este, ¿ok?


Uno, Dos…

El hada Pamela mueve su varita sobre Susy la cual tiene


los ojos cerrados, salen chispas mágicas
alrededor de ella y el hada Pamela desaparece
de la cocina.

SUSY
¡¿Ya?!

Susy tomada de nuevo una gran cucharada para comer


helado.

SUSY
(Enojada)
Pinches dietas, nada más me hacen alucinar.

A la chingada con la dieta y con Pamela.

Suena el intercomunicador de la cocina y de nuevo


interrumpe a Susy al comer la cucharada de helado y Susy
se levanta de la silla a contestar el intercomunicador.

SUSY
¡¿Quién?!

¡Voy!

¡Puta madre ya se me hizo tardísimo!

Susy sale con rapidez de la cocina.

CORTE A:

ESCENA
3 INT. RESTAURANTE DE COMIDA JAPONESA – NOCHE

Están Susy y Andrea sentadas en sillas de una mesa y


discuten mientras el mesero del restaurante les sirve sus
platos de sushi y demás comida japonesa.

ANDREA
Estás… guapísima.
SUSY
Y tú que bruto, estas delgadísima, ¿Cómo le
hiciste?

ANDREA
4.

Ya vez, una tiene sus secretos.

Ambas Susy y Andrea desprenden sus palillos para


disponerse a comer, Susy agarra con los palillos un sushi
de camarón y una voz en japonés suena entre la comida.

SUSHI DE CAMARÓN
¿Por qué yo?, ¿Por qué no pudiste elegir el de
salmón?

Susy mira confundida a Andrea y le pregunta.

SUSY
¿Perdón?

ANDREA
Mmm…

SUSY

¿Qué decías?

ANDREA
No…

SUSHI DE CAMARÓN
¡Por favor, te lo pido, no me comas!

Susy mira a su alrededor confundida mientras tiene entre


sus manos los palillos con el Sushi de Camarón.

SUSHI DE CAMARÓN
¡No me hagas esto por favor!

Si soy yo, el sushi.

Susy asustada pone el Sushi de Camarón de nuevo en su


plato.

ANDREA
¿Qué te pasa?

SUSY
¡Nada!

ANDREA
Ta´ buenísimo… Mmm y además no engorda.

Susy toma nuevamente el Sushi de Camarón de su plato y lo


observa fijamente.
5.

SUSHI DE CAMARÓN
¡Por favor, no me comas!

Susy sumerge el Sushi de Camarón en salsa de soja y este


comienza a suplicar.

SUSHI DE CAMARÓN
¿Por qué no pruebas él témpura, o las
brochetitas, o un kushiage…?

Susy después de sumergir el Sushi de Camarón lo alza, lo


mira fijamente de nuevo y le susurra.

SUSY
No entiendo nada de lo que estás diciendo.

ANDREA
El camarón no engorda, el témpura si es bien
engordador.

Susy se mete el Sushi de Camarón en la boca y lo comienza


a morder.

SUSHI DE CAMARÓN
¡Ahhhh!, ¡no por favor noooooo!

Susy le entran ganas de vomitar, corre hacia las


escaleras que llevan al baño del piso siguiente, Andrea
la ve, se ríe y se prepara para ir al baño también.

CORTE A:

ESCENA
4 INT. BAÑO DEL RESTAURANTE DE COMIDA
JAPONESA – NOCHE

Susy entra al baño y se pone de rodillas para vomitar y toser en


el retrete, luego Andrea llega al baño y la escucha
vomitar y le comienza a hablar mientras ella se mira al
espejo y el hada Pamela esta acostada en los lavamanos.

ANDREA
Que tramposa eres Susy, que no te de pena, todas
tenemos nuestros secretos.

SUSY
¿A ti también se te apareció?
6.

ANDREA
¿Quién?

SUSY
¡Pamela!

ANDREA
Ay, no sé de qué me estás hablando.

Andrea entra a un retrete al lado de Susy se mete los dedos a boca


y comienza a vomitar también y aparece el hada Pamela
montada encima del retrete donde estaba vomitando Susy y
comienzan a discutir.

HADA PAMELA
¿Qué pasó, querías dejar de comer?, ¿no?

SUSY
Sí, pero no a este precio.

ANDREA
¡¿Qué?!

SUSY
¡Nada!

HADA PAMELA
Todas tenemos que pagar un precio.

SUSY
Yo no, solo quiero estar buena y punto.

ANDREA
Todas queremos estar buenas, Susy.

HADA PAMELA
¿Qué tan buena?

SUSY
Quiero estar tan buena como tú.

ANDREA
Es difícil, pero con disciplina todo se puede.

SUSY
¡Quiero tu cuerpo!

ANDREA
La verdad es todavía te falta un poco, ehhh.
7.

HADA PAMELA
¿Mi cuerpo?, ¡Ok!

El hada Pamela mueve su varita mágica


sobre Susy y salen chispas mágicas.

HADA PAMELA
¡Listo!

Susy sale rápidamente del cubículo del retrete para verse


en el espejo, se mira y se decepciona.

SUSY
Pero ¿y el busto, las nalgas y la cinturita?

ANDREA
Mija, que no alcanza para el cirujano y vas a
ver.

HADA PAMELA
Tu amiga tiene razón, mi cuerpo es así como el
tuyo, el busto, las nalgas y la
cinturita se los debo al cirujano.

¿Y tú tercer deseo?

Susy se devuelve al cubículo del retrete pedirle el


tercer deseo al hada Pamela.

SUSY
¡Quiero ser la mujer más bella del mundo!

ANDREA
Yo también.

HADA PAMELA
Todas piden lo mismo, pero bueno tus deseos son
órdenes para mí.

Se por debajo del cubículo los pies de Susy y el hada


pamela se escucha un sonido mágico de movimiento de
varita y se ven caer las chispas mágicas debajo del
cubículo del retrete.

HADA PAMELA
¡Concedido!
8.

Susy y Andrea salen de los cubículos de retretes y se


miran en el espejo de los lavamanos.

SUSY
¡Estoy igualita!

ANDREA
Vomitar una comida no hace un gran cambio,
tienes que perseverar.

HADA PAMELA
Susy, solo si observas detenidamente te darás
cuenta que en tu interior eres la mujer
más bella del mundo, la verdadera
belleza está en nuestro interior.

Susy se enoja con el hada Pamela y regresa furiosa al


cubículo del retrete.

SUSY
¡Hija de la chingada, quien te crees para
venirme a sermonear sobre la belleza
interior!

Andrea entre cepillándose los dientes dice…

ANDREA
Pero yo siempre he pensado que la belleza
interior no existe.

Susy se encierra en el cubículo con el hada Pamela y


empiezan forcejear con ella por su varita mágica.

HADA PAMELA
No, Susy, con eso no se juega es muy peligroso,
dámela, dámela… dámela, no, ¡dámela!,
¡Ahhh!

Suena un sonido mágico y salen chipas mágicas y Susy sale


del cubículo y sale a mirarse al espejo para hablar con
Andrea y tiene la varita mágica escondiéndola en con sus
manos en la espalda para que Andrea no la vea.

SUSY
¡¿Postre?!

ANDREA
Mmmm por favor, con esto de la vomitada me da un
hambre.
9.

Susy y Andrea voltean del espejo del lavamanos y ven a un


sapo.

ANDREA
¡Qué cosa tan fea!

Susy se agacha y le susurra al SAPO el cual es el hada


Pamela transformada.

SUSY
Ahora si güerita, vive la experiencia de la
belleza interior.

Susy y Andrea van saliendo del baño y se muestra al hada Pamela


transformada en sapo suplicando.

SUSY
Vámonos.

HADA PAMELA
(Asustada)
Susy, no me puedes hacer esto, ¡Susy regresa!,
no, Susana, Susana, ¡Susana!,
¡Susana!, ¡Susanaaa!

FUNDE A:

ESCENA
5 INT. BAÑO CASA DE SUSY – DÍA

Susy se mira en el espejo del baño con varita mágica en mano y la


mueve para cumplir sus deseos.

SUSY
(Eufórica)
Quiero, ¡más chichis!

No, menos chichis.

Ahora quiero ¡más nalgas!


10.

¡Si! y la nariz un poquito más chiquita, no, no


tanto, si, ahora un poquitico más
recta, ¡eso!

¡Ahora, caderas!

¡Y las piernas, más delgadas!, no, ¡mucho más


delgadas!, ¡mucho más delgadas!

Si, ahora el pelo, un poquito más largo, eso


así, un poco más.

Si, y los ojos un poquito más grandes, más


anchados, ¡eso!

Y ahora las pestañas mucho más largas, ¡mucho


más largas!

Y ahora los labios más gruesos.

Fin.