Вы находитесь на странице: 1из 3

Lectura del Evangelio según San Marcos:

Después de unos días volvió a Cafarnaún y la gente se enteró de que estaba en


casa. Se reunieron tantos, que no quedaba sitio ni siquiera junto a la puerta.
Y él les anunciaba la Palabra. Entonces, llegaron unos trayendo a un paralítico entre
cuatro; y, como no lograban acercárselo por el gentío, levantaron el techo encima de
donde estaba Jesús, y por el boquete que hicieron descolgaron la camilla en que yacía el
paralítico. Viendo Jesús la fe que tenían, dijo al paralítico:
—Hijo, tus pecados te son perdonados.
Estaban allí sentados unos letrados que discurrían en su interior: ¿Cómo puede éste hablar
así? Blasfema. ¿Quién puede perdonar pecados, sino sólo Dios?
Pero, de inmediato, Jesús supo lo que
pensaban, y les dijo:
—¿Por qué piensan así en su interior? ¿Qué es más fácil? ¿Decir al paralítico que se le
perdonan sus pecados o decirle que cargue con su camilla y camine? Pero para que sepan
que el Hijo del Hombre tiene autoridad en la tierra para perdonar pecados –dijo al
paralítico–: Yo te lo mando, levántate, toma tu camilla y vete a tu casa. Se levantó de
inmediato, tomó su camilla y salió delante de todos. De modo que todos se asombraron y
glorificaban a Dios diciendo:
—Nunca vimos cosa semejante.

Palabra del Señor


Lectura de la primera Carta del Apóstol san Pablo a los Corintios:
"Aunque hablara todas las lenguas de los hombres y de los ángeles, si me falta el
amor sería como bronce que resuena o campana que retiñe. Aunque tuviera el don de
profecía y descubriera todos los misterios, -el saber más elevado, aunque tuviera tanta fe
como para trasladar montes, si me falta el amor nada soy. Aunque repartiera todo lo que
poseo e incluso sacrificara mi cuerpo, pero para recibir alabanzas y sin tener el amor, de
nada me sirve.
El amor es paciente y muestra comprensión. El amor no tiene celos, no aparenta ni
se infla. No actúa con bajeza ni busca su propio interés, no se deja llevar por la ira y olvida
lo malo. No se alegra de lo injusto, sino que se goza en la verdad. Perdura a pesar de todo,
lo cree todo, lo espera todo y lo soporta todo.
El amor nunca pasará. Las profecías perderán su razón de ser, callarán las lenguas y
ya no servirá el saber más elevado. Porque este saber queda muy imperfecto, y nuestras
profecías también son algo muy limitado; y cuando llegue lo perfecto, lo que es limitado
desaparecerá. Ahora, pues, son válidas la fe, la esperanza y el amor; las tres, pero la mayor
de estas tres es el amor."

Palabra de Dios
Salmo 41

R.//
Señor, Tú eres nuestro refugio

Feliz el que cuida del desvalido: el Señor lo librará en el día aciago.


El Señor lo protegerá y lo conservará vivo, será dichoso en la tierra,
y no lo entregará a las fauces de sus enemigos.

R.//

El Señor lo sostendrá en el lecho del dolor,


transformará la cama de su enfermedad.

R.//