Вы находитесь на странице: 1из 4

ARCILLAS, PROPIEDADES Y USOS

Presentado por Daniel Navarro

El suelo es un cuerpo natural, capaz de adquirir propiedades dependiendo de los


factores de sus componentes activos que sobre el actúan, sus propiedades
químicas, físicas o biológicas en gran parte es definida por las arcillas. La definición
de las arcillas puede partir de desde varios criterios, uno es desde el tamaño de las
partículas, es decir, se considera una arcilla aquella partícula que posee un tamaño
menor a 2𝜇. También podemos encontrar una definición según su origen como
minerales segundarios o de neoformacion, ya que posee propiedades coloidales y
en combinación con la materia orgánica proporciona las actividades fisicoquímicas
del suelo. (Besoain, 1985)

Las propiedades de la arcilla se encuentran relacionadas con su naturaleza coloidal,


de las cual surge la plasticidad, adherencia, contracción, tixotropía, entre otras.
Estas características de la arcilla influyen directamente sobre muchas de las
propiedades físicas del suelo como la granulometría, retención de humedad,
conductividad hidráulica, succión de agua, agrado de infiltración, temperatura
conductividad térmica, punto de adherencia y otras. En las propiedades químicas
influye también, en la capacidad de intercambio de iones, reacción del suelo, poder
tampón y fijación y disponibilidad de nutrimientos para las platas. En la parte
biológica, la arcilla define la formación de los complejos órganoarcillosos, la
inhibición de la actividad enzimática, regulación del hábitat de los microorganismos
del suelo. (Besoain, 1985)

Entrando en materia, la arcilla está constituida por agregados de silicatos de


aluminio hidratados, procedentes de la descomposición de minerales de aluminio.
Podemos encontrarlas de varios colores según las impurezas que contiene, siendo
blanca cuando es pura. Surge de la descomposición de rocas que contienen
feldespato, originada en un proceso natural que dura decenas de miles de años. La
caracterización de la arcilla depende de la complejidad y proporción de los
componentes que la constituyen. Entre varios factores que deben ser considerados
están: la composición del material no arcilloso acompañante, la materia orgánica y
la textura. La composición del material arcilloso consta de una fracción heterogénea
constituida por aluminosilicatos cristalinos o amorfos definidos como minerales
propios de arcilla y minerales no arcillosos o acompañantes incluyendo silicatos,
óxidos, geles y otros. Muchas veces una pequeña cantidad de un mineral puede
influir fuertemente sobre las propiedades de la arcilla, esto se ve ejemplificado
cuando hay presencia de alófana o montmorilonita. (Besoain, 1985)
La proporción de los minerales en una arcilla varia con el tamaño del granulo, es
decir, hay tendencia a que se concentren algunos minerales entre límites de
determinado tamaño. El cuarzo y el feldespato, frecuentemente se retiene la arcilla
gruesa, sin embargo, muchos de los minerales que caracterizan a la arcilla
predominan en las fracciones más finas. Por otra parte, la composición del material
no arcilloso, se pueden abordar desde sus orígenes primario o secundario. En los
primarios podemos encontrar minerales como el cuarzo, cristobalita, algunos
feldespatos, mica y en casos de suelos derivados de cenizas volcánicas o de origen
aluvial, minerales ferromagnesianos. Dentro de los secundarios los más
significativos son gibbsita, óxido de hierro, calcita, yeso y oxido de titanio. (Besoain,
1985)

Pasando al otro componente, habitualmente la arcilla contiene materia orgánica


pero su proporción puede variar dependiendo de los horizontes del suelo. Entre las
substancias orgánicas resaltan ácidos húmicos, fulvicos, enzimas y otras. (Besoain,
1985)

Entendiendo mejor las composiciones de la arcilla, continuamos para abarcar en


detalles sus propiedades. La plasticidad, es la propiedad que caracteriza a la arcilla,
ya que, mediante la adición de una cierta cantidad de agua, la arcilla puede soportar
deformaciones rápidas sin rebote elástico, sin variaciones volumétricas, sin
desmoronarse o agrietarse, conservando la forma adquirida al cesar el esfuerzo. La
superficie especifica o área superficial se define como el área de superficie externa
más el área de la superficie interna de las partículas constituyentes por unidad de
masa, las arcillas poseen una elevada superficie especifica. Dependiendo de la
superficie especifica la absorción y la porosidad las arcillas son capaces de absorber
cantidades de agua mayores del 100% con respecto a su peso, por esta razón es
muy utilizada en el sector de la industria de absorbentes. (Morona, 2014)

La arcilla e capaz de resistir altas temperaturas mayores a 800°C, la cual la hace


refractaria. La arcilla t iene también la propiedad de transpirar, debido a la
evaporación del agua contenida en su estructura, en consecuencia, de esto la arcilla
reduce su espacio poroso y tiende a encoger durante el secado, lo que le otorga la
capacidad de contracción. La Porosidad de las arcillas es variable según el tipo,
esta depende de la consistencia esta propiedad se encuentra muy relacionada a la
capacidad de absorción, entre más porosa sea la arcilla, más cantidad de agua esta
podrá almacenar. A pesar de tener la capacidad de almacenar cierta cantidad de
agua las arcillas poseen aperturas intergranulares demasiado pequeñas para
permitir una circulación rápida, por lo cual tienen baja permeabilidad. (Morona,
2014)

La arcilla posee la capacidad de ser tixotrópicas, perder la resistencia al amasarlo.


Si se deja en reposos será capaz de recuperarla la cohesión y resistencia. Para que
esto pueda ocurrir el contenido de agua deber ser del orden de su límite plástico. La
textura de las arcillas es de superficie lisa, y físicamente se considera un coloide,
de partículas extremadamente pequeñas. la arcilla puede presentar varias
coloraciones a causa de la cocción en presencia óxido de hierro, carbonato cálcico
y otras. (Morona, 2014)

Las partículas arcillosas poseen cargas eléctricas parecida, que le dan sensibilidad,
ya que originan mutua repulsión, siendo arrastradas a lo largo de las corrientes o
dispersadas en un cuerpo de agua. Así mismo las arcillas pueden cambiar cationes
adheridos a ellas, haciendo que circule a través de ellas una solución del catión que
desee agregar. (Morona, 2014)

Finalmente teniendo en cuenta la composición y las propiedades de las arcillas,


estas determinaran los usos que se le puedan dar. Generalmente las arcillas tienen
un potencial uso en la fabricación de porcelana, pinturas de caucho o emulsionadas.
También puede ser utilizada para la fabricación de productos como: caucho, para
aumentar la resistencia al desgaste y como rellenador; es utilizada como
componente de aditivos y agentes impermeabilizantes; materiales de construcción,
material para la fabricación del papel y del cemento. (AroundSandy, 2012)

La arcilla también se ha usado desde tiempos muy lejanos con fines medicinales y
embellecedores. Estimula la eliminación de tóxicos y una de sus muchas
aplicaciones es ayudarnos a tener la piel limpia y saludable. La arcilla Posee
propiedades curativas, que se destacan por ser regenerativas, refrescantes,
purificadoras, descongestionantes, cicatrizantes, absorbentes, calmantes y
antibióticas. Es muy eficaz en la destrucción de bacterias. Puede ser empleada
como cataplasmas y mascarillas y administrada por vía oral, consultando a un
especialista. Tiene la extraordinaria propiedad de dirigirse siempre al punto
infectado del cuerpo para limpiarlo y sanarlo. (AroundSandy, 2012)
REFERENCIAS

AroundSandy. (21 de Febrero de 2012). Around Sandy. Obtenido de Around Sandy:


http://www.aroundsandy.com/2012/02/la-arcilla-i-descripcion-general_21.html
Besoain, E. (1985). Minerologia de arcillas de suelos. San Jose: IICA.
Morona, S. (29 de Junio de 2014). Slide Share. Obtenido de Slide Share:
http://es.slideshare.net/valeriavale5076798/arcillas-36425439

Похожие интересы