Вы находитесь на странице: 1из 5

La esquizofrenia afecta a 21 millones de personas según la Organización Mundial de la

Salud (OMS).
Se pensaba que la mayor parte del daño causado por la enfermedad se producía en los
lóbulos prefrontal y temporal, pero estudios han demostrado que afecta a más regiones
de lo que se pensaba.

Según un equipo internacional de investigadores, esta dolencia interrumpe las


comunicaciones en todo el cerebro, particularmente en el cuerpo calloso, que controla
la comunicación entre los dos hemisferios del cerebro.

Entender cómo se relaciona la materia blanca (el tejido graso del cerebro que permite
que las neuronas se comuniquen) con una enfermedad psiquiátrica podría ayudarnos a
descubrir los mecanismos detrás de la esquizofrenia y otras patologías mentales.
datos tomados a través de una forma de resonancia magnética llamada imágenes de
tensor de difusión, que mide cómo las moléculas de agua se mueven en la materia
blanca, y muestra los lugares donde la red de comunicación del cerebro no está tan bien
aislada como debería. Los datos arrojaron que además de las partes del cerebro
responsables de escuchar, definir nuestra personalidad y tomar decisiones, otro sector
muy afectado fue la parte frontal de la corona radiata, una de las estructuras clave del
cerebro para procesar información.

Si bien sabemos mucho acerca de los síntomas y las consecuencias de la esquizofrenia,


no se entiende mucho acerca de su causa o su detonante. Las personas con este trastorno
pueden experimentar alucinaciones y delirios, además de tener problemas para pensar y
concentrarse que, aunque pueden mantenerse a raya con medicamentos, pueden
provocar algunos efectos secundarios bastante graves. Parte del trabajo que harán los
investigadores en el futuro es examinar exactamente cómo se dañan estas redes de
comunicación en la materia blanca, encontrar genes que afecten la infraestructura
completa del cerebro, en lugar de una sección particular del cableado interno.

“Nuestro estudio ayudará a mejorar la comprensión de los mecanismos detrás de la


esquizofrenia, una enfermedad mental que, si no se trata, conlleva a menudo el
desempleo, la falta de vivienda, el abuso de sustancias e incluso el suicidio”, concluye
uno de los miembros del equipo, Sinead Kelly, miembro de la Universidad del Sur de
California (USC).

Los pacientes con esquizofrenia que experimentan alucinaciones recurrentes sufren


irregularidades estructurales en una región particular del cerebro, según un nuevo
estudio presentado en la revista Nature Communications. Investigadores de la
Universidad de Cambridge, la Universidad de Durham, el Trinity College de Dublín y la
Universidad de Macquarie han descubierto que estos pacientes que experimentan
alucinaciones tienen una longitud menor de los pliegues del cerebro
conocidos como surcos paracingulados (PCS). Esta irregularidad, sin embargo, no
está presente en los individuos que no presentan la enfermedad, ni en las personas con la
esquizofrenia que no tienen alucinaciones.

El surco paracingulado es uno de los pliegues estructurales del cerebro que se


desarrolla antes del nacimiento. Un estudio previo realizado por investigadores de
Cambridge descubrió que diferentes longitudes de estos pliegues en las personas sanas
se asoció a diferentes procesos de cómo monitorean la realidad. Esta es la capacidad de
una persona para diferenciar correctamente la información real a partir de ideas que
realmente esa persona ha imaginado. Los investigadores analizaron las imágenes
de resonancia magnética de 153 pacientes con esquizofrenia y los compararon con los
de los participantes de control, observando lo que medía de la longitud de estos pliegues
en el cerebro de cada participante. El objetivo del estudio reciente era determinar si la
longitud estaba conectada con una tendencia mayor a experimentar alucinaciones.

Los investigadores descubrieron que los pacientes con esquizofrenia que tenían un
centímetro menos de longitud en el tamaño del surco paracingulado
tenían una probabilidad de un 20% superior a experimentar alucinaciones.
Mediante el estudio de las diferencias estructurales del cerebro entre los pacientes con
esquizofrenia que tenían alucinaciones y aquellas que no las sufrían, fueron capaces de
determinar esta región específica del cerebro que está vinculada a uno de los síntomas
más comunes de la enfermedad.

Las personas que sufren alucinaciones pueden percibir la información incorrecta


debido a que el proceso de control de la realidad de las regiones que rodean los
pliegues se ven afectados por las diferencias de su cerebro. “Creemos que el PCS
está involucrado en las redes cerebrales que nos ayudan a reconocer la información que
se ha generado por nosotros mismos”, aseguró la Dra. Jane Garrison, una de las autores
del estudio, dijo. “Las personas con PCS más cortos parecen menos capaces de
distinguir el origen de dicha información, y son más propensos a
experimentar alucinaciones”, añadió. Si bien es probable que haya más de una
explicación de por qué se producen alucinaciones, Garrison dijo que el resultado de
su estudio muestra cómo algunos individuos experimentan cosas que en realidad no
existen.

trastorno cerebral que afecta el equilibrio de la concentración de neurotransmisores en


los sistemas de dopamina, glutamato y serotonina. Los síntomas que se presentan en el
trastorno pueden ser positivos, lo que significa psicosis, o negativos, que quiere decir
que afectan a las emociones y el comportamiento. Las áreas principales del cerebro que
están implicadas en la esquizofrenia son el prosencéfalo, el metencéfalo y el sistema
límbico.

Prosencéfalo

El prosencéfalo es la porción superior y más grande del cerebro e incluye los


hemisferios cerebrales que se dividen en cuatro lóbulos: el sistema límbico, el tálamo, el
hipotálamo y el cuerpo calloso. En conjunto, el prosencéfalo sirve para controlar la
cognición (el proceso de pensar, saber, aprender y juzgar), las funciones sensoriales y
motoras, la regulación de la temperatura, la reproducción, el hambre, el ciclo de sueño y
la expresión emocional. Se encuentra dentro del lóbulo frontal donde ocurre la
organización de pensamientos sesgados, lo que crea las ideas ilusorias que son un
síntoma común positivo de la esquizofrenia. Es también en este lóbulo que los impactos
de la sobre estimulación de dopamina disminuyen el glutamato y la actividad neural. El
lóbulo temporal regula la audición y el reconocimiento facial y de objetos. Cuando se
produce la esquizofrenia, el proceso del lóbulo temporal se distorsiona y eso tiene como
resultado alucinaciones auditivas y visuales.

Metencéfalo

El metencéfalo incluye el puente troncoencefálico, la médula y el cerebelo y sirve


paracontrolar la actividad motora, la postura, el equilibrio y la circulación de la sangre.
Es la porción inferior del cerebro; cuando la esquizofrenia se presenta debido a que esta
parteestá afectada se observan síntomas negativos de movimiento abrupto y señales
inapropiadasde lenguaje corporal. Además, se aprecian comportamientos catatónicos en
el caso de laesquizofrenia severa que se caracterizan por la postura rígida, la actividad
motora sinrumbo y la disminución de las reacciones ante las señales del medio
ambiente.

El sistema límbico

El sistema límbico es un conjunto de sistemas cerebrales entre los que se incluyen


elhipocampo y la amígdala cerebral. Este sistema se encuentra en la parte más recóndita
delcerebro y sirve para regular las emociones, los recuerdos, el aprendizaje y
elcomportamiento sexual. En un cerebro afectado por la esquizofrenia esto produce
unaplanamiento afectivo, que se considera un síntoma negativo del trastorno. Además,
ladisfunción de esta porción del cerebro produce comportamientos desorganizados
queimpiden la interacción social normal, acciones bizarras y preocupación por el
contenidosexual inadecuado.

ESQUIZOFRENIA

La esquizofrenia es una enfermedad mental. El término "esquizofrenia"


significaliteralmente - mente dividida - , es decir, división entre la realidad y el paciente,
quecada vez se halla más alejado de lo real y más encerrado en su mundo de delirios
yfantasías. Debido a esta separación de la realidad, a la esquizofrenia se la considerauna
psicosis y a los enfermos que la padecen psicóticos.La Esquizofrenia es un desorden
cerebral que deteriora la capacidad de las personaspara pensar, dominar sus emociones,
tomar decisiones y relacionarse con losdemás. Es una enfermedad crónica, compleja y
que no afecta por igual a todos lospacientes. En el cerebro existen miles de millones de
células nerviosas, cada unatiene ramificaciones que transmiten y reciben mensajes
procedentes de otras célulasnerviosas. Estas ramificaciones liberan sustancias químicas
llamadasneurotransmisores, los cuales transportan los mensajes desde el final de
unaramificación del nervio hasta el final de otra. En el cerebro afectado por
laEsquizofrenia algo funciona mal en este sistema de comunicación, las
percepcionesentran pero son orientadas por el mal camino o se obstruyen o bien
terminan en undestino equivocado. La Esquizofrenia puede desarrollarse de forma tan
gradual quenadie se dé cuenta durante mucho tiempo de que algo va mal. A este lento
deteriorose le llama ataque gradual o esquizofrenia insidiosa. Ésta puede o no conducir
a unepisodio agudo o de crisis.Puede desarrollarse también de forma repentina con
cambios dramáticos en laconducta que pueden producirse en las últimas semanas o
incluso en los últimosdías. A estos cambios repentinos se les llama, crisis de
esquizofenia rápida o brusca.El ataque repentino con frecuencia conduce de forma
rápida, a un episodio agudo.La profesión médica caracteriza los síntomas de
Esquizofrenia como positivosconsisten en aquellas cosas que el paciente hace o
experimenta y que las personassanas no suelen presentar (delirios, alucinaciones y
conductas extravagantes) ynegativos aquellas cosas que el paciente deja de hacer y que
los individuos sanos

suelen realizar cotidianamente (propia conducta y motivación). · Trastornos


delpensamiento: se manifiesta en la práctica por el hecho de que el paciente dice
cosasque para los que le rodean no tienen sentido.· Falsas creencias que no pueden
desarraigarse: son lo que se denomina delirios,ideas absolutamente falsas que el
paciente cree ciegamente (creerse perseguido por alguien), definido popularmente con
la palabra paranoia.· Alucinaciones: consiste en percibir cosas, sonidos o sensaciones
que en realidadno existen.· Negación de la enfermedad: se trata de negar absolutamente
que exista laenfermedad, es decir, el paciente no es consciente de que está enfermo.·
Sentido alterado de sí mismo: la persona tiene una sensación de carecer de cuerpo,de no
existir como persona, le resulta difícil distinguir entre donde termina su cuerpoy donde
empieza el resto del mundo.· Cambios en las emociones: las emociones pueden
presentarse como inafectivas ofuera de control y muy aumentadas. La inafectividad
puede conducir a una carenciade expresión facial y a una apariencia de desinterés
generalizado por lo queacontece. Las emociones también pueden estar fuera de lugar,
por ejemplo, llorandoante algo divertido.· Aislamiento: también conocido con la palabra
"autismo", conducta por la que elpaciente se encierra en si mismo y en su mundo
interior, rompiendo con el exterior.· Falta de motivación: la persona puede sentirse
agotada y sin motivación, puedeperder el interés por la vida, se manifiesta por una
pérdida progresiva en elautocuidado, limpieza y orden.· Depresión: en el comienzo de la
enfermedad el paciente se encuentra inquieto yansioso, es la angustia provocada por el
sentimiento de que algo grave estáocurriendo y de que no pueda hacer nada para
evitarlo. Pueden aparecer sentimientos depresivos que pueden inducir al paciente al
suicidio.La mayor parte de la gente que padece Esquizofrenia no tiene todos estos
síntomas. Algunos se ven más severamente afectados que otros. Los síntomas
hacendemasiado difícil llevar una vida normal. El mundo se convierte en un lugar
confuso ycon frecuencia espantoso.
FORMAS DE LA ENFERMEDAD
No todas las esquizofrenias son las mismas ni todas evolucionan igual ni requieren
elmismo tratamiento. Por este motivo, es importante hablar de aquellos subtipos
deesquizofrenias que los profesionales entienden que pueden darse para distinguir
elcaso.Esquizofrenia paranoide: es el tipo más frecuente, se caracteriza por un
predominiode los delirios, en particular los delirios relativos a persecución o supuesto
daño deotras personas o instituciones hacia el paciente. El enfermo está suspicaz,
irritable,elude la compañía, mira de reojo y con frecuencia no come y cuando se le
preguntasuele eludir la respuesta con evasivas. Suele ver y oir cosas que no existen, lo
quegenera mucha angustia y temor.Esquizofrenia hebefrénica: es menos frecuente, se
caracteriza por las alteracionesdel estado de ánimo. El paciente se ríe sin motivo y de
forma poco expresiva, sequeja de problemas imaginarios y poco concretos, "siempre
tiene la razón", si se leslleva la contraria. Es una forma de esquizofrenia que suele
aparecer antes que laparanoide y es mucho más grave, con peor respuesta a la
medicación y evoluciónmás lenta y negativa.
Esquizofrenia catatónica: mucho más rara que las dos formas anteriores, secaracteriza
por alteraciones motoras, ya sea una inmovilidad persistente y sin motivo

Оценить