Вы находитесь на странице: 1из 7

Figura 1.

21 Variación en la solubilidad del sulfuro en función de cristalización


progresiva en un magma máfico como el que forma el complejo Bushveld
(después de Naldrett y Von Grünewaldt, 1989).

1.6 UNA CONSIDERACIÓN MÁS DETALLADA DE PROCESOS DE


MINERALIZACIÓN EN MAFIC MAGMAS

1.6.1 Una mirada más cercana a la solubilidad del sulfuro.

La cuestión de si una fracción inmiscible se desarrollará en un magma o no está


relacionado con la cantidad de azufre requerida para lograr la saturación de
sulfuro. Este concepto se conoce simplemente como solubilidad del sulfuro.
Como se mencionó anteriormente, la solubilidad del sulfuro disminuye al
aumentar el contenido de oxígeno en un magma porque la solución de azufre es
controlada por la siguiente reacción equilibrada (después de Naldrett, 1989a):

FeO (fusión) + 1 / 2S2 ⇔ FeS (fusión) + 1 / 2O2 [1.7]

La solubilidad del sulfuro aumenta en función de un incremento de temperatura


y el contenido de FeO del magma, pero disminuye al aumentar la presión y
contenido de SiO2. Los datos para la solubilidad del sulfuro (revisado en Naldrett,
1989a) han sido utilizados para construir una curva de solubilidad generalizada
para una fracción del magma máfico de tipo Bushveld y se muestran en la Figura
1.21. El contenido de azufre en la saturación de sulfuro se ve que disminuye
desde un máximo de aproximadamente 0,4% en peso de sulfuro al comienzo de
cristalización por debajo de 0,1% en peso como olivino y ortopiroxeno, pero luego
se estabiliza después en formas de plagioclasa.

Un magma con un contenido de sulfuro original de 0.3% en peso, estaría


inicialmente saturado y su posición se trazaría debajo de la curva en la Figura
1.21. La Extracción de olivino y piroxeno como cúmulos, los minerales causarían
que el contenido de sulfuro aumente en el magma residual hasta la saturación
(es decir, después de aproximadamente 10% de cristalización).
En este punto, los glóbulos inmiscibles de derretimiento de sulfuro homogéneo
se formarían y el magma permanecería saturado con respecto a los sulfuros. La
cantidad de sulfuro que queda en el magma, disminuirá según lo dictado por la
curva de solubilidad. Si los glóbulos de sulfuro de alta densidad se extraen del
magma por sedimentación gravitacional, luego la distribución de oligoelementos
entre los líquidos de sulfuro y silicato pueden modelarse en términos de
mecanismos de fraccionamiento de cristal.
Después de la solidificación, las rocas acumuladas que tenían formado durante
esta etapa de la cristalización contendrían diseminaciones menores de minerales
de sulfuro (como pirrotita, FeS y calcopirita, CuFeS2) entre el olivino y cristales
de ortopiroxeno. Alternativamente, dado que los glóbulos de sulfuro tienen una
alta densidad, podrían también acumularse como una capa de sulfuro separada
hacia la base de la cámara de magma. La disminución en solubilidad de sulfuro
con cristalización progresiva de un magma máfico, así como la forma de la
solubilidad de la curva que se muestra en la Figura 1.21, tienen importantes
implicaciones para la comprensión de la formación de mineral procesos en estas
rocas y este diagrama es referido de nuevo abajo.
1.6.2 Coeficientes de partición de silicato de sulfuro

La capacidad de una fracción de sulfuro inmiscible para concentrado base y


metales preciosos obviamente depende de la medida en que la partición de
metales entre el sulfuro y el silicato se derrita(es decir, las magnitudes del
sulfuro-silicato relevante coeficientes de partición). Todos los metales que tienen
chalcophile es probable que las tendencias participen fuertemente en la fase de
sulfuro en lugar de permanecer en la fusión del silicato, y los datos presentados
en la Tabla 1.3 confirma que tanto la base como los metales preciosos son
marcadamente compatibles con respecto al sulfuro. Los coeficientes de partición
indican que aunque Cu, Ni y Co se dividen fuertemente en la fase de sulfuro,
barrido del grupo del platino elementos (PGE) * por sulfuro fundido es aún más
eficiente. Valores de los coeficientes de partición hasta 100 000 para el PGE
(cuadro 1.3) indican que la presencia de una fracción de sulfuro inmiscible es
potencialmente un mecanismo de concentración muy poderosa. En realidad, a
pesar de que el sulfuro- Los coeficientes de partición del silicato para el PGE son
tan altos, rara vez se encuentran concentraciones económicamente viables de
estos elementos en capas máficas complejos. Una razón para esto es que
concentraciones originales de PGE en los depósitos magmáticos son muy bajo.
Otra razón es que, incluso en magmas donde se forman glóbulos inmiscibles de
sulfuro, el mecanismo de concentración puede estar disminuido porque los
sulfuros no son capaces de comunicarse(químicamente) con todo el depósito de
magma que contiene los metales. En el caso del Skaergaard intrusión, por
ejemplo, diseminaciones de sulfuro ocurren principalmente en las porciones
superiores de las capas la inmiscibilidad del cuerpo y del sulfuro se cree que
tiene ocurrido relativamente tarde en la cristalización secuencia (Anderson et al.,
1998). El sulfuro los minerales en Skaergaard se agotan en Ni porque una
proporción significativa de este último metal era extraído por olivino y
ortopiroxeno formados temprano y ya no estaba disponible para ser recogido por
la fase de sulfuro. Por otro lado,La zona de sulfuro Skaergaard es cuprífera, y
también enriquecido en Au y Pd, ya que ambos metales eran concentrado en el
magma residual como incompatible elementos durante el fraccionamiento
cristalino.

Por lo tanto, los sulfuros de Skaergaard se han equilibrado con las partes más
diferenciadas de la cámara de magma.

Los efectos de la eliminación temprana de oligoelementos se muestran en la


Figura 1.17, donde se ve esa partición de un elemento traza altamente
compatible (por ejemplo, D = 10 en la Figura 1.17b) conduce a enriquecimientos
en el sólido que se acumula solo por primera vez 20-30% de cristalización (es
decir, para valores de F de 1.0 a 0.7) y, a partir de entonces, los sólidos son cada
vez más reducido en ese elemento. Esto es porque un elemento traza de alta-D
ingresa a los sólidos formados temprano, dejando el magma residual
fuertemente agotado. Posteriores sólidos tendrán que equilibrarse con un
depósito agotado y también se agotarán, independientemente de la magnitud del
coeficiente de partición. Un inmiscible derretimiento de sulfuro dentro de un
magma de silicato puede también considerarse como una fase mineral cumulus
y la misma situación, por lo tanto, se aplicaría. De hecho, el problema sería
particularmente grave para el PGE con respecto a un sulfuro inmiscible
fraccionado porque sus coeficientes de partición son tan alto, y las abundancias
originales en el parental magma tan bajo (generalmente solo unas pocas ppb),
que toda la primera fracción de sulfuro formada estará agotado en estos metales.
Por lo tanto, uno se hace la pregunta muy pertinente sobre cómo
concentraciones grandes y económicamente viables de metales de baja
abundancia en realidad se forman. O de otra manera, ¿cómo las enormes
concentraciones de minerales de sulfuro que llevan PGE como los del complejo
Bushveld logran formarse cuando el agotamiento temprano de metales
compatibles aparentemente limita la extensión a la cual se pueden dar
concentraciones viables de metales?

1.6.3. El factor R y la concentración de poca abundancia de elementos traza

Si un glóbulo de sulfuro fundido se equilibra con un reservorio infinito de magma


luego la concentración de un metal traza en ese, o cualquier otro similar, glóbulo
se da simplemente por el producto del coeficiente de partición y la concentración
inicial del metal en el silicato coexistente se derrite. En realidad, por supuesto, el
glóbulo de sulfuro solo es probable que interactúe con una masa pequeña y
restringida de silicato fundido, por eso el problema aludido al final de la sección
anterior es muy relevante. Claramente, cuanto mayor sea la proporción de
silicato en relación con el derretimiento del sulfuro, la más alta y más persistente
concentración de metales traza que sean probablemente compatibles en ese
glóbulo. Campbell y Naldrett (1979) cuantificaron el problema proponiendo que
las concentraciones de rastro de baja abundancia de elementos, como el PGE,
en un inmiscible la fase de sulfuro debe calcularse en términos no solo de la
abundancia original en el magma y los coeficientes de partición relevantes, si no,
también de la relación de masa líquida de silicato / sulfuro, denominada Factor
"R" Una expresión que incorpora el factor R en la ley de distribución normal es
proporcionado en la ecuación [1.8] (después de Campbell y Naldrett, 1979):

Csul = CoD(R + 1)/(R + D) [1.8]

dónde: Csul es la concentración de un elemento traza en la fracción de sulfuro;


Co es el rastro original concentración de elementos en el magma huésped; D es
el coeficiente de partición de silicato de sulfuro; y R es la relación de masa de
magma de silicato a fusión de sulfuro.

Aunque el factor R es simplemente una fracción de masa, es un parámetro que


también registra efectivamente la medida en que la fracción de sulfuro inmiscible
interactúa con el magma de silicato del cual se deriva (y que también contiene
los metales que deben concentrarse para formar un depósito mineral). Si un
glóbulo de sulfuro se hunde a través de una larga columna de magma (o es
atrapado en un penacho turbulento) está interactuando efectivamente con un
gran volumen de silicato líquido, y esto puede ser equiparado a un alto factor R
(Campbell et al., 1983; Barnes y Maier, 2002).

Aunque un glóbulo de sulfuro puede agotar rápidamente el entorno del magma


en cualquier instante de tiempo en virtud de un coeficiente de partición de sulfuro-
silicato muy alto, se le puede proporcionar la oportunidad de migrar elementos
compatibles moviéndose continuamente a través del magma incompleto. Un bajo
factor R es análogo a una situación en la que un glóbulo de sulfuro es estático,
o se elimina al principio del magma, para que no sea capaz de eliminar
eficientemente elementos compatibles, aunque los coeficientes de partición
pueden ser muy altos.

La forma en que las concentraciones de oligoelementos de sulfuro son derretidos


varían en función de ambos coeficientes de partición (D) y R es

Ilustración 1: Figura 1.22 (a) Gráfico que muestra las relaciones entre los coeficientes de partición (D), el factor R (es
decir, la relación de masa de fusión de silicato a sulfito) y el grado de enriquecimiento (Csul / Co) de elementos traza
compatibles en la fase
como se muestra en la Figura 1.22a (según Barnes y Francis, 1995).
Para casos donde D es mucho más grande que R, el factor de
enriquecimiento (Csul / Co) se aproxima al valor del factor R (es decir,
las porciones inclinadas de las curvas en la Figura 1.22a). Por el
contrario, cuando el factor R es mucho mayor que D, entonces el
factor de enriquecimiento es aproximadamente el valor de D (Figura
1.22a - las partes planas de las curvas). Otra forma de enfatizar la
importancia del factor R es examinar su influencia sobre las
concentraciones en sulfuro fundido de dos elementos traza
compatibles, uno con un coeficiente de partición moderadamente alto
(por ejemplo, Ni con D = 275) y el otro con un muy alto coeficiente de
partición (Pt con D = 100 000). La Figura 1.22b muestra que donde
el factor R es bajo (digamos 103) las concentraciones de Ni en las
fracciones sulfuradas son altas (es decir, típicas de la mayoría de
minerales de Ni-sulfato) debido a la combinación de alto D y alto
contenido inicial de Ni (350 ppm) del magma parental Por el contrario,
las concentraciones de Pt en la misma fracción de sulfuro serán bajas
porque, a pesar de la gran D, no han tenido la oportunidad de atrapar
una masa sustancial del elemento de un magma que inicialmente
tenía una abundancia de Pt muy pequeña (5 ppb ) Por el contrario,
en situaciones donde el factor R es alto (digamos 106), las
concentraciones de Ni de la fracción de sulfuro no serán
significativamente más altas que las R inferiores.

factor de caso, pero el contenido de Pt habrá aumentado


sustancialmente debido a una interacción más extensa entre la
fracción de sulfuro inmiscible y el magma de silicato. Las variaciones
en el factor R tienen implicaciones reales para los grados de fases de
sulfuro dentro de las intrusiones de machos individuales. En la
intrusión Muskox del norte de Canadá, por ejemplo, los sulfitos
diseminados de Cu-Ni en los márgenes del cuerpo contienen solo
concentraciones moderadas de PGE, mientras que el interior más
voluminoso de la intrusión contiene sulfuros con grados de PGE más
altos (Barnes y Francis, 1995). . Esto se atribuye a una menor
relación de masa de silicato a sulfuro fundido, y por lo tanto un factor
R más bajo, en los márgenes de la intrusión. Consideraciones como
esta podrían ser de considerable relevancia para una estrategia de
exploración para este tipo de depósito.

Похожие интересы