Вы находитесь на странице: 1из 28

INTRODUCCIÓN

Este trabajo tiene como objetivo mostrar las diferentes versiones de un acontecimiento
frente una cierta época que forma una parte importante de la historia del Perú. El género biográfico
siempre ha tomado un papel importante para la historia hasta la actualidad. Jean Claude Paseeron,
sociólogo weberiano, ha escrito que el género biográfico es utópico y de un dudoso carácter
científico. Concretar en personajes singulares los grandes hechos de la historia; por ejemplo, el
mencionar Miguel Grau nos hace pensar de inmediato en el Combate de Angamos, Francisco
Pizarro en la conquista de Perú, etc. Entonces hablar de la traición después de la guerra con Chile
nos hace pensar en Mariano Ignacio Prado Ochoa. En este trabajo detallaremos la vida de este
desde un punto familiar, el autor Víctor Andrés García Belaúnde da a conocer posturas que son y
no son ciertas, mostrando diferentes versiones acerca de su familia, como por ejemplo el caso de
sus hijos, su regreso al Perú después de su supuesta “traición”. En el primer capítulo “La guerra y
los hermanos Prado”, se da a conocer generalidades sobres la vida de su hijos, tomando énfasis
en uno de ellos, Leoncio Prado, su infancia, adolescencia, participaciones en batallas como la de
Huamachuco y hasta su deceso.

En el segundo capítulo “El final de un presidente controvertido”, detallaremos sobre el


regreso de Manuel I. Prado Ochoa al Perú en una situación controversial, su vida después de su
presidencia en el Perú y su destino final. Mientras que en el último capítulo se tratará sobre como
inició el imperio Prado y la fundación del Banco Popular, se resaltara su afluencia frente a la
economía peruana y como en el pasar de los años llego a su auge y poco a poco fue cayendo en
por un sin número de irregularidades llevándolo así hasta su declive final, reflejado en el fin del
“imperio Prado”.

A partir de ello, llama mucho la atención 2 puntos importantes, el primero en cómo le sirvió
al presidente Prado las importantes redes sociales que consiguió con los personajes políticos
chilenos, que luego le serviría para emprendedor los diversos negocios que tuvo en Chile. Y el
papel importante que toma la familia de Prado, también es un tema de este trabajo, por la cuestión
de la fundación del Banco Popular ya que esto repercutiría en las siguientes etapas de la historia
peruana, el impacto que se tiene acerca de ello es el hecho de que el fundador del Banco Popular
fue uno de sus hijos que solo tenía 30 años sin ninguna experiencia en los negocios, y las redes
que se formaron a partir del poder económico que estaban consiguiendo, y se puede observar en
la actualidad a grupos empresariales o grupos políticos actuar de la misma manera.

1
CAPÍTULO I
LA GUERRA Y LOS HERMANOS PRADO

1.1 Leoncio, el héroe de Huamachuco

La vida de Leoncio Prado fue breve pero intensa, sólo alcanzó los 30 años. Nació en Huánuco el
28 agosto de 1853, en la casa solariega situada en la cuadra contigua a la plaza. Fue hijo natural
del capitán de la Guardia Nacional Mariano Ignacio Prado de María Avelina Gutiérrez desde,
adolescente hizo vida del cuartel, la única manera de salir adelante al no gozar de bienestar
económico, de un hogar oficialmente constituido de un padre que fuese su guía.

María Avelino Prado Barrera de Pigati, nieta de Leoncio Prado decía que su abuela Avelina
Gutiérrez y su hijo Leoncio viajaron a Lima desde Huánuco en junio de 1859, según la tradición
familiar recogida en el hogar, ella se alojó en el convento de Copacabana y el muchacho de 6 años
ingreso a un colegio y afirmaba que fue matriculado en el plantel Rodríguez y después en un centro
escolar de Piura. Ignacio Prado pastor sostiene la misma versión, pero precisa que Rodríguez
estuvo dos años.

Entorno de algunos aspectos geográficos de Leoncio Prado referidos a sus primeros años de vida
hay todo un historial de evidencias exageraciones. A fines de 1863, cuando dejó el plantel tenía
sólo diez años. En los estudios biográficos que sobre él se ha escrito aparece como él estaba en el
regimiento Lanceros de la Unión acantonado en Chiclayo, 1862, pero existen discrepancias ya que
en otros escritos dice que es imposible por el tema de su registro escolar. Los biógrafos con el
ánimo de exagerar se equivocan creyendo que así exaltan su heroísmo que nunca estuvo en
discusión, pretendiendo de esa manera borrar la leyenda negra de su progenitor.

Señalan que en 1865, a los 12 años, asistió, en febrero de ese año, al pronunciamiento de su padre
en Arequipa, para entonces con él contra el gobierno presentado por Juan Antonio Pezet

GUARDIAMARINA

El 14 de septiembre de 1865, con 12 años de edad, forma parte de la dotación de la fragata


Amazonas en condición de guardiamarina. La nave permanecía anclada frente a las islas de
Chincha. La fuente de información es un documento irrefutable: la lista de revista de comisario
firmada por el oficial Ezequiel Otoya. Eran sus compañeros a bordo José Gálvez, Nicanor
Aramburu, Rosendo Melo y Emilio Ollague; el total sumaba 18. Comandaba la nave Lizardo

2
Montero, el teniente primero Luis Germán Astete era el mayor de órdenes y como ayudante estaba
el teniente de artillería Juan B. Palacios. También formaba parte de la dotación otro pequeño
contingente de marinos que durante el conflicto con Chile brillaría por su coraje y capacidad
profesional: el capitán Teniente Germán Paz, Carlos Ferreyros y dos alfares Juan Rulfo y Daniel
Nieto, entre la especialidad de artillería.

En una nueva lista de revista, correspondiente a diciembre, el personal ha variado un poco, por
cambio de colocación, más Leoncio Prado permanecía aún en la Amazonas. Reconocida su
participación continúa en la marina como guardiamarina y combatió en Abtao el 7 de febrero de
1866. Fernando Romero Pintado, en el segundo volumen 28 de la historia marítima del Perú
muestra las listas nominales de todo el personal de Marina de guerra del Perú que asistió a las
combate de Abtao y el Callao. Leoncio Prado no aparece en ninguna parte ni a bordo del Tumbes,
Sachaca, Loa y Colón y en ninguna de las torres fuertes y baraterias. Ni finalmente en otros lugares
que no fueran y fuertes, ni busques, ni líneas terrestres de fuego.

Rosendo Melo, así como Romero, hizo también investigaciones sobre quiénes, en verdad,
intervinieron en la defensa del Callao .No Encontraron la huella de Leoncio Prado. En esa misma
fecha se le dio igual jerarquía, después del 2 de mayo conscientes de lo que pasaba Leoncio tenía
sólo 14 años, los oficiales superiores lo obligaron a incorporarse al colegio militar y naval para
que pudiera ampliar sus estudios. El plantel estaba situado en Lima en la calle del Espíritu Santo
actual quinta cuadra del jirón Callao, el 15 de noviembre de 1866 los alumnos se declararon en
huelga y expresaron a viva voz contra el director Coronel Joaquín Torrico, al día siguiente El
Comercio comento que en la noche había habido un desorden, en el establecimiento los alumnos
después de la cena se amotinaron y comenzaron a dar voces en contra del Coronel de Joaquín
Torrinco actual director .Tan pequeña como la acción de los jóvenes estudiantes pronto se conoció
en todos los sectores eso no era posible, se considera una falta de respeto a las autoridades de
educación y el mal ejemplo “los alumnos se introdujeron en el dormitorio y allí consumaron su
rebelión, cerrando todas las puertas y declarando que no saldrían de allí hasta que el coronel
Torrico fuese dispuesto. Lo cierto es que hasta la hora en que escribimos estas líneas, 4 de la tarde,
el Colegio Militar está todavía hecho en un campo de Agramante, narraba el citado periódico.

El sábado 17 de enero se informó que los alumnos habían “vuelto al orden”. En la noche anterior
quizá arrepentidos o temerosos de castigo que podrían recibir de sus padres, abrieron la puerta de
salón. El redactor que cubrió el suceso, que estuvo a la puerta del Colegio Militar y Naval en busca

3
de noticias, hizo esta reflexión: “Es natural que hoy están sufriendo las consecuencias de su
insubordinación”. El secretario del citado centro de enseñanza dijo que sólo una parte pequeña la
tercera casi de los alumnos había formado parte del motín los demás según alegó siguieron
ocupándose de sus tareas diarias.

El jueves 22 se informó que los 32 alumnos que se “sublevaron contra las autoridades” continuaban,
hasta ese momento, “presos en la misma escuela” .No estaba resueltas aún “la pena que se les ha
de imponer”. Corrió el rumor que todos iban a ser expulsados, El Comercio Consideró que eso no
sería “lo más acertado”. La falta era grave, “pero debe tenerse en cuenta la edad de los amotinados
y otras circunstancias, para proceder respecto de ellos de un modo distinto”. A pesar de lo ocurrido
se procedió entre el 2 y 9 de febrero de 1867 a las respectivas pruebas deexamen; y el 20 de marzo
de ese año, cuando se creía que todo estaba olvidado, el Colegio Militar Naval fue clausurado.

EN LA COMISION HIDROGRÁFICA

Según la misma señora Prado de Pegati, en el caso de Leoncio, el general ordenó que participara
en la expedición Tucker; y partió de Lima el 17 de diciembre de 1867. En realidad no fue así, su
padre lo autorizó. Leoncio era un muchacho de 14 años en 1867 y a pesar de su corta edad se unió
a la comisión Hidrográfica del Amazonas. Se expuso enfermedades como terciana, diseteria
parasitosis y sarna. Y, por supuesto, no estaba exento tampoco de caer postrado por las fiebres del
trópico. Dice Antonio Raimondi: “El 21 de junio salió de Lima la comisión hidrográfica hacia la
región del Amazonas, campo de sus importantes trabajos, asociándose a ella en el viaje de señores
Jhon Tucker, A. Ñores y Leoncio Prado, que iba destinado este último departamento fluvial y el
mismo que ahora poco se hizo célebre por sus heroicos hechos en favor de la libertad de Cuba.

EL PROYECTO EMANCIPADOR DE CUBA

En Lima, en 1873, el presidente Manuel Prado lo envío a Estados Unidos para que estudiara
ingeniería en las escuelas técnicas de Richmond, Virginia. En su vehemente ambición de gloria y
emociones, participaría en el proyecto emancipador de Cuba. Eran los años 1874 y 1876.
Fogueado en la ducha obtuvo el grado de Coronel. su vida de soldado de la revolución fue
comentada por la prensa peruana de esos días, hay amplia información en El Comercio del 2 de
diciembre de 1876 y las ediciones del 4 de cada mes. La Marina de Guerra de Cuba publicó en la
Habana en 1944, el opúsculo de 22 páginas de Leoncio Prado, un peruano en servicio de la libertad
de Cuba con información muy útil sobre la vida del héroe, la captura de Moctezuma, rebautizado

4
Céspedes, fue sin duda un timbre de gloria en ese momento. El 9 de noviembre de 1876 el relato
de carácter histórico La odisea de Leoncio Prado en Honduras, de Ernesto Alvarado García es
igualmente de gran provecho, pero en ningún lado aparece el nombre de sus hermanos Justo y
Groso y menos todavía de supuesto hermano Luis, ajusticiado en la capital francesa. Como se
afirma anteriormente, gracias al apoyo del gran historiador cubano Eusebio Leal, se tuvo acceso a
la historia en que en torno a Leoncio Prado se ha hecho en Cuba propósito de su actuación en
dicho país. Asi el Doctor César García del Pino público en la Habana 1980: Leoncio Prado y la
revolución Cubana, libro en el cual se afirma que el general Prado apoyo con dinero y
embarcaciones a su hijo Leoncio, profundamente comprometido por la causa y que fue Leoncio
quién contacto a su padre con Francisco Vicente Aguilera, Representante de revolución en Nueva
York, cuando se dirigia a Europa después de ser electo presidente 1876. Sin embargo, según las
fuentes que se han manejado para la investigación de este libro esta información no serían del todo
exacto, porque en abril de 1876 todavía Prado no era presidente y en esa fecha llegó a Londres
para negociar la firma del contrato Raphael.

LA BRIGADA TORPEDISTA DE ARICA

Leoncio desembarco en el Callao el 9 de julio de 1879 y se dirigió al puerto de Arica. El 27 de


febrero de 1880 dos buques de la escuadra bloqueadora chilena de puerto de Arica, El Huáscar y
el Magallanes, iniciaron desde la 7:30 horas de la mañana un violento bombardeo contra la ciudad
y el morro, pero al cabo de una hora se retiraron, sin embargo avistado por el enemigo el tren de
pasajeros que llegaba a Tacna, ambas naves volvieron y reiniciaron el fuego a las 11 horas. En el
fondeadero estaba sin embargo el monitor Manco Cápac, aunque de muy escaso andar y poco
marinera, artillada con dos poderosos cañones de 500. Urgido por su comandante, el primer
maquinista Tomás Colguhoun, expedita la caldera la nave soltó amarras una búsqueda del enemigo.
Y a las 2:10 de la tarde se trabo en combate con ambas naves. Prado organizó en Arica durante el
breve tiempo que estuvo en el puerto una brigada tropedista que tenía como fuente de
aprovisionamiento a los transportes Chalaco y Talismán, que arribaban después de numerosos
peligros de ser capturados por los blindados enemigos. Aníbal Maurtura, en un discurso
pronunciado en Huánuco el 15 de julio 1923, durante la inauguración de un monumento de Leoncio
Prado, explicó que al llegar a Lima en julio de 1879, el ejército le encomendó la organización y la
comandancia de La Cuadrilla de los torpederos, que estableció su centro de operaciones en la Bahía
de Alacrán, en la rada de Arica.

5
Al caer su padre a causa del golpe de Piérola en Lima, Leoncio, marino al fin y al cabo, se puso
en contacto con el contralmirante Lizardo Montero, jefe del ejército del sur y organizó con muy
modestos medios a su alcance y continuo con su riesgo de vida, a los guerrilleros de vanguardia,
que no era ni un Batallón y ni siquiera una compañía por el coronel Obispo Barbosa el 21 de julio
de 1880. Leoncio fue capturado y remitido en cautiverio del pueblo de San Bernardo, un apacible
a poblado a escasa distancia de Santiago, donde estuvo un año. Pero como generalmente nadie da
recibir nada, a Leoncio lo obligaron a que comprometiera su palabra de no combatir más contra el
ejército chileno.

EN HUAMANCHUCO

Desde 1881 Lima estaba ocupada y Leoncio, combatiendo nato, peleador insigne, se alistó en el
ejército de la resistencia, y sufrió toda la penosa compaña hasta la batalla de Huamachuco el mes
de 10 de julio de 1883. No permaneció inactivo en Huánuco y por todos los pueblos donde anduvo,
reunió recursos para continuar enfrentando al invasor. Cáceres le encargó organizar un ejército en
la región norte del país, fue herido de gravedad durante la batalla de Huamachuco, era jefe de
estado mayor de la primera división, Eneas Rioseco, un periodista chileno escribió un artículo para
comentar algunos aspectos de la Batalla de Huamachuco: “así como elogiamos el valor de nuestra
batalla de Huamachuco, un deber imperioso de justicia nos obliga a reconocer el heroísmo de
soldado peruano en ese encuentro”. El cholo peruano peleó esta vez como nunca, se veía los jefes
y oficiales haciendo prodigios de valor y hasta había momentos en que empleaba la espada contra
el que se manifestó reacio en entrar al combate. El caso es que el soldado peruano atacaba con
denuedo a sus contrarios, entre los jefes que más se distinguieron figura el coronel Leoncio Prado,
que animaba a su tropa en el sitio de mayor peligro y el mismo peleaba con rapidez y despecho,
hasta que una bala lo tendió en el campo.

EL FUSILAMIENTO

El primer escritor peruano que rechazó el pregonado “fusilamiento” de Leoncio Prado, fue
Abelardo Gamarra, en su libro “La batalla de Huamachuco y sus desastres” publicado en Lima de
1886. Agobiado por el dolor que le producía una las piernas heridas y el decaimiento producido
por la fiebre, tres de sus ordenanzas condujeron a Leoncio Prado a tres leguas de Huamachuco
pero fue traicionado por el arrendatario de la Hacienda Serpaquino, conocido como José
Carrión. ”En la tarde aquel día del Indio desapareció de su morada y al caer el sol, en aquella hora

6
melancólica, una comisión de 50 hombres a los órdenes del capitán de artillería Julio Fuensalida,
sorprendió al refugiado y sus reales ordenanzas. En la ciudad, los sanitarios y médicos chilenos
no le brindaron ninguna atención, esto sucedió el 14 de Julio 1883, cuatro días después de la batalla.
Confinado en una casa del pueblo, el coronel Alejandro Gorostiaga ordenó su muerte, que no fue
como pretender los historiadores chilenos. En la mañana del domingo 15, la mayor parte de la
tropa se dirigió a Cajabamba y sólo unos cuántos soldados permanecieron por unas horas más. El
ayudante de Gorostiaga ya tenía la orden de matarlo. Gamarra logro ver a Leoncio Prado.

Prado sabía que lo que estaba por suceder y arrojó el plato al suelo, en ese instante una balazo de
revólver disparado, a dos de los asistentes los mataron ese mismo instante y al tercero, después de
utilizarlo de guía, le quitaron la vida en un pueblo llamado Marcabal, a tres leguas de Huamachuco
en la ruta de Cajabamba. La versión chilena es distinta, arreglada por historiador Nicanor, quien
creó la versión de la cucharita y el fusilamiento que todos o casi todos los historiadores de nuestro
país han seguido al pie de la letra. Lo que denunció Gamarra no fue producto de su imaginación,
se basa en lo que le contaron los pobladores de Huamachuco, sus coterráneos, cuando estos
desgraciados sucesos estaban frescos en la memoria de todos los pobladores.

El escritor y diplomático Domingo de Vivero edito en 1890 Leoncio Prado ante la historia, y .para
él la desaparición del combatiente “en el vigor de la juventud había sido como un relámpago de
gloria. Prado fue fusilado por un pelotón de soldados a los cuales dio la orden de disparar, carece
de fundamento los chilenos, durante el tiempo que permanecieron en Huamachuco se dedicaron a
al saqueo, la toma de monedas de plata labrada, muebles, mercaderías, tejidos y otros objetos,
pero ,eso no fue todo, ganados por la arrogancia hicieron algo más, se puso a los caballos del
ejército, como bufandas los pañolones de hilo, con cuya manufactura se distinguen los hijos los
hijos del lugar. Se violó a las mujeres de la ciudad, se asesinó a prisioneros y se mantuvo los
cadáveres insepultos durante 3 días y después de dejar los malos recuerdos abandona la invasora
plaza dirigiéndose a Cajabamba. Se concluye entonces que lo ocurrido con Leoncio Prado no fue
precisamente un fusilamiento sino un asesinato. En tal sentido cabe señalar que la famosa carta
que según se afirma fue escrita por Leoncio para su padre no resulta del todo auténtica, ya que en
esta le cuenta que sería fusilado por defender a mi padre Cómo podrían haberse dado las
condiciones para escribir una carta en un contexto tan hostil, si además, él fue asesinado por
sorpresa y no hubo ninguna aparición de fusilamiento.

7
EXHUMACIÓN DE LOS RESTOS

El 11 de julio de 1890, el general Cáceres,decreto que fuese declarado días de duelo nacional en
15 y 16, consagrados honrar la memoria en los que se sacrificaron por la paz en la guerra con Chile.
El mes anterior se habría creado dos comisiones para que la trasladaran a Lima los restos de los
combatientes que perdieron la vida en defensa de la patria. Los vecinos de Huamachuco recibieron
a la comisión llegada de Lima y le brindaron toda clase de facilidades para el cumplimiento de su
propósito, la ubicación de los restos de los combatientes, estupefacto dispuso cuadrillas de trabajo
para realizar la tarea en la revista del autor ilustrado, periodista y escritor Carlos Germán.

Amezaga excombatiente de la campaña del centro relato en el artículo Huamachuco su experiencia,


en este caso había combatido Huamachuco con el grado de teniente coronel. A Leoncio Prado, el
heroico jefe de Estado Mayor del Centro, se le exhumo del cementerio de la ciudad, victimado
cómo fue en su lecho de moribundo, días después de la batalla, y cuando no podía responder al
ultraje a la civilización que se hizo en el cobarde ataque a su persona. Mariano Aragones y Manuel
Tafur, ancianos coroneles que rivalizaron en denuedo con los peruanos jóvenes, dormían también
en dicho cementerio, con el mayor Santiago Zavala y los capitanes de Artilleria Portugal y Cáceres.

Cumplida su misión, retornaron al Callao y el domingo 13 de julio los féretros fueron recibidos en
el muelle; el 15 de las primeras horas de la mañana mediante el ferrocarril inglés lo condujeron a
Lima para la gran ceremonia patriótica. En la Plaza de la Exposición con el propósito de dar
cumplimiento al programa estaba Manuel Yrigoyen y otros. El programa de honras fúnebres fue
desarrollado con normalidad y el presidente general Cáceres presenció el desfile desde Los
Balcones del Palacio con la compañía de sus familiares. Los deudos de las víctimas de
Huamachuco, se habían situado en la calle Otárola.

Se tiene duda todavía si es cierto que la familia de Prados apoderó de los restos de León si la señora
Mari Avenida Prado Barrera de pila tiene agregado declaró la comisión permanente cuando murió
su madre la señora María Gutiérrez envió una corona fúnebre con una cinta bicolor con la
inscripción María Avelina Gutiérrez a su hijo Leoncio Prado cuando la familia Prado Ugarteche
vio la corona la devolvió fue un desprecio la madre del héroe Avenida Gutiérrez fue una señora de
extracción social Modesta vinculaciones quién después de su Aventura sentimental con el coronel
Prado se casó con el mayor del ejército Manuel Morales en Lima nadie la conocía la abrumadora

8
presencia de personajes de la sociedad limeña la opaco sin algún funcionario militar tuvo noticia
de ella no le dio atención que merecía

los huanuqueños nombraron una comisión especial presidida por el doctor Luciano de Cisneros de
la que formaron parte Augusto Durán Francisco, Antonio Robles y Juan ,el sarcófago de Leoncio
Prado hay envuelto en oro y plata sólo se había colocado una enorme corona de jazmines y
cimientos y que decía Huánuco a su héroe según seguían al sarcófago de los bomberos de La
cosmopolita lima y Salvador animales criaban dos jóvenes salidos de la adolescencia los señores
mareados y Javier Prado, hermanos del héroe que en representación su padre y su familia
arrastraban el duelo, paradójicamente, eran los dos hijos chilenos del general Prado.

EL GRAN AMOR DE LEONCIO

Como en el caso de Alfonso Ugarte, Leoncio Prado tuvo también una relación sentimental que
nació en el caos de la guerra y así como servicios de suma con su muerte para comprender mejor
esta historia es necesario recordar que él era el problema no del Coronel Manuel Antonio Prado
que participó en la campaña del ejército de la resistencia contra los chilenos y sobrevivió a la
batalla de Huamachuco vivían Lima en el jirón Chiclayo 6 ante la ausencia de su progenitor su tío
Manuel Antón Antonio Prado cumplió las funciones de su padre brindándole protección y fue su
paño de lágrimas en su biografía Leoncio Prado. Esteban, dice que se enamoró de una de ellas
incluso de su nombre leontina tenía 17 años y el 28 por lo que si se tiene en cuenta su nacimiento
1853 nos fija el tiempo de esta historia sentimental año de su regreso de cautiverio la visitaba les
llamaban y quizás forjaron una vida futura que desgraciadamente a causa de la contienda era
sensiblemente incierta. Leontina era una cadena de oro o plata que servía para sostener al reloj del
chaleco. Era una joya muy preciada sobre todo para la gente mayor.

1.2 Grocio, capitán de Tacna

En el artículo “Una apuesta famosa”, inserto en la obra de carácter patriótico Episodios de la guerra
del Pacífico, de Ernesto arriba se recordó a Grocio Prado:

De regular estatura, de forma robusta, blanco, de alta frente y ojos grandes y rasgados, en su unidad
así leí a la ambición y la gloria y la energía de su alma. Sus maneras ocultas, hijas de brillante
educación que recibieran en los mejores colegios de Europa y Estados Unidos de América, le

9
hacían el tipo más noble de la caballerosidad .Sobre su formación intelectual en el extranjero no
hay hasta el momento constancia documental

En otro párrafo de su riguroso rasgo biográfico, agrega Rivas, “Al declararnos Chile la guerra que
nos sorprendió, Grocio Prado, que estaba en Norteamérica, acabando sus estudios de medicina,
voló a empañar las armas de defensa de su patria, saliendo al sur, como agregado al batallón
Ayacucho 5, que mandaba su primo, el coronel Manuel Antonio Prado. Ya en el Sur fue nombrado
segundo jefe de la primera compañía con el grado de Capitán según este autor, Grocio Prado
combatió en la batalla de San Francisco 19 de noviembre de 1879, hecho de armas que por la
dispersión de las unidades tanto bolivianas como peruanas y serios cuestionamientos a los mandos
superiores del ejército, fallecería con el grado de Capitán en la batalla de Tacna el 26 de mayo de
1880. Provinciano como sus hermanos Leoncio y Justo de muy modesta condición social, hijos
naturales del presidente y por tal situación tratado siempre de manera distante .Se desconoce si
tuvo relación con su padre.

Grocio pasó su niñez y adolescencia en chincha donde fue bautizado en la iglesia parroquial de
Santo Domingo el 20 de febrero de 1857 Gracias necesitaba proyectarse hacia el futuro y después
de haber pasado parte de su vida en el valle de chincha decidió viajar a Lima tambo de mora en el
puerto donde se realizaban los embarques los pasajeros eran cargados a tierras desde los botes ya
la vez también esas modestas embarcaciones eran conocidos aborto después de la guerra la familia
Prado los incorporó a sus cuadros genealógicos Leoncio, Justo y Grocio eran ascendientes en la
familia Prado Ugarteche y tenían cierto prejuicio, pues entre ellos no era muy común ser hijo
natural como lo fue Leoncio Prado, así que cuando Leoncio quería entrevistarse con sus hermanos,
tenía que hacerlo a escondidas en la esquina de la casa. El 13 de enero de 1929 se inauguró en
chincha un monumento destinado a honrar la memoria de Grocio obra realizada por el escultor
Luis F. en los periódicos de Lima no se publicó ni siquiera una nota sobre la ceremonia

1.3 Justo, de quien poco se sabe

En las primeras páginas de esta investigación, señalamos que falleció en Huánuco el 9 de mayo de
1882. Es posible que, al igual que sus hermanos naturales fuese destinado a algún frente de guerra;
pero no hemos encontrado noticias y documentos al respecto. Pero según el libro de Cesar García
del Pino, Grocio y Justo habrían participado en las contiendas independentistas en Cuba, pero no
ha sido probada documentalmente.

10
CAPÍTULO II
EL FINAL DE UN PRESIDENTE CONTROVERTIDO

2.1 El regreso del general Prado al Perú

Cuando Prado arribo al Callao el 13 de julio de 1886.Con excepción de su familia asistieron, a su


llegada solamente el edecán del presidente Cáceres y el prefecto del Callao. El general Manuel
Velarde fue a recibirlo hasta el mismo barco y subió a bordo y le comunicó que no era prudente
bajar porque el pueblo estaba en las calles. Según parece, Prado no se inmutó y después de una
corta espera finalmente bajo; silencio total en el muelle y dársena; hasta los trabajadores, jornaleros,
gaviero, cargadores no hablaron, quizá como una manera de mostrar su extrañeza por tan ingrata
presencia, sin embargo hubo un grupo de gente que lo apedreo en el corto trayecto del muelle hacia
el vagón del tren que lo llevarían a Lima.

En la prensa se dijo muy poco de Prado, quizá como reflejo del desagrado popular aún existente.
Por el contrario, la llegada del historiador Tomás Caivano, que arribó junto a Prado, llamó más la
atención y por ejemplo en el diario EL Perú, el jueves 15, se comentó: “Entre los pasajeros venidos
ayer del Norte, se encuentra el ciudadano italiano señor Caivano, notable historiador de la guerra
del Pacífico y uno de los pocos que no ha hecho entera justicia al tratar ese conflicto internacional,
la redacción del Perú cumple con el deber de saludarlo afectuosamente y desearle todo género de
felicidades durante su permanencia entre nosotros y así otros diarios hablaban de este tema.

Había llegado al Perú cuando Cáceres tenía sólo 11 días de su proclamación como presidente de
la República. Vio caer al gabinete presidido por Pedro Alejandrino del Solar en octubre de ese año
y asumir a José Araníbar el nuevo ministerio. Pero como el país ni aún con la guerra había
cambiado, Aranibar apenas pudo mantenerse un mes y medio en el cargo, y del Solar volvió al
portafolio que había dejado y en poco tiempo lo reemplazo Mariano Álvarez, a quién siguieron
Carlos M. Elias Raymundo Morales, Aurelio Denegrí y así sucesivamente

El dinero cuando se disponía de los hogares no tenía ningún valor durante la ocupación chilena,
por 25 soles recibía un sol de plata, a mediados del año siguiente en la condición del país fue
imposible vivir. El lunes 25 a escasos días de su regreso a la patria sus amigos de ofrecieron un
banquete con motivo de su retorno al cabo de 5 años de ausencia, a la recepción asistieron más de
400 personas, pronunciaron discursos Manuel Maria del Valle, Mariano Nicolas Valcarcel y
Ramon Ribeyro.

11
El 27 de septiembre de 1887 Manuel González Prada, en el discurso en el Palacio de la Exposición,
se refirió a “los políticos que nos cubrieron de vergüenza y oprobio”, en su conferencia
pronunciada en el teatro Politeama en 1888, dijo palabras que hasta ahora se recuerdan por sus
grandes verdades: “Los que pasan por el umbral de la vida se juntan para dar una lección a los que
se acercan a las puertas del sepulcro. La fiesta que presenciamos tiene mucho de Patriotismo y
algo de ironía: el niño que quiere rescatar con el oro lo que el hombre no supo defender con el
hierro.

Fue en esa ocasión que lanzó su famosa frase distorsionada después por quienes pretendieron
presentarlo como un asesino de la gente mayor: “Los troncos añosos y carcomidos produjeron ya
sus flores de aroma deletéreo y sus frutos de sabor amargo. ¡Que vengan árboles nuevos a dar
flores nuevas y frutas nuevas!, ¡Los viejos a la tumba los jóvenes a la obra!

También en aquellos años se funda el Círculo Literario, una institución integrada por gente rebelde,
inteligente y profesional; gente contestataria que había padecido la guerra. A ella pertenecieron
además de González Prada, el poeta y periodista Carlos Germán Amezaga que había tenido
sobresaliente presencia en la campaña de la resistencia, como también Carlos rey de Castro, Pablo
Patrón, Víctor González, etc. Hubo otros sucesos durante el tiempo en que el presidente Prado
permaneció en el país que posiblemente le llamaron la atención, porque la ciudad lentamente había
empezado a cambiar el uso de la luz eléctrica en algunas calles y las instalaciones de servicio
telefónico en septiembre de 1888.

2.2. Presidente de la Benemérita, a manera de borrón y cuenta nueva

El general Prado fue en tres ocasiones presidente de la sociedad de fundadores de la independencia


vencedores del 2 de mayo de 1866 y Defensores calificados de la patria en la benemérita se creó
el 24 de septiembre de 1848 era una sociedad que enarbolada como emblema fraternidad igualdad
y unión de fines esencialmente humanitarios y de ayuda mutua entre los veteranos de la
independencia que se agruparon con ese fin de la Ciudad de Lima en un principio estaba integrada
por ex combatientes de Junín y Ayacucho del segundo sitio de Real Felipe y otros antiguos
soldados.

El 28 de septiembre de 1887 un con cable puramente castrense realizado en los salones del
convento de San Francisco a Córdoba nombrar la sociedad humanitaria de los fundadores de la
independencia del Perú se efectúa si la reunión va bajo la advocación del indestructible Binomio

12
de Dios y Patria con la concurrencia de dos grandes mariscales los generales de división 9
generales de brigada y 43 coroneles asistieron Igualmente otros miembros del ejército y la Marina
y visibles miembros de la civilidad la memorable jornada del callao contra las fuerzas españolas
comandadas por el brigadier Castro Méndez Núñez motivo que se pensara en una nueva de nación.

No se sabe por ejemplo dónde realizó sus actividades ni en los años iniciales ni en los que siguieron
a su apertura porque fatalmente los valiosos archivos ni y primeros libros de actas han desaparecido
sin haberse podido hallar personas que explique el fenómeno en 1867 se adjudicó el Antiguo
hospital de la Caridad a la que fue necesario condicionar y donde estuvo Hasta 1916 el área que
ocupa base requería para ampliar el edificio de la cámara de diputados pasaron a un local en la
calle de la moneda

Durante el mandato de Augusto B Leguía se mandó a construir una casona en la avenida Arequipa
que en principio estaba destinada para hacer vivienda en el Mariscal Cáceres en calidad de
donación pero como nunca llegó a ocupar la por su mal estado de salud y posterior fallecimiento
se pensó que la sociedad fundadores de la independencia le daría buen uso fue inaugurada el 9 de
diciembre 1924 como activo del centenario de la Batalla de Ayacucho, el Congreso Constituyente
les asignó un edificio por el 760 es así como el presidente Leguía compró la vivienda la familia de
Cáceres para destinarla a la sociedad de fundadores de la independencia del Perú donde hay sigue
funcionando

SU FALLECIMIENTO EN PARIS

Prado viajó a Europa en 1829 para someterse a un tratamiento médico que le devolvería la salud
quebrantada, su permanencia en Lima desde mediados de 1886, al parecer nunca le fue
necesariamente hostil, y lo prueba el hecho de haber presidido la sociedad de fundadores de
Independencia suceso que lo puso en contacto frecuente con sus antiguos compañeros de armas su
hijo Mariano socio del club nacional desde 1890 tenía dos cátedras en San Marcos y estaba
vinculado al negocio de la electricidad y las empresas textiles Javier abogado docente era
considerada públicamente como un apreciado intelectual la vida familiar del ex presidente era
apacible y se desarrollaba con la compañía permanente de su esposa dos años después de haberse
ausentado del país y establecido en Francia llegó una noticia del comercio 6 de mayo publicó en
primera página muerte del General Prado ayer en la mañana falleció en París el general Mariano

13
Ignacio Prado noticia que fue transmitida inmediatamente por cable al Coronel Pedro Ugarteche
prefecto del callao hermano político del finado.

La reseña biográfica del principal diario chileno propiedad de Edwards antiguo amigo y
prestamista de Prado fue más generosa que la peruana al dar la noticia del fallecimiento Y no sólo
eso porque en la edición del día siguiente miércoles el 8 de mayo de 1909 Se comentaba la poca
acogida que se le había brindado al suceso en el Perú.

¿PROCER DE LA INDEPENDENCIA?

La ley 10023 del 16 de enero de 1944 en su artículo 1 declaró prócer de la independencia general
Mariano Ignacio Prado por su participación en la jornada del 2 de mayo de 1866 y dispuso que el
poder ejecutivo mandarse a trasladar los restos de Prado al panteón de los próceres como la citada
ley no lo promulgó con la oportunidad de vida el Panteón del presidente de la república la dejó
pasar el presidente del Congreso según el artículo 129 dela Constitución mandó que se publicará
y que se comunicará al Ministerio de gobierno para su cumplimiento.

La norma fue promovida por el diputado pradista de Apurímac Manuel Calle, pero gracias al
informe el auditorio del ministro de guerra, en general se fue aprobada por los votos que la amplia
mayoría paradista tenía en el congreso todo se hizo en familia debe advertirse que en la exposición
de motivos del texto así como el informe titular de la cartera de guerra yo misma de la ley 10023
no se toca la vida de Mariano Ignacio Prado con posterioridad al año 1866 lo dispuesto por la ley
nunca se cumplió frente a la posición del ejército.

Los restos de Prado aún siguen enterrados en el mausoleo que la familia construyó en el cementerio,
existe una placa recordatoria con su intervención en el combate del 2 de mayo de 1866 en el
panteón de los próceres a donde nunca fue llevado su cuerpo.

14
CAPÍTULO III
EL BANCO POPULAR DEL PERÚ Y LOS OTROS
NEGOCIOS DE LA FAMILIA PRADO

3.1. El inicio del imperio y la fundación del banco popular:

Durante el siglo XX el poder económico social y político de la familia Prado llegó a la cúspide. A
través de varias generaciones de los miembros de dicha familia, su influencia de se filtró por todos
los ramos empresariales del país, llegando a ser dueño de más de 50 empresas que incluían el
Banco Popular de Perú (el segundo principal del país y primero en Bolivia), compañías de seguros
urbanizadoras, inmobiliarias, cadena cinematográficas, haciendas, textilerias, compañías de
electricidad, refinerías de petróleo, periódicos, minas de oro, buques, aviones, empresas de
exportación e importación y la principal empresa de cemento del país. Todo con una fortuna
incalculable pero de origen dudoso.

Ya se demostró que la riqueza de los Prados no se generó en el presunto robo de las joyas de la
guerra durante la fuga. El patrimonio de Prado se inició con el financiamiento de sus revoluciones
durante su primera estadía en el poder, pero sobre todo por la compra fraudulenta durante ese
mismo período, de los buques Manco Cápac y Atahualpa calificados como ataúdes de hierro
totalmente inservible en el océano Pacífico y que fueron construidos para navegar en los ríos de
Estados Unidos en la guerra civil adquiridos a un intermediario que no era el propietario y el triple
de su valor, para contribuir en la guerra contra España y llevarlas para atacar a las Islas Filipinas,
actitud calificada de romántica por Melitón Carvajal. Cabe recordar que dichas naves llegaron al
Perú remolcadas después de 15 meses de travesía, después de la guerra del Pacífico una vez
vendido su negocio y propiedades en Chile y de vuelta al Perú empezó a promover diversos
negocios a través de sus hijos, parientes y amigos o sus descendientes en una suerte de blanqueo
de dinero así es 1888 Prado vende todos sus negocios y propiedades en Chile y se instala en Lima
dónde empieza a traer su dinero a fin de hacer inversiones como la de la sociedad Santa Catalina
o el Banco Popular poniendo a sus hijos como titulares de estas empresas.

En 1893 Juan Manuel Peña, Maximiliano, Mariano Ignacio y Javier Prado Ugarteche y Bartolomé
Boggio convinieron en convertir la antigua sociedad que habían formado con escritura pública el
8 de agosto de 1890, en una sociedad anónima de responsabilidad limitada situada en la llamada

15
por entonces Alameda Grau, según esta nueva inscripción el capital social de la compañía de 10
de libras esterlinas 30.000 representadas por el valor convencional que los dueños de común
acuerdo dan a los edificios que constituyen la fábrica de tejidos de Santa Catalina.

Lo cierto es que Boggio fue el iniciador de una pequeña empresa que creció enormemente al unirse
a los capitales de Prado y Peña, de hecho una de las fuentes más consultadas para hacer de
aseveración siguiente “es así que en 1890 don Bartolomé Boggio, propietario de un taller de tejidos
de lana, contado con el apoyo de los señores Mariano Ignacio Prado Ugarteche y Juan Manuel
Peña costas, amplían su negocio y constituyen la sociedad industrial Santa Catarina por el contrario
Boggio tuvo un reducido número de acciones y su participación por tanto era menor en tanto este
nivel de votos en las juntas de las empresas quedaba ración de la proporcionalidad del número de
acciones que cada miembro poseía.

El general Prado habría seguido las pautas de la empresa textil chilena Bellavista, propiedad de su
cercano amigo y socio Gibson Délano, dicha empresa de su tiempo fue muy importante en su ramo
de Chile; a esta le fue encargada la fabricación de los uniformes del ejército Chileno durante la
guerra del Pacífico.

Los Prados serán cuidadosos de no evidenciar su gran capital de manera abrupta ya que al parecer
las inyecciones de dinero del General Prado se habrían producido poco a poco así que por ejemplo
en 1899 se produce una modificación en la mencionada sociedad al ampliarse la explotación
comercial e Industrial elevándose al capital inicial Por ende las acciones de los miembros de la
empresa también se llevaron preso a años ya en el capital real que formaba la empresa se
transforma en muchas más propiedades muebles e inmuebles así como dinero en efectivo Prado
fueron muy hábiles al filtrar y fusionar su capital con capitales extranjeros de forma estratégica.

Con la documentación consultada estamos entonces en condiciones de afirmar Sin temor a


equivocarnos que en realidad los Prados eran prácticamente dueños de esta sociedad industrial
además Juan Manuel Peña y costas también representaba a su hermana Julia esposa del hijo del
testaferro y apoderado permanente del General Prado Ochoa Carlos bonet de aquí en el manejo de
la fortuna del General Prado durante 25 años lo había hecho rico en realidad el dinero del propio
de Prado circulaba por diferentes manos que pertenecían a un mismo grupo o red de personas y la
gran fortuna que se llegó a juntar en Chile durante el siglo 19 en las personas y la gran fortuna que
se yo a juntar en Chile del 2019 en el nuevo siglo se iría invirtiendo poco a poco una de una

16
diversidad de empresas el blanqueo del dinero se mantuvo De igual forma en la fundación del
Banco Popular y como veremos no fue Juan Manuel Peña uno de los fundadores del banco como
se especula durante años.

La familia Prado se cuidó mucho en disimular su fortuna nunca en la documentación formal del
banco figuraron como accionistas mayoritarios pero curiosamente Mariano Ignacio Prado gástrico
menos de 30 años siempre mantuvo como cabeza del banco convocaba y se reunió en su oficina
particular con los otros directivos de modo tal que todas las decisiones al respecto corrían por su
cuenta en los años posteriores dichas labores las cumplieron tanto al hijo Prado founder como su
nieto Prado Sosa nosotras continuaron su curso y el 6 de julio de 1906 el presidente del directorio
manifestó la necesidad de aumentar el capital de un millón de soles dijo que la falta de corriente
es provenía principalmente de lo pequeño de su capital afirmó que tenía noticias que el banco
italiano iba aumentar su pronto su capital y que era indispensable que el Banco Popular no quedas
en último terminó entre los bancos de Lima en cuanto a Capital los préstamos a la familia Prado
aparece nuevamente las ción 21 de marzo de 1916 minas de Peña Prado hermanos hijos de Manuel
y me libras de Prado ugarteche Aunque en este caso no se aclara En cuál de ellos eso demuestra
fehacientemente que muerto Peña costó su viuda María Magdalena Prado ugarteche no podía
entregar la administración de su marido a sus hermanos porque ya sus hijos se iniciaban los
negocios pidiendo préstamos del banco de los Prado A su corta edad además ese año la fortuna los
Prados era inmensa y nunca Pro comprobable a la de los Peña para tener una imagen más amplia
sobre restitución creemos que es necesario que trasladaremos estos datos recogidos mediante
nuevas en investigación.

3.2 El vergonzoso final del Banco Popular

Al iniciarse el gobierno de Juan Velasco Alvarado la familia Prado Cómo había sido su costumbre
durante todo el siglo 20 nuevamente apoyo al gobernante de turno la línea editorial del periódico
de la familia La Crónica lo respaldó el Banco Popular ya había presentado indicios de una fuerte
crisis y esta situación lo impulsaba a situarse al lado del nuevo mandatario comenzó a negociar
con una función entre Banco Popular y el banco continental con la administración de la semana
tampax de Nueva York evidentemente los Prados habían sido más Francos con sus futuros socios
que con los funcionarios públicos respecto a las condiciones del banco el acuerdo recorrido que
los Prados tuvieron una nueva línea de crédito del Banco Central de reserva que representará

17
aproximadamente 26 millones de dólares gran parte de los cuales serían para atar las empresas de
grupo Prado endeudadas.

Según publicó el 27 de junio de 1973 en la periódico La Crónica los problemas del Banco Popular
producto de las innumerables irregularidades cometidas en su administración se remontaban en
1965 Desde esa época presentaba fuertes pérdidas el diario informó que de 9 compañías
inmobiliarias que pertenecían a los Prados 7 estaban en liquidación pero pese a ello el banco le
seguía dando crédito no obstante tener una deuda acumulada de 600000000 de soles Igualmente
de 12 textileríaS de su propiedad sólo tres estaban operantes y las otras nueve seguían recibiendo
dinero del banco de un total acumulado de 627000000 de soles en deuda se señala que hubo
muchas más empresas fantasmas que aparecían como operantes para recibir los créditos que el
banco les proporcionaba.

Las irregularidades eran infinitas tanto que el propio ex jefe de la contabilidad del banco reveló a
la prensa que no tenía la profesión de contador en general entidad se encontraba Sobreviviendo en
una situación irreal mostrado echaban mano de los depósitos utilizaban el crédito semipúblico
cuando giraba millones de dólares en préstamo sin respaldo a sus compañías estas operaciones que
fueron las respuestas al precario Estado del imperio Prado por entonces pero el juicio sacó a la luz
muchos ejemplos menos extravagante sobre la administración patrimonial del capital que sugiere
un patrón institución alisado.

Ya en los primeros meses de 1671 a la administración del Banco Popular del Perú nombrada por
el gobierno dijo que existían indicios fundados de irrigor irregularidades producidas en las
operaciones del banco anteriores al 12 de junio de 1970 por lo que dispuso una auditoría externa
comprobándose Así que había otorgado crédito sin autorización y un exceso de Límite individual
señalado por la antigua superintendencia de bancos.

También se descubrió que había avales carta finanzas y otras garantías realizados sin autorización
así como tenencia de acciones de compañías establecidas en el Perú se utilizarán también bonos y
letras de terceros llegó la noticia de un desfalco ocurrir en la agencia de Santa Cruz de la Sierra
que dependía de la sucursal de Bolivia en el que estaban implicados el administrador el contador
el cajero y 5 auxiliares el Banco Popular de Bolivia en el primer banco de ese país dicha sucursal
fue vendida por el gobierno de Fujimori al banco de crédito del Perú cuando fue liquidado. Durante
la gestión de la familia Prado se había hecho además uso indebido de cuentas ocultamiento de

18
pérdida y alteración de balances e incluso de los informes a la superintendencia de bancos y
seguros y al banco central de reserva.

Como todas las irregularidades configuraban en actos que no sólo caen bajo el concepto de ilícito
civil sino tipifica van delitos previstos en el código penal se acordó instruir al directorio para que
comunicarse al Ministerio de economía y finanzas sobre las irregularidades halladas como en el
estado era el principal agraviado para que se procediera expandir una resolución que facultará al
procurador general de la república a formular la denuncia penal correspondiente.

El final de la institución de tanto prestigio fue deprimente humillante y vergonzosa por la falta de
moral de sus directivos quienes convirtieron al Banco Popular del Perú en una institución sin reglas
Sin Control depiladora de ahorros públicos en la toma de medidas que indebidamente beneficiaban
a familiares y amigos como resultado Inevitable los directivos del banco fueron sometidos a
procesos penales como consecuencia de las irregularidades es que se habían sometido en la entidad
al lado de Brasil átomo inicial instrucciones 5 de junio de 1971 y declaró que el falseamiento de
las cifras de las Galaxias habían sido acordado en las sesiones del directorio y que por tanto los
directivos estaban enterados de todo lo que sucedía el propio parado Jehová en sus primeras
declaraciones dijo que había sido totalmente marginada la dirección del banco de 1965 año en que
asumió el mando a su hijo marianito dijo también que el directorio del banco había acordado
fraudes en los balances y encajes falseamiento de los balances y situaciones de encaje sin embargo
más tarde 21 de julio de 1971 se retracta de estas declaraciones y dice es posible que sus
declaraciones ha hecho tal cosa por encontrarme con fiebre pero ahora me rectifico 5 de abril de
1973 durante el nuevo interrogatorio que se le hizo el hospital donde está internado respondió todo
lo que no se acordaba porque tenía dolor de cabeza.

El 26 de julio de 1973 se dio el término al proceso al que había sido sometidos Mariano Ignacio
Prado y su hijo Mariano Prado Sosa entre otros importantes funcionarios estos dos personajes del
poder judicial a 10 años de prisión y a sus colaboradores inmediatos los dejaron libres por la
cartelería sufrida paralelas entre 4 horas se emplearan 3 relatores que insinúan tribunal especial
presidido por el autor Antonio Rivero Vélez.

La condena de Mariano Ignacio Prado y su hijo Mariano Prado Sosa se sustentó por los delitos
contra el patrimonio apropiación ilícita y estafa falsos informes y contra la fe pública afirmó el
tribunal y agregó de manera rotunda deberán cumplir la pena de Lurigancho y pagar un millon en

19
forma de solidaria a favor del Banco Popular de Perú y devolver los $1521000 que se han
apropiado ilícitamente.

La nueva administración del banco que cometieron las siguientes irregularidades

 Abuso de confianza en la concesión de créditos


 Colocación de certificados de bonos y letras
 Sobregiros concedidos a internacional Tradex corporación
 Apropiación ilícita a través de Ralsomar S.A.
 Aprobación de ingresos o abonos de mandatarios peruano
 Apertura de cuentas corrientes y nombre de su autor titulares
 Retiros y apropiación de dinero de la caja del banco
 Actos fraudulentos para aposentar utilidades

3.3 EL SUEÑO DE LA LAGUNA AZUL. El fin del imperio prado

Mariano Prado Sosa falleció el año 2009 a los 71 años a causa de un Severo mal de parkinson
Unido estrechez económica que no pudo sobrellevar con serenidad y estuvo al cuidado de su
sacrificada hermana .El denominado imperio Prado empezó a derrumbarse antes de 1968 pero con
la captura del poder en octubre de ese año por las fuerzas armadas su final se aceleraría con la
creación del banco de la nación años antes la crisis del banco ya se sentía por la falta de liquidez
y además por sus malas operaciones y los Prados pensaron que apoyan al gobierno militar de
Velasco Alvarado Se podrían beneficiar y superar así los problemas de tal forma que alentaron al
golpe el jefe de la Revolución les hizo creer que los primeros meses del proceso tanto a Mariano
Prado como a los personajes que lo rodeaban que nada les iba a suceder que todo sería igual lo
mejor y que ellos Los Dueños del Banco Popular y sus demás empresas no serían investigados
Pero como se ha puesto de manifiesto de estas páginas del mes acumulación de pruebas de sus
malos manejos sus estafas los préstamos de dinero empresas quebradas y otras formas de robo
terminaron el juicio que se Pro hongo por varios meses hasta su etapa final y aunque inclusive
hubo exceso.

Por su parte marianito Prado Sosa era la representación máxima del Playboy de la época y no era
casualidad que se tratase del heredero de una de las familias más poderosas y acaudaladas del país
se Lucía permanentemente en todos los actos sociales de la sociedad limeña Igualmente imponía

20
su poder en la década de 1950 fue ampliamente difundida la lamentable noticia de la muerte de La
hija del hermano de ubicación del Congreso Gaspar Fernández Concha muy próximo de la época
marianito estaba haciendo esquí marítimo y voló al límite de la zona de las cañitas decapitando
fatalmente por la hélice de lancha a la joven de 18 años pese a todos los esfuerzos que hizo el padre
de la chica por Buscar justicia Marianita nunca estuvo preso y el juicio duro sin ningún tipo de
solución frente a dicha muerta en 1981 volvió al Perú gracias a una resolución Suprema del 24 de
Julio al gobierno del presidente Fernando Belaúnde su ministro de justicia.

Actualmente Mariano Ignacio Prado miro Quesada hijo de marianito inanay miro Quesada disfruta
los terrenos de los que es considerado como el último patrimonio de la familia la laguna azul que
por un problema de tráfico de tierras Ahora sí dos apropiado por q no Óscar Andrés Chávez quien
Antes había trabajado para Prado Sosa y que hoy dicen nunca haber conocido el quinto Mariano
Ignacio señala además que este señor ha dividido en cuatro partes de las cuales 3 están a su nombre
según los registros públicos de la actualidad y el resto ha vendido favor de misma Chavez tafur
Mariano Ignacio Prado Quesada Recuerda que aún más niño cuando tuvo que salir del país con su
padre marianito a raíz del hundimiento del denominado imperio Prado recuerda Asimismo que
cuando sus padres se separaron marianito se desentendió de pagar la pensión Universitaria Y tuvo
que soportar junto a su abnegada madre algunos apuros económicos hasta que incluso Hugo que
inclina al iniciarse un juicio por alimentos al constituir una empresa pequeña empresa prestamista
llamada prestar ubicada en la plaza San Martín Prado miroquesada vuelve a los orígenes del
imperio de su familia y vende así su nueva imagen

3.4 Caja de depósitos y consignaciones y el Banco de la Nación

Para concluir de comprender la rutina Qué ocurrió con el Banco Popular de Perú es importante
explicar su relación con la que hoy extinta caja de depósitos y consignaciones Y todavía vigente
banco de la nación. La caja de depósitos y consignaciones fue creada en la promulgación de la ley
de seguridad del 11 de febrero de 1905 durante el gobierno de José pardo y barreda y el
vicepresidente senado Manuel fue una entidad privada que se constituyó como una sociedad
anónima con el fin de custodiar gratuitamente los valores cuyo depósitos deben ordenarse o
aceptarse por el poder judicial o por las diferentes oficinas de la administración de la República
según señalaba su artículo 1 en mayo de 1918 se emitió la ley 22731 para que pudiera ampliar sus
atribuciones y en tal sentido esta facultada para construir bajo la forma de recargos impuestos o
derechos adicionales destinados a obras nacionales o locales que no figuraban en el presupuesto

21
de la república se fundó con el aporte de 100000 libras peruanas que propuesto desembolsaron los
5 bancos principales que quedaban como accionistas italiano Perú y Londres popular internacional
y alemán transatlántico.

Posteriormente el 14 de marzo de 1927 durante el gobierno de Augusto B. leguía se promulgó la


ley 57 46 mediante la cual se ordenaba autorizarse poder ejecutivo para contratar con la caja de
depósitos y consignaciones la recaudación de rentas Fiscales administración del estanco del tabaco
y obvio de la recaudación de las rentas derechos o impuestos del alcohol defensa nacional y demás
que actualmente recauda la administración Nacional de recaudación de tal forma que las funciones
de dicha entidad privada se empleaban aún más respeto a la recaudación de las rentas Fiscales y
por tanto la liquidez de los bancos afiliados también se incrementaba sin embargo

Posteriormente la situación de la caja de depósitos y consignaciones se hizo insostenible y lejos de


cumplir su función, brindando apoyo al estado, se convirtió en una entidad ineficiente, tal como lo
afirma Belaúnde en su mensaje presidencial de 1964. Ante el congreso de la República, el Banco
Popular dispuso por muchos años de una fuerte cantidad de dinero producto de las recaudaciones
que se hacían para la caja de depósitos y consignaciones cuando fueron expropiadas sus acciones
del Banco Popular se vio fuertemente perjudicado porque perdió la nitidez a la que estuvieron
acostumbrados y que disfrutaron libremente a este hecho fatal para los Prados y añadió el mal
manejo del dinero confiado a ellos mientras Los demás van con sus actividades y soportaron el
cambio el captarse a su nueva situación y comenzó a su caída las vinculaciones del Banco Popular
y la familia Prado con el poder durante el siglo 20 le dieron muchas ventajas que se tradujeron en
tener mayor control y presencia de la caja y de sus beneficios el surgimiento del banco de la nación
sepultó al imperio Prado.

22
CONCLUSIÓN: CAPÍTULO I “LA GUERRA Y LOS HERMANOS PRADO”

En este capítulo el autor nos menciona sobre los hijos que tuvo el presidente Prado y nos hace
hincapié sobre la vida de Leoncio Prado, ya que de Groso y Justo no se encuentra referencias
documentas y probadas. Se concluye a partir de la información dada que de la vida de Leoncio
Prado existe muchas referencias bibliográficas y con ello también controversias sobre su niñez,
adolescencia y hasta su muerte.

Otra conclusión que se deriva de este capítulo es que tuvo una vida militar muy marcada, desde
adolescente formo parte de la dotación de la fragata Amazonas en condición de guardamarina y
que después los oficiales superiores lo obligaron a formar parte del Colegio Militar y Naval para
que pudiera ampliar sus estudios.

23
CONCLUSIÓN: CAPÍTULO II “EL FINAL DE UN PRESIDENTE CONTROVERTIDO”

24
CONCLUSIÓN: CAPÍTULO III “EL BANCO POPULAR DEL PERÚ Y LOS OTROS
NEGOCIOS DE LA FAMILIA PRADO"

25
CRÍTICA

Opino que la La trayectoria del general Prado es difícil de defender. Como todos sabemos, dejó
el país en medio de la guerra con Chile, país donde mantenía inversiones que siguió
desarrollando durante y después del conflicto. Es indudable que resulta fácil realizar una
conexión entre estos dos hechos y ese es el camino de García Belaunde. En esta interpretación, la
conclusión es rotunda, Prado habría abandonado al Perú porque defendía sus negocios en Chile,
prefiriendo su bolsillo antes que los intereses de la patria.

Dicho sea de paso, los negocios de Prado en Chile no son un descubrimiento de García
Belaunde. Entre muchas otras fuentes, la información se encuentra en Basadre, quien publicó su
monumental Historia de la República hace más de cincuenta años

el general Prado tuvo dos hijos que dieron la vida por el Perú en esta infausta guerra. Se
trata de Leoncio y Grocio Prado que murieron en Huamachuco y Tacna, respectivamente.
El congresista García Belaunde debería meditar sobre ellos, porque sucede que los héroes
rescatan el honor de una familia y a veces salvan la conducta de un padre ausente

26
REFERENCIAS

BIBLIOGRAFÍA

Mira, E. (2018) Francisco Pizarro, una nueva visión de la conquista del Perú. Primera Edición.
Editorial Planeta.

PÁGINA WEB

Almonte, Alarcón y Luza (2013). Conquista del Perú. Recuperado de


http://blog.pucp.edu.pe/blog/historiamaestros/2013/03/14/la-conquista-del-per/

Biografías y Vidas. Francisco Pizarro. Recuperado de


https://www.biografiasyvidas.com/biografia/p/pizarro_francisco.htm

Carrasco, A. (2018) El Cultural. Recuperado de


https://www.elcultural.com/revista/letras/Francisco-Pizarro-Una-nueva-vision-de-la-
conquista-del-Peru/40767

ÍNDICE

INTRODUCCIÓN ……………………………………………………………………….. 1
CAPÍTULO I “AUGE Y ELOCASO E LOS INCAS” …………………………………… 2
1. AUGE DE LOS INCAS ……………………………………………………………….. 3
1.1 Fortalezas …………………………………………………………………… 4

27
1.2 Estructura Económica ………….…………………………………………… 5
Tipos de tierra ……………………………………………………………... 6
Actividades Económicas ………………………………………………….. 6
2. OCASO DE LOS INCAS ……………………………………………………………… 8
CAPÍTULO II “EL PERSONAJE” ……………………………………………………….. 12
Biografía …………………………………………………………………………. 13
1. Batalla de propaganda …………………….…………………………………………….. 13
1.1 Detractores …………………………………………………………….. 14
1.2 Defensores …………………………………………………………….. 15
2. Su amor por el terruño …………………………………………………………………. 16
3. Su formación …………………………………………………………………………….. 17
4. Su religiosidad …………………………………………………………………………… 17
5. El guerrero ………………………………………………………………………………. 18
6. La superioridad moral ……………………………………………………………………. 19
7. Castigo y amnistía ………………………………………………………………………. 21
8. Gobernador y poblador …… …………………………………………………………… 24
CONCLUSIÓN CAPÍTULO I ……………………………………………………………. 27
CONCLUSIÓN CAPÍTULO II ………………………………………………………….... 28
CRÍTICA ………………………………………………………………………………….. 29
REFERENCIAS ………………………………………………………………………….. 31

28

Похожие интересы