Вы находитесь на странице: 1из 2

ANTECEDENTES:

Históricamente, las primera turbina de vapor de la que se tiene constancia fue construida por
Herón de Alejandría alrededor del año 175 A. C., la cual consistía en un esfera metálica con
dos toberas en sus polos y orientadas en el mismo sentido por donde escapaba el vapor. La
esfera giraba diametralmente, apoyada sobre la caldera por los conductos de entrada del
vapor.

Imagen 1

Hasta 1629 no se tiene constancia de un nuevo diseño independiente de una turbina de vapor,
Giovanni Brance utilizo un chorro de vapor para impulsar el giro de una rueda de molino de
agua, aunque no logro aplicarlo a ningún uso industrial útil.

La primera aplicación industrial para una turbina de vapor fue patentada en Suecia por De
Laval en 1878 y consistía en una maquina centrifuga desnatadora que revolucionó la
producción de leche, impulsada por vapor.
Imagen 2

El último impulso para la utilización de las turbinas de vapor con fines industriales y
comerciales lo dio Charles Algernon Parsons en 1884, con el diseño y construcción de una
turbina de vapor de alta velocidad que podía a alcanzar hasta 18.000 rpm. A principios del
siglo veinte la mayoría de barcos modernos eran ya equipados con este tipo de motor.