Вы находитесь на странице: 1из 86

Opinión

Entrevista a Macromedia
François Connan, Responsable Macromedia Ibérica, cuenta
que la empresa aporta soluciones adecuadas a problemas La rebelión de los
reales y de creciente importancia. juegos portátiles

Estuvimos en SIMO TCI 2004 para adelantarte lo que se viene


ÍNDICE

Prólogo .......................................................................................................... 3

Introducción .................................................................................................. 5

1) Conductas para lograr un mejor rendimiento ........................ 7

2) La voluntad ............................................................................ 12

3) La disciplina ........................................................................... 14

4) Cómo estudiar ........................................................................ 16

5) Comprensión de textos .......................................................... 21

6) La Redacción ......................................................................... 23

7) Cómo se hace un resumen ..................................................... 25

8) Cómo se hace un cuadro sinóptico ........................................ 29

9) Fichado de Libros .................................................................. 31

10) Cómo se prepara un examen .................................................. 33

11) La memoria ............................................................................ 38

12) La inteligencia ....................................................................... 44

13) Cómo se hace una monografía .............................................. 46

14) Cómo se confecciona un currículo ........................................ 48

15) Lectura de diarios .................................................................. 50

16) Superlectura ........................................................................... 52

17) Lectura fotográfica ................................................................ 53

18) Ejercicios que estimulan el desarrollo intelectual ................. 54

19) Pantalla mental ...................................................................... 61

20) La imaginación ...................................................................... 62

21) La intuición y la creatividad .................................................. 63

22) La motivación ........................................................................ 65


23) La vocación ........................................................................... 66

24) Cómo pensar por sí mismo .................................................... 68

25) Los valores ............................................................................. 76

26) La libertad, la responsabilidad y el compromiso ................... 78

27) La persona madura ................................................................ 80

28) El amor .................................................................................. 82

Epílogo .......................................................................................................... 84

Bibliografía ................................................................................................... 85

2
PRÓLOGO

Mi experiencia clínica con niños, adolescentes y adultos, relacionada con el


proceso de aprendizaje, me ha permitido observar un común denominador en muchos de
ellos, que me ha motivado a realizar este trabajo.

He llegado a constatar que muchas personas tienen serios problemas para


incorporar conocimientos, aprender y pensar por sí mismos, aunque posean una
capacidad intelectual superior a la normal.

Este fenómeno, puede ser una de las causas de la deserción en las escuelas
secundarias y en los niveles terciarios, debido a la frustración que sufren aquellos
estudiantes que no consiguen cumplir con las exigencias de sus profesores.

El aprendizaje no puede tener como objetivo la acumulación de información


aislada, sin conexión con lo conocido y ausente de significado. Aprender es interpretar
para comprender y es asimilar para crecer; es ampliar el campo de la conciencia y es la
posibilidad de abrirse a la creatividad.

Educar es formar y enseñar a aprender, sin embargo la educación actual se


centra en la transmisión de información con un objetivo más acumulativo que
formativo. Sin duda es más fácil decirles a los alumnos qué es lo que tienen que estudiar
que cómo tienen que hacerlo.

Saber cómo se hace para estudiar, convierte al conocimiento en una vivencia que
se puede controlar y manejar con creatividad.

Otro problema frecuente de los alumnos es la falta de motivación. No desear


nada puede resultar mucho más peligroso que desear mucho. Es una actitud depresiva
que inclina a la persona a pensar negativamente, a anticipar el fracaso y a no esperar
nada.

El deseo, la creencia y la esperanza son los elementos necesarios para alcanzar


los objetivos para desarrollar las potencialidades.

Somos lo que hemos pensado antes y seremos lo que estamos pensando ahora,
el presente es el momento más importante de la vida porque no se puede modificar el
pasado ni garantizar el futuro.

El pensamiento es el que genera toda acción y toda reacción y dominar el


pensamiento deseando lo mejor para el propio crecimiento y desarrollo, es primordial.

Para aprender no hay edad ni tiempo, hasta el último día de la vida se está
aprendiendo y se está conociendo y para el que ama el conocimiento, el tiempo
cronológico no existe, parece no pasar, detenerse, permitiendo la experiencia de lo
eterno.

El miedo a lo desconocido y la resistencia al cambio son las barreras invisibles


que no permiten la evolución del hombre. El temor que genera lo nuevo, aunque

3
signifique algo verdaderamente asombroso, impide no sólo su apreciación sino también
la posibilidad de gozo.

El miedo aparece con la desconfianza, la falta de fe en la vida, en el orden


natural, en sí mismo, en el otro, en Dios.

Así como muchos dicen que hay que ver para creer también hay que conocer
para confiar.

Cuando la ignorancia predomina, la fe es una cuestión formal basada en el


temor; pero cuando el conocimiento la derrota, la fe es personal y basada en el amor.

El mundo del conocimiento es el lugar natural del hombre nuevo que ya está
entre nosotros.

4
INTRODUCCIÓN

El objetivo de este
trabajo es lograr la
recuperación de todos
aquellos que se sienten
desalentados por el bajo
rendimiento en sus estudios y
que a pesar de los esfuerzos
que realizan no vislumbran la
posibilidad de mejorarlo.

Principalmente está
dedicado a los estudiantes que
creen que solamente
realizando difíciles sacrificios
se puede cumplir con los
requerimientos académicos.

Estudiar no puede significar ningún sacrificio y obtener buenas notas no puede


ser el resultado de una lucha previa. Ni sacrificios, ni luchas. Cualquier institución
educativa puede ser un paraíso o un infierno y eso depende de la actitud y de la
conducta de cada uno. No hay que sacrificarse ni luchar para aprender sino que hay que
amar el conocimiento y hay que desear conocer.

Hay que darse cuenta del sentido de todo aquello que hay que aprender porque,
aunque sea difícil de creer, todo resulta útil en algún momento y la ignorancia no
permite verlo.

Aprender a estudiar incluye no sólo técnicas sino también conductas nuevas,


organización, orden y disciplina. Es cambiar la forma de actuar para adoptar un modo
más adecuado de alcanzar los propósitos.

Si se acepta estudiar metódicamente, con voluntad y entusiasmo, se podrán


lograr con facilidad los objetivos propuestos y además mejorar la calidad de vida,
disminuyendo la tensión y la frustración.

Cuanto más se aprenda, más posibilidades habrá para elegir lo que es propio y
mayores serán las opciones para participar en la sociedad.

Para pensar por sí mismo, primero hay que aprender a conocerse y a tener una
idea propia sobre el mundo, para ubicarse en él y proyectarse en el futuro. Este es el
marco de referencia para poder tomar decisiones coherentes, porque la causa del
sufrimiento humano es el error.

El compromiso con una postura personal permite formar opiniones con


fundamento para poder ejercer el juicio crítico e involucrarse con el material en estudio.
De esta manera se alcanzan a incorporar los conocimientos y a integrarlos, llegando a
formar parte de uno.

5
Abandonarse a la indiferencia garantiza aburrimiento y decadencia. Si nada
hacemos nada nos pasa y nada somos. No se pierde la dignidad y el valor como
personas pero se renuncia al potencial.

Estamos en el mundo sin saber por qué y para qué, pero el hecho real es que hay
que vivir. Todo en la naturaleza parece tener una razón y un orden, que es lo que hace
posible mantener la armonía en todas las cosas, solamente el hombre ejerciendo su
libertad puede elegir perturbar o respetar ese delicado equilibrio. La vida también tiene
que tener un propósito y como con cualquier otra oportunidad que se presenta hay que
aprovecharla, haciendo lo mejor y aceptando el desafío.

El conocimiento permite tomar conciencia principalmente de lo mucho que


todavía se ignora. La ignorancia es la consecuencia de la falta de atención. La atención
es socia de la intención y si a las intenciones se las deja solas, buscan automáticamente
la realización. El miedo es el obstáculo y todo miedo es en definitiva, el miedo a
cambiar.

Estar obsesionado por los resultados de las acciones impide la felicidad. No hay
que vivir preocupado sino ocupado, tratando de ser feliz haciendo realidad todas las
intenciones.

6
1. CONDUCTAS PARA LOGRAR UN MEJOR RENDIMIENTO

A continuación se
detallará una minuciosa
guía de conductas,
tendientes a ayudar a los
estudiantes que desean
lograr un mejor resultado
en sus estudios sin
realizar inhumanos y
desagradables esfuerzos.

El principal
objetivo de este trabajo
consiste en revertir el
aburrimiento y rechazo
que ejerce en los jóvenes
el hecho de tener que
disponerse a tomar sus
libros para cumplir con los requerimientos académicos. La intención es convertir ese
mismo acto en algo más placentero y productivo con un resultado mucho más amplio,
que trasciende la obtención de una nota y que aspira no sólo a incorporar y procesar los
conocimientos que deben adquirir sino también a utilizar todo lo que aprenden como
base para el desarrollo de su creatividad.

1) Dormir lo necesario: Significa respetar tanto las horas que cada uno necesita para el
descanso como los horarios para levantarse y acostarse. El cuerpo tiene un mejor
funcionamiento si se tienen en cuenta sus ritmos biológicos de sueño y vigilia.

2) No ir a clase con el estómago vacío: Muchos jóvenes aprovechan hasta el último


minuto para quedarse en la cama y luego tienen que salir disparando sin probar bocado
porque no les da el tiempo. El cuerpo necesita estar bien alimentado para poder
funcionar tanto físicamente como mentalmente. El desayuno es una de las comidas más
importantes del día y muchas veces se pasa por alto. En lugar de levantarse más tarde
hay que acostarse más temprano.

3) Cuidar la presencia personal: En todos los ámbitos de una sociedad, la presencia


personal, como el aseo, el estado de la vestimenta, la manera de ser, de hablar, de
comportarse y de relacionarse, tiene una importancia relevante. Todas estas condiciones
también son de mucha importancia para la propia persona, porque la hará sentir más
segura de sí misma. La impresión que la presencia produce en los otros comienza con la
apariencia externa y luego sigue con la forma de actuar, de hablar y de pensar, rasgos
que en definitiva constituyen la personalidad. Las personas desaliñadas y apáticas, por
lo general tienen un sentimiento depresivo que anticipa el fracaso y una actitud
contraria que se refleja en la falta de aceptación de normas de convivencia, demostrando
poco respeto por ellas mismas y por los otros. Una buena impresión frente a un profesor
se traduce en una mejor predisposición de él hacia el alumno y ventajas futuras.

4) Llevar a clase todo lo necesario: Es muy importante acostumbrarse a contar con todos
los elementos indispensables para un buen desenvolvimiento. No se pueden desperdiciar

7
energías, principalmente en los exámenes, tratando de conseguir hojas o una lapicera.
Se perderá de esa manera un valioso tiempo y se dispersará la atención en cosas que no
lo justifican, perdiéndose de escuchar con claridad las consignas para la prueba,
aumentando el estado de tensión, y todo esto porque simplemente no se dedicó unos
minutos de tiempo a preparar todo lo que se necesita, antes de salir de casa.

5) Conseguir todos los libros que recomiendan los profesores: Ni bien comienzan las
clases es necesario procurar conseguir los libros que se utilizarán durante el año y que
los profesores irán indicando. Lo ideal sería profundizar los temas en distintos libros
para investigar a fondo, pero esta modalidad no resulta muchas veces accesible para la
mayoría, por lo cual el hecho de contar con el libro adecuado puede resolver en forma
simple estas dificultades.

6) Evitar las llegadas tarde y las ausencias a clase: Como primera medida es necesario
convencerse de que es indispensable no faltar a clase ni llegar tarde, salvo causas de
fuerza mayor. Esta regla permite principalmente no perderse las novedades y
actividades futuras que se programan en las mismas y que muchas veces resulta
imprescindible conocer para evitar inconvenientes. Si la inasistencia fuera inevitable, es
absolutamente necesario contar con los teléfonos de algunos compañeros confiables,
para conseguir los apuntes y toda la información posible sobre todo lo ocurrido en ese
día.

7) Elegir los primeros asientos: El estudiante con dificultades, que desea cambiar esa
condición, no puede de ninguna manera ubicarse en los últimos asientos del aula, ya que
ese lugar, demasiado lejos del profesor, favorece las distracciones, y las conversaciones
con los demás, por lo cual se considera sumamente beneficioso elegir los primeros
bancos en forma permanente. La distancia es inversamente proporcional al interés, es
decir que a mayor distancia del profesor menor interés en todo lo que se refiere a él y su
cátedra, en tanto que estando cerca se pueden cumplir los siguientes objetivos:
- concentrar la atención en todo lo que dice el profesor
- no distraerse
- participar
- involucrarse
- interesarse
- y hasta disfrutar de esa experiencia.
Por otro lado, el responsable de la cátedra, puede formarse un mejor concepto de
alguien que está cerca y lo mira y escucha interesado. No se puede llegar a disfrutar lo
que no se conoce, ya que el que elige sentarse al fondo, con suerte, escucha una cuarta
parte de lo que ocurre en clase, logrando con ello obtener solamente información
aislada, sin sentido, difícil de reconocer y de relacionar, por lo que la participación suele
ser nula y el interés ninguno. No hay que olvidar que en el momento de poner una nota,
el buen concepto que se forma el profesor de ese alumno siempre inclina la balanza
hacia arriba.

8) Concentrarse en la figura del profesor: Esta es una tarea nada fácil, ya que a la
mayoría de los alumnos con problemas de aprendizaje les resulta casi imposible
concentrar la atención en algo. Existen ejercicios de concentración y meditación, que
más adelante detallaré, que hacen posible cumplir con esta regla. En principio se puede
comenzar por intentar no apartar la vista del profesor tratando de no perderse un solo
detalle.

8
9) Prestar atención a todo lo que dice el profesor: Esta regla ayuda enormemente a
estudiar, ya que no es lo mismo leer un tema flamante, del que nunca se ha oído que
enfrentar un material explicado, discutido y aclarado. No hay que olvidarse que lo que
el profesor dice en clase hay que saberlo, ya que para aprobar los exámenes no basta
leer toda una biblioteca si uno ignora la información proporcionada por él, incluyendo
los ejemplos, que son muy importantes. Hay que escucharlo atentamente aunque no se
comparta el mismo criterio y esto no significa la aceptación sino una oportunidad para
conocer el enfoque de la cátedra. En tal caso se puede agregar un interrogante en los
apuntes, como expresión de desacuerdo.

10) Tomar buenos apuntes durante la clase: Esta técnica es indispensable. En los
colegios secundarios generalmente los profesores suelen dictar apuntes a los alumnos,
pero en los niveles terciarios esta facilidad ya no existe, por lo que se deberá entonces
aprender a tomar nota del concepto de todo lo que se escucha en clase. Este material es
absolutamente necesario y deberá otorgársele prioridad en el momento de estudiar,
pudiendo luego ampliar los temas utilizando la bibliografía que los profesores
recomiendan.
Una buena forma de adquirir práctica para lograr llegar a tomar buenos apuntes consiste
en entrenarse diariamente tratando de registrar las noticias de la radio o la televisión
durante quince minutos, quince días.

11) Participar en las clases: Existen dos maneras básicas para participar en una clase. La
primera consiste en hacer preguntas relacionadas con el tema que se está tratando.
Hacer una pregunta implica relacionar conceptos y es un proceso de reflexión mucho
más valioso que lograr una buena respuesta. El que contesta bien sólo puede estar
recordando algo que leyó y es cierto que puede ser importante para conseguir una nota
pero no es la condición indispensable para aprender a pensar por sí mismo. Pero no hay
que olvidar que para preguntar inteligentemente y no perder el tiempo con
especulaciones poco constructivas, primero hay que estar bien informado.
La segunda forma de participar en una clase consiste en dar una opinión con
fundamento sobre el tema. La opinión sin fundamento no tiene ningún valor, es
solamente un parecer subjetivo que no tiene sustento y por lo tanto no es digno de
tenerse en cuenta. Fundamentar una opinión significa explicar el porqué de esa forma de
pensar, cómo ha surgido esa idea o cuál fue el hecho que la inspiró. Si hay un porqué o
un para qué, la opinión puede llegar a ser una idea valiosa.

12) Aceptar las reglas de juego: Nacemos en un mundo en marcha donde existen reglas,
leyes, usos y costumbres. Hasta en los grupos marginales que viven en la clandestinidad
hay leyes y éstas suelen ser mucho más severas que las de los grupos que viven dentro
de la ley. Un error o traición se paga con la muerte en tanto que normalmente los delitos
que se cometen en el marco de una sociedad legal, son juzgados y condenados con
menor severidad. Las normas y leyes vigentes así como los sistemas educativos, la
metodología de la enseñanza y los programas de estudio, no son perfectos y pueden y
deben ser mejorados; mientras tanto lo mejor será aceptar lo vigente, porque toda
limitación se puede trascender empezando primero por aceptarla.

13) Conservar una actitud honesta: Esta cualidad no solamente debería manifestarse en
el colegio sino que sería deseable que estuviera presente en todos los aspectos de la
vida. La confianza, el aprecio y la simpatía que genera una persona que es honesta,
difícilmente se consigue con otra virtud. No se puede servir a dos amos, es decir, ser

9
medio honesto. Hay que elegir entre ser honesto o deshonesto y será mejor no nadar
entre dos aguas.

14) Ser coherente: Significa que no hay que ser contradictorio ni arbitrario; no se puede
pensar una cosa y hacer o decir otra ya que los demás siempre se dan cuenta de la falta
de coherencia de los actos o dichos. Si se sostiene algo, luego no se puede decir lo
contrario sin fundamento, por lo cual se hace indispensable el compromiso con una
postura personal coherente para poder defender con solvencia las propias convicciones.

15) Respetar la opinión ajena: Saber escuchar es una virtud y siempre se aprende de los
otros. El que sabe escuchar se enriquece mientras que el que habla demasiado se
empobrece. Aún si no se está de acuerdo con las opiniones ajenas con fundamento no es
conveniente despreciarlas. Conocer otros puntos de vista ayuda a ampliar la conciencia
y a no cerrarse en posturas demasiado rígidas.

16) Ser positivo, optimista y tener buen sentido del humor: No hay que pensar en el
fracaso: el que apuesta a ganar es probable que lo logre y el que apuesta a perder
también. Estar contento es un estado de ánimo positivo que provoca situaciones
satisfactorias y mejora el resultado de cualquier tarea. No hay que dejarse vencer por el
desaliento o la frustración. Los fracasos son posibilidades de aprendizaje y hay que
aprender de los errores. Los exámenes no son solamente oportunidades de demostrar los
conocimientos sino que son también oportunidades de aprendizaje. Los errores
cometidos en los exámenes difícilmente se olvidan y la tenacidad es una señal de la
fortaleza del carácter.

17) Ser solidario y comprensivo con los compañeros: Algunas personas creen que
tienen que agradar a todo el mundo. Es probable que les puedan agradar como máximo
al 50% de aquellos que las rodean y que al otro 50% no. El que quiere agradar a todo el
mundo termina renunciando a él mismo. El otro merece respeto y consideración no para
caerle bien sino para compartir momentos felices. Los intolerantes y violentos están
habilitando a los demás a hacer lo mismo, por lo que vivirán rodeados de enemigos al
acecho. Solamente el accionar correcto hace posible la reciprocidad.

18) Respetar la propia naturaleza: Cada persona es única y tiene su propio potencial
para desarrollar. Conocerse bien implica tener conciencia de las propias condiciones,
aptitudes e intereses y de las posibilidades que puede brindar el contexto.
Es imprescindible respetar esas características y estilo que hacen a la persona diferente,
para que pueda lograr su verdadero desarrollo personal y la participación en su medio,
sin sufrimiento ni luchas sino en forma placentera y fácil que es cuando está haciendo lo
que le gusta.
La naturaleza es ordenada y armónica, el hombre es parte de la naturaleza por lo tanto
tiene que vivir en armonía consigo mismo y con los demás haciendo lo que le es propio
y para lo que está dotado y no pretender hacer lo que hacen los demás por miedo a ser él
mismo. Cada uno tiene un camino diferente, solamente hay que saber encontrarlo y la
vida es una búsqueda permanente.

19) Aprender a relacionar los conocimientos: Todos saben que es inútil estudiar de
memoria. Este concepto es tan antiguo como cierto. Si no se relaciona lo que se
pretende aprender con otros conocimientos ya adquiridos, el mismo no podrá ser
incorporado. Para poder comprender y asimilar algo nuevo, es necesario modificarlo y
hacerlo propio. Aprender es como comer. Cuando comemos algo, el cuerpo tiene que

10
modificar ese alimento para poder asimilarlo, formando un bolo alimenticio y
descomponiendo químicamente sus elementos para la absorción. También el cuerpo
tiene que adecuarse para recibirlo, abriendo la boca, masticando, segregando jugos
gástricos, etc. Es un proceso doble de adecuación del cuerpo y de modificación de los
alimentos llamado asimilación. Así como nadie come lo que no le gusta nadie debería
estudiar carreras que no le interesan.

20) Saber la diferencia entre materias y carreras: Las materias son medios para
conseguir fines y no son fines en sí mismas. Hay una relación de afinidad entre materias
y carreras pero las asignaturas básicas suelen estar en todas las carreras, como
Matemáticas, Estadísticas, Computación etc. Conocer el sentido de las materias que se
estudian tanto en el colegio secundario como en la Universidad ayudará a incrementar el
interés en ellas.

21) Aprender para evolucionar: No solamente se aprende para cumplir los


requerimientos de los profesores y recibir un título; esencialmente el aprendizaje tiene
un valor en sí mismo que proporciona a una persona la oportunidad de desarrollar su
creatividad y su potencial, siendo principalmente la ignorancia causa de su
estancamiento.

22) No preocuparse y ocuparse: Muchas personas se preocupan por cosas que


probablemente no les ocurrirán nunca. La preocupación impide la concentración, porque
la mente tiende a volver al pasado e imaginar el futuro; y el presente, que se está
viviendo, pasa inadvertido mientras se está pensando en otra cosa. Hay que ocuparse y
no preocuparse, es mejor la acción que la preocupación.

23) Tener confianza en sí mismo y en el orden natural: Si actuamos de buena fe, es decir
coherentemente, las consecuencias de esos actos serán favorables para nosotros. La
consecuencia de los errores es causa del sufrimiento humano.

11
2. LA VOLUNTAD

La voluntad es la fuerza interior que


permite perseverar y alcanzar los objetivos
propuestos. Es la facultad psíquica que
representa la energía del yo para mantener la
orientación de la acción y lograr la meta
deseada. Es la posibilidad de distinguir entre lo
esencial y lo superfluo; y es el poder postergar
y no dejarse vencer por la tendencia a la
decadencia, a la pereza, a la apatía, a la
comodidad.

Se puede observar que existen personas


que parecen no tener voluntad, o que al menos
no tienen la suficiente como para seguir
adelante con sus iniciativas. Comenzar la
acción es mucho, pero continuar es todo y
terminar todo aquello que es parte del proyecto
auténtico tiene que ser un desafío y un compromiso.

El hombre superior y fuerte, puede esperar los frutos de su acción y sabe que la
satisfacción de sus aspiraciones será plena porque responde a sus deseos más genuinos.
Puede dejar de lado alguna gratificación inmediata que no justifica su atención y que
puede obstruir su verdadera meta. El hombre inferior y débil, no ve más allá de sus
narices, responde a cualquier estímulo, olvida sus objetivos, deja de lado sus valores, y
se deja llevar por lo inmediato, perdiendo su propia dignidad.

La ausencia de voluntad está relacionada con la falta de motivación y de


objetivos, y con el desconocimiento personal. La voluntad necesita un para qué genuino
que la genere.

No se puede identificar voluntad con deseo pero es necesario que vayan juntos.
Los deseos tienden a satisfacer necesidades, la voluntad humaniza esos mismos deseos,
organizándolos, orientándolos y dándoles un significado personal.

La voluntad para algo es una facultad intelectual, propia del hombre, que se
manifiesta con el descubrimiento del proyecto auténtico.

El deseo exige cumplimiento y acción, no atendiendo a razones. La voluntad no


impide el deseo sino que es la protección del deseo, para lograr satisfacerlo en forma
esencialmente humana. El hombre normal, no se conforma con tener cualquier mujer,
sino que elige una mujer que además lo ame.

No es el deseo insatisfecho lo que causa infelicidad, sino la falta de deseo y de


voluntad. Es el desgano, el no poder conectarse con ningún interés, porque no hay algo
que pueda tener algún significado. Cada uno tiene que buscar su propio sentido a la vida
y encontrar ese significado es una búsqueda permanente.

12
La voluntad sin deseo es enfermiza y el deseo sin voluntad es inmadurez,
ausencia de metas personales e intenciones conscientes.

William James llega al problema central de la voluntad, es decir, a la atención.


El esfuerzo involucrado en el ejercicio de la voluntad es realmente esfuerzo de atención
y atender es comprender, es ver la razón de todas las cosas.

La tendencia del hombre moderno es creer que es el resultado de impulsos


incontrolables que lo determinan, negando la existencia de la voluntad. Pero si la
voluntad no existiera tampoco existiría la libertad para tomar decisiones, ya que todo ser
humano sería juguete de sus instintos.

El ejercicio de la voluntad posibilita el desarrollo del ser esencial de cada uno,


que es la voluntad de ser persona única y distinta.

Discriminar entre el deseo inmediato y el deseo verdadero que posibilita el


cumplimiento del propósito personal y el desarrollo del potencial, es una tarea
esencialmente humana.

13
3. LA DISCIPLINA

La disciplina es el arte, la facultad o la


capacidad que se puede desarrollar para lograr
observar el cumplimiento de normas o reglas.

En toda cultura existen códigos de


comportamiento y leyes, creadas para
resguardar los derechos de los miembros,
mantener el orden y posibilitar la convivencia.
Todos sabemos que no todos cumplen con esas
pautas y que cuando dicho incumplimiento
afecta a alguien, el responsable puede llegar a
ser separado de la sociedad y en algunos países
hasta ejecutado, si su delito lo impone.

Los delincuentes no respetan estas


reglas, por haberse desarrollado en un medio
que no les ha permitido en la infancia
incorporar valores que rigen en la sociedad en que viven, respondiendo así a los valores
de los que viven al margen de la ley.

La aceptación de las normas de una sociedad puede y debe cuestionarse cuando


comienzan a producir injusticias y necesidades en sectores importantes de esa
comunidad.

Se necesita una buena dosis de sabiduría para poder discriminar cuándo hay que
rebelarse y cuándo hay que aceptar lo que ya está establecido; y el desarrollo del
hombre desde su aparición en la tierra es la prueba que ha demostrado su habilidad para
lograrlo.

Pero para poder ejercer el poder ciudadano en una sociedad primero hay que
lograr la coherencia interna, siendo capaz de respetar la propia interioridad y las propias
convicciones.

Cada persona es un universo que debe también estar en armonía y cada uno tiene
que imponerse sus propias reglas para mantenerla.

Es necesario ejercer la propia disciplina para poder alcanzar las metas que se
desean, con la ayuda de la voluntad y lo que en un principio puede resultar difícil de
cumplir, en breve tiempo se convertirá en un hábito saludable que proporcionará el
sentimiento de estar haciendo lo que hay que hacer para el propio bien.

La disciplina comienza a instalarse cuando se comienza a desconfiar de los


deseos inmediatos, que son los que producen placeres fugaces y efímeros que luego se
transforman en descontento y arrepentimiento. Es la forma de actuar frecuente de las
personas inestables, que se dejan influenciar por estímulos externos y que están poco
dispuestos a responder a las necesidades internas más genuinas que son las que resisten
el filtro de la reflexión.

14
La rutina disciplinaria mantiene el equilibrio de la unidad cuerpo mente. La vida
ordenada, las relaciones estables, los hábitos saludables, los ejercicios, la moderada
alimentación, el estudio metódico, el trabajo cotidiano, la creatividad y la sana
recreación hacen a las personas más felices, porque se sabe que la regularidad del
comportamiento favorece el mantenimiento del orden de los sistemas orgánicos y
psíquicos, mientras que los desórdenes y abusos los perturban y degeneran.

Para el aprendizaje, en un mundo de complejidad creciente, no basta con la


inteligencia, se requiere además el desarrollo de una disciplina, que observe el
cumplimiento de un método de estudio eficaz, que representa la única forma de asimilar
los conocimientos sin desagradables esfuerzos.

15
4. CÓMO ESTUDIAR

Hasta aquí se ha
intentado recomendar algunas
actitudes y conductas que no
sólo favorecen el acceso de una
persona al mundo del
conocimiento para su
desarrollo y crecimiento sino
que también ayudan a llevar
una vida más plena y feliz.

La aceptación de las
conductas que he expresado en
la primera parte de este libro,
corresponde al libre albedrío de
cada uno, pero las técnicas y modos de estudio que siguen a continuación, deberán ser
respetadas rigurosamente si es que se desean obtener buenos resultados. Esta forma de
encarar el estudio seguramente modificará el concepto del acto de estudiar, que de
ninguna manera tiene que ser un sacrificio sino una tarea agradable.

1) Elegir un lugar adecuado para estudiar: Dentro de las posibilidades de cada uno hay
que procurar encontrar un lugar en la casa para dedicarse a estudiar sin ser molestados,
preferentemente con luz natural.

2) Organizar el trabajo: Llevar a la mesa de tareas todo el material relacionado con la


materia para estudiar. Limitarse al tema a desarrollar teniendo en cuenta los
requerimientos del profesor, tratando de centrarse específicamente en él. Ser pertinente
significa dedicarse a seleccionar detenidamente el contenido relacionado con el tema a
tratar, sin incluir material que se refiere a otra cosa.

3) Antes de empezar a leer, hacer cuatro respiraciones suaves profundas y relajarse


físicamente y mentalmente, tratando de concentrarse únicamente en la tarea que se va a
comenzar. Las técnicas de relajación física y mental y las de concentración y
meditación, se explicarán más adelante.

4) Leer el material completo de una vez sin detenerse ni retroceder, tratando de


concentrarse en el tema y sin distraerse. Si hubiera algo en el contenido que no se
comprenda seguir adelante sin preocuparse. Muchas veces lo que no se entiende,
posteriormente el autor lo explica en detalle, por lo tanto si se sigue adelante no se
perderá el tiempo inútilmente.

5) Leer por segunda vez desde el principio, más detenidamente, subrayando lo esencial:
Hay que rescatar el concepto esencial, aquello que resulta imprescindible y que
constituye el núcleo principal de cada párrafo. Muchas veces algunos párrafos no
contienen información importante, sino que pueden incluir detalles aclaratorios que no
resulta necesario destacar, por lo tanto se pueden saltear sin alterar el conjunto.
Los detalles, aclaraciones y párrafos no subrayados no necesariamente se olvidan, ya
que se los ha leído dos veces y es altamente probable que una vez que se domine la
técnica y teniendo buena concentración se puedan recordar con facilidad. Sucede que

16
resulta bastante fácil recordar lo anecdótico y superficial en tanto que no pasa lo mismo
con lo esencial, que suele ser mucho más denso.

6) Leer por tercera vez, sólo lo subrayado, tratando de fijarlo a la memoria, utilizando
las técnicas de memoria que más adelante se detallarán o mejor, utilizando la capacidad
de memoria fotográfica, registrando por comprensión los títulos y las palabras claves
escritas con lápiz en los márgenes, según se explica en el capítulo próximo sobre
“Comprensión de textos”.

7) Para obtener muy buenos resultados, con esta metodología de trabajo no se necesita
dedicarle más de dos horas diarias al estudio con un intervalo o recreo de diez a quince
minutos entre cada hora. Existe una condición: hay que estudiar dos horas todos los días
de la semana, incluyendo sábados y domingos. Recordar que cada día que no se estudia
son dos horas que hay que agregar a los otros días de la semana, que quiere decir que en
total, para tener un rendimiento óptimo hay que dedicarle al estudio 14 horas por
semana. El resto del tiempo, que es mucho, se empleará en las actividades que más
agraden. Esta práctica alcanza para todas las disciplinas y para cualquier nivel de
estudio, inclusive el universitario.
Está demostrado que los estudiantes que trabajan obtienen igual o mejores notas que los
que no trabajan. Uno de los motivos de este rendimiento es precisamente la falta de
tiempo que les exige la organización y planificación de sus tareas.

8) Estudiar desde el primer día de clase: Esta técnica puede resultar en un principio
difícil de llevar a la práctica, pero es muy importante. Hay que erradicar el hábito de
estudiar solamente para los exámenes y leer desde el principio, tres veces, en la forma
explicada anteriormente, todo el material que los profesores vayan proporcionando o
bien los resúmenes que se confeccionen de los libros correspondientes. Por ejemplo,
durante los primeros días de clase las dos horas destinadas al estudio se podrán utilizar
para leer tres veces, la bibliografía recomendada por los profesores y los programas de
cada materia. Es sumamente beneficioso estar enterado de los libros que se van a
utilizar y de los programas de estudio. Por otro lado, parte del tiempo que reste deberá
utilizarse para salir a comprar o conseguir el material necesario para desenvolverse.
En el colegio secundario, el estudiante que no tenga mucho que estudiar para el día
siguiente deberá utilizar el tiempo restante para adelantar la lectura del material para el
día posterior y así sucesivamente en forma permanente durante todo el año.
Con el tiempo se podrá observar con asombro que se responde mejor a las expectativas
de los profesores, se obtienen mejores notas y se logra mayor entusiasmo en las tareas,
llegándose a ganar además la confianza y el respeto de los compañeros.
Se le podrá dedicar entonces mucho más tiempo a los deportes, la recreación, las
amistades, los hobbies, etc., pero lo que resultará más importante será la satisfacción, de
tener todo el trabajo organizado y bajo control, y de haberse liberado de la preocupación
y de los miedos.

9) Acostumbrarse a leer el índice, el prólogo y la introducción de todos los libros que


hay que manejar: Es útil saber, que en el prólogo y la introducción de los libros, los
autores hacen un resumen tanto de lo que van a expresar, más detalladamente en el
libro, como así también del objetivo principal de la obra y del enfoque del autor. Estos
datos son esenciales, principalmente en los niveles universitarios, donde generalmente
hay que remitirse a gran cantidad de libros que solamente se pueden consultar en una
biblioteca. Demandaría mucho tiempo tener que leer completos todos los libros que
recomiendan los profesores, siendo este hecho generalmente impracticable, por lo cual,

17
suele ser muy operativo remitirse en primer término al índice, donde figuran los temas
que abarca el libro y dónde se tendrá que ubicar el que se necesita, tratando de ser muy
pertinentes, es decir eligiendo muy especialmente el tratamiento de lo que se está
investigando sin irse por las ramas.
Una vez que se encuentra el tema, hay que leer tres veces en la forma descripta
anteriormente sin olvidar el prólogo y la introducción. Si el libro es consultado en una
biblioteca conviene hacer una ficha (como se enseña más adelante) que se puede
guardar en un fichero para futuras consultas.
Esta forma de encarar el manejo de un libro liberará al estudiante de la lectura de todo el
libro, cosa que muchos creen que tienen que hacer y muchas veces hacen, con el
consecuente gasto de energía y tiempo en temas que el programa no incluye.

10) Acostumbrarse a consultar el diccionario cuando se tengan dudas con la ortografía o


con la definición de términos.

11) Una vez estudiado el tema, según el método ya expuesto, es muy importante,
formularse preguntas. Si anticipan las posibles preguntas podrán observar si son capaces
de contestarlas en forma correcta.
Hacer una buena pregunta es mejor que saber respuestas, porque exige mayor
creatividad, no hay que olvidar que una investigación científica comienza siempre con
una buena pregunta.

12) Todo lo que se lee hay que procesarlo, es decir, que hay que modificarlo para poder
incorporarlo y no olvidarlo jamás.
La modificación es la interpretación de la idea, es la comprensión del concepto
utilizando las propias palabras.

13) A veces es conveniente estudiar de memoria algunos párrafos, con el sólo objetivo
de mejorar el vocabulario, aprendiendo así nuevas estructuras para expresar las ideas
con más claridad.

14) Además de cumplir con los objetivos de la cátedra, se debe intentar mejorar como
personas, logrando a través del estudio de las distintas materias no sólo una instrucción
sino también una formación.

15) Concebir una idea, es simplemente descubrir una relación que antes se ignoraba, y
la mejor forma de lograr incorporar los conceptos y no olvidarlos más, es enlazarlos con
otros ya conocidos que se relacionen.

La relación puede ser: de similitud o igualdad


de diferencia
de influencia o causa y efecto

Relación de igualdad o similitud: es aquella que destaca la conexión de semejanza entre


dos o más hechos.
Por ejemplo:
“Macedonia fue conquistada por los romanos en 167 a.C. y Grecia se convirtió
también en provincia romana en 146 a.C. Posteriormente también Egipto fue
anexionada como provincia del imperio romano.” *

Relación de diferencia: Es cuando se conectan los hechos por sus diferencias.

18
Por ejemplo:
“Las sociedades europeas de la edad de hierro tenían contactos crecientes con
Grecia y Roma, primero a través del comercio pero después por la invasión romana de
gran parte de la Europa céltica. Sin embargo Irlanda, Escocia, Escandinavia y el Norte
de Alemania nunca fueron colonizadas por los romanos.” *

Relación de influencia: Es la vinculación de los hechos por sus efectos o influencias.


Por ejemplo:
“El dominio aristocrático de la ciudad-estado de la Grecia arcaica se vio
progresivamente minado por la reintroducción del alfabetismo, la nueva distribución de
la tierra y la introducción de la armadura que concedió mayor poderío potencial a los
individuos del pueblo llano.” *

* Extraído de la Enciclopedia Temática Guiness; La Nación; Tomo II; Ediciones Folio


S.A.; 1994.

16) Mantener una actitud segura, sin titubeos, sin miedos, en toda situación de
evaluación. Aunque no se esté demasiado seguro hay que impresionar como si así se
estuviera ya que de nada sirve mostrarse atemorizado y asustado.

17) Tener una actitud crítica con todo lo que se lee y también con todo lo que se
escucha. Hay que proceder a elaborar todo, porque muchas veces se escriben y también
se dicen muchas cosas que no tienen suficiente fundamento, puras especulaciones y
opiniones que aunque provengan de profesores altamente calificados pueden ser objeto
de críticas. Nadie lo sabe todo ni es dueño de la verdad absoluta, sin embargo la
mayoría emite opiniones, muchas veces respaldadas solamente por su prestigio. Los
conocimientos científicos son verdades probables y nunca hay certeza absoluta,
simplemente son aproximaciones a la verdad y nunca la única verdad.

18) Cuestionar todo aquello de lo que están bien informados y con lo que no están de
acuerdo, para poder desarrollar la creatividad y aprender a pensar.

19) Ser disciplinado, aprender a exigirse a sí mismo el cumplimiento de cada uno de


estos hábitos, que no sólo son útiles para lograr objetivos académicos, sino que también
ayudan a mejorar la personalidad y las relaciones interpersonales.

20) Acostumbrarse al orden y no al desorden: La naturaleza tiene un orden armónico.


Las plantas nacen, crecen, se desarrollan y finalmente se secan.
Los niños nacen después de 9 meses de gestación, la tierra gira y se desplaza siempre al
mismo ritmo y así todo en el Universo. Si se observan las calles en las grandes
ciudades, llenas de gente que va y viene, vehículos, medios de transporte públicos,
estaciones de trenes, etc., puede parecer caótico, pero si se mira mejor se puede
distinguir que la actividad de cada uno es perfectamente ordenada. Todos saben dónde
se dirigen, qué tienen que hacer y para qué están allí a esa hora. En el orden se puede
crecer, en el caos no hay desarrollo y si se prefiere el desorden se perderá tiempo en
detalles.

21) Estudiar de vez en cuando en grupo. Es ventajoso reunirse periódicamente con otros
compañeros de estudio sin dejar por ello de estudiar solo. Esta práctica permite:
a) Ver otros enfoques.
b) Comparar apuntes.

19
c) Escucharse mutuamente.
d) Aclarar temas que no se comprenden.
e) Aclarar los propios puntos débiles y detectar los puntos fuertes de cada uno de los
compañeros para después poder consultar al más idóneo.
f) Recordar que la mejor forma de aprender es ayudando a los otros.

20
5. COMPRENSIÓN DE TEXTOS

Comprender un
texto consiste en captar su
significado dentro de un
contexto mayor, logrando
extraer la idea central que
se intenta expresar.

Para comprender
un texto se comienza
prestando mucha atención
al nombre del autor del
libro, al título, a los
subtítulos, al índice, al
prólogo (donde el autor se
da a conocer, refleja sus
motivaciones e
intenciones y menciona y
agradece las colaboraciones, si las hubiere); y a la introducción (donde figura el
propósito de ese trabajo y un concepto global del mismo).

Para ejercitarse con la comprensión de textos se comienza primero extrayendo la


idea principal de las frases. Una frase es el conjunto de palabras que termina en un
punto seguido. Se puede decir que la idea principal de una frase se encuentra
concentrada siempre en una palabra clave, que hay que localizar y subrayar. Esta
palabra clave hay que escribirla con lápiz en los márgenes correspondientes a cada
párrafo, de manera que la misma se destaque del resto del texto y favorezca su
memorización fotográfica a la manera de un cuadro sinóptico. De esta sencilla manera y
aún sin intentar recordar, se producirá el registro en la mente de todas las palabras
claves que se escriban, que permitirá desarrollar cualquier tema a la perfección y en
forma organizada.

En cuanto a los párrafos (que contienen las frases que existen entre dos puntos
separados), el procedimiento es el mismo, debiendo subrayar o destacar con notas en los
márgenes, la idea central de los mismos. Aquellos párrafos que no expresen contenidos
esenciales, podrán ser descartados.

Además, hay que buscar las frases claves, que expresan en forma abreviada la
idea central, que suelen destacarse en los libros, en letras cursivas o negritas.

Se recomienda leer los textos en forma rápida, disminuyendo la velocidad


cuando se localicen los conceptos esenciales, los cuales se deberán leer más lentamente
para poder registrarlos mejor.

Cuando un autor desarrolla el tema que da el nombre al título, comienza con una
introducción al mismo, para luego continuar explicando con detalles, ejemplos, ideas
secundarias, investigaciones o análisis; todo lo relacionado con su objetivo principal.

21
Cuanta más capacidad de atención, concentración y comprensión se pueda
lograr, menos necesidad se tendrá de recurrir a la memoria.

Hay que localizar en los textos aquello a lo cual el autor se está refiriendo. Será
necesario entonces prestar atención al sujeto de las oraciones y también a los verbos.

El sujeto, que es aquello de lo que habla el autor, está siempre relacionado con el
tema que señalan los títulos y subtítulos. El verbo, que es el que indica la acción del
sujeto, es la palabra más importante de la oración que determinará las preguntas
posibles sobre el texto; y el predicado, es lo que se dice del sujeto, es decir, todo aquello
que explica, define y comprueba el autor sobre el tema al cual se está refiriendo.

El concepto global deberá tener entonces sujeto, verbo y predicado, los cuales
redondearán la idea central de cada frase, es decir, tanto la enunciación del tema como
lo que se dice de él, que es el sustento de lo enunciado, el porqué de lo que se afirma y
que será lo que permitirá captar el sentido.

Una vez detectado el verdadero contenido esencial, es importante buscar


relacionarlo con otros conocimientos, de manera de lograr incorporar esa información
en forma permanente, con el compromiso de la propia opinión sobre la misma. Hay que
involucrarse e interesarse con todo lo que haya que aprender ya que es la única forma de
hacerlo propio, dominarlo y transformarlo con creatividad.

Se debe intentar también aplicar lo que se estudia a la vida práctica, a los propios
problemas y al mundo en que se vive, ya que todo lo que se aprende es útil en la medida
que pueda ser aplicado.

De esta manera no habrá que utilizar la memoria, en la que no se puede confiar,


ya que la mayoría de las veces suele fallar en el momento menos oportuno.

22
6. LA REDACCIÓN

Para llegar a redactar


correctamente, es necesario
aprender primero a hablar bien y
segundo a escribir sin errores ni
faltas de ortografía.

Pocas personas logran


expresar claramente sus ideas,
principalmente porque la
mayoría no cuenta con suficiente
vocabulario para hacerlo.

Para mejorar la forma de


hablar y aumentar el vocabulario,
la mejor técnica es leer y si es
posible en voz alta, tratando de
incorporar nuevas formas de
expresión.

Para mejorar la escritura,


también la lectura es muy buena práctica, en tanto que para disminuir las faltas de
ortografía es recomendable el uso del diccionario, siempre que se tengan dudas sobre la
forma correcta de escribir las palabras. Los escritores acreditados suelen tener a mano
media docena de diccionarios que utilizan con diferentes fines. Siempre están buscando
palabras nuevas o conocidas para poder expresar con mayor rigor y claridad sus
pensamientos. Las palabras comunes se encuentran en los diccionarios comunes y las
palabras técnicas en los diccionarios relacionados con cada una de las asignaturas.

El lenguaje es el que nos permite desarrollar nuestro pensamiento, por lo cual no


podemos menos que lograr su amplio dominio para alcanzar una mayor evolución
intelectual.

Por otra parte, es necesario tener un buen conocimiento de las reglas de


puntuación (puntos, comas, punto y coma, signos de interrogación y exclamación, dos
puntos, etc.); así como también del buen manejo de los verbos, los cuales en toda
redacción no hay que olvidar de mantener en los mismos tiempos.

Luego también es muy ventajoso conocer sinónimos, para evitar repeticiones de


palabras en un mismo texto. Puede significar de mucha ayuda conseguir algún libro
específico sobre sinónimos, antónimos y parónimos.

Una vez obtenidos estos elementales primeros requisitos, para proceder a


redactar, es indispensable tener algo que decir, conocer en profundidad lo que se va a
tratar, e imaginar.

Por lo general, tradicionalmente se considera que la forma adecuada de expresar


las ideas debería tener un cierto orden, para lograr su mejor comprensión.

23
En primer lugar por ejemplo, se puede redactar una introducción al tema. En esta
parte del trabajo se pueden expresar las intenciones que tiene el autor y los objetivos
que se propone; procediendo posteriormente a detallar el contenido propiamente dicho y
dejando para el final el cierre o las conclusiones.

Lo importante en el arte de la redacción es lograr un estilo elocuente, que es lo


que en definitiva puede lograr mantener la atención del lector. Ser elocuente significa
saber expresarse con gracia, en forma amena, conmovedora, con talento para deleitar.

Otra cualidad de un buen redactor es la brevedad. No es necesario utilizar tantas


palabras para decir algo, más bien es mejor usar la menor cantidad de ellas, evitando los
párrafos demasiado largos que muchas veces dejan sin aire en los pulmones al que lee
en voz alta, sin aportar claridad al texto.

Escribir bien es un arte, llegando a satisfacer en parte, la necesidad de


inmortalidad que tiene el hombre, al lograr sobrevivir a través de sus escritos. Así como
los seres humanos que vivieron en la antigüedad dejaron sus huellas en sus pinturas
rupestres, ahora, cada día más personas escriben sus biografías.

Los medios de comunicación masivos, como la televisión o los teléfonos, han


influenciado en la modificación de los hábitos de la escritura y la lectura. Los noticieros
televisados están reemplazando a los medios gráficos y el teléfono es el responsable de
que se escriban menos cartas. Muchos se pasan largas horas frente al televisor y pocos
prefieren leer un libro en sus ratos de descanso.

Pero todo vuelve en el universo eterno, donde todo cambia y nada permanece, en
un anhelado retorno de lo auténtico, elevándose el hombre en ese devenir.

24
7. CÓMO SE HACE UN RESUMEN

Resumir consiste en hacer


una síntesis del contenido
conceptual del texto, luego de una
lectura comprensiva.

Una vez realizado el


subrayado de las palabras claves
que expresan la idea principal que
se apoya en el título, suelen ir
apareciendo partes sobre esa idea
que la irán complementando,
completando, analizando,
explicando, detallando y también
relacionando con otros temas.

El contenido del texto que


se ha destacado como conceptual,
y que se ha subrayado, constituye
el resumen del mismo, y puede
transcribirse si se desea, aunque
con la práctica se podrá notar que
no resulta necesario. Lo que sí es
importante es confeccionar un
cuadro sinóptico con ese material
ya resumido, el cual es necesario
conservar para repasar en el
momento apropiado.

Si el texto original tiene, por ejemplo, diez hojas, el resumen no debería tener
menos de dos hojas, es decir alrededor de un 20% del contenido completo, pudiendo
extenderse más de acuerdo a la calidad de trabajo que se desee.

Las ideas globales, entre las que se destacarán los conceptos y las definiciones,
se deberán transcribir al pie de la letra, en tanto que los detalles se pueden abreviar con
las propias palabras. Los ejemplos, datos y citas deberán limitarse al mínimo que
permita una exposición clara.

Se recuerda que en los márgenes del libro, resulta de mucha utilidad escribir los
conceptos claves de cada párrafo, con lápiz, para adquirir el hábito de la comprensión de
textos, a partir de la distinción entre el contenido esencial y el no necesario. También se
recomienda señalar por escrito en los encabezados de las hojas, las opiniones que va
generando lo que se está leyendo.

TÉCNICA DEL ÁRBOL

Es un modo de tomar apuntes o de resumir que facilita el aprendizaje. Se registra


en forma de árbol, donde el tronco sería la idea principal, las ramas las ideas
secundarias y las ramitas u hojitas los detalles interesantes. Se pueden utilizar

25
marcadores de distintos colores y dibujar símbolos junto a los contenidos verbales. Una
vez realizado el esquema, se procede a observarlo detenidamente durante dos minutos
para fijarlo a la memoria. Este procedimiento se puede repetir dos o tres veces hasta
recordarlo todo. Los beneficios son: incremento de la memoria, de la capacidad de
síntesis, de la inteligencia y de la creatividad. Esta técnica es muy útil para recordar sin
esfuerzo temas muy complejos que incluyen muchos detalles o características.

26
EJEMPLO

RESUMEN ESCRITO DE “CONDUCTAS PARA LOGRAR UN MEJOR


RENDIMIENTO”

1) Dormir lo necesario respetando los ritmos biológicos.

2) No ir a clase con el estómago vacío. El cuerpo necesita estar bien alimentado.

3) Cuidar la presencia personal. Una buena impresión frente a un profesor se traduce en


una mejor predisposición hacia el alumno.

4) Llevar a clase todo lo necesario para no molestar a los demás en momentos de


tensión.

5) Conseguir todos los libros que recomiendan los profesores ya que contar con el libro
adecuado simplifica las cosas y ahorra energías.

6) Evitar las llegadas tarde y las ausencias a clase para no perderse las novedades y las
actividades futuras que se programen en las mismas.

7) Elegir los primeros asientos porque la distancia es inversamente proporcional al


interés. Esta práctica permite concentrarse, no distraerse, participar, involucrarse y hasta
disfrutar de la experiencia.

8) Concentrarse en la figura del profesor sin apartar la vista de él.

9) Prestar atención a todo lo que dice el profesor, aunque no se comparta su criterio,


porque es necesario conocer el enfoque de la cátedra.

10) Tomar buenos apuntes de los conceptos de las clases teóricas.

11) Participar en las clases haciendo preguntas relacionadas con el tema que se está
tratando y emitiendo opiniones con fundamento.

12) Aceptar las reglas de juego: se puede trascender las limitaciones aceptándolas
primero.

13) Conservar una actitud honesta. Hay que elegir entre ser honesto o deshonesto.

14) Ser coherente. Si se sostiene algo luego no se puede decir lo contrario.

15) Respetar la opinión ajena. Conocer otros puntos de vista ayuda a ampliar la
conciencia.

16) Ser positivo, optimista y tener buen sentido del humor. Estar contento es un estado
de ánimo positivo que provoca situaciones satisfactorias y mejora el resultado de
cualquier tarea.

17) Ser solidario y comprensivo con los compañeros. Solamente el accionar correcto
hace posible la reciprocidad.

27
18) Respetar la propia naturaleza. El hombre es parte de la naturaleza y por lo tanto
tiene que vivir en armonía consigo mismo y con los demás haciendo lo que le es propio
y para lo que está dotado, y no pretender hacer lo que hacen los demás por miedo a ser
él mismo.

19) Aprender a relacionar los conocimientos. Si no se relaciona lo que se pretende


aprender con otros conocimientos ya adquiridos, el mismo no podrá ser incorporado.

20) Saber la diferencia entre materias y carreras. Las materias son medios para
conseguir fines, las carreras son fines en sí mismas.

21) Aprender para evolucionar. El aprendizaje no tiene como único objetivo la


obtención de un título sino que es el medio para llegar a desarrollar el potencial y la
creatividad.

22) No preocuparse y ocuparse. Es mejor la acción que la preocupación.

23) Tener confianza en sí mismo y en el orden natural. Si se actúa coherentemente se


aleja el sufrimiento.

28
8. CÓMO SE HACE UN CUADRO SINÓPTICO

Los cuadros sinópticos


son muy esclarecedores y
favorecen su grabado en
nuestra capacidad de memoria
fotográfica, ya que un esquema
siempre se recuerda mucho
más que un texto escrito.
Permite reducir el contenido a
unas pocas líneas que
representan sus aspectos más
significativos y recordarlo en el
momento que sea necesario.

Se debe partir de la
localización de las ideas
globales, de ellas derivarán las
partes que las integran y de éstas a su vez se irán derivando sucesivamente nuevos
contenidos esenciales, hasta agotar el texto. Resultará así una cadena de títulos y
subtítulos que irán mostrando su dependencia o relación entre ellos.

Para confeccionar un cuadro sinóptico, conviene previamente hacer un resumen,


ya que de esa manera resultará mucho más fácil.

Se comienza con la primera llave, que llevará el título del tema. Luego hay que
localizar en el resumen los sub-temas más importantes, los cuales serán los títulos de las
próximas sub-llaves. Cada característica asignada como contenido de dichas sub-llaves,
podrá ser aclarada abriendo nuevas llaves, y así sucesivamente, hasta completar el texto.

Es conveniente realizar este trabajo con lápiz, ya que a medida que se va


desplegando el material de estudio puede resultar necesario realizar los agregados o las
correcciones que resulten necesarias.

Cuando se adquiera el hábito de diagramar cuadros sinópticos, el estudiante


notará que con sólo mirarlo dos minutos podrá retener su imagen, pudiendo utilizarlos
para organizar un tema y desarrollarlo, respetando la secuencia y sin olvidar nada que
sea esencial.

Con el tiempo se logrará además agregarle detalles aclaratorios, que aunque no


se hayan registrado surgirán en la memoria espontáneamente evocados a partir del
contenido conceptual.

29
EJEMPLO:
CUADRO SINÓPTICO DE “CONDUCTAS PARA LOGRAR UN MEJOR
RENDIMIENTO”

( - Dormir lo necesario (respetar ritmos biológicos)


) - No ir a clase con el estómago vacío
( - Cuidar la presencia personal
) - Llevar a clase todo lo necesario
( - Conseguir todos los libros
) - Evitar llegadas tardes y ausencias
( - Elegir los primeros asientos para ( - participar
) ) - involucrarse
( ( - no distraerse
) ) - interesarse
( ( -concentrarse
)
( - Concentrarse en el profesor y prestar atención
) - Tomar apuntes
Conductas ( - Participar en clase ( - preguntando sobre lo ya leído
) ) - opinando con fundamento
(
) - Aceptar las reglas de juego
( - Ser honesto
) - Ser coherente (no contradictorio)
( - Respetar la opinión ajena (oportunidad de otros enfoques)
) - Ser positivo, optimista y solidario
( - Respetar la propia naturaleza (hacer lo que es propio)
) - Relacionar conceptos (igualdad - oposición - influencia)
( - Conocer la diferencia entre materias y carreras
) - Aprender para evolucionar (no sólo para pasar exámenes)
( - No preocuparse y ocuparse
) - Confiar en sí mismo

30
9. FICHADO DE LIBROS

Existen dos formas de extraer el


material leído en los libros para poder
conservarlo y consultarlo en cada
oportunidad que resulte necesario.

Una de las formas consiste en


resumir conceptualmente el texto que
interesa, utilizando tanto las palabras del
autor como las propias. En este caso hay que
tener mucho cuidado de no cambiar el
sentido de los conceptos al sacarlos del
contexto general.

Otra forma, la más correcta en el


sentido que otorga una mayor confiabilidad,
consiste en extraer textualmente los párrafos
considerados útiles para conservar y utilizar en el futuro.

Tanto en una como en otra forma, la ficha debería incluir lo siguiente:

1) Tema.
2) Fecha en que se realiza el fichado.
3) Materia a la que corresponde su contenido.
4) Contenido específico.
5) Autor, título del libro, páginas, capítulo, Editorial y fecha de
edición.

A continuación transcribiré como ejemplo estas dos formas de realizar el fichado


de un fragmento de un capítulo del libro “Estudiemos sin esfuerzo” de R.G.Carbonell:

______________________________________________________________________
Tema: Técnicas de Estudio Fecha: 25/3/95
Materia: Psicología

Se puede aumentar la velocidad de lectura mirando a las palabras en su mitad superior,


es decir fijando la atención en el espacio en blanco que hay entre renglón y renglón.
Hay que practicarlo entre diez y veinte minutos por día y como mínimo durante quince
días seguidos. Recomienda el autor además utilizar lectura rápida para los datos que
consideramos complementarios y lectura más lenta cuando registramos elementos
esenciales.

Carbonell, R.G.; “Estudiemos sin esfuerzo”; págs.101, 102, l03 y 104; cap.4 (1),
Editorial Edaf, Madrid, 1990.
______________________________________________________________________

31
______________________________________________________________________
Tema: Técnicas de Estudio Fecha: 25/3/95
Materia: Psicología

“...podemos incrementar la velocidad de lectura por el sólo hecho de acostumbrarnos a


mirar a las palabras en su mitad superior. O sea, discurrir por el “lomo” de las mismas.
Es más, hacerlo por el propio espacio en blanco, entre renglón y renglón, a fin de captar
el texto que va debajo.” “...probemos a intentarlo practicando entre diez y veinte
minutos por día y, como mínimo, durante quince días seguidos.” “...NO LEER
SIEMPRE A LA MISMA VELOCIDAD. Cambiar de ritmos. Avanzar lentamente en
los aspectos más importantes y significativos, para aumentar la velocidad en los pasajes
complementarios e imprimir la máxima posible en el resto.”

Carbonell, R.G.; “Estudiemos sin esfuerzo”; págs.101,102, 103 y 104. Cap. 4(1),
Editorial Edaf, Madrid, 1990.
_______________________________________________________________

Lo más práctico es utilizar fichas No.3 y guardar la información en un fichero


del mismo tamaño, por orden alfabético y por temas. De esa manera, cuando se necesite
algún dato se podrá ubicar con facilidad sin tener que recurrir al libro.

32
10. CÓMO SE PREPARA UN EXAMEN

La situación de examen casi siempre


se suele asociar con el temor y la angustia.
Se puede decir que la principal causa de este
problema se debe a una preparación
inadecuada y a la falta de seguridad que esto
genera. Este estado nervioso no permite
entender las preguntas, a las que hay que
prestarles mucha atención ya que la mayoría
de las veces se prestan a confusiones. No es
lo mismo explique que describa, analice,
identifique, compare o comente.

Si una pregunta reúne muchos temas


habrá que explicar cada uno en forma breve.
Si sólo exige un tema se deberá extender la
exposición. Si piden comparar o relacionar
dos fenómenos no es suficiente definirlos
sino que se hace necesario mencionar la relación entre ambos.

Es importante contestar las preguntas en forma organizada, empezando por una


frase global como respuesta, la cual deberá ser explicada y sustentada, tanto con detalles
como con ejemplos, es decir tratando de demostrar la forma en que se ha llegado a esa
afirmación.

Los hechos deberán ser ubicados espacial y temporalmente sin necesidad de


consignar lugares precisos o fechas exactas.

No es eficaz limitarse a describir hechos sin indicar por qué ocurrieron.

Es recomendable no dejar preguntas sin contestar ya que es mejor arriesgar una


conjetura que no escribir nada. Los profesores también evalúan la capacidad del alumno
para contestar preguntas por simple deducción.

Resulta operativo contar las preguntas y repartir el tiempo que se tiene para cada
una, empezando por las más fáciles.

La mayoría de los estudiantes comienzan a estudiar cuando se acerca la fecha de


los exámenes y esos últimos días se convierten en un calvario de sufrimiento cuyo final
es imprevisible, ya que a la inseguridad que sienten hay que agregarle la cuota de
cansancio y falta de sueño que también atenta contra el buen rendimiento.

El dominio que se logra estudiando día a día desde la primera clase, nunca se
llega a tener a último momento aunque la persona esté dispuesta a dedicarle muchas
horas al estudio.

Dominar una materia significa entender cualquier pregunta sobre el tema aunque
para hacerla, el profesor haya utilizado el abordaje más complejo; porque cuando el
alumno conoce y comprende nada le resulta difícil.

33
Tanto en el nivel secundario como en el universitario la forma de preparar un
examen final es la misma.

En primer lugar, se deberá contar con todo el material relacionado con la


materia, que por lo general suelen ser los apuntes de clase y las fichas de los libros que
supuestamente han sido consultados a lo largo del curso.

Para preparar una materia libre, se necesita un mes, y para una asignatura que se
ha regularizado, el tiempo para el repaso demandará una semana.

Si se superpusieran dos fechas de exámenes diferentes, se deberá dedicar dos


horas por la mañana a una y dos horas por la tarde o noche a la otra. Si no fuera posible
esta distribución del tiempo, se sugiere elegir los horarios disponibles tratando de
mantener entre las dos un intervalo no menor de dos horas.

Si el estudiante ha seguido durante el año las recomendaciones de estas reglas de


estudio, solamente necesitará dedicarle dos horas por día a cada materia según lo
mencionado con anterioridad, ya que a esa altura debe de disponer de todo el material
resumido y organizado.

Hay que procurar obtener un programa de la materia y a partir de él seguir paso


a paso su contenido tratando de cumplimentar cada uno de sus puntos con toda la
información de que se dispone. Se procederá entonces a dividir las unidades del
programa por el número de días que se tengan para preparar el examen; de esa manera
cada día se tendrá una cantidad igual para estudiar, en la forma en que habitualmente se
ha hecho durante el año, es decir dedicándole al estudio dos horas por día. Si los días
excedieran a las unidades del programa, conviene reservar dos o tres días para un repaso
general.

De esta sencilla manera, el resultado favorable se debe considerar asegurado,


con un rendimiento óptimo y un esfuerzo mínimo.

Se hace necesario cambiar de punto de vista con respecto a lo que la mayoría de


los estudiantes piensan que es un examen. Hay que considerar que en la vida siempre se
está dando examen y que es una situación difícil de eludir que cada uno tiene que
aprender a manejar para no sentir angustia o ansiedad.

Un examen en el sentido académico, es la oportunidad de demostrar lo que se


sabe, es decir, si es que realmente se ha llegado a dominar lo necesario respecto a la
disciplina que se ha elegido, poniendo a prueba además el propio criterio para
seleccionar y detallar la información pertinente.

Es una de las pocas veces en que otra persona, supuestamente idónea, presta
verdadera atención y escucha a otra con interés, ya que se sabe lo poco dispuesto que
suele estar todo el mundo a escuchar a otro.

Es un momento de desafío en el que la emoción y la expectación embarga a la


persona provocándole un estado de excitación que la hace sentir viva. La rutina de las
clases cotidianas deja paso al momento de la evaluación que es más emocionante que
rechazante.

34
Hay que desear aprobar el examen pero nunca hay que comprometerse
demasiado con los resultados, porque lo que importa no es lo que pueda pasar después
sino lo que está pasando en ese momento. La preocupación desmedida por los
resultados es la condición necesaria, pero no suficiente, para el bloqueo mental. En ese
momento lo que menos tienen que importar son los resultados porque lo importante es
la experiencia misma que se está viviendo.

Si se aprende a vivir esta experiencia como un desafío y sin miedo, se aprenderá


también a hacerles frente a otras experiencias que demanden audacia y creatividad.

DEFINICIONES ÚTILES PARA ENTENDER LAS PREGUNTAS DE EXAMEN

La mayoría de los estudiantes puede llegar a tener dificultades para entender lo


que sus profesores les preguntan en los exámenes. Este problema muchas veces se debe
a que además de evaluar los conocimientos, los responsables de las cátedras desean
saber la capacidad de sus alumnos de interpretar un lenguaje menos corriente utilizando
términos más académicos.

A veces los cuestionarios se convierten en verdaderos obstáculos difíciles de


salvar, porque no se puede llegar a comprender el significado de algunas palabras de
uso frecuente en las evaluaciones.

Para prevenir tales contratiempos considero de utilidad la lista de definiciones


que detallo a continuación:

COMPARAR: Fijar la atención en dos o más objetos para descubrir sus relaciones o
estimar sus diferencias o semejanzas. Cotejar.

CONSIDERAR: Pensar, meditar, reflexionar una cosa con atención y cuidado. Juzgar,
estimar.

CONTRASTAR: Mostrar notable diferencia o condiciones opuestas de dos cosas.

CRITICAR: Juzgar de las cosas, fundándose en los principios de la ciencia, o en las


reglas del arte.

DEFINIR: Fijar con claridad, exactitud y precisión la significación de una palabra o la


naturaleza de la cosa.

DESCRIBIR: Delinear, dibujar, figurar una cosa, representándola de modo que dé


cabal idea de ella. Representar personas o cosas por medio del lenguaje.

DISCUTIR: Examinar atenta y particularmente una materia. Alegar razones contra el


parecer de otro.

ESQUEMATIZAR: Representar una cosa en forma ordenada y gráfica.

ESTABLECER: Ordenar, fijar un nuevo ordenamiento.

35
EXPLICAR: Exponer cualquier materia, doctrina o texto difícil por palabras muy
claras. Dar a conocer la causa o motivo de alguna cosa.

ILUSTRAR: Dar ejemplos para aclarar un tema o explicarlo a través de un gráfico o


dibujo.

INTERPRETAR: Explicar o declarar el sentido de una cosa. Traducir, entender,


comprender.

JUSTIFICAR: Probar una cosa con razones convincentes, testigos y documentos.

PROBAR: Hacer examen y experimento de las cualidades de personas o cosas.


Justificar, manifestar y hacer patente la verdad de una cosa.

RECONSTRUIR: Volver a construir, unir, evocar ideas para completar el


conocimiento de un hecho o el concepto de una cosa.

RELACIONAR: Destacar las conexiones, enlaces o correspondencia entre unas cosas


y otras, ya sean referencias de igualdad, de oposición o de influencia o causalidad.

RESUMIR: Reducir a términos breves y precisos lo esencial de un asunto o materia.

VALORAR: Señalar el grado de estimación propia de un concepto o cosa.

Definiciones basadas en las que se registran en el Diccionario Manual Espasa-Calpe,


edición del año 1947.

EL MIEDO A LOS EXÁMENES

El miedo es un sentimiento normal de inquietud frente a una situación de peligro


real o imaginario. Es una defensa natural que resguarda al organismo frente a las
agresiones del medio, que pueden atentar contra su seguridad.

Entre el miedo normal y el patológico existe una diferencia de grado, referida a


su magnitud y a su permanencia en el tiempo.

El miedo puede llegar a bloquear emocionalmente a una persona y a perturbar su


rendimiento. En estos casos, lo mejor es utilizar la técnica de la pantalla mental, que
esencialmente consiste en realizar quince días antes, diariamente, un ejercicio de
desensibilización proyectando en una pantalla imaginaria la escena del examen,
desarrollándose en forma óptima.

Enfrentar los miedos es la mejor manera de liberarse de ellos y la reflexión, el


conocimiento y el sentido común ayudan a alcanzar ese objetivo.

36
Las respuestas al miedo pueden ser tanto la huída o evitación como la
paralización o inacción. Por ejemplo, algunas personas evitan presentarse a un examen
por temor y otras en pleno examen, por el mismo motivo, no pueden recordar lo
aprendido aunque hayan estudiado.

Una forma eficaz para llegar a dominar el temor es no comprometerse


demasiado con los resultados, dejando de pensar en la nota y dándole prioridad al deseo
de conocer y saber.

Las personas que temen a los exámenes son también temerosas ante cualquier
situación nueva que implique riesgo, frustración o pérdida. El miedo tampoco les
permite animarse a ser creativas en las evaluaciones y tienden a repetir lo que leen sin
ningún tipo de compromiso personal, desconfiando de sus propias convicciones. No
saben que sin ese compromiso no pueden asimilar los conocimientos y hacerlos propios.

El miedo es un sentimiento negativo porque no permite el natural desarrollo y


crecimiento, y es inseguridad en sí mismo y en las propias capacidades.

37
11. LA MEMORIA

La memoria es la capacidad de
evocar, recordar y reproducir conceptos,
hechos, imágenes o cualquier conocimiento
adquirido.

Las personas que tienen buena


memoria, tienen además capacidad de
atención, observación y concentración.

La atención espontánea se refiere a la


posibilidad de concentración en un objeto o
situación que le interese a un sujeto. De esta
manera la atención se fija sin esfuerzo por
parte del observador. Por ejemplo, no cuesta
nada escuchar atentamente la música que
interesa, agrada y se desea escuchar.

La atención puede ser voluntaria y en


estos casos demanda un esfuerzo para
mantener el nivel de concentración, mientras
la inteligencia se ocupa de ordenar y relacionar los datos observados para entenderlos e
incorporarlos. Lo que no interesa exige memoria voluntaria y en consecuencia mayor
dedicación, por lo que es importante estudiar lo que resulta de interés y agrado.

El hombre conoce y retiene lo que conoce por la acción de la memoria. La


atención, la observación y la concentración favorecen el registro en la memoria de los
de los hechos y conocimientos que se quieren recordar.

La motivación, es decir, el interés que una persona tenga por un determinado


hecho, objeto o conocimiento, es el factor principal para que el registro de esos datos no
signifique un esfuerzo.

La motivación surge de una necesidad interior, que muchas veces es provocada


por factores externos. Por ejemplo, la publicidad crea necesidades y motiva a la gente a
comprar productos. Otro ejemplo puede ser un profesor que explica bien, simpático,
afectivo, con verdadera vocación para la docencia, que logra despertar en sus alumnos
la necesidad de saber, crecer y hasta ser como él.

También es posible motivarse a sí mismo, proponiéndose objetivos, planeando el


futuro, tratando de alcanzar metas posibles o imaginándose cada día mejor como
persona.

Los jóvenes suelen estar muy preocupados por lograr la atención y el respeto de
sus compañeros y amigos. Recurren para ello a muchos recursos, como por ejemplo
llamar la atención con la violencia y la agresividad, usando ropa de moda muy cara,
manejando a gran velocidad, fumando o consumiendo alcohol o drogas.

38
No se les ocurre pensar que un joven puede resultar mucho más atractivo y gozar
de la preferencia de los demás en forma más genuina, cuando dice cosas interesantes, es
educado, honesto, culto, coherente y además confiable.

Llegar a ser alguien muy especial puede ser la motivación para comenzar a
desarrollar el intelecto, a partir de los ocasionales conocimientos que se puedan adquirir
en el colegio. Estos pueden representar la llave que abre la puerta de la posibilidad de la
realización personal.

El conocimiento habilita al hombre a ampliar su conciencia y a distinguirse de


los demás como ser único y distinto, con un estilo y destino propio.

TÉCNICAS PARA LA MEMORIA

Cualquier concepto o hecho que se desea recordar se logra fijar con facilidad si
es asociado a otros conceptos o hechos que ya se han aprendido. Este principio es el que
se utiliza en la mayoría de las técnicas para la memoria.

Por lo general, una vez que se ha leído tres veces un texto que se ha
comprendido, no resulta necesario utilizar ninguna técnica de memoria, ya que los
conceptos quedan registrados de la mejor manera posible. Sin embargo, algunas veces,
debido a la extensión y complejidad de algunos temas se hace necesaria la utilización de
estas técnicas, de las cuales no conviene abusar, ya que se trata de un medio mecánico
que no hace al desarrollo personal sino que sólo tiene un objetivo práctico.

RELACIÓN ENTRE IMAGINACIÓN Y MEMORIA

La imaginación puede ayudar en forma efectiva a grabar temas difíciles, por ejemplo,
exagerando las características de lo que se desea recordar y las de aquello con lo que se
asocia.

Por ejemplo: si se desea recordar la palabra militar, imaginar un militar gordo y grande
con un uniforme que le queda chico. Imaginándolo en movimiento, el movimiento
refuerza la memoria de las imágenes.
Por ejemplo: en el caso anterior tratar de imaginar al militar cabalgando sobre un burro.
Reemplazando lo que intentamos recordar dándole aplicaciones insólitas.
Siguiendo el ejemplo anterior: imaginar la figura de un militar en las latas de la
gaseosa que consumimos habitualmente.

La imaginación es una función psicológica fundamental para el desarrollo de la


creatividad. Conviene entrenarse en esta actividad para estimular la inteligencia.

INTERFERENCIAS EN LA MEMORIA

A continuación se citan algunas prácticas útiles para evitar las interferencias en la


memoria:

- Evitar intercalar otros temas antes de haber aprendido el que nos ocupa.

39
- Antes de intercalar otros temas de estudio dejar pasar unos breves minutos de
descanso.
- Intercalar temas distintos entre temas semejantes. Por ejemplo: estudiar primero
Historia, luego Matemáticas y después Instrucción Cívica.
- Ordenar el estudio de acuerdo al siguiente esquema, teniendo en cuenta lo dicho
anteriormente: primero lo más fácil, segundo lo más difícil y por último lo intermedio.

DESPEJAR LA MENTE

Respiración: Tanto la memorización, como la atención y sobre todo la concentración,


han de apoyarse en una respiración baja y lenta. Para este objetivo recomendamos la
práctica de la respiración profunda.

Control del diálogo mental: La mente siempre está saltando de pensamiento en


pensamiento. Hay que silenciar el diálogo mental interno, con la ayuda de la entrega
total a cada cosa que se está haciendo. Ocuparse del aquí y ahora y no preocuparse con
pensamientos negativos.
Cuando llega a la mente espontáneamente uno de esos pensamientos, reaccionar con las
palabras “NADA DE ESO” y concentrarse en el presente y en lo que se está haciendo o
diciendo.
Si el pensamiento que acude a la mente es importante, se puede anotarlo para ocuparse
después.
Hay que tratarse a sí mismo con benevolencia, perdonándose los errores y renovando
con entusiasmo los propósitos de futuro. Lo importante es seguir adelante y las cosas
van a salir bien si no se pierden de vista los objetivos y si se actúa en forma coherente
para lograrlos.
El pensamiento siempre está antes que la acción. Si se piensa en positivo las cosas van a
salir bien, si se piensa en negativo todo puede salir muy mal.

MNEMOTECNIA

Ejemplo de aplicación:

Para recordar una serie de palabras como las siguientes:

-Estudiar
-Respetar
-Elegir
-Concentrarse
-Aprender
-Participar
-Aceptar

Se puede confeccionar una palabra con las primeras letras de cada palabra, que en este
caso es ERECAPA.

En el próximo ejemplo, la aplicación se traduce en una frase siempre más fácil de


recordar que la memoria aislada de los nombres en su orden y oportunidad.

40
-Memoria ME
-Atención ATÉ
-Percepción PER
-Objetivo O
-Motivación M
-Entusiasmo E
-Vocación VO
-Lectura LÉ

Quedando la frase “ME ATÉ PERO ME VOLÉ”.

Ejemplo:

Una fórmula matemática:


abcd = bc - adcb

La frase que podría quedar sería: “Ana busca con devoción buenos compañeros además
de camaradas bondadosos.”

Si tratamos de recordar los ingredientes de una receta de cocina el procedimiento sería


así:

-Harina
-Huevos
-Levadura
-Agua

Podríamos forma la palabra “HAHUELA”.

Otra forma operativa para recordar una serie de datos demasiado larga, puede ser
agruparlos, utilizando un determinado criterio común.

Por ejemplo: Si tuviéramos que recordar la lista de “Conductas para lograr un mejor
rendimiento” que se mencionan en estos apuntes, podríamos recordarlos, utilizando un
criterio de lugar:

En casa:

1) Dormir lo necesario
2) No ir a clase con el estómago vacío
3) Cuidar la presencia personal
4) Llevar a clase todo lo necesario
5) Conseguir los libros

En clase:

6) Evitar las llegadas tarde y las ausencias a clase


7) Elegir los primeros asientos
8) Concentrarse en el profesor
9) Prestar atención
10) Tomar buenos apuntes

41
11) Participar en clase

Se puede recordar otro grupo empleando un criterio de relación interpersonal, por


ejemplo:

Con los compañeros:

13) Ser solidario con los compañeros


14) Ser honesto y coherente
15) Aceptar las reglas
16) Respetar la opinión ajena

Se puede completar la lista con un criterio personal, por ejemplo:

Con uno mismo:

17) Ser positivo


18) No preocuparse y ocuparse
19) Tener confianza en sí mismo
20) Respetar la propia naturaleza

MEMORIA DE NOMBRES Y NÚMEROS

Para recordar nombres de personas:

- Prestar atención y escuchar bien.

- Solicitar la repetición.

- Mencionar los nombres repetidas veces en la conversación con algún pretexto.

- Asociar el nombre con alguna característica de esa misma persona.

- Al asociar nombre-persona, ver alguna particularidad singular o si ella se parece a


alguien que se conoce.

- Vincular los nombres con palabras que signifiquen lo mismo. Por ejemplo: el apellido
Lechuga con ensalada, Ana con princesa, Luis con Rey.

- La asociación debe ser espontánea y no demasiado forzada porque de esta manera su


recuerdo no resulta duradero.

- Relacionar la profesión con personajes. Por ejemplo: si se trata de un abogado


defensor imaginarlo como Perry Mason. Si fuera un detective privado imaginarlo con
gorra y lupa al estilo Sherlock Holmes.

- Las imágenes exageradas y en movimiento también son de gran ayuda. Por ejemplo:
para recordar que un profesional es médico cirujano se puede imaginarlo con el atuendo
para operar cortando con un serrucho.

42
- Para recordar apellidos, por ejemplo: si los apellidos sugieren objetos, animales o
lugares como Andino, Cordero o Caballero; Andino, se asocia fácilmente con sistema
montañoso andino, cordero con un animal que provee de lana y caballero con un
hombre gentil.

- Si no sugieren significado por sí mismos se deberán separar en sílabas y asociarlo con


objetos, animales o situaciones relacionadas con esa persona.
Por ejemplo: Ledesma, que es panadero, asociarlo con levadura, desayuno y masa.

PARA RECORDAR ROSTROS

Suele dar resultados imaginar una caricatura de la persona con los detalles
sobresalientes de su rostro, coloreándola exageradamente y vinculándola con sus
actividades.

Cada persona puede desarrollar su propia técnica, lo único que necesita es un


poco de imaginación y audacia.

No es conveniente priorizar la memoria en detrimento de las ventajas que ofrece


estudiar comprendiendo y relacionando los conceptos.

Hay que recordar que así como la memoria exige asociar, la comprensión obliga
también a relacionar, pero el objetivo de la memoria es recordar y el de la comprensión
es aprender y cuestionarse para innovar.

Para fijar algo en la memoria se puede asociar el concepto a algo arbitrario, es


decir, que dicha asociación puede no formar parte de ese cuerpo de conocimiento; en
tanto que para comprender siempre hay que entender el significado y relacionarlo con
las ideas que ya se tienen sobre el tema, cuestionándose sobre todo lo que se da por
sentado para permitir el desarrollo de la creatividad.

La memoria es necesaria porque posibilita evocar las relaciones de las cosas


entre sí a partir de un concepto, el cual, por sí solo va sugiriendo la aparición de otros,
vinculados a través de diferentes aspectos del mismo. De ese modo, los conocimientos
pueden ir encadenándose entre sí unos a otros formando un todo coherente, difícil de
olvidar.

La memoria así entendida no exige esfuerzos sino que se logra naturalmente,


como una función mental automática que no depende de la voluntad.

Hay que tratar de aprovechar al máximo las potencialidades y no confiar


demasiado en las técnicas, que pueden ser útiles sólo como simples herramientas al
servicio del hombre.

43
12. LA INTELIGENCIA

La inteligencia del hombre se


distingue esencialmente por su capacidad de
conocimiento y comprensión debido
principalmente a un mayor desarrollo
cerebral y a las características anatómicas de
la garganta que le permitieron el desarrollo
del lenguaje articulado, con el cual puede
llegar a reflexionar en forma compleja,
imaginar y crear.

La inteligencia sigue actuando


aunque una persona no sea consciente.
Muchas veces aparece espontáneamente la
solución de un problema cuando se lo ha
dejado de lado y también es frecuente recordar algo cuando dejamos de intentarlo.

El hombre es un animal pensante y su pensamiento llega a trascender lo que


percibe, es decir que no sólo elabora ideas a partir de lo evocado sino también desde su
propia interioridad. La idea de Dios, existente en todas las culturas, lo comprueba.

Se ha independizado de los instintos y puede postergarlos, y esta libertad de ser


responsable de sus decisiones y de su vida lo sumerge en un laberinto de dudas, miedos,
desamparo y desesperación.

Así como los niños necesitan el apoyo de sus padres para crecer, el hombre
adulto actual todavía en gran medida necesita bastones psicológicos para vivir.

Esta necesidad puede deberse a una educación que fomenta la dependencia y el


temor al abandono, a la pérdida, al aniquilamiento y al cambio; pero también puede ser
consecuencia lógica del sentimiento de desamparo frente al misterio de la vida.

La educación seguirá siendo un freno a la creatividad si continúa centrándose en


la transmisión de conocimientos inconexos. En estos casos, los responsables tienden a
brindar información fragmentada y la imagen de un mundo dividido. La ciencia actual
todavía es un modelo de aislamiento en cada una de las disciplinas. No importa si un
descubrimiento afecta a otras ramas del conocimiento y por lo tanto al mundo y a las
personas, sino que lo que se persigue es encontrar el filón que genere dividendos.

La naturaleza siempre gana y ya se están observando reacciones frente al abuso


de ella, que atentan contra la supervivencia, como lo demuestran la disminución del
nivel de ozono en la atmósfera, la contaminación del agua, los cambios climáticos, etc.

El hombre tiene que comenzar a buscar respuestas a sus necesidades dentro de sí


mismo.

Por ejemplo, la naturaleza lo ha dotado de todos los recursos para defenderse de


todo aquello que pueda atentar contra su equilibrio físico. El sistema inmunológico

44
siempre acude a la primera señal de peligro y todos los sistemas de auto-regulación
están a su alcance funcionando en forma involuntaria e inteligente.

La inteligencia no se encuentra sólo en las neuronas sino también en cada una de


las células del cuerpo que se sabe conocen sus funciones a la perfección de acuerdo a las
variaciones e invasiones del medio ambiente.

Sin embargo mucha gente se enferma y muere a causa de enfermedades, como si


fallaran los controles naturales.

Los estados anímicos no ocupan solamente el pensamiento de una persona sino


que llegan a perturbar hasta la última de las partículas subatómicas de su cuerpo porque
la mente y el cuerpo representan una unidad indivisible.

Así como lo que pensamos también es expresado por el cuerpo, aquello que
físicamente sentimos es interpretado por la mente y ambas maneras nos afectan.

Si los sistemas orgánicos pueden ser afectados también pueden ser equilibrados
y la intención del pensamiento es la forma para lograrlo.

Si deseamos estar bien, la unidad cuerpo mente mantendrá el equilibrio y así


será, y si queremos aprobar un examen lo aprobaremos también con la intención, la
inteligencia, el conocimiento y nuestra conducta.

La actitud positiva subyacente a todos los actos y la confianza y seguridad en sí


mismo es lo que orienta para alcanzar la meta. La coherencia y la firmeza de los
propósitos permiten concretar los pensamientos que son los que modelan las acciones.

Todas las personas son inteligentes, las diferencias individuales están


relacionadas más con los intereses y las habilidades específicas de cada una que con su
capacidad intelectual.

Una persona interesada en una determinada disciplina parecerá más inteligente


que otra que no tiene el mismo interés y rendirá mucho más con un mínimo esfuerzo.
Igualmente, si alguien posee habilidad y destreza para una actividad superará
ampliamente a cualquiera que no la tenga, independientemente del potencial intelectual
que manifieste.

Por esta razón es indispensable que cada uno elija el aprendizaje de las
actividades para las cuales está dotado y que sean de su interés. Si no se respetan estos
requisitos, el estudio se convertirá en un sacrificio, cuyos resultados serán, la
inseguridad y la desconfianza en la propia capacidad, para desempeñarse en el futuro en
ese trabajo.

La inteligencia del hombre no puede conocer aún el significado de la vida y de la


realidad en la cual está inmerso, sólo le queda confiar en su propia subjetividad para
continuar con la creación del mundo, respetando el modelo de la naturaleza, de la cual
forma parte.

45
13. CÓMO SE HACE UNA MONOGRAFÍA

Una monografía literalmente


significa descripción original. Es un estudio
especial sobre un tema determinado,
generalmente basado en una investigación
científica, fundamentada en bibliografía
especializada, o bien, en experiencias o
experimentos realizados.

En los colegios secundarios se


comienza haciendo trabajos prácticos, que
es una forma más elemental de ejecución,
pero luego en el nivel terciario los
requerimientos académicos exigen la
confección de monografías, que necesitan
mayor rigor formal y científico.

El tema de una monografía puede ser propuesto por la cátedra o bien puede ser
elegido por los alumnos. En este caso, se puede encontrar un buen título en los índices
de los libros que se refieren a lo mismo, donde cada capítulo puede sugerir algún
postulado que resulte interesante investigar.

Una monografía parte de una hipótesis, o supuesto, que se tratará de demostrar


durante el desarrollo del trabajo, en forma coherente y lógica, y concluye con los
resultados obtenidos que serán los hechos que comprobarán lo enunciado.

Escribir una monografía equivale a escribir un pequeño libro, ya que se rige por
las mismas pautas.

En primer término, debe tener: un título, un índice, un prólogo y una


introducción.

El título se refiere al tema específico que se trate. El índice consiste en el detalle


de los títulos y sub-títulos que aparecerán en el desarrollo, con el número de página que
les corresponda.

El prólogo puede ser optativo, ya que puede expresar reflexiones y comentarios


sobre las motivaciones que dieron lugar al trabajo, y los agradecimientos por las
colaboraciones o aportes hechos por personas e instituciones.

La introducción es una parte muy importante de la monografía, ya que intenta


reflejar una descripción abreviada de los objetivos del trabajo, del desarrollo del mismo
y de las conclusiones a las cuales se llegará a través del mismo.

Luego de la introducción se deberá comenzar a redactar el tema principal, el cual


podrá estar dividido en capítulos o sub-temas.

Este contenido o cuerpo de la monografía se puede ordenar en tres partes, a


saber: el inicio o descripción, el desarrollo propiamente dicho y el final o la conclusión.

46
El inicio deberá incluir el detalle de todos los datos que se han recopilado y las
hipótesis de las cuales se parte para la investigación o estudio a realizar.

El desarrollo se refiere al análisis de todos los datos, las relaciones entre esos
datos, los ejemplos, las estadísticas, etc.

El final o la conclusión se deberá referir a los resultados de los estudios


realizados y de los datos obtenidos así como también a las nuevas preguntas que surjan
a partir de la investigación realizada, sin olvidar además de registrar el propio criterio
sobre el tema, con el fundamento adecuado.

Esta secuencia no necesita ser tan rigurosa, pero es importante mantener ese
orden, para que la lectura de dicho trabajo resulte clara, fácil y útil para futuras
investigaciones.

Todas las afirmaciones deben estar cuidadosamente documentadas y si no, se


deberá indicar que son propias.

Una vez finalizada la obra, se deberá detallar la bibliografía consultada, es decir


el título de todos los libros utilizados para llevarla a cabo, así como también los
nombres de los autores de cada uno de ellos, la editorial que lo imprimió, la ciudad o
país donde se editó y el año en que se publicó la última edición.
Por ejemplo: R.G.Carbonell, “Estudiemos sin esfuerzo”, Editorial Edaf, España, año
1987.

Además, luego de la bibliografía, se puede también incluir un glosario de


definición de términos, es decir una lista de las palabras que se han utilizado, que por
sus características técnicas no se puedan encontrar en el diccionario.

De esta sencilla manera se puede realizar un verdadero trabajo serio, con rigor
científico, logrando cumplir ampliamente con las demandas de cualquier nivel
académico.

Un ejemplo de monografía es este trabajo, que usted está leyendo.

47
14. CÓMO SE CONFECCIONA UN CURRÍCULUM

El currículum es la historia académica y


laboral de una persona, que se utiliza para ser
presentado en todas aquellas circunstancias en que se
necesita acreditar esas referencias.

Las situaciones en las que habitualmente se


requiere este requisito, suelen ser por ejemplo, la
solicitud de un empleo o la participación a
conferencias, seminarios o cualquier otro evento
cultural, comercial, institucional o social, en el que
se desee evaluar las condiciones de una persona, para
hacer frente a esa circunstancia con la debida
solvencia moral y profesional.

Un currículum deberá presentarse en


impecables condiciones, preferentemente escrito a
máquina y acompañado de una carpeta. En primer
término se deberán detallar los datos personales a saber:

Nombre
Domicilio
Teléfono
Edad
Profesión
Ocupación
Estado Civil
Hijos
Números de DNI o NIF, Cédula de Identidad, DGI, y Matrícula Profesional.
Fecha y Firma

A continuación, en hoja separada, se deberá informar sobre la ocupación actual y


las anteriores, en ese orden, hacia atrás en el tiempo.

Luego, deberán detallarse los trabajos de investigación realizados, así como


también las participaciones en conferencias, seminarios, etc.

Por último se deberán incluir los títulos obtenidos, tanto a nivel universitario
como secundario, así como también todos los estudios de postgrado realizados que
puedan certificarse debidamente.

Es importante respetar este orden de secuencia ya que no hay que olvidar, que lo
que se considera de mayor interés en selección de personal, es la actividad que se está
desarrollando en la actualidad o la que se realizó en la última ocupación; así como
también los estudios de especialización o actualización más recientes.

La presencia es también un factor importante en la oportunidad de la


presentación de un currículum. Tanto la pulcritud como la vestimenta adecuada y prolija

48
agregarán puntaje al mismo, así como también los buenos modales, el lenguaje claro y
la seguridad en la forma de expresarse y en los objetivos deseados.

La persona que presenta un currículum, tiene también el derecho de conocer


todo lo que le interese sobre la institución o empresa donde puede llegar a desarrollar
actividades, así como también condiciones, sueldo y demás asignaciones que le ofrecen
por su trabajo.

La claridad de los objetivos y la seguridad y confianza en sí mismo proyectan


una imagen favorable que predispone positivamente a la consideración de los demás
antecedentes que figuran en el currículum.

49
15. LECTURA DE DIARIOS

Es recomendable la lectura de un
diario de buen nivel. Una persona común,
con el hábito diario de la lectura de un
periódico puede aumentar y mejorar su
vocabulario, informarse adecuadamente
sobre los distintos aspectos de la realidad del
país y del mundo, lograr un mayor caudal de
conocimientos generales, aprender buena
ortografía e incrementar sus intereses.

Los diarios son órganos de difusión


de información sobre la actualidad local y
del exterior. En Argentina, las noticias
extranjeras ocupan buena parte de su
contenido, fenómeno que no se produce en
otros lugares, donde las noticias locales
apenas dejan un pequeño margen para los
acontecimientos que ocurren en otras partes del mundo.

En la actualidad la tendencia de los medios gráficos y también de los otros


medios, consiste en magnificar los hechos negativos ya que existe la creencia
generalizada de que la buena noticia no vende. De esta manera surgen cotidianamente
temas intrascendentes pero sensacionalistas, los cuales llegan a ocupar destacados
lugares en todos los diarios y revistas, en detrimento de la información útil y necesaria.

Algunos periodistas creativos han intentado imponer nuevas modalidades, como


por ejemplo la idea de la publicación discontinua, que propone publicar cuando se
justifique y no sólo para difundir repeticiones o rumores y trascendidos inexistentes que
provocan solamente confusión y malestar general. Es una muy buena idea que además
reportaría beneficios ecológicos con el consecuente ahorro de papel.

Pero hasta ahora lamentablemente no hay nada nuevo bajo el sol con respecto a
este tema y salvo pocas excepciones, la tendencia es respetar las leyes sagradas del
mercado.

Con todo, considero que la lectura cotidiana de un diario puede contribuir


significativamente a favorecer y ampliar la cultura general de una persona.

Si se procede a acostumbrarse a esta práctica se podrá notar que las notas


referidas a un tema específico tienen continuidad, ya que periódicamente, se incluyen
referencias históricas explicativas, que posibilitan introducirse en esa materia con
facilidad aún sin tener ningún conocimiento sobre la misma.

Una forma práctica de leer el diario consiste en comenzar leyendo todos los
titulares. Posteriormente se eligen los artículos que más interesan, y se los lee
completos. Luego, se puede incursionar en aquellos que resultan menos atractivos, con
el fin de vencer los prejuicios y darse la oportunidad de ampliar el campo de intereses.

50
Con el tiempo, desarrollando esta práctica, se adquirirá el hábito de su lectura
minuciosa.

Leer el diario exige una actitud activa. No se puede leer pasivamente sino que
hay que involucrarse con los contenidos, captando la postura que subyace y adoptando
una posición crítica desde la propia forma de ver la realidad.

Los diarios siempre expresan entre líneas su ideología y por lo general les resulta
muy difícil ser totalmente objetivos. No se limitan a informar sobre los hechos sino que
los interpretan y modifican proyectando sus propios puntos de vista.

Es necesario aprender a no dejarse influenciar por las opiniones sin fundamento


que generan las informaciones y analizar personalmente los hechos concretos.
Tampoco hay que prestar atención a las noticias escritas en condicional (podría...
habría... sería...) que aunque no afirman nada, sino que sólo se refieren a un hecho
hipotético, buscan captar el interés, adelantando acontecimientos que por lo general no
ocurren y que no pocos llegan a interpretar como sucesos realmente acontecidos.

Otra realidad preocupante relacionada con los medios gráficos, es la influencia


de la publicidad en las noticias. Muchas noticias están condicionadas por la publicidad
asociada y si su nivel lo justifica, el anunciante puede adquirir el derecho de publicar lo
que esté al servicio de sus propios intereses, sin tener en cuenta otras consecuencias que
no sean el rédito económico que dichas publicaciones le reportan.

No en vano se lo denomina el cuarto poder, ya que pueden contribuir hasta a


modificar tendencias, desestabilizando o imponiendo gobiernos.

La información tendenciosa y mal intencionada de algunos medios gráficos


puede llegar a influenciar a aquellos lectores con convicciones poco firmes, que no
tienen una postura tomada y que se dejan convencer sin suficiente fundamento,
sensibles a los rumores, críticas, chismes, etc.

Las personas seguras de sí mismas, con criterio propio atienden a los hechos, no
a los dichos, y recién frente a ellos despliegan su juicio crítico en función a su forma de
ver la realidad.

51
16. LA SUPERLECTURA

La superlectura es la técnica que


permite alcanzar mayor rapidez en la
lectura.

El bajo rendimiento en los estudios y


las dificultades que tienen algunos alumnos
para estudiar, muchas veces se debe a que
no leen en forma correcta. Algunos, más
que leer parecería que estuvieran
descifrando jeroglíficos.

Leer bien, significa hacerlo sin titubeos y sin deletrear tratando de identificar las
letras como si se las viera por primera vez. La atención puesta en las letras no permite
centrarse en lo que se está leyendo perturbando la comprensión de los textos.

Para aprender a estudiar, primero hay que aprender a leer perfectamente, en


forma automática y rápida.

Los niveles universitarios exigen la práctica de la superlectura, porque se hace


necesario leer mucho material y comprenderlo, descartando lo que no es pertinente al
tema y rescatando lo que es esencial. Si no se cuenta con esta práctica, se puede llegar a
dedicarle al estudio muchas horas con muy pocos resultados y llegar a la falsa
conclusión de pensar que estudiar no es para todos.

Los buenos lectores logran captar de una sola ojeada más de una palabra cuando
leen; no se detienen tanto en las pausas y menos retroceden en la lectura. Es una
habilidad que cualquiera puede llegar a tener con el entrenamiento adecuado.

Se comienza con una práctica diaria de no menos de 15 minutos por día, si es


posible siempre a la misma hora, y se debe proceder de la siguiente forma:

1) Se elige un artículo que interese, de dos o tres carillas de extensión.

2) Se lee rápidamente entendiendo el significado y controlando el tiempo que se emplea


con el segundero de un reloj.

3) Se divide la cantidad de segundos empleados por la cantidad de palabras leídas en


ese tiempo, obteniendo de esta manera la velocidad de palabras por minuto (aplicando
una regla de tres simple).

4) Se practica con otros textos del mismo tamaño 15 minutos todos los días a la misma
hora, controlando el tiempo sólo en la primera lectura.

5) Se repite este entrenamiento durante 15 días.

7) La mejoría media consiste en llegar a leer al doble de la velocidad original.

52
17. LECTURA FOTOGRÁFICA

Si se ha estudiado cotidianamente de
acuerdo a las pautas de este método,
periódicamente se presentará la necesidad de
volver a refrescar los conocimientos
adquiridos para rendir los exámenes. Este
hecho, lejos de representar una amenaza, se
puede convertir en una rutina desprovista de
oscuros presagios, con ayuda de la técnica.

Todos saben que cuando se desea


evocar un tema específico leído en un
determinado libro, lo primero que llega a la
memoria es la configuración de la hoja que lo
contiene y que una vez que esto se logra, por
lo general resulta bastante fácil recordar al
contenido propiamente dicho.

Una forma apropiada para organizar y aprovechar convenientemente esta


capacidad de la mente consiste en proceder de la siguiente manera.

Se observa cuidadosamente el libro, las tapas, el índice, el prólogo y la


introducción en forma global sin detenerse en las palabras individuales sino en la
configuración total de cada página. Seguidamente se continúa con la lectura fotográfica
del capítulo que interesa, es decir, deteniéndose unos pocos segundos en cada hoja para
mirarla atentamente leyendo aquellas palabras que atraigan la atención.

Sorprenderá mucho el beneficio que puede brindar la utilización de este


instrumento de ayuda cada vez que se necesite recordar lo aprendido.

Se puede de esta manera llegar a procesar gran cantidad de conocimientos en


muy poco tiempo y con muy buenos resultados.

53
18. EJERCICIOS QUE ESTIMULAN EL DESARROLLO INTELECTUAL Y LA
CREATIVIDAD

LA RESPIRACIÓN

La respiración es una función vital e


involuntaria. Si se realizan ejercicios
respiratorios conscientes y voluntarios, se
puede lograr que la respiración se vuelva
más armoniosa y equilibrada, favoreciendo
la adecuada oxigenación de todo el
organismo y su correcto funcionamiento.

La mala respiración implica una


mala combustión que produce trastornos en
el cuerpo y en la mente.

La respiración consciente significa


pensar en ella mientras se respira,
haciéndola profunda, rítmica y suave,
durante un tiempo breve, ya que al principio
el exceso de esta forma de respirar puede
provocar mareos.

Como ejemplo se puede comenzar con seis respiraciones profundas tres veces
por día, y luego de cierto tiempo de ejercitación ir aumentando paulatinamente hasta
alcanzar no más de quince respiraciones por vez.

Este ejercicio, extraído de la práctica Yoga, comprende cuatro momentos:

1) La inspiración profunda y suave contando cuatro tiempos.


2) El mantenimiento del aire en los pulmones otros cuatro tiempos.
3) La exhalación del aire contando cuatro tiempos.
4) La permanencia de los pulmones vacíos otro tiempo semejante para volver a iniciar el
ciclo nuevamente con una nueva inspiración.

Para que esta forma de respiración sea beneficiosa se debe permitir la entrada del
aire hasta la parte baja de los pulmones, dilatando el abdomen, completando el proceso
con la entrada de aire en la parte superior de los pulmones, dilatando el pecho. La salida
del aire deberá ser a la inversa como si se vaciara una botella, primero tiene que salir el
aire del pecho y posteriormente el del abdomen, deprimiendo ambas áreas.

La respiración consciente, continua, profunda y suave, sin retener el aliento, es


considerada beneficiosa tanto para mantener una buena salud como para lograr una
buena concentración.

54
LA RELAJACIÓN

La relajación física es un estado difícil de lograr, ya que la vida moderna obliga


a mantenerse tensos. Es mucho más fácil relajar la mente, concentrando la atención en
un solo pensamiento, placentero y luminoso, tratando de sumergirse en él, llenándose de
él, que lograr relajarse físicamente.

Con la práctica de la concentración se puede llegar a aquietar la mente e incluso


llegar a no pensar. También se puede controlar la mente, dirigiendo los pensamientos
según los propios deseos evitando que la invadan otros pensamientos que pueden
afectarla.

Estos estados mentales otorgan un mayor poder intelectual, clarificando la mente


y despertando potencialidades. Permite desarrollar la imaginación, fuente de toda
creatividad, y la intuición, que es una forma de conocer la realidad en forma inmediata.

La relajación física y la concentración psíquica permiten la meditación.

El estado de tensión permanente, genera toda clase de trastornos, tanto físicos


como psicológicos. Un estado de stress transitorio puede ser natural y hasta necesario
para el organismo, que debe mantenerse alerta cuando las circunstancias lo demandan,
como respuesta a las exigencias normales del medio; pero cuando esta situación se torna
cotidiana y permanente, como forma de vida y hasta como condición para vivir, puede
desencadenar serios desequilibrios físicos y mentales y hasta amenazar la supervivencia.

El vivir apurado, sin escuchar al cuerpo, comer cualquier cosa a cualquier hora o
acostarse y levantarse sin respetar ningún ritmo biológico, es la condición necesaria
para producir trastornos fisiológicos y psicológicos.

Practicar la relajación del cuerpo tres veces por día durante quince minutos cada
vez, de cabeza a pies, tratando de concentrarse en cada parte del cuerpo hasta sentirlo,
ayuda a mantener una buena salud y a corregir trastornos provocados por el exceso de
tensión.

Las personas están tan tensionadas que hasta el ejercicio de la relajación los
pone tensos. Relajarse significa aflojarse, distender los músculos, los huesos, la piel, los
órganos internos, los tejidos y hasta las partículas subatómicas de todo el cuerpo, en
forma consciente.

El cuerpo está diseñado para atender y normalizar en forma involuntaria


cualquier desequilibrio que se presente. A veces, la mente logra impedir este proceso
dando lugar a perturbaciones llamadas psicosomáticas. Podemos inferir entonces en que
si los pensamientos enferman el cuerpo por lógica también pueden curarlo.

Cuando una persona está relajada profundamente, llega a alcanzar estados en los
cuales el cuerpo parece no pertenecerle, como si pudiese salir de él. Esa posibilidad
puede permitir la recuperación del equilibrio perdido, ya que el cuerpo obtiene la
capacidad de proceder a su propia restauración sin bloqueos psicológicos y hasta con la
ayuda del deseo consciente.

55
Para relajarse tanto física como mentalmente, no es necesario permanecer
encerrado ni en silencio. Se puede hacer en cualquier lugar y a cualquier hora aún sin
cerrar los ojos, manteniendo la vista fija en un punto, viendo sin ver, oyendo sin oír, y
pensando sin pensar.

En estos estados mentales el poder de la mente es mayor que en cualquier otro


estado, por lo que es aconsejable alejar el pensamiento de cosas negativas.

La ejercitación diaria durante 15 minutos, formará el hábito de mantenerse


relajado durante la mayor parte del día, mejorando todas las funciones.

Para lograr un buen estado de relajación física se debe adoptar una posición
cómoda, con los ojos cerrados o abiertos fijando la vista en un punto.

Mentalmente comenzar imaginando la parte externa de la cabeza y relajar cada


una de sus células profundamente.

Continuar con la relajación de la parte interna de la cabeza, relajando todos los


órganos, los tejidos, las glándulas, el sistema circulatorio, hasta las mismas células.

Concentrar la atención en la frente, relajando profundamente las células de esa


parte de la cara.

Concentrarse en la piel que cubre la cara, relajando cada una de sus células.

Pensar en la parte externa de la garganta, relajando profundamente las células de


esa parte del cuerpo.

Centrar la atención en la parte interna de la garganta, relajando todos los tejidos,


los órganos, las glándulas, el sistema circulatorio y cada una de las células de esa parte
del cuerpo.

Concentrarse en la parte externa del pecho, relajando profundamente cada una


de sus células.

Concentrar la atención en la parte interna del pecho, relajando profundamente


los órganos, los tejidos, las glándulas, el sistema circulatorio y hasta las mismas células.

Centrar la atención en la piel que cubre los brazos, relajando profundamente


cada una de sus células.

Concentrarse en la parte interna de los brazos, relajando profundamente los


tejidos, los huesos y las articulaciones hasta cada una de sus células.

Pensar en la parte externa del abdomen, relajando profundamente cada una de


las células de la piel que cubre el abdomen.

Concentrarse en la parte interna del abdomen, relajando los órganos, las


glándulas, los tejidos, el sistema circulatorio y cada una de las células.

56
Centrar la atención en la piel que cubre la espalda, relajando cada una de las
células que cubren la espalda.

Pensar en la parte interna de la espalda y relajar todos los órganos, los tejidos,
las glándulas, cada una de las vértebras de la columna, el sistema circulatorio y hasta las
mismas células.

Concentrarse en la piel que cubre las piernas, relajando profundamente cada una
de sus células.

Centrar la atención en la parte interna de las piernas, relajando profundamente


los huesos, los músculos, los tejidos, y cada una de sus células.

Pensar en la parte externa de los pies y relajar profundamente la piel que cubre los
pies hasta las mismas células.

Concentrarse en la parte interna de los pies, relajando sus huesos, los tejidos, el
sistema circulatorio y hasta sus mismas células.

Cuando todo el cuerpo esté absolutamente relajado, contar del diez al uno
lentamente y lograr una relajación mucho más profunda.

Sentir como si los pies no formaran parte del cuerpo, como si las piernas, la
cintura, el pecho y la cabeza, no formaran parte del cuerpo.

Cada vez que se desee obtener esta relajación se podrá lograr contando del uno
al tres. A la cuenta del tres el cuerpo se relajará automáticamente.

Es una agradable sensación sentir el cuerpo absolutamente relajado.

Dejar ir los pensamientos donde quieran, muy pero muy lejos, observándolos
pasivamente sin reflexionar sobre ellos, o bien imaginar lugares bellos y tranquilos, o
una luz muy luminosa y clara para sumergirse en ella.

Lo que resulte más fácil para cada uno será lo mejor. Se estará de esta manera
profundamente relajado, concentrado y meditando.

LA CONCENTRACIÓN

Estas técnicas milenarias han comenzado a ser utilizadas en el campo de la


psicología como una herramienta eficaz para lograr la paz interior y ayudar a recuperar
el equilibrio psíquico.

La vida moderna en las grandes ciudades, representa para los individuos una
constante amenaza para su control y para su desarrollo.

Actualmente, lo moderado ha dejado lugar al exceso: exceso de estimulación, de


información, de trabajo, de placer, etc.

57
Así como hay pérdida de valores hay también pérdida de tradiciones, de fe y de
hábitos saludables. En su lugar sólo queda el culto al cuerpo sin alma y los objetos.

Todo se hace para lograr obtener cosas materiales, como un lugar, un bien,
dinero, éxito o placeres. La persona va desapareciendo detrás del personaje, de esas
máscaras irreales formadas por el término medio, el standard, la mayoría anónima. Los
resultados son caricaturas sin identidad que tienen el mismo estilo de ser, de pensar, de
figurar, de hablar y de actuar.

Toda esa energía gastada en actividad productiva que no refleja la propia


creatividad sino lo que el medio demanda caprichosamente, de acuerdo a los resultados
de las investigaciones de mercado, va dejando a la persona vacía y hueca, como títeres
sin alma.

Mirar para adentro es darse cuenta que la mayoría de las veces se desean cosas
que no convienen. Volver sobre el sí mismo puede ayudar a encontrar a ese ser
primordial que permanece ahogado e intoxicado, sin poder salir para atreverse a ser
como es. Significa tener la suficiente fortaleza como para poder desprenderse de todo lo
que el afuera ajeno nos muestra como deseable y valioso y casi siempre intrascendente e
inaccesible, para aventurarse a ver lo valioso que hay al alcance y no se puede apreciar
ni desarrollar.

La paradoja es que si se lograra el contacto con el ser auténtico atreviéndose a


manifestarlo, se podrían conseguir por añadidura, todas las demás cosas materiales que
se intentan obtener por los caminos equivocados.

La prueba son los verdaderos exitosos, que tienen estilo propio, que se atreven,
que son diferentes, fuertes, saben lo que quieren, no temen las críticas ni se desmoronan
con los fracasos, porque los éxitos surgen siempre de muchos fracasos.

No todos los grandes tuvieron reconocimiento de sus creaciones en vida. Van


Gogh no logró vender ni uno solo de sus cuadros, pero el mundo no lo olvidará jamás
por sus obras. El ser auténtico no se compromete con los resultados. La verdadera
felicidad es hacer lo que a cada uno le gusta como una forma de expresión del sí mismo
y todo lo demás vendrá por añadidura. Si actuamos sólo para ganar dinero o especular,
comienzan a intervenir factores ajenos que desvirtúan la esencia creativa,
transformándola en mercancía corriente sin identidad.

Concentrarse significa pensar en una sola cosa, cuando todos saben que lo usual
es no sólo pensar en varias cosas a la vez sino también hacer varias cosas al mismo
tiempo.

Estas antiguas técnicas resultan muy difíciles para la cultura occidental que hace
un culto de la rapidez, lo superficial, lo superfluo.

Una técnica efectiva para aprender a concentrarse consiste en adoptar una


posición cómoda y luego de relajarse físicamente tratar de observar detenidamente la
llama de una vela. Luego, cerrando los ojos hay que imaginar esa imagen de luz que
fluye tratando de fundirse en ella, y transformarse en ella.

58
Otros consiguen concentrarse pensando en otros objetos, como flores, nubes o
paisajes relajantes muy iluminados e imaginarse en ellos, fundiéndose y
transformándose en ellos.

El pensamiento tiende a escapar hacia otros aspectos que inquietan y que fluyen
espontáneamente, por lo que se hace necesario volver a lo original cuantas veces sea
necesario hasta que por fin se logre la concentración, cada vez por más tiempo.

Una vez que se aprende a concentrar la mente en un solo pensamiento, se puede


observar que se adquiere el maravilloso poder mental de controlarlo. Se logra por fin
pensar lo que se quiere y no lo que aparece espontáneamente, muchas veces por
influencia de los sucesos que impone el medio.

Esta posibilidad también permite en la vida diaria concentrarse en el presente,


ese fugaz momento tan importante, del que la mayoría de las veces no se tiene
conciencia porque se está pensando en otra cosa. Se vive el presente en forma
automática, pensando en el pasado y temiendo al futuro.

Cada día la realidad ofrece oportunidades que no se ven porque lo impide la


obsesión por las agendas y los planes. El aquí y ahora es la verdadera aventura y hay
que estar dispuestos y atentos.

Si se vive aferrado a proyectos inflexibles, falsos ideales, ilusiones y valores


ajenos, no se percibe lo que se presenta real y concreto y siempre a la medida de cada
uno.

LA MEDITACIÓN

Luego de haber aprendido a concentrarse, a aquietar la mente dirigiendo el


pensamiento hacia algo en particular que permita llenarse de ese algo en que se piensa,
se puede considerar que se está meditando.

Meditar es algo difícil de enseñar porque se podría decir que cada persona puede
hacerlo de distinta manera. Puede significar dejar que aparezcan los pensamientos y
observarlos, sin intervenir, sin intentar reflexionar sobre ellos, como quien mira a través
de la ventanilla de un tren; puede consistir en rezar o en dejar fluir la mente y no pensar
en nada o como dice Deepak Chopra, meditar es penetrar en la brecha entre los
pensamientos que es donde se encuentra el verdadero ser.

La meditación pone en contacto con el sí mismo, permite ver el verdadero ser, la


verdadera motivación, sin intervención de las influencias externas.

La inseguridad personal tiene que ver con la importancia que se le da a lo que


los demás dicen o hacen, es el esfuerzo en mantener una imagen irreal para obtener
aprobación o amor. No se puede estar seguro de sí mismo cuando se parte de marcos de
referencias inestables, de estructuras de carácter poco firmes y de valores ajenos.

La meditación es una técnica de origen oriental, aunque en todas las religiones


también se practica. La cultura oriental es totalmente opuesta a la occidental, en cuanto
a la forma de ver el mundo y su concepción del hombre.

59
La cultura occidental, competitiva, consumidora, cientificista, racionalista y
materialista, donde casi no queda lugar para el desarrollo espiritual, vacía y angustiada,
se siente actualmente inclinada a observar otras formas de vivir diferentes, en un intento
por salir de la maraña que constituye la sociedad en que vive. Por eso, la influencia
orientalista prende como pasto seco en cada persona que llega a tener acceso a ella.

No se trata de otra religión sino de otra forma de vida y de otra forma de ver el
mundo y de verse a sí mismo. Significa dejar de ser como el otro para ser con el otro,
en tanto que otro, único y distinto.

No se puede seguir viendo al mundo como una vidriera donde todo se compra y
vende y donde el ser se identifica con el tener. El tener de todo no hace a las personas
mejores, sólo hace que ocupen más lugar con todas sus pertenencias y que pierdan la
tranquilidad, el sentido de los valores y a veces hasta la dignidad.

Todas las religiones dicen lo mismo, sólo que esta cultura está disociada, la
religión es una cosa y la vida es otra. El hombre está fragmentado, sus pensamientos no
coinciden con sus hechos y lo que dice no concuerda con lo que hace.

Si el mundo occidental mira hacia el oriente es por algo. Quizás llegó el


momento de darse cuenta de la paradoja que representa su forma de vida.

60
19. LA PANTALLA MENTAL

Una vez que se haya aprendido a


relajar el cuerpo y a concentrar la mente en
algo placentero, en este estado se pueden
obtener algunos beneficios muy interesantes
y prácticos.

Uno de ellos consiste en la


proyección mental de una pantalla blanca,
donde se podrán ver reflejados todos
aquellos contenidos que se desean recordar.

Si se tratara, por ejemplo, de un


cuadro sinóptico, previamente se deberá
observar detenidamente el mismo, durante
no menos de dos minutos, y luego de una
respiración profunda, cerrando los ojos y
relajando el cuerpo, se podrá proyectar su
imagen en dicha pantalla mental, la cual
aparecerá fielmente reflejada en ella.

Esta experiencia, si se decidiera


repetirla al día siguiente, provoca verdadero
asombro por la facilidad con que se
obtienen los resultados deseados.

A medida que se vayan logrando realizar, con una frecuencia de dos veces por
día, los ejercicios de relajación y concentración, se podrán observar cambios
significativos en el rendimiento diario y en el esquema corporal, el cual se volverá más
armonioso tanto en su aspecto como en su funcionamiento; ya que no solamente se
pueden proyectar en la pantalla mental temas relacionados con el estudio, sino que
también esta técnica es operativa para cualquier otro hecho de la vida cotidiana que
deseamos ocurra.

Todos los hechos están primero en la mente y luego se materializan. Si se desea


algo con verdadera convicción, se cree que se puede obtener y se espera que así sea, sin
duda será una realidad. Deseo, creencia y esperanza, son las tres condiciones para
lograrlo y hay que anticiparlo proyectándolo en la pantalla mental.

No es magia, es el control de la mente que no debe saltar errática de un


pensamiento a otro sino que debe ser fiel a los deseos de lograr el cumplimiento de los
propósitos, el mejoramiento personal, la felicidad y el bienestar.

61
20. LA IMAGINACIÓN

La imaginación es la actividad psíquica que


permite la representación interior de imágenes, que
reproducen y combinan datos que alguna vez han sido
percibidos, lo cual hace posible la creación de una
nueva imagen.

Esta posibilidad de reproducir y combinar


imágenes que posee la imaginación, se hace efectiva
no sólo gracias a la percepción, en la cual estas
imágenes se originan, sino también gracias a la
memoria, que es la que conserva dichas imágenes.

Cuando la imaginación está ligada a la


inteligencia, llega a manifestaciones más complejas, en la invención y en la creación
artística. La inteligencia le da a la imaginación un orden, un sentido y una estructura.

La inteligencia opera libremente sobre los datos, los clasifica, los analiza, los
compara entre sí, los integra, etc., pero la imaginación va más allá desde el momento
que es capaz de crear. O sea, es capaz de crear nuevas estructuras. Esta capacidad
creativa se manifiesta desde la resolución de los problemas más sencillos de la vida
cotidiana hasta los más complejos productos de la labor humana como son la ciencia y
el arte.

Las personas imaginativas son inteligentes y creativas, pero no solamente es una


cualidad de nacimiento sino que puede desarrollarse en cualquier momento de la vida.

La relajación y la concentración de la inteligencia en una imagen enseñan a


desarrollar la habilidad de crear cada día más imágenes y a combinarlas entre sí sin
demasiado esfuerzo. Estas combinaciones son la fuente de la creatividad y el ingenio.
La diferencia entre una persona común y un sabio es que éste usa su mente de una
manera especial, y todos los seres humanos tienen la misma posibilidad.

62
21. LA INTUICIÓN Y LA CREATIVIDAD

La intuición es una forma de


conocimiento que tienen los seres humanos.
Consiste en captar la realidad en forma
inmediata, sin ningún tipo de elaboración ni
reflexión. No analiza sino que conoce el
objeto como es, en su totalidad.

Existen otras formas de


conocimiento, como el conocimiento
científico, cuyo método es la observación y
la experimentación. Este conocimiento es
analítico, lógico y deductivo, es decir,
necesita analizar el objeto de estudio para
conocerlo.

También el conocimiento artístico es


una forma de ver la realidad y el arte
expresa esa forma de conocimiento
humano.

Todas las personas tienen la


posibilidad de conocer la realidad en forma
intuitiva. Se vive esta experiencia como una
impresión subjetiva, que no se puede explicar, simplemente aparece la imagen en la
mente en forma inmediata y el sujeto conoce sin previo análisis.

La prueba de que esta forma de conocimiento existe y es válida, se tiene a diario


en la vida cotidiana, cuando se plantean hipótesis sin previo análisis a partir de la simple
observación de los fenómenos que luego se pueden llegar a comprobar con la
experimentación.

Desde la antigüedad el hombre utilizó esta función de su inteligencia para


comprender hechos que actualmente se están confirmando científicamente. Todo
conocimiento científico parte de una intuición subjetiva, un postulado que el hombre
formula sobre determinado aspecto de la realidad que desea conocer, que luego deberá
someter a prueba para arribar a una conclusión sobre la naturaleza del mismo y para que
sea reconocido a nivel científico.

La intuición se puede desarrollar aunque es cierto que muchas personas nacen


con cierta facilidad para utilizarla.

La gente por lo general, siente todavía temor ante la posibilidad de intuir hechos,
tanto actuales como pasados y futuros y esa es la más importante de las razones para
que esta forma de conocimiento no se haya generalizado todavía.

Intuir es igual que inventar, se cree que se está inventando y en realidad se está
intuyendo y se siente que se conoce. La condición esencial es no reflexionar y sólo
expresar la imagen primera que aparece en la mente. Esa imagen que parece inventada

63
coincide con la realidad en forma probable, como ocurre con el conocimiento científico,
donde tampoco existe certeza.

La intuición no es magia ni adivinación, es una cualidad que todas las personas


poseen aún sin desarrollar, como muchas otras funciones psíquicas que
lamentablemente siguen siendo todavía una curiosidad y un misterio.

64
22. LA MOTIVACIÓN

La conducta no se origina por azar,


sino por una serie de motivos que la
impulsan, dándole la energía necesaria para
que se manifieste.

Una conducta no obedece a un único


motivo, sino a una multiplicidad de ellos,
que se conjugan en un momento dado.

El hombre está inserto en un grupo,


interactúa con otros seres y a su vez
pertenece a una sociedad y a una cultura.

Todos estos factores inciden sobre la


conducta y se convierten en motivos
cargados de significado y aunque cada uno
de ellos, por sí mismo, no la determina, el
total de estas influencias, que se elige
incorporar como propias, crea esa necesidad
interna que condiciona las decisiones.

Cada motivación interacciona con


otras, acentuando, atenuando o alterando la
influencia de los demás. Por ejemplo: un joven se encuentra en situación de elegir
carrera universitaria. Por un lado, influyen en él motivos individuales, puede sentirse
identificado con las preferencias de sus padres o puede haber desarrollado actitudes
negativas hacia las carreras técnicas, o puede buscar una profesión que le brinde
seguridad personal. Por otro lado, influyen sobre él las actitudes de sus amigos con los
cuales se siente identificado. Además, este joven puede pertenecer a un medio
sociocultural que lo presiona, por el prestigio social que tienen determinadas
profesiones, por la mayor remuneración que se les atribuye, o porque por otras razones
se valoricen unas carreras y no otras.

La selección que el joven realice será el producto de todas las influencias que él
ha elegido incorporar como propias y que se han convertido en verdaderas necesidades
internas de él mismo, llegando a sentirse verdaderamente impulsado desde su
interioridad a la acción.

La motivación se puede autogenerar, es decir que el propio individuo puede


estimularse él mismo mediante la elaboración de proyectos futuros, proponiéndose
objetivos claros y coherentes.

Tener propósitos deseables y planificar la forma de su cumplimiento aspirando a


la excelencia e imaginando los resultados, sin comprometerse demasiado con ellos,
permitirá mantener la motivación necesaria para la obtención de la meta.

El proyecto, el aprendizaje adecuado y la tenacidad refuerzan la motivación para


alcanzar los propósitos genuinos.

65
23. LA VOCACIÓN

La vocación es la
inclinación que siente una persona
hacia determinadas actividades,
que se desarrollan en la sociedad
en que vive.

Las personas no tienen


una sola vocación, sino que tienen
muchas vocaciones. Esta
posibilidad les permitirá
responder a la más adecuada
según la circunstancia en que se
encuentre.

La vocación está íntimamente relacionada con las habilidades específicas, las


capacidades y las posibilidades económicas y sociales de una persona, así como también
con las oportunidades que le brinda su contexto.

Para elegir una carrera u oficio, no sólo hay que prestar atención a lo que atrae,
sino también hay que tener muy en cuenta la posibilidad de participación en la sociedad,
que esta ocupación pueda proporcionar. No hay que dejar de lado que ante todo hay un
cuerpo que mantener, cuidar, alimentar y vestir.

Elegir carreras u oficios que no tengan salida laboral, que no permitan cubrir las
mínimas necesidades de subsistencia, ni tampoco satisfacer demandas de otros, produce
la pérdida del sentimiento de pertenencia al grupo social así como marginación y
frustración por no poder participar en su desarrollo.

Una persona se siente realizada cuando hace lo que le gusta y puede encontrarle
un significado a su tarea colaborando en su ambiente. Todo en la naturaleza tiene un
propósito y tiende al equilibrio, y el trabajo creativo de cada uno debería ayudar a
mejorar el mundo.

Las encuestas realizadas han registrado que la mayoría de las personas se sienten
mucho más gratificadas con el reconocimiento a su trabajo que con el dinero que ganan.
No quiere decir esto que el dinero no es importante sino que no es lo más importante.

Una persona logra identidad profesional cuando puede ser creativo en su trabajo
y no se aliena en el rol para convertirse en un burócrata, sino que puede ejercer su
profesión u oficio sin dejar de ser persona, es decir en forma personalizada.

Todos los trabajos tienen dignidad y lo mejor no es tener muchos títulos


inoperantes sino hacer las cosas con amor y aspirar a la excelencia. La mediocridad está
representada por alguien que hace las cosas por obligación sin comprometerse
personalmente con su trabajo.

Hay que dejar de engrosar las filas de los profesionales que se empeñan en hacer
lo que les gusta sin tener en cuenta las necesidades del contexto en que viven. Saber

66
elegir adecuadamente, garantiza una buena inserción laboral y mayores posibilidades de
realización personal.

67
24. CÓMO PENSAR POR SÍ MISMO

Para estudiar es necesario aprender a


pensar por sí mismo.

Ya sabemos que para aprender hay


que comprender, pero además, para
incorporar más sólidamente los contenidos
hay que formarse la propia opinión sobre
ellos, con el debido fundamento.

Para tener criterio propio hay que


comprometerse con una postura personal; y
esto solamente se puede lograr
conociéndose más, tomando mayor
conciencia de la forma propia de ver el
mundo y sabiendo hacia dónde una persona se dirige en la vida.

¿Quién soy?, ¿dónde estoy?, y ¿hacia dónde voy?, son las preguntas que hay que
hacerse para conocerse. Significan: ¿quién se elige ser?, ¿qué se piensa sobre el mundo?
y ¿qué se elige hacer en él?

Solamente teniendo cierto marco de referencia con el cual se elige comprometer,


se puede opinar coherentemente siendo fiel a esa postura, que tiene que ser lo
suficientemente flexible como para acompañar la evolución y el cambio.

Tener el propio criterio, la forma propia de pensar, no significa que una persona
no pueda ampliar el campo de su conciencia y lograr ver otros puntos de vista, otros
modos de ver la realidad. Tampoco quiere decir que no se pueda modificar la propia
percepción. La mejor manera es empezar a preguntarse: ¿y por qué no?, cuando surge la
intención de levantarse las propias barreras.

Elegirse a uno mismo es inventarse y verse en el futuro de la manera que se


desea. Es un trabajo íntimo que exige honestidad y sinceridad hacia la propia persona.

EL AUTOCONOCIMIENTO

Las personas suelen tener una vaga idea de quiénes son auténticamente. Cuidan
una imagen externa, la que ven en el espejo todas las mañanas y la que muestran a los
otros. Se preocupan generalmente en forma desmedida por esa imagen, hasta el punto
de limitarse el campo de acción para no perderla. Se resisten así a cambiar actitudes
porque temen perder identidad, encerrándose en sus estructuras a prueba de riesgos.

Es cierto que es difícil vivir sin máscara pero también es cierto que no se puede
ser pura máscara. Se llega así a confundir la máscara con la persona y a creer en ella.

El sí mismo, el yo auténtico, que es diferente de los otros, que rechaza, que


desea, y que elige, siempre está protegido y censurado por la máscara, que no es
auténtica pero que sí coincide con la máscara de los otros. Es cómoda, complaciente y

68
ávida de aprobación social. ¿Quién se atreve a soportar el desdén por no ser igual y
pretender ser diferente?

Mantener la mismidad exige ser fiel a sí mismo y no ir con la corriente. Si este


sentimiento interno es ambiguo, hay una fragmentación de la unidad personal, la
persona no se reconoce ni puede ser reconocida por los otros y es como si no existiera.

La identidad se adquiere por medio de sucesivas identificaciones con personas


significativas. Es selectiva, se selecciona y se incorpora conformando un producto
nuevo y único.

La identidad es el ser uno mismo y la personalidad es el modo de ser uno mismo,


y la aceptación del esquema corporal es la base.

Reconocer y jerarquizar los propios valores permite tomar decisiones que


favorecen el desarrollo y crecimiento, y la coherencia interna implica ser fiel a ellos.

¿Cómo se llega a conocer uno mismo?

Existe una idea sobre la propia persona basada en lo que se piensa que los otros
piensan sobre uno y en lo que uno cree que es. Las personas son lo que piensan y lo que
hacen con lo que piensan, los actos van dibujando el perfil, y una forma de conocerse es
mirar para atrás en el tiempo y ver qué se ha hecho hasta ese momento.

Pero esa evaluación no es definitiva porque cada día que pase se irá
modificando, estructurando y creciendo en función de la experiencia, conformando una
nueva configuración y sin llegar a definirse nunca en la vida.

El verdadero yo no miente nunca, se expresa siempre de alguna manera y


consigue todo lo que se propone y todo deseo auténtico se logra si se hace consciente y
no se contrapone con otros opuestos y falsos.

Hay tantos deseos falsos que tapan a los verdaderos que se puede creer que la
mayoría no alcanza nunca a conocer lo que realmente quiere de verdad y no llega a vivir
su propia vida y su propio proyecto sino que termina siendo vivido por los otros como
un objeto.

Todos los deseos verdaderos tapados producen enfermedades, son como


funciones que no se cumplen y que atrofian el maravilloso mecanismo del cuerpo que es
armónico y perfecto.

Los deseos auténticos son los que permiten el cumplimiento del verdadero
propósito.

COSMOVISIÓN

Cosmovisión significa visión del cosmos. Es la forma de ver el mundo y el color


del cristal con que se mira la realidad. No es lo que se observa sino cómo se observa.
No hay seguridad sobre la identidad entre lo que se observa y lo que pueda existir
objetivamente, porque los sentidos engañan. Parece que el Sol sale por las mañanas para

69
ocultarse al anochecer en el horizonte, pero la realidad objetiva es que la tierra gira
sobre sí misma.

Las cosas no son lo que parecen y hay tantas formas de verlas como personas
hay en el mundo.

La manera de percibir condiciona todas las acciones de una persona y también lo


condiciona a él mismo.

La realidad siempre tiene dos caras y como en el escenario, los fenómenos


pueden verse trágicos y también cómicos, en función del lado que se miren. Una misma
realidad para unos puede significar la felicidad y para otros no.

Objetivamente no existe nada tan malo ni tan bueno, lo malo y lo bueno siempre
están juntos.

La idea personal sobre la realidad representa un panorama subjetivo, lo que se


cree que es el mundo para cada uno. ¿Cómo es este mundo?, ¿es lo único que existe?,
¿tiene futuro?, ¿se participa o se es sólo un espectador?, ¿se siente integrado o
marginado?, ¿qué se está haciendo para que las cosas mejoren?, ¿Dios existe?

En general las personas tienen una postura tomada sin saberlo, que se refleja en
sus actos. Los actos de una persona la definen y hasta se puede anticipar su futuro de
acuerdo a cómo se comporta.

Si no se sabe con claridad cuál es la propia posición, se puede caer en la


contradicción de pensar una cosa y hacer o decir otra.

Cualquier persona puede cambiar su destino si se lo propone, sólo cambiando de


percepción, lo importante es darse cuenta hacia dónde conduce lo que está haciendo y
de qué manera se está empleando esta oportunidad única que es la vida.

Buscar el significado y sentido personal de la existencia es absolutamente


necesario para crecer y desarrollarse.

PROYECTO DE VIDA

Muchas personas viven en el pasado y otras viven en el futuro. El presente, ese


fugaz momento que se está viviendo, no llega a ser plenamente consciente. ¿Cuántas
cosas hacemos en forma automática?

Vivir el presente como si fuera el último día, aceptando el pasado y anticipando


el futuro, como si se fuera a vivir siempre, suele ser una tarea difícil.

La oportunidad de vivir es un desafío y una búsqueda permanente, y la clave es


no dejar pasar las oportunidades que se presentan y no forzar los acontecimientos. Sólo
hay que estar dispuesto y atento.

Si el empeño se pone en desarrollar lo que no es propio, la vida puede ser una


lucha, pero si el proyecto es auténtico, su cumplimiento es armónico y fácil.

70
Cumplir el propósito personal, en armonía con el mundo, tiene que ser la tarea
más sencilla, sólo se requiere honestidad para aceptar el verdadero camino respetando
esa luz que guía interiormente.

Se puede conocer el proyecto de vida auténtico observando todas las decisiones


del pasado. Los errores son elecciones producto de un proyecto autodestructivo no
consciente, y cuando existe dificultad para aprender de las experiencias la vida se
convierte en una larga cadena de aparentes infortunios. La mala suerte no existe ya que
la causa de todos los males son los errores que se cometen.

Todos los días de la vida se puede cambiar el proyecto, con sólo desearlo.

Se pueden elegir los pensamientos, seleccionar aquellos que son positivos y


descartar los negativos, ya que esto sólo depende del deseo. Lo positivo es todo lo
constructivo y lo negativo es lo destructivo, y todo lo que a uno le ocurre es lo que ha
querido auténticamente. Se proyectan enfermedades y hasta la propia muerte, y se
programan dificultades y problemas como si fueran más probables que las soluciones.
Simplemente la tendencia es pensar mal para no desilusionarse.

Se ilusiona el que tiene fe y esperanza y el que desea algo con verdadera


convicción. Conseguir resultados puede significar la felicidad y la alegría pero el
verdadero bienestar es vivir esperanzado y ser alegre y confiado. Esta disposición hace
que todo lo demás venga por añadidura.

Es curioso, pero es cierto que hay una predisposición a aceptar mejor lo malo
que lo bueno. Es más, la gente tiene mayor resistencia al sufrimiento que a la felicidad,
como si sintiera que toda felicidad tiene un precio que luego habrá que pagar. Pero
cuando se cambia de percepción y se derriban esas barreras de falsos conceptos, las
cosas empiezan a andar siempre bien, sin altibajos.

No hay un porqué de las malas rachas, sin duda éstas son programadas porque
por alguna razón no se acepta ser felices.

Los hechos son como las dos caras de una moneda y la mayoría se empeña en
ver un único lado, ese que no habían planeado.

El proyecto de vida tiene que ser flexible y constructivo y también muy


ambicioso porque hay de todo para todos. Pero muchos creen que no tienen que
proyectar para sí mismos más que trabajo y salud, aunque ya tengan salud y no estén en
condiciones de trabajar. Tienen miedo de desear otra cosa que pueda parecerles
superflua o material.

Se puede proyectar todo, lo mejor de lo mejor, lo posible y hasta lo imposible.


Todos se merecen la felicidad y la excelencia y pueden desearlas con fe y esperanza
porque hay Alguien que se ocupa de los detalles.

Los límites los pone la propia persona y se pueden ver en la vida estos ejemplos:
cierto empresario se encuentra atravesando una situación crítica, debido a una fuerte
disminución en sus ventas. Se siente muy deprimido y abatido, y se lamenta en toda
ocasión por su mala racha. Al preguntarle sobre sus expectativas, manifiesta que lo

71
único que desea es vender lo suficiente como para mantener los gastos, porque
precisamente el hecho de no poder hacer frente a sus compromisos no lo deja dormir
por las noches.

Esa es una limitación, en lugar de desear vender mucho para no sólo cubrir los
gastos sino para darse una buena vida, sólo desea pagar las cuentas. ¿Qué clase de
felicidad puede proporcionar tener una empresa que sirva solamente para cumplir con el
pago de los compromisos? ¿Qué motivo tiene esta persona para no desear algo más?
¿Piensa acaso que no se merece otra cosa o que lo que le está ocurriendo es un castigo
que se merece?

El desear no nos cuesta nada y aunque parezca extraño hace que los
acontecimientos se produzcan. Hay que desear mucho y después quedarse tranquilo,
seguro que así será, sin comprometerse demasiado con los resultados. Cuando no se
cumple lo deseado, si se percibe con amplitud de conciencia, se puede observar que lo
que ocurre en su lugar es algo mucho mejor.

Existen conceptos falsos del significado del éxito y del fracaso. Un exitoso
puede haber equivocado el camino y un aparente fracasado puede haber hecho de su
propia vida un éxito, viviendo de acuerdo a sus propias convicciones y cumpliendo su
singular proyecto.

La vida naturalmente es hermosa y llena de alegría, sólo los seres humanos nos
encargamos de distorsionar este hecho.

LA TOMA DE DECISIÓN

Hay que tomar una decisión siempre que se presenta un problema. Un problema
es una situación nueva, algo que no se puede resolver con automatismos sino que exige
creatividad. Puede ser muy sencillo o extremadamente complejo, pero su definición
clara es esencial. Si se tiene conciencia real de cuál es el problema, surgen
inmediatamente las distintas alternativas para resolverlo.

Tomar una decisión implica una responsabilidad y un compromiso. Es una


responsabilidad porque necesariamente hay que hacerse cargo de las consecuencias, y es
un compromiso porque cada decisión, si es responsable, limita la libertad.

Tomar decisiones irresponsables, es decir, no haciéndose cargo de las


consecuencias, habilita a todos los demás a hacer lo mismo. Si se roba se está
autorizando a los demás a hacer lo mismo.

El hombre es un ser esencialmente libre. Esta cualidad es la que lo distingue de


los animales que viven en mundos cerrados atados a los instintos.

La libertad no consiste en evadirse de los compromisos sino en tomar decisiones


sin intermediarios, en forma responsable, teniendo en cuenta la propia interioridad y el
propio proyecto como objetivo.

72
La base de la indecisión es la desconfianza en uno mismo, por desconocimiento
personal, falta de objetivos claros, percepción falsa de la realidad y carencia de
compromiso con una postura personal.

Por ejemplo, si hay que tomar la decisión de comprar un auto, en primer lugar
hay que conocer bien cuáles son los objetivos. Para qué se necesita, por qué hay que
comprarlo, cómo se va a pagar, qué marca es la deseada, qué color se prefiere, cuánto se
puede gastar para comprarlo y para mantenerlo, dónde se lo va a guardar, etc. Luego,
hay que conocer las distintas alternativas que brinda el mercado: marcas, tamaños,
precios, etc.

Si se respetan las propias necesidades, y se está bien informado de lo que pueden


brindar las empresas automotrices, se tomará una decisión responsable, es decir que será
una elección de la cual la persona se podrá hacer cargo.

Suele ocurrir, a veces, que hay que elegir entre dos alternativas igualmente
atrayentes. En estos casos, la elección más acertada es la decisión que cumple con los
objetivos y que tiene el menor costo o consecuencia.

Una desventaja puede ser el plazo de entrega, el alto consumo de combustible, el


alto costo de mantenimiento, etc. Nunca las desventajas deben superar a los objetivos,
los cuales jamás hay que perder de vista.

Cuando se toma una decisión, siempre hay que saber renunciar a lo que no se
elige, porque no se pueden elegir las dos cosas.

Este modelo de toma de decisión, por objetivos, es similar al que utilizan las
empresas en Japón y Estados Unidos para las decisiones que deben tomar sus
ejecutivos, por ejemplo en el caso de tener que incorporar una nueva tecnología que
implica un alto costo de inversión.

Los propósitos de la empresa podrían ser: aumentar notablemente la producción,


reducir personal, disminuir costos de mantenimiento de maquinaria antigua, disminuir
gastos de servicios y aumentar las ventas y las ganancias; y las desventajas o
consecuencias de cambiar el sistema podrían ser el costo que implica el cambio de la
tecnología y el problema de la desocupación.

Se deberán entonces analizar detenidamente los objetivos que se cumplen y las


desventajas que existen, para luego resolver. Una decisión conservadora tendría más en
cuenta las desventajas y una más audaz el cumplimiento de los objetivos.

En el caso de la elección vocacional, la mayoría de las personas no tienen una


sola vocación, sino que tienen muchas, ya que los seres humanos son felizmente muy
versátiles.

En algunos casos, los menos, pueden tener una acentuada vocación y desarrollar
una singular destreza en alguna tarea específica. Si así fuera, y si su contexto se lo
permitiera, la persona no debería elegir otra cosa.

Cuando el problema reside en elegir una carrera, oficio o trabajo, entre una
variada gama de posibilidades, que en alguna medida pueden atraer en la misma forma,

73
se debería adecuar el perfil de la persona a la alternativa que satisfaga la mayor cantidad
de objetivos y la menor cantidad de desventajas, como ser, carreras demasiado largas,
materias que producen rechazo, poca demanda laboral, etc.

Para no cometer errores en la toma de decisión, hay que tener en cuenta que los
objetivos importantes no se contradigan con los propios valores, analizar el costo de la
elección y aprender a hacer el duelo por lo que se tiene que rechazar, comprometiéndose
y haciéndose cargo de lo que se ha elegido libremente.

Si se profundizan los problemas de la gente, se puede observar que son


consecuencias de decisiones arbitrarias, irracionales e irresponsables. Lo que les pasa no
es casual, sino que es consecuencia de sus actos, orientados hacia un proyecto
autodestructivo, no siempre consciente.

POSTURA PERSONAL

Cualquier profesión, exige a mi entender, el compromiso con una postura


personal. El profesional debería ser consciente de su posición y de sus valores, para
luego poder trasladar esa filosofía a su trabajo y lograr una unidad, que le permitirá
ejercer esa profesión en forma personalizada.

La identidad profesional se adquiere cuando la persona incorpora su profesión a


su identidad personal, cuando puede ser creativo en ella y lograr un estilo propio y
único para desempeñar su tarea.

Comprometerse con una postura personal requiere una dosis de audacia, porque
hay que imaginar, crear, desarrollar una idea del mundo y del significado de la propia
vida, despojándose de prejuicios e influencias y confiando plenamente en el propio
criterio.

También requiere cierto grado de madurez, porque luego habrá que defender con
verdadera convicción y fundamento la posición tomada, resistiendo la crítica.

Es un trabajo personal de introspección que es duro y que exige tiempo consigo


mismo, pero que es indispensable para lograr la coherencia interna.

La postura personal es el marco de referencia al que hay que referirse para tener
opiniones coherentes. Hay que ser plenamente consciente de ella y respetarla con la
flexibilidad necesaria que demandan la evolución y el cambio.

La postura personal es la filosofía de vida que todos tienen pero que sólo pocos
se atreven a expresar abiertamente. La gente hace una cosa y piensa otra, generalmente
obligada por las circunstancias. Esa es la gran disociación de la personalidad que
provoca infelicidad e insatisfacción.

A muchos les parece que sus objetivos personales no reciben el apoyo que
necesitan tener de los otros y prefieren renunciar a ellos. Se dedican entonces a hacer lo
mismo que hacen los demás sin tener en cuenta su propio potencial y su propio deseo,
pasando a engrosar las filas de los mediocres. No confían en su punto de vista sobre la
realidad y en la forma genuina que les permitiría participar en ella.

74
La baja autoestima y la creencia de que la participación individual no significa
para el mundo de gran ayuda, son obstáculos que impiden atreverse al cambio.

Cuando una persona actúa con creatividad y honestidad hay millones en el


mundo que en ese mismo momento están haciendo lo mismo, porque es cierto que
existe un inconsciente colectivo. Lo individual se puede convertir entonces en universal
y cualquiera puede iniciarlo.

En la historia hay demasiados ejemplos. Siempre hay emergentes que se atreven


a iniciar cambios, y el hecho de que espontáneamente surjan muchos seguidores
significa que esa semilla estaba también en ellos. Muchos inventos surgieron
simultáneamente en distintas partes del mundo sin conexión alguna, como si esas
mentes estuvieran relacionadas de alguna manera o como si hubieran evolucionado al
mismo tiempo.

La postura personal no sólo está influida por el ambiente sino que también
depende del modo particular y único de asimilar las experiencias, que es una
característica innata de los seres humanos, y siempre se está a tiempo de comenzar a
vivir siendo fiel a ella.

75
25. LOS VALORES

Los valores son cualidades que se atribuyen a


la realidad, condicionan la forma de percibir y
contribuyen significativamente a la posición que se
adopta con respecto al mundo y a la vida. Cada
sociedad tiene sus propios valores pero muchos de
ellos son compartidos por toda la humanidad.

Todo educador trasmite valores e ideología,


interpretando la realidad desde un marco de referencia
personal y todo alumno debería hacer su propia
interpretación de lo recibido desde su óptica,
empleando su juicio crítico.

Los niños se identifican selectivamente con las


personas significativas que lo rodean y con sus
valores, todos aquellos con los cuales están ligados por una relación de afecto, siendo
sus padres los primeros, es decir que desean ser como ellos o mejor que ellos.

Sin embargo, en la adolescencia, atraviesan una etapa oposicionista, de rebeldía,


perfectamente normal, en la cual se muestran hostiles a sus padres e inclinados a
mostrarse diferentes. La necesidad de buscar su propia identidad les exige parecerse a
sus pares para después poder diferenciarse como un ser único y distinto.

Muchas veces los padres no comprenden esta situación tan difícil de sobrellevar
y actúan sofocando todo intento de independencia.

Seguramente los hijos, en el fondo piensen como sus padres, pero ese no es el
momento para reconocerlo porque necesitan ensayar otras posturas y ser diferentes.

En la adolescencia, con el cambio del esquema corporal, una persona tiene la


primera y gran oportunidad de lograr una identidad que le permita pensar por sí mismo,
pero no todos se pueden dar el lujo de hacer una crisis de identidad y rebelarse. La
consecuencia es la adaptación no creativa, es el ser como los demás, donde el ser y el
tener se identifican. Se refugian luego en las cosas escapistas, para no ver el adentro al
que se ha renunciado por no atreverse.

Los hijos se identifican con los valores de sus padres si tienen la suficiente
libertad para decidirlo, pero si pretenden imponérselos, eso bastará para que sean
descartados de plano.

El hombre actual parece tener una actitud pasiva frente a la transmisión de


valores falsos a través de los medios de comunicación. Las personas deben cumplir
ciertas fórmulas para resultar aceptables, amadas, valiosas. Es muy difícil sustraerse a
tan eficaz influencia y casi no se llega a tener conciencia hasta qué punto se puede
condicionar el comportamiento y el pensamiento.

Existen ciertos valores compartidos por todas las culturas, que son
independientes de las circunstancias, que se pueden considerar permanentes porque

76
hacen a la dignidad humana, como la lealtad, la vida, la fe, el amor, pero hay otros
valores que se incorporan con la experiencia, relativos a las circunstancias que se viven,
que pueden y deben cambiarse cuando pierden su significado.

Por ejemplo, lo que en un momento de la vida puede resultar muy valioso, como
la belleza física, debería dejar de serlo con el paso de los años, cuando se pueden
incorporar otros quizás más valiosos, como la sabiduría y la experiencia.

Discriminar entre valores relativos a las circunstancias o permanentes, es una


tarea necesaria para tomar decisiones y pensar por sí mismo.

77
26. LA LIBERTAD, LA RESPONSABILIDAD Y EL COMPROMISO

¿Qué es la libertad?,
¿existe la libertad? Estas
preguntas surgen
espontáneamente en la vida de
toda persona. ¿Se puede hacer
todo lo que se quiere?, ¿en qué
medida la sociedad en que se vive
permite desarrollar los intereses
individuales y satisfacer las
propias necesidades?

Si se piensa que una


comunidad es un conjunto de
individuos aislados sin relación
entre sí, cuya subsistencia no
depende de nada ni de nadie, se
puede creer que la libertad puede
ser ilimitada. Pero nadie que
tenga uso de razón puede creer
que su vida podría desarrollarse
normalmente sin la intervención
de otras personas y fuera de todo
contexto.

Cuando nace un niño, necesita para poder sobrevivir la asistencia y la presencia


de otro, tanto física como emocionalmente, para lograr un crecimiento normal.
Posteriormente, comenzará a tener conciencia de sí mismo y del mundo que lo rodea a
partir de su relación con otros.

Todos sabemos que el principal problema que tienen que enfrentar los
astronautas en el espacio es la soledad y la ausencia de estímulos relacionados con su
medio ambiente. El hombre es un ser gregario, es decir, que una de sus características
esenciales es su necesidad de vivir en grupos.

También es cierto que la presencia del otro en el mundo, con derecho a ser libre,
condiciona la propia libertad y que a su vez uno mismo condiciona la libertad del otro.

El otro es tan necesario para una persona como ella misma, ya que no podría
tener conciencia de su existencia sin su presencia y si estuviera sola en el mundo no
podría diferenciarse de su entorno. ¿Por qué entonces el hombre muchas veces puede
llegar a sentir que el otro es sólo un obstáculo para él?

Cada persona es única; si cada uno se atreviera a ser quien es y cumpliera su


propósito, no existiría la competencia, su creatividad individual se podría desarrollar
armónicamente con las otras creatividades individuales y el progreso sería verdadero.

El hombre es él y sus circunstancias, y puede llegar a trascenderlas,


aceptándolas, sin dejar de ser él mismo. A diferencia de los animales, que viven atados a

78
sus instintos, es un ser libre para elegirse a sí mismo. No es libre de sus compromisos
sino que es libre para elegir; su libertad es para tomar decisiones responsables.

Es la tragedia de la vida, tener que elegir a cada instante la propia vida. Este
hecho genera angustia y desamparo, porque cada elección representa un compromiso y
una responsabilidad. Es un compromiso porque cada elección limita la libertad y es una
responsabilidad porque hay que hacerse cargo de las consecuencias.

Las dependencias a las drogas, al alcohol, al trabajo, al éxito, a la figuración o a


otras personas, privan al hombre de su libertad, porque lo hacen esclavo de ellas,
anulando su voluntad. No se puede vivir esclavo ni de las dependencias ni de la
ponderación o aprobación de los demás, renunciando a ser uno mismo, porque el
resultado es el vacío existencial y la depresión.

Toda persona es una singularidad que debe desarrollarse y llegar a expresarse


libremente con responsabilidad. Para lograrlo tiene que atreverse a realizar todo aquello
que interiormente tiene que hacer, conocer su yo auténtico, libre de máscaras y rescatar
su esencia, su función, lo que lo diferenciará del otro y le permitirá comprenderlo y
amarlo. Hay que aceptar a la persona que se es y satisfacerla, cumpliendo con ella
misma.

79
27. LA PERSONA MADURA

Una persona madura es


aquella que expresa unicidad, que
crece modelando su potencial
único, que tiene un estilo para
interpretar su medio
incorporándose armónicamente a
él y participando con entusiasmo.

Es la que logra la
coincidencia entre el adentro y el
afuera, protagonizando su vida sin
apuntador, sin llegarse a definir
nunca, porque va evolucionando a
lo largo de su vida,
desarrollándose, desplegando su
capacidad, que es inagotable y
construyendo su existencia como
un edificio, agregándole cualidades que la van embelleciendo y valorizando.

La madurez no es solo una etapa cronológica de la vida sino que es un estado


mental, una actitud. La personalidad es como un abanico que se despliega y no
necesariamente madura simultáneamente en forma integral. Una persona puede ser
inmadura en una o varias áreas y madura en otras, aunque tenga una edad avanzada.

La personalidad es un conjunto organizado, formado por el temperamento básico


innato y el carácter adquirido, orientado por los valores de la persona.

La inmadurez física está relacionada con la falta de aceptación del esquema


corporal, en cualquier etapa de la vida.

La inmadurez emocional tiene que ver con lazos afectivos muy arcaicos difíciles
de romper, dependencias, miedos, debilidad del yo que no concibe la propia existencia
como una unidad sino como la prolongación de otro.

La inmadurez social se vincula con las dificultades de relación con el medio y de


comunicación con las personas.

La inmadurez vocacional es la falta de responsabilidad social que no integra en


el proyecto personal su participación en el contexto.

Una personalidad madura es aquella que está conforme con su esquema


corporal; se encuentra ubicada satisfactoriamente en su medio; camina sobre sus propios
pies sin apoyos; es independiente del otro; acepta lo que no puede cambiar y se esfuerza
por modificar lo que sí está en sus manos; se relaciona y comunica con los otros
tomándolos como fines y no como medios; logra su desarrollo personal participando en
su contexto; tiene tolerancia a la frustración interpretándola como un obstáculo que
permite el aprendizaje; resistencia a la crítica; identidad sexual definida; alegría de vivir
y fe, en sí mismo, en las propias convicciones, en el otro y en la humanidad. Es la que

80
tiene la capacidad de arriesgarse y la que está dispuesta a aceptar el fracaso y el
sufrimiento.

Una persona madura es auténtica, porque no tiene que fingir, no tiene miedo, no
depende de nadie ni de nada, es coherente y de buena fe, puede amar, puede perdonar,
puede empezar de nuevo todos los días.

Es la que deja fluir la vida sin oponerle resistencia, ni levantar sus propias
barreras, la que no se toma a sí misma ni a los demás muy en serio, la que puede reírse
de sus propias limitaciones, la que deja de tomarse examen todos los días y disfruta y la
que deja de censurarse y se arriesga.

Es la que piensa que todo vale la pena, que todo puede tener sentido, que el
momento más importante es el presente y que aún no ha vivido el día más feliz de su
vida.

Es la que se siente optimista porque no tiene nada que perder y tiene todo por
ganar; quiere lo que tiene y puede vivir sin lo que no tiene, se valora a sí misma, se
estima, se respeta y se compromete.

Es la que tiene conciencia de su responsabilidad en el mundo, y trata de


armonizar, para no desentonar en esa gran orquesta que es la naturaleza, considerándose
parte de ella y participando con su propia música.

El temor, el apego a las cosas y a las personas, el descontrol, la falsa percepción


que no permite ver lo verdadero, la influencia de las mayorías, atentan para retroceder
en el camino hacia la madurez.

81
28. EL AMOR

El amor es la esperanza de
la humanidad, especie que se
encuentra en peligro de extinción
más por desamor que por
contaminación. Es el principio de
la vida, es lo que posibilita el
crecimiento y desarrollo normal
de un ser humano y el que
permite su independencia.

El amor al conocimiento
le permite al hombre ampliar su
perspectiva, abrir su conciencia,
ver más claramente la realidad y apreciar el todo organizado al cual pertenece, ya que
no es un ente aislado sino que está unido a la naturaleza de la cual forma parte.

El conocimiento lo ayuda a no cometer errores, favorece sus relaciones con los


otros, le permite el desarrollo y la participación en la sociedad y le brinda mayores
oportunidades.

El amor al conocimiento, la necesidad de descubrir lo desconocido y la


curiosidad es lo que ha distinguido al hombre de otras especies.

El ser individual no existe, porque siempre está inserto en un grupo tratando de


lograr su independencia de los otros que le dan sentido a su vida y le permiten
diferenciarse, para ser único y distinto.

La relación humana siempre es ambivalente pero el amor siempre es más fuerte


porque si no fuera así ya sería una especie extinguida.

El amor es desapego, es respeto, es aceptación, es diferenciación yo-no yo. El


desapego resulta más difícil cuando una persona se hace cargo del otro con una actitud
omnipotente y de falta de confianza, asumiendo la responsabilidad de sus actos como si
fueran propios.

El amor no tiene por qué producir sufrimiento sino que da alegría y no aprisiona
sino que libera.

En el amor apasionado se ama porque se necesita al otro, extinguiéndose el amor


en su propio ardor. En el amor verdadero se necesita al otro porque se ama.

El amor, más que un sentimiento hacia alguien es una cualidad que permite
comunicarse con todos los otros en forma comprensiva y considerada, entendiéndolos.
No significa solamente un sentimiento hacia una persona en particular, sino que es una
actitud hacia todos.

82
El amor es desinterés, no especula, no negocia ni saca ventajas, y el amor más
importante es el amor propio. Se comienza por amarse a uno mismo para poder amar a
otro, y el otro es el primer paso hacia Dios.

Dice San Agustín: “Ama y haz tu voluntad”. Parece una contradicción, ¿cómo
hacer la propia voluntad sin comprometer la relación con el otro? El otro está dentro de
mí, lo considero, lo tengo en cuenta, no lo dejo de lado para hacer mi voluntad. El otro
participa porque yo elijo estar con él, amarlo y que me ame, y si se opone a mi
crecimiento tengo que convencerlo con mi férrea convicción. El problema es que pocas
personas tienen convicciones firmes y esa inseguridad se trasmite, el otro la capta y
aprovecha esa debilidad para doblegar y someter.

La convicción firme y la coherencia en los actos es la mejor arma para lograr


convencer y disuadir al otro.

Para poder amar a todos los otros hay que buscar a Dios en ellos. Todos tienen
algo de Dios, sólo que a veces está muy tapado y hay que descubrirlo.

La maldad puede existir solamente en personas carentes de afecto, no amadas,


incomprendidas, abandonadas tempranamente, aisladas.

La diferencia entre el amor propio y el egoísmo, es que el primero es el


sentimiento de respeto por uno, que no puede ceder su propio espacio, y el segundo es
pretender utilizar al otro para el propio beneficio, manipulándolo como un objeto.

El amor posesivo es la falta de respeto por el otro que es considerado como una
prolongación de uno mismo; y el amor verdadero es la aceptación del otro como alguien
diferente, es el encuentro, la entrega y la necesidad de compartir.

El miedo es lo opuesto al amor, es la desconfianza, la inseguridad, la


competencia, el egoísmo; y el miedo al abandono es inmadurez. Hay que aprender a
estar solo para poder estar acompañado. El apego es el intento de apropiarse del otro
para evitar ser uno mismo.

El conocimiento es liberador porque permite el propio desarrollo haciendo


posible la independencia.

83
EPÍLOGO

Este trabajo es producto de la observación, a través de la experiencia en la


práctica profesional con adolescentes y niños, y de la reflexión.

Es un intento de llegar a motivar, a todos a aquellos que piensan que estudiar y


aprender no es para ellos, porque no están dispuestos a realizar los esfuerzos que
erróneamente creen que tienen que hacer para lograr cumplir con las exigencias
académicas.

Estudiar no significa acumular información, estudiar quiere decir informarse y


formarse para poder pensar por sí mismo y desarrollar la propia creatividad.

La motivación es el elemento esencial para que el proceso de aprendizaje se


realice con entusiasmo, es el motor que mueve a la acción, es la palabra mágica que
produce verdaderos milagros.

La voluntad es la fuerza más importante de una persona y el rasgo de su


personalidad que le permitirá hacer realidad todo aquello que emprenda. Es una
cualidad que hay que aprender a desarrollar con la educación, desde el principio, a
través del empeño en la realización de pequeñas cosas, con tenacidad, disciplina, y buen
humor.

La voluntad compensa y nivela con creces cualquier falla o carencia que pueda
tener una persona permitiéndole trascender sus propios límites.

La esperanza y la fe en sí mismo, en la vida y en los demás, son los pilares que


sostienen todos los proyectos, porque hay que creer y saber esperar con alegría,
anticipando e imaginando los logros pero sin comprometerse demasiado con ellos.

Las expectativas de los padres son muy necesarias y constituyen la motivación


más importante para muchos jóvenes, siempre que no se conviertan en presiones.

Enseñarles a los hijos a proyectarse en el futuro, para que aprendan a anticipar


los resultados de su tarea actual, es una forma de ayudarlos.

Premiar sus logros y estimularlos en los fracasos, que no tienen que ser vividos
con amargura sino como parte del proceso para alcanzar sus metas, refuerza la conducta
apropiada.

Y no olvidarse aquello de que mejor que tener éxito en la vida es hacer de la


propia vida un éxito.

84
BIBLIOGRAFÍA

Aberastury A. y M.Knobel; “La adolescencia normal”; Editorial Paidós; Buenos Aires;


1974.

Bianchi, Ariel E.; “Orientación Vocacional”; Editorial Troquel; Buenos Aires; 1980.

Bohoslavsky, Rodolfo; “Orientación Vocacional, La estrategia clínica”; Ediciones


Nueva Visión; Buenos Aires; 1979.

Buber, Martín; “Yo y tú”; Nueva Visión; Buenos Aires; 1979.

Buber, Martín; ¿Qué es el hombre?; Fondo de Cultura Económica; México; 1949.

Carbonell, R.G.; “Estudiemos sin esfuerzo”; Editorial Edaf; Madrid; 1990.

Deepak Chopra; “El camino de la abundancia”; Editorial Vergara; Buenos Aires; 1995.

Deepak Chopra; “Viaje al bienestar”; Editorial Vergara; Buenos Aires; 1995.

From, Erich; “El arte de amar”; Editorial Paidós, Buenos Aires; 1985.

From, Erich; “El miedo a la libertad”; Editorial Paidós; Buenos Aires; 1977.

Grinberg, León y Grinberg, Rebeca; “Identidad y Cambio”; Editorial Paidós; Buenos


Aires; 1976.

Hill,Winfred F., “Teorías Contemporáneas del aprendizaje”; Editorial Paidós”; España;


1983.

May, Rollo; “El amor y la voluntad”; Editorial Emece; 1971.

Nuttin Joseph; “La estructura de la personalidad”; Editorial Kapelusz S.A.; 1968.

Sartre, Jean Paul; “El existencialismo es un humanismo”; Editorial Huascar; Argentina;


1972.

Pauk Walter, “El arte de aprender”, Editorial Huemul, Buenos Aires, 1971.

Morgan, Clifford T., Deese James, “Como estudiar”, Editorial Magisterio Español
S.A.,Madrid, 1967.

Assagioli, Roberto, “Ser Transpersonal”, Gaia Ediciones, Madrid, 1993.

Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y


utilización, total o parcial, de los contenidos de este ebook, en cualquier forma o
modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización de sus creadores.
Email de contacto: info@laguia2000.com

85