Вы находитесь на странице: 1из 5

28.027.

295

El descubrimiento de América, ¿ha sido útil o perjudicial para el género


humano?, si ha sido útil, ¿Cómo puede ser mejor aprovechada esta
utilidad?, y si ha sido perjudicial, ¿Cómo puede disminuirse este perjuicio?

En el siglo XV, América fue el apogeo del viejo mundo (entendiéndose por “viejo
mundo” al continente europeo) en cuanto al comercio, la política, y propagación de la religión
católica, transculturizando forzadamente mediante razzias1, a este nuevo continente
“descubierto”. Para algunos este hecho dio grandes avances, siendo útil la llegada de los
europeos, para otros, fue un acto perjudicial para los nativos americanos.

¿Ha sido útil o perjudicial para el género humano?

Si lo vemos de manera en que esta colonización quiso “modernizar” a la América


indígena, tomaremos la postura en que no fue necesario, ya que, partiendo de la ideología del
sociólogo estadounidense Talcott Parsons el cual afirma que la sociedad: “Es un sistema o
estructura inteligente que se encuentra programada a medida de su desarrollo con el fin de integrar, cada una de
sus partes y lograr un "Todo" en el sentido colectivo (…)”.No era obligatorio imponer un nuevo
modelo de sociedad a la comunidad nativa de América, ya que estos crearían a su tiempo y de
manera no violenta sus propias bases de organización, como lo hicieron las grandes potencias
indígenas de alto nivel de desarrollo2 (aztecas, mayas, incas, entre otras). Que como se sabe no
eran solo una comunidad, sino una nación, puesto que poseían bases fundamentales para un
sistema político, económico, religioso y social, propio.

Las severidades llevadas a cabo en las razzias dejaron la “destrucción de recursos y el


descenso demográfico de las bases indígenas, así como también la resistencia por esta ofrecida
a los grupos hispanos”3, una mortalidad masiva de indígenas, introducción de dos nuevas razas
(blanca y negra), y una mezcla racial, dándonos la señal de la América actual.

1
Invasión en territorio enemigo para saquear o destruir
2
Como lo asume German Carrera Damas. Formación histórico social de Venezuela ,13-43pp
3
Ídem
Así algunos estados del viejo continente habían caído en la “fiebre” por conseguir oro,
esclavos y productos de la tierra, para pagar y financiar las burocracias monárquicas de Europa
Occidental, por este motivo, Europa llevo a cabo muertes masivas de indígenas americanos,-
planteándolo de manera poco apacible- un genocidio.

Debido a esta “fiebre por las riquezas”, ahora nos centraremos en la participación que
tubo España en las Islas de la Antillas, cuándo el navegante Cristóbal Colón llego por primera
vez en 1492. Al momento de desembarcar, Colón señala en su diario4:

Nos trajeron loros y bolas de algodón y lanzas, y muchas otras cosas más que
cambiaron por cuentas y cascabeles de halcón. No tuvieron ningún inconveniente en
darnos todo lo que poseían…eran de fuerte constitución, con cuerpos bien hechos y
hermosos rasgos…no llevan armas, ni las conocen. Al enseñarles una espada. La
cogieron por la hoja y se cortaron al no saber lo que era. No tienen hierro. Sus lanzas
son de caña… serían unos criados magníficos… con cincuenta hombres los
subyugaríamos a todos y con ellas haríamos lo que quisiéramos. (p.11)

Colón y sus navegantes quedaron sorprendidos al punto de llamar a los Arawaks


(población indígena con los cuales se encontraron) “extraordinarios”, por las características de
ser hospitalarios y su entrega a la hora de compartir. Claro está en que los Arawaks lo hacían
por el simple hecho de que ellos esperaban de parte de los españoles la misma generosidad.
Lamentablemente como otros estados del mundo moderno, España buscaba oro, una nueva
medida de riqueza la cual podía comprar todo, y querían conseguirlo cueste lo que cueste.
En el informe de Colón hacia la Corte Suprema de Madrid, la cual tiene dos teorías de
validación. La primera es que su autor es el mismo Colón; la otra, en cambio afirma que fueron
relatadas por el Rey Fernando y Luis de Santángel5, inspirándose por lo informes de Colón.
Cual sea el caso, es de real importancia para la historia.
Zinn, nos expone un fragmento del informe6 hacia la Corte de Madrid, el cual era
“extravagante”:

4 Como lo indica Howard Zinn en su libro: La otra historia de los Estados Unidos. Cap:1
5 Su función principal en la Corte del Rey Fernando era la financiera: prestar dinero al Monarca, que éste después
le devolvería con cargo a diversas rentas.
6 Howard Zinn, La otra historia de los Estados Unidos.p,13
“Hispaniola es un milagro. Montañas y colinas, llanuras y pasturas, son tan fértiles como
hermosas. Los puertos naturales son increíblemente buenos y hay muchos ríos anchos,
La mayoría contiene oro…hay muchas especias y nueve grandes minas de oro y otros
metales…”

Cabe destacar que Colón insistía en el hecho de que había llegado a Asia (refiriéndose a
Cuba) y a una isla se la costa china, que en realidad era Hispaniola (actualmente Haití y
República Dominicana), Este describía a los indígenas como “(…) ingenuos y generosos con sus
posesiones (…)”7, Colón finalizo su informe con la petición de ayuda a sus majestades para que le
otorgaran más hombres y navíos, a cambio, de que en su siguiente viaje, les traería oro y
esclavos.

Uno de los mayores crímenes de Colón fue dar la orden de que todos los indígenas
“mayores a catorce años recogieran cierta cantidad de oro cada tres meses, cuando estos se lo
traían se les otorgaba un colgante de cobre, los que no poseían dicho colgante se les mutilaba
las manos, y estos morían desangrados” (p.15)8. Esto ocurrió en la provincia haitiana de Cicao.
De este modo el control total por parte de los españoles conllevo a una venganza masiva, los
españoles no se lo pensaban mucho antes de apuñalar a los indígenas con el “motivo” de ver
“cuan afiladas estaban sus espadas”.

Algo interesante fue unas de las citas rescatadas del fraile y cronista Bartolomé de Las
Casas9 el cual describe las relaciones sexuales de los indígenas:

(…) tanto los hombres como las mujeres escogen a su pareja y las dejan a su placer, sin
ofensa, celos ni enfado. Se reproducen a gran ritmo (…) Se cubren sus partes
vergonzantes con hojas y trapos de algodón, aunque por lo general los indígenas-
hombres y mujeres- ven la desnudez total con la misma naturalidad con la que nosotros
miramos la cabeza o las manos de un hombre. (p.15)

7
Howard Zinn, La otra historia de los Estados Unidos.p,15
8
idem
9
idem
Por un lado apreciamos una ideología más liberal en cuanto las leyes de matrimonio de
esta población indígena -las cuales no existían - o mejor dicho una alianza, en los relatos de Las
Casas nos confiesa que “(…) mientras que los hombres eran enviados a las minas, las mujeres
se quedaban para trabajar la tierra. Las obligaban a cavar y a levantar miles de elevaciones para
el cultivo de la yuca (…)”. Trabajos muy pesados y abusivos para ambas partes, pero no solo
su finalidad era que trabajaran, sino “extinguirlos”-por decirlo de alguna manera-.Un
fragmento rescatado del libro de Zinn, contado por Bartolomé de Las Casas, el cual es
Fuertemente violento por su contenido, nos puntualiza la mayor- a mi parecer- de las
atrocidades:

De esta forma las parejas solo se unían una vez cada ocho o diez meses y cuando se
juntaban, tenían tal cansancio y tal depresión…que dejaban de procrear. Respecto a los
bebés, morían al poco rato de nacer porque a sus madres se les hacía trabajar tanto, y
estaban tan hambrientas, que no tenían leche para amamantarlos, y por esta razón,
mientras estuve en Cuba, murieron 7.000 niños de tres meses. Algunas madres incluso
llegaron a ahogar a sus bebés de pura desesperación… (p.16)

Esto fue definitivamente uno de las peores barbaridades. Insisto en que no era necesaria
tanta maldad para querer “modernizar”. Como lo señalé al principio de este trabajo, no estoy
de acuerdo, por lo tanto, fue perjudicial la llegada de los europeos porque borraron una parte
de nuestra propia “personalidad de pueblo”, entendiéndose, como tradiciones propias.

Para Concluir como dice Humberto Eco en su artículo publicado en ProDavinci, ¿Por qué
odiamos?:
“El amor calienta el corazón hacia unas cuantas personas selectas; el odio Calienta los
corazones de todos los que están en tu bando, y puede movilizar a un grupo a
discriminar a millones de seres: a una nación, un grupo étnico, personas cuya piel tienen
un color diferente al tuyo o gente que habla un idioma diferente”

Tomando en cuenta esta proposición, deducimos que ¿Colon tenía odio Hacia los
indígenas, y por esto movilizó a grandes masas para cometer atrocidades?, no lo sabremos con
certeza.
Bibliografía

-Carrera Damas, German (coord.)Formación histórica social de Venezuela. Caracas. EBUC-UCV. 13-43pp

-Eco, Umberto. Prodavinci. 6 de diciembre de 2011.


http://historico.prodavinci.com/2011/12/06/artes/%C2%BFpor-que-odiamos-por-umberto-
eco/ (último acceso: 5 de mayo de 2019).

- Parsons,talcott. El sistema social. Revista de Occidente.1966, 569pp