Вы находитесь на странице: 1из 6

ABEJAS EN EL

MUNDO

Reynoso Casani, Oriett Amelia


ABEJAS

Introducción:

Las abejas los cuales son insectos que desempeñan un papel esencial como

agentes polinizadores en la reproducción de las plantas, es una de las especies

principales encargadas de transportar el polen.

Más de 20.000 especies, las abejas tienen un papel muy importante en el

ecosistema; de hecho la producción de la alimentación y la biodiversidad

mundial depende de ellas. Dado que las poblaciones de abejas están disminuyendo

drásticamente a escala global, estos insectos son más necesarios que nunca.

Además tienen gran importancia socioeconómica, pues la apicultura es

considerada una de las principales fuentes pecuarias generadora de ingresos. A

través de la apicultura se producen productos como miel, polen, jalea real, cera y

propóleos.

El consumo de miel a nivel mundial ha adquirido gran protagonismo, debido a

que es un producto natural más saludable que los endulzantes industriales y es un

alimento de gran valor nutricional para los seres humanos.


ABEJAS

1. Abejas:

Se estima que existen entre 20 y 25,000 especies de

abejas a nivel mundial, estas se presentan en una gran

variación de formas, colores, y tamaños. Hay

especies que son de un mismo color, otros de varios,

unos con rayas otros sin rayas, la paleta de colores

entre las abejas es grande, con colores fuertes, tenues y metálicos.

Los tamaños oscilan entre dos y 39 mm de longitud y una biomasa que va de menos de

1 mg a más de 1 g. Asimismo hay una gran variación de formas de vida entre las abejas,

sin embargo no todas las especies de abejas se dedican a la recolección de polen como

se piensa, existen algunas especies que se dedican al robo o a parasitar otras especies de

abejas.

2. Importancia de las abejas:

Las abejas son de gran valor como agentes de polinización cruzada y muchas plantas

son totalmente dependientes de determinados tipos de abejas para su reproducción.

También polinizan el 80% de todos los cultivos agrícolas y sin la polinización por las

abejas, no podrías se podría comer muchas variedades de frutos y hortalizas.

Aproximadamente 1 / 3 de todos nuestros alimentos depende directa o indirectamente

de las abejas. Así mismo se observó que en los últimos años, la población de abejas ha

disminuido de forma masiva en un aproximado de 30 a 50% en la mayor parte del

mundo.
3. Factores que afectan la salud de las Abejas:

Abejas enfermas:

Las abejas tienen sus propios parásitos y enfermedades, que las debilitan y, a menudo,

las matan. Las abejas enfermas o con parásitos pueden, a su vez, ser más vulnerables a

otros factores, como una mala nutrición o la exposición a sustancias químicas tóxicas.

Abejas Hambrientas:

Las abejas se alimentan de flores, de las que requieren un suministro estable, cuando no

hay suficientes plantas en flor durante la temporada de abejas, como sucede, por

ejemplo, en monocultivos que producen una única clase de flores durante un tiempo

determinado, las abejas no pueden alimentarse ni alimentar a su progenie.

Además, el cambio climático puede modificar los patrones de floración, desplazar

plantas que eran importantes fuentes de alimento para las abejas de una zona a otra.

Abejas Envenenadas:

Las abejas están expuestas y se contaminan a

menudo con sustancias químicas, en su mayoría,

plaguicidas.

Estos insecticidas, herbicidas y fungicidas se

aplican a los cultivos, pero llegan a las abejas a

través del polen, el néctar, el aire, el agua o el suelo.


Enfermedades y Parásitos:

Muchos apicultores están de acuerdo en que el

ácaro ectoparásito Varroa es un peligro serio

para la apicultura en todo el mundo. Este

parasito se alimenta de la sangre de la abeja y

se contagia de una colmena a otra. Además de debilitar a las abejas, el Varroa también

puede propagar enfermedades virales y bacterias. Sus efectos son graves y, si no se

controlan, suelen llevar a la muerte temprana de colonias en menos de tres años.

Cambio climático:

El cambio climático, como el aumento de temperaturas, la modificación de pautas de

precipitación y los fenómenos meteorológicos extremos, tendrán impacto en las

poblaciones de polinizadores, afectará con gran probabilidad la interacción entre estos y

sus fuentes de alimento.

Agricultura Industrial:

La agricultura se ha industrializado rápidamente durante el pasado siglo, lo que ha

supuesto un mayor uso de fertilizantes, más sustancias químicas tóxicas, más

monocultivos y la expansión de la agricultura a nuevas tierras. Los polinizadores,

manejados o silvestres, no pueden escapar a los variados impactos masivos de la

agricultura industrial. Sufren simultáneamente la destrucción de sus hábitats naturales

por la agricultura y los efectos nocivos de las prácticas intensivas cuando sus áreas de

vuelo naturales se superponen, inevitablemente, con las explotaciones agrícolas.


4. Proteger a las abejas:

Se debe tomar acciones a corto y mediano plazo para revertir el descenso actual que hay
en la población de abejas, esto debido a que es una de las principales especies que se
encargan de la polinización. Podemos tomar en cuenta los siguientes puntos:

Evitar el uso indiscriminado de plaguicidas:

Existen muchos riesgos significativos asociados con el uso de algunos plaguicidas


tóxicos para las abejas, ya existen investigaciones científicas que avalan este punto para
ello los agricultores deberían prohibirse el uso de plaguicidas tóxicos.

Mejorar la salud de las abejas y polinizadores:

Se debería aumentar la diversidad de flores en los lugares que ya existen, y agregar


nuevas especies en lugares donde antes había y en la actualidad ya no. Podría también
incentivar a los agricultores a crear nuevos hábitats y cuidar si ya lo tienen, esto implica
un beneficio en su producción.

Concientizar:

Concientizar al sector agrícola y como a las personas de la gran importancia de las


abejas, y como su población ha ido disminuyendo en cantidades abismales.