Вы находитесь на странице: 1из 74

LAS TÉCNICAS ARGUMENTATIVAS Y LA

UTOPÍA DIALÓGICA EN LA POESÍA DE


CÉSAR VALLEJO
LAS TÉCNICAS ARGUMENTATIVAS Y LA
UTOPÍA DIALÓGICA EN LA POESÍA DE
Este libro es ganador del Premio Nacional de Ensayo
Vallejo Siempre 2014, cuyo jurado calificador estuvo conformado
por Javier Morales Mena, Ricardo González Vigil
y Rosario Valdivia Paz-Soldán.
CÉSAR VALLEJO
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN
UNIVERSIDAD RICARDO PALMA
Premio Nacional de Ensayo Vallejo Siempre 2014
TÉCNICAS ARGUMENTATIVAS
LAS TÉCNICAS ARGUMENTATIVAS Y LA
UTOPÍA DIALÓGICA EN LA POESÍA DE
CÉSAR VALLEJO
© Camilo Fernández Cozman
Índice
© Universidad Ricardo Palma, Editorial Universitaria
Av. Benavides 5440, Lima 33, Perú
Teléf.: 708-0000, anexos 8005, 8009
E-mail: editorial@urp.edu.pe
RUC: 20147883952
© Editorial Cátedra Vallejo E. I. R. L., editor Presentación 13
Av. Universitaria 1947, dpto. 308-B, Pueblo Libre
Teléf.: 941-455-777 introducción 17
E-mail: editorialcatedravallejo@gmail.com
RUC: 20556984736
I. César Vallejo en el Contexto de la Poesía 25
Peruana
Colección ARCHIVO VALLEJO
Las técnicas argumentativas y la utopía dialógica en la poesía de César Vallejo 1.1. La periodización de la poesía peruana 28
Camilo Fernández Cozman según alberto escobar
1.a ed. Lima: Editorial Universitaria de la Universidad Ricardo Palma/Editorial Cátedra
Vallejo, 2014. 1.2. el modernismo en el Perú y césar Vallejo 31
(Archivo Vallejo N.º 6, colección dirigida por Gladys Flores Heredia)
146 pp., 14,5 x 20,5 cm 1.3. césar Vallejo y la vanguardia indigenista 36
Literatura peruana/Ensayo/Poesía/César Vallejo
1.4. césar Vallejo frente a Gamaliel churata 39
Edición: Editorial Cátedra Vallejo E. I. R. L. 1.5. césar Vallejo y el surrealismo 44
Directora de edición: Gladys Flores Heredia
Diseño: José Carlos Chihuán Trevejo
1.6. José carlos Mariátegui y césar Vallejo 49
Composición: Sylvia Ramos Romero
Corrección de textos: Jorge Ramos Cabezas
II. César Vallejo y la Poesía argumentatIVa 53
Primera edición: agosto de 2014
Tiraje: 500 ejemplares
2.1. Las técnicas argumentativas según 54
chaïm Perelman y Lucie olbrechts-tyteca
Hecho el depósito legal en la Biblioteca Nacional del Perú n.° 2014-xxxxx
ISBN: xxx-xxx-xxxxx-x-x
2.2. Las provincias figurales según Giovanni 57
Registro de proyecto editorial n.° xxxxxxxxxx Bottiroli
Prohibida la reproducción total o parcial de esta obra, incluido el diseño tipográfico 2.3. el poema como una imitación de un 60
y de portada, sin previa autorización escrita del editor. macroacto de habla
Impreso en Perú / Printed in Peru
2.4. La utopía dialógica y el humanismo 61
Impresión: comunicativo
Editorial San Marcos de Aníbal Jesús Paredes Galván
Av. Las Lomas 1600, Urb. Mangomarca, S. J. L., Lima, Perú 2.5. Breve explicación del modelo de análisis 63
RUC: 10090984344
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN ÍNDICE
III. las téCnICas argumentatIVas y el modernIsmo 65 IV. las téCnICas argumentatIVas y la suPeraCIón 87
en Los heraLdos negros del modernIsmo en TriLce
3.1. Lectura de «La araña» y la fuerza de la 66 4.1. Lectura del poema Xiii y la poética 90
argumentación argumentativa de césar Vallejo
a) La estructura del texto argumentativo 67 a) el papel del exordio en la argumentación 91
vallejiana
b) La metáfora y la provincia figural de la 68
sinécdoque b) el oxímoron vanguardista y su dimensión 92
argumentativa
c) el locutor y las técnicas argumentativas 69
c) el locutor y la persuasión del ser amado 93
d) La cosmovisión y la solidaridad 73
d) La visión del mundo y la desmitificación de 95
3.2. análisis de «La cena miserable» y el antimodelo 74 la poética romántica
como argumento
76 4.2. análisis del poema LXi y la trama narrativa como 95
a) Las partes del texto argumentativo
sustento de la argumentación del locutor
b) La provincia figural de la sinécdoque 77
a) el papel de la narración en el texto 97
c) el locutor plural y el singular, y el argumento 78 argumentativo
basado en el antimodelo
b) La provincia figural de la metáfora 98
d) La visión del mundo y la construcción del 79
sujeto pobre
c) el locutor y la deliberación íntima 99
d) La visión del mundo y la utopía dialógica 100
3.3. análisis de «a mi hermano Miguel» y el recuerdo 80
que se teje en la memoria V. la dImensIón argumentatIVa y el dIalogIsmo de 103
a) La tesis del locutor y la estructura del texto 82 Poemas humanos
argumentativo 5.1. Lectura de «oye a tu masa, a tu cometa, 106
b) La negación y otras provincias figurales 82 escúchalos…» y la estructura argumentativa
c) el locutor, el alocutario representado y los 84 a) el exordio y la representación de la oralidad 107
tipos de argumento b) La provincia figural de la negación y la 108
metáfora
d) La visión del mundo y la vida que vence a 86
la muerte c) el locutor personaje y el discurso persuasivo 109
d) La visión del mundo y la utopía dialógica 111
8 9
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN
5.2. análisis de «Los desgraciados» y la utopía 112
dialógica
a) Las partes del texto argumentativo y la tesis 114
del locutor
b) La provincia figural de la metonimia 115
c) el locutor personaje y la predicción de la 116
utopía
d) La visión del mundo y la utopía dialógica 118
VI. la argumentaCIón en «masa» y la audICIón 121
múltIPle en Poemas humanos y esPaña, aParTa
de mí esTe cáLiz
6.1. Hermenéutica de «Masa» como poema 122
argumentativo
a) La peroración final sorpresiva y la ruptura 123 En memoria del maestro David Sobrevilla,
del código realista gran lector de César Vallejo y amigo por siempre.
b) La provincia figural de la negación y el 124
poder de la narratividad
c) Locutor en primer y segundo grados 125
d) La utopía dialógica y el renacimiento del 126
combatiente
6.2. «Himno a los voluntarios de la república», 126
la poliacroasis (audición múltiple) y la
argumentación basada en el modelo
a) La poliacroasis y la lírica de corte épico en 133
España, aparta de mí este cáliz
b) La poliacroasis y la utopía dialógica 135
BIBlIograFía 137
10
Presentación
La práctica crítica
de Camilo Fernández Cozman
La sistemática dedicación reflexiva a lo largo
de más de dos décadas ha hecho que, en
la actualidad, la escritura crítica de camilo
Fernández cozman se defina como una de las
más autorizadas para orientar la comprensión
del complejo universo simbólico de la poesía
peruana e hispanoamericana. La lectura
de sus principales textos permite distinguir
nítidamente el protagónico papel que tiene
la poesía dentro de su práctica crítica. si
disponemos en orden de publicación algunos
de sus textos consagrados al análisis de la
producción discursiva de poetas peruanos,
tenemos: Las ínsulas extrañas de Emilio Adolfo
Westphalen (1990); Las huellas del aura. La
poética de Jorge Eduardo Eielson (1996);
Rodolfo Hinostroza y la poesía de los años
sesenta (2001); Mito, cuerpo y modernidad
en la poesía de José Watanabe (2009); Casa,
cuerpo. La poesía de Blanca Varela frente al
espejo (2010); César Moro, ¿un antropófago de
la cultura? (2012a); El poema argumentativo
de Wáshington Delgado (2012b); y Las técnicas
argumentativas y la utopía dialógica en la
poesía de César Vallejo (2014). Precisaba que
si se reordena y encadena estas publicaciones
se obtiene una sistemática cartografía crítico-
JAVIER MORALES MENA PRESENTACIÓN
reflexiva a propósito del proceso de la poesía peruana desde de los estudios literarios, pero que establece puentes
las primeras décadas del siglo XX (a través de Vallejo y Moro), comunicativos con otros discursos para enriquecer la
hasta la poesía de la década del setenta (con Watanabe, comprensión del discurso poético vallejiano. el resultado no
pasando por la poesía de la década del cincuenta: eielson, es solo un texto que muestra el tratamiento lúcido y vigoroso
delgado y Varela; y la década del sesenta: Hinostroza). es de la poesía de Vallejo, sino también un ensayo que sintetiza
decir, su práctica crítica contribuye a comprender buena los aportes de la tradición crítica vallejiana, y que desde
parte de la historia de la poesía peruana del siglo XX. esa condición de reconstrucción arqueológica, afirma que
aún en el campo de la poesía vallejiana «hay, hermanos,
¿cómo podríamos caracterizar el quehacer crítico de muchísimo que hacer».
Fernández cozman? ¿Qué es lo que el lector encuentra cada
vez que se deja conducir por la explicación que este autor Javier Morales Mena
realiza a propósito de las principales poéticas de la tradición universidad nacional Mayor de san Marcos
literaria peruana?
no entenderíamos esta escritura crítica al margen del
proceso de modernización de los estudios literarios que desde
sus primeras investigaciones (y hasta las últimas) promovieron
alberto escobar (1929-2000) y antonio cornejo Polar (1936-
1997). avanzar más allá de las orientaciones críticas que
redujeron el texto literario a ser expresión de la vida del autor,
o los estudios que enfocaron la literatura como documento
histórico para el conocimiento de la sociedad, es imperativo
epistemológico que la práctica crítica de Fernández cozman
hace suyo. no decimos con esto que su quehacer aliente el
inmanentismo y el estudio autárquico de la poesía. es cierto
que asume el discurso poético como un hecho de lenguaje,
y por ello lo estudia movilizando los aportes de la retórica
contemporánea, pero no es menos cierto tampoco que
en cada uno de sus análisis se busca establecer un diálogo
estratégico entre el horizonte del pensamiento crítico, las
formas del discurso poético, el contexto sociocultural y la
historia de las ideas estéticas.
no ocurre de otro modo en Las técnicas argumentativas
y la utopía dialógica en la poesía de César Vallejo (2014).
Leamos por donde leamos este texto, lo que encontraremos
será un modo de práctica crítica que reconoce la autonomía
14 15
Introducción
este ensayo nació de una curiosidad intelectual.
Leí varios libros sobre la poesía de césar Vallejo
(1892-1938), pero descubrí una falencia en ellos:
ninguno analizaba, con propiedad y pertinencia,
la naturaleza argumentativa de la obra poética
de Vallejo. ¿cuál es la razón por la cual se observa
esa limitación en la crítica dedicada a nuestro
poeta más importante? Mi hipótesis es que hay
un vacío en la crítica vallejiana, pues considero
que el poeta de santiago de chuco fundamenta
una tesis (léase una opinión) en sus versos a
través del empleo riguroso de un conjunto de
argumentos. este aspecto no ha sido estudiado
por los investigadores dedicados al análisis de la
poesía de Vallejo.
Prologuista de Los heraldos negros (1918)
y Trilce (1922), antenor orrego (Vallejo 1997a,
1997b) señala el carácter innovador de Vallejo,
mientras que José carlos Mariátegui (1994)
enfatiza el lado indígena de la poesía de este
último, aspecto abordado en 7 ensayos de
interpretación de la realidad peruana (1928).
estuardo núñez (1938), por su parte, sitúa al
autor de Los heraldos negros en el ámbito
del expresionismo. estos tres autores permiten
concluir que en las tres primeras décadas del
siglo pasado hubo un interés creciente por
subrayar el perfil distintivo (léase la originalidad)
de la obra vallejiana.
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN INTRODUCCIÓN
en los años cincuenta del siglo XX, sale a la luz «el primer libro experiencia en la cárcel y la militancia comunista. un enfoque
de conjunto publicado sobre toda la obra de Vallejo» (sobrevilla distinto es el de américo Ferrari (1998 [1974]), quien plantea
1995: 103) y tiene la autoría de Luis Monguió (1960 [1952]), quien que la lírica vallejiana es de carácter metafísico y revela una
asedia los rasgos biográficos del poeta y concibe que, en los ontología, por lo cual, el lenguaje no se adecúa para nombrar
dos primeros poemarios, Vallejo hace ostensible su pesimismo, la realidad; asimismo, el crítico desvincula al poeta de su
mientras que, por el contrario, en Poemas humanos (1939) y adhesión al marxismo, como bien lo ha señalado sobrevilla
España, aparta de mí este cáliz (1939), ve asomar la esperanza (1995). Por su parte, alberto escobar (1973b) no se centra en
de transformación social que asume las propuestas marxistas la hermenéutica filosófica de la obra del poeta santiaguino,
creativamente. desde una óptica temática y parecida a la como sí lo hace Ferrari, y traza el desarrollo de la poética de
de Monguió, andré coyné (1957) hace un recuento de la vida Vallejo desde Los heraldos negros hasta España, aparta de mí
de Vallejo y luego se dedica a examinar algunos temas de Los este cáliz, advirtiéndose que el poeta partió del modernismo
heraldos negros, como la angustia y la orfandad, para luego hasta llegar a Trilce, donde Vallejo rechaza la noción de
explicar ciertos tópicos de Trilce, por ejemplo, el de la madre armonía, para, posteriormente, asumir el tema de la solidaridad
y la cárcel; además, desarrolla la temática de la muerte y del universal en España, aparta de mí este cáliz. Más interesado en
dolor como ejes de la visión del mundo que subyace a Poemas la interpretación filológica que escobar, eduardo neale-silva
humanos. Más crítico que coyné en lo que concierne a los (1975) se dedica al comentario pormenorizado de cada uno de
aciertos y limitaciones de la lírica vallejiana, saúl Yurkievich los poemas de Trilce. también desde una óptica teórica distinta,
(1958) realiza una valoración de esta última resaltando los enrique Ballón (1974) se aproxima a la poesía vallejiana a partir
aportes de Trilce, a la vez que expresa su disconformidad de la perspectiva semiótica de a. J. Greimas y roland Barthes,
con la poética inundada de sentimentalismo que se observa con el propósito de analizar el poema «en el momento en que
en Poemas humanos; asimismo, discrepa del tono coyuntural el tenista…», distinguiendo las etapas de su gestación sobre la
de España, aparta de mí este cáliz. no obstante, las últimas base de la redacción de dos crónicas periodísticas, un texto en
investigaciones revelan que la poesía póstuma de Vallejo tiene prosa y, además, las disímiles versiones del poema de Vallejo,
indiscutibles logros, que son analizados por roberto Paoli (1981) con el fin de realizar una fecunda lectura intertextual (Ballón
a través de una óptica interdisciplinaria. 1981) y renovar el panorama de la teoría literaria en el Perú.
en la década del sesenta del siglo XX, Giovanni Meo Zilio en los inicios de la década del ochenta del siglo XX, roberto
(2002 [1960]) da a conocer una investigación donde estudia los Paoli (1981) publica un libro imprescindible para comprender
rasgos estilísticos del discurso poético vallejiano. Por otro lado, a cabalidad la poesía vallejiana, en el que retoma la tesis
desde una óptica más testimonial, Juan espejo asturrizaga de núñez sobre el carácter expresionista de esta y observa
(1965) ofrece aportes fundamentales en torno a la biografía el funcionamiento de una poética antihedonista como
del poeta de santiago de chuco en el contexto de la creación manifestación del pensamiento materialista en Poemas
del Grupo norte. humanos. Por otro lado, Marco Martos y elsa Villanueva (1989)
se alejan de la perspectiva teórica de Paoli y retoman el legado
en los años setenta del siglo pasado, James Higgins (1970) de neale-silva, para hacer una exégesis de cada uno de los
se consagra a examinar el pensamiento de Vallejo resaltando textos de Trilce aportando al esclarecimiento de aspectos del
la influencia del hogar provinciano, la herencia indígena, la vocabulario, siempre inusitado y sugerente, de Vallejo.
18 19
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN INTRODUCCIÓN
en años recientes, Jorge Kishimoto (González Vigil [ed.] ahora, si bien son muy significativos los aportes de
1993) sigue hurgando en la biografía del poeta, con el la investigación especializada, no hay ningún análisis
fin de encontrar datos novedosos para comprender su pormenorizado del cariz argumentativo de la poesía de
pensamiento, mientras que david sobrevilla (1994, 1995) Vallejo. Por consiguiente, resulta pertinente señalar que casi no
examina la dimensión universal del poeta de santiago de se ha empleado la retórica de la argumentación de chaïm
chuco y realiza un análisis exhaustivo de la vasta bibliografía Perelman para abordar la lírica vallejiana. Mi investigación
secundaria acerca de su obra. andré coyné (1999) busca dar un primer aporte al abordaje de ese lado poco
continúa con la labor de estudiar la poética vallejiana y, explorado de la escritura del poeta de santiago de chuco.
por ello, realiza un recuento biográfico del poeta antes de
la publicación de Los heraldos negros, así como polemiza Por eso, mi marco teórico se sustenta en la retórica de la
con Juan Larrea respecto de la relación entre Vallejo y el argumentación de chaïm Perelman y Lucie olbrechts-tyteca
surrealismo. Pedro Granados (2004), por su parte, asume el (1989), así como en la retórica General textual de Giovanni
método hermenéutico y considera que la utopía vallejiana Bottiroli (1993) y stefano arduini (2000). sin duda, el propósito
se despliega desde Los heraldos negros hasta los poemas fundamental es reconocer la tesis que sustenta Vallejo a través
póstumos, poniendo en relieve la inclusión y la circularidad, de una red de figuras retóricas y de argumentos enlazados
entre otros tópicos del poeta santiaguino. Por otro lado, entre sí. el poeta fundamenta una tesis, no a la manera del
ricardo González Vigil (2009) recalca el temple innovador de científico, sino a través de un abanico de procedimientos
Vallejo, pues considera que este último constituye la cumbre figurativos y de un complejo mecanismo argumentativo.
de la literatura peruana, mientras que enrique Bruce (2014)
se aproxima a la lírica vallejiana a través de la teoría de La retórica es un saber humanístico cuyo origen se
género, analizando la figura de otilia y de la madre en Trilce, remonta al siglo V antes de nuestra era. aristóteles había dicho
y subrayando la manifestación de la libido masculina sobre lo siguiente: «entendemos por retórica la facultad de teorizar lo
el cuerpo femenino. Finalmente, Julio ortega (2014) asedia que es adecuado en cada caso para convencer» (aristóteles
la propuesta estética vallejiana que se halla basada en la 1990: 173). cicerón asociaba la retórica a la Política. Por eso,
«tachadura», la idea de corregir el poema hasta quitarle los afirmaba que «Muchas e importantes son las divisiones de la
vínculos lógicos para evitar la concepción referencialista del ciencia política. una de ellas es la artificiosa elocuencia que
lenguaje; asimismo, aborda España, aparta de mí este cáliz llamamos retórica» (cicerón 1924: 4). subyace a la idea de
de manera novedosa, analizando el vínculo amical entre artificio la noción de arte vinculada al hacer del orador. el poeta
Bergamín y Vallejo, y, a la vez, analiza revistas de la época se comporta como este último y despliega su discurso a través
en que se gestaron los poemas vallejianos sobre la Guerra de un abanico de figuras retóricas y técnicas argumentativas
civil española. para convencer al lector. el estudio de dichos procedimientos
en la lírica vallejiana constituye el núcleo de mi investigación.
Las investigaciones de Kishimoto, sobrevilla, coyné,
Granados, González Vigil, Bruce y ortega permiten calibrar la en el primer capítulo, sitúo a césar Vallejo en el contexto de
vigencia de la obra del gran poeta peruano y su influencia la poesía peruana. Me interesan los lazos del poeta de santiago
en las generaciones poéticas posteriores, así como precisar los de chuco con el modernismo y el vanguardismo, pues resulta
rasgos más saltantes de la vida de aquel. importante precisar cómo Vallejo se alejó del movimiento
20 21
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN INTRODUCCIÓN
literario de rubén darío para abrazar la postura vanguardista de santiago de chuco, debemos buscar el consenso a través
y avanzar hacia una estética posvanguardista, tan proclive a de un diálogo abierto y constante, que permita vislumbrar una
realizar una poesía coyuntural como la que se hace ostensible sociedad más humana donde respetemos al otro en su real
en España, aparta de mí este cáliz. dimensión y así podamos convivir a plenitud.
en el segundo, explico mi modelo de análisis que se Para esta investigación, utilizaré la edición de la poesía
fundamenta en los aportes de la retórica de la argumentación de césar Vallejo (1991) realizada por ricardo González Vigil,
y de la retórica General textual, con el fin de sentar las bases y que vio la luz bajo el sello editorial del Banco de crédito del
para un abordaje sistemático de cómo el locutor busca Perú. considero que es una de las mejores ediciones, puesto
convencer al alocutario en la pragmática interna del poema. que, aquí, González Vigil muestra un buen conocimiento de la
bibliografía secundaria acerca de la obra de Vallejo, así como
en el tercero, analizo la argumentación de Vallejo en Los precisa ciertos datos en torno a los poemas, que posibilitan
heraldos negros como una vía para cuestionar, en algunos una mayor comprensión de los mismos.
casos, la poética modernista, sobre todo en los textos de
«canciones de hogar», donde hay poemas como «a mi Quisiera agradecer sinceramente a dos investigadores
hermano Miguel» que intentan un alejamiento de la poética cuyas obras han sido imprescindibles para mi investigación: el
de rubén darío. filósofo david sobrevilla, uno de los grandes intelectuales del
Perú contemporáneo; y ricardo González Vigil, quien se ha
en el cuarto, abordo las técnicas argumentativas, ligadas a consagrado, durante décadas, a la difusión y estudio de la poesía
figuras retóricas, en Trilce, con el fin de precisar cómo la trama vallejiana. el primero ha sintetizado y abordado críticamente el
narrativa es empleada desde un punto de vista argumentativo aporte de los estudios especializados en la obra de Vallejo. el
en algunos textos de aquel poemario vanguardista. segundo ha realizado una edición crítica de esta última muy
importante para los investigadores interesados en el tema.
en el quinto, examino cómo se configura la utopía
dialógica a través de la argumentación en Poemas humanos. no me queda sino terminar esta introducción citando al
en consecuencia, resulta esencial el abordaje de textos como poeta de santiago de chuco:
«Los desgraciados», para esclarecer de qué manera Vallejo
construye un sujeto pobre que pueda construir una nueva un gato es el lindero entre ella y yo,
cultura e impulsar la transformación de la sociedad en un al lado mismo de su tasa de agua.
espacio de convivencia más justo para la humanidad. La veo en las esquinas, se abre y cierra
su veste, antes palmera interrogante…
¿Qué podrá hacer sino cambiar de llanto?
en el sexto y último capítulo, me centro en la audición múltiple
(poliacroasis) como rasgo de la utopía dialógica en España, Pero me busca y busca. ¡es una historia!
aparta de mí este cáliz. es decir, es ostensible el funcionamiento
de un locutor que se dirige a varios alocutarios, en poemas como (Vallejo 1991: 585)
«Himno a los voluntarios de la república», y ello configura una
utopía dialógica universal en la obra vallejiana. Para el poeta Lima, junio de 2014
22 23
I. César Vallejo en el
contexto de la poesía peruana
¿cuál fue el periplo vital de césar Vallejo? ¿cómo
se sitúa césar Vallejo en el ámbito de la poesía
peruana? ¿cuál es su aporte distintivo? ¿cuáles
son las etapas de su obra poética? sin duda,
Vallejo es la cumbre de la literatura peruana
porque significó la internacionalización de la
poesía del Perú y anticipó algunas corrientes de
la lírica hispanoamericana.
en este capítulo, precisaré algunos datos
biográficos de Vallejo basándose principalmen-
te en la investigación realizada por el prestigioso
crítico González Vigil; luego, haré una periodi-
zación de la poesía peruana a partir de las pro-
puestas de alberto escobar; después, explicaré
el proceso de la poesía modernista y cómo Va-
llejo superó el credo de rubén darío; y finalmen-
te, abordaré cómo nuestro poeta se articula a la
vanguardia indigenista y cuál es el vínculo inte-
lectual que se estableció entre José carlos Ma-
riátegui y el poeta de santiago de chuco
Vallejo nació en santiago de chuco, un
pueblo de la sierra norte del Perú, en 1892.
Fue hijo de Francisco de Paula Vallejo Benites
y de María de los santos Mendoza. tuvo diez
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN VALLEJO EN EL CONTEXTO DE LA POESÍA PERUANA
hermanos. estudió su primaria en santiago de chuco y su denodado con el lenguaje, sino también la insurgencia
secundaria en Huamachuco. cursó la carrera de Filosofía y provinciana frente a la tiranía del centralismo limeño.
Letras en la universidad de la Libertad y llegó a graduarse como
bachiller con la tesis El Romanticismo en la poesía castellana, Vallejo se matriculó en la Facultad de Letras de la universidad
en 1915. ejerció la docencia en el centro escolar de Verano n.° nacional Mayor de san Marcos; pero su situación económica
241 y en el colegio nacional de san Juan, donde fue profesor no le permitió continuar con sus estudios, de manera sostenida,
de ciro alegría, el célebre autor de Los perros hambrientos. el en la decana de américa. de pronto, publica Los heraldos
22 de agosto de 1915, fallece su hermano Miguel, un hecho negros, libro que comienza a circular a partir de 1919 y que
que marcaría intensamente la vida del poeta. esperaba un prólogo de abraham Valdelomar, quien fallece
de modo trágico, sin concluir el mencionado introito. acusado
Los primeros poemas de césar aparecieron en la revista injustamente de incendiario, Vallejo fue encarcelado en trujillo
Variedades, en 1911, y también en la revista escolar Cultura y permaneció allí entre el 6 de noviembre de 1920 y el 26 de
infantil, entre 1913 y 1914. años después, el poeta se interesará febrero de 1921, como lo precisa González Vigil (Vallejo 1998).
más en el Modernismo de rubén darío. en 1915 comienza a
integrar el Grupo norte, junto a José eulogio Garrido, antenor sin embargo, ya en los últimos meses de 1918 e inicios de
orrego, alcides spelucín, Víctor raúl Haya de la torre, Macedonio 1919, Vallejo se había embarcado en la escritura y corrección
de la torre, entre otros. Posteriormente, en 1923, este grupo de los poemas que iban a constituir Trilce, que se publica en
fundaría el diario El Norte. orrego será el primer crítico que llame 1922. se trataba de un libro vanguardista a carta cabal que
la atención sobre la gran calidad de la poesía vallejiana. la crítica oficial no pudo comprender debido a su raigambre
experimental: Vallejo crea palabras, juega con el espacio de
Vallejo sufrió la incomprensión de la época. así, clemente la página en blanco, quiebra la estética modernista e innova la
Palma calificó de «mamarrachos» a sus primeros poemas, poesía en lengua castellana. en aquellos años, según González
mientras que Luis astrana Marín, un destacado crítico literario Vigil (Vallejo 1998), concibió la novela Fabla salvaje y algunos
español y traductor, se mofaba de la nueva sensibilidad que cuentos de Escalas, de manera que practicó diversos géneros
afloraba en Los heraldos negros, como lo recuerda González con soltura y pertinencia.
Vigil (Vallejo 1998). sin embargo, el poeta no se desanimó y
asumió con estoicismo la incomprensión de la crítica oficial. en junio de 1923, el poeta se embarcó hacia europa y
tomó contacto en el Viejo continente con intelectuales,
en 1917 partió a Lima y esa experiencia de migrante artistas y escritores de la época, como Juan Larrea, Juan Gris,
marcará profundamente su existencia. en 1918 se enteró de la Pablo Picasso y Vicente Huidobro. Practicó el periodismo con
muerte de su progenitora, hecho que lo sumergió en una honda asiduidad y llegó a colaborar con publicaciones de la época;
tristeza. Ya en Lima pudo conocer a dos grandes escritores: por ejemplo, El Comercio dio a conocer colaboraciones suyas
Manuel González Prada y abraham Valdelomar. el primero en 1929 y 1930. Por otro lado, se adhirió al marxismo a partir de
será el maestro de la generación del centenario (constituida 1928, cuando viajó a la unión soviética; de ello queda como
por Vallejo, José carlos Mariátegui, estuardo núñez, Haya de testimonio la carta que firmó de apoyo al Partido socialista
la torre, Luis alberto sánchez, entre otros), y el segundo, una Peruano, fundado por el amauta José carlos Mariátegui,
gran figura literaria, porque representaba no solo el trabajo según lo indicado por González Vigil (Vallejo 1998).
26 27
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN VALLEJO EN EL CONTEXTO DE LA POESÍA PERUANA
Vallejo estuvo en españa en 1931 y percibió un hecho González Prada experimenta con estrofas francesas e italianas
importante: la proclamación de la república. cuando, para incorporarlas en el concierto de la lírica peruana, pero
cinco años después, estalla la Guerra civil española, el poeta también trata poéticamente temas nacionales en Baladas
expresará su solidaridad con los voluntarios republicanos y su peruanas; Palma se aproxima creativamente al lenguaje
oposición al fascismo. en 1937, Vallejo pergeñó muchos textos popular de la Lima decimonónica; por último, chocano se
que luego integrarían sus libros póstumos Poemas humanos y nutre del modernismo como corriente literaria, mas, a la vez,
España, aparta de mí este cáliz. además, el poeta peruano manifiesta un primigenio interés por el mundo andino en
participaría, en españa, en el segundo congreso internacional poemas como «Blasón».
para la defensa de la cultura, de clara orientación antifascista.
el tercer ciclo es el de los fundadores de la tradición o
el 15 de abril de 1938, la voz de césar Vallejo se apaga en tradiciones poéticas del Perú, y aquí escobar asevera:
París. sus restos están en el cementerio de Montparnasse. La
vida del poeta había sido un trajinar desde santiago de chuco José María eguren propuso con su obra liquidar la herencia
a trujillo, y luego a Lima, para terminar en europa y fallecer del ciclo de los buscadores […]. el autor de Simbólicas
en la ciudad Luz. sus obras, no obstante, permanecen como recuperó para la palabra los matices de la sugerencia y un
monumentos de la literatura universal. frescor imaginativo que se aparejaba con la economía de
los ritmos y la estructura de los símbolos, en oposición a la
1.1. La periodización de la poesía peruana según grandilocuencia y musicalidad post-modernista. (escobar
Alberto Escobar 1973a: 12)
escobar (1973a) plantea que hay cuatro ciclos de la poesía Por su parte, Vallejo consolidó la ruptura inaugurada por
peruana desde la colonia hasta el siglo XX. el primero es el de eguren. Hay tres etapas en la poesía vallejiana. La primera se
los mantenedores de la tradición hispánica, y allí se encuentran halla representada por Los heraldos negros y allí se observa
diego de Hojeda, Juan del Valle caviedes, amarilis, clarinda, «el canto del horizonte nativo y, en particular, el andino; hay
Pedro Peralta de Barnuevo, entre otros. en este caso, según una constante de imagen oral, coloquial, popular» (escobar
escobar (1973a), la literatura peruana constituye una provincia 1973a: 13). La segunda, cuya máxima expresión es Trilce, refracta
peninsular. la desestructuración del lenguaje y ello permite al poeta de
santiago de chuco poner en un lugar privilegiado a la poesía
el segundo ciclo es el de los buscadores de la tradición de lengua española, a través del cristal de la innovación y de
propia y se inicia con la obra de Mariano Melgar. allí también la experimentación verbal. La tercera se manifiesta en Poemas
se sitúan los poetas románticos (por ejemplo, carlos augusto humanos, Poemas en prosa y España, aparta de mí este cáliz.
salaverry y ricardo Palma), González Prada y José santos allí se pone de relieve, al decir de escobar (1973a), la antítesis
chocano. estos autores buscan nuevas vías para alejarse y el abordaje del acontecer político en consonancia con una
formalmente del canon peninsular. además, existe una perspectiva utópica respecto de la historia. además de eguren
búsqueda de la identidad nacional. salaverry asimila algunos y de Vallejo, Martín adán también significó un cambio radical
aspectos del romanticismo francés; Melgar vuelve los ojos al en el ámbito de la lírica peruana. dicho poeta «insufla su
yaraví como estrofa popular que se alimenta del haraui andino; nostalgia de orden clásico en la revuelta de estirpe romántica
28 29
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN VALLEJO EN EL CONTEXTO DE LA POESÍA PERUANA
y, por eso, quizás, es tenido por antecedente de buena parte Lope de Vega, sino que releen creativamente a los autores
de la poesía que hace de la experiencia verbal su médula renacentistas y barrocos para plantear una poética nueva
y mejor soporte» (escobar 1973a: 14-15). Poetas como emilio desde la periferia. no se puede considerar que el barroco
adolfo Westphalen, Xavier abril, césar Moro y carlos oquendo hispanoamericano sea un simple reflejo del peninsular.
de amat continúan con las experimentaciones en el ámbito
del lenguaje poético. escobar (1973a), asimismo, considera en tercer lugar, creo que es controversial plantear, como
que la denominada generación del cincuenta constituye la lo hace escobar, que poetas como Jorge eduardo eielson o
etapa final del ciclo de los fundadores. carlos Germán Belli sean solo el apéndice (vale decir, la etapa
final) del ciclo de los fundadores, pues pienso que la obra de
Posteriormente, está el cuarto período, es decir, el de los los poetas del cincuenta tiene sus propias aristas y estos no son
cuestionadores de la tradiciones poéticas peruanas, y allí simples seguidores de adán, Vallejo o eguren.
destacan los autores de la generación de los años sesenta y
la de los setenta, como, por ejemplo, antonio cisneros, Marco Pero, ¿cómo surge la poesía de Vallejo en el contexto del
Martos, Javier Heraud, rodolfo Hinostroza, Luis Hernández, José modernismo en el Perú? ¿de qué manera se aleja de la poética
Watanabe, abelardo sánchez León, enrique Verástegui y los de rubén darío para abrazar el credo vanguardista y avanzar
demás poetas de Hora Zero, entre otros. hacia una poesía experimental como la de Poemas humanos
y España, aparta de mí este cáliz?
en síntesis, escobar (1973a) considera que Vallejo es uno
de los fundadores de las tradiciones poéticas peruanas; sin 1.2. El modernismo en el Perú y César Vallejo
embargo, su enfoque también tiene algunas limitaciones. en
primer lugar, deja de lado la idea de que la literatura peruana el modernismo se desarrolló en Hispanoamérica desde 1888
es un polisistema representado por tres sistemas (cornejo Polar (cuando se publicó Azul) hasta 1916 (año de la muerte de darío),
1983, 1989): el de la literatura ilustrada en castellano (césar y tuvo como representantes no solo al poeta nicaragüense
Vallejo, ricardo Palma, Mario Vargas Llosa, entre otros), el de las sino también a Leopoldo Lugones, Julio Herrera y reissig, José
literaturas populares en español (los refranes de una provincia enrique rodó, amado nervo, José Martí, entre otros. Hay dos
de cajamarca, por ejemplo) y el de las literaturas en lenguas formas de comprender el modernismo (schulmann 1969):
aborígenes (la producción poética en quechua, verbigracia). la primera considera que esta se reduce a ciertos rasgos
Por eso, escobar se concentra solo en la poesía erudita formales y estilísticos como el exotismo o la preferencia por
en castellano y deja de lado los otros dos sistemas. Hubiera el verso alejandrino, por ejemplo; la segunda integra lo social
sido interesante que considerara la poesía de arguedas en y lo político en la reflexión crítica y pone de relieve que el
quechua. modernismo evidencia una etapa de una crisis profunda y ello
es un signo de cambios en los distintos ámbitos de la sociedad.
en segundo lugar, me parece que escobar posee una schulmann afirma que el arte modernista «es de protesta y
concepción algo discutible respecto de la poesía colonial. fuga frente al vacío espiritual» (schulmann 1969: 21). eduardo
actualmente sabemos que autores como amarilis o Juan Lino (2013) sostiene que la escuela modernista se caracterizó
del Valle caviedes no son simples imitadores de los grandes por ser un fenómeno de gran complejidad y que implicó la
exponentes de la literatura peninsular como Quevedo o coexistencia de diversas poéticas. Pienso que, en la poesía
30 31
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN VALLEJO EN EL CONTEXTO DE LA POESÍA PERUANA
modernista, no solo se advierte el funcionamiento de la poética La corriente modernista —que respondía al surgimiento de
simbolista, sino también de la parnasiana, como veremos la urbe capitalista y del liberalismo en Hispanoamérica— fue de
más adelante. no obstante, en el Perú, la poesía modernista carácter sincrético, ya que significó la creativa asimilación de
parece combinarse con ciertos ecos de la lírica peninsular. Hay dos corrientes francesas decimonónicas: el parnasianismo y el
algo del romanticismo español en los versos grandilocuentes simbolismo. La poética parnasianista tuvo como representantes
de José santos chocano que rinde un culto al yo en textos a escritores como Leconte de Lisle, théodore de Banville,
como «anacronismo»: «debí yo haber nacido no en esta edad théophile Gautier, entre otros. se caracterizó por la erudición
sin gloria,/ sino en un tiempo histórico que nunca volverá». pintoresca (por ejemplo, «Los elefantes» de Leconte de Lisle);
las estructuras estróficas rígidas (los parnasianos no llegaron al
el modernismo es una corriente cosmopolita, proclive verso libre); la menor inestabilidad del significante en relación
al exotismo, que se caracterizó, según rama (1970), por el con el simbolismo como corriente literaria; y, además, la idea
isocronismo. en otras palabras, antes del modernismo, las parnasiana de concebir un lector más pasivo en comparación
corrientes literarias llegaban tardíamente a Hispanoamérica. con las propuestas audaces de un simbolista como stéphane
Verbigracia, el romanticismo nace en alemania a finales del Mallarmé.
siglo XViii con los hermanos schlegel y llega al Perú a mediados
del siglo XiX, e incluso todavía a finales de esa centuria, hay Por el contrario, el simbolismo tuvo como exponentes
poetas románticos en nuestro país. más connotados a Paul Verlaine, arthur rimbaud y el ya
citado Mallarmé. dicha corriente tuvo como antecedente
ahora bien, ¿en qué consiste el isocronismo que surge con el a un gran poeta romántico: charles Baudelaire, quien, en
modernismo en Hispanoamérica? consiste en que darío sigue «correspondencias», había desarrollado una propuesta estética
de muy cerca, cronológicamente hablando, las innovaciones basada en la sensación sinestésica («carnes frescas»), tributaria
literarias europeas y, en tal sentido, marca época. Lo nuevo, del místico emanuel swedenborg y de los pitagóricos, que
artísticamente hablando, se produce, casi al mismo tiempo, buscaron un principio matemático para explicar las analogías
en la literatura europea como en la hispanoamericana. Por del universo. entre las particularidades de la poética simbolista,
ejemplo, Azul se publica en 1888 en tanto que el manifiesto puedo mencionar la sugerencia a través de la música del verso,
simbolista de Jean Moréas se da a conocer en 1886 en Le Figaro. que se despliega en poemas sinestésicos como «Vocales» de
dicha característica cobrará una inusitada importancia en el rimbaud o en «arte poética» de Verlaine; la conquista del
contexto vanguardista. Vallejo publica Trilce en 1922, año en el verso libre en Francia (verbigracia, en el poema «Marina» de
que aparece Ulises de James Joyce. Residencia en la tierra de rimbaud); la fuerte inestabilidad del significante que, muchas
Pablo neruda ve la luz en 1933, un año antes de La destrucción veces, lleva al hermetismo (el texto «santa» de Mallarmé, por
o el amor (1934) de Vicente aleixandre. Vicente Huidobro y ejemplo); y la noción simbolista de presuponer un lector activo
Guillaume apollinaire dan a conocer sus caligramas alrededor que reconstruya el sentido que el autor apenas ha esbozado,
de 1913 y 1914, es decir, en la misma década. en conclusión, las tal como lo explica umberto eco (1985).
innovaciones vanguardistas se producen de modo simultáneo,
tanto en europa como en américa Latina. He ahí el isocronismo el modernismo fue, en el Perú, un fenómeno tardío en relación
que, por primera vez, se muestra de manera ostensible en la con los demás países hispanoamericanos (cornejo Polar, a. y
época de darío y del modernismo. J. cornejo Polar 2000). Luis Monguió (1954) ha resaltado que la
32 33
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN VALLEJO EN EL CONTEXTO DE LA POESÍA PERUANA
corriente modernista adquirió auge en las primeras décadas Herrera y reissig; sin embargo, revela la lucha entre dos
del siglo XX y comenzó a entrar en decadencia después de estilos: uno modernista y el otro vallejiano. en el poema
la Primera Guerra Mundial. Por su parte, oliver Belmás (1974) liminar se escribe:
considera que el modernismo, en el Perú, evidenció algunos
rasgos de la literatura peninsular, aunque también se perciben, son pocos; pero son... abren zanjas oscuras
en poetas modernistas como José Gálvez, algunos ecos de en el rostro más fiero y en el lomo más fuerte.
Francia. serán tal vez los potros de bárbaros atilas;
o los heraldos negros que nos manda la Muerte.
antonio cornejo Polar cita la tesis sobre el modernismo
son las caídas hondas de los cristos del alma,
(1896) de Francisco Montejo, donde este caracterizaba a
de alguna fe adorable que el destino blasfema.
dicho fenómeno como de carácter selectivo y profundamente esos golpes sangrientos son las crepitaciones
ecléctico; asimismo, señala que el carácter tardío del de algún pan que en la puerta del horno se nos quema.
modernismo peruano se debe a ciertos rasgos sociales de nuestro
país. críticos literarios, como Ángel rama (1970) y Françoise (Vallejo 1991: 61)
Pérus (1976), han destacado el vínculo entre la corriente
literaria de darío y el ingreso de los países hispanoamericanos el estilo modernista se evidencia en el empleo de ciertas
a la dinámica internacional del capitalismo. el autor de Los referencias típicamente exóticas como «bárbaros atilas» y
universos narrativos de José María Arguedas señala que el Perú en la presencia del verso alejandrino, favorito de darío. Por
ingresó tardíamente a dicha dinámica: el contrario, el estilo vallejiano se muestra de modo palmario
en ciertas expresiones coloquiales como, por ejemplo, «las
sucede que en términos estrictos, y en relación con la crepitaciones/ de algún pan que en la puerta del horno se nos
presencia dominante del imperialismo norteamericano, quema». en esa tensión se van gestando los rasgos distintivos
la cronología peruana tendría que fijarse en el segundo
de la poesía del gran Vallejo, que triunfará en Trilce, un libro
gobierno de Leguía (1919-1930) cuando efectivamente se
que liquida la poética modernista.
produjo la inserción del país en la economía internacional
bajo el signo capitalista. (cornejo Polar, a. y J. cornejo
Polar 2000) en «nostalgias imperiales», una de las secciones de Los
heraldos negros, aparece la lucha entre un estilo modernista
en el Perú, José santos chocano es un modernista más cercano a la usanza de chocano (que se muestra en los sonetos
a la práctica parnasiana, por el tono descriptivista que emana regulares del texto dividido en cuatro poemas que se llama
de sus versos. Por el contrario, alberto ureta y alcides spelucín precisamente «nostalgias imperiales») y una dicción vallejiana
son modernistas más próximos a la poética de Verlaine y que se revela en «idilio muerto», donde el poeta de santiago de
de rimbaud. Por su parte, eguren es el poeta simbolista por chuco rompe con la estructura del soneto regular y evidencia
antonomasia en el ámbito de la lírica peruana. una poética de la interculturalidad, captando el sentimiento
indígena a través de la construcción del sujeto migrante que
¿cómo se sitúa Vallejo en dicho contexto? Los heraldos se traslada del campo a la urbe moderna, representada,
negros es un poemario proclive a la poética de darío y metafóricamente, por Bizancio.
34 35
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN VALLEJO EN EL CONTEXTO DE LA POESÍA PERUANA
en «canciones de hogar» se sitúa el poema «encaje de alberto Guillén, por ejemplo) vinieron del interior del país y
fiebre», donde hay algunas alusiones que evocan el exotismo cuestionaron duramente el aristocratismo de la generación
modernista: «una ilusión de orientes que fugan asaltados»; del 900, representada por José de la riva agüero, Ventura
sin embargo, en «a mi hermano Miguel», el locutor utiliza un García calderón y Francisco García calderon. el aporte de
recurso que parece anticipar la concepción del espacio en dicho grupo de intelectuales fue puesto en tela de juicio por
Trilce: «Hermano, hoy estoy en el poyo de la casa,/ donde nos la generación del centenario, representada por José carlos
haces una falta sin fondo!». de otro lado, en «Los pasos lejanos», Mariátegui, estuardo núñez, Jorge Basadre, Luis alberto
el poeta hace que el adverbio califique «impropiamente» sánchez y Víctor raúl Haya de la torre, entre otros.
a un sustantivo y ello ya es un claro indicio de la genialidad
vallejiana: «está ahora tan suave,/ tan ala, tan salida, tan ahora bien, si se compara al vanguardismo europeo con el
amor». como lo ha señalado Wáshington delgado (1980), peruano, se puede llegar a la conclusión de que aquel «fue una
en los versos citados, el adverbio «tan» está modificando a exploración de la forma creativa que también quiso ser, y fue,
un nombre: «ala», recurso estilístico o tentativa de ruptura una revolución de la sensibilidad. en el caso peruano resulta
sintáctica que se puede ya emparentar, en cierto modo, con difícil hablar de las dos cosas: aquí hubo una importación de la
algunos recursos vanguardistas tan típicos de Trilce. forma y del gesto, pero a duras penas una transformación de
la sensibilidad» (Lauer 2003: 30).
1.3. César Vallejo y la vanguardia indigenista
Hay dos vanguardias poéticas en el Perú. no obstante,
según Peter Bürger, la vanguardia cuestionó «la institución ambas líneas creativas no deben entenderse como
arte en su separación de la praxis vital de los hombres» (Bürger compartimentos estancos: la búsqueda de la identidad
1987: 103). en tal sentido, los vanguardistas rebatieron la idea nacional en el Perú va acompañada de una apertura
de que se pudieran formular normas estéticas válidas acerca cosmopolita y una modernización del lenguaje poético en
de cómo hacer arte en el mundo contemporáneo. corrientes nuestro país. asimismo, no es posible comprender, a cabalidad,
vanguardistas como el dadaísmo, el futurismo, el surrealismo, a los poetas vanguardistas peruanos sin considerar sus ensayos
el expresionismo, el ultraísmo y el simplismo cuestionaron, en críticos o manifiestos, porque ellos tejen lazos con la propia
Hispanoamérica, la propuesta del modernismo de rubén praxis poética.
darío. no cabe duda de que unos de los rasgos centrales de
la vanguardia latinoamericana fue la convivencia con otras Por eso, la primera tendencia es la vanguardia cosmopolita
escuelas literarias que tenían vigencia en el continente (Vich que se halla interesada en las culturas vernáculas, y tiene como
2000). principales representantes a césar Moro, carlos oquendo de
amat, emilio adolfo Westphalen, Martín adán, Xavier abril,
en el Perú, durante las primeras décadas del siglo XX, «los entre otros. Verbigracia, 5 metros de poemas constituye una
sectores medios provincianos serán el motor principal de los de las cumbres de esta corriente vanguardista en el Perú, pues
fenómenos ideológicos y culturales que ocurren en Lima o en allí la figura de la «aldeanita» se entremezcla con un poema
las ciudades más importantes del país» (López Lenci 1999: 28). que lleva por título «new York». ciertos ensayos literarios, como
Muchos vanguardistas (como los poetas del grupo orkopata, Los anteojos de azufre (Moro 1958), evidencian cómo Moro se
césar Vallejo, carlos oquendo de amat, alberto Hidalgo, identifica con las culturas prehispánicas como la azteca o la
36 37
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN VALLEJO EN EL CONTEXTO DE LA POESÍA PERUANA
andina. además, los artículos de Westphalen (1996) acerca de marginados y oprimidos, sino de una originaria identidad.
Moro señalan cómo este último se reconoce en el legado de no es un panegírico programática de los desgraciados, sino
Pachacamac. Por su parte, La mano desasida —texto situado su mismo grito de desesperación (más aún que de explícita
entre la vanguardia y la posvanguardia— es un ejemplo de protesta). (Paoli 1981: 9)
cómo adán vuelve los ojos al pasado prehispánico, a partir
de una reflexión introspectiva que implica una búsqueda Por su parte, ricardo González Vigil señala que «la óptica
ontológica en el ámbito de una poesía que no deja de con raíces andinas habita Trilce, profundizando la desazón y
lado la indagación por la identidad nacional en el Perú. Por la marginalidad en la urbe de este “poeta de la periferia”»
ejemplo, Magda Portal, situada en la órbita de la vanguardia (Vallejo 1991: XXXii). Por ejemplo, en el poema LiX, Vallejo dice:
cosmopolita, afirmaba que «el arte se desvistió de las inútiles «Pacífico inmóvil, vidrio, preñado/ de todos los posibles./ andes
pompas de darío —la Belleza en sí, es estéril, el arte debe ser frío, inhumanable, puro». asimismo, en Trilce XLii se asevera sin
creador— y penetrando en la raíz de la vida empezó su labor ambages: «Me siento mejor. sin fiebre, y ferviente./ Primavera.
humana» (Lauer 2001: 66). Perú. abro los ojos».
La segunda tendencia es la vanguardia indigenista de en otras palabras, la incesante búsqueda de un nuevo
proyección cosmopolita, y posee como mayores exponentes lenguaje y la experimentación sin límites que se despliegan
a césar Vallejo, alejandro Peralta, Gamaliel churata y los en Trilce se unimisman con una indesmayable búsqueda de
demás poetas del grupo orkopata. Por ejemplo, poemarios lo andino como uno de los ejes que permita construir una
como Trilce y Ande son manifestaciones de esta tendencia vanguardia indigenista, pero de indudables proyecciones
vanguardista. no obstante, Trilce supera largamente toda internacionales. He ahí unos de los aportes imprescindibles de
perspectiva regionalista con el fin de asumir la búsqueda la obra universal de césar Vallejo.
de la identidad nacional en un contexto marcadamente
cosmopolita. esteban Pavletich afirmaba que «con Ande, el 1.4. César Vallejo frente a Gamaliel Churata
único libro de alejandro Peralta, tal vez si por primera vez en
américa, en el Perú por primera vez, se produce una exaltación La poesía de Gamaliel churata no ha sido abordada por
vigorosa, agraria, de lo que constituye la esencia de la vida los estudiosos de manera rigurosa (Mamani 2013). se ha
colectiva, multitudinaria, en nuestros países» (Lauer 2001: 192). reconocido en ella tres períodos: el modernista, el indigenista
y el andino. en el primero se observa el uso de sonetos y de
césar Vallejo se sitúa en el ámbito de una vanguardia versos alejandrinos; poemas como «Mis sueños», «salomé»,
indigenista; sin embargo, busca una amplia proyección «teoría máxima», «eras tú entonces» pertenecen a esta
cosmopolita y una indubitable dimensión universal. roberto etapa. en el segundo, los investigadores (Mamani 2013) han
Paoli afirma que: reconocido la presencia del aymara en los textos de churata,
el uso de las mayúsculas y del espacio de la página en blanco;
el mensaje humano y poético del peruano césar Vallejo «Penetración», «Poemas del coyto», «Gimnasia del hombre
tiene su raíz profunda en el alma india, mestiza y serrana, diurno», «Versos de achachila» se sitúan en este momento
pero no nace de una intención bárdica y celebrativa exterior indigenista. en el tercero se ubican los poemas insertos en El
y, digamos, paternal respecto de los valores de grupos pez de oro, en donde se emplean formas poéticas vernáculas
38 39
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN VALLEJO EN EL CONTEXTO DE LA POESÍA PERUANA
como el haraui, el huayno, el haylli, el huacaylli, el ayataqui y están sistemáticamente en oposición con los términos
el huancay (Mamani 2013). estéticos de la naturaleza. (Postulado europeo, desde el
precursor Lautréamont, hace cincuenta años, hasta el
cubismo de 1914).
es muy conocida una polémica entre Vallejo y churata
en torno a la vanguardia indigenista. el poeta santiaguino,
6) nueva conciencia cosmogónica de la vida. acentuación
en un artículo publicado en 1927, señalaba que la nueva del espíritu de unidad humana y cósmica. el horizonte
generación literaria vanguardista en américa se sustentaba en y la distancia adquieren insólito significado, a causa
algunos aportes que no constituían ninguna propuesta original. de las facilidades de comunicación y movimiento que
Vallejo pasa a señalar las características de dicha escritura proporciona el progreso científico e industrial. (Postulado
con el fin de precisar que esta última es una repetición de las europeo, desde los trenes estelares de Laforgue y la
particularidades de la vanguardia europea: fraternidad universal de Hugo, hasta romain rolland y
Blaise cendrars).
1) nueva ortografía. supresión de signos puntuativos y de
mayúsculas. (Postulado europeo, desde el futurismo de 7) nuevo sentimiento político y económico. el espíritu
democrático y burgués cede la plaza al espíritu
hace veinte años, hasta el dadaísmo de 1920).
comunista integral. (Postulado europeo desde tolstoi,
hace cincuenta años, hasta la revolución superrealista
2) nueva caligrafía del poema. Facultad de escribir de
de nuestros días) (Lauer 2001: 202).
arriba abajo como los tibetanos o en círculo o al sesgo,
como los escolares de kindergarten; facultad, en fin,
de escribir en cualquier dirección, según sea el objeto ello manifiesta que el autor de Trilce apuesta por una vanguardia
o emoción que se quiera sugerir gráficamente en latinoamericana que no sea una copia de la europea. así,
cada caso. (Postulado europeo, desde san Juan de la anticipa la teoría de nelson osorio (1982) acerca del carácter
cruz y los benedictinos del siglo xv, hasta apollinaire y distintivo de la producción vanguardista latinoamericana.
Beauduin). el crítico chileno considera que esta última no es una mera
imitación de la vanguardia europea, sino que posee rasgos
3) nuevos asuntos. al claro de luna sucede el radiograma. peculiares. Puedo mencionar la búsqueda de una perspectiva
(Postulado europeo, en Marinetti como en el sinoptismo indigenista; pero anclada, con raíces propias, en el ámbito
poliplano). internacional, por ejemplo.
4) nueva máquina para hacer imágenes. sustitución de
Veamos, en detalle, aquello que el autor de Poemas
la alquimia comparativa y estática, que fue el nudo
humanos afirma sobre la poesía vanguardista latinoamericana.
gordiano de la metáfora anterior, por la farmacia
aproximativa y dinámica de lo que se llama rapport en
en cuanto a la nueva ortografía, Vallejo señala que dicha
la poesía d’après guerre. (Postulado europeo desde característica de nuestra vanguardia ya se encontraba
Mallarmé, hace cuarenta años, hasta el superrealismo en autores futuristas y dadaístas. en lo que concierne a la
de 1924). particularidad de escribir de arriba hacia abajo, el poeta
peruano dice que ello ya se hallaba presente desde san Juan
5) nuevas imágenes. advenimiento del poleaje inestable y de la cruz hasta llegar a Beaudin y apollinaire. en otras palabras,
casuístico de los términos metafóricos, según leyes que no constituye ninguna receta original porque se encontraba en
40 41
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN VALLEJO EN EL CONTEXTO DE LA POESÍA PERUANA
la mística española y en escritores canónicos de la vanguardia de etnocentrismo en esta sustentación? churata se asume
europea como el autor de Caligramas. respecto de los temas, como un pensador vigente y cree que Vallejo es «primitivo». ¿se
Vallejo indica que se pasa de una temática casi romántica trata de un argumento «contundente», como dice Mamani?
como el claro de luna a otra que remite al maquinismo como ¿o, simplemente, de un prejuicio? creo que se trata de un
el radiograma, hecho que, sin duda, remite al futurismo de prejuicio en el que incurre churata al creer que su análisis es
Marinetti. además, el autor de santiago de chuco considera vigente y el de Vallejo, primitivo. Lo es porque no fundamenta
que hay un culto ciego a la máquina en la vanguardia poética bien su tesis acerca del carácter obsoleto de la perspectiva
latinoamericana (se refiere a la de los años veinte del pasado vallejiana.
siglo) y este rasgo ya estaba en la obra del simbolista stéphane
Mallarmé. sin embargo, en otros artículos, el autor de El pez de oro sí
sustenta sólidamente su punto de vista. en un ensayo de 1928,
observo una crítica soterrada al creacionismo de Vicente subraya que:
Huidobro en el punto 5, pues el escritor chileno decía que
el poeta tenía sus propias leyes, que eran distintas a las Yo obedezco, implícitamente, a esa fuerza de las
de la naturaleza. Vallejo sostiene que la idea (sustentada mesnadas indígenas, cuando establezco, no por secuencia
por Huidobro y otros vanguardistas latinoamericanos) de universitaria —si en mí esto puede pasar— sino por instinto,
formular nuevas imágenes en un poema ya se encontraba en el derecho de todos al banquete! no hace mucho nuestro
Lautréamont y el cubismo. gran poeta césar Vallejo, no dio el aldabazo de estar
mistificando la esencia del arte, por el mimetismo con que
obedecíamos a lo snob europeo. Habló, entonces, con tanta
Luego, Gamaliel churata, en «septenario» (1927), procedió superficialidad como amenidad, de este arte vanguardista
a desacreditar las ideas del poeta santiaguino a través del uso de indoamérica, retal de desperdicios, y, al último, eco,
de la falacia ad hominem. afirma que Vallejo escribe desde la decía, de lo colonial y lo primitivo. Él no advirtió, que el arte
tour eiffel: «desde el oreb séase la torre eiffel esta vez cÉsar y la vida de este sorpresivo momento se han dado de una
VaLLeJo el admirable poeta de “trilce” conecta hacia Perú voltereta de que apenas son ligerísimo anuncio los payasos
por medio de la revista de clemente palma» (osorio [ed.] de Picasso. (churata 2012: 39)
1988: 245). Mamani (2013) se equivoca cuando sostiene que
hay argumentos contundentes en la sustentación de churata churata señala que la vanguardia indigenista sí es original y no
contra Vallejo consignada en su artículo de 1927: ¿descubrir una mera copia de los aportes europeos (Mamani 2013). aquí sí
que Vallejo enuncia su discurso desde Francia (europa) es per cuestiona la mistificación de la esencia del arte en la que cae
se un argumento convincente para desacreditar al poeta de Vallejo y lo hace con mayor solvencia que en «septenario».
Trilce? en otras palabras, churata señala que Vallejo, por hablar efectivamente, el poeta de España, aparta de mí este cáliz
desde Francia, no dice la verdad. en eso consiste la falacia exageraba cuando decía que toda la vanguardia poética
ad hominen en la que incurre el miembro del grupo orkopata. indigenista era una simple rapsodia de la vanguardia europea.
Mamani añade que churata pone de relieve que el método Hay autores muy valiosos como alejandro Peralta o el propio
de Vallejo era historicista y que ya había sido superado. el churata. La generalización excesiva de Vallejo evidencia que
argumento es, nuevamente, débil porque parte de la base de no conocía, con suficiente profundidad, todos los matices de
un prejuicio: tilda de «primitivo» el criterio vallejiano. ¿Hay algo la vanguardia poética indigenista en el Perú.
42 43
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN VALLEJO EN EL CONTEXTO DE LA POESÍA PERUANA
1.5. César Vallejo y el surrealismo desde el punto de vista poético, el surrealismo se opone al
simbolismo de Paul Verlaine; pero asimila elementos de otros
el surrealismo es una de las corrientes vanguardistas más poetas simbolistas como arthur rimbaud, en particular la idea
importantes del mundo contemporáneo. Los orígenes de de la desorganización de los sentidos, que es un antecedente
dicho movimiento artístico están en el dadaísmo, representado ilustre de la escritura automática. Breton y sus seguidores se
por tristan tzara. en 1922, andré Breton, Benjamin Péret, Louis nutrieron de la teoría psicoanalítica de sigmund Freud para
aragon y Paul Éluard se distanciaron de tzara, debido al cuestionar la lógica racionalista y plantear una escritura
fracaso del «congreso para el establecimiento y las directivas automática que intentaba liberarse de todo control lógico y
del espíritu Moderno», acontecimiento que se produjo en racional.
1922, como consecuencia de la discrepancia, cada vez más
intensa, entre tzara y Breton (nadeau 1975). Por ello, se impulsó en el contexto posterior a la Primera Guerra Mundial,
el desarrollo del surrealismo cuya partida de nacimiento puede pululaba una desconfianza respecto de la racionalidad
ser fechada en 1924, cuando se publica el primer manifiesto causal que nos había llevado a un desastre bélico casi sin
de Breton, donde se consigna la conocida caracterización de precedentes. ¿La tecnología servía para el desarrollo humano?
la práctica surrealista como: ¿desde qué punto de vista condenamos el discurso del loco
si la posición del sujeto de la enunciación está impregnada
automatismo psíquico puro por cuyo medio se intenta por la permanente defensa de un estado de barbarie como
expresar tanto verbalmente como por escrito o de cualquier la guerra o la destrucción de la ecología del planeta, por
otro modo el funcionamiento real del pensamiento. dictado
ejemplo? en consecuencia, los surrealistas organizaron muestras
del pensamiento, con exclusión de todo control ejercido por
la razón y al margen de cualquier preocupación estética o
pictóricas con cuadros elaborados por enfermos mentales
moral. (Breton 1992) (esquizofrénicos, por ejemplo) con el fin de justipreciar la
supuesta «irracionalidad» como una manifestación indubitable
aquí se observa que el surrealismo es una corriente antipositivista, de autenticidad creadora.
debido a que no cree que las humanidades tengan que seguir
los métodos de las ciencias naturales. Por eso, se dice que surrealistas son Luis Buñuel, cuyo cortometraje El perro
debemos excluir «todo control ejercido por la razón». asimismo, andaluz es un himno a la irracionalidad, y salvador dalí,
se percibe, en la cita antes enunciada, que Breton subraya defensor de su concepción paranoica-crítica, que buscaba
una postura anticonductista. es bien sabido que la teoría de aproximarse creativamente al discurso del loco a través
John Watson descartaba la introspección como método de una práctica artística sobresaliente. en el ámbito de la
psicológico y se concentraba en el análisis de la conducta pintura, Goya y el Bosco son considerados antecedentes
observable; a diferencia de Watson, Breton sí apuesta por el del arte surrealista. el primero ponía de relieve que la razón
automatismo como fuente de conocimiento. Los surrealistas, engendra monstruos; el segundo, en El jardín de las delicias,
además, muestran una postura anticartesiana, pues no creen se acercaba creativamente al mundo de los sueños y
en el racionalismo de los herederos de rené descartes, sino en anticipaba el erotismo como eje de la praxis surrealista
la capacidad fecunda de la imaginación onírica que se asocia y como manifestación imponente de libertad en la alicaída
con la libertad y el erotismo hasta límites insospechados. modernidad.
44 45
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN VALLEJO EN EL CONTEXTO DE LA POESÍA PERUANA
en el Perú, Xavier abril fue el teórico más conspicuo del su poesía. uno de los textos vallejianos en prosa donde se
surrealismo (Fernández cozman 2003). como lo ha señalado cuestiona el papel de Breton como teórico del surrealismo es
López Lenci: «abril es el primer poeta peruano que tiene «autopsia del superrealismo». allí el poeta santiaguino afirma:
contacto directo con el surrealismo francés entre los años
de 1925 y 1927» (López Lenci 1999: 101). Fundamental sería, en verdad el superrealismo, como escuela literaria, no
entonces, la publicación del poema «el verbo ser» de Breton, representaba ningún aporte constructivo. era una receta
en el número 17 de Amauta, en 1928; ese sería el primer más de hacer poemas sobre medida, como lo son y serán
contacto que el público del Perú tendría con la poesía del las escuelas literarias de todos tiempos [sic], Más todavía.
no era ni siquiera un receta original. toda la pomposa teoría
gran defensor del surrealismo.
y el abracadabrante método del superrealismo fueron
condenados y vienen de unos cuantos pensamientos
en la revista Amauta, abril publicó su célebre manifiesto esbozados al respecto por apollinaire. Basados sobre estas
«estética del sentido en la crítica nueva». allí plantea que ideas del autor de Caligramas, los manifiestos superrealistas
el surrealismo configura un auténtico «círculo totalizador» se limitaban a edificar inteligentes juegos de salón relativos
de las demás escuelas vanguardistas (como el dadaísmo a la escritura automática, a la moral, la religión, a la política.
o el futurismo, por ejemplo), debido a que se encuentra (Vallejo 2002: 415-416)
sólidamente vinculado a dos corrientes imprescindibles en el
ámbito de la cultura: el marxismo y el psicoanálisis (Fernández sería interesante precisar que Vallejo se opone radicalmente,
cozman 2003). Por ello, abril asevera sin ambages: «Los más en el fragmento antes citado, a todas las escuelas literarias;
nuevos, los surréalistes, queremos un cinema del sueño. Para es decir, al romanticismo, al barroco y al modernismo, entre
ello hace falta una vida del sueño. una cultura del sueño» (abril otras corrientes estéticas. señala, además, que el surrealismo
1929: 52). es decir, hay una civilización basada en lo onírico carece absolutamente de toda originalidad, pues repite
y de la cual se desprende una manera de vivir basada en el mecánicamente los aportes de Guillaume apollinaire en lo
rechazo surrealista a la vigilia y, además, un cinema sustentado que concierne a la escritura automática o a sus propuestas
en el sueño: un movimiento de imágenes fundamentado en relativas a la política o a planteamientos religiosos o éticos.
el papel de lo onírico en el mundo contemporáneo.
considero que Vallejo exagera, sin duda, al negarle toda
sin duda, luego de abril, «césar Moro (1903-1956) se originalidad al movimiento surrealista, ya que Mariátegui
convertiría en el único poeta peruano que participó del grupo había afirmado lo siguiente: «ninguno de los movimientos
surrealista de París, durante los años treinta» (López Lenci 1999: literarios y artísticos de vanguardia de la europa occidental
108). autor de una obra en dos lenguas (francés y español), ha tenido contra lo que baratas apariencias puedan sugerir,
Moro será un ejemplo palpable de bilingüismo en el ámbito de la significación ni el contenido histórico del suprarrealismo»
la poesía peruana. dio a conocer solamente una obra poética (Mariátegui 1994: 565). es cierto que en la poética surrealista se
en castellano: La tortuga ecuestre. Los demás poemarios de percibe el influjo de apollinaire, pero también hay diferencias.
Moro se escribirán en francés. Por ejemplo, el autor de Alcoholes se mueve en el ámbito
del cubismo, que plantea el uso de figuras geométricas y un
césar Vallejo fue un incisivo crítico de las propuestas nuevo concepto de espacio en el arte contemporáneo. Por
surrealistas, tanto en su producción ensayística como en el contrario, el surrealismo subraya la importancia del erotismo
46 47
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN VALLEJO EN EL CONTEXTO DE LA POESÍA PERUANA
y del discurso onírico como supremas manifestaciones de
libertad creativa frente a la dictadura de la racionalidad resulta significativo que Vallejo, en este poema, haga una
instrumental (Horkheimer 2002) que había entrado en crisis crítica demoledora no solo a Breton, sino también al psicoaná-
después del desastre de la Primera Guerra Mundial. lisis. Las construcciones teóricas —como el psicoanálisis— o las
propuestas estéticas —como el surrealismo— son secuelas de
Lo que a Vallejo le resulta inaceptable, desde un punto un academicismo ciego que poco ilumina el conocimiento
de vista marxista, es la falta de autenticidad de las propuestas del mundo de la carencia. Frente a la contundente expresión
surrealistas en la esfera política. el poeta de santiago de chuco «un cojo pasa dando el brazo a un niño» (donde se observa
acusa a los seguidores de andré Breton de anarquistas, porque una ética auténtica que se basa en la solidaridad en un
estos últimos buscaban provocar una crisis moral y de carácter mundo de carencia), no aportan nada los versos de Breton.
intelectual, y así no comprenden —según Vallejo— las ideas La escritura automática y los principios de sigmund Freud
marxistas de transformación socialista. tienen profundas limitaciones para explicar una cultura
de la pobreza y una realidad fuertemente marcada por el
Pienso que Vallejo cae en una visión algo maniquea y sufrimiento humano.
subordina el arte a la economía. asimismo, no respeta la
relativa autonomía de la práctica artística, pues esta queda 1.6. José Carlos Mariátegui y César Vallejo
totalmente subordinada a la economía política. en tal sentido,
difiere de la visión de José carlos Mariátegui, quien sí valoraba señalé anteriormente que José carlos Mariátegui y Vallejo
la etapa militante del surrealismo a través de la revista Clarté. disentían respecto de la postura marxista de los surrealistas.
el primero la creía auténtica y saludaba la aparición de la
en un texto de Poemas humanos, «un hombre pasa con revista Clarté; por el contrario, el segundo consideraba que
un pan al hombro», Vallejo vuelve a dirigir su petardo contra dicha posición a favor del socialismo era inauténtica y no
Breton: aportaba nada a la transformación social. ahora quisiera
abordar brevemente de qué manera Mariátegui se aproximó
un hombre pasa con un pan al hombro a la poesía de Vallejo. en tal sentido, aquel señala que Los
¿Voy a escribir, después, sobre mi doble? heraldos negros, el primer libro de Vallejo, significó el «orto de
una nueva poesía en el Perú» (Mariátegui 1994: 138) y ello
otro se sienta, ráscase, extrae un piojo de su axila, implica el triunfo del período nacional en nuestra literatura.
[mátalo
como se sabe, en el Perú, según el amauta, hay tres
¿con qué valor hablar del psicoanálisis?
períodos: el colonial, el cosmopolita y el nacional. el primero
otro ha entrado en mi pecho con un palo en la mano
representado por los poetas de la colonia y que se proyecta
¿Hablar luego de sócrates al médico? en el colonialismo sobreviviente en la república. el segundo
—liderado por Manuel González Prada y José María eguren—
un cojo pasa dando el brazo a un niño evidencia el alejamiento de los modelos peninsulares y la
¿Voy, después, a leer a andré Breton? consiguiente aproximación a la literatura francesa. el tercero,
encarnado en la figura de Vallejo y de los indigenistas, implica
(Vallejo 1991: 671) que la literatura peruana adquiere su propia personalidad
48 49
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN VALLEJO EN EL CONTEXTO DE LA POESÍA PERUANA
estilística. ejemplo, el amauta dice que el pesimismo de Vallejo es el del
según Mariátegui, lo que más resalta de Vallejo es lo indio. esa perspectiva, sin duda, se explica cabalmente por
indígena, porque es «el poeta de una estirpe, de una raza» las limitaciones de la época. así, en las dos primeras décadas
(Mariátegui 1994: 138). en Melgar aún se observa cómo el del siglo XX se tenía una visión algo estereotipada del mundo
escritor peruano se halla sumergido en la retórica peninsular; indígena y se creía equivocadamente que ser andino era
por el contrario, Vallejo, al decir del amauta, posee una inflexión sinónimo de estar triste. dicha postura ya ha sido superada por
absolutamente nueva. en Los heraldos negros, el simbolismo la antropología contemporánea: hoy se sabe que los rasgos
vallejiano se impregna de lo indígena. Mariátegui señala que raciales no implican la presencia, como creían los positivistas,
Vallejo está inmerso en un sentimiento de nostalgia, pero allí está de ciertos componentes psicológicos per se. obviamente, el
el germen de una protesta sentimental o de índole metafísica: determinismo psicologista ya ha sido duramente cuestionado,
«este arte señala el nacimiento de una nueva sensibilidad. es pues actualmente se admite que el ser humano puede
un arte nuevo, un arte rebelde» (Mariátegui 1994: 141). transformar dinámicamente su entorno social y sus relaciones
con la naturaleza.
el amauta comenta una carta enviada por el poeta de
santiago de chuco a su amigo antenor orrego donde le dice en tal sentido, el hombre no está determinado por el clima o
en relación con Trilce: «el libro ha nacido en el mayor vacío. por determinados rasgos raciales. en la noción mariateguiana
soy responsable de él. asumo toda la responsabilidad de su de que el indio es pesimista está implícita la idea de que a
estética. Hoy, y más que nunca quizás, siento gravitar sobre cada raza humana le corresponde necesariamente una
mí, una hasta ahora desconocida obligación sacratísima de particularidad psicológica. Los últimos estudios antropológicos
hombre y de artista: ¡La de ser libre!» (Vallejo 1997b: 179). (callirgos 1993) plantean que las razas humanas no existen
genéticamente hablando, sino que son constructos ideológicos
Me parece que Mariátegui comprende más Los heraldos para justificar la discriminación lingüística y cultural. Por tanto,
negros y no tanto Trilce. sin duda, el segundo poemario de ya no es pertinente atribuir a cada raza un determinado tipo
Vallejo era de tanta originalidad que pocos (por ejemplo, de temperamento o conducta predeterminada.
antenor orrego) calibraron el carácter experimental y las
innovaciones que se hallaban presentes en la revolución
trílcica. textos como aquel que empieza con «Pienso en tu
sexo» eran de una tonalidad personalísima que remecieron la
esfera intelectual de la pacata Lima de los años veinte, donde
reinaban el conservadurismo y la visión aristócrata frente a los
intelectuales provincianos —como el amauta, Vallejo, Basadre
y churata, verbigracia— que buscaban hacerse un espacio
en aquella década, para comunicar su mensaje profundo y
pleno de renovación artística.
en lo que concierne a la visión de Mariátegui, se puede
cuestionar algunos rasgos positivistas presentes en ella. Por
50 51
II. César Vallejo y la poesía
argumentativa
La poesía de césar Vallejo tiene una dimensión
argumentativa indiscutible. de ello dan
testimonio algunos textos esenciales de España,
aparta de mí este cáliz. Por eso, podemos analizar
«Himno a los voluntarios de la república» como
un poema profundamente argumentativo que
busca convencer al receptor sobre la necesidad
de la solidaridad humana en la época de la
Guerra civil española. asimismo, en Poemas
humanos, «Los desgraciados» es un texto que
evidencia una perspectiva argumentativa
porque trata de convencer al lector de la
posibilidad de transformar la sociedad dando
un lugar privilegiado al sujeto pobre como
centro de reflexión.
sin embargo, esta particularidad de la
poesía de Vallejo ya se manifiesta en Los
heraldos negros, donde también se intenta
fundamentar una opinión a través del uso de
distintos tipos de argumento y este hecho le
da a la obra poética de Vallejo una dimensión
universal. Verbigracia, «La cena miserable» es
un poema donde el locutor busca convencer
al alocutario sobre la necesidad de una
sociedad más justa y equitativa. también
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN VALLEJO Y LA POESÍA ARGUMENTATIVA
en Trilce vemos cómo el locutor utiliza argumentos para específicos del objeto: «La antítesis es una figura literaria que
convencer al alocutario. Por ejemplo, en el Poema i, se implica la oposición entre dos términos a través del empleo,
fundamenta el respeto a la libertad del individuo, quien desea generalmente, de un coordinante copulativo o disyuntivo, o
cumplir una necesidad fisiológica: la de orinar y defecar. ello del uso de un signo de puntuación» (Perelman y olbrechts-
implica la idea de que el cuerpo posee una dinámica propia tyteca 1909), donde observamos que la clase («una figura
y debe liberarse de la imposición del discurso defendido por literaria») va acompañada de las características particulares
los grupos de poder hegemónico. del objeto («que implica la oposición»).
¿cómo se analiza la poesía argumentativa? ¿Qué modelo de otro lado, los argumentos de reciprocidad muestran una
de análisis es pertinente en este caso? He ahí dos interrogantes identidad parcial entre los términos; por ejemplo, «así como
fundamentales para enfrentarse a la poesía de Vallejo. creo el padre se sacrificó por sus hijas; del mismo modo, un héroe
pertinente emplear dos alternativas teóricas para el análisis de se sacrifica por su patria y defiende a esta de un enemigo
la poesía argumentativa de Vallejo. La primera representada externo». el entimema (silogismo retórico probabilístico, en
por los aportes de chaïm Perelman y Lucie olbrechts-tyteca; y el cual una premisa ha sido omitida) constituye un caso de
la segunda constituida por la teoría de Giovanni Bottiroli. argumento por transitividad: «Los novelistas vanguardistas
emplean el procedimiento de la analepsis; William Faulkner
2.1. Las técnicas argumentativas según Chaïm utiliza, en sus novelas, el procedimiento de la analepsis». aquí se
Perelman y Lucie Olbrechts-Tyteca ha obviado la premisa de que «William Faulkner es un novelista
vanguardista».
Perelman y olbrechts-tyteca (1989) clasifican las técnicas
argumentativas en cinco clases: 1) los argumentos cuasi lógicos Hay, además, argumentos que posibilitan la inclusión
que manifiestan relaciones de contradicción, identidad (total de la parte (las mujeres, por ejemplo) en el todo (los seres
o parcial), transitividad, parte/todo, igualdad y diferencia, humanos, verbigracia): «si está permitido para todos los
y frecuencia; 2) los argumentos basados en la estructura animales domésticos, entonces está permitido para los perros
de lo real que ponen de relieve las relaciones de sucesión y que sirven de guía a los ciegos en el mundo cotidiano». otro
coexistencia; 3) los enlaces que sirven para fundamentar la caso es el argumento por comparación que revela relaciones
estructura de lo real, vale decir, los sustentados en el «caso de igualdad y de diferencia, y da la idea de medida;
particular» y en la analogía; 4) la disociación de las nociones y verbigracia, «La ciudad de Lima tiene más habitantes que la
5) la interacción de los argumentos. de tumbes». Por último, hay argumentos que se basan en las
probabilidades, vale decir, que ponen de relieve la frecuencia
en lo que respecta al primer tipo de técnica argumentativa, de la aparición de ciertos hechos; por ejemplo: «si en España,
este puede manifestarse cuando evidenciamos, en aparte de mí este cáliz hay muchos textos que defienden a
nuestra argumentación, que hay una contradicción en el los republicanos y que abordan el tema de la Guerra civil
razonamiento del oponente durante una discusión. de otro española, es probable encontrar en ese poemario, con cierta
lado, un argumento que se basa en una definición mostrará facilidad, algunos versos que muestren una crítica de las
una identidad completa entre la palabra por definir y la estructuras del poder representadas por los seguidores de
estructura de la definición que muestra la clase y los rasgos Francisco Franco».
54 55
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN VALLEJO Y LA POESÍA ARGUMENTATIVA
en lo que respecta a los argumentos basados en la estructura budismo, debe ser imitada». Por último, está el argumento por
de lo real, puedo mencionar aquellos que utilizan los enlaces analogía, como el que se manifiesta en los siguientes versos de
(conectores) de sucesión (causa-efecto): «escribió muchos césar Vallejo: «Golpes como del odio de dios; como si ante
poemas, pues vivió hasta los ochenta años dedicándose ellos,/ la resaca de todo los sufrido/ se empozara en el alma…
siempre al arte de la poesía». además, hay argumentos que Yo no sé!», donde el poeta concibe los golpes en la vida como
utilizan las relaciones de coexistencia: si fueran la secuela del odio de dios en tanto ser supremo y
omnipotente.
cuando se generaliza, este argumento establece la
relación entre la esencia y el acto, entre una persona y Perelman y olbrechts-tyteca, además, se refieren a la
sus manifestaciones, todos vínculos de gran importancia disociación de las ideas como una técnica argumentativa
de las ciencias sociales. de este modelo provienen las fundamental para evitar la incompatibilidad entre determinadas
clasificaciones de períodos en la historia (Antigüedad, Edad
nociones; verbigracia, algunos antropólogos, como claude
Media, edad Moderna). el concepto de determinados
Lévi-strauss, hablan de la oposición (basada en el proceso
sucesos que revelan cierta vinculación entre sí permite
elaborar organizaciones que descansan sobre el supuesto
disociativo) entre la naturaleza y la cultura; la vigilia frente
de que es sostenible la argumentación referida a un al discurso onírico; la masa frente al individuo; lo abstracto y
determinado período histórico. La edad Media se relaciona lo concreto; lo metafísico frente a lo dialéctico, entre otras
con el régimen feudal y con cierto tipo de organización posibilidades.
social característica de ese período histórico (vasallaje-
señor feudal). (Marafioti 2003: 113-114) Por último, Perelman y olbrechts-tyteca desarrollan una
última técnica argumentativa: la sustentada en la interacción
se enfatiza, por eso, el mundo digital como característica de los argumentos. Verbigracia, la fuerza que el orador da a
imprescindible de la época posmoderna; o, en otro contexto, los argumentos es, obviamente, imprescindible para persuadir
la valentía como particularidad esencial de Patroclo, uno de al auditorio y lograr la adhesión de este a la conclusión
los personajes principales de la Ilíada de Homero. y a las premisas formuladas por el expositor. sin duda, un
componente fundamental es el orden de la argumentación,
en cuanto a los enlaces que fundamentan la estructura pues ello permitirá al receptor percibir, con claridad meridiana,
de lo real, estos se encuentran sustentados en los ejemplos las interrelaciones entre los más diversos tipos de argumentos:
que «permitirá[n] una generalización» (Perelman y olbrechts- «en una argumentación, de todos modos, el orden no puede
tyteca 1989: [536]), pues podrán fundamentar una regla: ser indiferente, pues la adhesión depende del auditorio»
«Japón es el caso ejemplar de un país asiático con un alto (Perelman y olbrechts-tyteca 1989: 741).
desarrollo tecnológico». de otro lado, la ilustración «sostendrá
una regularidad ya establecida» (Perelman y olbrechts-tyteca 2.2. Las provincias figurales según Giovanni
1989: [536]) y la reforzará dando casos particulares: «La mayoría Bottiroli
de novelistas indigenistas —como José María arguedas o ciro
alegría— dan a conocer el pensar mítico del hombre andino»; y a diferencia de la retórica restringida, planteada por Pierre
el modelo «incitará a la imitación» (Perelman y olbrechts-tyteca Fontanier (1977) y el Grupo Mi (1987), la retórica General
1989: [536]): «Buda tuvo una vida que, para los partidarios del textual —representada por antonio García Berrio (1989),
56 57
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN VALLEJO Y LA POESÍA ARGUMENTATIVA
Giovanni Bottiroli (1993), tomás albaladejo (1991) y stefano Bottiroli (1993) clasifica a los personajes tomando en
arduini (2000)— plantea retomar la perspectiva totalizante de cuenta las provincias figurales antes mencionadas. Hay
índole aristotélica. como bien ha señalado Paul ricoeur (1977), personajes metafóricos, que realizan el aprendizaje a partir
la retórica en tanto saber humanístico asumió una perspectiva de la analogía. Por ejemplo, ernesto, en Los ríos profundos,
restringida cuando redujo sus cinco partes (inventio, dispositio, es un personaje metafórico porque recupera aspectos del
elocutio, memoria y actio) a una sola de ellas (es decir, pasado sobre la base del principio de semejanza: un sonido,
la elocutio). Posteriormente vino la siguiente reducción: la como el de una campana, le trae a la memoria un suceso del
elocutio se redujo solo a una tipología de las figuras literarias pasado. existen personajes metonímicos, que se sostienen en
para luego transformarse en únicamente una taxonomía de la contigüidad. Verbigracia, Gregorio samsa (hombre-animal)
los tropos y estos quedaron convertidos tan solo en metáfora implica la proximidad entre la esfera humana y la animalesca.
y metonimia, tal como lo plantean roman Jakobson y Morris Hay personajes sinecdóquicos, que son los héroes de la épica
Halle (1980) en su estudio de los trastornos afásicos, a partir del griega, donde un protagonista (agamenón) forma parte de
análisis de los procedimientos metafóricos y metonímicos. una sociedad (la esclavista); allí se observa la relación parte-
todo, pues agamenón representa a una determinada época.
como reacción a esa retórica restringida, surgió una
Por último, tenemos personajes antitéticos, que revelan el
tendencia que se apoya en la Lingüística cognitiva (Lakoff
principio de oposición. un caso ilustrativo es el de Hamlet,
y turner 1989, Lakoff y Johnson 2003) y se denomina retórica
en cuya interioridad se manifiesta el contraste entre vivir y
General textual. esta intenta, sobre la base de la retórica
suicidarse, o vengar la muerte de su padre o no realizar ninguna
aristotélica, recobrar las dos partes olvidadas del discurso
acción al respecto.
del orador, es decir, la inventio y la dispositio. ahora, no es
pertinente hacer una mera clasificación de las figuras literarias,
sino de articularlas a la estructura, a la argumentación y la además, las relaciones entre los personajes, según
visión del mundo que porta el texto. Bottiroli (1993), pueden ser metafóricas (entre ernesto y
antero en Los ríos profundos, porque comparten valores
Giovanni Bottiroli (1993) concibe que la mente, desde parecidos), sinecdóquicas (ernesto cree formar parte del
una óptica cognitiva, procesa la información a través de río Pachachaca), metonímicas (los vínculos entre los niños
cuatro procedimientos lógicos: la intersección (basada en la en el internado de abancay basados en la contigüidad)
analogía, que subraya cómo dos términos comparten un rasgo y antitéticas (la relación entre el viejo y los colonos que se
semántico: «mujer/mapa de música»); la contigüidad (donde basa en el odio).
predomina una relación de proximidad); la inclusión (que se
sustenta en la teoría de conjuntos), y la inversión (fundamentada ahora bien, no hay un solo estilo en una obra (Bottiroli 1993),
en el principio de oposición). a cada procedimiento lógico sino varios estilos que luchan entre sí. Por eso, un personaje
le corresponde el funcionamiento de una provincia figural: a metafórico puede tener rasgos antitéticos. Por ejemplo, ernesto
la intersección le corresponde la metáfora; a la contigüidad, aprende sobre la base del razonamiento analógico, pero en su
la metonimia; a la inclusión, la sinécdoque; y a la inversión, interioridad (antítesis) luchan la castidad y el deseo frente a la
la negación. en esta última provincia figural se sitúan figuras tentación de la opa Marcelina.
literarias como la ironía, la antítesis y el oxímoron.
58 59
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN VALLEJO Y LA POESÍA ARGUMENTATIVA
2.3. El poema como una imitación interprete según criterios de verdad. Verbigracia, Vallejo no
de un macroacto de habla quiere que su lector confronte una metáfora empleada por él
a través de su confrontación directa con el mundo real, hecho
La pragmática estudia las relaciones entre los signos y los que llevaría a pensar equivocadamente que la literatura es
usuarios. no todo lo que se dice es lo que se comunica. así, hay prácticamente una copia de la realidad.
que distinguir el acto locucionario, que es emplear palabras
que tienen un determinado significado y referencia (Lozano, en tal sentido, el poema se concibe como una imitación
Peña-abril y Marín 1989), del acto ilocucionario, que implica de un macroacto de habla que puede ser afirmar, sugerir,
la ejecución de actos que sean socialmente relevantes como prometer, advertir, entre otras posibilidades. asimismo, al interior
prometer, afirmar, interrogar, preguntar, advertir, etc. además, del texto poético se manifiestan imitaciones de microactos de
está el acto perlocucionario, que pone de relieve el efecto del habla, que funcionan en ciertas estrofas o conjuntos de versos.
discurso en el receptor. Por eso, si yo digo: «te prometo que, obviamente, estos procedimientos están ligados a figuras
esta vez, llegaré temprano a tu casa», pronuncio una oración retóricas y técnicas argumentativas. el poeta afirma algo, pero
correcta gramaticalmente, que posee significado y referencia lo hace a través de una metáfora que implica el empleo del
(locución); y, además, realizo un acto socialmente relevante argumento basado en la coexistencia, por ejemplo.
como prometer (ilocución) y produzco un efecto en el receptor,
por ejemplo, el sentimiento de sorpresa (perlocución). 2.4. La utopía dialógica y el humanismo
comunicativo
desde el punto de vista de la pragmática, la literatura es
concebida como una convención social (escandell 1993), entiendo la «utopía dialógica» como el proyecto social y
pues no existe ningún rasgo formal que sea característico de político que se sustente en un humanismo comunicativo pues
la obra literaria. en otras palabras, no existe la literariedad tal «lo que define los poemas de Vallejo es la pluralidad: de roles,
como lo imaginaban los formalistas rusos. de posiciones, de tiempos, de voces» (Huamán 2012: 79).
en tal sentido, la poesía del escritor santiaguino es sinónimo
ohmann ha subrayado lo siguiente: «una obra literaria de diálogo y de búsqueda de consenso. así, se libera del
es un discurso abstraído, o separado, de las circunstancias y uso instrumental y empobrecedor del idioma, con el fin de
condiciones que hacen posibles los actos ilocutivos; es, por propugnar una dinámica entre el locutor y el alocutario al
tanto, un discurso que carece de fuerza ilocutiva» (Mayoral interior de la pragmática del texto poético: «en los actos de
1987: 28). Por eso, señala que en un texto literario se encuentran habla de cada texto la humanidad toda parece manifestar
solo imitaciones de ciertos actos de habla. desde la óptica de su voluntad de diálogo y encuentro. el lenguaje, como ser
la lingüística del texto, Van dijk (Mayoral 1987) sostiene que en genérico del hombre, recupera su dimensión comunicativa. La
la literatura el emisor no busca imponer nada al receptor, sino palabra vuelve a concitar solidaridad y adhesión» (Huamán
cambiar la manera como este último se comporta en relación 2012: 79).
con ciertas actitudes valorativas. Por ejemplo, el emisor puede
intentar variar la forma como el receptor valora la solidaridad en esta particularidad ya se manifiesta en Los heraldos
un mundo globalizado. schmidt (Mayoral 1987) ha recalcado negros y Trilce; pero adquiere una mayor primacía en Poemas
que el autor con una obra literaria no busca que el lector la humanos, Poemas en prosa y España, aparta de mí este cáliz.
60 61
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN VALLEJO Y LA POESÍA ARGUMENTATIVA
Por ejemplo, en Poemas humanos, los textos se sitúan alrededor de ese modo, Vallejo cuestiona el monólogo autoritario
del alocutario (el «tú») y no del locutor (Huamán, 2012). ello que reduce al ser humano a una relación utilitaria con los
evidencia cómo la segunda persona, en la pragmática interna objetos y los demás individuos. establece una intersubjetividad
del discurso poético, llega a tener una mayor preponderancia enriquecedora: un diálogo interminable entre el «yo» y el otro.
en la poesía de Vallejo:
2.5. Breve explicación del modelo de análisis
otro poco de calma, camarada;
un mucho inmenso, septentrional, completo, Mi modelo de análisis se sustenta en algunos niveles. el primer
feroz, de calma chica, nivel está constituido por las partes del texto argumentativo,
al servicio menor de cada triunfo que, según aristóteles (1990), son cuatro: exordio, narración,
y en la audaz servidumbre del fracaso.
argumentación (demostración) y peroración final. no siempre
se encuentran presentes en todos los poemas de Vallejo las
embriaguez te sobra, y no hay
tanta locura en la razón, como este
cuatro partes. con asiduidad, puedo reconocer el exordio, la
tu raciocinio muscular, y no hay argumentación (a veces impregnada de elementos narrativos)
más racional error que tu experiencia. y la peroración. La narración per se suele estar ausente en los
poemas vallejianos.
(Vallejo 1991: 715)
el segundo implica el reconocimiento y abordaje de las
obsérvese cómo se emplean el vocativo y el adjetivo posesivo provincias figurales. Por ello, se trata de identificar las metáforas,
para subrayar la tendencia del locutor de establecer una metonimias, sinécdoques, antítesis, oxímoros e ironías que
conversación con el alocutario y hacer meditar a este último. se hallan presentes en el texto poético. La idea es cómo se
se trata, pues, de construir una utopía dialógica en el mundo articulan dichas provincias figurales a ciertos ejes temáticos del
contemporáneo: poema.
oye a tu masa, a tu cometa, escúchalos; no gimas el tercer estrato pone de relieve el reconocimiento del
de memoria, gravísimo cetáceo; locutor y el alocutario en un poema. el locutor es la instancia
oye a la túnica en que estás dormido, que habla en un poema, y puede ser de dos tipos: el locutor
oye a tu desnudez, dueña del sueño. personaje (Fernández cozman 2012), que forma parte del
mundo representado (implica el uso del «yo» o del «tú» desde
(Vallejo 1991: 650)
el punto de vista gramatical, pronombres que pueden estar
explícitos o tácitos); y el locutor no-personaje, que mira la
Véase de qué manera es necesario escuchar a los objetos
escena desde un punto de vista externo (presupone el empleo
humanizados que hablan. Por eso, Vallejo personifica a
de la tercera persona y la exclusión del «yo» o del «tú»). sin
la túnica y a la desnudez, con el fin de plantear la idea de
duda, el locutor utiliza diversas técnicas argumentativas para
concebir a los objetos que nos rodean como si fueran seres
convencer al alocutario, el cual puede ser representado (el
vivos que conversan con el hombre a través de un fructífero
«tú», es decir, el receptor, al interior del poema, del mensaje del
coloquio.
locutor) y no representado (que no constituye un personaje en
62 63
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN
la pragmática interna del texto poético). en este caso, resulta
pertinente abordar cómo el locutor utiliza un macroacto de
habla para convencer al alocutario.
III. Las técnicas argumentativas
el cuarto y último nivel pone de relieve la hermenéutica
de la visión del mundo que porta el poema. en ese caso, y el modernismo en Los heraldos
voy a subrayar la utopía dialógica como fundamento de la
cosmovisión vallejiana. si creo necesario, haré un análisis
negros
interdiscursivo que muestre de modo ostensible las semejanzas
y diferencias entre un poema y otro, con el fin de contextualizar
el pensamiento de Vallejo en el ámbito de un determinado
poemario, como Trilce o Poemas humanos. en este capítulo, desarrollaré de qué manera
Vallejo, mediante el empleo de ciertas
en todos los casos, respeto la autonomía del texto poético, técnicas argumentativas, intenta alejarse de
pues si bien empleo los aportes teóricos, a la vez, respeto algunas propuestas modernistas. así, si bien es
la especificidad de cada discurso literario. Finalmente, no indubitable que Los heraldos negros es un libro
concibo que mi método sea superior a los demás, sino solo que se enmarca en el ámbito de la poética de
una aproximación legítima a la compleja y notable poesía de rubén darío y Julio Herrera y reissig, también
césar Vallejo. es cierto que el poeta de santiago de chuco,
a partir del uso de la argumentación poética,
toma distancia, en ciertos poemas, del canon
modernista: «La cena miserable», «La araña», «a
mi hermano Miguel», por ejemplo.
Pienso que en los textos antes citados hay la
predisposición a realizar una poesía de temple
argumentativa; en cambio, en las dos primeras
secciones («Plafones ágiles» y «Buzos») de Los
heraldos negros predomina el hedonismo verbal
(Paoli 1981) tan típico del modernismo poético.
La excepción, sin duda, es «La araña», uno de los
primeros poemas argumentativos de Vallejo. en
la tercera, cuarta y quinta partes del poemario
nuevamente preponderan la adjetivación y el
exotismo modernistas; no obstante, hay textos
donde dichas características no se cumplen:
«idilio muerto», «el pan nuestro», «La cena
64
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN EL MODERNISMO EN LOS HERALDOS NEGROS
miserable» y «Los dados eternos». allí el locutor fundamenta Es una araña que temblaba fija
una tesis e, incluso, busca refutar una idea opuesta: «dios mío, en un filo de piedra;
si tú hubieras sido hombre,/ hoy supieras ser dios; pero tú, que el abdomen a un lado,
estuviste siempre bien,/ no sientes nada de tu creación./ Y el y al otro la cabeza.
hombre sí te sufre: el dios es él!» (Vallejo 1991: 179).
con tantos pies la pobre, y aún no puede
resolverse. Y, al verla
en la última sección de Los heraldos negros («canciones
atónita en tal trance,
de hogar») se percibe, en mi opinión, el primigenio triunfo de la
hoy me ha dado qué pena esa viajera.
poesía argumentativa y un cierto alejamiento del credo moder-
nista. ello se observa, verbigracia, en «a mi hermano Miguel» y es una araña enorme, a quien impide
«Los pasos lejanos», dos de los más intensos poemas de Vallejo. el abdomen seguir a la cabeza.
Y he pensado en sus ojos
Mi hipótesis es que muchos de los más representativos y en sus pies numerosos...
poemas de Los heraldos negros son aquellos que se enmarcan ¡Y me ha dado qué pena esa viajera!
en el ámbito de una poesía argumentativa. en otras palabras,
darío no suele argumentar en Prosas profanas ni en Cantos (Vallejo 1991: 89)
de vida y esperanza; por el contrario, Vallejo se independiza
paulatinamente del modernismo cuando hace que sus textos González Vigil (Vallejo 1991: 89) concibe que, al igual que en
argumenten, y esta particularidad atraviesa su obra poética, «avestruz», Vallejo le asigna un determinado simbolismo a la
desde Los heraldos negros hasta Poemas humanos y España, figura de la araña. además, señala que, en el poema antes
aparta de mí este cáliz. Para sustentar mi hipótesis, analizaré citado, el poeta «retrató la dualidad dolorosa del hombre
tres poemas de Los heraldos negros: «La araña», «La cena que no conquista la unidad» (Vallejo 1991: 90). Por su parte,
miserable» y «a mi hermano Miguel». Francisco izquierdo ríos (1949) resalta que el poeta de santiago
de chuco asocia a la cabeza de la araña con el mundo de
3.1. Lectura de «La araña» y la fuerza arriba, es decir, con el ideal; en cambio, el vientre se vincula
de la argumentación con el universo de abajo, que se manifiesta en la tierra.
La araña a) La estructura del texto argumentativo
es una araña enorme que ya no anda; La primera vez que leí este poema me sorprendió, en particular,
una araña incolora, cuyo cuerpo, la temática cotidiana que se desplegaba en sus versos.
una cabeza y un abdomen, sangra. Vallejo se acercaba a seres desamparados como la araña y
trasuntaba un inusual humanismo al personificar el sentimiento
Hoy la he visto de cerca. Y con qué esfuerzo
y el accionar de este animal, de manera que el sentimiento de
hacia todos los flancos
sus pies innumerables alargaba.
solidaridad del poeta santiaguino incluyera un comunitarismo
Y he pensado en sus ojos invisibles, de carácter universal, donde los animales inferiores y los seres
los pilotos fatales de la araña. humanos vivieran en armonía y sobre la base del principio de
66 67
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN EL MODERNISMO EN LOS HERALDOS NEGROS
equidad, utopía dialógica que se sustenta, sin duda, en el La araÑa es un ser HuMano
humanismo comunicativo de Vallejo. Las patas de la araña son los pies de un ser humano
La muerte inminente de la araña es la de un ser humano.
La tesis del locutor, en «La araña», es que el individuo
tiene que expresar sentimientos de solidaridad ante los entre otros recursos de estilo, destacan la enumeración
seres vivos que van a morir. el texto se halla estructurado (en la primera estrofa, por ejemplo) y la repetición: el gesto
en tres partes: un exordio (constituido por los tres versos solidario de la expresión «me ha dado qué pena esa viajera».
iniciales), que expone el tema sobre el cual se va a sustentar al final, el uso de la exclamación enfatiza más la cercanía
un determinado punto de vista; una argumentación, entre la araña humanizada y el locutor. Parece que el locutor
impregnada de elementos narrativos (estrofas 2, 3, 4 y la 5 intuyera que él fenecerá de la misma manera como el animal
con exclusión del último verso), y la peroración, que está morirá.
formada por el verso final.
c) El locutor y las técnicas argumentativas
en lo que concierne al orden y presentación de los
en el poema se emplea un locutor personaje que se evidencia
datos, puedo afirmar que la progresión temática indica que,
a través de los deícticos de la primera persona (el pronombre
primero, el locutor evidencia una situación marcada por la
personal «me» y el sujeto implícito en la expresión «he pensado»,
proximidad de la muerte; después, explica con minuciosidad
entre otros recursos estilísticos). se dirige a un alocutario no
las características de la araña como personaje y emplea
representado a quien busca convencer a través de la utilización
mecanismos argumentativos, los cuales son sustentados a partir
de un conjunto de argumentos, con el fin de verificar la tesis
de detalles narrativos, y finalmente, concluye con la expresión
antes enunciada. se trata de un caso de deliberación íntima;
de solidaridad hacia la araña que va a morir y, de ese modo,
sin embargo, ella «se encuentra constituida sobre el modelo
intenta persuadir al alocutario.
de la deliberación con los demás, por lo que es previsible
que, en la deliberación con nosotros mismos, volvamos a
b) La metáfora y la provincia figural de la sinécdoque
encontrarnos con la mayoría de los problemas relativos a las
Las dos provincias figurales más importantes son la metáfora condiciones previas a la discusión con los demás» (Perelman
y la sinécdoque, y ellas son empleadas con un propósito y olbrechts- tyteca 1989: 49). Por ello, es pertinente preguntar
persuasivo. La primera se observa cuando describe a los sobre las técnicas argumentativas en un poema persuasivo
ojos de la araña como si fueran los «pilotos fatales», porque como «La araña».
evidencian cómo el animal humanizado parece percibir
su trágico destino. La segunda se muestra ostensible en la en cuanto a los argumentos basados en la estructura de lo
manera cómo se representa al todo (la araña) a través de real, puedo mencionar aquel que se sustenta en la sucesión a
su partes, y allí se destacan el abdomen, la cabeza, los ojos través de un nexo causal, que se observa en los tres primeros
y los pies. versos del poema. Perelman y olbrechts-tyteca afirman que:
nos limitaremos, por el momento, a las argumentaciones
se puede establecer el siguiente emparejamiento que, gracias a la intervención del nexo causal, pretenden,
metafórico (Lakoff y Johnson 2003): a partir de un acontecimiento dado, aumentar o disminuir
68 69
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN EL MODERNISMO EN LOS HERALDOS NEGROS
la creencia en la existencia de una causa que lo explicaría imitar, porque lucha por su existencia frente a la inminente
o de un efecto que resultaría de él. (Perelman y olbrechts- cercanía de la muerte: «el modelo indica la conducta que se
tyteca 1989: 406) ha de seguir. también sirve como garantía de una conducta
adoptada» (Perelman y olbrechts-tyteca 1989: 556).
en «La araña», hay la elisión del conector que expresa la
relación entre causa y consecuencia: es una araña que no además, puedo identificar un argumento por analogía
camina porque está incolora y debido a que su abdomen y en la segunda estrofa, pues allí se traza una semejanza entre
cabeza sangran de modo ostensible. en tal sentido, los vínculos los ojos de la araña como si fueran «los pilotos fatales» de
de causalidad están implícitos en el enunciado poético. ella misma; es decir, ver es sinónimo de fatalidad para el
desamparado animal, debido a que este presiente su infausto
asimismo, hay un argumento basado en las relaciones de destino.
coexistencia. este se evidencia cuando una característica
representa a cierto suceso o individuo. Verbigracia, el en lo que respecta a los argumentos casi lógicos, es
capitalismo es una de las características centrales de la palmario, en el poema, el empleo del argumento de la
modernidad occidental. Perelman y olbrechts-tyteca señalan reciprocidad: «el abdomen a un lado,/ y al otro la cabeza».
lo siguiente: «una construcción de la persona humana, se percibe una noción de simetría, pues se compara el
sustentada en los actos, está vinculada a una distinción entre abdomen con la cabeza a través de una dimensión espacial
lo que se considera importante, natural, propio del ser que determinada: «Los argumentos de reciprocidad realizan la
habla, y lo que se estima transitorio, manifestación exterior del asimilación de situaciones considerando que ciertas relaciones
sujeto» (Perelman y olbrechts-tyteca 1989: 451). en el poema son simétricas» (Perelman y olbrechts-tyteca 1989: 343). ello
de Vallejo, el carácter agónico (el animal está en la orilla de la implica que el cuerpo de la araña parece perder su unidad y
muerte) es la particularidad esencial de la araña humanizada se está desintegrando. dicho proceso se observa tanto en el
y que representa a esta de modo ostensible. así, se enfatiza la abdomen como en la cabeza del animal.
particularidad más importante de esta última: la proximidad
de su cuerpo a la ineluctable muerte. es posible reconocer, en el poema de Vallejo, la disociación
de las nociones. Por ejemplo, la oposición entre la enormidad
existe también el argumento de la dirección en la segunda de la araña y su inevitable muerte. el animal es enorme, pero
estrofa, que se basa en las relaciones de carácter espacial u no puede vencer a esta última. ese contraste se intensifica,
orientacional. allí se dice: «Y con qué esfuerzo/ hacia todos los ya que el animal está humanizado: en otras palabras, el ser
flancos/ sus pies innumerables alargaba». sin duda, el cuerpo humano es enorme, pero sucumbe ante la muerte.
de la araña se direcciona hacia todos los lados a través de sus
pies que semejan los de un ser humano. Hay, además, una interacción de los argumentos que es
muy sólida en el texto. Verbigracia, el argumento basado en
en lo que concierne a los enlaces que fundamentan la el modelo se complementa de modo pertinente con el de la
estructura de lo real, hay el argumento que se sustenta en el coexistencia, porque la araña humanizada es un ser digno de
modelo. Probablemente, el más importante, pues el locutor imitar, al luchar contra la muerte a pesar de estar agónica,
considera que la araña es un modelo de ser vivo, digno de vale decir, próxima a morir.
70 71
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN EL MODERNISMO EN LOS HERALDOS NEGROS
como he señalado antes, todo poema, desde el punto sin duda, la araña es un personaje sinecdóquico, porque,
de vista pragmático, realiza una imitación de un macroacto en el poema, se hace ostensible la relación parte-todo. La
de habla (Mayoral 1987). en «La araña» se trata de la relación entre el locutor personaje y la araña es de carácter
afirmación de la solidaridad del locutor, que se conduele de metafórico, pues el hablante se conduele del tránsito de la vida
la insoslayable muerte del animal. constituye un acto de habla a la muerte, porque se sabe que él, como todo ser vivo, morirá
de carácter afectivo. se sostiene con el recurso estilístico de la de manera insoslayable. La idea que subyace se sostiene en un
repetición, que se observa en el verso final de las dos últimas principio de analogía: así como la araña fenecerá, el locutor
estrofas. asimismo, hay el uso del polisíndeton (la repetición del también morirá.
conector copulativo «y») en la estrofa 5, que sirve para reforzar
el macroacto de habla antes aludido. d) La cosmovisión y la solidaridad
sin embargo, hay también microactos de habla; por He afirmado que la tesis del locutor radica en que el ser
ejemplo, al describir las características físicas de la araña humano tendría que manifestar un profundo sentimiento
humanizada con mucha minuciosidad. se hace referencia a de solidaridad frente a los seres vivos que van a cruzar
su cabeza, abdomen, entre otras partes del animal, con el fin el umbral de la muerte. Para sustentar dicha tesis, el
de convencer al alocutario no representado. hablante emplea recursos figurativos y argumentativos
de la más variada prosapia, así como realiza la imitación
esta particularidad lleva al concepto de presuposición. el de un macroacto de habla ya explicitada anteriormente.
hablante toma en cuenta ciertos conocimientos previos, es se trata de una argumentación enmarcada en el ámbito
decir, el locutor busca convencer al alocutario sobre la base del género epidíctico. como dicen Perelman y olbrechts-
de ciertas presuposiciones. Por ejemplo, la expresión «hoy tyteca, «la argumentación del discurso epidíctico se
la he visto de cerca» indica que, en un pasado, el hablante propone acrecentar la intensidad de la adhesión a ciertos
solamente ha visto a la araña desde lejos. en el presente, por valores, de los que quizás no se duda cuando se los analiza
el contrario, tiene la oportunidad de observarla a partir de una aisladamente, pero que podrían no prevalecer sobre otros
posición más cercana y este hecho le permite valorar más el valores que entrarían en contacto con ellos» (Perelman y
trajinar de la araña desde la vida a la muerte. entonces, hay olbrechts-tyteca 1989: 99).
una evolución del hablante respecto de la percepción de los
seres vivos agonizantes. Michel Foucault (1979, 1983) afirma que las secuelas del
poder dejan sus rastros en el cuerpo del sujeto que se halla
además, se puede reconocer la implicatura (es sometido a un complejo juego de relaciones estratégicas,
decir, el sentido implícito del enunciado) en algunas dirigido por los grupos hegemónicos que buscan imponer
partes del poema. en el verso 1 de la primera estrofa, el una determinada concepción del saber y excluir otras
enunciado poético comunica mucho más de lo que se que permanecerán fuera del concierto de la sociedad
dice textualmente, pues de modo implícito sugiere que la oficial. Pienso que los grupos de poder hegemónico han
araña va a morir. también, al inicio de la segunda estrofa, excluido el principio de solidaridad con el fin de propagar
el locutor da a entender de manera tácita que la araña se la racionalidad logocéntrica y el individualismo como
aferra tenazmente a la vida. prácticas cotidianas.
72 73
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN EL MODERNISMO EN LOS HERALDOS NEGROS
en la poesía de rubén darío (por ejemplo, en Prosas Hasta cuándo este valle de lágrimas, a donde
profanas) se rinde pleitesía al cuerpo de princesas y de duques, yo nunca dije que me trajeran.
entre otros personajes aristocráticos; en cambio, Vallejo se de codos,
solidariza con el cuerpo del sujeto desvalido, representado todo bañado en llanto, repito cabizbajo
por la araña. Hay otra diferencia: la escritura de darío es y vencido: hasta cuándo la cena durará.
monológica porque separa el ámbito aéreo e incontaminado
Hay alguien que ha bebido mucho, y se burla,
de la poesía respecto de la lengua coloquial (rama 1970).
y acerca y aleja de nosotros, como negra cuchara
Por el contrario, Vallejo configura una utopía dialógica: desea
de amarga esencia humana, la tumba...
que los seres humanos expresen su solidaridad ante aquellos
Y menos sabe
que van a morir; además, abre el discuso y busca persuadir ese oscuro hasta cuándo la cena durará!
al alocutario para que este se solidarice y pueda expresar
ese sentimiento a través del diálogo. aquí puedo observar (Vallejo 1991: 168)
el germen de esa utopía dialógica que triunfará en Poemas
humanos y España, aparta de mí este cáliz.
González Vigil afirma que se trata de un poema de cariz
«fuertemente vallejiano. rico en temas centrales en LHn [Los
3.2. Análisis de «La cena miserable» heraldos negros]: el sinsentido de la esperanza, la blasfemia,
y el antimodelo como argumento
la injusticia y el anhelo de ser felices todos en una “mañana
eterna”» (Vallejo 1991: 168). además, hace notar que la
ahora analizaré uno de los grandes poemas de Los heraldos
anáfora de «Hasta cuándo» remite a los Salmos y a Job, y a la
negros: «La cena miserable». ¿cuáles son las partes del
texto argumentativo en este caso? ¿es posible distinguir una primera Catilinaria de cicerón, uno de los grandes maestros de
argumentación en el mencionado poema? ¿cuál es la tesis la retórica latina al lado de Quintiliano.
que defiende el locutor y cómo busca convencer al alocutario?
Veamos el poema: en cambio, Walter Mignolo (ortega 1975) subraya que
la noción de «cena» tiene ostensibles huellas bíblicas; por
Hasta cuándo estaremos esperando lo que el contrario, «miserable» posee ostensibles resonancias
no se nos debe... Y en qué recodo estiraremos románticas. ¿Hay el influjo de Los miserables de Víctor Hugo?
nuestra pobre rodilla para siempre! Hasta cuándo ¿Hay algo del legendario personaje Jean Valjean en este
la cruz que nos alienta no detendrá sus remos. poema de Vallejo? dejo esas dos interrogantes sobre el
tapete, porque el ensayista no se ve en la necesidad de
Hasta cuándo la duda nos brindará blasones
responder todas las preguntas, sino de plantear problemas
por haber padecido...
Ya nos hemos sentado
que estimulen la creatividad del receptor. de alguna manera,
mucho a la mesa, con la amargura de un niño el ensayo es una obra abierta (eco 1985), porque supone que
que a media noche, llora de hambre, desvelado... el receptor completará el sentido que el ensayista solamente
ha esbozado.
Y cuándo nos veremos con los demás, al borde
de una mañana eterna, desayunados todos.
74 75
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN EL MODERNISMO EN LOS HERALDOS NEGROS
a) Las partes del texto argumentativo últimos versos constituyen la peroración final. sin duda, en
la narración aparece un personaje en relación con el cual
este poema suscita interés por el tono de protesta que esgrime el locutor expresa un distanciamiento ideológico, como lo
Vallejo frente a una situación infrahumana; sin embargo, no veremos más adelante. Por último, en la peroración, identifico
se trata de un texto panfletario, sino de un poema que se el componente persuasivo, porque el hablante busca herir la
nutre del imaginario bíblico, pero transforma su admiración susceptibilidad del auditorio enfatizando el lado emotivo del
por el evangelio de Jesús en la construcción de una utopía
discurso.
social y política, donde la religiosidad implique identificarse
con el otro, es decir, con el sujeto pobre, para construir una
La tesis del locutor es que resulta injusto que la colectividad
nueva sociedad, más equitativa e inclusiva, donde los seres
espere la justicia cuando es algo imprescindible para una
humanos puedan convivir, mas en igualdad de condiciones
cabal existencia humana. se presupone que esta última no se
y sin el azote de la pobreza que constituye un óbice para un
realiza sin el concepto de equidad. no es justo que el sujeto
auténtico desarrollo humano.
colectivo sienta hambre cuando es intrínseco del hombre el de
realizar sus necesidades fisiológicas como comer o dormir, por
considero que es posible identificar las cuatro partes
del texto argumentativo en «La cena miserable». el exordio ejemplo. Para ello, el autor textual emplea un título («La cena
se despliega desde el inicio hasta el verso 6 y allí el locutor miserable») de indiscutibles resonancias bíblicas. Ya no es La
personaje plural tiene como objetivo conmover al alocutario última cena, sino otra donde predomina la iniquidad, hecho
no representado, a través del uso de las exclamaciones sobre la que trae como secuela el tono de protesta que asoma en el
base de la pragmática interna del texto. como en «La araña», discurso del locutor.
se observa una deliberación íntima y, por ello, el hablante
busca convencerse a sí mismo en tono de monólogo; pero, a b) La provincia figural de la sinécdoque
la vez, tiene en mente siempre a un alocutario a quien busca
como lo había señalado antes, Bottiroli (1993) plantea el
persuadir emotivamente.
funcionamiento de cuatro provincias figurales (metáfora,
metonimia, sinécdoque y negación). ¿cuál es la más
Hasta en un monólogo, el locutor concibe que hay
importante en «La cena miserable»? creo que la sinécdoque
un alocutario y de qué modo este puede hacer algunas
es una de las más relevantes, pero en combinación con la
objeciones que deben ser respondidas por aquel. no hay
metonimia. Por ejemplo, la «rodilla» representa al ser humano
lenguaje privado en sentido estricto: en todo enunciado hay
siempre el germen de un diálogo aunque sea de manera en su totalidad, en la larga lucha por hacer que la justicia
implícita. Por eso, cuando yo leo un poema a solas que acabo predomine en el mundo. de otro lado, la metonimia se halla
de escribir con lápiz, lo reviso y corrijo, porque concibo que presente cuando se afirma que el sujeto colectivo se ha
un posible receptor pudiera hacerme algún cuestionamiento sentado a la mesa «con la amargura de un niño/ que, a media
acerca de la estructura del mismo o de la pertinencia del uso noche, llora de hambre desvelado…», pues el efecto (el acto
de la metáfora en uno de los versos. de llorar) se encuentra en vez de la causa: padecer hambre.
en este poema, por eso, Vallejo se comporta como un poeta
La argumentación va desde el verso 7 hasta el 16; la sinecdóquico y metonímico, aunque se puede reconocer una
narración se desarrolla desde el verso 17 hasta el 19, y los dos metáfora bíblica en «valle de lágrimas». también se emplea
76 77
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN EL MODERNISMO EN LOS HERALDOS NEGROS
una personificación por metáfora cuando se dice que la y la carencia. Pertenece a los sectores hegemónicos de la
duda «nos brindará blasones», pues el poeta la concibe sociedad. Por eso, el locutor establece una relación antitética
como ser humanizado. con dicho personaje.
La sinécdoque, en consecuencia, sirve para explorar otro argumento importante es el de la coexistencia. se
las partes del cuerpo; la metonimia, para poner de relieve trata de una sustentación sinecdóquica donde un aspecto
las relaciones causales; y la metáfora, apoyada en la de la persona, objeto o etapa histórica, representa su esencia
personificación, para señalar la dimensión bíblica de la más particular. en el caso del locutor personaje plural (el
protesta del locutor. «nosotros»), este es representado por una sensación de espera
casi interminable, es decir, por una expectativa frustrada:
c) El locutor plural y el singular, y el argumento basado en «Hasta cuándo estaremos esperando lo que/ no se nos debe».
el antimodelo ello le da al poema un tono de protesta.
en el poema, hay el funcionamiento de un locutor personaje asimismo, reconozco el funcionamiento de un argumento
plural («nosotros») que luego se transforma en un locutor causal cuando se afirma «de codos/ todo bañado en llanto»,
personaje singular, de ahí que se puede identificar cómo el pues se ha omitido el conector «porque»; sin embargo las
individuo se inserta en la colectividad y se convierte en el relaciones de causalidad están presentes. La idea se sustenta
portavoz de esta última. así, se habla de «estaremos esperando» en que la espera interminable del sujeto colectivo se produce
y luego se subraya «adonde yo nunca dije que me trajeran». debido a que no percibe sino una situación marcada por el
el alocutario es no representado en la pragmática interna hambre y la injusticia. es decir, la causa (la iniquidad) determina
del poema, pues el hablante monologa, aunque, sin duda, como secuela la protesta inacabable del locutor personaje
siempre tiene presente la posibilidad de que alguien lo pudiera plural.
refutar y cómo pudiera contraargumentar tentativamente a
una posible objeción. d) La visión del mundo y la construcción del sujeto pobre
el acto de habla es el de afirmar la necesidad de que a diferencia de la poesía de rubén darío, Vallejo crea un
la colectividad pueda vivir en un mundo justo, donde esté nuevo sujeto poético: el pobre. es cierto que el poeta de
ausente el hambre. es decir, se trataría de un mundo donde santiago de chuco aún no se ha liberado de las ataduras del
nadie esté desamparado ni padezca carencias desde el modernismo poético en Los heraldos negros; sin embargo, a
punto de vista económico. decir verdad, anticipa una perspectiva religiosa que tendrá un
auge indiscutible en los años setenta del siglo XX: la teología
el argumento más relevante es, sin duda, el basado en el de la liberación de Gustavo Gutiérrez. si consideramos que
antimodelo que se manifiesta en la última estrofa, donde se hay obvias resonancias bíblicas en «La cena miserable», puedo
dice que existe un ser humano «que ha bebido mucho» y que afirmar que la utopía dialógica (es decir, aquella basada en la
posee una actitud sarcástica frente al dolor de los demás. ese comunicación plena entre los seres humanos) debiera tener
personaje es un antimodelo, pues muestra displicencia y falta como centro la cultura de la pobreza: una manera de concebir
de sentimientos frente a una escena marcada por el hambre el mundo donde el pobre tenga la posibilidad de esgrimir su
78 79
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN EL MODERNISMO EN LOS HERALDOS NEGROS
voz de protesta para exigir un mundo más humano, con el fin ahora yo me escondo,
de convertirse en un agente proactivo de aquel cambio social como antes, todas estas oraciones
y político. vespertinas, y espero que tú no des conmigo.
Por la sala, el zaguán, los corredores.
después, te ocultas tú, y yo no doy contigo.
Gutiérrez (2008 [1971]) cuestiona el esquema de división de
Me acuerdo que nos hacíamos llorar,
planos, donde, por un lado, se encuentra la esfera política y,
hermano, en aquel juego.
por el otro, el ámbito de lo religioso, pues él considera que un
sacerdote puede hacer política identificando al sujeto pobre Miguel, tú te escondiste
como centro de su reflexión, con el fin de predicar el evangelio una noche de agosto, al alborear;
para los pobres. Vallejo, sin ser teólogo, también cuestiona pero, en vez de ocultarte riendo, estabas triste.
la división de planos que se manifiesta en el modernismo de Y tu gemelo corazón de esas tardes
darío, pues este último pensaba que la poesía era un terreno extintas se ha aburrido de no encontrarte. Y ya
incontaminado (rama 1970) y, por lo tanto, se encontraba cae sombra en el alma.
en una esfera más aristocrática. en tal sentido, los problemas
sociales, para darío, como la pobreza y el hambre (que Vallejo oye, hermano, no tardes
en salir. Bueno? Puede inquietarse mamá.
abordaba en «La cena miserable»), debían estar en el plano
de lo cotidiano y, en consecuencia, lejos de la incontaminada
(Vallejo 1991: 196)
poesía.
este es uno de los poemas más intensos de Los heraldos negros
además, Vallejo, desde una óptica latinoamericana, y forma parte de la última sección del poemario: «canciones
aunque todavía parcialmente inserto en la orbita modernista, de hogar», donde Vallejo se aproxima a ciertos recursos
hace una lectura latinoamericana de La última cena de Jesús. vanguardistas: crea palabras («espergesia»), emplea de
en américa Latina, esta última es sinónimo de injusticia y, por manera anómala el adverbio («tan ala, tan salida, tan amor»)
eso, el sujeto pobre que habla en «La cena miserable» esgrime y utiliza metáforas que ya no se sitúan en la órbita modernista.
su voz de protesta para exigir un mundo más humano y donde ciertos rasgos temáticos de «a mi hermano Miguel» traen a
reine la equidad por encima de todas las cosas. la memoria la poesía de abraham Valdelomar. en efecto,
«tristitia» y «el hermano ausente en la cena de Pascua» son
3.3. Análisis de «A mi hermano Miguel» textos que ya abordan el tema del hogar provinciano y
y el recuerdo que se teje en la memoria constituyen antecedentes indiscutibles del poema vallejiano.
A mi hermano Miguel González Vigil señala que:
In memoriam
es un texto pre-trílcico; evapora toda pauta de metro y
Hermano, hoy estoy en el poyo de la casa, de rima, enfilando hacia el verso libre; a la vez, desecha
donde nos haces una falta sin fondo! el léxico y la imaginería modernistas, junto con los temas
Me acuerdo que jugábamos esta hora, y que mamá cosmopolitas, refinados o exotistas, así como el juego
nos acariciaba: «Pero, hijos...» expresionista de efectos plásticos, en beneficio de lo
80 81
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN EL MODERNISMO EN LOS HERALDOS NEGROS
coloquial, lo familiar, lo descarnadamente íntimo de un se puede afirmar que es un texto claramente antitético: «en
corazón que se desnuda. (Vallejo 1991: 196) vez de ocultarte riendo, estabas triste». el hablante se sitúa
en el espacio de la alegría; en cambio, Miguel se ubica en
Pero, ¿de qué manera el poeta argumenta en «a mi hermano la órbita de la tristeza. dicha confrontación sostiene el texto
Miguel»? ¿cuál es la tesis del locutor? ¿cuáles son los recursos poético desde el principio hasta el final. sin embargo, puedo
figurativos que emplea el poeta? en las siguientes líneas, trataré observar que el poema no es maniqueo, sino que la estructura
de responder a dichas interrogantes. antitética se fundamenta en un uso peculiar de los tiempos
verbales. Por eso, la expresión «ahora yo me escondo» está en
a) La tesis del locutor y la estructura del texto argumentativo presente del modo indicativo; no obstante, remite a un pasado
donde jugaban a las escondidas los dos hermanos: en otras
uno de los aspectos más cautivantes de este poema es la
palabras, es un presente que, a la vez es un pasado. asimismo,
atmósfera de hogar provinciano que se respira en aquel.
la expresión coloquial que se encuentra al final del poema se
destaca la figura de la madre, uno de los grandes temas de
encuentra nuevamente en presente; sin embargo, parece que
la poesía de Vallejo, y un manejo rítmico sobresaliente, que
se ubicara en el tiempo pretérito.
se evidencia en el uso magistral del encabalgamiento y de la
puntuación tan típica del poeta santiaguino.
otra provincia figural es la metáfora. ella está presente en
la expresión «Y ya/ cae sombra en el alma», donde se observa,
se observa una estructura argumentativa en «a mi
además, un encabalgamiento que busca romper la simetría
hermano Miguel». en tal sentido, el exordio está constituido
de los versos regulares del modernismo poético. sin embargo,
por los dos primeros versos donde se presenta la situación, vale
es un procedimiento metafórico tradicional que no remite a
decir, la del hermano ausente. La narración impregnada de
la vanguardia, sino más bien a una clásica asociación entre
elementos argumentativos abarca desde el verso 3 hasta el
antepenúltimo. en esencia, se relatan los hechos signados por «sombra» y «tristeza».
el juego de las escondidas entre Miguel y el locutor personaje.
Por último, la peroración final se halla conformada por los dos un procedimiento estilístico fundamental es la elipsis verbal,
últimos versos. allí, el locutor busca persuadir al alocutario que se muestra de modo palmario en la siguiente expresión
fallecido para que este regrese, imaginariamente, al hogar. «anómala»: «Por la sala, el zaguán, los corredores.», donde se
observa que un sintagma preposicional es concebido como
La tesis del locutor es que el hermano fallecido aún vive una oración y, en tal sentido, el uso del punto seguido es ya de
en el hogar si es que está presente en la memoria familiar. Por índole vanguardista, pues rompe la estructura oracional.
eso, al final, el locutor quiere convencer, imaginariamente,
a Miguel para que este retorne de la esfera de la muerte al Bottiroli (1993) afirma que en toda obra (un poemario o novela,
ámbito de la vida. por ejemplo) hay la lucha entre dos o más estilos. en «a mi hermano
Miguel» se observa la confrontación entre un estilo modernista y
b) La negación y otras provincias figurales otro vanguardista, vale decir, entre metáforas deudoras de la
poética de rubén darío y expresiones vanguardistas de ruptura,
La provincia figural más importante en este poema es la de la que se impregnan de un fresco coloquialismo, halladas presentes
negación, que se muestra de manera ostensible en la antítesis. en los dos últimos versos del poema.
82 83
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN EL MODERNISMO EN LOS HERALDOS NEGROS
c) El locutor, el alocutario representado y los tipos de hacia sus hijos; el segundo porque compartía con el locutor
argumento determinado juego como el de las escondidas.
se trata, sin duda, de un locutor personaje que se dirige a un Los tres argumentos antes citados apoyan la tesis del locutor
alocutario representado (Miguel), con el fin de persuadirlo en el sentido de que un hermano fallecido permanecerá en
para que el hermano retorne a la vida. Para convencerlo, el la memoria familiar si es que se le recuerda con inapreciable
hablante emplea tres tiempos verbales que alterna de modo afecto. a ello se agrega la disociación de las nociones, es decir,
contundente: el presente, el pretérito imperfecto y el pasado la vida frente a la muerte; sin embargo, Miguel parece convivir
indefinido. Por eso, de modo genial, «el poema fusiona con los seres vivos. en cambio, el locutor personaje parece
momentos, la voz del niño y del adulto», como subraya González haber perdido algo de su vida cuando murió su hermano.
Vigil (Vallejo 1991: 197). en otras palabras, la presentación de
los datos es fundamental para convencer al alocutario, porque el macroacto de habla que realiza «a mi hermano Miguel»
implica el cambio de registro verbal (del formal al coloquial) o es la afirmación del recuerdo del hermano fallecido en el
el uso de varios tiempos verbales. hogar. sin embargo, hay otros microactos de habla como, por
ejemplo, la sugerencia que aparece al final del poema, pues
Veamos el abanico de argumentos que utiliza el locutor. el el hablante le dice a Miguel que no debe tardarse en salir y,
primero es el argumento causal o de sucesión que se observa por lo tanto, ha de retornar inmediatamente a la vida porque
en los versos 3 y 4. allí se manifiesta la idea de que los niños la madre se está preocupando de modo justificado. claro
practicaban el juego de las escondidas y esta era la causa está que dicha acción discursiva busca cumplir un efecto
por la cual la madre se acercaba a sus dos hijos varones y perlocutivo y conmover a Miguel (concebido como una
les expresaba afecto. aquí se halla el funcionamiento de la persona con vida y no como un fallecido) para que decida,
relación causa-efecto que determina el accionar de los sujetos de modo raudo, regresar al hogar desintegrado debido a su
al interior del texto. ausencia ya prolongada. indudablemente, estamos hablando,
en este caso, de una ficción concebida por el hablante, quien
otro argumento es el de la coexistencia. se sabe que se se conduele de la ausencia de Miguel.
trata de una particularidad que caracteriza a un individuo
entre los tres personajes del poema (locutor, Miguel y la
o a una etapa histórica o a un suceso por antonomasia.
madre) existen vínculos figurativos. Por ejemplo, la relación entre
obviamente, la madre como personaje es caracterizada por
Miguel y el locutor es metonímica (basada en la contigüidad),
el afecto que transmite a sus dos hijos. en otras palabras, la
pues ambos comparten el juego de las escondidas en el patio
ecuación «madre igual a ternura» es indubitable en el poema.
o en los corredores de la casa; sin embargo, cuando Miguel se
dicha particularidad se percibe, con claridad meridiana, en la
oculta (léase muere) una noche de agosto, entonces, dicha
última estrofa del poema.
relación se transforma en antitética, pues él fallece y el locutor
sigue vivo, aunque siempre va a recordar la presencia de su
el argumento basado en el modelo también posee una hermano. el vínculo de la madre con sus hijos también es de
importancia singular. tanto la madre como el hermano Miguel índole metonímica, porque se fundamenta en la contigüidad:
son concebidos por el locutor como modelos de seres humanos. comparte con ellos el espacio familiar. no obstante, existe,
La primera porque muestra desprendimiento y cordialidad asimismo, un lazo metafórico entre la progenitora y sus niños,
84 85
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN
debido a que hay un principio de analogía que implica
identificarse con estos últimos al acariciarlos con mucha
ternura y comprensión.
d) La visión del mundo y la vida que vence a la muerte
IV. Las técnicas argumentativas
La última estrofa del poema implica la superación de la poética
y la superación del modernismo
modernista y, además, el triunfo de la utopía dialógica: en Trilce
oye, hermano, no tardes
en salir. Bueno? Puede inquietarse mamá.
(Vallejo 1991: 196) uno de los grandes acontecimientos de la
poesía en lengua castellana en el siglo XX fue
se trata de dos versos eminentemente orales que están muy la publicación de Trilce, en 1922. se trata de
lejos del preciosismo de darío y de la adjetivación edulcorada una revolución poética en el ámbito mundial.
de Prosas profanas. Ha triunfado el estilo vallejiano, parco Frente al modernismo que trasuntaban los
en adjetivación, por encima del estilo modernista. La fuerza
poemas de Los heraldos negros, los textos de
perlocutiva del enunciado poético es ostensible: el locutor
Trilce son audaces y de una experimentación
remarca la oralidad de su discurso y se dirige claramente a su
casi sin límites. así, algunos críticos no pudieron
alocutario para cambiar la conducta de este.
dimensionar el carácter innovador del
mencionado poemario. Por ejemplo, Luis alberto
La utopía dialógica está basada en el humanismo
sánchez escribió: «césar a. Vallejo ha lanzado
comunicativo (Huamán 2012) y subraya la necesidad de que
todos los seres humanos se comuniquen emancipándose de la un nuevo libro incomprensible y estrambótico:
racionalidad instrumental (Horkheimer 2002) y recobrando el Trilce» (Vallejo 1997b: 181). aquí se observa
lado intersubjetivo del lenguaje. cómo el autor de Los poetas de la revolución
no comprende la revolución vanguardista. en
La comunicación plena entre el hablante y su hermano realidad, sánchez se quedó en el modernismo
Miguel abre la posibilidad de vencer a la muerte y restaurar, a y dedicó un libro a chocano, además de
partir de una memoria colectiva, los hilos del hogar desintegrado admirar la obra de darío; pero no comprendió
a causa de la muerte de Miguel. además, hay una concepción la dicción poética de eguren y mucho menos la
de la muerte que implica la idea de que los muertos conviven experimentación vanguardista en el Perú.
en el mismo espacio con los seres vivos, a la manera de los
personajes de Pedro Páramo de Juan rulfo. entonces, dialogar otros, como antenor orrego, sí calibraron
significa, para Vallejo, la probabilidad de que el lenguaje la dimensión original del libro de Vallejo y
pueda vencer a la muerte y lograr, metafóricamente, que afirmaron lo siguiente: «Trilce es un hito, que fue
Miguel retorne a la casa y converse con su madre o hermano generándose en las contorsiones espasmódicas
de manera inesperada y triunfante. de Los heraldos negros» (Vallejo 1997b: 189).
86
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN LA SUPERACIÓN DEL MODERNISMO EN TRILCE
sin duda, orrego, integrante del Grupo norte y amigo personal La genialidad del autor [Vallejo] se reveló claramente
del poeta, tuvo la sapiencia y sindéresis para defender a con Trilce, quizá el libro más original y fecundo de
Vallejo de los dicterios proferidos por autores como clemente la vanguardia postbélica. en éste, el lector europeo
Palma. asimismo, se convierte, cronológicamente, en el primer (incluso el español) se enfrenta con un lenguaje inaudito,
atípico y sumamente expresivo: a despecho de todas las
crítico especialista en la obra del poeta santiaguino.
influencias, no se trata ya más de los instrumentos de la
vanguardia; como no se trata de nada que pueda surgir
desde una óptica distinta de la de orrego, Jorge Basadre de las experiencias de un movimiento o de un grupo
señalaba que el «segundo libro [Trilce] es más desigual pero literario; es más bien el aflorar de una lengua sepulta y
más intenso que el primero. Pero tanto descoyuntamiento olvidada. (Paoli 1981: [9])
de la frase que desconcierta no solo al ignaro sino también
al iniciado, no conduce a sensaciones rebuscadas. Las ideas del crítico italiano son muy interesantes; pero, a la vez,
conduce a sensaciones familiares» (Vallejo 1997b: 209). La controversiales. Primero, Trilce es, probablemente, el libro más
comparación que realizaba el historiador peruano entre importante de la vanguardia publicado después de la Primera
los dos primeros poemarios vallejianos pone de relieve que Guerra Mundial y ello significa que Vallejo supera a apollinaire,
Basadre sí comprendía, a diferencia de sánchez, la innovación Breton, Éluard, entre otros. segundo, no estoy de acuerdo con
vanguardista, representada por Trilce en los años veinte. no liberar al poemario de Vallejo de todo influjo vanguardista.
hay que olvidar que el autor de Equivocaciones comprendió no obstante, pienso que se trata de una vanguardia poética,
plenamente la poética de eguren y tenía una sensibilidad representada por Vallejo, distinta de la europea. en otras
proclive a la lectura creativa de los aportes de la poesía palabras, el poeta de santiago de chuco se distingue de
vanguardista. apollinaire por la apelación de aquel a un conjunto de técnicas
argumentativas y por el imaginario andino que se observa en
de otro lado, José Bergamín decía que la «poesía de Trilce
los versos vallejianos: «Pacífico inmóvil, vidrio, preñado/ de
proyecta o propaga el pensamiento espiritualmente, y no
todos los posibles./ andes frío, inhumanable, puro./ acaso.
literalmente, por la palabra, en puras relaciones imaginativas,
acaso.» (Poema LiX).
desnudas del ropaje habitual metafórico, descarnadas así,
secamente, como una sacudida eléctrica» (Vallejo 1997b:
Mi hipótesis es que Vallejo supera la poética modernista
220). es indubitable que el crítico español destacaba la
de darío a través de varias vías y una de ellas es la dimensión
crítica vallejiana del modernismo que se manifestaba en el
argumentativa del poema. en otras palabras, el poeta
uso frondoso de la metáfora. Por ello, Vallejo busca herir la
santiaguino argumenta y ello le permite enfatizar la dimensión
sensibilidad del lector a través del uso punzante de expresiones
cognitiva de su poesía, hecho que le permitirá cuestionar el
cacofónicas, pero contundentes como, por ejemplo, en la
preciosismo modernista. Para cumplir con dicho propósito,
expresión «alfan alfiles a adherirse/ a las junturas, al fondo, a
analizaré dos textos: el poema Xiii y el poema LXi, pues permitirán
los testuces» (Poema XXV), donde el uso de aliteraciones tiene
adentrarnos en la manera como Vallejo fundamenta una
como propósito sorprender al lector convencional.
tesis a través de un racimo de argumentos, y ello le permitirá
en los años ochenta del siglo pasado, roberto Paoli convencer al lector a través del uso de determinados códigos
afirmaba que: vanguardistas.
88 89
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN LA SUPERACIÓN DEL MODERNISMO EN TRILCE
4.1. Lectura del poema XIII y la poética diáfanos de Trilce. Plantean que Vallejo hace coincidir el amor
argumentativa de César Vallejo con lo físico y que, además, el hombre se opone al animal,
pues aquel se encuentra limitado por el aspecto racional; en
XIII cambio, el instinto animalesco fluye sin ningún tipo de óbice.
Pienso en tu sexo. Las interrogaciones pertinentes, en este caso, son las
Simplificado el corazón, pienso en tu sexo, siguientes: ¿cuál es el lazo entre la argumentación vallejiana
ante el hijar maduro del día. y la vanguardia poética? ¿en qué sentido Vallejo se aleja del
Palpo el botón de dicha, está en sazón. surrealismo sobre la base del empleo creativo de una estructura
Y muere un sentimiento antiguo argumentativa donde confluyen figuras de diversa naturaleza?
degenerado en seso.
a) El papel del exordio en la argumentación vallejiana
Pienso en tu sexo, surco más prolífico
y armonioso que el vientre de la sombra, Lo primero que destaca en el poema Xiii es el papel esencial
aunque la Muerte concibe y pare
que Vallejo le asigna al lado cognitivo del sujeto, en una época
de dios mismo.
donde los surrealistas propugnaban la escritura automática:
oh conciencia,
Breton da a conocer, en 1924, su primer manifiesto surrealista.
pienso, sí, en el bruto libre
ello me lleva a plantear que el poeta santiaguino intenta
que goza donde quiere, donde puede.
fundamentar una tesis sobre la base de un procedimiento
oh, escándalo de miel de los crepúsculos. intelectual, pero que incluye el lado emotivo del individuo. así,
oh estruendo mudo. el poeta de santiago de chuco se distancia de los escritores
surrealistas, quienes planteaban un automatismo liberado de
¡odumodneurtse! todo control racional.
(Vallejo 1991: 258) creo que el exordio está en el primer verso y subraya cómo
el locutor se sumerge en el acto de pensar acerca del sexo
González Vigil (Vallejo 1991) señala que, a excepción del último de la amada. La argumentación se halla desarrollada entre el
verso, este es uno de los poemas más transparentes de Trilce y verso 2 y el verso 15. no hay narración en este caso. en cuanto
que, además, el lector no debería contraponer, en el poema a la peroración final, esta se manifiesta en el último verso
de Vallejo, lo intelectivo (es decir, el pensamiento) a lo instintivo, donde se escribe «¡odumodneurtse!», con el fin de conmover
representado por el sexo de la amada. Por eso, el mencionado al alocutario a través de la permutación de elementos al
investigador sostiene que Vallejo, en el poema Xiii, «piensa interior de una misma palabra.
sólo en el sexo de la amada, liberado del “corazón” […]; ya
que éste impone idealizaciones y valoraciones contrarias a la La tesis del locutor es que pensar en el sexo de la amada
entrega natural a la atracción sexual» (Vallejo 1991: 258). lleva a una crisis de la comunicación, pues las palabras ya
no pueden expresar lo que percibe el sujeto. señalaré, más
Marco Martos y elsa Villanueva (1989) coinciden con adelante, cómo el hablante emplea un racimo de argumentos
González Vigil en el sentido de que este texto es uno de los más para sustentar la tesis antes señalada.
90 91
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN LA SUPERACIÓN DEL MODERNISMO EN TRILCE
b) El oxímoron vanguardista y su dimensión argumentativa asimismo, el locutor define el sexo de la mujer
metafóricamente: «surco más prolífico/ y armonioso que el
el lado cognitivo del sujeto incluye aspectos emotivos. no vientre de la sombra». se trata de una cosmovisión rural,
se opone la racionalidad al sentimiento, como se creía puesto que remite al surco de la tierra fecundadora. estos
tradicionalmente. La moderna ciencia cognitiva (Gardner versos traen a la memoria a «rita de junco y capulí», aunque,
2005) señala la inexistencia de una oposición absoluta entre el sin duda, el poema Xiii es un texto típicamente vanguardista a
pensar y el sentir, puesto que sentimos pensando o pensamos diferencia de «idilio muerto», donde aún se revelaba la poética
sintiendo. en consecuencia, es posible hablar de diversos tipos idealizadora del modernismo de darío y Herrera y reissig.
de inteligencia (la corporal o la lingüística, por ejemplo) que
se asocian con aspectos emotivos y modulan rasgos de la el locutor emplea otra metáfora cuando afirma que el sexo
personalidad del sujeto. de la mujer es un «botón de dicha» y agrega «está en sazón». esta
última alusión tiene una dimensión culinaria: el acto sexual es
Por eso, en el poema de Vallejo, vemos cómo lo instintivo homologable al de probar un delicioso manjar. Vallejo, de ese
y lo racional se complementan en el hilo del poema. ahora, modo, despedaza la idealización romántica y el preciosismo
la provincia figural de la negación es, sin duda, importante, modernista al poner el erotismo vinculado fuertemente a una
mostrándose, de modo ostensible, en el oxímoron «estruendo necesidad fisiológica: la acción de comer. se trata de una
mudo», donde vemos cómo la crisis de la comunicación se actitud vanguardista que cuestiona los prejuicios moralistas de
evidencia en el imaginarse el acto sexual entre un hombre la época en la Lima cucufata de 1922.
y una mujer. dicha figura retórica cumple con su eficacia
argumentativa, en vista de que el locutor busca herir la cabe mencionar, como recurso figurativo, la inversión
sensibilidad del alocutario al subrayar que el «estruendo» se final de las letras de «estruendo mudo» que se halla al final
sumerge inesperadamente en el silencio. del poema Xiii. considero que ello representa la crisis del
lenguaje para representar el goce sexual: las palabras tienen
además, observo la provincia figural de la metáfora, limitaciones y solamente queda la exclamación a partir de
que se manifiesta en el antepenúltimo verso, donde se una yuxtaposición, caprichosa pero sugestiva, de sílabas que
subraya una perspectiva antirromántica: «oh, escándalo dé cuenta del instante de lo que podríamos llamar, también
de miel de los crepúsculos». obviamente, el «crepúsculo» metafóricamente, un orgasmo poético.
era un tópico neorromántico que se desarrolla en autores
como Pablo neruda en Veinte poemas de amor y una c) El locutor y la persuasión del ser amado
canción desesperada, poemario que se publica en 1924.
el poeta chileno idealiza allí la figura de la amada. Vallejo el locutor personaje intenta persuadir al alocutario representado
parece anticiparse a este último y desmitifica la imagen (el ser amado) a través del empleo de un abanico de
del crepúsculo que ya aparecía en la poesía romántica argumentos. Primero, reconozco, en el poema, un argumento
latinoamericana del siglo XiX. Por ejemplo, carlos augusto casi lógico, es decir, el que se fundamenta en una definición:
salaverry escribía lo siguiente en Albores y destellos (1871): el sexo de la mujer es un surco prolífico. ello indica que Vallejo
«es la hora en que el crepúsculo se baña/ en un lago de le da una primacía a lo femenino porque esta particularidad se
púrpura». asocia con el arado y la tierra fecunda en una sociedad rural.
92 93
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN LA SUPERACIÓN DEL MODERNISMO EN TRILCE
en lo que concierne a los argumentos basados en la d) La visión del mundo y la desmitificación de la poética
estructura de lo real, distingo el de la coexistencia, mediante el romántica
cual el hablante es representado por una característica peculiar:
la acción de pensar acerca del lado erótico de la amada. en anteriormente, cité un verso de carlos augusto salaverry
gran medida, en el texto se identifica al yo como alguien que donde se hablaba del crepúsculo. Vallejo desmitifica la
cavila con asiduidad y realiza un análisis de su propia reflexión. poética romántica haciendo que la palabra «crepúsculo» se
asocie con el expresionismo del cuerpo y sus fluidos. Ya no es
en cuanto a los enlaces que fundamentan la estructura de el término perteneciente al imaginario romántico ni se asocia
lo real, se percibe el argumento fundado en una ilustración, con la idealización tan típica de este último. Por el contrario,
donde se busca resaltar una regularidad ya aceptada por Vallejo dice de modo contundente: «oh, escándalo de miel
la mayoría: «el bruto libre/ que goza donde quiere, donde de los crepúsculos», donde vemos los fluidos del cuerpo
puede»; es decir, el «bruto» tiene la libertad que se vincula actuando sobre este.
con el acto de emanciparse de ciertas normas que limitan las
condiciones de goce del acto sexual. sin duda, no solo Vallejo cuestiona el romanticismo, sino
también el preciosismo de la escuela modernista. Ya no se
¿cuál es el macroacto de habla que se manifiesta en habla de princesas ni de reinas, ni se idealiza el acto sexual.
este poema? es la afirmación de la necesidad de pensar Vallejo pone sobre el tapete un «escándalo»: las palabras (léase
acerca del sexo de la amada como un hecho que, en su el lenguaje convencional) no pueden trasladar el pleno goce
momento más intenso, no se puede traducir fielmente a un sexual y no queda sino optar por una estructura absolutamente
lenguaje convencional y utilitario. el poema se convierte en invertida. este hecho exige al lector reconstruir el significado del
un enunciado performativo al final, pues no solo alude a la discurso poético, pues las palabras, desde la óptica vanguardista
crisis comunicativa, sino que realiza, en el último verso, dicho vallejiana, se hallan siempre al borde del silencio.
acto, al transformarse en un lenguaje incoherente (basado
en la inversión de letras) que exige la activa participación del 4.2. Análisis del poema LXI y la trama narrativa
receptor para reconstruir el sentido del sintagma nominal. como sustento de la argumentación del locutor
LXI
Hay tres actores al interior del poema: el locutor personaje,
la amada y el bruto. La relación entre el primero y la segunda
esta noche desciendo del caballo,
es de carácter metonímico debido a la zona vasta de la ante la puerta de la casa, donde
contigüidad: el pensamiento del «yo» y el sexo del «tú» parecen me despedí con el cantar del gallo.
unimismarse en la ficción del poema. ahora bien, el vínculo está cerrada y nadie responde.
entre el locutor personaje y el bruto es de carácter antitético,
porque este último no tiene ataduras racionales (goza de el poyo en que mamá alumbró
modo interminable y en cualquier lugar); en cambio, el «yo» al hermano mayor, para que ensille
sí se sumerge en el ámbito del pensamiento y ello implica el lomos que había yo montado en pelo,
funcionamiento de normas que, de alguna manera, restringen por rúas y por cercas, niño aldeano;
las fronteras del acto de gozar en el acto sexual. el poyo en que dejé que se amarille al sol
94 95
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN LA SUPERACIÓN DEL MODERNISMO EN TRILCE
mi adolorida infancia... ¿Y este duelo asimismo, posee vínculos con el poema LViii de Trilce, donde
que enmarca la portada? —agrego— aparece también el tema del caballo asociado
con el hogar provinciano.
dios en la paz foránea,
estornuda, cual llamando también, el bruto; Martos y Villanueva (1989) señalan que en el poema
husmea, golpeando el empedrado. Luego duda, LXi se observan las huellas de una redacción primigenia,
relincha,
donde Vallejo parece haber respetado las normas de la
orejea a viva oreja.
métrica y la rima: «así, la primera cuarteta está formada
por versos endecasílabos a excepción del cuarto donde
Ha de velar papá rezando, y quizás
pensará se me hizo tarde,
seguramente se ha eliminado el personal «me», en la frase
Las hermanas, canturreando sus ilusiones nadie responde» (Martos y Villanueva 1989: 297). Pienso que
sencillas, bullosas, este poema se trata de un texto de tránsito del modernismo
en la labor para la fiesta que se acerca, a la vanguardia, y ello se observa en la manera como Vallejo
y ya no falta casi nada. va abandonando la métrica tradicional para abrazar el
espero, espero, el corazón verso libre, que fue introducido en lengua inglesa por Walt
un huevo en su momento, que se obstruye. Whitman y en idioma francés por arthur rimbaud, entre otros
poetas.
numerosa familia que dejamos
no ha mucho, hoy nadie en vela, y ni una cera a) El papel de la narración en el texto argumentativo
puso en el ara para que volviéramos.
creo que los cuatro primeros versos cumplen la función de
Llamo de nuevo, y nada. exordio, porque presentan la escena: el hablante se halla con
callamos y nos ponemos a sollozar, y el animal su caballo frente a la casa. Luego, está la narración teñida de
relincha, relincha más todavía. elementos argumentativos, que abarca desde la estrofa 2 hasta
la estrofa 6. allí se observa cómo el poema vallejiano parece
todos están durmiendo para siempre,
tener un cierto hálito cuentístico. Por último, la peroración está
y tan de lo más bien, que por fin
constituida por la última estrofa, donde se percibe un diálogo
mi caballo acaba fatigado por cabecear
entre el caballo y el locutor personaje.
a su vez, y entre sueños, a cada venia, dice
que está bien, que todo está muy bien.
cabe mencionar que, desde el punto de vista narrativo,
(Vallejo 1991: 375) la escena final tiene un efecto de sorpresa en el lector, pues
este no esperaba que el caballo hablara, como si estuviera
González Vigil (Vallejo 1991) subraya que este poema en una fábula donde los animales suelen dialogar entre sí.
pertenece al ciclo familiar de Trilce; por lo tanto, es uno de en otros términos, el poema parece tener un código más o
los menos crípticos del libro. tiene, para el crítico literario, lazos menos realista y, al final, se manifiesta un elemento fantástico
con la sección «canciones de hogar» y con el texto «Hojas que rompe la estructura que el texto había respetado hasta la
de ébano», ambos pertenecientes a Los heraldos negros. penúltima estrofa.
96 97
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN LA SUPERACIÓN DEL MODERNISMO EN TRILCE
La tesis del locutor es que el hogar está desintegrado, si estos mostraran, de manera palmaria, el fin de la existencia.
debido a que los integrantes del mismo han partido, es decir, Vallejo parece decir que el individuo tiñe con su hálito aquello
fallecido, de manera que el hablante se percibe como un que lo rodea. si el sujeto está muerto, las cosas que él dejó
individuo casi solo en el mundo y únicamente acompañado también lo están de modo inevitable.
por su caballo humanizado, que lo hace reflexionar sobre el
destino del ser humano que se encuentra sumergido en la más c) El locutor y la deliberación íntima
profunda soledad.
en este poema, reconozco un locutor personaje que, en gran
b) La provincia figural de la metáfora parte del poema, monologa. se trata, entonces, de una
deliberación íntima en principio. sin embargo, he afirmado
sin duda, la metáfora es la provincia figural más relevante. antes que en toda alocución siempre el hablante piensa en
una figura retórica que se sitúa, en dicho ámbito, es la un posible interlocutor y cómo este podría refutarlo. Por eso,
personificación. en el poema LXi, destaca la humanización hay aquí el funcionamiento de un alocutario no representado.
de dos personajes: dios, quien estornuda; y el caballo, que Para persuadir a este último, el locutor emplea un conjunto de
conversa con el locutor al final del texto. sin embargo, dios técnicas argumentativas.
también relincha, de manera que es homologable al corcel
que acompaña al hablante. un argumento imprescindible es el sustentado en la
definición que implica la elisión del verbo ser: «el corazón/
Hay, además, otros procedimientos metafóricos que sirven un huevo en su momento que se obstruye». dichos versos
para sustentar la tesis del locutor. en la estrofa 2, identifico una «dan la certeza de que nadie le abrirá» (Martos y Villanueva
asociación gobernada por el principio de analogía: «el poyo 1989: 298), y, por lo tanto, el hablante será consciente de su
en que dejé que se amarille al sol/ mi adolorida infancia...», desamparo.
porque reconstruye, a través de la memoria, el hilo de los
recuerdos familiares. un segundo argumento es el probabilístico: «Ha de velar
papá rezando, y quizás/ pensará se me hizo tarde», pues en este
en la expresión «ilusiones/ sencillas, bullosas», identifico caso identifico una hipótesis que fundamenta el locutor, quien
una metáfora adjetival que tiene como propósito esencial supone que en su casa el padre cumplirá con la costumbre de
retratar la bulla como manifestación imponente de la vida rezar de manera consuetudinaria.
en el hogar provinciano. Los hijos hacen bullicio en la casa de
la infancia y, en consecuencia, allí habita la plena existencia un tercer argumento es el de la coexistencia, que implica
marcada por la relación cabal entre los padres y los hijos. representar a cierto personaje a través de su acción más
si solo hay silencio, entonces los hermanos y los padres se característica. el padre es representado mediante el hábito de
encuentran ausentes. rezar; las hermanas, por la costumbre de canturrear; la madre,
por el acto de dar a luz; el locutor personaje, por el acto de
otra metáfora digna de encomio es cuando se dice: «¿Y montar un caballo desde que era un «niño aldeano». Por ello,
este duelo/ que enmarca la portada?», porque se pone de se afirma: «lomos que yo había montado en pelo,/ por rúas y
relieve que la muerte configura la forma de los objetos, como por cercas, niño aldeano».
98 99
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN LA SUPERACIÓN DEL MODERNISMO EN TRILCE
el macroacto de habla de este poema es preguntar y, mi caballo acaba fatigado por cabecear
como correlato, no encontrar respuesta a la puerta de la a su vez, y entre sueños, a cada venia, dice
casa, de ahí que se diga lo siguiente: «está cerrada y nadie que está bien, que todo está muy bien.
responde». un microacto de habla es el de responder y lo
(Vallejo 1991: 375)
realiza el caballo humanizado al final del poema: «dice/ que
todo está bien, que todo está muy bien».
La naturaleza le habla al locutor y este no solo dialoga, sino que
reflexiona con ella libremente para obtener una conclusión
sin duda, hay dos personajes centrales en el poema:
a través del consenso, metáfora de una vida más humana y
el locutor y el corcel que lo acompaña. La relación entre
alejada del fantasma de la racionalidad utilitaria, que reduce
ambos es de dos tipos: metonímica, debido a la contigüidad
a los hombres a meros objetos en el proceso de producción de
que se manifiesta entre ambos actores; y metafórica, pues
la sociedad moderna.
considero que existe una analogía entre los dos, debido
a que el locutor formula una pregunta (¿por qué nadie
responde?) y el caballo le responde con resignación: «todo
está muy bien».
d) La visión del mundo y la utopía dialógica
He señalado líneas arriba que la utopía dialógica de Vallejo
se fundamenta en un humanismo comunicativo (Huamán
2012). en el poema LXi, el poeta santiaguino no solo habla
de un dios humanizado que estornude y que relinche como
si fuera un corcel humanizado, sino que este último tenga la
posibilidad de dialogar con el locutor para hacerlo reflexionar,
con resignación, sobre la desintegración del hogar herido por
la lanza de la muerte.
¿cuál es la propuesta vallejiana? La idea de que todos
los personajes humanos, los animales (léase la naturaleza)
y dios sean concebidos como sujetos parlantes con la
capacidad de comunicar pensamientos y emociones a los
demás. el final del poema implica el cierre de una estructura
narrativa. el poeta rompe el código realista y, a la manera
de un escritor vanguardista, subraya que su caballo tiene
capacidad crítica, como si fuera un ser humano, y llega a
decirle:
100 101
V. La dimensión argumentativa
y el dialogismo de Poemas humanos
Publicado de manera póstuma, Poemas
humanos es una de las cumbres de la lírica
vallejiana por un abanico de razones. Primero,
Vallejo asume creativamente el pensamiento
marxista para defender a los expoliados, sin caer
en una poesía de corte panfletario. segundo,
se sitúa en una atmósfera posvanguardista,
pero continúa con el temple experimental de
sus versos. tercero, reflexiona sobre el cuerpo
sufriente superando toda idealización romántica
y todo preciosismo modernista. cuarto, se
acerca, de modo fecundo, al mundo andino en
poemas como «telúrica y magnética», poniendo
de relieve que las culturas vernáculas aún
están vivas en el presente y, por ello, el poeta
santiaguino las inserta en el ámbito internacional:
«¡sierra de mi Perú, Perú del mundo,/ y Perú al
pie del orbe; yo me adhiero!». Quinto, anuncia la
utopía de la justicia y de la solidaridad en poemas
como «Los desgraciados». sexto, formula una
poética argumentativa donde triunfa la utopía
dialógica con mayor intensidad que en Los
heraldos negros y Trilce.
Ferrari (1998) se detiene en un análisis
estilístico de Poemas humanos. afirma que, al
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN EL DIALOGISMO DE POEMAS HUMANOS
margen del soneto como estructura estrófica, Vallejo utiliza /aristóteles/ /spinoza/ /Marx/ /Voltaire/ o bien /aristotélico/
con poca frecuencia las estrofas regulares. Por ejemplo, el /cartesiano/ /kanteano/» (Paoli 1981: 120).
crítico literario resalta el uso vallejiano del endecasílabo
combinado con el heptasílabo en «La cólera que quiebra una segunda isotopía es la corpórea, que se basa
al hombre en niños», o el empleo de la combinación de en términos que remiten al cuerpo como «páncreas»,
heptasílabos y octosílabos en «de tanto calor tengo frío». «diafragma», «encía», «esqueleto», por ejemplo. una
afirma además que: tercera es la económica, que se sostiene en palabras como
«comprar», «precio», «robar», verbigracia. una cuarta es la de
pueden leerse los diversos poemas del libro como un lo hostil, que se muestra de modo ostensible en expresiones
único y extenso monólogo cuyas diferentes etapas se como «clavar», «pegar», «atroz», entre otras posibilidades.
sueldan entre sí por la recurrencia constante de los una quinta implica el funcionamiento de un vocabulario
mismos contenidos emocionales encarnados en el sujeto solemne como «espléndido», «pompa», «eminente», etc. una
poético, siempre presente, que se desdobla en «yo» o
sexta es la del afecto, que se evidencia en un léxico como
«tú», pronombres que en general connotan, más que
«amigo», «hermano», «camarada», «fraternalmente», por
una individualidad determinada, el ser humano mismo en
persona y en esencia, el hombre, el prójimo, el ser próximo,
ejemplo (Paoli 1981).
cuya existencia precaria siempre embestida por la muerte
constituye la unidad del pensamiento poético de Vallejo. Me interesa el lado argumentativo de Poemas humanos.
(Ferrari 1989: 312) Pienso que Vallejo argumenta en este poemario de modo
contundente y hace que prevalezca lo que he llamado la
escobar (1973) subraya que la adscripción al marxismo utopía dialógica, es decir, busca que los personajes conversen
constituye un hecho fundamental que implica la transformación entre sí de manera interminable y, a partir de allí, anuncia un
de la poética de Vallejo en Poemas humanos, pues este último mundo donde reinen la justicia y la libertad.
percibió, como Mariátegui, que era una obligación moral el
compromiso político, y ello se produjo a través de una toma en Poemas humanos, observo el empleo recurrente de
de conciencia y de un sentido de análisis muy riguroso y no conectores causales, consecutivos y adversativos, que sirven
simplemente como producto de «una explosión emocional» para fundamentar una tesis enunciada por el hablante. en
(escobar 1973: 212). «ello es el lugar donde me pongo…», se dice: «Hoy es domingo
y, por eso,/ me viene a la cabeza la idea, al pecho el llanto/ y
Paoli (1981) ha distinguido algunas isotopías (ámbitos a la garganta, así como un gran bulto». en «al revés de las aves
semánticos recurrentes) en Poemas humanos a través de un del monte…», se afirma: «Pues de lo que hablo no es/ sino de
análisis del léxico de los poemas. una primera es la isotopía lo que pasa en esta época, y/ de lo que ocurre en china y en
noológica, que podría llamar «cognitiva», la cual se sostiene españa, y en el mundo».
en palabras como «cavilar», «considerar», «razonar». según
el crítico italiano, dicha área conceptual se ve «reforzada asimismo, noto estructuras discursivas claramente judiciales
por un área contigua filosófica, integrada por tecnicismos como en «considerando en frío, imparcialmente…», donde
como /monismo/ /no-yo/ /teodicea/ /psicoanálisis/ /teórico y se remarca: «considerando sus documentos generales/ y
práctico/ y por los nombres de los mismos filósofos: /Heráclito/ mirando con lentes aquel certificado/ que prueba que nació
104 105
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN EL DIALOGISMO DE POEMAS HUMANOS
muy pequeñito». en otras palabras, se pone de relieve la relátate agarrándote
prueba (léase el documento o el certificado) para verificar el de la cola del fuego y a los cuernos
nacimiento del individuo. en «Los nueve monstruos», el locutor en que acaba la crin su atroz carrera;
interpela al Ministro de salud sobre la base de la estructura rómpete, pero en círculos;
fórmate, pero en columnas combas;
de un discurso deliberativo (es decir, político): «señor Ministro
descríbete atmosférico, sér de humo,
de salud, ¿qué hacer?»; aquí se ve cómo el hablante le dice
a paso redoblado de esqueleto.
al funcionario público: Usted debe cumplir con su misión. He
ahí la implicatura o el sentido implícito del enunciado que se ¿La muerte? ¡opónle todo tu vestido!
desprende de una lectura atenta del poema vallejiano. en ¿La vida? ¡opónle parte de tu muerte!
«Quisiera hoy ser feliz de buena gana…», el poeta santiaguino Bestia dichosa, piensa;
insiste en definir casi judicialmente al ser humano (otra vez, dios desgraciado, quítate la frente.
aparece la metáfora del documento), pero con gran fuerza Luego, hablaremos.
persuasiva: «Hermano persuasible, camarada,/ padre por
la grandeza, hijo mortal,/ amigo y contendor, inmenso (Vallejo 1991: 650)
documento de darwin».
este es uno de los textos más notables de Poemas humanos,
en conclusión, Vallejo argumenta, de modo contundente, por su intensidad dialógica y la fuerza metafórica que se
en Poemas humanos y ello lo distingue de otros poetas, como desprenden de sus versos. al respecto, González Vigil (Vallejo
Vicente Huidobro en Altazor o Pablo neruda en Residencia en 1991) destaca la interpretación que realizan dos críticos
la tierra, que no son escritores que se distingan nítidamente vallejianos muy connotados: James Higgins y alain sicard.
por la fuerza argumentativa de su discurso poético. Pienso que
la diferencia entre Vallejo y los poetas surrealistas franceses, el primero subraya que Vallejo afirma lo siguiente: «el
como Breton o Éluard, radica en que aquel sustenta una tesis a animal debe aprender a pensar y el pensador debe olvidar
través de estructuras judiciales o deliberativas, a diferencia de sus meditaciones obsesivas y aprender a vivir de un modo más
estos últimos, que se complacen en asociar metáforas oníricas espontáneo» (Higgins 1970: 237). en cambio, sicard (Merino
sin preocuparse tanto por la eficacia argumentativa de dichos 1988: 297) hace una interpretación dialéctica del poema,
procedimientos retóricos. pues considera que el poeta santiaguino niega la parte
animal y, entonces, asume cabalmente su contrario, es decir,
5.1. Lectura de «Oye a tu masa, a tu cometa, lo plenamente humano a través del pensamiento dialéctico.
escúchalos…» y la estructura argumentativa
a) El exordio y la representación de la oralidad
Oye a tu masa, a tu cometa, escúchalos...
Pienso que este es uno de los textos más típicamente
oye a tu masa, a tu cometa, escúchalos; no gimas argumentativos de Poemas humanos. el exordio está
de memoria, gravísimo cetáceo; constituido por la primera estrofa, en donde destaca, en
oye a la túnica en que estás dormido, particular, la representación de la oralidad y la iteración de
oye a tu desnudez, dueña del sueño. la expresión «oye», que tiene una fuerza perlocutiva en el
106 107
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN EL DIALOGISMO DE POEMAS HUMANOS
alocutario. La argumentación está constituida por la estrofa esta particularidad lleva a pensar que, en el ser humano, existe
2 y los cuatro primeros versos de la estrofa 3. en este caso, un lado animal muy prominente; pero, al final, el hombre
destaca el uso del imperativo para influir en la conciencia tendría que reflexionar de modo riguroso para encauzar dicha
del alocutario, quien escucha el discurso pronunciado por característica tomando como norte una racionalidad que
el locutor. Por último, distingo la peroración final en el verso ordene el sentido de las cosas en el mundo.
culminante, quizás uno de los más dialógicos de la obra
vallejiana: «Luego, hablaremos». La metonimia también es una provincia figural sumamente
importante, pues se produce en una relación de contigüidad
La tesis del hablante es bastante clara: el ser humano, para entre el vestido («la túnica», por ejemplo) y el cuerpo del
asumirse como tal, debe reorientar, en gran medida, su lado ser humano. Hay una interrelación entre la vestimenta y el
animal y abrazar la dimensión reflexiva a través de una cadena lado corpóreo de este último que posibilita la meditación
de oposiciones. el hombre piensa, pero debe considerar que sobre cómo los objetos que acompañan al hombre son
no solo es masa física, sino que también posee una dimensión personificados de modo rotundo, pues Vallejo considera que
espiritual (Higgins 1970) que lo hace irreemplazable en el este último humaniza las cosas que lo rodean.
mundo.
¿cuál es la relación entre los dos personajes del poema?
b) La provincia figural de la negación y la metáfora creo que se trata de un vínculo metafórico: en algún
momento, parece que el «yo» fuera el «tú» y viceversa. en otras
sin duda, la provincia figural de la negación es la más palabras, desde el punto de vista semántico, se trata de una
importante, pues el poema avanza sobre la base de especie de desdoblamiento; sin embargo, a partir de la óptica
oposiciones al mejor estilo vallejiano. en tal sentido, la antítesis pragmática, el «yo», como lo señalaré más adelante, trata de
es la figura retórica fundamental. ella se manifiesta en la influir poderosamente en el accionar del «tú».
última estrofa, donde se opone la vida a la muerte. Pero no
solo eso, el texto muestra el empleo del conector adversativo como la cognición es un procedimiento fundamental en
«pero» para resaltar una amplia gama de oposiciones Poemas humanos, el argumento por definición es, sin duda,
en la segunda estrofa: «rómpete, pero en círculos», por medular. el alocutario (el «tú») es definido como «un gravísimo
ejemplo. ello implica la idea de inclusión: el Homo sapiens cetáceo» que gime «de memoria». obviamente, el locutor
puede quebrarse, pero su particularidad esencial es la de busca persuadir a su receptor, en la pragmática interna del
formar grupos a través de la figura del círculo, que encierra poema, para que actúe de otra manera y no emplee el gemido
elementos dentro de sí. actualmente se emplea expresiones de memoria, sino que utilice una racionalidad dialógica y
como «círculo de lectores», verbigracia. humanice los objetos de su entorno.
La metáfora constituye una provincia figural muy c) El locutor personaje y el discurso persuasivo
importante para el desarrollo poemático. es relevante la
animalización como manifestación de dicho procedimiento. en este poema, se distingue a un locutor personaje que se
Verbigracia, se habla de «la cola del fuego» o del hecho de dirige a un alocutario representado. observo la noción de que
que la «atroz carrera» tiene una crin como si fuera un caballo. los actores del poema están caracterizados psicológicamente
108 109
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN EL DIALOGISMO DE POEMAS HUMANOS
como si formaran parte de una obra teatral y hablaran entre sí el macroacto de habla, desde el punto de vista
de manera interminable. pragmático, es el de la sugerencia. el efecto perlocutivo del
discurso es palpable: el locutor busca modificar la conducta
Para convencer a su interlocutor, el hablante emplea del alocutario que lo escucha, para que este transforme su
un racimo de argumentos. el primero es el sustentado en manera de concebir el mundo y dé mayor peso al diálogo y
una definición. se define al alocutario como un cetáceo, a la complementariedad entre el lado anímico y el aspecto
pero «gravísimo», es decir, un animal provisto de una honda corporal en la vida cotidiana.
espiritualidad. Luego, se define a la desnudez como «dueña del
sueño», es decir, de la utopía. ello quiere decir que, de acuerdo d) La visión del mundo y la utopía dialógica
con la postura ideológica que predomina en Poemas humanos,
el ser humano tiene que reconocer su aspecto físico para el final de texto es muy ilustrativo acerca de la utopía dia-
luego avanzar en la construcción de la utopía que implique lógica que reina en Poemas humanos: «Luego, hablare-
la realización espiritual de la humanidad. Posteriormente, mos». sin la posibilidad de ese humanismo comunicativo
continúan las contundentes definiciones: el «tú» es concebido (Huamán 2012), no es posible la plena existencia humana.
como una «bestia dichosa», dialéctica que, nuevamente, el hombre es un animal pensante y gregario, que necesita
opone lo corporal a lo espiritual, hecho ostensible que lleva a la comunicarse con los demás para poder realizarse cabal-
caracterización del hombre como un «dios desgraciado», vale mente como sujeto. el poder de este se fundamenta en el
decir, humanizado a través de la experiencia sufriente y terrenal. saber comunicarse con éxito y abrir su palabra a la convi-
vencia con el otro.
el otro argumento es el basado en el ejemplo. el poeta
aporta algunos ejemplos de cómo debería ser el accionar del ¿Qué significa hablar para Vallejo? es sinónimo de
«tú»: el alocutario tendría que describirse como alguien que convivir en armonía con los demás a través de una visión
tiene un cuerpo y un «sér de humo», manifestación del lado del mundo holística, donde se dé cabida tanto al aspecto
anímico y no material de la existencia humana. el «yo» sugiere emotivo como al lado corporal de los hablantes. dicha
al «tú» que relate su vida considerando que esta es «una atroz utopía de la convivencia humana no debería excluir la
carrera», como la de un caballo («crin») que anhela llegar a confrontación ni la cultura oral («oye»), sino permitir el poder
la meta: hay que agarrarse a los cuernos, vale decir, asumir la habitar el mundo sabiendo encauzar el conflicto desde
vida con compromiso y pasión. una óptica fecunda, y poniendo de relieve la necesidad
de representar creativamene la oralidad en el ámbito de la
es sumamente valiosa la disociación de las nociones, escritura, de ahí el tono coloquial que impregna el poema
pues en el poema se percibe una oposición entre la vida vallejiano. Bottiroli señala que «deberíamos aprender a
y la muerte, sobre todo en la última estrofa. también concebir que los conflictos son fecundos y las pacificaciones
aparece la confrontación entre lo corporal (la «bestia») estériles» (Bottiroli 2008). La pacificación significa una posible
y el pensamiento («piensa»), evidencia indubitable de homogeneidad empobrecedora; por el contrario, el conflicto
cómo el hombre, desde el punto de vista cognitivo, tiene bien encaminado es sinónimo de posibilidad de avanzar en
la posibilidad de ordenar el mundo a través de ciertas la construcción de una nueva sociedad donde predomine el
categorías del pensamiento. diálogo como centro de la convivencia humana.
110 111
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN EL DIALOGISMO DE POEMAS HUMANOS
5.2. Análisis de «Los desgraciados» y la utopía abstente de ser pobre con los ricos,
dialógica atiza
tu frío, porque en él se integra mi calor, amada víctima.
Ya va a venir el día, ponte el cuerpo.
Los desgraciados
Ya va a venir el día;
Ya va a venir el día; da la mañana, la mar, el meteoro, van
cuerda a tu brazo, búscate debajo en pos de tu cansancio, con banderas,
del colchón, vuelve a pararte y, por tu orgullo clásico, las hienas
en tu cabeza, para andar derecho. cuentan sus pasos al compás del asno,
Ya va a venir el día, ponte el saco. la panadera piensa en ti,
el carnicero piensa en ti, palpando
Ya va a venir el día; ten el hacha en que están presos
fuerte en la mano a tu intestino grande, reflexiona, el acero y el hierro y el metal; jamás olvides
antes de meditar, pues es horrible que durante la misa no hay amigos.
cuando le cae a uno la desgracia Ya va a venir el día, ponte el sol.
y se le cae a uno a fondo el diente.
Ya viene el día; dobla
necesitas comer, pero, me digo, el aliento, triplica
no tengas pena, que no es de pobres tu bondad rencorosa
la pena, el sollozar junto a su tumba; y da codos al miedo, nexo y énfasis,
remiéndale, recuerda, pues tú, como se observa en tu entrepierna y siendo
confía en tu hilo blanco, fuma, pasa lista el malo ¡ay! inmortal,
a tu cadena y guárdala detrás de tu retrato. has soñado esta noche que vivías
de nada y morías de todo...
Ya va a venir el día, ponte el alma.
(Vallejo 1991: 718-719)
Ya va a venir el día; pasan,
han abierto en el hotel un ojo,
azotándolo, dándole con un espejo tuyo... este es uno de los textos más representativos de Poemas
¿tiemblas? es el estado remoto de la frente humanos, por la manera como anuncia la utopía y se dirige
y la nación reciente del estómago. al sujeto pobre para asignarle un papel fundamental en la
roncan aún... ¡Qué universo se lleva este ronquido! construcción de una nueva sociedad, basada en la equidad y
¡cómo quedan tus poros, enjuiciándolo! en la perspectiva solidaria.
¡con cuántos doses ¡ay! estás tan solo!
Ya va a venir el día, ponte el sueño. Hart señala cómo Vallejo, en este poema, expresa la
frustración de la imposibilidad de transformar la situación y el
Ya va a venir el día, repito destino de «los desgraciados sociales» (Hart 1987: 84), como
por el órgano oral de tu silencio lo indica González Vigil (Vallejo 1991). discrepo de la visión de
y urge tomar la izquierda con el hambre Hart, pues Vallejo está propagando la posibilidad de cambiar
y tomar la derecha con la sed; de todos modos, el universo social para forjar un mundo más humano.
112 113
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN EL DIALOGISMO DE POEMAS HUMANOS
sicard (Flores 1971) señala que el poema tiene una La tesis del locutor es que el sujeto debe ser agente activo
variación temática fundamental a partir de la estrofa 5, en el proceso de transformación social que el poeta anuncia
porque allí se evidencia cómo Vallejo ya no se centra tanto con entusiasmo. el pobre ya no será expoliado por la sociedad
en el desgraciado en sí mismo, sino en el origen objetivo de la capitalista, pues se anuncia un cambio fundamental en todas
situación de hambre que padece y la salida de esta coyuntura, las esferas de la vida cotidiana. se trata de que el ser humano
que se basa en la lucha colectiva. pueda satisfacer sus necesidades fisiológicas como el comer;
pero también de que pueda, tal como lo había señalado
Higgins afirma que la transformación de las estructuras Marx, construir una nueva cultura; es decir, vivir de manera
socioeconómicas va a implicar también el ámbito de las auténticamente humana después de haberse emancipado
relaciones humanas y cuestionar «la ley de la selva que impera de la explotación en la cual se sustenta la sociedad capitalista.
en la sociedad capitalista» (Higgins 1990: 140). considero Hacia ese mundo apunta la utopía vallejiana. Por eso, en el
que esta observación es imprescindible para realizar una poema se dice: «¿tiemblas? es el estado remoto de la frente/
interpretación de «Los desgraciados», pues dicho poema y la nación reciente del estómago». el pasado signado por el
plantea una transformación cabal en lo que concierne a la hambre se convertirá en un mundo pleno de esperanza.
forma como el ser humano percibe el mundo.
b) La provincia figural de la metonimia
González Vigil (1991) recalca acertadamente el origen
bíblico de algunas expresiones como «Ya va a venir el día», así
como la función que cumplen algunas expresiones populares sin duda, la metonimia cumple una función esencial en
en el poema como «debajo/ del colchón» o «y se le cae a uno el poema, sobre todo, la de instrumento. en tal sentido, el
a fondo el diente», por ejemplo. fenómeno de contigüidad es fundamental para entender
cabalmente el sentido de «Los desgraciados». así, Vallejo
a) Las partes del texto argumentativo y la tesis del locutor resalta ciertos objetos u órganos que debieran acompañar al
sujeto en su labor transformadora: el «colchón», el «intestino
grande», el «hilo grande», el «retrato», entre otros. Por eso, se
«Los desgraciados» es un poema típicamente argumentativo. alude a «tomar la izquierda con el hambre/ y tomar la derecha
el exordio está constituido por la primera estrofa y destaca allí, con la sed». así como el pintor se relaciona con el pincel por un
por primera vez, el empleo de la expresión prospectiva «Ya va fenómeno de proximidad, el alocutario (el «tú») está al lado de
a venir el día» al lado de una expresión cotidiana como «Ponte ciertos entes con los cuales se interrelacionará para transformar
el saco». La argumentación se extiende desde la estrofa 2 la sociedad. el locutor, en consecuencia, busca influir en el «tú»
hasta la estrofa 6, sobre la base del uso de enumeraciones y para hacerlo consciente de cómo el individuo no está solo para
del polisíndeton; por ejemplo, «el hacha en que están presos/ cambiar radicalmente el universo de las relaciones sociales y
el acero y el hierro y el metal». no hay narración en sentido acabar con el hambre y la miseria. en síntesis, podría decir que
estricto. Por último, distingo la peroración en la estrofa 7, sobre «Los desgraciados» es un poema marcadamente metonímico.
la base de la utilización semántica de estructuras claramente
cuantitativas para convencer al alocutario: «dobla/ el aliento, el ámbito cognitivo de la metonimia se complementa con
triplica/ tu bondad rencorosa». la provincia figural de la sinécdoque, en particular, la corporal,
114 115
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN EL DIALOGISMO DE POEMAS HUMANOS
donde la parte está en vez del todo: «da/ cuerda a tu brazo», este último. el macroacto de habla del poema es el de la
«¡cómo quedan tus poros, enjuiciándolo!». ahora, ¿cuál es sugerencia, que se evidencia en formas imperativas. no se
el sentido de dicha asociación figurativa? Vallejo explora el trata de una orden impuesta de modo autoritario, sino de
cuerpo porque considera que los aspectos afectivos (e incluso un conjunto de argumentos que busca convencer al «tú» e
cognitivos) se comprenden a plenitud sobre la base de las incitarlo a la acción histórica, con el fin de que aparezca
sensaciones del cuerpo (Paoli 1981), de ahí la importancia que una luz al final del túnel y se extinga la pobreza del mundo.
adquiere el brazo y su dimensión transformadora a través de señalaré, ahora, los argumentos que emplea el «yo» para
la lucha cotidiana. asimismo, los «poros» del alocutario están hacer que el «tú» acepte su tesis sobre la necesidad de que
asociados con los aspectos cognitivos del sujeto. el sujeto es un protagonista proactivo de la transformación
social.
una tercera provincia figural, muy vinculada a las dos
anteriores, es la metáfora. así, al final de algunas estrofas se en la primera estrofa, reconozco el argumento de la
subraya: «ponte el alma», «ponte el sueño», «ponte el cuerpo», dirección: «vuelve a pararte/ en tu cabeza, para andar
«ponte el sol». esta iteración revela la dimensión metafórica derecho», vale decir, el ser humano debe asumir, en forma
del verbo «poner». ahora, en el último verso de la estrofa 1 honesta y auténtica, su papel dinámico en el proceso
se emplea la expresión coloquial «ponte el saco», mas luego, de redimir a la sociedad del flagelo de la pobreza. otro
debido al anuncio de la transformación social, ese sintagma se argumento que se complementa con el anterior es el que se
convierte en una amplia gama de metáforas. el sueño de lograr basa en la coexistencia, por el cual un individuo, por ejemplo,
una nueva sociedad y la utopía se asumen tan plenamente se caracteriza sobre todo por un rasgo fundamental. en
que parecen adherirse al cuerpo del sujeto, como si fuera el «Los desgraciados», el locutor personaje es el que augura la
traje de este último.
realización de la utopía, particularidad que se manifiesta al
inicio de casi todas las estrofas.
¿cuál es la relación que se establece entre ambos
personajes del poema? considero que se trata de un vínculo
He señalado el carácter íntegro del compromiso solidario
metonímico a través de la dilatada zona de contigüidad
que el «yo» exige al «tú». ello se muestra de modo ostensible en
(Bottiroli 1993). Locutor y alocutario comparten un mismo lugar
el argumento de la reciprocidad: «urge tomar la izquierda con
donde prevalece la injusticia. están uno al lado del otro; por
el hambre/ y tomar la derecha con la sed». Hay una idea de
ello, dialogan y comparten experiencias. en ese contexto, el
simetría que se manifiesta en la forma íntegra y consecuente
«yo» busca convencer al «tú» para que emprenda la lucha por
como debería el alocutario asumir la lucha por un mundo
que brille un nuevo amanecer y se deje de lado la oscuridad
nuevo. este tipo de argumento también se percibe en las
de la pobreza.
expresiones siguientes: «la panadera piensa en ti,/ el carnicero
piensa en ti», pues allí vemos cómo tanto el uno como el otro
c) El locutor personaje y la predicción de la utopía
tienen en mente al alocutario. La idea es que la humanidad
el locutor personaje se dirige a un alocutario representado debiera preocuparse por la situación del otro, es decir, el
para persuadirlo a través de razonamientos y de elementos excluido por la dinámica social, que ha sido impuesta por los
afectivos, en vista de que busca herir la susceptibilidad de grupos hegemónicos de poder.
116 117
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN EL DIALOGISMO DE POEMAS HUMANOS
dicha particularidad se despliega con mayor intensidad de la racionalidad instrumental? a través de una racionalidad
a través del argumento por el ejemplo, que sirve para comunicativa (Habermas 1987), que se fundamente en los
fundamentar, con casos específicos, la tesis del «yo»: «la actos de habla de emisor y receptor, con el propósito de
mañana, la mar, el meteoro, van/ en pos de tu cansancio, buscar un consenso a través del intercambio intersubjetivo. La
con banderas». el primer elemento se asocia con la luz de un validez del enunciado se concibe sobre la base del consenso
nuevo día; el segundo, con la inmensidad de la naturaleza; y el entre destinador y destinatario, pues el lenguaje —según la
tercero, con un fenómeno atmosférico de carácter aéreo que pragmática— tiene un carácter performativo: el «yo» busca
se asocia con la noción de energía luminosa. ¿se podría decir, producir una conducta en el «tú» y modificar la percepción
metafóricamente, que la transformación social será como un del mundo que tiene este último.
meteoro en el ámbito de las relaciones humanas?
en «Los desgraciados» se nota la búsqueda de consenso
Pienso que, además, se presenta una disociación de las entre el «yo» y el «tú». el locutor se dedica a sugerir al alocutario
nociones que pone énfasis en el hilo temporal: el presente determinadas acciones para que este asuma su compromiso
signado por la pobreza se opone a un futuro promisorio. íntegro con la transformación social que se realizará en el
dicha característica me lleva a plantear que, en el poema, futuro. Para ello, se hace necesario construir el futuro desde
la fuerza de la argumentación se fundamenta en el orden de un presente signado por la pobreza; pero que debiera ser
los argumentos. Por ejemplo, el argumento de la dirección asumido no desde una perspectiva fatalista, sino desde una
se apoya en el de coexistencia en la estrofa 1, mientras que óptica proactiva, con el fin de actuar solidariamente para
en la estrofa 6 tanto el argumento por el ejemplo como el de forjar un mundo nuevo.
reciprocidad se complementan de manera contundente.
en Poemas humanos, hay, pues, la búsqueda incesante
el macroacto de habla, en «Los desgraciados», es el de de la utopía dialógica como sustento de una sociedad más
la sugerencia, que se materializa en el empleo de formas equitativa y solidaria. Por eso, el «yo» y el «tú» dialogan y se
imperativas en el poema. el «yo» sugiere al «tú» que deje distancian del monólogo autoritario y de la reducción positivista
de pensar en un presente, donde hay muchas carencias del lenguaje, aquella que conduce a una mera reproducción
económicas, con el fin de que pueda construir un mundo más mecánica del pensamiento del sujeto.
humano. un microacto de habla es afirmar que la tristeza no es
para los pobres («no es de pobres la pena»), sino el entusiasmo antipositivista, antirromántico y cuestionador de la poética
y la alegría de construir un futuro distinto. preciosista, Poemas humanos es sinónimo de coloquio
interminable entre individuos que bregan por llegar al consenso.
d) La visión del mundo y la utopía dialógica Y allí radica el carácter universal de aquel notable poemario.
La racionalidad instrumental (Horkheimer 2002) ha reducido
a una relación utilitaria el vínculo entre el sujeto y el objeto.
es decir, el sujeto ha perdido su creatividad, se encierra en la
fortaleza del monólogo o del individualismo y, por último, cultiva
una actividad acrítica. ¿cómo se puede emancipar el individuo
118 119
VI. La argumentación en «Masa»
y la audición múltiple en Poemas
humanos y España, aparta de mí este
cáliz
La Guerra civil española fue un hecho
que, en los años treinta del siglo pasado,
exigió a los intelectuales de la época a una
definición de tipo político. ningún escritor
comprometido con su tiempo podía estar
ajeno a dicho conflicto bélico que enfrentaba
a los franquistas con los republicanos. Hubo
dos poetas latinoamericanos que dedicaron
textos inspirados en aquel suceso histórico:
Pablo neruda y césar Vallejo. el primero
concibió España en el corazón y el segundo,
España, aparta de mí este cáliz. es necesario
señalar que rafael alberti (Capital de la gloria
y Cantata de los héroes y la fraternidad de
los pueblos) y Miguel Hernández (Viento del
pueblo) también dedicaron poemas al mismo
tema.
en relación con el libro del poeta
santiaguino, hay una encendida polémica
acerca del influjo del marxismo en dicho
texto. así, américo Ferrari (1998) intenta
desvincular a Vallejo de su adhesión al
pensamiento marxista, pues ella no se
observa en los poemas sobre la Guerra civil
española. escobar (1973b), en cambio, sí
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN «MASA», POEMAS HUMANOS Y ESPAÑA, APARTA DE MÍ ESTE CÁLIZ
considera que el influjo de Marx fue esencial en Vallejo y entonces, todos los hombres de la tierra
de ello da muestra palpable «Masa», que pone de relieve le rodearon; les vio el cadáver triste, emocionado;
la solidaridad como tema poético desde una perspectiva incorporóse lentamente,
universal. Paoli (ortega 1975) considera que en España, abrazó al primer hombre; echóse a andar...
aparta de mí este cáliz se nota, con claridad meridiana, la
(Vallejo 1991: 792)
confluencia de elementos bíblicos y marxistas a través de
una perspectiva humanística.
sobre el poema, Hart (1987) pone énfasis en el proceso de
dramatización de la situación histórica que se halla marcada
de otro lado, Vélez y Merino (1984) señalan que hay
por el renacimiento del combatiente. escobar (1973b) señala
ciertos hechos reales de la Guerra civil española que
el temple marxista de cómo este último regresa desde la
aparecen en España, aparta de mí este cáliz; por ejemplo, el
muerte al universo de la vida. Higgins (1990) considera que, en
poema sobre Pedro rojas evidencia que Vallejo se basó en
«Masa», se observa cómo en la sociedad socialista se percibe
la historia de un personaje real; sin embargo, es fundamental
el papel que debieran desempeñar la tecnología y la ciencia
reconocer que la poesía de Vallejo tiene un cariz ficcional
para el bienestar de la sociedad. Vélez afirma lo siguiente: «La
indiscutible que le da universalidad y trascendencia.
masa sustituye al milagro […]. Frente al dolor cósmico, el amor
de toda la humanidad, el movimiento de la masa en el abrazo,
6.1. Hermenéutica de «Masa» como poema es la resurrección» (Vallejo 1988: 37).
argumentativo
Por su parte, González Vigil (1991) observa la genealogía
MAsA
poética de «Masa» en los poemas de Los heraldos negros;
Al fin de la batalla, sin embargo, para aquel, Vallejo, en España, aparta de mí
y muerto el combatiente, vino hacia él un hombre este cáliz, le añade una perspectiva marxista. se percibe,
y le dijo: «¡no mueras, te amo tánto!» en «Masa», una óptica liberadora —según el crítico— que se
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo. encuentra basada en la utopía de la transformación social.
se le acercaron dos y repitiéronle: a. La peroración final sorpresiva y la ruptura del código
«¡no nos dejes! ¡Valor! ¡Vuelve a la vida!» realista
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.
el exordio está conformado por la primera estrofa y allí se
acudieron a él veinte, cien, mil, quinientos mil, plantea el problema: un combatiente republicano está
clamando «¡tánto amor, y no poder nada contra la muerto y, entonces, se le aproxima un primer individuo. Luego,
[muerte!» puedo identificar la narración impregnada de elementos
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo. argumentativos, que va desde la estrofa 2 hasta la estrofa 4.
es destacable el funcionamiento de una narratividad y de una
Le rodearon millones de individuos,
tensión poética que se revelan en el poema de modo inusitado.
con un ruego común: «¡Quédate hermano!»
Por último, la peroración es sorpresiva y está constituida por la
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.
estrofa final. Hasta la estrofa 4, el texto vallejiano se mueve en el
122 123
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN «MASA», POEMAS HUMANOS Y ESPAÑA, APARTA DE MÍ ESTE CÁLIZ
código realista; pero los últimos versos, desde «entonces, todos Por eso, la relación entre la humanidad como personaje
los hombres de la tierra/ le rodearon» hasta el final, instauran y el combatiente es de carácter sinecdóquico, pues este se
otro registro: el ficcional. este recurso es parecido al poema LXi siente parte de aquella y se integra —finalmente, cuando
de Trilce: el caballo le habla al «yo» y le dice «que está bien, renace— al todo, representado por la totalidad de los seres
que todo está muy bien». humanos del planeta.
sin duda, la tesis del locutor es que la solidaridad universal c) Locutor en primer y segundo grados
de toda la humanidad hacia alguien fallecido produce
efectos inesperados: la masa humana logrará hechos Hay un locutor no-personaje en primer grado que actúa como
extraordinarios, como el renacimiento del combatiente que narrador y se dirige a un alocutario no representado. es el
regresa de la muerte a la vida, cautivante retrato del triunfo que cuenta la historia; pero luego presenta a otros locutores
del comunitarismo que remite a la propuesta marxista, pero enmarcados y en segundo grado: un hombre (en la primera
que posee algunas evidentes resonancias bíblicas. estrofa), dos seres humanos (en la segunda), quinientos mil
hombres (en la tercera), millones de individuos (en la cuarta)
b) La provincia figural de la negación y el poder de la y toda la humanidad (en la quinta y última estrofa). estos
narratividad personajes en segundo grado hablan, a su vez, al cadáver
para expresarle afecto y solidaridad.
«Masa» no es un poema que tenga muchas figuras retóricas,
debido a la fuerza de la narratividad, pues tiene un inicio (el el locutor no-personaje en primer grado despliega una gran
combatiente está muerto), un desarrollo (toda la humanidad fuerza argumentativa. reconozco el argumento basado en un
rodea al hombre muerto y le pide que regrese a la vida) y un conjunto de ejemplos que sirven para demostrar el poder de
final (el combatiente retorna a la vida).
la masa o multitud, que puede lograr cosas tan extraordinarias
como hacer que el combatiente reviva: primero se le acerca
La provincia figural más importante es la negación. allí se
un individuo, luego dos personas, hasta llegar a un estado en
observa el funcionamiento de una antítesis en la expresión «Pero
el cual toda la humanidad clama por la vida.
el cadáver ¡ay! siguió muriendo», debido a que es paradójico
que un cadáver continúe muriendo cuando, en realidad, la
en la estrofa final, hay un argumento causal o de sucesión.
muerte no tiene un carácter durativo o progresivo, sino que
Lo que sucede es que el conector pertinente se oculta, pero
es un hecho concluyente y decisivo. asimismo, reconozco un
el encadenamiento causa-efecto se halla presente: toda
oxímoron («cadáver emocionado») que implica la oposición
la humanidad rodea al combatiente; por eso, este decide
entre el lado emotivo (asociado a la vida) frente a la persona
incorporarse y abrazar al primer sujeto que se aproximó a él.
ya fallecida.
La otra provincia figural relevante es la metonimia, porque Hay un argumento sustentado en el modelo: ¿por qué el
hay una zona de contigüidad entre toda la humanidad y el combatiente se incorpora y decide abrazar al primer hombre
combatiente que ha perecido. Hay la sensación de que «todos que lo fue a ver? La razón radica en que este es un modelo de
los hombres de la tierra» se solidarizan con este último y bregan ser humano solidario y fue el que, metafóricamente, llevó a
para que él vuelva a la vida. toda la humanidad ante el cadáver sufriente.
124 125
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN «MASA», POEMAS HUMANOS Y ESPAÑA, APARTA DE MÍ ESTE CÁLIZ
el macroacto de habla es la afirmación de que la resulta pertinente comparar una metonimia de la ensayística
multitud logra la conquista de hechos extraordinarios (hacer de José carlos Mariátegui con un procedimiento metonímico
que un combatiente reviva) si actúa de manera solidaria y que se muestra, de manera ostensible, en la poesía de José
desinteresada. Hay microactos de habla como el de apelar al María eguren. si el pensamiento humano es considerado
cadáver para que regrese a la vida y venza a la muerte. metafórico y existe una inteligencia figural tanto en el arte
como en la filosofía (Bottiroli 1993), entonces resulta adecuado
d) La utopía dialógica y el renacimiento del combatiente preguntarse sobre cómo las metáforas y sinécdoques se
asocian con los complejos procesos de enunciación a través
La idea es clara: el diálogo de un conjunto de seres de la figura de un locutor (personaje y no-personaje) y de un
humanos, unidos en un propósito común, puede conseguir alocutario (representado y no representado) en el discurso
algo extraordinario. La solidaridad de la humanidad hacia poético
el combatiente vence a la muerte. Ya precisé antes que la
racionalidad comunicativa implica la validez intersubjetiva de La idea de audición múltiple se designa también con el
mis afirmaciones en contacto con el otro. nombre de poliacroasis, que viene del griego «polý» (‘numeroso’)
y «akróasis» (‘audición’). Fue formulado por albaladejo (2009)
«Masa», en tal sentido, plantea el problema del otro. La en algunos estudios imprescindibles sobre la denominada
ideología individualista implica que el ser humano solamente retórica cultural. consiste en precisar de qué manera un
se preocupe por sí mismo y se complazca en la racionalidad locutor se dirige a varios alocutarios en la pragmática interna
instrumental reduciendo la relación entre los sujetos a un mero de un poema y cómo intenta influir en estos para provocar una
vínculo utilitario. en cambio, la racionalidad comunicativa determinada respuesta del interlocutor. albaladejo afirma: «La
posibilita llegar a un acuerdo basado en la tolerancia y en poliacroasis que supone esta comunicación interna del poema
el respeto por el otro. Por eso, es imprescindible construir un de lo que en él expresa el “yo” del enunciado es representada
mundo sustentado en la solidaridad y la convivencia. Parece por medio de formas verbales y de los vocativos» (2009: 15-16).
que hablar de manera sostenida infundiera vida en el cadáver así, lo dicho puede observarse en «Himno a los voluntarios de la
e incitara a este a retornar al universo de la vida. república» de Vallejo, por ejemplo, cuando el «yo» se dirige al
«Voluntario italiano» para persuadirlo en relación con el hecho
6.2. «Himno a los voluntarios de la República», de luchar por la república española.
la poliacroasis (audición múltiple)
y la argumentación basada en el modelo Mi hipótesis es que la audición múltiple se halla presente
en la poesía de césar Vallejo y dicha particularidad permite
una de las corrientes últimas de la teoría literaria es la llamada delinear una gran utopía dialógica, vale decir, un proyecto
retórica cultural, cuyo mayor exponente es tomás albaladejo social y político que se sustente en una polifonía discursiva,
(2009), quien subraya la necesidad de aproximarse a la fundamentada en la dimensión perlocutiva (léase el efecto)
producción literaria sobre la base de un método interdisciplinario del enunciado del locutor. Pienso que la audición múltiple
que se fundamente en el análisis interdiscursivo, procedimiento es una palmaria manifestación de la poesía intercultural en
que implique confrontar no solo textos, sino también disciplinas Poemas humanos y de la lírica de tendencia épica en España,
o géneros textuales de la más diversa prosapia. Verbigracia, aparta de mí este cáliz. Por eso, Vallejo cuestiona duramente la
126 127
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN «MASA», POEMAS HUMANOS Y ESPAÑA, APARTA DE MÍ ESTE CÁLIZ
poética modernista, a través de un dialogismo poético que le y así realizar una comunicación más plena. Por ello, puedo
permite configurar personajes de gran trascendencia y fuerza afirmar que, para que la comunicación sea exitosa en este
persuasiva, como Pedro rojas, y hacer que estos dialoguen caso, el lector real debe aproximarse lo más posible al lector
entre sí como si fuesen personajes de una obra teatral. implicado (implied), concebido, por el autor textual, como un
sujeto activo en el recorrido comunicativo, establecido por
utilizaré no solo los aportes de albaladejo en el ámbito los textos poéticos de Vallejo.
de la retórica cultural, sino también tomaré en cuenta la
clasificación de las técnicas argumentativas realizada por el funcionamiento de la audición múltiple o poliacroasis
chaïm Perelman y Lucie olbrechts-tyteca (1989), y, asimismo, tiene una relación fecunda con la creación de un nuevo
los planteamientos de George Lakoff y Mark Johnson (2003) sujeto poético en Los heraldos negros: el sujeto pobre, que
acerca de que nuestro pensamiento es de índole metafórica. se hallaba ausente en la obra de rubén darío, pues el poeta
en lo que concierne a la semántica cognitiva, Lakoff y nicaragüense ponía de relieve, en Prosas profanas, el tópico
Johnson (2003) han clasificado las metáforas en tres tipos: las aristocrático de la fiesta galante, tomado de la poesía de
estructurales, las orientacionales y las ontológicas. Las primeras Paul Verlaine, y no abordaba el tema de la pobreza, por
revelan que un concepto está estructurado en términos de considerarlo poco pertinente en el ámbito de una poética
otro («la vida es un viaje»); las orientacionales organizan el preciosista. Por el contrario, Vallejo es un severo crítico de
espacio a partir de ciertas oposiciones entre arriba-abajo, dicha estética, a partir de Trilce, e incluye, sobre todo, a partir
dentro-fuera, delante-detrás, centro-periferia, entre otras («caí de Poemas humanos, al sujeto pobre como personaje capaz
en una enorme depresión psicológica», donde la esfera de lo de crear una nueva cultura y de transformar radicalmente
bajo se vincula a una valoración negativa), y las ontológicas la sociedad: «Ya va a venir el día/ ponte el sueño», afirma
posibilitan la visualización de una cosa no física en términos en «Los desgraciados», poema que anuncia la construcción
de una entidad o sustancia (por ejemplo, «el cerebro es una de una utopía dialógica. ahora bien, en «Himno a los
máquina», ya que la capacidad racional es conceptualizada voluntarios de la república», se afirma: «¡La hormiga/ traerá
como un mecanismo o una computadora). pedacitos de pan fresco al elefante encadenado/ a su
brutal delicadeza». nuevamente hay la noción de que los
Por ello, la retórica cultural tiene que confluir con la seres humanos, e incluso los animales, conversan entre sí de
retórica de la argumentación, la Lingüística cognitiva y manera recurrente, manifestando el funcionamiento de una
la Pragmática como ciencia que analiza las relaciones racionalidad dialógica.
entre los signos y los usuarios. La interrogante que motiva
mi investigación es la siguiente: ¿cuáles son los tipos de Leamos la tercera estrofa de un poema de Vallejo («el pan
argumentos y las clases de metáfora que utiliza el locutor nuestro»): «Pestaña matinal, no os levantéis!/ ¡el pan nuestro de
para persuadir a sus distintos alocutarios, sobre la base del cada día dánoslo, señor…!». sin duda, en el primer verso se
concepto de poliacroasis, formulado por albaladejo? se dirige a un primer alocutario («Pestaña matinal», vale decir, el
trata de calibrar la fuerza perlocutiva (es decir, el efecto amanecer en el cual se toma el desayuno y se advierte cómo
comunicativo) del discurso del locutor en el alocutario y el sujeto pobre colectivo no tiene qué comer), y luego busca
cómo el autor textual concibe un lector cooperativo, que influir en un segundo alocutario (dios), a quien el locutor exige
utilice su imaginación para completar el sentido del texto, que le dé el pan a todos los seres humanos de la tierra.
128 129
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN «MASA», POEMAS HUMANOS Y ESPAÑA, APARTA DE MÍ ESTE CÁLIZ
en Trilce, Vallejo emplea la poliacroasis en el Poema iii, Me centraré en el análisis del poema «telúrica y magnética»,
cuando se afirma: «aguedita, nativa, Miguel,/ cuidado con donde se percibe cómo un locutor se dirige a distintos grupos
ir por ahí, por donde/ acaban de pasar gangueando sus de alocutarios:
memorias/ dobladoras penas,/ hacia el silencioso corral, y por
donde/ las gallinas que se están acostando todavía,/ se han ¡oh campos humanos!
espantado tanto». aquí observo el funcionamiento de tres ¡solar y nutricia ausencia de la mar,
y sentimiento océanico de todo!
alocutarios y la materialización de una advertencia como acto
[…]
de habla. el efecto perlocutivo de la advertencia como acto de
¡oh patrióticos asnos de mi vida!
habla del locutor dirigido a los alocutarios muestra la dimensión
¡Vicuña, descendiente
pragmática del discurso y el empleo de un argumento causal nacional y graciosa de mi mono!
y de una metáfora de recipiente. Precisaré un poco más el […]
funcionamiento de ambos recursos. es un argumento causal o cuatro operaciones, os sustraigo
de sucesión porque el conector de causa «porque» se oculta para salvar al roble y hundirlo en buena ley!
tras el sintagma preposicional «por donde»; es decir, la idea […]
de «cuidado con ir por ahí» se sustenta causalmente debido a ¡auquénidos llorosos, almas mías!
que «acaban de pasar gangueando sus memorias/ dobladoras […]
penas». de otro lado, Lakoff y Johnson (2003) señalan que ¡estrellas matutinas si os aromo
hay una metáfora de recipiente cuando se pasa de una quemando hojas de coca en este cráneo,
y cenitales, si destapo,
habitación a otra, pues nos trasladamos de un recipiente a
de un solo sombrerazo, mis diez templos!
otro. en el sintagma «hacia el silencioso corral», identifico
¡Brazo de siembra, bájate, y a pie!
este procedimiento metafórico, con claridad meridiana, que
privilegia el accionar dinámico de los individuos. aquí percibo (Vallejo 1991: 545-546)
cómo, en Trilce, la poliacroasis se complementa con el uso de
técnicas argumentativas y el empleo de ciertas metáforas, las aquí hay el funcionamiento de cuatro conjuntos de alocutarios,
cuales implican la noción de movimiento de seres y objetos al a los cuales se dirige el hablante, sobre la base del empleo de
interior del espacio de una casa. los vocativos: 1) los campos humanos, 2) los patrióticos asnos, 3)
las cuatro operaciones y 4) los auquénidos llorosos. ¿cuál es el
también Poemas humanos evidencia una poliacroasis macroacto de habla en este poema? afirmar la preeminencia
fecunda y sugestiva. sostengo que la poliacroasis, en este de la sierra como parte sustancial y representativa del Perú en
poemario, se asocia con la noción de poesía intercultural. sin un contexto internacional: «¡sierra de mi Perú, Perú del mundo,/
duda, «la interculturalidad presupone que el poeta se convierte y Perú al pie del orbe; yo me adhiero!».
en un traductor porque traslada elementos de códigos
culturales ajenos a la cultura occidental en un sistema lingüístico Para convencer al alocutario, el locutor utiliza un argumento
europeo, hecho que posibilita un compromiso subjetivo del por analogía y compara dos dominios semánticos: la naturaleza
hablante (o locutor) de identificación con el referente, el cual y la humanidad. Los campos son vistos como seres humanos;
remite, con frecuencia, al mundo prehispánico o al mestizaje» del mismo modo, los asnos tienen una raíz antropomórfica y
(Fernández cozman 2004: 74-75). su comportamiento es sinónimo de patriotismo. se trata de la
130 131
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN «MASA», POEMAS HUMANOS Y ESPAÑA, APARTA DE MÍ ESTE CÁLIZ
personificación, procedimiento adscrito al campo figurativo de antes, había dicho que la retórica cultural se sostiene,
la metáfora (arduini 2000). respecto de «telúrica y magnética», asimismo, en el análisis interdiscursivo. Por eso, ahora quisiera
alberto escobar afirma que se trata de: realizar dicho análisis interdiscursivo entre dos textos que hablan
sobre el mundo andino. Voy a comparar el artículo de José
la creación de la cultura por el hombre andino y su epopeya carlos Mariátegui sobre la poesía de chocano con «telúrica
en la conquista de la naturaleza: el dominio de la agricultura, y magnética» de Vallejo. en el primero, el amauta afirma que
la domesticación de los animales, la hazaña arquitectónica, «lo indígena, lo inkaiko, es fundamentalmente sobrio. el arte
etc., en condiciones semejantes tan sólo a las que se dan indio es la antítesis, la contradicción del arte de chocano.
en el tibet. Y es esa concepción de la historia mirada como
el indio esquematiza, estiliza las cosas con un sintetismo y
un inmenso arco, la que se revela al yo poético y la que él
un primitivismo hieráticos» (Mariátegui 1994: 121); además,
siente como suya, en el hoy y en el pasado remotísimo de la
leyenda. (escobar 1973b: 278)
subraya que el indígena revela un panteísmo y un animismo
indubitables. Por el contrario, Vallejo cree necesaria la inclusión
Puedo señalar, además, que se trata de un poema intercultural de lo andino en el ámbito internacional; por ello, considera que
que tiene los cuatro estratos: la sierra debe incluirse en el Perú como nación y el Perú tiene
que insertarse, con sus propias raíces, en el mundo. el poeta
a) en el nivel de la lengua (por la presencia de expresiones de santiago de chuco afirma: «¡indio después del hombre y
populares de un castellano andino: «¡Y lo demás me las pelan!» antes de él!», vale decir, el pasado y el futuro se unimisman
o de americanismos como «papales, cebadales, alfalfares»), en la cosmovisión vallejiana. el mundo andino no queda
que implica construir un código híbrido que dé cuenta del cancelado en un pasado idílico, sino que implica la posibilidad
referente indígena. de construir el futuro. La perspectiva de Mariátegui acerca
b) en el nivel de la estructuración literaria, pues se trata del mundo andino es más solemne y ceremonial al resaltar el
del género del poema laudatorio, pero que es reformulado panteísmo del indígena; por el contrario, la de Vallejo resalta
creativamente para elogiar al hombre andino. el trabajo cotidiano e incluye la ironía como figura retórica:
«¡Vicuña, descendiente/ nacional y graciosa de mi mono!».
c) en el nivel de las estructuras figurativo-simbólicas, porque
Pienso que Vallejo propone metafóricamente una modernidad
asigna un contenido simbólico al maíz («cuaternarios maíces,
andina: «¡rotación de tardes modernas/ y finas madrugadas
de opuestos natalicios»), «que se vincula a la dinámica entre
arqueológicas!»; en tal sentido, en el vocablo «rotación» se
natalicio, alejamiento y retorno. nace, muere y renace, por
sugiere sutilmente la manera como el hombre andino puede
eso, en la idea de nacimiento aparece una idea de oposición
reformular el concepto occidental de modernidad e incluir la
y superación posterior; porque todo nacimiento implica una
solidaridad como eje de la modernidad andina.
muerte y, luego, la posterior regeneración (renacer) del
cosmos en las cosmogonías tradicionales» (Fernández cozman
2004: 82).
a) La poliacroasis y la lírica de corte épico en España,
aparta de mí este cáliz
d) En el nivel de la cosmovisión, debido a que «pone de
relieve la necesidad de la universalización de la cultura andina La poliacroasis también se muestra de manera ostensible en
como paso fundamental para la discusión del Perú como España, aparta de mí este cáliz y contribuye decisivamente
nación» (Fernández cozman 2004: 83). a subrayar el carácter épico del poema. en «Himno a
132 133
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN «MASA», POEMAS HUMANOS Y ESPAÑA, APARTA DE MÍ ESTE CÁLIZ
los voluntarios de la república», el locutor busca influir b) La poliacroasis y la utopía dialógica
poderosamente en el accionar de los siguientes alocutarios: 1)
el voluntario de españa, 2) el proletario, 3) el campesino caído, La poliacroasis como procedimiento pone de relieve la
4) los constructores agrícolas, civiles y guerreros, 5) el obrero, 6) utopía dialógica que sustenta Vallejo a lo largo de su obra. el
el voluntario italiano, 7) el voluntario soviético, 8) el voluntario monólogo autoritario no tiene ningún sentido para el poeta de
del sur, del norte y del oriente, entre otros. santiago de chuco. el locutor se dirige a un coro de personas
para sugerir a estas que la vida es una conversación sin fin y que
la solidaridad debiera ser el núcleo de la existencia humana.
Por ejemplo, para materializar el efecto perlocutivo, el
locutor emplea el argumento de la dirección y la metáfora
en «telúrica y magnética», texto de Poemas humanos,
orientacional: «¡Voluntario soviético, marchando a la cabeza de
la propuesta es que todo se humanice, de manera que
tu pecho universal!», pues señala el recorrido, en determinada
los auquénidos, los asnos, los campos, los cerros y los seres
dirección, que realiza el alocutario a pie, un itinerario que
humanos dialoguen entre sí. en «Himno a los voluntarios de la
conduce, de modo incesante, al encuentro del otro. además,
república», el carácter épico del poema se sustenta en que el
hay allí un procedimiento metafórico que se sostiene en la
locutor incita a los voluntarios a marchar hacia la construcción
ubicación espacial del locutor y en la oposición entre delante
de la utopía de la solidaridad.
(cabeza) y detrás (espalda). en tal sentido, «marchar a la
cabeza» implica la idea de caminar hacia el futuro.
Por eso, Vallejo dirá en «traspié entre dos estrellas»:
el argumento de la dirección y la metáfora orientacional ¡amado sea el que trabaja al día, al mes, a la hora,
están presentes también cuando el locutor se dirige al el que suda de pena o de vergüenza,
campesino: aquel que va, por orden de sus manos, al cinema,
el que paga con lo que le falta,
¡campesino caído con tu verde follaje por el hombre, el que duerme de espaldas,
con la inflexión social de tu meñique, el que ya no recuerda su niñez; amado sea
con tu buey que se queda, con tu física, el calvo sin sombrero,
también con tu palabra atada a un palo el justo sin espinas,
y tu cielo arrendado el ladrón sin rosas,
y con la arcilla inserta en tu cansancio el que lleva reloj y ha visto a dios,
y la que estaba en tu uña, caminando! el que tiene un honor y no fallece!
(Vallejo 1991: 730-731) (Vallejo 1991: 629-630)
Ya no es «marchar a la cabeza», sino caminar hacia adelante,
en la construcción de la utopía dialógica. Vallejo parece
anhelar que todos los alocutarios conversen y se solidaricen
con la lucha de los voluntarios de la república. La solidaridad,
por eso, adquiere una dimensión universal.
134 135
Bibliografía
Bibliografía primaria
oBras de César Vallejo
Vallejo, césar
1988 Poemas en prosa. Poemas humanos. España, aparta de mí
este cáliz. edición anotada y estudio introductorio de Julio
Vélez. Madrid: cátedra.
1991 Obra poética. (obras completas, tomo i). edición crítica,
prólogo, bibliografía e índices de ricardo González Vigil. Lima:
Banco de crédito del Perú.
1997a Poesía completa I. edición, cronología, prólogo y notas
de ricardo silva-santisteban. Lima: Pontificia universidad
católica del Perú.
1997b Poesía completa II. edición, cronología, prólogo y notas
de ricardo silva-santisteban. Lima: Pontificia universidad
católica del Perú.
1998 Poemas completos. edición e introducción de ricardo
González Vigil. Lima: copé.
2002 Ensayos y reportajes completos. edición de Manuel Miguel de
Priego. Lima: Pontificia universidad católica del Perú.
Bibliografía secundaria
oBras y artíCulos soBre César Vallejo
Ballón, enrique
1974 Vallejo como paradigma (un caso especial de escritura).
Lima: instituto nacional de cultura.
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN BIBLIOGRAFÍA
BruCe, enrique Huamán, Miguel Ángel
2014 Madre y muerta inmortal: género, poética y política desde 2012 «el humanismo comunicativo de césar Vallejo». Anra, vol. 1,
los textos de César Vallejo. Lima: universidad san ignacio de n.o 1, 77-87.
Loyola.
IzquIerdo ríos, Francisco
Coyné, andré 1949 César Vallejo y su tierra. Lima: rímac.
1957 César Vallejo y su obra poética. Lima: Letras Peruanas. martos, Marco y elsa VIllanueVa
1999 Medio siglo con Vallejo. Lima: Pontificia universidad católica 1989 Las palabras de Trilce. Lima: seglusa.
del Perú.
merIno, antonio (ed.)
esCoBar, alberto 1988 En torno a César Vallejo. Madrid: Júcar.
1973b Cómo leer a Vallejo. Lima: P. L. Villanueva.
monguIó, Luis
esPejo asturrIzaga, Juan 1960 [1952] César Vallejo (1892-1938). Vida, obra, antología y
1965 César Vallejo: itinerario del hombre (1892-1923). Lima: Juan bibliografía. Lima: Perú nuevo.
Mejía Baca.
neale-sIlVa, eduardo
FerrarI, américo 1975 César Vallejo en su fase trílcica. Madison: the university of
1998 [1974] El universo poético de César Vallejo. Lima: universidad san Wisconsin Press.
Martín de Porres. ortega, Julio
Flores, Ángel (ed.) 1975 César Vallejo. Madrid: taurus.
1971 Aproximaciones a César Vallejo. 2 tomos. new York: Las ortega, Julio (ed.)
américas.
2014 César Vallejo. La escritura del devenir. Madrid: taurus.
gonzález VIgIl, ricardo
PaolI, roberto
2009 Claves para leer a César Vallejo. Lima: san Marcos.
1981 Mapas anatómicos de César Vallejo. Firenze: casa editrice
gonzález VIgIl, ricardo (ed.) d’anna.
1993 Intensidad y altura de César Vallejo. Lima: Pontificia universidad soBreVIlla, david
católica del Perú.
1994 César Vallejo, poeta nacional y universal y otros trabajos
granados, Pedro vallejianos. Lima: amaru.
2004 Poéticas y utopías en la poesía de Vallejo. Lima: Pontificia 1995 Introducción bibliográfica a César Vallejo. Lima: amaru.
universidad católica del Perú.
Vélez, Julio y antonio merIno
Hart, stephen 1984 España en César Vallejo. 2 tomos. Madrid: Fundamentos.
1987 Religión, política y ciencia en la obra de Vallejo. London:
yurkIeVICH, saúl
tamesis Books.
1958 Valoración de Vallejo. resistencia: universidad nacional del
HIggIns, James nordeste.
1970 Visión del hombre y de la vida en las últimas obras poéticas de
zIlIo, Giovanni Meo
César Vallejo. México d. F.: siglo XXi.
2002 [1960] Estilo y poesía en César Vallejo. Lima: universidad ricardo
1990 César Vallejo en su poesía. Lima: seglusa. Palma.
138 139
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN BIBLIOGRAFÍA
Bibliografía complementaria CHurata, Gamaliel
2012 Textos esenciales. tacna: Khorekhenkhe.
aBrIl, Xavier
CICerón, Marco tulio
1929 «estética del sentido en la crítica nueva». Amauta, n.o 29, 49-52.
1924 Obras completas. tomo i. traducción de Marcelino Menéndez
alBaladejo, tomás y Pelayo. Madrid: Librería de los sucesores de Hernando.
1991 Retórica. Madrid: síntesis. Cornejo Polar, antonio
2009 «La poliacroasis en la representación literaria: un componente 1983 «La literatura peruana: totalidad contradictoria». Revista de
de la retórica cultural». Castilla n.o 0, 1-26. Crítica Literaria Latinoamericana, año iX, n.o 18, 37-50.
arduInI, stefano 1989 La formación de la tradición literaria en el Perú. Lima: centro
2000 Prolegómenos a una teoría general de las figuras. Murcia: de estudios y Publicaciones.
universidad de Murcia.
Cornejo Polar, antonio y Jorge Cornejo Polar
arIstóteles 2000 Literatura peruana: siglo XVI a siglo XX. Lima: Latinoamericana.
1990 Retórica. introducción, traducción y notas de Quintín
delgado, Wáshington
racionero. Madrid: Gredos.
1980 Historia de la literatura republicana. Nuevo carácter de la
Ballón, enrique literatura del Perú independiente. Lima: rikchay.
1981 «La semiótica en el Perú». Apuntes, vol. Vi, n.o 11, 39-59.
eCo, umberto
Belmás, antonio oliver 1985 Obra abierta. México, d. F.: origen/Planeta.
1974 José Gálvez y el modernismo. Lima: universidad nacional
esCandell, María Victoria
Mayor de san Marcos.
1993 Introducción a la pragmática. Madrid: anthropos.
BottIrolI, Giovanni
1993 Retorica. L’intelligenza figurale nell’arte e nella filosofia. torino: esCoBar, alberto
Bollati Boringhieri. 1973a Antología de la poesía peruana. tomo i. Lima: Peisa.
2008 «ibridare. Problema per artisti. alcune tesi». Letteratura per Fernández Cozman, camilo
tutta la vita. 13 de agosto. <http://letteraturatuttalavita. 2003 Las ínsulas extrañas de Emilio Adolfo Westphalen. 2.a ed. Lima:
blogspot.com/2008/08/ibridare-problema-per-artisti-alcune. universidad nacional Mayor de san Marcos/dedo crítico.
html>. consulta hecha el 19 de junio de 2014.
2004 El cántaro y la ola: una aproximación a la poética de Octavio
Breton, andré Paz. Lima: asamblea nacional de rectores.
1992 Manifiestos del surrealismo. Barcelona: Labor.
2012 El poema argumentativo de Wáshington Delgado. Lima:
Bürger, Peter ornitorrinco/universidad nacional santiago antúnez de
1987 Teoría de la vanguardia. Barcelona: Península. Mayolo.
CallIrgos, Juan carlos FontanIer, Pierre
1993 El racismo: la cuestión del otro (y de uno). Lima: desco. 1977 Les figures du discours. Paris: Flammarion.
140 141
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN BIBLIOGRAFÍA
FouCault, Michel lóPez lenCI, Yazmín
1979 Microfísica del poder. Madrid: La Piqueta. 1999 El laboratorio de la vanguardia literaria en el Perú: trayectoria
de una génesis a través de las Revistas Culturales de los años
1983 El discurso del poder. México: Folios.
veinte. Lima: Horizonte.
garCía BerrIo, antonio
lozano, Jorge, cristina Peña-marín y Gonzalo aBrIl
1989 Teoría de la literatura. Madrid: cátedra.
1989 Análisis del discurso: hacia una semiótica de la interacción
gardner, Howard textual. Madrid: cátedra.
2005 Inteligencias múltiples: la teoría en la práctica. Barcelona: mamanI, Mauro
Paidós.
2013 Ahayu-Watan: suma poética de Gamaliel Churata. Lima:
gruPo mI Facultad de Letras de la universidad nacional Mayor de san
1987 Retórica general. Barcelona: Paidós. Marcos/Pakarina.
gutIérrez, Gustavo maraFIotI, roberto
2008 [1971] Teología de la liberación. 12.a ed. Lima: ceP. 2003 Los patrones de la argumentación: la argumentación en los
clásicos y en el siglo XX. Buenos aires: Biblos.
HaBermas, Jürgen
marIáteguI, José carlos
1987 Teoría de la acción comunicativa. 2 tomos. Madrid: taurus.
1994 Mariátegui total. tomo i. Lima: amauta.
HorkHeImer, Max
mayoral, José antonio (comp.)
2002 Crítica de la razón instrumental. Madrid: trotta.
1987 Pragmática de la comunicación literaria. Madrid: arco Libros.
jakoBson, roman y Morris Halle
monguIó, Luis
1980 Fundamentos del lenguaje. Buenos aires: ayuso.
1954 La poesía postmodernista peruana. México d. F.: Fondo de
lakoFF, George y Mark joHnson cultura económica.
2003 [1980] Metaphors We Live By. chicago: the university of chicago moro, césar
Press.
1958 Los anteojos de azufre. Lima: san Marcos.
lakoFF, George y Mark turner
nadeau, Maurice
1989 More than Cool Reason. A Field Guide to Poetic Metaphor.
1975 Historia del surrealismo. Barcelona: ariel.
chicago: the university of chicago Press.
lauer, Mirko núñez, estuardo
1938 Panorama actual de la poesía peruana. Lima: antena.
2001 La polémica del vanguardismo: 1916-1928. Lima: universidad
nacional Mayor de san Marcos. osorIo, nelson
2003 La musa mecánica: máquinas y poder en la vanguardia 1982 El futurismo y la vanguardia literaria en América Latina. caracas:
peruana. Lima: instituto de estudios Peruanos. centro de estudios Latinoamericanos rómulo Gallegos.
lIno, eduardo osorIo, nelson (ed.)
2013 El ritmo y la modernización de la lírica peruana. Lima: 1988 Manifiestos, proclamas y polémicas de la vanguardia literaria
universidad san ignacio de Loyola. hispanoamericana. caracas: Biblioteca ayacucho.
142 143
CAMILO FERNÁNDEZ COZMAN
Perelman, chaïm y Lucie olBreCHts-tyteCa
1989 [1958] Tratado de la argumentación. La nueva retórica. Madrid:
Gredos.
Pérus, Françoise
1976 Literatura y sociedad en América Latina: el Modernismo. La
Habana: casa de las américas.
rama, Ángel
1970 Rubén Darío y el modernismo: circunstancia socio-económica
de un arte americano. caracas: universidad central de
Venezuela.
rICoeur, Paul
1987 [1975] La metáfora viva. Buenos aires: Megápolis.
sCHulmann, ivan a.
1969 El modernismo hispanoamericano. Buenos aires: centro editor
de américa Latina.
VICH, cynthia
2000 Indigenismo de vanguardia: un estudio del Boletín titikaka.
Lima: Pontificia universidad católica del Perú.
WestPHalen, emilio adolfo
1996 Escritos varios sobre arte y poesía. Lima: Fondo de cultura
económica.
CÉSAR VALLEJO
se terminó de imprimir en el mes de agosto de 2014
por encargo de Editorial Cátedra Vallejo.
144